La conversión del primer apologista cristiano

Pruebe su conocimiento sobre S. Justino (el primer apologista cristiano que se conoce): [Solución al final del artículo]

1) Fue del siglo: A) I, B) II, C) III, D) IV, E) no se sabe.

2) En su familia: A) sus padres eran cristianos, B) sólo su padre era cristiano, C) sólo su madre era cristiana, D) sus padres eran paganos, E) no se sabe la fe de sus padres

3) Estudió en las escuela(s): A) de un estoico, B) de un peripatético, C) de un pitagórico, D) todas esas escuelas, E) ninguna de esas escuelas

4) Su conversión se debió a(l): A) ejemplo de los mártires, B) la oración, C) la búsqueda de la verdad, D) un misterioso anciano, E) todas esas razones

5) Escribió: A) 1 obra, B) 2 obras, C) 3 obras, D) 5 obras, E) más de 7 obras

6) En su primera apología escribe sobre: A) el bautismo, B) la Eucaristía, C) la Reconciliación sacramental, D) esos tres sacramentos, E) el bautismo y la Eucaristía

7) Su “Diálogo con Trifón” es la más antigua apología cristiana conservada contra: A) los judíos, B) los griegos, C) los romanos, D) los hindúes, E) los musulmanes

8) Atraía la atención de la gente: A) con una campana, B) viviendo como ermitaño, C) vestido de filósofo, D) en la iglesia como sacerdote, E) en Jerusalén

9) Uno de sus mayores adversarios fue: A) Socrates, B) Crescencio, C) el Sumo Sacerdote, D) Platón, E) Siddhartha

10) Murió: A) azotado y decapitado, B) crucificado, C) quemado, D) devorado por fieras, E) de muerte natural

——————————————————————

S. Justino se encontró un día con un anciano que le recomendó estudiar la fe cristiana para entender mejor a Dios. Dice el santo:

“Marchóse el viejo, después de exhortarme a seguir sus consejos, y no le volví a ver más. Mas inmediatamente sentí que se encendía un fuego en mi alma y se apoderaba de mí el amor a los profetas y a aquellos hombres que son amigos de Cristo, y, reflexionando conmigo mismo sobre los razonamientos del anciano, hallé que ésta sola es la filosofía segura y provechosa. De este modo, pues, y por estos motivos soy yo filósofo, y quisiera que todos los hombres, poniendo el mismo fervor que yo, siguieran las doctrinas del Salvador.” ("Diálogo con Trifón")

S. Justino solía repetir de Eclesiástico: “Tener sabiduría y guardársela para uno mismo sin comunicarla a los demás, es una infidelidad y una inutilidad” y también: “Ignorante fui cuando no conocía esta santa religión. Pero el cristianismo me ha proporcionado la verdad que no había encontrado en ninguna otra religión.” Denuncia en su apología que a pesar de eso: “se respetan todas las religiones menos la cristiana.”

Además señalaba: “Tenemos la obligación de dar ejemplo con nuestra vida y nuestra doctrina, no sea que hayamos de pagar nosotros el castigo de quienes parecen ignorar nuestra religión, y así pecaron por su ceguera. Pero también vosotros debéis oírnos y juzgar con rectitud porque, en adelante, estando instruidos, no tendréis excusa alguna ante Dios si no obráis justamente…”

—————————————————————–

Frutos del Espíritu Santo: la fe

El Evangelio del Domingo de Pentecostés nos recuerda que antes de la resurrección de Jesús los apóstoles se encerraban: “por miedo de los judíos” (Jn. 20, 19). Una vez recibido el Espíritu Santo en Pentecostés, proclamaron el Evangelio sin miedo del martirio.

La fe como fruto del Espíritu Santo, es cierta facilidad para aceptar todo lo que hay que creer, fimeza para afianzarnos en ello, seguridad de la verdad que creemos sin sentir repugnancias ni dudas, ni esas oscuridades y terquedades que sentimos naturalmente respecto a las materias de la fe.

“Para esto debemos tener en la voluntad un piadoso afecto que incline al entendimiento a creer, sin vacilar, lo que se propone. No es suficiente creer, hace falta meditar en el corazón lo que creemos, sacar conclusiones y responder coherentemente.” (www.corazones.org)

Que el ejemplo de la fe viva de S. Justino nos anime a practicar la nuestra guiados por el Espíritu Santo.

——————————————————————

Solución:

1B [Murió en 165], 2D, 3D, 4E, 5E, 6E, 7A, 8C, 9B [El cínico Crescencio denunció al santo a las autoridades como cristiano], 10A

Más información: “San Justino”, “Escritos” (www.conoze.com) / “Selección de textos de las obras de San Justino” descargable en www.primeroscristianos.com
——————————————————————


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Qué obstáculos al fruto de la fe del Espíritu Santo hay en nuestras vidas? ¿Ha visto en alguna situación concreta este fruto del Espíritu Santo? ¿Cómo le ayudó?

Mañana – Los dones de la paciencia y la mansedumbre – “Y en esto entró Jesús” (Jn. 20, 19)

6 comentarios

  
Norberto
ML
Justino es el precursor de quienes con honradez intelectual buscan la verdad y terminan encontrándose con Dios.
El que hoy esté aquí es fruto del Espíritu Santo.
03/06/09 8:19 AM
  
María Lourdes
Norberto, en esta búsqueda estoy más conforme que en la que mostraba Mahler. Se ven verdaderos frutos y no sólo se encuentra uno con Dios, sino que también desea que otros le encuentren.

En los EE.UU. se aprecia mucho que uno se encuentre con Dios a su manera, pero no tanto que por consecuencia desee uno que otros (en la familia de uno, por ejemplo), también le encuentren. Pero, si poseemos en la Iglesia Católica la plenitud de gracia y al mismo Señor en la Eucaristía, ¿cómo no desear que aquellos a quienes amamos tuvieran también este gran Tesoro? Si repartimos dinero que se puede usar sólo en este mundo, todos quedan agradecidos. Si buscamos repartir el Tesoro Eterno, muchos se ofenden.

No basta creer, sino que hace falta seguir abriendo nuestro corazón a la fe para que no seamos como los que oyeron a Jesús en su tiempo y vieron sus milagros pero no llegaron a seguirle. Que el Espíritu Santo continúe a guiarnos siempre, que nada podemos hacer sin Dios.
03/06/09 1:23 PM
  
Luis López
De Justino Mártir siempre me impresiona que es el primer apologeta que hace una descripción completa de una Eucaristía entre los cristianos del siglo II. Lo leemos hoy y vemos cómo sustancialmente es idéntica a nuestra Misa actual.

"El día que se llama día del sol (domingo) tiene lugar la reunión en un mismo sitio de todos los que habitan en la ciudad o en el campo. Se leen las memorias de los Apóstoles y los escritos de los profetas, tanto tiempo como es posible (liturgia de la Palabra). Cuando el lector ha terminado, el que preside toma la palabra para incitar y exhortar a la imitación de tan bellas cosas (Homilía). Luego nos levantamos todos juntos y oramos por nosotros...y por todos los demás donde quiera que estén a fin de que seamos hallados justos en nuestra vida y nuestras acciones y seamos fieles a los mandamientos para alcanzar así la salvación eterna.

Cuando termina esta oración nos besamos unos a otros:
Luego se lleva al que preside a los hermanos pan y una copa de agua y de vino mezclados. El presidente los toma y eleva alabanza y gloria al Padre del universo, por el nombre del Hijo y del Espíritu Santo y da gracias (en griego: eucharistian) largamente porque hayamos sido juzgados dignos de estos dones.
(liturgia eucarística). Cuando terminan las oraciones y las acciones de gracias todo el pueblo presente pronuncia una aclamación diciendo: Amén.

Cuando el que preside ha hecho la acción de gracias y el pueblo le ha respondido, los que entre nosotros se llaman diáconos distribuyen a todos los que están presentes pan, vino y agua "eucaristizados" y los llevan a los ausentes (S. Justino, apol. 1, 65; 67).
Y añadirá San Justino incidiendo en la Presencia Real:
"Llamamos a esta comida Eucaristia; y a nadie le es permitido participar de ella, excepto aquellos que creen que enseñamos la verdad y que han sido lavados con el lavado que sirve para la remision de los pecados y la regeneracion y vive por lo tanto como Cristo lo ha ordenado. Porque no recibimos estos alimentos como pan o bebida comunes; sino que, desde el momento en que Jesucristo nuestro salvador se hizo carne por la Palabra de Dios y dio su carne y su sangre para nuestra salvacion, asimismo, tal como nos ha sido ensenado, la comida transformada en Eucaristia por medio de la oracion Eucaristica que El establecio, y que por su transformacion alimenta a nuestra carne y a nuestra sangre, es la carne y la sangre de Aquel que se hizo carne, Jesus."
Y finalmente Justino Mártir, para destacar el aspecto de Sacrificio de la Celebración eucarística, citará en su Apología a Malaquías 1,11.
03/06/09 1:57 PM
  
María Lourdes
Luis López, muchas gracias por esas citas.

Recuerdo la conversión de un hombre (no me acuerdo de su nombre) que estaba encargado de un proyecto protestante para el estudio de documentos de los primeros cristianos. Querían demostrar que la Iglesia Católica estaba equivocada y que se había apartado de la fe de los primeros cristianos. Pero, cuanto más estudiaba el director del proyecto, más se daba cuenta de que la Iglesia Católica había conservado la tradición de los primeros cristianos a lo largo de los siglos y por fin dimitió para convertirse porque le parecía incompatible el fin del proyecto con la verdad que había descubierto.

Una vez conocí a un sacerdote domínico que se convirtió mientras estudiaba en la Universidad Yale. Fue la Eucaristía, la verdadera Presencia de Cristo en la Eucaristía, lo que le atrajo a la Iglesia Católica. Me parece una lástima que haya católicos que no crean en la verdadera presencia de Cristo en la Eucaristía cuando Él es el que da Vida a su Iglesia.
03/06/09 2:49 PM
  
Luis López
María Lourdes, muy cierto lo que señalas: reafirma nuestra catolicidad el conocer en profundidad a los Padres de la Iglesia (desde el siglo I al siglo IV). Fíjate la actualidad de esta cita de Tertuliano sobre la autoridad de la Iglesia (siglo II/III):

"Es evidente que toda doctrina que esté de acuerdo con la de aquellas Iglesias apostólicas, madres y fuentes de la fe, debe ser considerada como verdadera, ya que claramente contiene lo que las
Iglesias han recibido de los apóstoles, como estos la recibieron de Cristo y Cristo de Dios(...)la apelación no ha de hacerse a la escritura: no hay que llevar la lucha a un terreno en que la victoria sea ambigua, incierta o insegura". (De praescriptione).
03/06/09 6:36 PM
  
María Lourdes
Luis López, ya conocerá la serie de catequesis del Papa Benedicto XVI sobre los Padres de la Iglesia en audiencias generales de 2007 y 2008, pero dejo aquí algo de información sobre Tertuliano por los que no sepan nada de él:
"...se convirtió al cristianismo, al parecer, atraído por el ejemplo de los mártires cristianos. Comenzó a publicar sus escritos más famosos en el año 197. Pero una búsqueda demasiado individual de la verdad y su carácter intransigente —era muy riguroso— lo llevaron poco a poco a abandonar la comunión con la Iglesia y a unirse a la secta del montanismo. Sin embargo, la originalidad de su pensamiento y la incisiva eficacia de su lenguaje los sitúan en un lugar destacado dentro de la literatura cristiana antigua." (Audiencia general, 30 de mayo, 2007)
El Papa explica que de Tertuliano nos viene mucho del vocabulario que se usa para hablar sobre la Ssma. Trinidad y la Iglesia como "madre", por ejemplo. Dice el Papa: "Incluso después de su adhesión al montanismo, no olvidó que la Iglesia es la Madre de nuestra fe y de nuestra vida cristiana." Pero, que esta mente brillante se alejó de la Iglesia nos debería de recordarnos la importancia de seguir pidiendo nuestra fe al Espíritu Santo y dejarnos guiar por Él.
03/06/09 9:15 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.