Los actores católicos Mark Wahlberg y Mel Gibson protagonizan película basada en la vida del padre Stuart Long
padre Stuart Long

De agnóstico alborotador a sacerdote

Los actores católicos Mark Wahlberg y Mel Gibson protagonizan película basada en la vida del padre Stuart Long

El padre Stu, fue incansable en su servicio y el Señor le dio muchos dones hermosos de consejo y de proveer los sacramentos. No tenía miedo a pesar de estar limitado por su enfermedad.

(NCRegister/InfoCatólica) El padre Stuart Long, quien fue sacerdote de la Diócesis de Helena, será el personaje principal de una película protagonizada por Mark Wahlberg como el sacerdote y Mel Gibson como el padre del sacerdote. La película se encuentra actualmente en producción y la fecha de estreno aún no se ha anunciado.

El padre Stu, como se le conocía cariñosamente, siguió carreras en el boxeo, la actuación, la enseñanza y la gestión de museos antes de discernir el sacerdocio.

«Fue intenso en su vida mundana y fue intenso en su sacerdocio», dijo Dan Bartleson, director de servicios de comunicación de la Diócesis de Helena. «Su ministerio sacerdotal en la diócesis aquí fue transformador».

Wahlberg originalmente comenzó a trabajar en la película en 2016, dos años después de que el padre Stu muriera a la edad de 50. La película se suspendió durante un par de años hasta que Wahlberg pudo contratar a Rosalind Ross como guionista. Si bien no se han compartido los detalles exactos del guión, los realizadores aseguraron a la diócesis y a Bill Long, padre del padre Stu, que la película «honrará» al difunto sacerdote.

«Está basada en una historia real», dijo el padre Bart Tolleson, sacerdote de la Diócesis de Helena y amigo del padre Stu desde hace mucho tiempo. «Ciertamente se tomará libertades con la historia, pero despertará interés en su vida, y eso por sí solo es algo bueno. Es una gran historia».

El padre Stu asistió a Carroll College, una universidad católica, pero no era católico en ese momento. Recuerda que se le pidió que asistiera a misa como parte de la preparación de un partido de fútbol, ​​según una entrevista con The Montana Catholic en 2010. En la misma entrevista, compartió que a menudo discutía con los maestros, interrumpía la clase y hacía preguntas ignorantes que no se relacionan con el contenido.

«Su conversión es fenomenal, de ser un agnóstico alborotador a tener un encuentro místico con Dios», dijo el padre Tolleson. «Entonces, decidió convertirse en sacerdote».

El padre Stu, un ávido atleta, jugó al fútbol para Carroll College y más tarde se dedicó al boxeo, ganando el campeonato Montana Golden Gloves en 1985. Enfrentado a una cirugía reconstructiva de la mandíbula después de una pelea, el padre Stu dejó el boxeo y se mudó a Los Ángeles para dedicarse a la actuación como carrera profesional. Aunque tuvo cierto éxito con los comerciales y trabajó como extra en las películas, no era la carrera que imaginaba.

Mientras actuaba, trabajaba en un club nocturno que era un club de comedia y un bar. Terminado con la actuación, cambió la vida nocturna para trabajar para el Museo Norton Simon en Pasadena, California, donde finalmente se convirtió en el gerente durante siete años. Conducía su motocicleta, un artefacto de sus días como actor, hacia y desde el museo.

«Un día, volvía a casa después del trabajo, me atropelló un automóvil y me estrellé contra un automóvil en el carril de al lado con la cabeza», compartió el padre Stu en la entrevista de 2010. «Los testigos les dijeron a los alguaciles y a los reporteros que estaba rodando por la carretera y otro automóvil pasó por encima de mí. Y aquí estoy yo».

El accidente resultó fundamental en la conversión del padre Stu, lo que lo llevó a tener lo que él llamó una «experiencia religiosa» mientras estaba en el hospital. Al regresar a casa y discutir el matrimonio con su novia de entonces, ingresó a RICA. El día que se bautizó, supo que se convertiría en sacerdote, compartió en la entrevista de 2010.

Él discernió ingresar a una orden religiosa en Nueva York, pero finalmente decidió convertirse en un sacerdote diosesano para la Diócesis de Helena. En 2003, ingresó al Seminario Mount Angel en Oregon.

Durante el seminario, el padre Stu se sometió a una cirugía de cadera en la que se descubrió un tumor del tamaño de un puño. Le diagnosticaron miositis por cuerpos de inclusión, una afección inflamatoria de los músculos para la que no existe cura. Su cuerpo ya se estaba deteriorando cuando fue ordenado sacerdote en diciembre de 2007.

«Esa cruz de su enfermedad fue la forma más poderosa de servir a la gente», dijo el padre Tolleson. «Fue incansable en su servicio y el Señor le dio muchos dones hermosos de consejo y de proveer los sacramentos. No tenía miedo a pesar de estar limitado».

Se desconoce hasta qué punto la película de Wahlberg cubrirá el sacerdocio del padre Stu, pero será un «trampolín para saber quién fue el padre Stuart Long», dijo el padre Tolleson.

«Si Hollywood quiere contar parte de la historia del padre Stu, creemos que es positivo», dijo Bartleson. «Si eso crea algo de energía en su vida, entonces lo veríamos como una bendición, como parte de algo que ya está sucediendo aquí».

La película, titulada Stu en algunos informes y Padre Stu en otros, está siendo financiada en parte por el propio Wahlberg.

4 comentarios

Carmen L
Es interesante, que la vida de un sacerdote, que sirvió en una diócesis sufragánea de Portland, donde ahora, se ataca a todo lo que no sea blm, vaya a ir al cine. Esperemos que muchos reflexionen con esta película.
16/05/21 9:12 PM
Irma
Todo lo que pueda llevar a las personas a reflexionar sobre lo trascendental de la vida y elevar nuestro espíritu a lo alto, en estos tiempos tan convulsos, es loable. Dios permita que muchos quieran ver esta película
17/05/21 5:05 AM
maru
Siempre es bueno leer que hay católicos que quieren compartir su coherencia de vida. Iré a ver la película si Dios quiere
17/05/21 3:08 PM
Jk
Dos actores "católicos a lo Biden" .
18/05/21 7:07 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.