Fuerte denuncia del Nuncio en Argentina: “El Papa es abandonado también por sacerdotes y obispos”

*

Presentamos el texto de una homilía del Nuncio Apostólico en Argentina, Mons. Adriano Bernardini, publicada originalmente por la agencia AICA, y pronunciada con ocasión de la apertura de la asamblea de las Obras Misioneras Pontificias en la fiesta de la Cátedra de San Pedro. En la misma, el Arzobispo Bernardini se refirió a los ataques contra el Vicario de Cristo por su fidelidad a la Verdad y al abandono que sufre no sólo por parte de sus enemigos sino incluso de los ministros de la Iglesia.

***

Es con verdadero placer que una vez más me encuentro en esta Sede de las Pontificias Obras Misioneras, para reunirme con todos ustedes tan empeñados en este apostolado. A todos auguro un nuevo año de trabajo en el espíritu de la Liturgia de hoy, festividad de la Cátedra de San Pedro, y sobre todo en el trozo del Evangelio que acabamos de leer.


“Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella” (Mt. 16,18)


Este texto de Mateo contiene dos elementos muy importantes:


-El primado de pedro y el de sus Sucesores en la Iglesia, que Cristo ha fundado, y por lo tanto del Santo Padre;


-La asistencia de Jesús a su Iglesia contra las fuerzas del mal.


Damos por descontado el primer punto, fundamental para la Iglesia, porque sin este primado de Pedro y la comunión con el mismo, no existe la Iglesia Católica. Permítanme, en cambio, algunas reflexiones sobre el segundo punto: las fuerzas del Mal, que Mateo llama “el poder de la Muerte”.


Asistimos hoy a un ensañamiento muy especial contra la Iglesia Católica en general y el Santo Padre en particular. ¿Por qué todo esto? ¿Cuál es el motivo principal? Lo podemos enunciar en pocas palabras: ¡Es la Verdad que nos da el Mensaje de Cristo!


Cuando esta Verdad no se opone a las fuerzas del mal todo va bien. En cambio, cuanto presenta la mínima oposición, surge una lucha que se hace calumnia, odio e incluso persecución contra la Iglesia y más específicamente contra la persona del Santo Padre.


Veamos algún punto de la historia, que es “la maestra de la verdad”.


Los años inmediatamente subsiguientes al Vaticano II transcurren en una euforia general para la Iglesia y en consecuencia para el Papa. Pero es suficiente la publicación de la Humanae Vitae, con la que el Santo Padre confirma la doctrina tradicional, en base a la cual el acto conyugal y el aspecto procreativo no pueden ser lícitamente separados, que estallan las críticas mas feroces contra Pablo VI, que hasta aquel momento había agradado al mundo. Sus simpatías por Jacque Maritain y por el humanismo integral habían abierto las esperanzas de los ambientes modernistas internos a la Iglesia y al progresismo político y mundano.


Lo mismo se repite más veces en el largo pontificado de Juan Pablo II. Cuando es elegido, las élites culturales occidentales están fascinadas por la lectura marxista de la realidad. Juan Pablo II no se adapta a este embarazoso conformismo cultural y traba con el comunismo un duelo muy duro, que lo lleva sin más a ser un blanco físico de un oscuro proyecto homicida.


Lo mismo le sucederá siempre a Juan Pablo II con respecto a la Bioética, sobre todo con la publicación de la Evangelium Vitae del 1995, un compendio sólido y sin detracciones sobre las principales cuestiones de la vida y de la muerte.


Y ahora, siempre por el amor a la “Verdad verdadera y Evangélica”, el blanco se ha vuelto sobre Benedicto XVI. Ya marcado con desprecio en los años precedentes como “guardián de la fe”, apenas elegido, acogido de inmediato por los comentaristas de todo el mundo con una mezcla de sentimientos, que iban de la rabia al miedo, al verdadero y propio temor.


Ahora, una cosa es cierta: El Papa Benedicto imprimió a su pontificado el sello de continuidad con la tradición milenaria de la Iglesia y sobre todo de purificación. Sí, porque a la inseguridad de la fe siempre le sigue la ofuscación de la moral.


En realidad, si queremos ser sinceros, debemos reconocer que año tras año ha aumentado, entre teólogos y religiosos, hermanas y obispos, el grupo de cuantos están convencidos que la pertenencia a la Iglesia no comporta el conocimiento y la adhesión a una doctrina objetiva.


Se ha afirmado un catolicismo “á la carte”, en el cual cada uno elige la porción que prefiere y rechaza el plato que considera indigesto. En la práctica un catolicismo dominado por la confusión de los roles, con sacerdotes que no se aplican con empeño a la celebración de la Misa y a las confesiones de los penitentes, prefiriendo hacer otra cosa. Y con laicos y mujeres que buscan sustraer un poco por vez, el lugar al sacerdote para ganarse un cuarto de hora de celebridad parroquial, leyendo la oración de los fieles o distribuyendo la comunión.


He aquí que el Papa Benedicto, precisamente por su fidelidad a la “Verdad” hace una cosa que escapó a la atención de muchos comentaristas: trae de nuevo, integralmente, el credo en la fórmula del concilio de Constantinopla, es decir en la versión normalmente contenida en la Misa. El mensaje es claro: recomenzamos de la doctrina, de los contenidos fundamentales de nuestra fe. “Sí, porque -escribe el teólogo y Pontífice Ratzinger- el primer anuncio misionero de la Iglesia hoy es puesto en peligro por teorías de tipo relativista, que entienden justificar el pluralismo religioso, no solo de facto, sino también de jure”.


La consecuencia de este relativismo, explica el futuro Benedicto XVI, es que se consideren superadas una serie de verdades, como por ejemplo: el carácter definitivo y completo de la revelación de Cristo; la naturaleza de la fe teologal cristiana con respecto a la creencia en las otras religiones; la unicidad y la universalidad salvífica en el misterio de Cristo; la mediación salvífica universal de la Iglesia; la subsistencia en la Iglesia Católica de la única Iglesia de Cristo.


He aquí, por lo tanto, la Verdad como causa principal de esta aversión y diría casi persecución al Santo Padre. Una aversión que tiene como consecuencia práctica su sentirse solo, un poco abandonado.


¿Abandonado de quién? ¡He aquí la gran contradicción! Abandonado por los opositores a la Verdad, pero sobre todo de ciertos sacerdotes y religiosos, no sólo Obispos, pero no de los fieles.


Así el clero está atravesando una cierta crisis, en el episcopado prevalece un bajo perfil, no obstante los fieles de Cristo están aún con todo su entusiasmo. Obstinadamente continúan rezando y van a Misa, a frecuentar los sacramentos y a rezar el rosario. Y sobre todo esperan en el Papa. Hay un sorprendente punto de solidez entre el Papa Benedicto y el Pueblo, entre el hombre vestido de blanco y las almas de millones de cristianos. Ellos entienden y aman al Papa. ¡Esto porque su fe es simple!. Por otra parte es la simplicidad la puerta de ingreso a la Verdad.


Durante esta Celebración Eucarística pidamos al buen Dios y a la Virgen poder formar parte, también nosotros de este tipo de cristianos.


Mons. Adriano Bernardini, Nuncio Apostólico


***

Fuente: Agencia Informativa Católica Argentina

***

43 comentarios

  
Ricardo de Argentina
¡Muy bien dicho, Monseñor!
Es absolutamente cierto y comprobable lo que afirma el Nuncio. Un solo ejemplo entre muchísimos : un joven intentó recibir la comunión de rodillas y el nuevo párroco lo obligó a levantarse para recibirla. Los padres indignados pidieron hablar con él y le mostraron la Instrucción pontificia donde se explicita el derecho de los fieles a comulgar de rodillas, a lo que el párroco lo más fresco espetó : "Roma está lejos, en mi parroquia mando yo"
ACTO II : El arzobispo se enteró del caso por boca de la dicha familia, pero no hizo nada, salvo prometer una "amonestación" al sacerdote. Nunca nadie más intentó comulgar de rodillas en esa parroquia.
25/02/11 1:04 AM
  
Mariano (Argentina)
La situación que describe el nuncio de Su Santidad en la Argentina es absolutamente real. Los obispos, y gran parte del clero, han abandonado al Papa completamente. Actúan, parafraseando a Grocio, etsi Papa non daretur, como si el Papa no existiese. Cualquier atisbo de acercamiento a él, es tachado inmediatamente por demasiado "romanista".
Felicitaciones al nuncio por esta homilía. Hacía años que la esperábamos.
25/02/11 1:20 AM
  
Nicolas de argentina
Muchas Gracias al Nuncio Mons. Bernardini, los laicos de Argentina llevamos años esperando palabras asi, de verdad que denuncien y anuncien lo que esta pasando en la Iglesia de Argentina.
Ojala estas palabras no solo se queden en aquellos que estuvieron ahi presentes sino que llegue a todos en el pais de manera especial a nuestros pastores.
Y estoy totalmente de acuerdo con Ricardo, somo testigos de la davastacion y de la falta de amor al Papa, por lo tanto la falta de amor hacia la Iglesia.
25/02/11 4:12 AM
  
ricardo
Espero una recomendación similar de la Conferencia Episcopal española.
ricardo de Barcelona
25/02/11 8:30 AM
  
Raúl
"La subsistencia en la Iglesia Católica de la única Iglesia de Cristo"... Querido Monseñor, la Iglesia Católica ES la Iglesia de Cristo, la única Iglesia fundada por Cristo. Credo IN UNAM, SANCTAM, CATHOLICAM, ET APOSTOLICAM ECCLESIAM.
Esos pinitos del subsiste y otras lindezas han traído esta desgracias.
25/02/11 10:02 AM
  
antonio grande
¿ Que en Argentina El Papa pinta poco entre los cristianos, curas y Obispos ?: ¿ Quién es tan ignorante que se atreve a decirlo ?. En Argentina se le obedece muchísimo al Papa. Hombre, despistados los hay en todos lados. Pero sólo eso.
25/02/11 11:06 AM
  
pacomio
GRACIAS POR PUBLICAR TAN TREMENDA NOTICIA LLENA DE DOLOROSA REALIDAD.
EN ARGENTINA LA AGENCIA INFORMATIVA CATÓLICA(A.I.C.A)PUBLICÓ LA NOTICIA DE MODO CONFUSO Y DISTORCIONADO.
LA SITUACIÓN DE NUESTRO PAÍS ES GRAVE. RUEGUEN POR ARGENTINA. POR LA IGLESIA EN ARGENTIA.
25/02/11 11:07 AM
  
Maricruz Tasies
Pues si, estábamos enterados, pero más que es agradable y oportuno que alguien hable por nosotros.

25/02/11 11:17 AM
  
Agapito, sacerdote
Ciertamente es una homilía valiente y muy profética. Estoy muy de acuerdo con todo. Sólo un matiz. La Iglesia no existe porque haya Papa. La Iglesia existe por Jesucristo. El pasaje de San Mateo referido, San Agustín y Santo Tomás indican que hay un juego de palabras por el que el Señor le recuerda a Pedro (cuyo nombre significa piedra) que la Piedra verdadera sobre la que se asienta la Iglesia es Jesucristo y en la medida en que Pedro permanece fiel al Señor, en esa medida es signo e instrumento de la pertenencia a Cristo. Y una cosa es verdad: Pedro no puede ser piedra si no siente con la Iglesia, por eso el Pueblo fiel se siente fortalecido por Pedro cuando éste les lleva a Jesucristo, más allá de ideologías y modas.
25/02/11 11:54 AM
  
Simpson
Tiene mucha enjundia esta homilía. Tiene gracia lo de los laicos "queriendo robar unos minutos de gloria" en las lecturas y distribución de la comunión.

Muchas veces he pensado lo mismo al ver revolotear por el presbiterio a ministros y ministras con actitud teatral. Luego, esos mismos al terminar la misa parlotean en voz alta no respetando a los que se quedan a dar gracias en silencio. Y pasan y cruzan por delante del sagrario sin un gesto de adoración, como si allí hubiera un florero.

Y he pensado si no será eso: que no les guía tanto el afán de servir a la comunidad como tener unos minutos del protagonismo que no tienen en su casa o en el trabajo.
25/02/11 1:09 PM
  
Daniel Sudaca
Arriba Benedicto ! aunque se escandalice cierto clero.
25/02/11 1:13 PM
  
Amaña
No solo han abandonado al Papa, han abandonado a Dios.
25/02/11 1:19 PM
  
Liliana
Es verdad Monseñor lo que dice, la comunidad o familia eclesial esta separada o divorciada entre si, perdiendo el sentido de su misión, al servicio lo convierten en un lugar de autoritarismo personal, o una desautoridad, lo que hace perder la Fe Sobrenatural, por una propia fe e individual que no alcanza para ser coherente y obediente a la Iglesia de Cristo fundada en la comunidad de apóstoles en la que se es complemento de una integridad mediante el Espíritu Santo y de una sola autoridad Jesucristo.
¿Quién se hace cargo de esta denuncia? ¿Quienes harán la corrección fraterna?
En nombre de la Santísima Trinidad pido la conversión de los corazones duros.
25/02/11 3:15 PM
  
Pedro L.
Magistral.
25/02/11 3:58 PM
  
Pilar
Liliana:
En nombre de la Santísima Trinidad pido la conversión de los corazones duros.
_________

Y yo pido al Papa que les ayude a reblandecerse con una cura de humildad, vease, un despido. Ni comen ni dejan comer, conque fuera!
25/02/11 4:50 PM
  
Amaña
Alejandro:

La Virgen en Garabandal: los sacerdotes, obispos y cardenales van muchos por el camino de La perdición y con ellos llevan a muchas almas.

---------

EP: Tengo entendido que la supuesta aparición de Garabandal no fue aprobada por el Obispo y además no se cumplieron las profecías que según la vidente habría dicho la Virgen.
25/02/11 4:56 PM
  
Antonio Lara
Como laico argentino aplaudo a Mons. Bernardini. El es el Nuncio pontificio en Argentina, de manera que cuando habla es evidente que tiene en mente la realidad el episcopado desastroso que tenemos, empezando por Bergoglio, que ha dinamitado la Fe y cualquier vestigio de Tradición de Buenos Aires.
25/02/11 4:58 PM
  
Tony de New York
Con el nuevo nombramiento del arzobispo de Buenos Aires se verá si la santa sede tomó cartas en el asunto.
25/02/11 6:33 PM
  
Norverto
Pero sera que este Nuncio no sabe que uno de los episcopados mas Papistas es el de Argentina? Oiga amigo, que al contrario, que muchos obispos saturan... de tanto cirar el Papa... ...y como dijo el Papa... hay veces que pareciera, que muchos obispos perdieron razon y voluntad... porque ya no son ellos, sino el Papa que habita en ellos...
25/02/11 7:25 PM
  
Gregory
Coincido con el Nuncio en buena parte de lo que ha dicho somos servidores de la verdad que libera Jesucristo el Señor no tengo la menor duda de que el papa la sirve, ahora nosotros debemos preguntarnos que actitud tenemos somos acomodados con los gustos personales o del mundo o si somos por el contrario fieles al Señor y a su Iglesia. Es una pregunta necesaria pidamos al Señor nos de la luz y la fortaleza para seguir adelante siempre somo sal y luz de la tierra.
25/02/11 9:18 PM
  
maria-argentina
Se equivocan Norverto y Antonio Grande, no saben lo que dicen!(?)Magistral la homilia de Monseñor Bernardini, MAGISTRAL!!!!!!!!!!!!!..Bendiciones!!
25/02/11 10:12 PM
  
Hermenegildo
Ya sabe este nuncio lo que tiene que hacer, que está en su mano: renovar el Episcopado argentino. Carecería de sentido que Monseñor Bernardini hiciera este tipo de declaraciones a la par que en Argentina se siguiese promoviendo al episcopado a clérigos desafectos al Papa.
26/02/11 12:33 AM
  
Beatriz
"Pero sera que este Nuncio no sabe que uno de los episcopados mas Papistas es el de Argentina? Oiga amigo, que al contrario, que muchos obispos saturan... de tanto cirar el Papa..."

Si eso es verdad ¿por qué les impiden comulgar de rodillas? si todos sabemos que el Papa da la comunión de rodillas....

Se puede hablar mucho del Papa y hacer lo contrario a lo que él pide.
26/02/11 4:07 AM
  
Martin Ellingham
Agradezco a Norverto por su comentario. Su candidez me ha arrancado una carcajada.

Norverto, "el papel soporta cualquier cosa" y "a las palabras se las lleva el viento"; el problema es que doña realidad, es una mujer porfiada, y sus hijos, los hechos, son más tercos que su madre...

Saludos.
26/02/11 10:29 AM
  
Ricardo de Argentina
María, no te molestes en replicarles a esos dos, que se nota que no saben de qué hablan y sólo buscan chicanear.
26/02/11 1:07 PM
  
Hesse
Si alguien desea felicitar al Nuncio, puede hacerlo aquí
Nuncio: Mons.Adriano Bernardini
Secretario de la nunciatura: Pbro. Alberto Perlasca
Dirección: Av. Alvear 1605, 1014 Buenos Aires
Teléfono: (011) 4813-9697 / 9698 / 0691, fax: (011) 4815-4097
Correo electrónico: [email protected]
26/02/11 1:25 PM
  
Ricardo de Argentina
Me han comentado que se anda diciendo en España que el problema a que alude Mons. Bernardini en la Iglesia argentina tiene que ver con el sector de Radio Cristiandad y gente afín. Pues me veo obligado a aclarar que no es así, ya que ese sector no tiene influencia eclesial alguna. El verdadero cáncer en Argentina es la soberbia progresista, sector que cuenta con la mayoría de los obispos y tiene hegemonía en la Conferencia Episcopal.
26/02/11 1:58 PM
  
Fermín Rastrilla Gómez
Siempre subyace lo mismo detrás de todo, La soberbia.La obediencia es la humildad, he aquí la clave. ..."considerando a los otros como superiores a tí,..."
26/02/11 6:54 PM
  
Mariano (Argentina)
Sería bueno, como dice algún comentarista por allí, que el Nuncio empezara por no nombrar o proponer obispos desafectos al Papa. Pues que empiece pronto, porque el sábado pasado nombró a otro de ese estilo: Mons. D'annibale, cuyo mérito pastoral más inmediato fue haber sido vicario general por 10 años de una diócesis en la que este año tuvieron que cerrar el seminario por falto de vocaciones.
26/02/11 7:11 PM
  
fabian
TODO MUY LINDO PERO EN ARGENTINA LOS OBISPOS SON CADA VEZ PEOR, POR LO TANTO MENOS DISCURSOS Y MAS ACCIÓN MONS. BERNARDINI, LOS NOMBRES PASAN POR SUS MANOS Y USTED EN CONNIVENCIA CON BERGOGLIO HACEN NOMBRAR A LOS QUE DENUNCIA DE PROGRESISTAS Y MODERNISTAS DE OBISPOS.
DIOS SALVE A LA REPÚBLICA ARGENTINA Y LA LIBRE DE LAS MANOS DE ESTE NUNCIO QUE SE TENDRÍA QUE VOLVER A ROMA URGENTE!!!!
27/02/11 12:01 AM
  
Rosario de Argentina
Gracias Monseñor Bernardini. Nada más cierto que lo que Ud. expresa. Los laicos argentinos amamos y seguimos al Papa más que algunos sacerdotes y obispos a quiénes he escuchado predicar por televisión ideas contrarias a nuestra fe.Gracias por hacerlo saber.
27/02/11 12:29 AM
  
María Jesús
No sé cómo serán los otros episcopados del mundo, pero decir que el de Argentina es papista, es no tener la menor idea de lo que sucede en la Iglesia argentina Un gran lástima. Esperemos que todo cambie para mejor.
27/02/11 12:38 AM
  
Ricardo de Argentina
Hermenegildo, dentro de las últimas designaciones episcopales ha habido muy buenos sacerdotes.

No sé, pero me parece que Mons. Bernardini está un pelín harto. Hace poco tiempo el obispo de Venado Tuerto autorizó al ex obispo Maccarrone, (destituido por el mismo Bernardini a causa de su vicio nefando y que está bajo reclusíón monástica fozosa), a dar la confirmación en su nombre en un pueblito de su jurisdicción, lo cual generó una enérgica protesta de sus pobladores.

27/02/11 2:12 AM
  
Menka
Es inaudito que un nuncio hable así. Por algo será.
Los comentarios de las personas de Argentina son muy elocuentes.
27/02/11 7:43 PM
  
Martin de Argentina
Me alegro mucho por los dichos del Nuncio.

Les cuento algunas cosas más de Mons. Bernardini:

El año pasado fue la ordenación episcopal del ahora Mons. Marcelo Cuenca en la ciudad de Córdoba (Argentina). Allí estuvo Mons. Bernardini. En un momento de la celebración comienza a darle una serie de consejos al P. Cuenca. Entre ellos, que tenga una activa pastoral vocacional. Y a continuación, en tono tajante, le dice:

"..porque una Iglesia que no tiene vocaciones, es una Iglesia que va para atrás, o al menos, no va para adelante".

Tengan presente que al lado del Nuncio estaba el arzobispo de Córdoba, Mons. Ñañez, con una cara nada feliz. Córdoba, de 2 millones de habitantes, tiene ahora menos de 10 seminaristas, cuando supo tener más de 100 en otras épocas ...

Así es que el Nuncio, dijo lo que tenía que decir, sin andarse con vueltas.

Saludos, Martín.
27/02/11 8:48 PM
  
Tobruk
Son muy verdaderos los comentarios de Fabián y Mariano: con discursos, Sr. Nuncio, no hacemos nada, si sigue colaborando en el nombramiento de obispos lamentables... ¿A qué juega?
28/02/11 6:38 PM
  
alejandro taberniti
Homilía valiente. Llena de verdad. El pueblo de Dios que peregrina en Argentina en su mayoría es fiel y ama al Pontificado de SS Benedicto XVI. Si hay alguno que pone reparo lo aprendió segurísimo de algún cura díscolo. También digo, espero que los próximos nombramientos sean más de puño benedictino.
01/03/11 4:18 AM
  
Sergio Argentino
Estimado Mons.Adriano Bernardini: por medio de la presente deseo felicitarlo por sus palabras en la homilía pronunciada con ocasión de la apertura de la asamblea de las Obras Misioneras Pontificias en la fiesta de la Cátedra de San Pedro. Creo que sus dichos merecen felicitaciones de parte del laicado que se siente identificado por la valentía de denunciar el abandono que sufre nuestro apreciado Papa Benedicto XVI por parte de obispos, sacerdotes y religiosas. Es por ello que insto a usted Monseñor a denunciar quiénes son los artífices de este abandono sistemático que está dejando, en el caso de nuestra Iglesia argentina, una sensación nefasta de sesgo ideológico de tiente progresista dentro del clero, por lo cual urge emprender medidas cautelares al respecto. Siento mucho dolor cada vez que escucho a algún sacerdote u obispo expresar sus "verdades" con cierta arrogancia porque se independizan de las enseñanzas vaticanas. Cito el ejemplo de sacerdote Vicente Reale de Mendoza, quién se expresó libremente a favor del "matrimonio" homosexual y criticó duramente al Padre de Malargue Gómez, siendo tal hecho elogiado por el Obispo mendocina Taussig.
01/03/11 5:57 AM
  
Héctor de Argentina
Excelente anlisis, exclente comentario, lleno de verdad.
Una crítica valiente e inspirada para frenar el avance del modernismo estúpido de muchos sacerdotes que parecen pastores protestantes mas que sacerdotes católicos.
Y un llamado de atención a los clerigos cobardes que para evitar críticas prefieren seguir la corriente del mundo, un mundo actual por otro lado cada vez más podrido.
Felicitaciones Monseñor, Ud. si tiene lo que hay que tener para defender a Cristo y su Iglesia.
01/03/11 9:30 PM
  
Silvia G.. Levrero de von Sanden
Fue con sorpresa y alegría que leí esta noticia. Gracias Sr. Nuncio. Soy uruguaya y vivo en Montevideo, donde por desgracia, la Liturgia es caótica, desde simplemente descuidada, desprolija, o tergiversada, hasta decididamente inventada. Muchas veces me he preguntado si nuestra conferencia episcopal permite esos abusos por negligencia, por cobardía o por connivencia, Pues cuando he hablado con el Sr. Arzobispo o con algún otro miembro de la C.E.U. se me ha respondido con evasivas o se ha rápidamente cambiado de tema. Si leemos el quincenario de la Arquidiócesis de Montevideo, podríamos pensar que todo está bien, pero vamos a Misa y a veces tenemos que asegurarnos de no haber entrado, por error, en algún templo de alguna secta desconocida, pues del Canon de la Misa, con suerte, sólo quedan las palabras rituales de la Consagración.
Su Santidad robustece cada día más mi fe en la asistencia del Espíritu Santo y su rol de Paráclito. Gracias, Señor, por habernos mandado a Benedicto XVI con su mansedumbre y su firmeza, su humildad y su inteligencia para ser el Vicario de Tu hijo en la tierra.
07/03/11 2:31 AM
  
maripaz

Hay que pedir mucho y confiar en ma oracion fe
08/03/11 2:16 PM
  
Ale

Totalmente de acuerdo con mons. Bernardini. Pero espero esto no quede solo en palabras, porque usted puede llevar la infoemacion a Roma de todo lo que esta ocurriendo en Argentina y hacer algo. Hasta usted lo engañaron en la Iglesia de San Jose de Flores, donde le presentaron una imagen de Juan Pabloll que era del pobre San Pio X a quien le cambiaron la cabeza. Aca pienso que hay que ser muy firme. Engañan a cualquiera. Es desastroza la cupula de la iglesia en Argentina, comenzando por Bergoglio y su modernismo y autoritarismo, y su continua reunion para rezar con los judios, que ni siquiera todavia creen que Jesus es el Mesias.Fomenta la comunion en la mano, es contrario a las Misas Tridentinas, no deja en Corpus Crhisti recorrer el barrio con el Santisimo, sino que hay que ir a la Catedral, donde oficia el; los sacerdotes no van por las calles vestidos como tales. Gracias a Dios a fin de año debe renunciar, por la edad, y espero que el Espiritu Santo nos mande a alguien mas conservador
09/07/11 2:21 AM
  
Oscar
Desde la Iglesia Católica de Chile orando por uds. hermanos en la fe. No permitamos que la reveldía de algunos afecté la Verdad apóstolica. En Chile la realidad no es muy distinta, y creo que todo el problema lo genero el Concilio Vaticano II... Un abrazo fraterno.
24/10/11 6:31 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.