El Rey da la bienvenida a España a Benedicto XVI

Juan Carlos I: «No podemos defraudar a los jóvenes en su legítimo anhelo de hacer realidad sus sueños»

«Santidad, os doy de corazón la más afectuosa bienvenida a España, que Os acoge con gran alegría». Con esas palabras ha dado comienzo Juan Carlos I, Rey de España, su discurso de bienvenida a Benedicto XVI. El Rey ha asegurado ante el Papa que «no podemos defraudar a los jóvenes en su legítimo anhelo de hacer realidad sus sueños». El monarca ha afirmado que los peregrinos de la JMJ encontrarán en España «una nación democrática, antigua y diversa, amante de la paz, la libertad y la justicia» y ha destacado la aportación del cristianismo a la personalidad histórica de la nación española.

(Luis Fernando Pérez/infoCatólica) Juan Carlos I le ha dicho al Papa que los españoles “nos sentimos muy honrados de que hoy iniciéis la tercera Visita a España en los seis primeros años de Vuestro Pontificado. Lo interpretamos como una especial distinción a nuestro país, que apreciamos y agradecemos en muy alta medida”

El Rey de España ha asegurado al Benedicto XVI que “cientos de miles de chicos y de chicas, venidos del resto de las tierras españolas y del mundo entero, Os esperan con entusiasmo para celebrar la Vigésimo Sexta Jornada Mundial de la Juventud, y acercarse a la hondura de Vuestro pensamiento”.

Recuerdo para el Beato Juan Pablo II, Papa

Don Juan Carlos ha dedicado “un emocionado recuerdo a la gran figura inspiradora de esta iniciativa, Su Santidad el Papa Juan Pablo II, que también realizó su tercer Viaje a España para presidir en 1989 la memorable Cuarta Jornada Mundial de la Juventud en Santiago de Compostela”.

El monarca ha afirmado que los participantes en la JMJ encontrarán en España “un país abierto al mundo por historia, lengua y cultura; una gran Nación democrática, antigua y diversa, amante de la paz, la libertad y la justicia” y ha recordado que “la aportación artística, cultural y religiosa del Cristianismo resulta clave para entender la personalidad histórica de España”.

Vocación europea, iberoamericana y mediterránea

El Rey ha explicado al Papa que “esta España comprometida con Europa, de profunda vocación iberoamericana y mediterránea, es al mismo tiempo una Nación con una juventud solidaria como bien lo refleja su participación, entre otros ámbitos, en la Cooperación al Desarrollo o en las operaciones internacionales de mantenimiento de la paz”.

Juan Carlos I ha advertido que “al iniciarse esta Jornada Mundial no podemos dejar de recordar muy especialmente a tantos niños y jóvenes víctimas de la violencia, que están hoy particularmente presentes en nuestros corazones”.

No podemos defraudar a los jóvenes

El Jefe del Estado español ha afirmado que “no podemos defraudar a los jóvenes en su legítimo anhelo de hacer realidad sus sueños. Sus aspiraciones y problemas deben ser nuestras primeras prioridades. En ello nos va su propio porvenir que es también el de toda la sociedad”.

En ese sentido, el monarca de los españoles ha manifestado su confianza “en Vuestro aliento, Santo Padre, no solo para animar a los jóvenes de España y del mundo entero a seguir creciendo en valores, sino para sensibilizar a nuestras sociedades sobre la necesidad de respaldarles en sus proyectos e ilusiones”.

Su Majestad Juan Carlos I ha concluido su mensaje deseando a Su Santidad “una muy feliz y fructífera estancia entre nosotros, esta vez en la histórica y bella ciudad de Madrid y en la dinámica Comunidad Autónoma de Madrid”.

 

 

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

Esta noticia no admite comentarios.