25.05.09

Estados "de necesidad"

Para los ‘conversos’ a la causa de la Forma Extraordinaria, las manifestaciones a la prensa que suelen realizar los obispos de la FSSPX no suelen dejarnos indiferentes. Evidentemente, las últimas declaraciones de Mons. Galarreta, al que se tenía por más moderado en relación a su homólogo británico, Richard Williamson, han vuelto a poner de relieve la dicotomía presente en la Fraternidad Sacerdotal que fundó Monseñor Lefebvre.

Leer más... »

17.05.09

Signos de los tiempos en EEUU

No es verdad eso de que una imagen vale más que mil palabras. Sobre todo cuando esas palabras narran el drama humano en el que se está convirtiendo defender la vida. En este caso, uno no puede sentir más que vergüenza al ver como las autoridades de la infame universidad de Notre Dame se llevan arrestado a un sacerdote octogenario que protestaba contra el aborto. No son menos impactantes las declaraciones que hace el pastor protestante Pastor Rick Scarborough, testigo de la escena: “los padres de esta universidad buscan un ambiente sano para sus hijos, y protegerles de mentiras que tanto se difunden. Se gastan miles y miles de dólares, sólo para ver como se llevan a la cárcel a un sacerdote católico que se manifestaba contra el presidente más radical y pro-aborto que han tenido los Estados Unidos de América".

Y es que, queridos lectores, hoy Obama es nombrado Doctor Honoris Causa por una Universidad que se llama Católica a sí misma. En un acto comparable en España al que recibiere Santiago Carrillo, una minoría abrumadora de católicos estadounidenses premian a un presidente cuyo ideario se opone frontalmente a cuanto enseña la Doctrina Social de la Iglesia, desde León XIII hasta nuestros días.

Una persona que justifica un solo asesinato, y más aún, asesinar a inocentes, no merece aprecio alguno por parte de una institución católica, ni siquiera cristiana. Muchas iglesias protestantes se han dado cuenta de ello, y se han sumado a esta corriente pro vida. Sin embargo, el hecho que aquellos que ponen su lealtad a un gobierno temporal por encima de su propio credo, aún se definan miembros de la Iglesia, es sumamente indignante.

Y lo peor no es la hipocresía de aquellos que prefieren no vivir en coherencia. Lo indignante es que el que tenga que pagar los platos rotos sea un sacerdote de ochenta años, que decidió coger literalmente su cruz y manifestar su rabia ante semejante acto de cobardía por parte de la Universidad de Notre Dame.

A Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César, pero en una época en la que se multiplican los signos de los tiempos, no podemos sino preguntarnos qué tribulación nos espera. No será, desde luego, la primera vez que el poder temporal interfiere en asuntos morales, pero nunca como en este siglo la injerencia ha sido tan manifiesta y tan hostil a la Iglesia, que hoy como nunca, recoge apoyos entre unos sectores con los que ha estado históricamente enfrentada, pero que no permanecen indiferentes ante la barbarie que es el genocidio de millones y millones de personas en las mal-llamadas ‘clínicas’ abortistas.

Ver video

14.05.09

El viaje del año

El Papa no ha dejado indiferente a nadie en su memorable viaje a Tierra Santa. Un viaje, a priori, diplomático, que ha dejado, en cambio, la inequívoca impronta de Benedicto XVI en una tierra sedienta de paz.

El pasado fin de semana ha sido propicio. Al acogerle en Jordania, los Reyes de ese país han puesto de manifiesto que el Santo Padre no solamente es un interlocutor válido para la paz en la región, sino que el Cristianismo, como religión, es la que puede ser una voz de razón en el sinsentido de la violencia árabe-israelí. Una acogida, hay que subrayar, que se ha repetido en tierras israelíes, a pesar de desmanes puntuales de judíos y musulmanes radicales (que non han sido más que anécdotas).

Creo que esta semana, este viaje ha dado mucha fuerza al Papa y a la Iglesia. Jordania ha sido un profundo aperitivo de lo que nos esperaba en Tierra Santa. La Misa que ha concluido hace pocos instantes en Nazareth ha sido un logro de la paz como ningún otro. No la paz del mundo, sino la paz que nos deja el dar Gloria a Dios.

También hay que mencionar un detalle de suma importancia: que un príncipe Hachemí, Ghazi Bin Talal de Jordania haya elogiado el Motu Propio Summorum Pontificum más que muchos obispos católicos. Asimimo, la marcada condena del antisemitismo que ha hecho el Papa en Tel Aviv. No hay lugar a equívocos ni manipulaciones, cuando la postura es tan clara.

El Papa, cuando viaja, da muchos titulares (que ha recogido Álvaro Real a su paso por Jordania) pero tampoco hay que dejar que los árboles nos impidan ver el bosque: hay que captar ese significado último de este viaje. Ya es el segundo Papa que viaja a Tierra Santa. El mismo Benedicto XVI se ha dado cuenta de que este no es únicamente un viaje espiritual, o sólo una peregrinación, sino que está legitimando a los Católicos a ser instrumento y llave de paz en Oriente Medio.

En medio de un contexto siempre adverso al perdón, y tan propicio al “ojo por ojo”, el mensaje de Cristo Resucitado es el único que puede imponer cordura allá donde solo hay insensatez. Frente al odio eterno que dos pueblos parecen haberse jurado, debemos presentar nuestro ejemplo de dedicación, y desde este Occidente descristianizado, apoyar a aquellos que se juegan, literalmente, la vida, al tratar de hacer de Tierra Santa un lugar donde el Amor de Cristo a los hombres no sea sólo una prédica, sino una realidad.

Hay que rezar, además, para que no se persiga a los cristianos en esas tierras, que tan de cerca ven planear el fantasma de la guerra.

Para esta semana, invito a la oración. A que pidamos con más fuerza que nunca por el Santo Padre:

Oremus pro Pontifice nostro Benedicto
Dominus conservet eum, et vivificet eum, et beatum faciat eum in terra, et non tradat eum in animam inimicorum eius. [Ps 40:3]

Fe de errores: Me comunican que Benedicto XVI es el tercer Papa que viaja a Tierra Santa. Pablo VI fue el primero en 1964.