InfoCatólica / Epístolas Matritensis / Categoría: Actualidad

8.01.10

Marini tiene las cosas claras

Mira que lo he pensado: Mañana Monseñor Munilla toma posesión como obispo de San Sebastián, pero no hay que adelantarse: hoy nos vamos a Roma, y concretamente, a hablar de Monsignor Marini.

Sonó mal aquello cuando cesaron al anterior maestro de ceremonias del Vaticano. Marini è morto, viva Marini, pero es que no había punto de comparación entre ambos monseñores. El tiempo ha dado la razón a aquellos que vaticinaron que el Marini el joven iba a ser un ceremoniero bastante más fiel a la tradición de lo que había podido ser su predecesor. Poco después de tomar posesión de su nuevo cargo, veíamos que se hacía cada vez más habitual que los comulgantes ante el Papa lo hacían de rodillas, previa disposición de comulgatorio. Pequeños detalles, guiños quizás, a la forma extraordinaria.

Hoy recogemos en Infocatolica las palabras de Don Guido respecto a la Liturgia.

“La única disposición que nos permite atenernos al auténtico espíritu de la liturgia es considerar tanto la actual como la pasada liturgia como un único patrimonio en continuo desarrollo”

Con palabras como esas, es fácil de entender el pensamiento y una doctrina que Benedicto XVI y su maestro de ceremonias comparten plenamente. De las conversaciones del entonces Cardenal Ratzinger con Meter Sewald (que recogen nuestros amigos de Crux et Gladius) se desprende esa sintonía entre ambos. En Liturgia, desde luego, no se da puntada sin hilo. Tampoco es de extrañar, entonces que el Cardenal Cañizares sea el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino -él que es de los pocos obispos españoles que se ha ‘atrevido’ a celebrar en la forma extraordinaria él mismo-.

El análisis de Monseñor Marini apunta a que que la necesidad de la renovación sea evidente debido a la extensión mundial de los abusos litúrgicos. Efectivamente, hacer una convergencia de las dos formas solo puede ennoblecer a la Misa de Pablo VI -y quizás funcione también a la inversa, pero ahí ya necesitamos a un liturgista, yo no me mojo-. Ahora bien, que sólo los abusos litúrgicos motiven la “Reforma de la Reforma” es quedarse un poco en lo accidental.

Monseñor Marini sabe bien que el sentido trascendental de la forma extraordinaria va más allá de ser una reacción a una situación adversa a un respeto por la liturgia. Aunque no fuese necesario -que vaya si lo es- el Misal de Juan XXIII debería ser promocionado con la misma fuerza, por el solo hecho de ser la forma tradicional, con la que se ha celebrado la Santa Misa desde fecha inmemorial. Recordemos que ese Misal se origina tras el Concilio de Trento (de ahí que se hable de Misa Tridentina) y que fue una mera estandarización de una práctica ya habitual en la Iglesia. San Pio V así evitaba los abusosde su época.

Enriquecer la Misa de Pablo VI
Monseñor Guido Marini es un partidario de utilizar aportes del anterior misal en el nuevo. El liturgista habla aquí de extender la práctica de celebrar Ad orientem, lo cual no está, ni mucho menos, prohibido para la forma ordinaria. De hecho, he rezado en capillas del Opus Dei en Madrid donde no hay otra manera de celebrar, al estar el altar pegado a la pared. Es sólo un ejemplo de los múltiples aportes que se pueden dar. Otro que me atañe como monaguillo es el uso de la campanilla durante el canon. Uso, por cierto, esporádico cuando no excepcional en la forma ordinaria. Y lo que ya escapa a mi comprensión es el porqué se tiene que dar una serie prolongada de campanadas cuando el sacerdote levanta la Sagrada Forma o el Cáliz en vez de tres campanadas. Vale, que eso son detalles, pero la Liturgia, como la vida, está hecha de pequeñas cosas.

Todo esto para concluir que Monseñor Marini tiene mucha razón y que, Dios Mediante, esa “Reforma de la Reforma” se dará con el tiempo. Si no se tuvo reparos en implantar la que es hoy la forma ordinaria, creo que esta vez las cosas se están haciendo despacio, por su orden y sin sobresaltos, y que llegaremos a la “paz litúrgica". Pero ya sabéis que soy optimista…

6.01.10

El Papa "impopular"

El principio de año siempre es tiempo de recuento. Yo mismo he caído en esa tentación al comentar la clasificación del Sacristán Serrano en el post anterior, pero en publicaciones como la archi-progre Golias se han permitido el lujo de otorgar al Santo Padre una de sus infames “Tiaras de plomo“, algo así como los anti-oscar en versión eclesio-pijo-progre (léase Bono), pero con bastante menos público. Hoy, sin embargo, Infocatolica se hace eco de las cifras de asistentes a los actos públicos del Papa y la cosa no está nada, nada mal.

Leer más... »

5.01.10

Medjugorje: Lugar de controversia, pero también de conversión

La reciente visita del cardenal austriaco Christoph Schönborn a la localidad croata, Santuario Mariano para muchos, ha sido el acabóse para el obispo de Mostar-Duvno, Monseñor Ratko Peric, ordinario del lugar. Han sido demasiados años poniéndose la autoridad del obispo por montera, y que el que le haga el feo sea un Cardenal ya debe de haber sacado de quicio al mentado obispo croata, que ha publicado una carta abierta (original en italiano). La situación viene de bastante atrás. Hagamos memoria.

Leer más... »

4.01.10

Lo mejor del 2009

Lo primero: Feliz año, queridos lectores

Mi querido Sacristán Serrano hace su anual relato de los acontecimientos más interesantes del año que dejamos atrás. Cada año está más periodista, nuestro buen sacristán. No está de más que glosemos la lista de tan ilustre blogger, al que llevo leyendo prácticamente desde sus comienzos por la blogosfera. Así pues, empecemos.

Leer más... »

29.12.09

Munilla lleva las de ganar

Nadie es profeta en su tierra, decían los agoreros, y casi parecían tener razón cuando salió aquella infame carta en la que los 131 firmantes hicieron el órdago. Algunos de ellos no querían ni firmar, haciendo parecerse la misiva a una carta de extorsión proetarra. El mensaje, de todas formas, supuso un punto de presión, ya que el obispo saliente, Monseñor Uriarte se pronunción ANTES de la publicación de la carta con tibias palabras y luego calló. No es quien calle otorgue, pero podría haberse implicado más, y no habría pasado nada.

Hoy hemos conocido que el número de obispos asistentes a la toma de posesión de Don José Ignacio va a ser multitudinaria. El mensaje es claro: ¿No quieres caldo? Pues toma dos tazas.

Leer más... »