16.05.20

Pedro Carlos González Cuevas reivindica el pensamiento tradicional español frente a la indigencia intelectual de la izquierda

Pedro Carlos González Cuevas, es historiador y profesor universitario. Es profesor titular de Historia de las Ideas Políticas y de Historia del Pensamiento Español en la UNED. Es autor de importantes obras sobre la derecha y el conservadurismo en España y experto en diferentes figuras como Ramiro de Maeztu, Charles Maurras, Carl Schmitt, Maurice Barrès, José Ortega y Gasset o Gonzalo Fernández de la Mora.

Aunque a la propia izquierda no le interesa que se hable de ello, lo cierto es que su indigencia intelectual ha sido denunciada por autores de peso…

La indigencia intelectual de la izquierda española es algo de sobra conocido y denunciado por algunos de sus portavoces más lúcidos como Josep Maria Castellet, Joan Fuster o Fernando Claudin. Lo había adelantado el gran Menéndez Pelayo. No obstante se ha tendido a ocultarlo. En ese sentido, toda la obra de un José Luis Abellán es un gigantesco fraude. No deja de ser significativo que cuando publiqué mi libro El pensamiento de la derecha española en el siglo XX en la editorial Tecnos, se pensó en la contrapartida izquierdista, pero los historiadores consultados rechazaron la petición. Seguramente era un reto excesivo para ellos. O no tenían la suficiente imaginación para inventarse una tradición. José Luis Abellán lo intento anteriormente, pero fracasó e hizo el ridículo. Su Historia crítica del pensamiento español fue un auténtico fraude.

¿Se podría afirmar por tanto que la izquierda española no ha aportado prácticamente nada al pensamiento español y tampoco al universal?

Lo dijo Ramiro de Maeztu. Lo cual puede relacionarse con el relativo atraso socioeconómico español y la lenta emergencia de nuevos grupos sociales, burguesía, proletariado. etc. Sin embargo, lo principal, a mi juicio, ha sido una extraña incapacidad intelectual y cultural en nuestra Ilustración e izquierda liberal.

No existe en nuestro suelo nada parecido a lo que Jonathan Israel ha denominado Ilustración radical de un Holbach, La Mettrie o Helvecio. Nuestra Ilustración es moderada, semejante en alguna medida a la anglosajona, compatible con la religión. Sus principales representantes fueron el Padre Feijoo y Jovellanos.

Tampoco existió en España un pensamiento liberal revolucionario digno de tal nombre. El liberalismo más lucido y representativo fue el de los moderados como el primer Donoso Cortes, Antonio Alcalá Galiano y Francisco Pacheco. En realidad, los grandes pensadores de la primera mitad del siglo XIX fueron los tradicionalistas Donoso Cortes y Jaime Balmes.

Ante esta ausencia de pensamiento, el remedio fue peor que la enfermedad. Julián Sanz del Río, afín al progresismo, eligió, en su viaje a Alemania, el krausismo, en lugar del positivismo de Comte o el idealismo de Hegel. Un gran error intelectual que no ha sido solo denunciado por Menéndez Pelayo, sino por Raymond Carr. Se eligió a Krause por el carácter laico de su filosofía. Pero ello obstaculizó la recepción del positivismo y del marxismo. No menos negativa fue la recepción de Proudhon por Pi y Margall. Su doctrina del pacto sintagmático y del federalismo fue una de las causas del fracaso de la I Republica. Hoy la izquierda sigue reivindicando a Pi y Margall.

No mucho mejor fue la aportación de la izquierda liberal en el ámbito de la historiografia.

Frente a la Iglesia católica inventaron los mitos de Al Andalus, los comuneros o los fueros como antecedentes históricos del régimen liberal. Como se demostró en la polémica de la ciencia española, los krausistas desconocían la historia del pensamiento español. Menéndez Pelayo tuvo que descubrir les la existencia de Raimundo Lulio, Juan Luis Vives y Francisco Suárez. En su Historia de los heterodoxos españoles Menéndez Pelayo les descubrió sus ancestros ideológicos. Así lo reconoció Juan Goytisolo en el caso de José María Blanco White. Igualmente con el abate Marchena. Los mitos de Al Andalus, de los comuneros y los fueros permanecen vigentes en el imaginario de la izquierda.

Especialmente grave fue el caso de la izquierda obrera.

No fue sólo la negativa influencia del anarquismo, sino la nula calidad del Marxismo español. El socialismo español fue profundamente anti intelectual. Pablo Iglesias Posse no sólo eligió como mentor intelectual al torpe y sectario Jules Guesde, sino que marginó conscientemente a los intelectuales de los aparatos del partido. Nunca pudieron existir un Kautsky o un Bebel españoles. Ni tan siquiera se hicieron eco de las tesis de Otto Bauer o Karl Renner sobre las nacionalidades. Los intelectuales quedaban en los estatutos del Psoe excluidos de cualquier cargo y representación de tipo colectivo. Lo cual fue muy criticado por Ramiro de Maeztu y José Ortega y Gasset.

El Marxismo español brilló por su inexistencia. Posteriormente, militaron en el Psoe algunos intelectuales como Fernando de los Ríos y Julián Besteiro, pero eran miembros de la Institución Libre de Enseñanza y herederos del krausismo, y no aportaron nada nuevo al socialismo. Y lo mismo podemos decir del incalificable Luis Araquistain.

La hoy mitificada II República tampoco trajo ninguna novedad desde el punto de vista ideológico.

Significó, en un principio, el triunfo del liberalismo de izquierdas y del socialismo. Contó en sus comienzos con el apoyo de intelectuales que no eran de izquierdas como Ortega y Gasset, Gregorio Marañón y Ramón Pérez de Ayala. Pronto se desencantaron del nuevo régimen y en la guerra civil apoyaron a Franco.

Los intelectuales cuestionaron la II República. Lo hizo Maeztu y los miembros de Acción Española. E igualmente Luis Araquistain y los socialistas revolucionarios de Leviatán. Lo hizo Salvador de Madariaga en su libro Anarquía o jerarquía y lo hicieron los comunistas de Octubre. Etc.

El único representante intelectual de la II República fue Manuel Azaña Díaz, hoy mitificado. Se trató de un literato de segunda fila, que, pese a su vinculación a Francia, no se enteró de la existencia de Proust o de Mallarme. Como pensador político poco hay que decir. Fue un hombre del siglo XIX. Un liberal de izquierda caracterizado por su anticlericalismo. En su obra no existen huellas de Marx, Weber, Schmitt, Keynes, etc. Todo un anacronismo.

También la influencia de Gramsci ha sido notable…

El tema de Antonio Gramsci tiene mucho interés. Y es que, como señaló el filósofo marxista Luis Althusser, sus ideas eran mucho más tributarias de Croce, Gentile, Pareto y Mosca, es decir, de la derecha intelectual italiana, que de Marx y Lenin. Algo que han señalado igualmente Alain de Benoist y Diego Fusaro. En realidad, su tesis de la hegemonía ideológica ya estaba presente en la obra de Charles Maurras El porvenir de la Inteligencia y en la investigaciones de Agustín Cochin sobre las sociedades de pensamiento en la Revolución francesa.

Paradójicamente, la edad de oro de la izquierda intelectual tuvo lugar en la última etapa del régimen de Franco.

El desarrollo económico de los años 60 y la nueva teología política del Concilio Vaticano II debilitaron la cultura cívica del régimen y abrieron el paso a la izquierda intelectual en una universidad en plena expansión y con una legislación más permisiva. Esta tendencia fue apoyada por antiguos intelectuales afines al régimen. Fue el caso de Pedro Laín Entralgo y sobre todo José Luis López Aranguren.

Este último tuvo su labor creativa durante el franquismo con obras como Catolicismo y protestantismo como formas de existencia y Ética. Significativamente Catolicismo y protestantismo como formas de existencia fue presentada por su autor al Premio Nacional Francisco Franco, con gran cabreo de López Aranguren al no conseguirlo. Aranguren logró personificar la figura del intelectual, pero se limito al exhibicionismo sin aportar ninguna idea nueva.

La izquierda fue conquistando la Universidad y fundando nuevas revistas y editoriales. Por vez primera existió en España un Marxismo académico con Manuel Sacristán, Manuel Tuñón de Lara, Enrique Tierno Galván, Josep Fontana, Ramón Tamames, etc. La juventud universitaria bebió de estas fuentes. Su pensamiento era muy endeble, pero tenía a su favor la rebeldía característica del espíritu del 68 y la novedad. El régimen no dio respuesta al reto y, por ejemplo, Ricardo de la Cierva, en su etapa en Cultura Popular, apoyó obras de comunistas como Carlos París y Manuel Vázquez Montalban.

Con la democracia liberal, la izquierda consolidó su hegemonía a través de diarios como El País y la creación en la etapa socialista, de lo que Marc Fumaroli ha denominado Estado cultural. Los socialistas compraron a los intelectuales.

Sin embargo, pronto pudo percibirse la escasa calidad de ese tipo de pensamiento. El Marxismo de Sacristán no se consolidó en una escuela. Y lo mismo ocurrió con Tuñón de Lara, un auténtico fraude intelectual, repudiado por las nuevas generaciones de historiadores. Tierno Galván apareció en algunas investigaciones como un farsante carente de originalidad. Fontana acabó apoyando al separatismo catalán. Y Tamames terminó en la derecha y defendiendo el liberalismo económico.

Otros izquierdistas, como José Luis Abellán, rompieron con el socialismo escandalizados por su política neoliberal.

Y es que la izquierda socialista perdió toda dimensión proyectiva, limitándose a la administración de lo existente. El militante izquierdista típico fue un mero gregario sin formación cultural. Ejemplos, José Blanco, Adriana Lastra o Gabriel Rufián.

En lugar de una izquierda social emergió, ante el final de los regímenes comunistas, lo que Jean Bricmont denomina izquierda moral, que se basa en la reivindicación del feminismo radical, de los colectivos LGTBI, el antirracismo, la memoria histórica de las izquierdas y el antifascismo. Igualmente el multiculturalismo, con la alianza con el Islam para acabar con la influencia del catolicismo.

En el caso de Podemos, ha, reivindicado a pensadores como el neoestalista Zizek, Agamben, Laclau y Mouffe, aparte de Lenin. Más escandalosa ha sido su alianza con el nacionalismo de cara a la destrucción del Estado. De originalidad, nada.

Pese a todo lo que dice, ¿por qué la izquierda cree tener superioridad moral e intelectual?

En realidad, la culpa de esta anómala hegemonía recae en la derecha, que abandonó el debate y la guerra intelectual. La Faes ha sido totalmente ineficaz, limitándose a la economía. El torpe José Maria Aznar cometió el error gravísimo de reivindicar al mediocre Azaña. Con lo cual demostró que estaba hegemonizado por la izquierda. El PP asumió la memoria histórica, la ideología de genero, y todo lo que ha reivindicado la izquierda. Y el conjunto de la derecha sigue en esa apatía situacional. Lo se por experiencia propia. La influencia de revistas como Razón Española ha sido muy escasa.

Hace poco fui contratado por okdiario, reivindiqué a figuras de la derecha y polemicé con representantes de la izquierda, con éxito y audiencia. Pero fui cesado sin explicaciones. Para Inda es más importante el fútbol

¿Qué podemos hacer para revertir esta hegemonía de la izquierda?

Todo esto exige una decisión política y cultural. Poco hay que esperar del PP. Está por ver lo que hará VOX. En cualquier caso, creo que la contra hegemonía debería ir por tres caminos:

1. Activar el campo político y cultural de la derecha mediante redes, revistas, sociedades de pensamiento, periódicos y editoriales.

2. Reivindicacion de figuras del pensamiento español como Fernández de la Mora, Ramiro de Maeztu, Ortega y Gasset, Menendez Pelayo, Vázquez de Mella, Xavier Zubiri, Eugenio D Ors, Donoso Cortes, Millan Puelles, Luís Díez del Corral, Jesús Pabon, Gustavo Bueno, Dalmacio Negro Pavón etc.

3. Difusión del pensamiento y la obra de pensadores e historiadores extranjeros como Carl Schmitt, John Gray, Alain de Benoist, Alasdair MacIntyre, Roger Scruton, Raymond Aron, Renzo de Felice, Augusto del Noce, Julien Freund, Francois Furet, Ernst Nolte, George L. Mosse, Emilio Gentile, Leszek Kolakowski, Karl Lowith, Hans Georg Gadamer, etc.

Por Javier Navascués Pérez

39 comentarios

  
antonio
Soy lector asiduo de sus blogs.
Son todos, sin excepción, de hondo calado intelectual e histórico.
Es una pena, lastima y desgracia que no sepamos apreciar y valorar
las obras literarias que publicaron estas mentes preclaras, privilegiadas
y verdadero regalo de Dios, que Vd. nos cita y que la mayoría de nosotros,
aunque nos suenen, nuestra necedad ayuda a no saberlas usar para contrarrestar esta situación caótica presente.
Ánimo Don Javier: La excelencia es privilegio de minorías.
16/05/20 10:05 AM
  
Fulgencio
Muy buena entrevista. Efectivamente, la única diferencia entre el PP y la izquierda española es la manera de gestionar el dinero de los contribuyentes, porque en todo lo demás son lo mismo, no hay grandes diferencias. Quizás sea esta la razón del abandono del debate intelectual además del abandono de otros debates como el moral, el histórico, el social o el cultural con sus diversas dimensiones artísticas, como el cine, el teatro, la música o el arte plástico. La nueva derecha, de la que excluyo al PP, porque como dice el profesor Pedro Carlos, no se puede esperar nada nuevo, debería coger por los cuernos al toro de todos estos debates y sacarlos a la luz popular, es decir, hacer de estos debates algo común en las conversaciones de la gente.
16/05/20 10:07 AM
  
Rafa
Un buen repaso de la ruina intelectual y moral que llevamos soportando desde 1975. En cuanto a la esperanza de VOX, creo que el debate intelectual no es su fuerte. Tienen las ideas claras en muchas cosas pero ese flanco lo tienen descuidado. Y es fundamental.
16/05/20 10:11 AM
  
Federico
Rafa, VOX además de tener las ideas claras también tiene buenos mimbres para ese debate intelectual con nombres como Francisco José Contreras, Fernando Paz o Alicia Rubio.
16/05/20 10:49 AM
  
PMN
Cuando Aznar se declaró Azañista sentí (creo que no fui el único) como si me hubieran pegado una puñalada por la espalda.

Luego llegó Rajoy y su "atemperamiento" de la ideología del Partido Popular.

De ahí vienen buena parte de los males actuales de España.
16/05/20 11:45 AM
  
José Luis
No creo y estoy seguro, que ideología política alguna, pueda aportar nada bueno y duradero a las personas. La historia lo ha demostrado. Solo hay una enseñanza capaz de ello, la cristiana, pero sin duda es para pocos y en este mundo no es fácil aplicarla. Aún así, no conviene entrar en debates falsos y estériles, las ideologías, no pueden más que exprimir a las personas. Mucho más si son comunistas, de eso no hay duda, pues esa ideología junto con su hermana socialista, son destructivas y mentirosas. Mi opinión es que nos debemos esforzar por llevar el cristianismo al capitalismo. Lo otro, no funciona jamás.
16/05/20 12:51 PM
  
Hermenegildo
"Menéndez Pelayo tuvo que descubrir les la existencia de Raimundo Lulio, Juan Luis Vives y Francisco Suárez. En su Historia de los heterodoxos españoles Menéndez Pelayo les descubrió sus ancestros ideológicos."

¿Quiere esto decir que Lulio, Vives y Suárez fueron antepasados ideológicos de los heterodoxos españoles?
16/05/20 1:06 PM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
Amigo lector no es eso. En la polémica sobre la ciencia española, se discutía si había existido ciencia y filosofía en España. Los krausistas decían que no por La inquisición. Menendez Pelayo y alegó esos nombres y sus respectivas escuelas. Los krausistas desconocían esos nombres. En la Historia de los heterodoxos Menendez Pelayo expuso las ideas de algunos radicales que las izquierdas también desconocían.
16/05/20 1:33 PM
  
Cos
Cuando Carlos González Cuevas habla del "relativo atraso socioeconómico español" ¿a qué se refiere? Económico está claro, España se quedó descolgada de la primera revolución industrial en el convulso XIX. Aunque en el siglo XVIII existieron conatos y en el primer tercio del XX -ya desde las décadas anteriores- la ciencia y la industria se están desarrollando. Pero ¿Social?¿a qué se refiere, a instituciones o algo mas intangible?
Bendito país en el que el positivismo de Comte o el idealismo de Hegel no tuvieron recepción.
Creo que Carlos González Cuevas hace una radiografía de eso que, efectivamente, llaman "la derecha". Otros " el conservadurismo". Puede parecer un refugio ante la debacle intelectual, moral y espiritual que estamos viviendo pero no es la solución. La solución pasa por reivindicar la cruz y la eucaristía.
¡Viva el padre Feijoo, abajo Holbach!
16/05/20 1:52 PM
  
Chico
Es claro que PP ya fue, ahora es VOX para bien de España
16/05/20 2:36 PM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
No amigo lector, no se trata de eso. En la polémica sobre la ciencia española, los krausistas sostenían que no hubo ciencia ni filosofía en España por la Inquisición. Menendez Pelayo alegó tales nombres y sus escuelas que los krausistas desconocían. En la Historia de los heterodoxos don Marcelino estudio las tendencias anticatolicas del pensamiento español que las izquierdas de la época también desconocían.
16/05/20 2:51 PM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
Yo también prefiero Feijoo a Holbach. Pero también creo en los retos y en el debate intelectual. Nuestro catolicismo se hubiera enriquecido con esos debates. Pienso por ejemplo de John Henry Newman o Chesterton.
16/05/20 2:59 PM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
Yo también prefiero Feijoo a Holbach. Pero también creo en los retos y debates intelectuales. El choque con el positivismo, el idealismo o el Marxismo hubiera enriquecido a nuestro catolicismo. Pienso en las figuras de Newman, Chesterton o Augusto del Noce.
16/05/20 3:06 PM
  
Cristián Yáñez Durán
Efectivamente, las ideologías son eso un fantasma ajeno a la realidad. La izquierda es la derecha de ayer, son dos extremos de un mismo desarrollo, el del liberalismo. De padres liberales hijos socialistas, como acertó Dostoiewski. El liberalismo, sea de izquierda o derecha es profindamente apolítico, porque su fin es la libertad no el bien común. Sin bien común no hay sociedad.
Me extraña ver a Ortega y Gasset. Al respecto es fundamental "Ortega en su espíritu", del RP Osvaldo Lira. Y que decir de Aron o Gadamer, formados en groseros errores ideológicos. No es conveniente leerlos sin una sólida base formativa, porque no se podrán advertir sus filosofemas.
Me extraña la ausencia de Jaime Eyzaguirre, del RP Osvaldo Lira, Juan Antonio Widow, Juan Carlos Ossandón, Miguel Ayuso, Rubén Calderón Bouchet, Thomas Molnar, entre otros.
En síntesis, toda teorí que provilegie el pensamiento sobre el conocimiento tiene un error de base, el subjetivismo;y, peor aún, si se funda en la defensa de la democracia y los derechos humanos, las dos columnas del antocatolicismo.
16/05/20 4:10 PM
  
NS
Curiosamente he leído hace poco, en este confinamiento, varios libros del profesor González Cuevas y son una magnífica guía para adentrase con rigor en la evolución intelectual de las derechas españolas.
Solo echo de menos, y más en infocatólica, alguna de sus referencias al papel de González de la Mora y su influencia en la desteologización, secularización y desideologización del pensamiento de derechas para centrarse en la sola gestión del desarrollo económico hasta llegar al difuso y genérico liberal-conservador hoy dominante.
Con gratitud le animo a reeditar algunos de sus títulos descatalogados.
16/05/20 4:24 PM
  
Rafa
Federico: Es muy cierto lo que dice, pero quedan un tanto ensombrecidos ante otros líderes y deberían tener más peso en el partido porque la batalla no es tanto de imagen como cultural. De lo contrario VOX acabará como la ucd o el PP, diluyéndose en la nada que es el centro. El eje cultural debe centrarse en la doctrina católica, la libertad económica, la propiedad privada y la recuperación de la tradición. O eso o el caos. Ahora no es tiempo de sobreexponerse en los medios, eso estaba bien cuando el partido no tenía poder ni medios. Ahora toca la lucha cultural. hay que conquistar a las clases más ilustradas. Como Gramsci pero al revés.
16/05/20 4:32 PM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
No se trata de seguir al pie de la letra las ideas de Ortega, Aron o Gadamer. Se trata de recoger lo que pueda ser provechoso como la crítica del Marxismo, la desmitificacion de la democracia liberal, la crítica del igualitarismo, los límites del conocimiento el valor de los prejuicios etc.
16/05/20 5:02 PM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
Creo que no se me ha entendido. Es como si Tomás de Aquino no pudiera haber leído a Aristoteles. No se trata de seguir al pie de la letra los planteamientos de Ortega, Aron o Gadamer, sino de recoger lo positivo que hay en su obra desde nuestra perspectiva. Es decir la crítica de las utopías, de la democracia liberal desde el propio liberalismo, el antiigualitarismo, los límites del conocimiento el valor de la tradición y de los prejuicios. ETC
16/05/20 5:16 PM
  
LORD ACTON
Con tus reivindicaciones de los clásicos (¡retomar el pensamiento menendezpelayesco a estas alturas!), tus ataques a los 'mandarines' (Tusell, Viñas, Santos Juliá, Manuel Sacristán...) orgánicos patrios, tus 'latigazos al apolíneo Aznar y su FAES (¡cómo liquidó sin piedad la Fundación Cánovas del Castillo!) y tus sesudos artículos en la hoja volandera de "O.K.Diario"...has causado toda una epidemia de ansiedad intelectual y desvarios psicológicos de toda condicion, que han hecho que los "eruditos a la violeta", los directores de panfletillos baratos y los caudillos de mesa baja hayan entrado en trance y, bajo orfidales y lexatines, pedido tu cerviz O tempora! O mores!
16/05/20 5:19 PM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
Contestaré a dos más. A Cristian le diré que dos católicos como Víctor Pradera y Alasdsir MacIntyre han recurrido a Marx para refutar el contractual istmo liberal. Y que Gustavo Bueno crítico el aborto y defendió a la Iglesia. A Lord Acton no le entiendo. No se si habla en serio o en broma, si me ataca o me defiende. Le pido una aclaración. Como historiador nunca me ha gustado Acton. Era un moralista abstracto.
16/05/20 5:41 PM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
Sobre Fernández de la Mora diré que nadie creyó tanto como el en el poder de las Ideas. Su insistencia en la secularization es hija de su tiempo, es decir, de las malas lecturas del Concilio y de la alianza con el comunismo. Hay que distinguir entre la doctrina de Cristo y la práctica cotidiana secular de la Iglesia. La exhumación del cadáver de Franco me parece un escándalo.
16/05/20 6:04 PM
  
Strauch
Buena entrevista y buen repaso a la nula aportación de la intelectualidad izquierdista española a la historia de las ideas.

No obstante, me extraña que don Pedro mencione el error intelectual (otro triste ejemplo de la lamentable captatio benevolentia ante la hegemonía cultural izquierdista) ,de José María Aznar al reivindicar desde la derecha política la figura de Azaña y no se refiera para nada al enorme error político de haber permitido con mayoría en el Congreso la condena parlamentaria del régimen de Franco.

Siendo un jovencito percibí claramente aquello como una tremenda injusticia, conociendo como conocía el carácter criminal de la izquierda durante la guerra civil, a la que nadie en el Parlamento enfrentaba a sus documentadísimas apelaciones guerracivilistas previas a la guerra, a su desprecio de la democracia formal, a su genocidio de católicos, a sus chekas, ni a sus brutales purgas ideológicas.¡Qué ocasión, señor Aznar, para haber pedido una condena simultánea de todo eso!! ¡Qué cobardía la suya, que conoce la historia de España! ¡Qué error, inmenso error!!

Ese fue, sin dudarlo, el pecado original de la paralela indigencia ideológica de la derecha pepera. En la que se apoltronó Rajoy, creyendo estúpidamente que "la economía es lo más importante". Porque todas las aberrantes leyes ideológicas zapateriles trazan su origen en aquella infausta sesión parlamentaria. Desde entonces, la izquierda sabe que ideológicamente esa derecha no es ni enemigo ni adversario. Es la nada con sifón. Y en muchos casos, colaboracionista.

16/05/20 6:14 PM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
Tiene toda la razón Strauch. Pero todo va unido. Alabar a Azaña, bien es verdad que sin haberlo leído, sino a través de las interpretaciones de Federico Jiménez Losantos o José Maria Marco, lo demás se daba por añadidura. En el fondo se trataba de ser aceptado por la izquierda hegemonía para llegar al poder y que todo siguiera igual o peor. La culminación de esto fue la monstruosa exhumación de Franco. Un símbolo capiktsl
16/05/20 6:36 PM
  
Cristián Yáñez Durán
Estimado, don Pedro.

Muchas gracias por su amable aclaración. Efectivamente, el espíritu escolástico destila todo el sumo aprovechable de quién venga. Considerando este presupuesto, concuerdo con usted.
Simplemente insisto en la necesidad de la solidez doctrinal para no desbarrar.
Cordialmente,
un español americano.
16/05/20 7:30 PM
  
Mondolio
Para Cristián: Creo que los pensadores que menciona el doctor González Cuevas son imprescindibles, por la creatividad de su pensamiento y los retos que representan, al margen de su falsedad o errores metafísicos o epistemológicos, que también deben ser tomados en cuenta. Y ojo: siempre procedieron así los doctores católicos: empaparse de los errores para refutarlos.

Por otro lado, con respecto a los pensadores españoles que el doctor González menciona, creo que son suficientes. No necesariamente todo profesor, compilador, animador cultural, opinador en programas de tv o catedrático, por más buena persona, amigo o incluso brillante que pueda ser es un PENSADOR. Así, algunas de las figuras que usted menciona hacen una gran labor de difusión (algunos, por lo menos), pero no tienen ni la importancia ni el vuelo sistemático de heterodoxos como Bueno. A la larga, evidentemente, lo importante es salvar el alma, y ahí quizá un compilador modesto o un tertuliano o la "vetula" analfabeta de santo Tomás lleva ventaja a un heterodoxo profundo y genial. Pero es un gran error observarnos narcisistamente entre nosotros y entre nuestros amigos, echarles autobombo y considerarlos "geniales". A la larga, se pierde la seriedad académica y la batalla cultural, convirtiéndonos en parroquiales amiguistas que al final acaban generando problemas de abandono de la cultura como los que se denuncian en esta entrevista.
16/05/20 9:23 PM
  
Mondolio
Por otro lado. Creo que uno de los riesgos de la intelectualidad católica en los países hispánicos es caer en la reducción "apologética". Es decir, creer que la única "utilidad" de la labor teórica es justificar o defender determinadas a) figuras b) naciones c) periodos históricos d) doctrinas. Y eso genera perder de antemano el debate intelectual y generar la atmósfera enrarecida y alineada a la izquierda que ahora es tan destructiva en España. Reducir la vida teórica a una apologética que defienda a la religión solo por fines (a la larga) políticos y a veces peligrosamente cercanos a un totalitarismo de campanario y a una mitología identitaria bastante pobre (por lo general patrimonio de algún grupúsculo) es muy empobrecedor. Y así tenemos nuestros corrillos de intelectualizados pero no sabios, que disputan sobre materias contingentes en las redes sociales y se "excomulgan" entre ellos. Mientras tanto, el mundo académico y sapiencial real, incluso el católico, cae en manos de sectores semiliberales (OD) que acaban, incluso con la mejor de las intenciones, secularizando.
Por lo demás -y teniendo conocimiento de los múltiples campanarios sectarios de nuestros medios hispanos- creo que lo que dice Lord Acton es un elogio, querido doctor González.

De ahí que
16/05/20 9:32 PM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
De eso se trata don Cristian. Además creo que soyy de los pocos españoles que ha leído a E y Aguirre como La Hispanidad del dolor, o las de Lira. Recuerdo una crítica de Fernández de la Mora sobre su libro de Ortega. Fernández de la Mora estimaba que Ortega, pese a su agnosticismo, no era un pensador anticristiano.
16/05/20 9:42 PM
  
Cristián Yáñez Durán
Para Mondolio.
Una cosa es destilar lo que haya de bueno en autores errados pero con cierta solidez. Otra muy distinta, afirmar que los autores españoles mencionados en el post sean suficientes. Ni por asomo. Y algunos son completamente prescindibles, como el mismo Bueno, Zubiri u Ortega, sin ir más lejos. Sirvirán como simple bagaje cultural, pero no para una formación seria.
Por lo demás, los autores que ha señalado son académicos de primer nivel y de mucho mayor vuelo intelectual que varios de los mencionados en el post. Están muy lejos de ser divulgadores o comentadores. Otra cosa es que sean prácticamente desconocidos en los ambientes conservadores y de derecha. Estos ambientes se mantienen en la indigencia intelectual precisamente porque se nutren de autores deficientes y de bajo coto: Gadamer, Zubiri, Ortega, Heidegger, Bueno y demás heterodoxos. Un autor ateo, agnóstico o escéptico es o deshonesto o poco inteligente, y la filosofía para serlo realmente a de impregnar toda la vida.
La derecha y el conservadurismo son el aspecto menos antipático de la progresía, pero no más que eso. Son los niveles menos descompuesto del liberalismo.
Es difícil creer que alguien pueda considerar un pensador sistemático o filosóficamente profundo a Ortega, por ejemplo. Otra cosa es la celebridad que alcanzó. Por lo menos escribía muy bien y tiene algunas cosas interesantes. Pero de ahí a compararlo a él o a otros con Canals, el RP Lira o el RP Ramírez OP y muchos otros, poco leídos o conocidos, hay una distancia sideral.
16/05/20 11:41 PM
  
gabriel muriel
Hay pensadores conservadores interesantes hoy dia ,como el escritor y catedrático sevillano FRANCISCO JOSE CONTRERAS y el filósofo y eremita ANTONIO ESCUDERO RIOS,que propugna un pensamiento y una accíon en los que se plasme una sIntesis judeocristiana.Nada sin Israel,nada contra Israel.Escudero toma como modelos a seguir a Karol Wojtyla y Joseph Ratzinger y sus defensas apasionadas de la común herencia de judios y cristianos,y la confrontación con los totalitarismos.
Israel es,a la larga o la corta,la derrota de sus enemigos históricos.
17/05/20 1:07 AM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
Si es cierto lo que dice Mondolio doy las gracias a Lord Acton. Veo además que ha seguido mis campañas contra el establishment académico degenerado.
17/05/20 1:09 AM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
He leído las obras de Contreras y la síntesis entre liberalismo y catolicismo me parece insostenible en el plano especulativo y peligrosa en el práctico. Lo razonó en mi libro sobre Vox.
17/05/20 2:05 AM
  
Teodosio
No entiendo cómo se cuela en esta lista Alain de Benoist, un neopagano que destila odio contra el cristianismo.

Ortega y Gasset y Gregorio Marañón tienen tanta relación con la derecha como la pueda tener Holbach.
17/05/20 2:38 AM
  
Cos
En mi anterior mensaje lo que quería expresar es mi oposición a dos ideas contra las que me rebelo, y con las que crecí:
-LA división izquierdas/derechas es confusa. Hay derechas incompatibles con la sana doctrina.
Si de debatir ideas se trata, ¿es compatible la derecha con un debate en torno al asunto, tan de moda por otro lado, del exceso de concentración de riquezas? ¿Plantearse si el exceso de concentración de riquezas es consecuencia del sistema o si es el sistema en si mismo; plantearse si es conveniente o si supone un riesgo para la independencia de las naciones y de las personas, eso es de izquierdas o de derechas? Valga como ejemplo.

-LA vieja idea marxista del catolicismo como superestructura al servicio de la casta de poder. Con los años he llegado a la conclusión contraria. Si España ha resistido mucho mejor, y hasta donde ha sido capaz, que otros países a las ideas modernistas es porque ha planteado la batalla intelectual, pero también porque durante mucho tiempo ha pervivido un ethos católico que la animaba. Las ideas modernistas entraron mayoritariamente a través de la política y como consecuencia de la preocupación y las, muchas veces, justas reivindicaciones sociales. Para mi un ejemplo no de atraso sino de luminosidad.

Por otro lado, no había entendido muy bien el sentdo de algunas de las respuestas en la entrevista. AL confrontación de ideas es algo que está muy bien teniendo una buena formación, y hay que tener la humildad de aprender de todo el mundo. Y felicito y agradezco al señor Gonzalez Cuevas por jugarse el tipo enfrentándose a la hidra.
17/05/20 6:53 AM
  
Cos
Sobre el exceso de concentración de riquezas me ha venido a la cabeza, si es que no lo recuerdo mal, que Holbach trató el tema. Pero tambien recuerdo a Saavedra Fajardo previniendo acerca de ello. También abogando por cargar lso impuestos a los productos de lujo y no a los bienes de necesidad, y pretendiendo poner coto a la institución del mayorazgo, institución ésta que resultó muy gravosa para el desarrollo.

Seguramente mucha gente no lo sepa, pero durante la profunda crisis del siglo XVII los arbitristas -oh, esa constelación de personajes estrafalarios- hablaban con una libertad que puede sorprender. No fue solo el padre MAriana, fueron muchos los que criticaron las políticas de intervención de precios y devaluación de la moneda. O la inflación de cargos públicos y eclesiásticos -donde se colocaban a muchos segundones-, o los sistemas de elección de alcaldes y corregidores.

El ministro Nithard convocó la Junta de Alivios en Castilla y Juan José de Austria la Junta de Comercio en Aragón. Los tratados y reivindicaciones, hasta donde se, eran públicas.
Antes nos podemos encontrar a los salmantinos. a los famosos y a otros quizá no tanto. Gente estupenda como Pedro de Valencia o Fernández Navarrete. O a alguien como Miguel Caja de Leruela, ¡todo un comunista en pleno siglo de Oro! jeje.
Después al Conde de Oropesa con sus reformas fiscales y económicas. Tambien preocupado, como antes lo estuvieron otros muchos, por potenciar la industria autóctona.
Este tipo de ideas eran las porpias de la época, las que circulaban por el viejo continente. En muchos casos nuestros intelectuales actuaron como vanguardia. Obviamente no llegaron a cuestionar el sistema estamental en sí mismo -un sistema de privilegios y endogamias-, pero resultaba un ejemplo de sociedad cristiana que está en diálogo con las ideas de su tiempo e inmersa en el debate interno.
17/05/20 7:38 AM
  
Pedro de Torrejon
Mucho me temo que el gobierno de España coaligado con los comunistas antisistema ; y apoyado por secesionistas anticonstitucionalistas ; intentará ilegalizar a los partidos políticos discrepantes. Y a las televisiones privadas y no controladas por el vicepresidente segundo del gobierno , Pablo Iglesias. ( El fundador del nuevo Partido Socialista ).

La política del gobierno es claramente frentista y guerracivilista .Va a utilizar los poderes absolutos que le concede el " Coronavirus " para cambiar el régimen por la puerta trasera . No ; de manera consensuada, ni por los procedimientos que la Constitución establece para su reforma. Para ésto cuentan con el apoyo de los separatistas .

No se si la oposición tiene algún debate para combatir esta estrategia.

Un cordial saludo : Paz y Bien.
17/05/20 8:14 AM
  
Saulo Soria
Fuera del pensamiento biblíco todo es un inmenso vacio y camino de desvario y desastre.Acudamos al genio de Israel,él no nos defraudará.
El enemigo de todos nosotros,de nuestra asediada civilización judeocristiana es el marxismo y sus miasmas que nos gangrenan.Es el enemigo a batir y donde debemos focalizar nuestros ataques.Nos va la vida en ello.
Sigamos el ejemplo de Juan Carlos II y de Benedicto XVI.Pensamiento en acción y reivindicar siempre la herencia judeocristiana.
Israel siempre,siempre Israel.
17/05/20 8:44 AM
  
ROBERTO
Hasta donde yo sé, estoy convencido de que la izquierda en general y la española en particular han padecido y padecen de una profunda indigencia intelectual, que entiendo que no necesita ser demostrada.
Pero esa indigencia supieron compensarla en la II República con insultos, amenazas y el amedrentamiento de la derecha, lo mismo que nos está pasando actualmente. Muchos de la derecha conservadora y generalmente cristianos creyentes, son presas del miedo al principio y después de la marginación, de la exclusión social. Así se hicieron con el Poder en 1931 y se han hecho ahora con el Gobierno de Pedro Sánchez, facilitado por la cobardía y la comodidad del PP ya desde Aznar y aún antes con Adolfo Suárez.
Un ejemplo de ello fue lo que sucedió con la consideración del aborto en el Tribunal Supremo de EEUU, cuyos magistrados fueron atemorizados por un grupo de presión en el año1973. Lo mismo pasö también con la homosexualidad en la Asamblea de los Psiquiatras Americanos APA que también fueron amedrentados por el Lobby homosexual recién organizado en el mismo año, y otros muchos ejemplos que se pueden poner.
Actualmente, sin necesidad de apoyo intelectual, utilizando la misma estrategia, se han apoderado de la cultura y la política en todo occidente europeo y americano. Añádase a eso la compra de voluntades con dinero, una vieja fórmula, y la existencia actual de grandes fortunas partidarias del aborto, Soros, Gates, Ford, Rotschild, Zuckerberg, etc para frenar el aumento de población en el mundo.
Hay que reaccionar y enfrentarse a esta situación, mas que con teorías, con valentía y decisión.
17/05/20 11:30 AM
  
Pedro Carlos Gonzalez Cuevas
Fuera de su anticristianismo, Benoist es muy aprovechable en su crítica a la globaliza ion y al igualitarismo y al liberalismo económico extremo. Espero que otro de los intervinientes se haya equivocado y no se refiera al rey emérito que no es ejemplo de nada y se refiera a Juan Pablo II que si lo fue.
17/05/20 1:06 PM
  
ROBERTO
Quiero añadir a mi comentario anterior, que el aborto como una de las señas de identidad de la izquierda, fue aprobado por el,Tribunal Supremo de EEUU inclinado a lo que representa esa ideología impuesta com mentiras y presiones, y desde allí y desde esa fecha, se extendió por todo el mundo.
Algo parecido ocurrió con la homosexualidad que por presiones del Lobby homosexual los psiquiatras Americanos dejaron de considerar esta anomalía como una enfermedad y abrieron otra seña de identidad de la izquierda la defensa de ese trastorno psicológico como un derecho.
Luego vino la ideología de género para sustituir la antropología natural por otra antinatural basada en el capricho y el sentimentalismo de la persona.
Ya se que estas consideraciones son muy pragmáticas pero es lo que actualmente domina nuestras sociedades de un modo totalitario y tiránico y nos costará mucho tiempo desembarazarnos de ellas.
17/05/20 6:49 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

13.05.20

Alfonso Rojo reflexiona sobre la falta de dignidad en el periodismo actual

Alfonso Rojo es uno de los periodistas más prestigiosos de España con una dilatada trayectoria en los principales medios del país. Polifacético, asiduo a las tertulias de radio y televisión, polémico, incisivo lleva el periodismo en las venas y lo transmite con pasión. Consciente de que el periodismo es hoy muy diferente al de antaño ha sabido adaptarse e incluso anticiparse a los tiempos.

Tras su paso por Diario 16, formó parte en 1989 del equipo fundador de El Mundo. Durante esa época cubrió importantes guerras como la del Golfo, la de Irak y el conflicto armado de Afganistán por citar algunas de las más significativas. Tras dejar El Mundo asumió la dirección de Periodista Digital, medió en el que sigue hasta la fecha.

En esta entrevista reflexionamos sobre la ética del periodismo.

Tras su exitosa trayectoria en la prensa escrita, en televisión, reportero de guerra, ¿por qué decidió emprender la aventura en un Medio Digital?

Más que exitosa sería tormentosa. Yo estuve casi 30 años dedicado al reporterismo de guerra, fundamentalmente corresponsalía de guerra y como envíado especial, cubriendo siempre desastres causados por el ser humano. Es mucho más letal el ser humano y la tontería humana que el tsunami más intenso, incluso que el coronavirus. En el año 2004 yo entré en conflicto con Pedro J. Ramírez, con el que, a pesar de no compartir muchas de sus tesis, tuve siempre una relación bastante buena con él y era muy buen director, aunque le faltase chip moral.

Tras el conflicto, a finales del 2004, con cierto dolor para mí y algo de miedo, Unedisa, la editora de El Mundo, decidió indemnizarme y que abandonase el periódico. Aunque tenía menos conocimientos de los que tengo ahora estaba convencido de que el mundo del periodismo iba a girar hacia los medios on line y me lancé de cabeza a Periodista Digital que hasta entonces había sido un tenderete, una pequeña opción y no el periódico que hemos llegado a ser.

Entré, puse el dinero que había sacado de la indemnización de El Mundo para relanzarlo, compramos un local y a partir de ahí desde 2004 me lancé con armas y bagajes al periodismo digital.

¿Se lanzó a ciegas a la aventura?

No, a ciegas no. Lo cierto es que lo que te aconseja el sentido común es que cuando recibes una indemnización de medio millón de euros los dediques a comprarte dos apartamentos en Torrevieja y alquilárselos a los alemanes en el verano. Yo entendí que lo mío era el periodismo, que estaba cambiando el mundo, había visto muchas cosas y que era una buena oportunidad para dar el paso. Durante mucho tiempo fue con bastante dolor porque nos costó mucho dinero la operación. Soy buen periodista, pero no tengo talento para los negocios, no he sido capaz nunca de sacar dinero a las administraciones públicas como hacían otros medios, no he sido capaz de atacar al IBEX como están haciendo ahora muchos medios con periodistas de cierto renombre. Yo se hacer reportajes, viajar y contar historias.

Al principio hacíamos periodismo con muchas dificultades, no nos llegaba el dinero para pagar las nominas. Yo puse dinero todos los meses durante bastante tiempo. No ocurre lo mismo desde hace tres años.

El negocio periodístico, tal y como lo conocimos, ya no existe.

El modelo ha desaparecido. Ese periodismo de los Pepe Oneto, Miguel Ángel Aguilar, Manu Leguineche…incluso el de Reverte una temporada…se ha acabado por varias razones. Primero por la aparición de los medios on line, las redes sociales, los teléfonos móviles, la posibilidad casi instantánea de transmitir ha modificado las reglas del juego porque los agentes sociales (por llamarlos de alguna manera) han descubierto que pueden llegar directamente al público sin pasar por los periodistas. El caso más típico se ve en los partidos políticos, en las empresas. Incluso hay algunas que ni siquiera hacen publicidad. Antes la publicidad tenía que ir a los medios, ahora no. Un tipo como Amancio Ortega, con el imperio comercial inmenso que es Inditex, no gasta un euro en publicidad. Cualquier partido político tiene sus equipos de comunicación que llegan directamente al público. Hay un partido como Vox que pasa directamente de los medios y llega a la gente a través del twitter y las diferentes redes sociales.

¿Qué consecuencias tiene todo esto para la profesión?

Los periodistas y los medios de comunicación hemos perdido para siempre el papel de guardabarreras de la información. Eso es letal para el negocio. Antes si tú te casabas en La Coruña y no aparecías en las páginas de fotos de La Voz de Galicia tu matrimonio era como si no existiese, seguías soltero para la población. Te morías en Granada y si no salía una esquela en El Ideal para la gente seguías vivo.

Todo lo que no salía en prensa no existía.

Hay un ejemplo formidable. En la II Guerra Mundial, Estados Unidos tiene un presidente llamado Roosevelt, que como consecuencia de la poliomielitis está en silla de ruedas y los americanos no se enteran de ello en toda la guerra. En la foto de Yalta aparecen todos sentados y es tapado con una manta porque se ocultaba eso a la sociedad. Más recientemente, el presidente Kennedy, estando casado, tiene un romance con Marilyn y lo sabían los periodistas, pero no lo sabía la opinión pública. Nos hemos enterado 15 años después. En la actualidad es imposible, por eso nuestra capacidad de presión ha disminuido y nuestro papel de guardabarreras ha desaparecido. Siempre harán falta periodistas. La publicidad no tiene por qué ir a los medios y eso ha cambiado las reglas del juego.

Ya no hay prensa tradicional, ni negocio tradicional…

Si ahora te dicen: -se va a enterar usted porque lo voy a sacar en el ABC le puedes responder: -como si lo sacas en el Correo de Soria. Cualquier ciudadano con dos dedos de frente, una pizca de sentido común y ciertos conocimientos técnicos elementales puede poner en circulación una noticia que llegue a millones de personas.

Y se fomenta el intrusismo…

Yo rompería una lanza contra el intrusismo si la profesión periodística fuese buena y digna de respeto. En España ver como se ha cubierto la crisis del coronavirus nos hace constatar que es una profesión de vergüenza. Si la sociedad española nos pasase factura por la cobertura que hemos dado nos tendrían que correr a pedradas. Las ruedas de prensa censuradas y con preguntas previas. Eso es inimaginable. Es una profesión que ha abandonado el papel de lo que debe ser el periodista ante el político. En la serie The Newsroom (que no me gusta mucho) hay una frase genial en la que te explica que el periodista ante el político tiene que tener un papel como el del fiscal en el juicio, tiene que indagar para buscar la verdad.

En la actualidad solo con ver a los tertulianos ya sabes de que partido son. La profesión es muy mala.

Los periodistas no se atreven a hacer preguntas incómodas.

No veo televisión porque no me aporta absolutamente nada. Veo solo fragmentos. La obligación de los periodistas es repreguntar. El otro día nos dio una lección la niña de la CNN, que es española por cierto, y fue la única que se atrevió a preguntar por el informe de la Johns Hopkins y cómo sabía que no le iban a dejar repreguntar hila las dos preguntas en una, pregunta por el informe y añade que no se ha podido encontrar. Es significativo que tenga que venir una periodista de un medio irrelevante en España a hacer la pregunta que nadie se atreve a hacer. En El País el redactor jefe que menos cobra percibe 30.000 euros al año, más que un ministro. La directora cobra cuatro veces lo que cobra el presidente del gobierno. Los de La Sexta que siempre dicen que hacen buen periodismo no fueron capaces de preguntar por el informe inventado de la Johns Hopkins, es una vergüenza. El periodismo nacional es más malo que la quina. Yo no rompo una lanza contra los intrusos porque los que están dentro son unos facinerosos.

Si bien es difícil que exista en la práctica verdadera libertad de prensa con la llegada de Sánchez al poder la censura está siendo más descarada…

En España no ha habido censura en los últimos años. Yo he sido periodista muy activo desde 1976 y no me he sentido nunca censurado. Lo que sí que ha funcionado siempre en España es la autocensura, que responde a dos criterios: o al miedo o al interés. Yo comprendo que pueda haber compañeros que tengan algo de miedo y yo lo he visto, pero es el factor menor. El más importante es el interés. La gente por seguir cobrando peonadas en una tertulia de televisión, nunca criticará a ese canal de televisión. Puedo entender que quien tenga necesidad de dar de comer a sus hijos termine prostituyéndose en contra de lo que piensa. Pero por comprarse unos zapatos mejores o un cinturoncito de cuero o tomar un vermut en tal sitio te dejes arrastrar eso sí que no lo entiendo.

El otro día me llamó por la noche la jefa de gabinete de la vicepresidenta del gobierno Carmen Calvo muy indignada por la nota (muy bien hecha) que dimos sobre su salud. En la conversación, muy acalorada yo le eché en cara que dieron 15 millones de euros a las televisiones privadas cuando tuvieron que destinarse a mascarillas, guantes, sueldos de los policías, sanitarios etc. y ella me dijo que a ver que decía cuando me tocase a mí. Y yo le respondí que si a Periodista Digital destinasen una cantidad de dinero público, que debía destinarse a otras cosas, no la aceptaríamos. No se puede uno vender por 100.000 euros, por 200.000 euros…porque entonces no eres digno de la profesión que tienes. Si nosotros nos consideramos periodistas, si somos el supuesto cuarto poder y tenemos que controlar lo que hacen de alguna manera los políticos, no podemos depender de ellos.

Usted dice que más que haber censura solo llaman a las tertulias a la gente de su cuerda…

Aunque paguen solo 150 euros cada vez que vas, la gente quiere ir porque cada vez que sales mejoras. Para ir a una tertulia de La Sexta, tienes que ser de la cuerda. Para ir a una tertulia de 13 TV, casi tienes que ser de la cuerda. La gente lo hace por interés. No es un problema de ideología, de cerrazón política, no es que Ferreras y compañía sean unos rojos peligrosos, no creo que Atresmedia sea un nido de bolcheviques irredentos.

Sin embargo hay medios que no pueden comprar…

El mecanismo es crear el Ministerio de la Verdad en la Fiscalía, con la ex ministra que insulto a Marlaska y con el apoyo por fuera de Campo, el ministro de Justicia y del ministro de Interior y montar un engranaje que va a permitir meter presión a los medios que no acepten este juego. Ellos deciden lo que es verdad y lo que es mentira y en función de eso actúan. ¿Y cómo actúan? De la forma que más daño pueden hacer a un medio de comunicación como El Correo de España, Periodista Digital o muchos otros que es mandar un burofax en el que te dicen que has dicho no se que y que van a iniciar un procedimiento judicial. Lo menos que te apetece cuando estás en una empresa de esta naturaleza es que al terminar de pagar el IVA, el impuesto de sociedades, los costes sociales, la fibra óptica, los sueldos de los redactores, del personal de la limpieza, reparación de ordenadores, teléfono, el impuesto de basuras etc. es meterte en un proceso judicial en el que aunque no te puedan condenar basta la amenaza para paralizarte.

Los jueces que no son en su conjunto ni lo honorables ni lo imparciales que debieran pueden aceptar a trámite una demanda de esa naturaleza contra el honor o lo que quieran y ponerte una finanza millonaria y te parten el espinazo. A nosotros nos demanda sistemáticamente Gonzalo Boye, que es un abogado ex colaborador de ETA que hizo en la cárcel la carrera y que en el Colegio de Abogados de Madrid para vergüenza de esta entidad le dejan dar seminarios de ética. Nos demandó una vez por haber recordado que fue un secuestrador con ETA y la juez que era muy mala y muy fea me argumentó que existía derecho al olvido. Yo le respondí que si había derecho al olvido no podemos decir que a García Lorca lo mataron y me echó de la sala.

¿Usted se considera un periodista libre?

La libertad exige sacrificio y en el periodismo no puedes mirarte al espejo y que de asco verte. Yo no tengo precio. No dependo de ningún partido político. Al ser un medio con beneficios si que somos más libres. Habrá más medios que también sean libres. Después de salir relativamente quemado de las tertulias de Atresmedia, me invitó a comer uno de sus más altos dirigentes y me dijo que si en Periodista Digital bajásemos el tono y dejásemos de darle leña a Ferreras podría volver a las tertulias y a más programas. Yo le dije de buenos modos que la línea editorial de Periodista Digital no se subastaba a ese precio. Aunque si voy a las tertulias mi medio subiría, no tengo necesidad de hacerlo y por lo tanto si no tengo necesidad, no tengo por qué aceptarlo.

3 comentarios

  
jandro
Admiro como periodista a Alfonso Rojo y a Luis Balcarce... Pero detesto la visión que sobre la ICAR tiene Rojo y directamente abomino de que Periodista Digital cobije a Religión Digital.
13/05/20 2:19 PM
  
Juan Mariner
El periodismo en España, salvo honrosas excepciones, es la continuación de la política por otros medios.
13/05/20 6:26 PM
  
Luis Fernando
Magnífica entrevista.
13/05/20 11:11 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

11.05.20

Daniel Marín Arribas: «Juan de Mariana es prototipo del antimodernismo de la Cristiandad Hispana»

Daniel Marín Arribas presenta por quinto año consecutivo (2015-2020) su sexta iniciativa en la campaña que lleva realizando desde hace más de un lustro para dar a conocer a los maestros católicos de la llamada Escuela de Salamanca.

En 2015, después de varios años estudiándolos y aprendiendo con ellos, en lo que supuso incluso un proceso personal muy arraigado de conversión a la Fe Católica, presentó el «Decálogo Antimodernista de la Escuela de Salamanca». Un año después, en 2016, paseó por las calles de su “amada” Salamanca para dar a la luz junto con la productora Agnus Dei el documental más visto en YouTube y también solicitado en DVD sobre la materia: «Escuela de Salamanca. Defensores de la Fe». En 2017 culminó junto con un amigo suyo la traducción del libro The Church and the Libertarian del jurista norteamericano Christopher A. Ferrara, cuya edición hispana añade un extenso e interesante apéndice de su autoría: «La Iglesia, el Liberalismo y la Escuela de Salamanca». Esta obra fue durante meses primera en ventas de la editorial última línea y, azares del destino, estuvo firmándola en la Feria del Libro de Madrid justo enfrente de la caseta de la liberal-libertaria Unión Editorial. En 2018 tampoco se quedó atrás, y aprovechando la señalada fecha del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca terminó otro libro, prologado por el vicerrector de la Universitat Abat Oliva CEU, el dr. Javier Barraycoa: «Destapando al Liberalismo. La Escuela Austriaca no nació en Salamanca». Entre ese mismo año y el siguiente, presentó su trabajo en numerosas ciudades de España; Salamanca, Palencia, Sevilla, Gerona, Barcelona, Madrid… gracias a la generosa acogida de diversas parroquias, centros culturales y asociaciones, que quisieron dar en el centenario indicado una nota de verdad al bulo liberal de que Francisco de Vitoria y sus discípulos fueron la génesis de su ideología modernista. Y hablando de Vitoria, volvió al asalto en la Navidad de 2019 con una original campaña organizada en colaboración con SND Editores, en la que colocó una enorme cartelera publicitaria al lado de la madrileña universidad Francisco de Vitoria (UFV) que rezaba: «Francisco de Vitoria sería Anti-Liberal».

Desde estudios publicados en libro, hasta entrevistas, documentales, e incluso estampitas y vallas de publicidad, este profesor y economista madrileño ha venido demostrando un amor y una pasión hacia sus autores muy especial y difícilmente vista. Asisto a su despacho, que lo preside un enorme cuadro de Francisco de Vitoria O.P. pintado a mano por una artesana de Castel Gandolfo, Roma, al que acompaña otra obra de Francisco Suárez S.I. y otra de Juan de Mariana S.I., entre diversos elementos salmantinos. Me recibe perfectamente trajeado, en cuya camisa cuelga una corbata de Mariana, amarilla con las imágenes de su busto. Precisamente este año 2020 le toca el turno al jesuita talaverano, con un libro que ya sale de imprenta: «Juan de Mariana y la Defensa de la Cristiandad Hispana». Y lo hace en día tan señalado como es el del Papa San Pío V, el pontífice más importante del siglo XVI, época de nuestra áurea escolástica.

Un libro que nace fruto de un congreso sobre el Imperio Español…

En efecto, el profesor Álvaro Silva Soto tuvo la amabilidad de invitarme como ponente al congreso que organizó en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Desde donde sale el Sol hasta el ocaso, con motivo del V Centenario de la primera vuelta al Mundo, para reflexionar sobre el Imperio Español. Fue una oportunidad que me permitió y animó a ponerme a la tarea que llevaba ya un tiempo en proyecto: escribir sobre el padre Juan de Mariana como prototipo del ser hispano. Me dio entera libertad de cátedra, tan poco acostumbrada en un ambiente universitario que cada vez se ensombrece más en el sectarismo de las ideologías modernas, y pude exponer lo que pocos académicos se dignan a señalar hoy en día, que la Hispanidad es Cristiandad o no es, y que nuestro jesuita encarnó en su persona y en su doctrina este carácter profundamente católico y profundamente castellano.

La España liberal se construye como un proyecto secularizado, muy contrario a lo que usted acaba de defender mediante la figura de Juan de Mariana…

La España liberal es un fracaso. Fracaso antecedido por la España absolutista, que consolidaron los Borbones y comenzó a plantar la dinastía de los Austria, y al que sucede la herencia del socialismo y comunismo abiertamente bélicos. No son casuales, episodios como la Sublevación de los Comuneros, el Motín de Esquilache, el Levantamiento del 2 de mayo, las Guerras Carlistas, o el Alzamiento Nacional, por citar algunos ejemplos. Son pasajes de un pueblo libre negado a morir, con un fuerte componente patriótico, y por patriótico, religioso, ante una amenaza extranjerizante.

El avance de la secularización ha traído lo que directamente el profesor Alberto Bárcena ha titulado en su último libro de historia, la pérdida de España. Diezmada en su territorio y en su unidad por las independencias y los independentismos nacionalistas -liberales y socialistas-; diezmada en su soberanía, antaño por dinastías extranjeras al servicio de sus intereses familiares, y hogaño por la antigua sovietización y actual europeísmo; diezmada también en su economía por la esclavitud a la usura internacional y al capitalismo apátrida; diezmada igualmente en su religión por decretos tan variados como la entonces expulsión de la Compañía de Jesús o la supresión del Tribunal del Santo Oficio, o las actuales persecuciones en forma de matanzas directas o mordaza pública; y diezmada en su carácter y su moral por el libertinaje liberal y la degeneración de las costumbres, que están destruyendo el último pilar en pie, que es la familia; España materialmente ya no es ni por asombro ese Imperio donde nunca se pone el Sol, pionera en artes y ciencias, descubridora de nuevos continentes… La España absolutista, liberal y socialista es un fracaso, un cúmulo de errores doctrinales, leyes tiránicas e ingeniería social que arrebataron a un pueblo vigoroso su territorio, su soberanía, su economía, su religión, su carácter y su moral.

La unidad nacional, la potencia integradora de sus regiones libres (¡las Indias no eran colonias!), la verdadera representación tradicional con mandato imperativo y juicio de residencia coronada bajo una unidad de mando monárquica, la sociedad de clases medias y propietarios que trabajan para el bien común, la Fe que sostiene la vida del espíritu, más importante que la de la carne, y el vigor de la palabra dada, el calor familiar, el apoyo mutuo, y el cariñoso cuidado de la vida humana desde su concepción hasta la muerte natural, nada tiene que ver con el caos, la división, la esclavitud, la muerte, la desesperanza y el conflicto permanente que han ido sembrando los reyes y las democracias absolutistas en el correr de los últimos siglos. Y Juan de Mariana ya avisaba en las primeras fases del desastre…

¿Juan de Mariana fue una especie de profeta de la decadencia?

Hay que tener en cuenta que nuestro sacerdote jesuita es uno de los historiadores de España más tradicionales y destacados. Sabía lo que era España, a lo que se sumaba un enorme amor por ella. Quería, nos relata Jaime Balmes en un artículo sobre Mariana, «que el trono salido de Covadonga, se asentase sobre cimientos sólidos y anchurosos: la religión, la justicia, las libertades antiguas». Y vio que en su época esto se torcía preocupantemente, perdiéndose el precioso legado que dejaban doña Isabel y don Fernando. Balmes sigue relatando: «En cuanto a España, al ver el ascendiente que iban tomando los privados, y esa dejadez en que se sumía el gobierno, y que por desgracia se hizo hereditaria, levantábase su pecho con generosa indignación, temiendo, no sin motivo, que así se oscurecía nuestra gloria, se enflaquecía nuestra pujanza, y vendría al suelo toda nuestra grandeza. ‘Grandes males nos amenazan’, decía».

No se equivocó; esos males se han ido materializando, con vulneraciones flagrantes de la religión, la justicia y las libertades antiguas que han oscurecido nuestra gloria, enflaquecido nuestra pujanza y tirado al suelo nuestra grandeza. Todo ente se perfecciona atendiendo a su ser, a su forma de ser; lo contrario es su destrucción. De ahí se explica que en la Modernidad, configurada como antónimo de la Cristiandad, hayan progresado países forjados por el gnosticismo y la masonería, como Estados Unidos, y la Hispanidad y sus regiones hayan ido hundiéndose en la decadencia. No, no es la extracción y el comercio del oro de hace siglos lo que hoy supuestamente condena a las Indias a la pobreza material; y tampoco no ser suficientemente arios y modernistas europeos lo que hace a la península ibérica ir a remolque del mundo “desarrollado”… es la pérdida de la unidad territorial, la soberanía, la potencia económica, la Fe, el carácter y la moral. De nuestra identidad… nuestra hispanidad común como hecho diferencial del liberalismo anglosajón y franco, del socialismo germánico y del comunismo ruso y chino; hispanidad heredera del filósofo griego, del jurista romano y de la religión cristiana insertados en una diversidad local enormemente rica y preciosa que da iluminación a ese mosaico armónicamente entitativo, es decir, uno en sustancia y plural en sus partes. Hispanidad, de la que Juan de Mariana es prototipo y encarnación.

Hay liberales que se apropian del nombre de Juan de Mariana y le reclaman como base de inspiración de su ideología laicista…

Permítame una mueca mordaz con una pequeña dosis de indignación ante quienes así obran… Resulta irónico que un sacerdote como Mariana vea colgado su nombre en una república atea como la francesa o en un instituto liberal-libertario español que se precia de defender «la libertad como un fin ético en sí mismo». Un sacerdote que enseñaba al rey Felipe III en su obra Del Rey y de la Institución Real que «no admitas otra religión que la cristiana», y que criticaba en su Historia General de España el pluralismo religioso y de principios como de excesiva «grande libertad». Sobre la tan denostada Inquisición se expresaba en los siguientes términos: «Suerte y venturosa para España fue el establecimiento que por este tiempo se hizo en Castilla: de vn nuevo, y santo Tribunal de juezes severos, y graves, á proposito de inquirir, y castigar la heretica parvedad, y apostasia». Y en cuanto a los espectáculos, llamando a enmarcarlos dentro de los cauces del bien moral, se quejaba de que «la licencia y libertad del teatro (…) no es sino una oficina de deshonestidad y desvergüenza, donde muchos de toda edad, sexo y calidad se corrompen, y con representaciones vanas y enmascaradas aprenden vicios verdaderos».

¡Qué contraste tiene esto con esos liberales que cuelgan su nombre en chiringuitos en los que defienden la legalización abierta de las drogas, la prostitución o el aborto, promueven o permiten la televisión basura, al tiempo que con violencia verbal y/o física callan las bocas de sacerdotes, religiosos y laicos que vienen a advertir lo mismo que nuestro jesuita! ¡Ellos, que careciendo de lo que presumen, luego actúan como rigurosos e inicuos censores para la implantación de un pensamiento único, lesivo en las personas, sus familias y sus comunidades!

Un liberal no apoyaría la unidad católica en un país de mayoría cristiana, un liberal no apoyaría el restablecimiento del Tribunal del Santo Oficio, -en cuyo siglo de auge, por cierto, España logró su mayor florecimiento cultural-, un liberal no apoyaría la moderación de obras, películas, series, espectáculos y otras ofertas “culturales” que dañen bienes morales tales como la castidad, la honestidad, la templanza, y cualesquiera otras sanas costumbres; el padre Juan de Mariana, sí.

¿Y en economía sería un autor liberal?

Hay algunos que pretenden dividir muy equivocadamente el ámbito económico del resto, y alegan que en economía Juan de Mariana sí sería liberal. Ejemplo de ello encontramos a uno de los referentes de finales del siglo XX del liberalismo económico español, el profesor Lucas Beltrán. Sin mencionar las cuestiones más “espinosas” del jesuita, centran su punto en la crítica que hace a la adulteración indiscriminada de la moneda. Y esto es cierto, Mariana, como en otros aspectos, nunca apoyó nada “indiscriminado”. Todas las realidades deben regirse por el orden querido por Dios, la moneda tampoco está exenta. El buen gobernante debe velar por que el dinero cumpla sus papeles naturales, definidos ya desde Aristóteles. Uno de ellos es el depósito de valor. Una moneda sometida a devaluación y sobrevaluación constante es una mala moneda, que debe ser regulada…. por el gobernante.

Este punto, por ejemplo, no lo cuentan los liberales. Mariana no estaba pensando en un sistema financiero de bancos centrales, propios de la era liberal, que prestan su dinero a usura, por mucho que estén sometidos a un patrón oro o reglamentación rigurosa. Respecto al patrón oro, contempló incluso la posibilidad de acuñar papel moneda, y en cuanto a la potestad regulatoria, correspondía al Rey, no a un banquero.

Otra cuestión que podría mencionarse es la de la propiedad privada. El liberal en su modelo de sociedad de “individuos libres e iguales” tiende a idolatrarla por encima del pobre. Para Mariana y los escolásticos hispanos la propiedad privada es recomendable tras el pecado original, pero siempre debe estar sometida al bien común y alcanzar en su reparto «una bien entendida medianía». No es otra cosa que el destino universal de los bienes de la Doctrina Social de la Iglesia, que aspira a una sociedad de propietarios y clases medias, que el capitalismo destruye con su armazón de grandes corporaciones, usura legal, jornadas laborales eternas, y prevalencia del accionista especulador frente a los trabajadores que sacan día a día adelante la empresa. Juan de Mariana no compartía una sociedad proletarizada donde una pequeña minoría copase la mayoría de la riqueza material: «Quiere pues Dios, y está determinado por sus leyes, que ya que corrompida la naturaleza humana ha debido procederse á la partición de bienes comunes, no sean unos pocos los que los ocupen y se consagre siempre una parte al consuelo de los males del pueblo».

Para ello, no es el remedio el socialismo estatista, con su latente y hostil lucha de clases y dictadura del proletariado, sino la religión, la justicia y las libertades antiguas. Sencillamente, un termómetro moral y religioso que encauce por las vías de la justicia las millones de decisiones que toman en el ámbito mercantil los millones de actores, acompañado de un andamiaje de cuerpos intermedios, como gremios, sindicatos, corporaciones profesionales, y un gobierno civil que no se desentienda de lo social y actúe de manera subsidiaria.

El orden político, social y económico que uno se encuentra leyendo a Juan de Mariana S.I. es la proyección propia de la Cristiandad Hispana, no del capitalismo liberal estadounidense ni del colectivismo marxista soviético o bolivariano.

Juan de Mariana también es conocido por su tesis del tiranicidio, que parece que inspiraría a los liberales de la Revolución Francesa; ¿es cierto?

Es otro de los mitos… Que en el ambiente de aquellos asesinos haya sonado el nombre del jesuita, sólo se explica porque Mariana fue tenazmente contrario al absolutismo regio, muy dado por los monarcas franceses y la dinastía que aquí acabó reinando; además, de que su libro Del Rey y de la Institución Real fue quemado por esos mismos absolutistas en el Parlamento de París, acusado como móvil de un regicidio.

Sin embargo, lo cierto es que la doctrina del tiranicidio no es exclusividad de Juan de Mariana; la podemos encontrar en otros grandes escolásticos tomistas de la época. Igualmente, esta doctrina califica de tirano a un gobernador que actúa en contra de la ley natural y del bien común, atentados recurrentes en los regímenes modernistas. Y también, el tiranicidio no es sinónimo de revolución, pues para poder cometerse debe tener un respaldo autorizado y prudencial, no por propia autonomía de la voluntad, y siempre y cuando la nueva situación prevista no vaya a ser más caótica que la que se pretende cercenar.

Además, huelga decir que Juan de Mariana fue profundamente monárquico, decantándose incluso por la sucesión hereditaria frente a la electiva. ¿Cómo va a ser inspiración de una revolución en pos de una república democrática liberal atea un autor y una obra que ilustran los principios de gobernación de un rey, entre los cuales el principal es «servir primero a Dios»?

Por otra parte, no puedo dejar de advertir que el liberalismo individualista y el socialismo colectivista no han supuesto dos vías para abolir el absolutismo de eso que han llamado “Antiguo Régimen”. Estas dos ideologías lo único que han hecho es cambiar el absolutismo de un monarca por el absolutismo de una partidocracia. La libertad del pueblo sigue secuestrada, ahora por una oligarquía de partidos endogámica mucho peor que los caprichosos reyes absolutos. Primero, porque ya no responden por ni ante la nación, sino que están, como denunció en 2014 Mons. Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares, al servicio «de instituciones internacionales (públicas y privadas) para la promoción de la llamada ‘gobernanza global’ al servicio del imperialismo transnacional neocapitalista». Y segundo, porque tampoco tienen el freno personal propio de una sensibilidad religiosa arraigada.

La doctrina del tiranicidio de Juan de Mariana S.I. legitimaría in extremis su aplicación precisamente sobre los regímenes surgidos de aquella revolución de la guillotina y sus homólogos anglosajones; tiránicos por propia definición.

Entonces, ¿Juan de Mariana no sería nada liberal?

La falacia recurrente de los liberales, especialmente los denominados “católicos”, cuando hacen este tipo de burdos intentos de encontrar sus raíces en lo más genuino del pensamiento católico hispano, es la de tomar la parte por el todo. Cierto es que Juan de Mariana tiene algún aspecto doctrinal compartido con alguna postura sana de la ideología liberal. Todo mal siempre presenta alguna parte de bien. Pero es importante notar la palabra “compartido con”. Esos aspectos no se pueden sustancializar con la ideología liberal. Tal cosa no “es” liberal, sino “compartida por” los liberales. En última ratio, esas posturas sanas serían católicas, por cuanto en la Doctrina Social de la Iglesia se encuentra la Verdad íntegra de los principios, mientras que las ideologías no llegan más que a ofrecer parciales verdades en un mar de graves errores. Retomo lo último dicho: que tal cosa la pueda Mariana “compartir con” un liberal, no le hace sustancialmente liberal, ni protoliberal, ni paleoliberal, ni tantas otras sandeces que se han añadido a la palabra maldita. Al caso, Guillermo Pérez Galicia pone un ejemplo muy ilustrativo en su introducción a mi libro, Juan de Mariana, arquetipo de antiliberal: que «un gato tenga ojos y boca como tiene ojos y boca un perro, no le convierte en perro; igual que el poner huevos no convierte a una mosca en gallina».

Que Juan de Mariana estuviera en contra de la adulteración indiscriminada de la moneda, no le convierte en liberal. El todo en Mariana es el de un consultor del Santo Oficio, jesuita férreo, sacerdote recto, católico fervoroso y aguerrido patriota. Si lo que enseñó en sus libros se pudiera llevar a la práctica realmente, el liberalismo y el socialismo, con no menor saña que obró el absolutismo monárquico, censuraría sus obras en el Parlamento, y a él muy probablemente se le acusaría de integrista ultracatólico. Esos mismos revolucionarios liberales de 1789 le habrían pasado por la guillotina como sacerdote reaccionario…

¿Qué nos exhortaría Juan de Mariana a los hispanos del año 2020?

A la luz de sus obras, me aventuraría a decir que, antes de nada, volvamos los ojos a Cristo, pues Él y sólo Él es el Camino, la Verdad y la Vida para nuestra salvación individual y social. Mariana lo expresó claro: De «la majestad de la religión… depende la salud del reino».

Más recientemente el Obispo de Alcalá de Henares que mencioné antes, Mons. Reig Pla, también lo ha recordado, señalando en su homilía en la Santa Misa del cuarto Domingo de Pascua, con motivo del funeral a las víctimas del covid-19, que «España necesita volver a las aguas limpias del Evangelio. España necesita a Cristo, el Buen Pastor. El mismo apóstol exhortaba a sus oyentes diciendo: ‘salvaos de esta generación perversa’ (Hech 2, 41). Para ello, como hicieron los primeros cristianos, hemos de volver la mirada al que atravesaron. (…) Sobre la roca que es Cristo, se puede poner en pie a España».

Para poner en pie de nuevo a nuestra patria es necesario regresar a los principios que nos hicieron grandes; principios que encarnó Juan de Mariana, enfrentándose a la irreligión, la injusticia y la licencia moderna con su vida y sus obras. No tuvo miedo a la controversia en su propia Orden, a la cárcel, que padeció, o a la muerte, que tentó.

Mariana nos alentaría a que, poniendo los ojos en Jesucristo, salgamos de nuestro enorme letargo de décadas para volver a recrear las magnas gestas de nuestros antepasados, y defender nuestra más valiosa herencia, que es la Hispanidad. No me gustaría terminar sin usar sus propias palabras: «Llamamos cruel, cobarde é impío al que ve maltratada á su madre ó á su esposa sin que la socorra; y ¿hemos de consentir en que un tirano veje y atormente á su antojo á nuestra patria, á la cual debemos mas que á nuestros padres? Lejos de nosotros tanta maldad, lejos de nosotros tanta villanía. Importa poco que hayamos de poner en peligro la riqueza, la salud, la vida; á todo trance hemos de salvar la patria del peligro, á todo trance hemos de salvarla de su ruina».

Adelante, en pie, nobiscum Deus.

Gracias, Daniel Marín Arribas

Para adquirir el libro «Juan de Mariana y la Defensa de la Cristiandad Hispana», haga click aquí

Javier Navascués Pérez

12 comentarios

  
Juanjo
El padre Mariana veía el “pluralismo religioso” como un mal.

Pero, esto se “ torció” con el Concilio Vaticano II y especialmente con toda la praxis que se desarrolló a partir de allí.

Ahora la jerarquía católica afirma continuamente que un Estado confesional es algo malo.
11/05/20 7:14 AM
  
Gustsovo
Pero, esto se “ torció” con el Concilio Vaticano II y especialmente con toda la praxis que se desarrolló a partir de allí
____

La enseñanza no cambió. Los cismas y herejías que generan el pluralismo religioso son un mal, pero como Dios saca de los males bienes, de ese pluralismo saldrá un bien mayor.
11/05/20 7:48 PM
  
hornero (Argentina)
1 - Precisamente este año 2020 le toca el turno al jesuita talaverano, con un libro que ya sale de imprenta: «Juan de Mariana y la Defensa de la Cristiandad Hispana».

2 - “la Hispanidad es Cristiandad o no es”

3 - "Todo ente se perfecciona atendiendo a su ser, a su forma de ser; lo contrario es su destrucción".

4 - “De ahí se explica que en la Modernidad, configurada como antónimo de la Cristiandad, hayan progresado países forjados por el gnosticismo y la masonería, como Estados Unidos, y la Hispanidad y sus regiones hayan ido hundiéndose en la decadencia”

5 - "De nuestra identidad… nuestra hispanidad común como hecho diferencial del liberalismo anglosajón y franco, del socialismo germánico y del comunismo ruso y chino; hispanidad heredera del filósofo griego, del jurista romano y de la religión cristiana insertados en una diversidad local enormemente rica y preciosa que da iluminación a ese mosaico armónicamente entitativo, es decir, uno en sustancia y plural en sus partes".

6 - ¿Qué nos exhortaría Juan de Mariana a los hispanos del año 2020?
"A la luz de sus obras, me aventuraría a decir que, antes de nada, volvamos los ojos a Cristo, pues Él y sólo Él es el Camino, la Verdad y la Vida para nuestra salvación individual y social. Mariana lo expresó claro: De «la majestad de la religión… depende la salud del reino».

7- “Para poner en pie de nuevo a nuestra patria es necesario regresar a los principios que nos hicieron grandes; principios que encarnó Juan de Mariana, enfrentándose a la irreligión, la injusticia y la licencia moderna con su vida y sus obras. No tuvo miedo a la controversia en su propia Orden, a la cárcel, que padeció, o a la muerte, que tentó”

8 - “Mariana nos alentaría a que, poniendo los ojos en Jesucristo, salgamos de nuestro enorme letargo de décadas para volver a recrear las magnas gestas de nuestros antepasados, y defender nuestra más valiosa herencia, que es la Hispanidad”.

Me he permitido elegir estos ocho párrafos de la siempre bienvenida Entrevista que D. Javier Navascués nos ofrece de selectos intelectuales del pensamiento cristiano e hispánico; en esta oportunidad, el profesor Daniel Marín Arribas. Estas citas expresan elementos claves sobre los cuales fundar nuestra ESPERANZA sobre la permanencia en el tiempo, de la cristiandad hispánica, es decir, su capacidad de perpetuarse más allá de sus avatares.

Daniel Marín Arribas es ciertamente un decidido defensor de nuestro patrimonio común, lo conoce en sus raíces y en su vitalidad llamada a renovarse constantemente en medio de un mundo hostil al pensar cristiano y al sentir hispánico. Por ello se escucha con satisfacción su exposición plena de convicción, lucidez y aliento.

La cristiandad está conmovida porque han sido atacados sus fundamentos por la acción sistemática del enemigo, el demonio, desde hace largo tiempo. El príncipe de este mundo combate contra el Reino de Dios entre nosotros desde el mismo momento en que Cristo puso su semilla en la tierra. Mas, es en estos últimos tiempos cuando le ha sido permitido intensificar su destrucción en un ataque final y decisivo, en el que está empleando toda su astucia y poder. No obstante, este poder destructivo está al servicio del plan providencial de Cristo; porque en la misma malicia de su acción reside el principio de autodestrucción de su obra siniestra.

El profesor Arribas rescata el pensamiento cristiano e hispánico de Juan de Mariana, que podemos sintetizar en su afirmación: De «la majestad de la religión… depende la salud del reino». La majestad de la religión parece contener la razón de ser: su virtud para regular la vida de los hombres y llevarlos a su fin último. Majestad, porque trasciende nuestros límites naturales y nos introduce en el misterio que constituye el meollo de todo cuanto existe. Todo ser creado participa del Misterio Creador.

Por ello, al pensar en la hispanidad como trascendencia, pensamos en la diversidad de realidades que la constituyen como expresión y realización de una cultura. Sabemos que en la diversidad de los singulares se contiene lo universal de la especie o esencia. Nada se opone a que las realidades singulares muten o se multipliquen conforme a su especie. Más aún, es necesario que así suceda, porque la perfección de las cosas naturales se adquiere por grados, como lo prueba la historia de la humanidad; un largo y penoso caminar a través de los siglos, en los cuales la especie es participada por los individuos de perfección en perfección: "Todo ente se perfecciona atendiendo a su ser, a su forma de ser; lo contrario es su destrucción".
Afirmación sabia, a la que pareciera oponerse una aparente contradicción, que es causa de escándalo para la inteligencia y la voluntad humanas: “Si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, quedará solo; pero si muere, llevará mucho fruto” (Jn 12, 24).
Tal verdad, dicha por Cristo, constituye la razón de la CADUCIDAD DE LA HISTORIA en cuanto a sus formas humanas materiales, concretas. Porque el trigo de la Historia está llamado a dar frutos en abundancia, luego que muera su grano concreto a fin de que el germen de vida renazca como planta y fructifique.

Lo cual está aconteciendo de modo doloroso ante nuestros ojos, porque la hispanidad de otros tiempos parece extinguirse. No es así; ha sido sembrada en la tierra y está preparando su nueva germinación bajo la mirada del Señor de la Historia.

Cuando una mujer va a dar a luz, siente dolores de parto, pero después del nacimiento experimenta el gozo del nuevo hombre que ha nacido de su seno y ha venido al mundo (cf. Jn 16, 21).

La CRISTIANDAD HISPANA sigue el camino que conduce al REINO, cuya fuerza gravitatoria arrastra todas las realidades humanas; unas son cizaña, y quedan afuera; otras son trigo, que es recogido y guardado por los ángeles del Señor en su granero

Nuestro tiempo está señalando la frontera entre el mundo del “hombre viejo” que termina, y el mundo del “hombre nuevo” que amanece. Lo que haya como construcción del hombre viejo será desechado, sólo los ángeles tienen la sabiduría necesaria para discernir sobre esta cuestión; lo que deba ser conservado, lo será.

El mérito actual de la CRISTIANDAD HISPANA es comprender el tiempo que vivimos, y obrar conforme a su extraordinaria TRASCENDENCIA HISTÓRICA. No es poca cosa la misión de conducir nuestro patrimonio en este “Cruzar el umbral de la Esperanza” (S.J.P. II ), y abrir el camino hacia la ETERNIDAD.

“De ahí se explica que en la Modernidad, configurada como antónimo de la Cristiandad, hayan progresado países forjados por el gnosticismo y la masonería, como Estados Unidos”. Sí, la cizaña debe crecer junto al trigo, hasta taparlo. Es un espectáculo digno de ser contemplado por la inteligencia y voluntad cristianas, el “progreso” alcanzado por el mundo al correr por el camino del error y del pecado. Porque este “progreso” lo ha atrapado en su laberinto, sin que haya puerta de salida. El mundo moderno quiso elevarse por arriba de Dios, de la evidencia de la inteligencia y de la conciencia natural. Derivó hacia el irracionalismo filosófico-científico y hacia la perversión de las costumbres. La ceguera se apoderó de él, “SIGUE, SIGUE”, le dijo el oráculo, “ADQUIRIRÁS MÁS PODER”; lo adquirió en tan grande medida que hoy tiene la capacidad de AUTO-DESTRUIRSE A SI MISMO, por el aborto, la homosexualidad, la droga, el consumismo, un virus, o, las armas nucleares. Esto prueba la perversión de su inteligencia y voluntad: SU VOCACIÓN POR LA MUERTE. Cuando se sigue tras bienes de duración efímera, no se busca la Eternidad. Entonces, pues, se busca lo que no perdura, la muerte.

La CRISTIANDAD HISPANA tiene la misión, UNA VEZ MÁS, de abrir el camino a través del océano de las incertidumbres, de las brumas y tempestades, y DAR A LUZ UN MUNDO NUEVO. Como en el DESCUBRIMIENTO, la Nave Capitana hoy es nominada SANTA MARÍA. CRISTÓBAL COLÓN pudo realizar la proeza, SIGNO de otra futura y mayor, la que hoy nos toca realizar A NOSTROS, sumergidos en la tempestad universal que sacude a la humanidad toda. Desafío sobrehumano, que, para un cristiano dotado de las armas que señala San Pablo, reconoce sólo un término: LA VICTORIA.

Porque el cristiano es parte de una FUERZA DE COMBATE QUE NO ES DE ESTE MUNDO. Si el enemigo lo comprendiera, REFLEXIONARÍA. Nuestro primer acto de batalla es proclamar LA VERDAD DEL PLAN QUE DIOS HA CONFIADO A MARÍA. Si se acepta esta verdad, si obramos bajo su Conducción, somos INVENCIBLES. Quienes no la acepten, SERÁN ANIQUILADOS JUNTO CON EL ANTICRISTO, por LA SEÑORA VESTIDA DE SOL, cuando pise su cabeza.

Nuestro tiempo es el tiempo de la MISERICORDIA, si ésta no es aceptada sobrevendrá el tiempo de la JUSTICIA. Este es el campo que Dios ofrece a quienes quieran combatir por el Reino. De nosotros depende hacerlo junto con las milicias angélicas y de bienaventurados, bajo la CONDUCCIÓN DE MARÍA.



11/05/20 8:40 PM
  
Francisco José Delgado
En realidad, la crítica del P. Mariana a la adulteración de la moneda no es a la adulteración "indiscriminada", sino a la acción del rey que se hiciera sin el consentimiento de sus vasallos, perjudicados por tal acción.
El rey podría haber tomado una decisión justísima, bien aconsejado y ponderándolo todo, pero como "el príncipe no puede echar pechos contra la voluntad de sus vasallos ni hacer estanques de las mercadurías", debe contar con el consentimiento de éstos para poder modificar el valor de acuñación de la moneda, por "discriminada" que sea esta medida.
12/05/20 9:27 AM
  
Daniel Marin
No estoy de acuerdo con el comentario de Francisco José Delgado...

"La" crítica del P. Mariana NO es "a la acción del rey que se hiciera sin consentimiento de sus vasallos". "Una" crítica del P. Mariana sí es a hacerla sin ese consentimiento. Pero el consentimiento es un añadido, no el núcleo, "la" crítica fundamental.

El núcleo de la crítica SÍ es por la adulteración "indiscriminada". Si atendemos al pensamiento completo del P. Mariana, vemos que es un autor que defiende la Monarquía tradicional hispánica. Un régimen mixto de gobierno con un rey llamado a defender el bien común. Esto qué quiere decir en el caso que nos ocupa? 1. Que, en efecto, ese rey adicionalmente de una manera ordinaria necesita contar con el consentimiento de sus vasallos, consentimiento, por cierto, expresado en las Cortes tradicionales, no en un parlamento liberal de partidos. Y 2. Que el núcleo de la cuestión, lo sustancial, SÍ es que no se adultere de manera indiscriminada.

No era un demócrata moderno. Si por decisión de los vasallos, se acuña una moneda basura que no cumple con el Derecho Natural, por mucho que los vasallos se autodestruyan, el rey no lo debería consentir. El núcleo es el Derecho Natural, que la moneda sea buena. El consentimiento o no de los vasallos viene por Derecho positivo consuetudinario. Tiene fuerza de ley, pero ni de lejos la del Derecho Natural. Este es un problema muy habitual en los conservadores y neoconservadores; el igualar el derecho consuetudinario al derecho natural, camino por el cual en los hechos acaban en el liberalismo luciferino de la voluntad, y confundiendo a nuestro jesuita con un inicuo liberal...

Lo que NUNCA puede hacer el rey es atentar contra la moneda en sus funciones de ley natural. Lo que A VECES sí puede hacer adulterar la moneda sin el consentimiento de los vasallos. Él mismo lo dice: “Si aprieta alguna nezesidad como de Guerra, (ó Cerco) la podrá por su Voluntad abaxar”. Por tanto, LA crítica del P. Mariana SÍ es a la adulteración indiscriminada, y NO es “a la acción del rey que se hiciera sin consentimiento de sus vasallos”. Cuestión, esta segunda, que también critica, en virtud del régimen mixto de gobierno que él de defendió, pues no era un absolutista, tal como dejo dicho en el libro y en la entrevista. Y no era un absolutista monárquico, pero menos un absolutista democrático.

Saludos
13/05/20 10:41 AM
  
Libertario
En mi opinión el autor podría investigar más lo que critica. Nada tiene que ver el libertarianismo de Hoppe, por ejemplo, con la visión más popular de lo que Hoppe llama «lolbertarios». Muchos lo clasifican como miembro del movimiento neoreaccionario y el, como muchos autores del estilo, rechazan frontalmente la Revolución Francesa y sus consecuencias. Incluso escribió un libro sobre eso. También dice que el ve sus raíces en la Escuela de Salamanca en su opus magna Democracia: El dios que falló.
14/05/20 12:56 PM
  
Joseph Gonzalez
Hoy día, el término liberal/liberalismo es un concepto, además de polisémico, bastante ambiguo y por ello, lamentablemente, genera mucha confusión.

El liberalismo que condena la Iglesia católica está muy bien explicado y expuesto por el sacerdote José María Iraburu en su blog "Reforma y Apostasía". Véase por ej., el artículo "Naturalismo liberal" colgado en el siguiente enlace.
https://www.infocatolica.com/blog/reforma.php/1210301132-196-descristianizacion-2-natu

Ahora bien, para aquellos lectores y blogueros de Infocatolica interesados en conocer el liberalismo económico desde la perspectiva de la Escuela Austríaca de Economía, es recomendable las siguientes lecturas: "La economía en una lección" de Henry Hazzlitt (periodista económico y divulgador de la Escuela Austriaca del S. XX) y que sirve como una introducción; en segundo lugar, "Economía básica: Un manual de economía escrito desde el sentido común", del reputado economista Thomas Sowell; y "La Iglesia y la economía: Una defensa católica de la economía libre" del historiador católico Thomas E. Woods.

Como algunos de los lectores y blogeros infocatolicos sabrán, Woods también es autor del libro "Como la iglesia construyo la civilizacion occidental" (libro que ya ha sido comentado en esta web) y "Sacred Then and Sacred Now: The Return of the Old Latin Mass", en el que el autor defiende la celebración de la misa tridentina.

Son libros divulgativos amenos y muy fáciles de leer. Evidentemente, no tienen porque estar de acuerdo con todo lo que explican, pero son libres de sacar vuestras propias conclusiones.

Para saber lo que la Escuela Austriaca de Economía es y no es, lo explica muy bien el economista y profesor universitario de ciencias políticas Miguel Anxo Bastos, en los siguientes vídeos.
https://www.youtube.com/watch?v=a6F2RgWLdZc&t=812s
https://www.youtube.com/watch?v=dc6PwRqbC3o&t=416s

Para aquellos que están interesados en conocer un poco el anarco-tradicionalismo, está el siguiente vídeo titulado "Cristiandad, civilización y poder", también presentado por el profesor Bastos y el sacerdote José Ripoll.
https://www.youtube.com/watch?v=9j97rwkDwhk&t=2837s

Por último, para conocer a fondo la relación que tuvieron los escolásticos de la Escuela de Salamanca, incluyendo el sacerdote Juan de Mariana, con la ciencia económica, hay mucho escrito pero estas son algunas obras y artículos académicos:

- IGLESIA GARCÍA, Jesús de la (dir.). "Diez economistas españoles. Siglos XVI y XVII". San Lorenzo de El Escorial: Real Colegio Universitario María Cristina, 1993.
- FUENTES QUINTANA, Enrique (dir.) "Economía y economistas españoles. De los orígenes al mercantilismo", Vol.2. Barcelona : Galaxia Gutenberg, 1999.
- ROBLEDO HERNÁNDEZ, Ricardo; GÓMEZ CAMACHO, F. "El pensamiento económico en la Escuela de Salamanca : una visión multidisciplinar : seminarios celebrados en Salamanca en 1992, 1993 y 1995". Salamanca : Ediciones Universidad de Salamanca, 1998
-GRICE-HUTCHINSON, Marjorie. "Early economic thought in Spain 1177-1740". London: George Allen & Unwin, 1978.
- ALEXANDROVICH AFANASYEV, Anton. "La Escuela de Salamanca del siglo XVI: algunas contribuciones a la ciencia económica". Revista empresa y humanismo". Vol. 19, N.º 1 (2016)
- LACCA, Emanuele. "Nuevas perspectivas en el estudio de la Escuela de Salamanca". Azafea: revista de filosofía. N.º 18 (2016).
- ZORROZA HARTE, María Idoya. "Hacia una delimitación de la Escuela de Salamanca". Revista empresa y humanismo. Vol. 16, N.1 (2013).
- PENA GONZÁLEZ, Miguel Anxo. "La Escuela de Salamanca: De la monarquía hispánica al orbe católico". Madrid: Biblioteca Autores Cristianos, 2009.

Saludos cordiales.
14/05/20 9:57 PM
  
Daniel Marín
Para contestar a los bulos, especialmente de Thomas Woods, un personaje que entre otras cosas acusa a los Papas de no tener ni idea de economía, y que aconseja que se callen, arrogando más autoridad a un judío anticristiano como Ludwig von Mises, uno de los principales exponentes de la Escuela Austriaca, que a León XIII o a San Pío X, leer LA IGLESIA Y EL LIBERALISMO, ¿ES COMPATIBLE LA DOCTRINA SOCIAL CATÓLICA CON LA ESCUELA AUSTRIACA DE ECONOMÍA?” de Christopher A. Ferrara; más de 500 páginas de estudio para contestar los panfletos liberales, y vacunarse contra una ideología luciferina. Y para contestar más concretamente a los bulos de la versión española de Huerta de Soto: “DESTAPANDO AL LIBERALISMO. LA ESCUELA AUSTRIACA NO NACIÓ EN SALAMANCA”. Y por supuesto, para contestar las chorradas de “anarcotradicionalismo”, leer a cualquier doctor De la Iglesia que habla sobre temas de política, donde aparece claramente condenado cualquier anarquismo, que es absolutamente anticristiano
, empezando porque el poder civil proviene de Dios.
Y en cuanto al término liberal, será ambiguo para el que no se quiere enterar, pero para la Doctrina Social De la Iglesia no es nada ambiguo. Como acostumbra el Magisterio, es bastante concreto. Leer la encíclica de LIBERTAS PRAESTANTISSIMUM. SOBRE LA LIBERTAD Y EL LIBERALISMO del Papa León XIII.

Un saludo
15/05/20 12:01 AM
  
Scintilla
Siempre había tenido que la principal crítica de Mariana contra la devaluación era, precisamente, la que señala el padre Delgado, que se hiciera sin el consentimiento del común. La contundente respuesta en contrario del profesor Marín me ha hecho ir al texto, y sigo sin ver esa inversión del orden de las prioridades que propone a la hora de leer De monetae mutatione. El tercer capítulo, contra que se cambie sin voluntad del pueblo, fundada en el derecho patrio, común y canónico, es inicial y principal. Las razones económicas vienen después y tratan sobre los inconvenientes de tipo utilitario (por qué, además de ilegal según todos los códigos por los que nos regíamos, es también contraproducente política, moral y económicamente, y de ahí todo su estudio histórico y económico). Pero la razón principal no es utilitaria, económica, o de experiencia histórica, sino político-moral: precisamente por nuestra estructura política (desde luego, no democrática, cosa que no ha dicho el padre Delgado) y por las costumbres y leyes del reino no se puede obviar ese consentimiento. Punto pelota. Esto debería ser suficiente para convencer al rey, viene a decir. Pero, por si no le basta, le demuestro también el error que cometería desde el punto de vista práctico. Pero el primer orden de la argumentación es el de la ley y la política, que es de lo que se trata. Y respetando ese orden, respetaría el orden natural que el político legal guarda (guardaba entonces).
En cuanto al consentimiento de abaxar la moneda sin ese consentimiento, Mariana se lo concede (y me parece muy mal que haya afeitado el razonamiento total de Mariana) en caso de necesidad (como guerra), pero por poco tiempo, "cuanto dure el aprieto" (estamos hablando de una ley de excepción), y que, al terminar "restituya los daños a los interesados".
16/05/20 9:38 AM
  
Daniel Marin
De acuerdo con Scintilla. La manera de respetar el orden natural, es también respetar las leyes positivas humanas; en este caso, leyes positivas en adecuación con el derecho común patrio,que le conceden de hecho mayor consistencia que el caprichoso derecho positivo de los parlamentos liberales; lo de canónico no estaría yo tan de acuerdo, por cuanto el derecho canónico actual vigente no contempla esa obligatoriedad. Razón adicional a la que esgrime Mariana de abaxar la moneda sin ese consentimiento, que dan cuenta de la jeraquía jurídica. Respetar el depósito de valor de la moneda es de derecho natural. Punto pelota. El hacerlo con o sin consentimiento es de derecho positivo, que se recoge en la tradición hispana. Muy respetable, y ciertamente llamado a respetar, como hace Mariana. Quien obedece el derecho positivo -justo-, obedece al mismo Dios, como dirán todos los escolásticos. Pero de ninguna manera es nuclear en cuanto a la implicación doctrinal. Si lo hiciera sin ese consentimiento, no pecaría, y se conceden incluso ciertos supuestos en ese derecho patrio común, bien es cierto, y es así, de manera transitoria. Lo que nunca bajo ningún concepto se puede admitir es adulterar tanto la moneda que ya no guarde del depósito de valor; y ese sí es el núcleo; pecado, por cierto, que se paga caro en economía.
Quizá por aquí faltaría repasar conceptos básicos sobre filosofía del Derecho natural, además de poner en contexto y relación toda la obra de Mariana. De otra manera, se caen en yerros tan habituales en los que caen los liberales, cogiendo la parte por el todo, y adulterando nuestra sana doctrina tradicional hispánica. Que ni es absolutista, ni es liberal.
16/05/20 3:02 PM
  
Javier de Miguel
Este debate sobre el consentimiento popular respecto de la moneda, no puede evitar traer a colación un yerro muy propio del pensamiento moderno y ampliamente difundido: que la elección del gobernante no es una traslación de los derechos del poder del pueblo hacia el príncipe, sino una simple designación de la persona que ha de ejercer la autoridad en la comunidad polìtica.
El gobernante debe el fundamento de su cargo a Dios, no a los gobernados. El pueblo no es un soberano que delega. Luego el gobernante no está indefectiblemente sujeto a la voluntad de los gobernados, sino a la consecución del bien común vinculado a la naturaleza.
01/07/20 6:23 PM
  
Ignacio García Suárez
Tengo una reseña académica publicada en una revista académica de la Universidad Nacional de La Plata (Buenos Aires, Argentina) de uno de los libros de Daniel Marín Arribas. Específicamente, es el libro de la Escuela de Salamanca. Quien quiera leerla, puede hacerlo haciendo clic en "PDF" en el siguiente enlace: https://revistas.unlp.edu.ar/DyH/article/view/12530.
31/07/22 2:24 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

8.05.20

El origen de la pandemia. Un nuevo orden mundial. Un libro apasionante de Albert Castillón

Albert Castillón Académico de la Academia de Televisión en España. Periodista, productor y director de programas de radio y televisión. En radio ha trabajado en Onda Cero, Cadena Ser y Punto Radio. En televisión en Tele 5, TVE y Antena 3 tv. En prensa en ABC, El Mundo y La Vanguardia. Presentador del programa de Antena 3 tv “Los más buscados” y “El rastro del crimen". Y durante 12 años copresentador de Espejo Público en Antena 3 tv.

Actualmente colabora el Telemadrid, dirige y presenta “El Barómetro” en Radio Intercontinental y es columnista de opinión en El Independiente. Dirige la Agencia de Comunicación Doing Comm. Ha recibido varios premios de prestigio como el Premio Ondas de radio y Antena de oro de radio y de televisión.

En esta entrevista nos habla de su último libro El origen de la pandemia. Un nuevo orden mundial.

¿Por qué un libro sobre la pandemia?

Porque no comprendo que, siendo el mayor desafío para la humanidad desde la Segunda Guerra mundial, no conozcamos cuál fue su origen, cómo empezó. Ni siquiera sabemos quién fue el paciente cero. La OMS ha enviado tres delegaciones a China para averiguarlo, la tercera llega hoy, y por ahora no dan con él.

Es el tema de actualidad, había que tener cierta celeridad en hacerlo, para ser de los primeros…

Es un ensayo para leer en cuarentena, dirigido también a otros lugares del mundo donde la epidemia no esta tan avanzada como en España. La idea surgió de una comida con el coronel Pedro Baños, que ha prologado el libro y es el único militar español que ha trabajado con el Ejército Chino.

Y a la vez contar las cosas con rigor, que aporte luz en el tema…

Ofrezco dos claves útiles: una lo que hemos aprendido en España tras meses confinados, es decir lo que protege y no del virus, el uso adecuado de mascarillas, etc… Durante este tiempo los consejos que nos dieron al principio no siempre fueron útiles.

Lo segundo que investigo son las posibles causas de la pandemia. Hay muchas posibilidades, unas con más probabilidad y otras con menos, yo las expongo con datos en el libro y que sea el lector quien considere cuál fue la cierta.

¿Cómo ha sido el proceso de investigación y de constatar la credibilidad y prestigio de las fuentes?

Mucho teléfono y correo electrónico. Conexiones por Skipe o Zoom y muchas puertas cerradas. Ni Estados Unidos y mucho menos China ofrecen información al respecto. Todo lo relacionado con el origen del Covid-19 es materia reservada y secreta. Son dos países que nunca firmaron la convención internacional sobre armas biológicas y que por lo tanto juegan con fuego en algunos de sus laboratorios de máxima seguridad.

Este libro aporta los últimos consejos físicos y psicológicos para evitar el contagio y sus efectos.

He puesto en práctica consejos físicos y psicológicos para sobrellevar la pandemia. En los psicológicos me ha ayudado el prestigioso psicólogo forense Javier Urra, sobre todo a sobrellevar el día después de la cuarentena y comprender las fases por las que tendremos que pasar. El objetivo es aportar lo aprendido en España durante el confinamiento. Aquí pasamos de desechar mascarillas de ropa a usarlas, de creer que el virus se transmitía por el aire a descubrir que lo hacía por gotículas que expulsamos con la tos o el estornudo, de pensar que en los objetos no podían vivir y contagiar a demostrar que sí lo hace.

Además, por primera vez, descubre las cuatro posibles teorías sobre el origen de la pandemia.

O se le escapó a China del laboratorio L4 de máxima seguridad de Wuhan, o lo introdujo Estados Unidos con los Juegos Mundiales Militares accidentalmente (o no), o el propio gobierno chino lo propició para dar el golpe definitivo a su economía y hacerse con el poder mundial, o tuvo un origen natural como suele suceder aproximadamente cada cien años, como si el planeta se protegiera de nuestros efectos devastadores hacia él. Hay otras teorías que publico en el libro.

Apunta a China y a Estados Unidos como posibles beneficiados económicamente de esta crisis…

Cuando la pandemia estalló, China estaba a punto de conseguir vencer económicamente a Estados Unidos como líder mundial. Habían logrado además antes que EEUU poner en el mercado la tecnología 5G, y todo se detuvo por el Covid-19. A la vez, durante el contagio, China quiso divulgar una escena catastrofista de su economía, lo que provocó el derrumbe de las Bolsas mundiales, y que el Gobierno chino consiguiera más poder en el dominio de las grandes corporaciones. Ambos se han beneficiado de la pandemia.

¿Cree que a algún poder supranacional le interesaba esta crisis y el consiguiente reseteo de la economía mundial?

China es la gran beneficiada de esta pandemia. La pandemia solo ha retrasado un hecho imparable por el momento y es que un país comunista con economía capitalista domine económicamente el mundo. Por eso escribo en el libro que la pandemia nos lleva a un nuevo orden mundial.

También es un experimento muy potente de control social, nunca nuestra generación había estado confinada…

De esto Bill Gates sabe mucho, en el libro recuerdo su conferencia premonitoria en 2015 pero también que apenas unas semanas antes de que apareciera el Covid-19, su fundación hizo un simulacro de pandemia en Nueva York, idéntica a la que estamos viviendo, le llamaron “Evento 201”. Y curiosamente es Bill Gates quien tiene la patente de los Tatoos Quantum, miro agujas solubles que se administran sobre la piel y que pueden administrar vacunas a distancia. Todo son casualidades alrededor del Covid-19.

¿Por qué afirma que esta pandemia va a provocar un nuevo orden mundial?

Creo que os contesté en la anterior pregunta, pero os aporto un dato no publicado todavía, Donald Trump ha retirado las ayudas a la OMS porque cree que algún alto cargo se dejó sobornar por China escondiendo al paciente cero y por lo tanto el origen de la pandemia. Ahora mismo agentes de la CIA buscan las pruebas de ese origen en Wuhan.

Por Javier Navascués

10 comentarios

  
hornero (Argentina)
Es lo común. Que el mundo en crisis sea examinado CON CRITERIOS DEL MISMO MUNDO EN CRISIS. Este método ha quedado descalificado por los mismos hechos que se examinan: EL MUNDO DE LA CIENCIA, DE LA POLÍTICA, DE LA INFORMACIÓN no pudo prever la catástrofe que se avecinaba, lo más que se hace son hipótesis aventuradas sobre el origen de la pandemia. Es muy sospechosa la prédica un tanto anónima, sin el respaldo de autoridades mundiales, acerca de un eventual término de la misma; lo que parece más bien un intento de ocultar la realidad de que el orden mundial vigente hasta el momento, se ha desplomado en sus cimientos y continúa cayendo día a día en el resto de su estructura, a causa de no poder dominar el virus ni sus efectos sobre la parálisis total de la humanidad, y el desquicio de sus múltiples relaciones económicas, políticas y demás. Lo que se hunde en el precipicio abierto por el mundo moderno, es la construcción gigantesca de la BABILONIA, la CIUDAD DE LA CONFUSIÓN, donde el “PROGRESO”, fruto del irracionalismo en todas sus variantes filosófico-científicas, nihilistas o emípírico-matemáticas, creyó poder alzarse con su orgullo negador de la realidad objetiva de las cosas, con su obsesiva oposición a la verdad alcanzada por la inteligencia, al bien buscado por la voluntad, a la trascendencia contemplada por la SABIDURIA. Los resultados son una simulación de bienes efímeros, sin raíces ni dimensión ontológica que los vincule al orden eterno de la CREACIÓN. Una ONG INTERNACIONAL DEL CONSUMISMO, en procura de instaurar el llamado NUEVO ORDEN MUNDIAL. Un porquerizo lleno de bellotas, donde sus administradores deambulan sin saber a dónde quieren ir. Porque el único que lo sabe es su PRÍNCIPE DE ESTE MUNDO: se llama MISTERIO DE INIQUIDAD. Pero de esto, los patrocinadores y ejecutores de este aberrante proyecto, NO TIENEN LA MENOR IDEA, sólo barrunto de operarios. El mundo construido por las “primeras potencias” y sus secuaces, CARECE DE VIDA, CARECE DE ALMA, y se cae como un edificio carcomido por lo artificioso de su estructura sin fundamentos. Los cristianos podemos comprender estas cosas, porque desde el Evangelio sabemos que si se construye un castillo de arena, éste será demolido por las olas y por el viento. Ningún edificio que sea el resultado del orgullo que quiere servir al ESPÍRITU DEL MUNDO, en vez de servir a DIOS puede subsistir más de lo que Dios permite, Por esto ha llegado el momento de exclamar BABILONIA DELENDA EST.
Saltemos y cantemos de júbilo, porque el triunfo del INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA EN EL MUNDO está derribando lo que el hombre anticristiano ha construido como DESAFÍO AL REINO DE CRISTO QUE VIENE.


08/05/20 3:38 PM
  
hornero (Argentina)
“SIN SABER A DÓNDE QUIEREN IR”. Tremenda paradoja que hubiera sido el deleite de Chesterton: EL PROGRESO HA SIDO TAN COMPLETO QUE EL MUNDO PUEDE DESTRUIRSE A SÍ MISMO, por el virus o por las armas nucleares. Del primero cabe discutir, de las segundas, no.
Y un mundo capaz de destruirse a sí mismo, está YA DESTRUIDO EN SU INTELIGENCIA Y EN SU VOLUNTAD. Porque ha entrado en la vorágine de la CONFUSIÓN, que la ASTUCIA del demonio ha arrojado sobre él. Si los promotores del NOM han ideado el coronavirus, como sostienen algunas hipótesis, están preparando, entonces, una tiranía, no sobre la humanidad tal como la conocemos hoy, sino sobre un cadáver de humanidad semi aniquilada por la pandemia, la crisis económica, la crisis del petróleo, la hambruna y la desesperación, a lo que debe añadirse el desquicio internacional y la guerra nuclear, conforme lo anticipó HENRY KISSINGER (97) el 3 de abril en su columna del The Wall Street Journal: “La pandemia del coronavirus alterará para siempre el orden mundial”. “El desafío para los líderes es manejar la crisis mientras se construye el futuro. EL FRACASO PODRÍA INCENDIAR EL MUNDO", advirtió.
Pero confiemos en que la Misericordia de Dios moderará su Justicia. El triunfo del INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA evitará una catástrofe universal, y prepara a la humanidad para los "nuevos tiempos" del REINO DE DIOS ENTRE NOSOTROS.
08/05/20 6:19 PM
  
Rafael
No hay paciente cero. La propagación del virus por todo el mundo no responde a ningún criterio epidemiológico. Es una propagación completamente arbitraria, dando saltos continuamente. La propagación por intereses políticos es la única explicación posible, y esta sí encaja con lo conocido.

Lo que hemos aprendido es que se han aplicado medicación contraindicada a personas que tenían fiebre y tos. Véanse las notas de la "Agencia Española del Medicamento". Que súbitamente se ha abandonado la medicina científica de siempre. Que han aplicado medicación contra el Sida, el cáncer, la esclerosis múltiple, el alzheimer, la malaria, etc, a personas que tenían los síntomas tan comunes de fiebre y tos. Y que han aplicado ventilación contraindicada, provocando con ello la mortal tormenta de citoquinas y dañando el sistema circulatorio.
09/05/20 1:08 AM
  
Rafael
Hay que volver a la medicina de siempre, la que cura. Hay que rechazar los nuevos protocolos del gobierno y de ese Simón que ayer dijo que el exceso de muertes se debería a un gran accidente de circulación. Con ese personaje, que se reía mientras anunciaba muertes, no es extraña tanta mortalidad. Se ríen siniestramente de todos. Crearon el caos sanitario con el gobierno incautándose de todo con la declaración del estado de alarma y no distribuyéndolo a los hospitales durante unos días. El caos sanitario ha servido para que los pacientes hayan sido atendidos por estudiantes de último año de medicina, por médicos de otras especialidades, que posiblemente han aplicado los protocolos anticientíficos del gobierno. La continua información sobre casos de compra de material sanitario usando empresas fantasma es un modo de siniestra jactancia del mal hecho.

Casi todos los dirigentes chinos están educados en universidades occidentales, entre ellos el máximo responsable científico de la pandemia. Son chinos occidentales, el mismo poder.

09/05/20 1:14 AM
  
Manu militari
Como se suele decir "que la verdad no te estropee una buena noticia".
Los inumerables papers de investigadores que muestran que el virus no ha sido ni creado ni manipulado genéticamente por el hombre y que tiene un origen natural, se cree que no tiene más de 50 años de existencia, son papel mojado, todos pagados por el NOM y tal.
Claro que ni la mayoría de la población tiene acceso a esa documentacion ni de tenerla la comprenderían, pero de ahí a lanzarse a la especulacion conspiranoica va un trecho muy largo. Pero la pregunta es sencilla, qué vende más un libro de divulgación científica que trate de explicar en lenguaje comprensible, cosa no siempre fácil, y con pruebas, menos fáciles todavía de que se entiendan, que el virus es de origen natural o bien uno que hable de espías, conspiraciones, guerras comerciales, bulos, dimes y diretes rodeados de misterio y secretismo que consigue llegar a la "verdad", tras ardua investigación del autor, para mostrarla a los ciudadanos engañados por los medios manipuladores controlados por el NOM.
Pues eso.
09/05/20 10:23 AM
  
Rafael
Falso dilema: Laboratorio/Natural.

Curiosísimo que Juan Luis Cebrian, viejo capo de Prisa, publicara en El País que podría ser de laboratorio. Como no puede evitar el mal, añadía que daba igual, que ya se vería cuando acabara.

El artículo "científico" yanke que cita todo el mundo como la fuente que establece que no es de laboratorio, en su delirante "argumentación" igualaba lo probable con lo seguro. Como no veía probable que fuera de laboratorio dogmatizaba que seguro era natural. Así funcional el mundo actual, y así pueden hacer matanzas a la vista de todos con medicamentos y ventilación contraindicadas.
09/05/20 5:16 PM
  
Manu militari
Rafael, no hay un "artículo" yankee de delirante "argumentación", lo que hay es un gran número de estudios y análisis de investigadores de varias nacionalidades que dejan claro, para quien los lea y entienda, que el virus ni se ha creado en laboratorio ni ha sido modificado genéticamente por el hombre.
Pero explicarle esto a usted es como intentar debatir la esfericidad de nuestro planeta con un terraplanista.
09/05/20 9:40 PM
  
Ecclesiam
Da la impresión que muchos, al buscar causantes del virus, en el fondo buscan negar la acción de la causa primera: Dios.

Si el virus fue causado por algún laboratorio, entonces el hombre es la causa de la pandemia. Y si es el hombre, entonces no es Dios. Y si no es Dios, entonces no es ningún castigo por nuestros pecados. Y si no es ningún castigo por nuestros pecados, entonces no necesitamos convertirnos. Si, pues, el hombre es causa del virus, entonces no necesitamos convertirnos.

10/05/20 1:12 AM
  
hornero (Argentina)
La discusión acerca del origen del virus, de su intencionalidad o no, lleva a perder de vista sus efectos concretos: golpea al orden internacional vigente en su población productiva, en su economía, con diversas consecuencias que afectan su funcionamiento. Se plantea la cuestión de si el mundo producto de los poderes internacionales actuales, políticos-económicos-militares, peligra derrumbarse o no. Es una cuestión aún más grave que el propio virus. Mi parecer es que en vista de la "cultura de la muerte" que lo domina: anticonceptivos, aborto, homosexualidad, droga, violencia, y armas nucleares, y ante su capacidad de autodestrucción-suicida-total, nada garantiza que no llegue a un final no deseado en sí mismo, consecuencia necesaria de su ceguera, que sólo atina a las cosas materiales de un buen vivir, carentes de vida trascendente. Siempre ha sido un arte el gobernar los imperios en procura de su permanencia en el tiempo. Pero, gobernar la humanidad actual y asegurar su perdurabilidad bajo un orden internacional común, es un desafío que no halla respuesta en los meros recursos humanos,como es de conocimiento empírico cierto y a la vista. Sólo la Providencia de Dios puede asegurar la continuidad temporal de la humanidad. Pero si el mundo no acepta la conducción del Señor de la Historia, Cristo, debe prepararse a sufrir las consecuencias.
10/05/20 3:50 AM
  
Manu militari
Muy acertada la reflexión de Ecclesiam, más de uno de los que en esta web han publicado artículos argumentado que esta pandemia es un castigo divino y por otra parte aplauden los bulos sobre su origen de laboratorio, deberían hacer el mismo ejercicio de pura lógica que ha hecho él o ella.
11/05/20 8:00 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

3.05.20

HM Televisión presentó ayer el tráiler «La Pasión de Santa Juana de Arco»

HM Televisión presentó ayer el tráiler «La Pasión de Santa Juana de Arco», documental producido con ocasión del centenario de la canonización de la Doncella de Orleans, que tuvo lugar el 16 de mayo de 1920, y que será estrenado en la web de la Fundación EUK Mamie el próximo 8 de mayo de 2020. Las versiones en francés e inglés de «La Pasión de Santa Juana de Arco» se publicarán posteriormente.

Para realizarlo, nuestras cámaras han recorrido gran parte de Francia, pasando por los lugares más significativos en la vida de Santa Juana: Domremy, su aldea natal y lugar donde comenzaron sus revelaciones; Vauculeurs, desde donde partió hacia Chinon, para realizar su misión; Orleans, ciudad que ella liberó permitiendo así la coronación del Rey Carlos VII; Compiègne, lugar donde fue capturada; Rouen, donde sufrió el infame proceso y donde fue quemada viva; y el parque temático «Puy du Fou», donde se venera su anillo, la única reliquia que conservamos de ella.

La mayor parte de los hispanoparlantes solo conoce a Santa Juana de Arco por las películas que se han hecho sobre ella, plagadas de graves errores históricos y desconocimiento de su misión. Por eso «La Pasión de Santa Juana de Arco» se convierte en una oportunidad única de conocer a la verdadera Juana, en su complicado contexto histórico, religioso y político.

Pero, ¿qué puede decirnos a nosotros, cristianos del siglo XXI, esta joven santa de finales del Medievo, que comenzó su misión con apenas 17 años, hasta morir en una hoguera tan solo dos años más tarde? Para los ojos demasiado mundanos de muchos, la vida y la muerte de Santa Juana de Arco son un misterio incomprensible, pero ella es para nosotros testigo de la esperanza en la providencia de Dios, que puede suscitar una misión muy particular que haga cambiar el curso de la historia de la noche a la mañana, como fue el caso de Santa Juana. Porque Dios es y seguirá siendo el dueño de la historia.

Hay otro importante argumento para interesarnos por la figura de Santa Juana de Arco. Tras ser traicionada y abandonada por los suyos, Juana pasó casi un año en prisión, encerrada en una celda sin acceso a los sacramentos. En efecto, a ella le fueron negadas no solo la asistencia a la Eucaristía, sino incluso la comunión, y la confesión se convirtió en una prolongación de su inicuo juicio y en un simulacro blasfemo del verdadero sacramento de la reconciliación. Pero Dios es un Dios vivo que sigue comunicándose al alma aun en las situaciones más «desesperadas», y continuó sosteniendo a la Doncella de Orleans hasta completar su misión, incluso sin poder contar ella con el auxilio de los sacramentos.

Como presentador de «La Pasión de Santa Juana de Arco», encontramos a Javier Paredes, catedrático de Historia Contemporánea. Intervienen el documental:

  • Mons. Marc Aillet, obispo de Bayona (Francia);

  • Sor Marie de la Sagesse, autora de «Santa Juana de Arco. Virgen, Reina, Mártir»;

  • Alain Olivier, presidente de asociación de Nuestra Señora de Bermont (Francia);

  • Philippe de Villiers, fundador del parque temático «Puy du Fou»;

  • Margarita Torres, catedrática de Historia Medieval;

  • P. Jacques Olivier, autor de «Prophéties et prédictions de Jeanne d’Arc»;

  • Jorge Fernández, ex ministro del Interior de España;

  • y Jacques Tremolet de Villers, abogado y autor de «Jeanne d’Arc: le procès de Rouen».

Les recomendamos suscribirse al canal YouTube de HM Televisión o bien a la newsletter https://www.eukmamie.org/es/quienes-somos/newsletter para no perder ni una sola de las interesantes publicaciones de HM Televisión. Y en este tiempo de confinamiento a causa del COVID-19, no olviden que Radio HM les ofrece no solo la radio en vivo, sino también un amplio abanico de Podcast HM que le ofrecerán formación, reflexión y una ayuda espiritual importante para estos momentos.

Una joven y valiente mujer, con una misión única, que nos recuerda que lo más importante es que Jesucristo sea el Rey de nuestra patria, del mundo entero, de nuestro corazón. Aprendamos de Santa Juana a comprometer nuestra vida por amor a Jesús, «en medio de las realidades más dramáticas de la Iglesia y del mundo de su tiempo» (Benedicto XVI. 26 de enero de 2011). Y digamos, como ella: «No tengo miedo. Nací para esto».

3 comentarios

  
c
Desde Francia: Magnífico anuncio que nos anima en estos tiempos algo difíciles y complicados, y suena muy hermosa la voz castellana de Jeanne.
04/05/20 10:34 AM
  
Carlos Quintana Camiruaga
De todas maneras hay que ver el documental. En Santa Juana de Arco Dios se manifestó de modo tangible, evidente y de forma sorprendente, con una persona totalmente ajena a los poderes de este mundo; como muy bien relata Sor Marie de la Sagesse, en su maravilloso libro Santa Juana de Arco. Virgen, Reina, Mártir.
04/05/20 1:54 PM
  
Alguien
Una pregunta para usted. ¿Son pecaminosos per se para los niños unos dibujos animados en que en un capítulo son perseguidoa por malos que les lanzan cacas o en otro hacen una broma con una flatulencia? Gracias.
05/05/20 4:25 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.