12.07.22

La obediencia en Castellani. El P. Jorge Luis Hidalgo profundiza en los aspectos esenciales de su libro

P. Jorge Luis Hidalgo. Nació en la ciudad de la Santísima Trinidad, el día de la primera aparición de la Virgen de Fátima, durante la guerra justa que Argentina libró contra Inglaterra por las Islas Malvinas. Estudió en Ingeniero Luiggi, La Pampa, Argentina. Ingresó al Seminario San Miguel Arcángel, de “El Volcán", San Luis. Fue ordenado sacerdote el día 20 de marzo de 2009, por cercanía a la fiesta de San José. Luego de distintos destinos como sacerdote, actualmente es vicario parroquial en la parroquia San Juan Bosco, de Colonia Veinticinco de Mayo, La Pampa, desde el 6 de mayo de 2017. Desde el día de la Virgen de Guadalupe, Emperatriz de América, del año 2017 es Licenciado en Educación Religiosa, por la Universidad de FASTA.

¿Por qué decidió escribir un libro sobre Castellani?

El año pasado, 2021, participé en el Curso de Posgrado “La Filosofía Política de Leonardo Castellani”, dictado en la Facultad de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales, perteneciente a la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, que tiene su sede en Tucumán (Argentina). Un justo homenaje a uno de los más grandes sacerdotes, desde el punto de vista intelectual y espiritual, que ha dado mi patria, junto con el Padre Julio Meinvielle. Un homenaje, además, que se debía, dado que habitualmente las altas Casas de Estudio promueven cipayos extranjerizantes o gente de poca valía.

Para aprobar dicho curso era necesario elaborar un trabajo intelectual sobre una materia desarrollada por nuestro autor. Luego de aprobado dicho seminario, y de hacerle al trabajo algunas modificaciones posteriores, hoy ve la luz esta obra ya editada.

Por último, se le ha agregado a la obra un apéndice, compuesto por el Padre Federico Highton, sacerdote misionero en Malawi, acerca de los pecados del fariseismo, ofensas que el Padre Castellani ha fustigado siempre de modo particular. Como dice el Dr. Castaño en el prólogo del libro: «Leonardo Castellani ha sido el mayor teólogo católico del fenómeno tumoral del fariseismo religioso».

Además lo hizo sobre el tema de la obediencia, que es muy importante en aras a hacer la voluntad de Dios.

Efectivamente, el tema de la obediencia es crucial, para cualquier sociedad, máxime si se refiere a la Iglesia. Hoy asistimos a un equívoco respecto a este concepto. Un equívoco que, por cierto, tiene varios siglos de historia, incluso entre grandes maestros de la espiritualidad cristiana.

Como consecuencia de ello, se quiere coaccionar, tanto a la sociedad civil como a los fieles cristianos, a aceptar cualquier imposición, cuando muchas veces la autoridad que manda no está subordinada a la causa eficiente principal de todo acto de gobierno, que es Dios.

Es por ello que cuando se deja de ver la subordinación de las causas segundas a la principal, es decir, las autoridades humanas dejan de considerar que ellos gobiernan en lugar de Dios, se ven graves problemas en cualquier sociedad. A nuestro juicio, gran parte de estas dificultades quedan al menos iluminadas al clarificar esta importante virtud.

Al tratarse de uno de los grandes intelectuales católicos y de recta doctrina, su opinión en la materia tiene mucho peso.

Sin duda, el p. Castellani es un autor al cual, gracias a Dios, se le da cada vez más importancia en los ambientes tradicionales. En España, por ejemplo, está siendo ampliamente conocido gracias a la labor de Juan Manuel de Prada. Acerca de p. Castellani, el Padre Pío dijo alguna vez: «El Padre Castellani es un santo y hay que ayudarlo.»

Si uno lee la biografía que sobre él escribió Sebastián Randle, uno podrá darse cuenta que el Cura argentino fue malinterpretado e incluso echado de la Compañía de Jesús por ser considerado desobediente. Particularmente importantes son las Cartas que él dirigió a los jesuitas, donde acusa a los hijos de San Ignacio de graves desórdenes; todas ellas compendiadas en su obra Cristo y los Fariseos.

Por esta razón, lo que se intenta hacer en el libro que ahora es editado es demostrar que el concepto de la virtud de la obediencia que tiene el Padre Castellani responde a la Tradición de la Iglesia, en particular a lo enseñado por Santo Tomás. Por ende, las acusaciones de desobediencia que le hicieron carecen de fundamento.

Padre Castellani en esto, como en otras cosas, es también un profeta para nuestro tiempo. Muchos sacerdotes, consagrados y fieles son tratados por sus superiores como desobedientes, cuando en realidad intentan seguir y cumplir las normas de la Tradición de la Iglesia. Esta pequeña obra, entonces, puede ayudarnos a evitar los problemas de conciencia que pueden llegar a surgir en los subordinados al ser constantemente acusados por estos mismos motivos.

Afirma Sergio Castaño en el prólogo que en torno de la obediencia se ha operado dentro de la Iglesia un proceso histórico-espiritual deletéreo y sorprendente, que afecta no sólo la conciencia de los fieles sino hasta la misma incolumidad de la Fe católica.

Sergio Castaño, Doctor en Ciencias Políticas y Doctor en Filosofía, fue quien dictó el citado Curso de Posgrado. Él sostiene, en la introducción, que también el concepto de obediencia fue deformado por algunos grandes exponentes de la tradición espiritual de la Iglesia.

En una parte de la obra comentada, subtitulada “La obediencia en la historia de la espiritualidad”, se van colocando distintos textos de Castellani como jalones de la deformación de esta virtud. Luego se explican los distintos pasos, en base a la enseñanza de Santo Tomás.

En síntesis, lo mismo que ocurre en la filosofía con el nominalismo, que en la corriente de espiritualidad de la época se llamó devotio moderna, fue trastocando el concepto de la obediencia, y por ende su práctica. Las etapas que analiza Castellani son: las filosofías franciscanas del siglo XIV, en particular de Ockham; y algunos grandes exponentes de la Contrarreforma, en particular San Ignacio de Loyola y la filosofía de Francisco Suárez.

Todo ello se acrecentó con el liberalismo, el cual, al negar que la autoridad es recibida de Dios, se creyó que la autoridad humana era la única que establecía, en concreto, la referencia a la moralidad de las acciones. De este modo se fue negando paulatinamente el carácter rector de la virtud de la prudencia, la cual es el «auriga de las virtudes», no solo para quien manda, sino también para quien obedece. En este último sentido, la pérdida del Niño Jesús en el Templo es aleccionadora: a pesar de tener los mejores padres del mundo, en ese momento concreto el Señor siguió otros criterios, por otras razones más elevadas y superiores.

Por lo tanto nos encontramos ante un tema de extrema trascendencia.

El tema, sin duda, es crucial. Es necesario que se vuelva a jerarquizar adecuadamente la vida espiritual. En este sentido, Castellani, citando a Santo Tomás, dice que la obediencia no es una virtud teologal, sino cardinal. Desde esta posición, se percibe claramente que las virtudes que tienen su origen, su ejemplo y su término en Dios, tales como la fe, la esperanza y la caridad, son superiores a la obediencia.

Además, también la virtud de la prudencia, como ya fue dicho, es superior a la obediencia, permaneciendo, empero, como inferior a las virtudes teologales. En este sentido, recordamos también que el sujeto de la virtud de la obediencia es la voluntad. Y que la inteligencia es más noble que la tendencia intelectual. Razón por la cual también por este motivo la prudencia es superior a la voluntad.

«Sapientis est ordinare». Con esta idea, Santo Tomás comienza la Summa contra Gentiles. «Del sabio es ordenar». Del recto orden de las virtudes se sigue cómo debe obrar el ser humano, para no verse confundido, particularmente en este tiempo de confusión.

¿Cómo concibe Castellani la obediencia?

Ante todo, es necesario aclarar que el concepto obediencia puede tomarse en dos sentidos: uno general y otro particular: en sentido general se refiere a toda virtud, y en sentido particular nos referimos a la virtud específica que nos atañe. Esta distinción también es fundamental para aclarar los conceptos.

Hablando de la virtud en especial, Castellani define la obediencia diciendo que es la «oblación razonable firmada por voto de sujetar la propia voluntad a otro para sujetarla a Dios y en orden a la perfección.» Para ser precisos, se inspira en el Doctor Angélico, el cual dice que «la obediencia apronta la voluntad del hombre para el cumplimiento de la voluntad ajena, o sea del que manda.»

En esta definición del sacerdote argentino queda de manifiesto que el fin último objetivo que ha de buscar el alma con la obediencia es el servicio de Dios, y el fin último subjetivo es realizar en sí mismo la perfección de la vida espiritual. Nuevamente, con esta definición se ordena a la virtud en su perfección propia, sin infravalorarla, pero tampoco sin exaltarla más allá de lo justo. La perfección en los seres humanos sujetos a la virtud de la obediencia no puede ser la de ser hechos todos iguales, como realizados en serie. Es posible que en algunos ambientes, bajo capa de obediencia, se quite la racionabilidad y la prudencia de los súbditos, elemento que, evidentemente, no me hace más humano, ni por ende más perfecto a los ojos de Dios.

¿Cuáles serían para él las principales deformaciones de la obediencia?

Castellani, siguiendo a Santo Tomás, enumera dos pecados contra la virtud de la obediencia: la desobediencia y la obsecuencia o el obediencialismo.

Nuestro autor deplora que tenga que hablar más acerca de lo segundo que de lo primero. En El ruiseñor fusilado dice: «Escribir sobre las excepciones es odioso. ¡Dichosos los que en este mundo tienen la misión de escribir acerca de las reglas y no de las excepciones!»

La desobediencia es, en definitiva, la rebelión contra Dios o contra el constituido en su nombre para regir en la materia que le es propia.

Esta última aclaración viene respecto a las distintas sociedades que hay en la comunidad política, donde cada una de ellas aparece dirigida por una autoridad distinta. El mismo Jesucristo distingue entre la potestad civil y eclesiástica al decir: «Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.» En base a este texto, Castellani analiza las distintas jurisdicciones que hay, la civil y la eclesiástica, y cómo una potestad no debe inmiscuirse en los asuntos de la otra.

Esto último cobra hoy especial relevancia, dado, por ejemplo, el cierre de los lugares de culto que se ha sufrido en muchos lugares, donde dictatorialmente las autoridades civiles han determinado si se debe abrir o no los templos, e incluso el modo de celebración y de expresión de la Fe de los feligreses. Muchos Pastores, lamentablemente, no hicieron valer su derecho de auténtica libertad en el fuero eclesiástico, siendo acomodaticios con el poder mundano.

¿Cómo relaciona Castellani el obediencialismo con la papolatría?

Como dice Santo Tomás, seguido por Castellani, obedecer «a quien no debe o en lo que no debe» tampoco puede ser considerado virtud. Es lo que se llama servilismo u obediencialismo. Este defecto de la virtud de la obediencia no solo se limita a obedecer a mi superior inmediato cuando me manda hacer un pecado, sino también al obrar cada subordinado contra su recta razón, condenándose a sí mismo con su mismo accionar. Como ya hemos dicho, la prudencia es la virtud rectora del cristiano, no solo para la autoridad, sino también para los súbditos. Cada persona debe ver de qué modo ejecuta lo imperado por su superior. Por ende, no existe la llamada «obediencia de entendimiento», tan repetida por algunos autores.

En el prólogo, el Dr. Castaño afirma: «El obediencialismo se retroalimenta con la papolatría.» P. Leonardo Castellani, en Cristo, ¿vuelve o no vuelve?, sostiene: «La Contrarreforma aumentó el sacramentalismo y disminuyó la predicación; rebajó la contemplación y la caridad en apologética y beneficencia –las cuales no son malas, pero no son sumas–; alejó más y más a los fieles del Poder eclesiástico –lo que llaman “La Jerarquía”– haciendo de la Iglesia la sociedad más totalitaria que existe; y se entregó desaforadamente a la “propaganda”.»

Con ello, se ve que la sobredimensión de la figura papal tuvo su inicio en esta época. Sin duda, en el siglo XVI era una forma de diferenciar al católico del protestante. Pero esto puede repercutir negativamente a lo largo del tiempo dando a cada palabra y a cada gesto de cualquier Sumo Pontífice un aura de santidad y misticismo, como si fuera Palabra de Dios cada cosa que saliera desde Roma. Evidentemente, como dice Castellani en la obra citada, «la Infalibilidad del Papa que Dios ha hecho, es una cosa milagrosa; pero no es tan milagrosa como la infalibilidad del Papa que algunos protestantes han hecho.»

Igualmente denuncia el voluntarismo como consecuencia del nominalismo.

El voluntarismo es consecuencia del nominalismo de la filosofía de Duns Scoto, y, sobre todo de Ockham. Sin duda, es el origen de la concepción errática de obediencia a la cual asistimos en muchos ambientes, no solo el eclesiástico.

Así asistimos a la promulgación de leyes civiles que atentan contra el orden moral, las cuales no solo protegen lo delictivo y lo pecaminoso, sino que hacen verdadera violencia contra los súbditos, por recta conciencia y recta razón, se oponen a colaborar con lo aprobado. En este aspecto, debemos recordar la enseñanza de San Pedro: «Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres».

Cuando, por ejemplo, se amenaza a los profesionales de la salud o de la educación a realizar tal práctica o dar tal contenido educativo, bajo coacción, so pena de perder el trabajo, asistimos a una negación del ejercicio de la virtud de la prudencia en los súbditos, avasallando incluso la libertad de su propia conciencia. Se observa allí con claridad la negación de la ley natural y, por ende, de la moralidad inscrita íntimamente en determinados objetos morales, que los hace semper et pro semper malos, independientemente de lo que determine la ley de turno o la autoridad del momento.

Por esta razón desarrollamos los conceptos clásicos de “resistencia a la autoridad” y el de “paciencia”, siguiendo siempre, de modo particular, al p. Castellani.

¿Cómo puede ayudar este libro al católico de hoy en día?

Por todo lo hasta aquí dicho, se ve con claridad la importancia de tener una recta cosmovisión de la obediencia, la que está de acuerdo con el orden natural y cristiano.

Este concepto adecuado es necesario tanto para el orden civil como el eclesiástico. Se requiere para que los súbditos se formen adecuadamente, para cultivar rectamente la virtud de la prudencia, y evitar injerencias indebidas de la autoridad, que van incluso a querer determinar el fuero interno, con toda la manipulación de conciencias que eso conlleva, abriendo las puertas para otros abusos, incluso los de índole sexual.

Por último, todos conocemos por propia experiencia las consecuencias de la concupiscencia, que permanece en el corazón de cada hombre después del santo Bautismo. Esto dificulta en concreto la auténtica obediencia, pues dadas las diversas órdenes injustas de quienes mandan en distintos campos es más difícil, a nuestro juicio, que cada persona sepa hasta dónde seguir el mandato de la autoridad, hasta dónde tener paciencia, y desde dónde resistirlo y oponerse tenazmente a lo injusto.

Por todos estos motivos, nos ha parecido fundamental la publicación de este libro. Le agradezco a Ud. la iniciativa por esta entrevista.

Por Javier Navascués

7 comentarios

  
Patricia
Excelente artículo y noticia sobre un enjundioso estudio sobre Castellani y sobre un tema de tanta actualidad como la obediencia, dentro de la Iglesia y en la sociedad política. Sólo hago una aclaración: en el segundo tomo de la biografía de Castellani, Sebastián Randle señala que el Padre Pío calificó a Castellani de profeta no de santo.
12/07/22 8:30 PM
  
Patricia
Excelente entrevista sobre un tema de tanta actualidad. Sólo hago una aclaración: en el segundo tomo de la biografía de Castellani, Sebastián Randle señala que el Padre Pío calificó a Castellani de profeta no de santo.
12/07/22 8:32 PM
  
Carsten
No es cierto que la papolatría sea consecuencia de la obsecuencia. La prueba está en que a Benedicto nadie lo obedecía, y a Francisco no lo obedecen por papolatría sino por temor, por conveniencia, o porque están de acuerdo.

Y además: ¿cómo va a decir que todos los grandes maestros de la espiritualidad están equivocados desde el fin de la Edad Media hasta acá? ¿Acaso se cree mejor que ellos?
12/07/22 11:56 PM
  
Pablo
Pienso que la relación entre prudencia y obediencia consiste en que ésta última supone necesariamente a la primera, puesto que si el que obedece se abstiene de realizar los actos de la razón y de la voluntad, propios de la prudencia (deliberación, consejo, elección) el que obedece no realiza un acto humano, no se edifica ni crece psíquica y virtuosamente, se anula al obedecer, y el que manda sustituye con su mandato a los actos de las prudencia. Para que la obediencia sea humana y no física (como los objetos naturales obedecen a las leyes que los rigen) tiene que participar el súbdito con lucidez.
Salud!
14/07/22 6:21 AM
  
Pablo
Sigo: obedecer sin prudencia ( sin los actos del intelecto y la voluntad) es imprudente, ergo el que obedezca, que lo haga porque le resulta razonable lo que se le manda, ergo sigue a su razón, ergo realiza un acto libre. De lo contrario es un autómata, un cobarde que prefiere evitarse situaciones incómodas, etc, cualquier cosa salvo un virtuoso.
14/07/22 6:47 AM
  
Pacomio
El p. Castellani fué muy buen escritor, Teólogo, perseguido con furor.
Pero de ahí a que fuera un santo...
En fin, la Argentina da para todo.
14/07/22 11:54 PM
  
África Marteache
¡Menos mal! Mis felicitaciones al profesor porque ya iba siendo hora de que alguien analizara el lenguaje que utiliza hoy la Iglesia que en nada se parece al tradicional.
Desde luego, Pablo, la Prudencia es la primera de todas las virtudes morales y la Obediencia ni siquiera figura entre las cuatro principales, lo que la hace, necesariamente, subordinada a la que es primus inter pares.
Las otras tres elegidas como Virtudes Cardinales: Justicia, Fortaleza y Templanza giran alrededor de la Prudencia porque, sin ella, la Justicia es igualitarismo, la Fortaleza fanatismo y la Templanza mojigatería.
20/07/22 2:46 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

11.07.22

Diana Catalán: “Covadonga dio frutos y el Señor puede hacer milagros en las almas de los peregrinos”

Diana Catalán, presidente de Nuestra Señora de la Cristiandad – España valora la segunda edición de la peregrinación a Covadonga a menos de dos semanas de su comienzo y cuando quedan solo cuatro días para acabar el último plazo de inscripción.

Para Diana los frutos de la peregrinación del año pasado son palpables: varias vocaciones religiosas y sacerdotales, así como de noviazgos cristianos y está convencida de que el Señor puede tocar los corazones de los peregrinos y de las personas que presencian el evento. Aún no ha finalizado el plazo para apuntarse y las inscripciones ya casi duplican las del año pasado.

Por todo ello recomendamos que nadie se pierda la peregrinación de este año.

Ya se va acercando la segunda peregrinación NSC- España a Covadonga y quedan solo cuatro días para acabar el plazo de inscripción. ¿Cómo explicaría a los indecisos la importancia del evento y por qué merece muchísimo la pena ir?

En estos tiempos de tibieza espiritual imperante no podemos dejar pasar la oportunidad de hacer manifestación pública de nuestra fe. Como pudimos ver durante la peregrinación del año pasado, en España no todo está perdido. Fuimos testigos de cómo los vecinos asturianos se emocionaban al ver pasar a la Santina, portada en andas por los peregrinos. No somos conscientes de hasta qué punto el Señor puede hacer milagros en las almas de los peregrinos y de aquellos que presencian un acontecimiento como este.

Además, el Señor también derramó y sigue derramando abundantes gracias en los peregrinos que acudieron a la primera edición. Los frutos son palpables: hemos tenido ya conocimiento del surgimiento de varias vocaciones religiosas y sacerdotales, así como de noviazgos cristianos.

Es consciente de que a veces ir no es fácil, por las circunstancias de trabajo, familiares y muchas dificultades…pero querer es poder y quien valora las cosas, pone los medios para conseguirlas y hace el esfuerzo para estar.

Así es. Hay peregrinos que hacen verdaderas locuras para venir. Mientras que algunos no tienen ninguna dificultad para disponer de un par de días de vacaciones en sus trabajos, otros se las arreglan para venir exprimiendo al máximo el tiempo, presentándose el sábado por la mañana tras haber pasado la noche en un autobús y teniendo que hacer lo mismo la noche del 25, ¡sin ni siquiera haber podido acceder al agua fresca de una ducha! Está claro que el que quiere hace lo imposible por venir.

¿Por qué es importante que tras el éxito del año pasado se consolide este segundo año?

Siendo una peregrinación que busca poder celebrarse anualmente, el segundo año es clave. El año pasado fue una novedad a la que muchos se unieron sin saber muy bien qué se iban a encontrar. Lo que suceda este año nos hablará más claramente de cómo están acogiendo los católicos españoles esta iniciativa.

¿Cuáles son las previsiones de participación hasta ahora y cómo es el entusiasmo que percibe en la gente, tanto en los que ya fueron como en los que no pudieron ir?

De momento parece que se van cumpliendo las expectativas, y no podemos estar más contentos. Aún no ha finalizado el plazo para apuntarse y las inscripciones ya casi duplican las del año pasado.

¿En qué medida la continuidad de actividades durante el año ha contribuido a mantener la unión y amistad en Cristo entre los peregrinos, tanto a nivel humano como sobrenatural?

Ha sido muy gratificante poder volvernos a juntar con muchos de los peregrinos durante el año, disfrutando de un ambiente diverso y sosegado, tanto en los dos retiros espirituales de Adviento y Cuaresma, como en el curso de canto gregoriano. La peregrinación es sin duda una oportunidad para acercarnos más a Dios, pero para crecer espiritualmente es fundamental, como los santos siempre han recomendado, dedicar al menos unos días al año a retirarnos en oración.

Este año se han ido moviendo muchas cosas en España como los rosarios públicos, alzamiento de cruces, romerías, grupos provida, etc… ¿Hasta qué punto ve un signo de reconquista en estos testimonios públicos de fe?

Tengo el convencimiento de que estamos asistiendo a un resurgir espiritual en nuestra Patria, pero tampoco podemos cantar victoria. Todavía debemos esperar más tiempo para ver si estas nuevas iniciativas se consolidan, y surgen más. Debemos rezar por ello.

A pesar de que parece que los católicos disminuyen en número, también es cierto que cada vez hay más católicos comprometidos, que buscan hacer apostolado y se mantienen firmes en la recta doctrina. Creo que esta tendencia se irá consolidando, pues aquellos “católicos” que buscan la mundanización de la Iglesia, acabarán por abandonarla.

¿Por qué es importante transmitir públicamente que el amor a la liturgia tradicional está cada vez más presente entre los jóvenes y no es algo minoritario?

Es importante que tanto los fieles como el clero español se den cuenta de que el deseo de vivir la liturgia tradicional no es sólo de grupos nostálgicos. Personalmente he conocido ya a varios jóvenes que se han convertido a través de esta liturgia, y he escuchado otros tantos relatos de conversión, por no hablar de todas las vocaciones que surgen en torno a la Misa tradicional. Por eso, sinceramente, me pregunto: ¿en qué piensan los que quieren prohibir o limitar esta venerable liturgia? ¿Acaso no es un escándalo querer impedir lo que tanto bien hace a las almas?

Precisamente por los frutos de los que somos testigos, estamos convencidos de que es una solución a muchos de los males que aquejan actualmente a la Iglesia. Ojalá en España llegue a normalizarse la vivencia de la liturgia tradicional, como ya sucede en otros países europeos. Nosotros rezamos y trabajamos, aportando nuestro granito de arena para tal fin.

Por Javier Navascués

54 comentarios

  
JUAN BILLON LAA
Magnífica entrevista. Transmitiendo esperanza en el futuro, que es lo más necesario en estos tiempos.
Nuestra esperanza está puesta en el Señor, que hizo el Cielo y la Tierra.
Y no me cabe duda de que "aquellos “católicos” que buscan la mundanización de la Iglesia, acabarán por abandonarla", si no la han abandonado ya, de hecho...
11/07/22 10:15 AM
  
Chimo de Patraix
¿Como vamos a ser nostálgicos los que preferimos la Misa tradicional, si los últimos niños que recibiron la Primera Comunión en Latín, ya tienen 65 años o los cumplen este año? Todos los que bajamos de esa edad, que es la gran mayoría, fuimos privados de conocer la Santa Misa y la hemos tenido que "buscar" por nuestra cuenta.
11/07/22 11:02 AM
  
Juan Mariner
Es muy importante desvincular las "opciones político-sociales" de los fieles de todo lo referente a la celebración de la Misa tradicional, puesto que es la excusa perfecta para atacarla desde el Vaticano. Confunden interesadamente "unidad" con "uniformidad"; incluso han llegado a atentar contra los siro malabares y siro malankares y lo harán contra los de rito oriental.
11/07/22 11:06 AM
  
sofía
Pues intenten dejar de atacar a la liturgia actual y límitense a preferir lo que les parezca. No digo q todos sean antinovusordistas, pero suelen asomar la oreja con alguna manifestación en ese sentido.
Cómo si no hubiera habido conversiones con la liturgia actual....
La mundanización es cosa del mundo, no de la liturgia.
La misa novus ordo es la de siempre, el mismo significado que siempre y el mismo valor infinito de siempre. Jesucristo no estaba mundanizado por no hablar en latín ni mirar al oriente. Es Él quien dijo "haced esto". Es a Él a quien reconocen en Emaús en la fracción del pan. Es a Él a quien señala el Padre: "Este es mi Hijo amado. Escuchadle" Y la Virgen María: "haced lo q él os diga."
Así que a no confundir el tocino con la velocidad ni lo esencial con lo opcional. Cualquier forma de celebración permitida estará bien, siempre q no produzca como fruto desprecio de las demás. Tb yo tendría tentación de despreciar el vetus ordo q conocí en mi infancia, desde observaciones parciales y subjetivas, si no supiera que el milagro de la misa estaba presente tb allí.
11/07/22 12:31 PM
  
Carlos
Ya...Sofía pero una pregunta: ¿donde se dan más ABUSOS y hacer cada sacerdote lo QUE LE DA LA GANA en las celebraciones, de tal forma que en muchas ocasiones dudo hasta que las Eucaristias sean válidas? ¡¡Pero si se INVENTAN hasta las palabras de la consagración!!!.Eso,JAMAS se hace en la misa vetus ordo.Eso a parte de MUCHISIMAS más cosas que no explicito por ser de todos conocido y no hacer muy largo el comentario.
Léase "Resurgimiento en medio de la crisis" de Peter Kwasniewski y después si quiere seguimos hablando.
De momento no hay más preguntas,señoría.
11/07/22 1:20 PM
  
Joaquín
Sofía siento decirte que te equivocas profundamente. Yo que soy habitual del Novus Ordo afirmo rotundamente que la liturgia tradicional emana una fe distinta a la Nueva Misa creada en su mayoría por protestantes en los años 70. Los frutos de ambas liturgias están ahí. Le ánimo a participar de la liturgia tradicional y usted misma lo compare y lo compruebe.
11/07/22 1:46 PM
  
Ignacio
Recemos para, si Dios quiere, se sigan produciendo muchos y santos frutos en esta 2ª edición de la peregrinación.
11/07/22 3:33 PM
  
Urbel
A comienzos de los años 70 del pasado siglo, cuando niño, acompañé a mi padre a visitar, una tarde de verano, a un anciano sacerdote que vivía retirado en una casita a las afueras de la ciudad. Había sido muchos años párroco de pueblo, y mi padre le había ayudado muchas veces a misa (tradicional, sobraría decirlo). Tenía en su habitación un pequeño altar frente a la pared y el tabernáculo y allí seguía ofreciendo la misa de su ordenación, pues nunca aceptó el Novus Ordo.

"Yo a mi Señor no le doy la espalda", nos dijo. Y me dejó una profunda impresión que después de cincuenta años no he olvidado.
11/07/22 4:07 PM
  
Vladimir
Poder vivir la Misa N.O., como lo establecen las normas y documentos de la Iglesia, ya sería mucho; pero es que ni eso tenemos.
Es deprimente la forma en que celebran muchos Padrecitos y las cosas que dicen en las homilías, como lo que escuché ayer: Que Dios no mandó amar a las suegras, porque eso es imposible.
¡Tanto estudio para terminar diciendo estupideces¡
11/07/22 4:08 PM
  
Urbel
Llamar «rito» a las misas nuevas es un abuso del lenguaje. No existe rito de Pablo VI o de «San Pablo VI y San Juan Pablo II», a la espera de que lo sea también de «San Francisco Bergoglio». A falta de estabilidad y repetición (lo propio del rito), lo que existen son celebraciones distintas de todo pelaje, repletas de múltiples opciones y variantes fantasiosas, muchas de ellas lícitas (expresamente permitidas por el misal y la IGMR o "Instrucción General del Misal Romano", así lo llaman) y otras abusivas.

Basta para comprobarlo con sufrir esas misas nuevas paseándose por parroquias y colegios sedicentemente católicos. Hace muchos años que volví al inmemorial rito romano (el único que merece ese nombre, el tradicional), pero sigo comprobando el multimorfismo y la desacralización y banalidad de las misas nuevas cada vez que me toca padecerlas con ocasión de bodas, funerales (¡todos al cielo!) y demás obligaciones sociales.
11/07/22 4:13 PM
  
Urbel
En el inmemorial rito romano basta con rezar o cantar lo que en el Misal está en negro y hacer lo que en ese mismo Misal está en rojo (las rúbricas, que de ahí viene su nombre: "rubrum" es rojo en latín).

En cambio respecto del Novus Ordo, para muestra un botón (los apartados 23 y 24) de la IGMR (Instrucción General del Misal Romano, así llaman al de Pablo VI):

"23. Además, para que la celebración responda más plenamente a las prescripciones y al espíritu de la Sagrada Liturgia y para que crezca su eficacia pastoral, en esta Instrucción General y en el Ordinario de la Misa, se proponen algunas acomodaciones y adaptaciones.

24. Estas adaptaciones, que consisten solamente en la elección de algunos ritos o textos, es decir, de cantos, lecturas, oraciones, moniciones y gestos, para que respondan mejor a las necesidades, a la preparación y a la índole de los participantes, se encomiendan a cada sacerdote celebrante. Sin embargo, recuerde el sacerdote que él es servidor de la Sagrada Liturgia y que a él no le está permitido agregar, quitar o cambiar algo por su propia iniciativa en la celebración de la Misa."

Cierto que se termina recordando al sacerdote que no le está permitido agregar, quitar o cambiar nada en la sagrada liturgia ..... salvo precisamente, "para que crezca su eficacia pastoral" (¡que no falte nunca la eficacia pastoral!), acogerse a las acomodaciones y adaptaciones permitidas "para que respondan mejor a las necesidades, a la preparación y a la índole de los participantes" (¡ahí queda eso, manda huevos!).

Ancha es Castilla, y muy fácil deslizarse de las variantes permitidas o lícitas a las abusivas (y un par de huevos duros ...). Nada que ver con el rigor del inmemorial rito romano, claro está que hoy se lo tacharía de "rigorismo" o "rigor mortis" (¡en latín, por una vez!).
11/07/22 4:23 PM
  
Joaquín
Así es Urbel y a mí como feligrés habitual de la Misa Novus Ordo ves algo "raro" en ella. Como si no expresara la misma fe. La sacralidad de la Misa Tradicional es impresionante cuando he tenido la ocasión de poder asistir. Creo que muchos, y cada vez más, hemos llegado a un punto de no retorno respecto a todo este tema. Aunque todavía hay muchos que no lo han visto. Que la gran crisis de la Iglesia para por la restauración de la liturgia. Hubo (y hay) un asalto para destruir la Iglesia desde dentro.
11/07/22 6:45 PM
  
Fermin
A los "amantes" del novus ordo. Sólo un apunte, ¿alguno de ustedes ha tenido la curiosidad de ver, por YouTube, una misa anglicana o una luterana?. Después hablamos del novus ordo.
11/07/22 9:08 PM
  
Elisa
La Misa Vetus Ordo va a volver, porque nunca se ha ido ni se puede ir...
La misa Novus Ordo quedará como un accidente en la hstoria de la Iglesia.
11/07/22 10:40 PM
  
Vicente
Cuestionar la reforma litúrgica del Concilio es como cuestionar el Concilio mismo. Seamos claros. El Concilio Vaticano II afronta el reto de la modernidad, el tradicionalismo se atrinchera ante la modernidad.

El sacramento es el mismo, por lo tanto el poder de santificar también ¿Por qué ese empeño por rechazar el Novus Ordo? ¿acaso implica necesariamente apartarse de la ortodoxia?
11/07/22 10:52 PM
  
miguel 3
Sofia, abre el oído de tu corazón y no descalifique asi como asi al Vetus Ordo, a la misa tradicional de la que recibiste seguramente de tus padres tus primeros años.
Fermin, fui una vez a una "misa" anglicana, es igual a la Novus Ordo.
Viva el viejo rito, viva la sotana, vivan los que somos llamados "rígidos" , viva el Catecismo de San Pio X, llegara el tiempo que serán devueltos al lugar que les corresponde y brillaran con el fulgor de la Verdad
11/07/22 11:05 PM
  
Vladimir
Creo, más bien, que lo que se impondrá al final, será un ORDO que combine a ambos, como era la intención inicial. A mí, en particular me parecería lo mejor, pues tanto el V.O. como el N.O. tienen sus carencias.
12/07/22 12:03 AM
  
Vivi
Debo padecer el Novus Ordo cada domingo para poder comulgar, ya que no hay una misa tradicional en 100km a la redonda, literal. Nunca en mi vida pude asistir a una tradicional, pero de la que asisto me molestan mucho los aplausos, los instrumentos musicales que usan, como panderetas, bombos , cajones y maracas ;y las canciones con ritmo animado, con clima festivo.
12/07/22 12:05 AM
  
L. Thomas
La misas novus ordo pedieron la catolicismo, de modo que se confunden con una misa protestante; además que los sacerdotes no leen las rúbricas del misal y las normas vigentes, de modo que la misa llega a estar dada a la imaginación del celebrante.

Acaso la constitución Sacrosanctum Concilium del CVII que no buscaba dar algunas adaptaciones y revisiones a la misa de siempre, en vez de crear un nuevo uso del mismo rito.
12/07/22 12:32 AM
  
sALUDOS A TODOS.
Saludos a todos.
12/07/22 3:27 AM
  
Clara
Juan Mariner estará subiéndose por las paredes al ver a una joven "españolista" catolica portando una bandera cristiana, propia del grupo de oradores, que tiene un pequeño detalle en forma de la bandera nacional, la de esta chica, como la de Mariner, la bandera de España.


Uhhhhhh España, españolistas....Mariner, uhhhhh.
12/07/22 7:54 AM
  
Generalife
A mi me vale la Misa que escucho que es lo qué es: El sacrificio y es lo que importa, que haya discusiones por esto lo veo muy triste con todo lo que está pasando
12/07/22 9:39 AM
  
Urbel
¿Y cree usted, Generalife, que todo lo que está pasando no tiene que ver con la revolución litúrgica?

¿Que la revolución litúrgica no es causa ni concausa de la espantosa crisis que sufre la Iglesia desde el Vaticano II?

Hasta el cardenal Ratzinger, después Benedicto XVI, perito en el Vaticano II y su defensor desde entonces, reconoció por escrito que la crisis de la Iglesia es principalmente una crisis litúrgica.
12/07/22 10:48 AM
  
fermin
Miguel 3: "misa" luterana, o la calvinista de los llamados "reformadores", o anglicana, es como la misa nueva del concilio Vaticano II, es clavada, dicen las mismas cosas y cantan canciones muy similares. Ellos celebran la cena del señor y consideran incluso que Cristo está presente espiritualmente. Vean en youtube, si no tienen una parroquia luterana o calvinista cerca.
Resulta que los mismos que quieren prohibir la liturgia que a mi me devolvió mi salud espiritual, porque a mi la Iglesia me importaba un pepino, son los que quieren admitir diaconisas, que la mujer pueda ser sacerdote, comunión para todos, y ahora dicen que no debo comer carne para salvar el planeta y vacunarme es un acto de amor, jaja y hacen una asignatura de religión que es la agenda 2030 al pie de la letra...y me dice el Papa que yo estoy excolmulgado por no aceptar cositas del concilio vaticano II??. Porque este señor dijo que nosotros estamos fuera de la Iglesia por no aceptar ese concilio, que no es dogmático sino pastoral. Estaré fuera de SU Iglesia, no de la Iglesia de Cristo. Y a los alemanes que casan gays no los vas a excomulgar y si son de tu Iglesia?.
Asi que cuando me excomulga Bergoglio o ustedes los novusordonianos nos atacan, me inquieta un poco, pero luego me leo algún canon de Trento (que si es dogmático) y se me pasa. Un papa "rarito" es un segundo en la vida de la Iglesia, ahora los tradicionales somos seres a perseguir, pero eso a mí me da paz. Un abrazo a todos!!.
12/07/22 11:32 AM
  
Urbel
"Estoy convencido de que la crisis eclesiástica que vivimos hoy se debe en gran medida a la desintegración de la liturgia" .

Joseph Ratzinger, "Mi vida".
12/07/22 12:06 PM
  
sofía
Miguel, yo no he descalificado ningún ordo. Es evidente que son Uds los que están descalificando a nuestra Santa Misa. Yo descalifico SUS descalificaciones. Esas mismas descalificaciones son las que harán daño al vetus, a mí me parece muy bien q haya un modo ordinario y otro extraordinario de celebración del rito romano. Son Uds quiénes se autosabotean con esa actitud.
Joaquín,
No dudo de que cuando se reúne una élite a celebrar, se encontrarán bien. Pero yo ya conozco el vetus de cuando era lo ordinario y veía a las señoras rezar el rosario en misa y a un niño poner chinchetas en los bancos mientras la mayoría de los señores se ponían al final para irse cuando se aburrían. Y no por eso critico al vetus q en sí no era culpable de nada. Yo cambié del Dominus vobiscum a El Señor esté con vosotros, con la seguridad de estar en la Santa Misa de siempre. Desde luego el rosario durante la misa desapareció. Mientras vea que los frutos de Uds son estos del desprecio y la crítica a la Santa Misa nuestra, del vetus no diré nada pero de los críticos sí.
De acuerdo con Generalife.
12/07/22 12:07 PM
  
Joaquín
Sofía debe por tanto usted ser bastante mayor, cosa que no es mala, al contrario. Yo no he tenido estas experiencias en la Misa Tradicional porque tengo 35 años y por tanto no la conocí ni viví esos tiempos. Solo diré que acudiendo a las dos son dos liturgias completamente diferentes y que expresan una fe diferente. ¿Por qué los protestantes no tienen problema en celebrar la Novus Ordo y sí lo tienen con la liturgia Tradicional?

Lo que pasara o no entre la gente: rezar el Rosario en Misa, niños jugando u hombres aburridos no tiene nada que ver con el rito. Es más le diría que en la Novus Ordo puede que pase menos por aquello de que sube fulanito a leer, menganita trae las ofrendas, etc. Pero como es hueca la gente pierde la fe y desaparece de los templos. En la Tradicional saben todos que ahí ocurre algo extraordinario, hay misterio. Como es más exigente tienes que estar con una mayor atención. Pero estás y estaban, el pueblo estaba. Después de 50 años NO HAY NADIE, NADIE. Quién tenga oídos que oiga.
12/07/22 12:22 PM
  
sofía
Fermín,
Si tras una crisis de fe recuperó su salud espiritual en una misa vetus, yo la recuperé en una novus.
Y no veo una sola crítica al vetus ordo por mi parte ni por la de nadie. Yo critico sus críticas al legítimo novus ordo.
Y la única protestatización q se ve x aquí es, por su parte, la del libre examen de la tradición, al margen del Magisterio y el libre examen de los concilios por parte de alguno de Uds. Vienen a completar el libre examen de las escrituras.
Acabará acusando de protestantización a Jesucristo.
Uds mismos.
12/07/22 12:24 PM
  
Francisco
Me encantaría que pudieran convivir las dos formas de celebrar la Santa Misa, la ordinaria actual y la extraordinaria. Por cierto la ordinaria la he escuchado bastantes veces en lengua latina cuidando al máximo la Liturgia Y que cuando se hagan con pleno respeto y seriedad sean respetadas por unos y otros. Que nadie se considere superior a los demás por optar por una y por otra. Qué algunos, que no van a Misa ordinariamente no vayan a la extraordinaria por motivaciones políticas. En las dos formas se repite el Misterio de la Muerte de Cristo Redentor, de forma incruenta. Eso es lo fundamental.
12/07/22 12:26 PM
  
sofía
Joaquín,
Tengo suficiente edad para ser tu madre, pero no para ser tu abuela. Con 6,7,8,9 años tenía misa diaria en el colegio con mi velo puesto y mi misal bilingüe.
Cuando dejé de usarlos no consideré que hubiera ningún cambio fundamental, ni cuando desapareció el latín ni cuando el altar ocupó una posición más central para todos. Sabía que era la Santa Misa de siempre, con el significado de siempre y el valor infinito de siempre. Cambiar el et cum spiritu tuo por y con tu espíritu no tenía la menor importancia. Y ver mejor el altar no era ninguna protestantización del "Haced esto".
La danesa protestante q había en mi colegio seguía yendo al estudio en vez de a misa, como siempre.
Están creando falsos problemas de tendencia cismaticosedevacantistas.
Uds verán

Muy de acuerdo con Francisco 12:26
12/07/22 12:59 PM
  
Fermin
Sofía: tras una crisis de fe no recupere la fe. No la tuve nunca :). Fue tras una enfermedad dura y complicada, y tras experiencias extrañas en parroquias novusordonianas donde los sacerdotes me decían cosas contradictorias, tuve la suerte de encontrar algo limpio.
No estamos reinterpretando la Tradición. El Magisterio también es Trento, y muchos otros Concilios de los que jamás se habla nada. No sólo existe el concilio Vaticano II. A mí me parece muy bien que si les place, hagan liturgias como lo autorice el señor obispo, quien soy yo... A mi la misa nueva donde yo vivo, me aleja de la fe. Y simplemente reclamo el poder acudir a una liturgia que tiene 1600 años de vida,con sus pequeños cambios a lo largo de la historia pero que mantiene su esencia. No por eso es justo calificar a nadie de sedevacantista, cismativo, etc. Papas herejes los ha habido, si, infórmese y antipapas declarados, incluso hubo una época con 3 papas a la vez, igual que también obispos herejes, concilios inválidos etc. A mi todo eso me da igual, quiero ir a misa, confesarme, bautizar a mis hijos y comulgar etc etc como se ha hecho siempre. Y punto. No es un delito ni se nos deber perseguir y se nos persigue y se nos proscribe. Estamos relegados al rincón y no voy a cambiar las palabras de Cristo, pero Bergoglio si las ha cambiado muchas veces y reinterpretado. Así que dígale esas cosas a Jorge Mario. No a mí. Que mi esfuerzo me cuesta ser catolico en estos tiempos spostatas.
12/07/22 2:31 PM
  
sofía
Fermín,
No extrapole su experiencia. Sacerdotes de todo tipo ha habido siempre, también puede investigar en la historia.
En cuanto a la mía, no se la voy a contar con detalle, pero desde luego si creo en Dios y soy católica es desde un día q entré en una iglesia donde se celebraba la Santa Misa, naturalmente novus ordo, y encontré allí a Dios. Era el segundo domingo de Pascua.
La lista de concilios me la sabía con seis años y Trento me parece un concilio excelente q cito a menudo contra la doble predestinación calvinista q encuentro repugnante.
La historia de la Iglesia empecé a conocerla con 12 años y la seguí estudiando en mi época de agnóstica, porque no se puede estudiar historia sin incluir las herejías, las guerras de religión etc. Luego lo retomé desde dentro como católica.
Es UD quien se equivoca cuando ignora q según el magisterio un concilio ecuménico convocado y confirmado por papas no puede contener errores. Los concilios locales, las investiduras y simonías, el asunto de Avignon y los papas poco dignos no son novedades para mí. Ni la realidad de q a pesar de todo nunca se ha visto afectado por todo ello el magisterio infalible.
En cuanto al papa actual tengo por norma no hablar de él, pero no se trata de él, cuya existencia hace las delicias de los q creen en el "cuanto peor mejor", sino de q los cismaticos sedevacantistas atacan a todos los papas desde JUAN XXIII En cuanto a quién es cismatico y quién no, yo no señalo a nadie. Simplemente señalo la tendencia q niega el magisterio de un concilio ecuménico y todos estos papas.
Fórmese mejor UD y no se crea todo lo q al parecer se dice en su ambiente.
12/07/22 3:22 PM
  
Joaquín
Gracias Fermín, así es. Pareciera que los católicos debemos ser papólatras y no poder disentir y razonar lo que se hace o se dice. Pareciera que antes del Vaticano II no existía la Iglesia. Y se nos acusa (a los que también amamos a lglesia) de crear malestar y cisma. No vamos a renunciar a lo que nuestros antepasados nos legaron, aún a costa de su vida, por otra liturgia salida de los despachos vaticanos y creada en su mayoría por protestantes.
12/07/22 6:33 PM
  
Fermin
Sofia: CVII puede tener errores porque no se celebró con la intención de definir nada. Lea usted más. Trento si es infalible porque si se hizo con esa intención, definir canon, verdades de fe, etc combatiendo la herejía luterana.
12/07/22 7:07 PM
  
Urbel
Se repite que, según el magisterio, un concilio ecuménico legítimamente convocado y celebrado, se entiende bajo la autoridad del papa, no puede contener errores. Se repite, pero sin citar la definición del magisterio infalible que así lo haya establecido. Ruego se nos facilite esa cita precisa.

En realidad el magisterio que no puede contener errores es el magisterio infalible. Por eso se denomina infalible, porque no puede errar, e irreformable, porque sus definiciones no pueden reformarse.

El magisterio infalible puede ser solemne, cuando el papa o el concilio ecuménico con la aprobación del papa definen verdades o anatemizan errores, u ordinario y universal, cuando los obispos dispersos por el mundo (no reunidos en concilio) enseñan unánime y constantemente verdades como pertenecientes a la fe católica o condenan errores como opuestos a la fe católica.

El concilio Vaticano II, a diferencia de todos los veinte concilios generales o ecuménicos que le precedieron, no hizo uso de la autoridad infalible e irreformable del magisterio solemne.

Quiso mantenerse y se mantuvo en el nivel más modesto de un concilio meramente pastoral, como afirmaron Juan XXIII en el discurso Gaudet Mater Ecclesia de apertura del concilio el 11 de octubre de 1962 y el cardenal Ratzinger en su alocución de julio de 1988 a los obispos chilenos.

Pablo VI prefirió hablar de un novedoso género de "magisterio ordinario" conciliar, en lugar de meramente pastoral, en un discurso de 1966.

Pero fuese su autoridad meramente pastoral u ordinaria, en ningún caso se encuentran en el Vaticano II verdades definidas o errores condenados con la autoridad infalible e irreformable del magisterio solemne. Puesto que sus pronunciamientos no son infalibles, son pues falibles (pueden contener errores). Aunque revistan la autoridad inferior de manifestaciones magisteriales de grado más modesto.
12/07/22 7:37 PM
  
sofía
El concilio Vaticano II es tan infalible como todos los concilios ecuménicos precedentes.
Los elementos pastorales no son ninguna novedad, los encontramos ya en el primer concilio del q tenemos noticia, el de Jerusalén. Lo pastoral y lo doctrinal van juntos, no se excluyen.
No definir ningún dogma nuevo no representa ningún problema para la imposibilidad de q contenga errores. No contradice absolutamente en nada el magisterio anterior sino que continúa su desarrollo en algún aspecto. Contiene elementos doctrinales además de pastorales, por ejemplo, prosigue el desarrollo de la doctrina sobre la Iglesia del concilio Vaticano I.
Eso q era doctrina en el Vaticano I no deja de ser doctrina en el II, como es lógico.
Pero los q desprecian el magisterio de ese concilio ecuménico tergiversando lo q realmente dice a pesar de la evidencia en contra, coinciden con el extremo opuesto en inventar un supuesto espíritu conciliar a la vez que ignoran lo q realmente dicen los textos inspirados. No tiene más espíritu que el Espíritu Santo.
Y sacan su obsesión contra el concilio venga o no a cuento poniendo en práctica la falacia "post hoc ergo propter hoc".
Así que parece ser que proponen el libre examen de los concilios desde sus propios criterios equivocados en vez de seguir los del Magisterio.
Magisterio q tb niegan a varios papas, santos incluidos. Santidad q tb niegan. (Según los comentarios leídos al mismo topo lefebvrista en diversos blogs)
Es decir, creen por lo visto q tb hay q practicar el libre examen del magisterio.
Y tienen el cinismo de decir q el misal de Pablo VI está protestantizado. Aquí no hay más protestantes que ellos mismos.

Sigan en esa línea pero después de renegar de un concilio ecuménico y de un montón de papas, veremos lo q les queda de todo lo demás. Es pura lógica. Cuidado con el sendero cismaticosedevacantista.

En todo caso, dejen de insultar a nuestra Santa Misa. Ante eso no me voy a callar.
Luego se hacen las víctimas.
12/07/22 8:48 PM
  
Fermin
Señor Urbel, mi más sincero agradecimiento por su explicación.
12/07/22 9:02 PM
  
sofía
Y no dice Juan XXIII q sea "meramente" pastoral sino predominantemente pastoral. Lo cual no le quita un ápice de magisterio a su doctrina.
Y estoy hasta el gorro de las tergiversaciones de Ratzinger q hace ese comentarista q se burla de Benedicto XVI cuando le parece. Por cierto, ni la más mínima papolatria: simplemente creo en el ministerio petrino, en el Espíritu Santo y en el sentido común. En cuanto a q haya distintos tipos de magisterio, eso no es ninguna novedad.
Lo q no creo es que el libre examen del magisterio q hace el lefebvrista sea católico ni esté inspirado x el Espíritu Santo.
12/07/22 9:17 PM
  
Manuel Caceres
Menos mal que el Papa Francisco, ya le puso coto a la misa en latin, no pueden venir diciendo que se puede hacer en latin, no señores, el idioma latin no cabe en la liturga catolica.
12/07/22 9:39 PM
  
Fermin
Sofia.
Topo lefebriano... Cismaticos sedevacantistas, madre mía que peligrosas alimañas a erradicar, ya veo jaja.
A usted le parece más peligroso un lefebriano que un jesuita novusordoniano que quiere ordenar mujeres y casar gays, o un obispo alemán de esos pro agenda 2030 y sus resilientes y feministas objetivos de desarrollo sostenible? . A esos hay que darles abrigo y comprensión, darles acompañamiento, amor y misericordia...Pero al de la liturgia tradicional, a ese patada en el culo, maldito cismatico, sveptscel CVII o vete.
Por sus frutos los conoceréis. Y vemos qué frutos... Al final sale a relucir el verdadero pelaje.
12/07/22 9:55 PM
  
Urbel
Lamento que esté usted hasta el gorro de las citas literales de Ratzinger. Pero el perito y defensor del Vaticano II, muchos años prefecto de la congregación para la doctrina de la fe y finalmente papa Benedicto XVI, es una fuente cuya autoridad al respecto está fuera de duda. Cuando él afirma que el Vaticano II quiso mantenerse en el grado más modesto de un Concilio pastoral (alocución de julio de 1988 a los obispos chilenos) sólo queda añadir: a confesión de parte, relevación de prueba.

Sigue usted sin darnos la cita literal del magisterio infalible donde se afirme que un concilio ecuménico legítimamente convocado y celebrado no puede contener errores.

San Juan XXIII, San Pablo VI y San Juan Pablo II. Y Juan Pablo I que será beatificado el próximo mes de septiembre. Y Benedicto XVI y Francisco en lista de espera, según afirmó el propio Francisco con ocasión de la canonización de Pablo VI.

Todos los papas del Vaticano II han sido y serán tan grandes papas como San Gregorio Magno y San Pío V, y tan grandes santos como San Agustín y San Francisco de Asís.
12/07/22 10:01 PM
  
Urbel
Y saludos cordiales a Fermín (¿navarro?), encantado de ayudar.

Queden todos con Dios, y buenas noches.
12/07/22 10:03 PM
  
sofía
Fermín, ya le dejé claro desde el principio que para mí tiene el mismo valor infinito la misa celebrada del modo ordinario o del modo extraordinario del rito romano - o el rito mozárabe o cualquier otro admitido. Y me parece muy bien que cualquiera pueda asistir a cualquier misa celebrada como Dios manda.

Yo no he dicho una sola palabra en contra del vetus ordo jamás. Por el contrario estoy muy conforme con Benedicto XVI cuando muestra como un enriquecimiento la posibilidad de dos formas de celebrar el rito romano.
Es su querido amigo el topo lefebvriano el que no está conforme con lo que dice BXVI y niega que haya dos formas de celebrar el mismo rito romano. Parece que en esto coincide con su querido "Bergoglio", aunque éste no ha llegado a contradecir claramente aún a su predecesor - ni creo que lo haga. Los extremos siempre se tocan y no sé qué harían ustedes sin el cuanto peor mejor.
Son los topos lefebvrianos que les rodean, cismáticos y sedevacantistas, además de antinovusordistas, los que pueden conseguir que se acabe la posibilidad de celebrar vetus ordo, no los que hablamos con consideración y respeto de la Santa Misa se celebre vetus o novus.
Y es de eso de lo que estamos hablando. Cuanto toque otra cosa, hablaremos de otra cosa.
Claro que hay otras herejías que todo el mundo vemos con claridad que son un peligro capital en la Iglesia, lo que no tienen es nada que ver ni con el concilio real ni con el novus ordo, por mucho que los topos repitan machaconamente su relato del supuesto espíritu del concilio ignorando sus textos - en esto coinciden con los otros herejes. Se retroalimentan.

En cuanto al topo lefébvrianólatra omnipresente: sigue usted sin mostrar la cita en la que se dice que un concilio ecuménico convocado y confirmado por papas legítimos puede contener errores.
Parece que en vez de reconocer sus propios errores prefiere promover el libre examen de concilios ecuménicos.
Pues nada, siga poniendo sus propios criterios erróneos por encima del verdadero magisterio y concluya felizmente su camino hacia el cisma y la herejía para completar su protestantización.



13/07/22 3:11 AM
  
Urbel
"La verdad es que el mismo Concilio [Vaticano II] no ha definido ningún dogma y ha querido de modo consciente expresarse en un rango más modesto, meramente como Concilio pastoral; sin embargo, mu­chos lo interpretan como si fuera casi el superdogma que quita importancia a todo lo demás."

Cardenal Raztinger, alocución del 13 de julio de 1988 a los obispos chilenos.

Si usted, en cambio, no es capaz de transcribir la cita precisa del magisterio infalible en que pretendidamente se afirme que un concilio ecuménico convocado y confirmado por papas legítimos no puede contener errores, haga el favor de dejar de repetirlo.
13/07/22 10:28 AM
  
Urbel
¿"Cismático-sedevacantista"?

Yo acepto que el Vaticano II fue un concilio ecuménico legítimamente convocado por Juan XXIII y cuyos documentos fueron legítimamente aprobados por Pablo VI. Fue pues un concilio ecuménico o general, el vigésimo primero y último hasta la fecha, no un conciliábulo.

Fue también un concilio ecuménico distinto a los veinte anteriores porque, a diferencia de todos ellos, no quiso hacer uso de la autoridad infalible del irreformable magisterio solemne, de manera que no definió verdades ni condenó o anatemizó errores con esa autoridad.

Y ese propósito pastoral produjo un completo desastre pastoral, como hasta el hamletiano Pablo VI tuvo que confesar: el humo de Satanás ha entrado en la Iglesia. Pero sin hacer nada para cerrar las ventanas por donde ese vendaval había penetrado. Hasta hoy.

Tampoco niego que los papas posteriores a Pío XII, desde Juan XXIII hasta Francisco inclusive (del que usted no quiere hablar ¿por qué?), sean papas legítimamente elegidos, no antipapas.

Sin cerrar por ello los ojos a la hecatombe posconciliar.

Respecto de su canonización acelerada y en serie, es un hecho sin precedentes en la historia de la Iglesia, claramente dirigido a intentar remediar la debilidad magisterial del Vaticano II con la canonización masiva de todos estos papas.

Esa intención espuria basta para poner en cuestión la sabiduría y validez de tales canonizaciones devaluadas.
13/07/22 10:42 AM
  
fermin
Urbel, si señor, soy navarro :)

Sofía: he leído los documentos del CVII porque cuando estaba volviendo a la Iglesia, lo de "lumen gentium" y "sacrosantum concilium" me sonaba a chino mandarín y leía cosas a favor y en contra de ese concilio que tantos sacerdotes estaban tan contentos y maravillados con él y otros, medio expulsados, cabreados, y quise informarme por mí mismo de qué había sucedido, porque para mi era evidente que me estaba encontrando, según volvía a la Iglesia, con DOS IGLESIAS coexistiendo en una Iglesia Católica oficial.

Mire, un día decidí confesarme y fui corriendo a la primera parroquia que encontré. Yo ni sabía qué era novus o vetus, lo justo recordaba alguna misa tradicional de crío en un monasterio con mis padres y poco mas y el kyrie eleison y el incienso. Yo he ido a colegio religioso de niño. Bien, pues ya desde la primera confesión en aquella parroquia, noté una especie de protestantismo, similar al que tuve en alguna época anterior, porque yo tuve también mi época de protestante, de negar todo e ir por libre. Pero lo que me decían los sacerdotes en confesión de "no te preocupes que todos somos pecadores", así sin terminarlo con algo más, "pero vete y no peques mas porque te estas condenando", a mi me devolvía a donde yo venía. Si, porque para un protestante, la salvación no es un proceso, reconoces a Cristo como tu salvador y ya está, ya eres "salvo", y Dios te perdona si te arrepientes pero claro como eres pecador, no puedes evitar pecar...pero para un católico, el objetivo es ser santo, no quedarse en reconocer "soy un pecador y ya está". Si eres electricista, arreglas enchufes. Si eres pecador, pecas. A mi eso, me empujaba directamente fuera de la Iglesia y a la vida de pecado que yo llevaba, que en ese momento no podía llevarla, porque estaba muy flaco y hecho polvo de la enfermedad que estaba pasando. Me quedé muy tranquilo con lo de Dios te ama y bla bla, pero sólo eso, a mi sinceramente, no me valía.

En una de mis confesiones, otro sacerdote me dijo que el demonio no existía, que lo que existía era el mal. Asi como lo oye. A mi eso me tumbó. por otro lado, leía el catecismo y pude comprobar que los miercoles y viernes todo católico debe ayunar, y resulta que casi nadie ayuna. A eso le unimos los sacerdotes vestidos de vaqueros, sotanas inexistentes (en mi cole todos llevaban sotana). El cura de un pueblo de aqui cerca se iba de vacaciones con una amiga y era aficionado al tunning, tenía una moto tuneada y era del mismo club motero de un amigo. Y gozaba de muicha aceptación entre los podemitas del pueblo porque ese tipo de cura es lo que mola a los que siempre han odiado a la Iglesia, curioso... Mire yo en el cole comulgaba de rodillas y en la boca, pero antes confesión y ayuno. En las parroquias donde yo iba, muchas veces no había manera humana de confesarse, confesionarios vacíos... pero todos, todos comulgaban, y yo pensaba, con quien se confiesan??. Un jueves santo intentaba confesarme y me recorrí 4 parroquias 1 hora antes de la misa de la cena del Señor y no pude confesarme, no había confesión. Vas experimentando tu vuelta a la Iglesia que crees la verdadera y encuentras alguna parroquia donde el novus ordo es, para rematar, muy distinto a otro novus ordo... como si depende del sacerdote o de yo que se.

En los textos del concilio hay ambigüedad, y no me lo puede usted negar. Podemos hablar de esos documentos, pero son en algunas partes muy ambiguos, como un párrafo donde en Lumen Gentium dice que la Iglesia de Cristo SUBSISTE en la Iglesia Católica, en lugar de decir que ES LA IGLESIA CATOLICA . Como que subsiste??. Y todo eso para meter después que también se encuentra en los hermanos separados. QUE??. A un tio como yo que ha peregrinado por el ateismo beligerante, protestantismo a mi medida etc, no le puedes decir eso, porque entonces para que me cambio??. Para qué la conversión?. Es como `pasar de curso copn dos suspensos, para qué voy a aprobar todo?. Y eso es magisterio infalible??. No es infalible ni lo puede ser esa frase que le cito, porque va en contra del magisterio anterior donde claramente se decía que solo hay salvación en la Iglesia Católica, y que los demás son herejes. A mi eso me parece ambiguo y confuso y un magisterio infalible no es ni puede ser en absoluto confuso e interpretable según como le de al obispo de turno. Y es más, debe de ser inamovible y esas frases conciliares son nuevas, jamás se ha dicho nunca en 2000 años. Hay algo en esos documentos que crea interpretaciones equivocadas y verdaderas herejias, y lo estamos viendo.
13/07/22 11:46 AM
  
Urbel
Se repite que, según el magisterio, un concilio ecuménico legítimamente convocado y celebrado, se entiende bajo la autoridad del papa, no puede contener errores. Se repite, pero sin citar la definición del magisterio infalible que así lo haya establecido.

He rogado que se nos facilitase esa precisa cita magisterial. No se ha querido o no se ha podido aportarla. Ha quedado establecido que no existe o no se conoce.

Quien afirma tiene la carga de la prueba, no quien pone en duda.

Cierto que tampoco existe cita magisterial en contra. Por lo tanto, a falta de autoridad magisterial en un sentido u otro, lo menos que debe reconocerse es que la cuestión es dudosa y que, por lo tanto, los católicos podemos discrepar sobre si existen errores en un concilio ecuménico y podemos debatir al respecto.

En realidad el magisterio que no puede contener errores es el magisterio infalible, sea solemne u ordinario y universal Por eso se denomina infalible, porque no puede errar, e irreformable, porque sus definiciones no pueden reformarse.
13/07/22 12:48 PM
  
Joaquín
Yo si estoy en contra del Novus Ordo pues por nuevo (alejado de la Tradición) y hecho / fabricado por protestantes está alejando y ha alejado de la Fe Católica a millones de personas. Para que obispos y pastores reflexionen.
13/07/22 1:00 PM
  
Urbel
Y para quienes siguen repitiendo la falsedad enorme de que la FSSPX y sus miembros y fieles son cismáticos o sus obispos siguen excomulgados (ni sus sacerdotes ni fieles lo estuvieron nunca), recomiendo la lectura de un artículo recientemente publicado en la Revista Española de Derecho Canónico (por cierto, de la Universidad Pontificia de Salamanca) por un canonista francés (por cierto, sacerdote de la FSSPX):

Pierre-Marie Berthe, "Las diócesis de Francia y la Fraternidad Sacerdotal San Pío X: la celebración de los matrimonios en el marco de la carta romana del 27 de marzo de 2017" (REDC 78 (2021) 21-52).
13/07/22 3:57 PM
  
sofía
Fermín,
Estoy en el hospital.
No puedo aportarle en este momento las citas del concilio q demuestran q es su interpretación la q es errónea y no el concilio, cuyo texto no quiere decir nada de lo que UD supone y q está en total continuidad y sin ninguna contradicción con la doctrina de siempre. Si subsiste está claro que es. Y dice además constantemente que la plenitud de la Verdad está solo en la Iglesia Católica. Reconocer que hay elementos de verdad q aún son compartidos por no católicos, no es más que la simple evidencia de q a pesar de sus errores, aún conservan alguna verdad procedente de cuando eran parte de la Iglesia Católica: la fe en la Trinidad, el bautismo, las escrituras...a pesar del libre examen q las protestantiza - lo mismo q protestante resultará el libre examen del magisterio q los cismaticosedevacantistas proponen.
Yo también he conocido brevemente el mundo ateo y el protestante y sé perfectamente el porqué de mi catolicismo q no practica el libre examen al margen del Magisterio.
Resumiendo: el concilio está muy claro y no contiene ningún error. Y poco me importa q se inventen otro concilio un extremo o el otro. El verdadero y sus textos está ahí y los q al parecer no saben leer, no tienen más q comprobar lo q dice el magisterio.

Urbel,
Teniendo en cuenta las cosas que le he leído a ud sobre el concilio y sobre todos los papas recientes y teniendo en cuenta que cuando yo he citado en relación al concilio al P. Iraburu y a Rubén Urbina en otro blog UD se ha burlado afirmando que no tienen la categoría de su autor recomendado (un sedevacantista) creo que camina UD con bastante provecho por esa senda cismaticosedevacantista. Ignoro cuándo llegará a su meta o si ya llegó.

Es UD un hábil tergiversador y manipulador y aquí tergiversa divinamente a Ratzinger y a Pablo VI y manipula sutilmente lo q dice Juan XXIII cambiando una palabra por otra.

Me temo q yo no tengo en estos momentos la posibilidad de poner ninguna cita, pero si en este portal nadie le contesta como se merece y si su machaconeria tiene éxito, será q todos Uds están dispuestos a darle la razón al motu proprio de su querido Bergoglio, del q yo no hablo porque no me da la gana, entre otras buenas razones q a UD no le importan.

Joaquín,
El novus ordo y el misal de Pablo VI no son protestantes, son católicos. El protestante es UD q se permite despreciar nuestra Santa Misa celebrada novus ordo. UD mismo.

A la paz de Dios
13/07/22 4:41 PM
  
sofía
El último comentario no lo había visto. Es comprobable q ni yo ni nadie ha nombrado a esa asociación q cita Urbel.
Que él se dé por aludido cuando hablo de cismaticosedevacantistas me parece lógico. Q su ego quiera proyectarlo sobre toda una asociación determinada es cosa suya exclusivamente.
Aclarado esto, de nuevo,
A la paz de Dios.
13/07/22 5:03 PM
  
Urbel
Que no sea nada grave y le vaya a usted bien en el hospital.

Cuando salga del hospital, haga el favor de compartir las citas en cuestión.

Paz y bien.
13/07/22 6:05 PM
  
Fermin
Sofia, lo primero, si está en el hospital, como paciente, mis deseos de que se recupere pronto.

Solo un apunte:

Subisitir no es igual a SER. Significa permanecer EN. Lo segundo, de alguna manera, expresa una separación entre dos entidades, lo que subsiste y el "sustrato" donde aquello se desarrolla. Yo eso jamás lo he leído antes. Que resulta que el escritor no quiso decir eso.. Bueno pues fíjese lo fácil que hubiera sido decir ES. Es similar a la tendencia políticamente correcta de hoy en día donde se tiene miedo, pusilanimidad para expresar las cosas con valentía. La iglesia de cristo ES la católica y punto.

Es un concepto además que en el ámbito evangélico se vive en su forma cristalizada completa, expresan que la iglesia de Cristo puede subsistir en distintas iglesias, que sirven de sustento a su desarrollo, aunque haya discrepancias DOCTRINALES entre ellas, no hay problema en ello. Ya transité ese camino antes y si decir las cosas así suavecitas se hace por el ecumenismo, mal vamos por ahí..

De todos modos, disculpe si le he importunado con las citas y usted se encuentra en una situación donde no puede contestar cómodamente o con mala salud. No dudo de que tiene usted citas para matizar ese texto, pero hay más cosas en otros documentos que igualmente tienen tintes que, a los que venimos "de fuera", nos llaman mucho la atención para mal. Pero dejémoslo ahí. Estudiaré con más profundidad y pediré a Dios que me ilumine y le deseo lo mismo a usted. Mientras tanto, espero y deseo que no se nos proscriba a los " tradicionales" como si fuéramos seres peligrosos.

El tiempo y el Señor pondrá las cosas donde deben estar y por los FRUTOS, frutos que no son buenos ahora mismo como todos los vemos, los conoceréis. Los frutos ya van saliendo y madurando cada día.

No olvidemos también que la apostasía está profetizada en las Escrituras, los falsos profetas y falsos cristos que engañaran a muchos. Y Cristo se preguntaba si cuando El viniera, hallaria fe en la tierra..

Un saludo y que el señor nos guíe en estos tiempos confusos.
13/07/22 6:19 PM
  
Pedro
El Papa ha zanjado esa cuestión sólo hay una firma de celebrar el Rito Romano y es con el Misal de San Pablo VI. No existe la forma extraordinaria de celebrarlo. Tan sólo se concede como indulto, con muchas restricciones poder celebrar como se hacía antes de que entrase en vigor el Novus Ordo Missae de San Pablo VI en 1969. La prueba está en que no tienen autorización para celebrar ese rito en los Tempoos católicos y lo tienen que hacer en la calle. Eso es ridículo. Celebren como lo hace el Papa y podrán celebrar en las Iglesias.
23/07/22 11:45 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

8.07.22

Misa funeral en el 25 aniversario de la muerte de Mons. Guerra Campos en su parroquia natal de Ames

El 15 de julio de este año 2022 se cumplen 25 años del fallecimiento de monseñor Guerra Campos. Su parroquia natal, Santo Tomás de Ames (La Coruña) quiere recordarle el próximo 15 de julio a las 20.00 horas con un funeral por su eterno descanso y homenajearle con el descubrimiento de una placa en su memoria en la misma iglesia en que fue bautizado y celebró su primera Misa. Quienes en las tierras amenses le recuerdan testimonian que vivió heroicamente las virtudes cristianas y se desvivió por los más necesitados. Será este sencillo y sentido recuerdo por su persona un punto de partida para dar a conocer mejor su persona y pensamiento, tan pertinente también para nuestros tiempos.

Semblanza de Mons. Guerra Campos en la web de la Real Academia de la Historia

Guerra Campos, José. Seares de Abajo (La Coruña), 13.IX.1920 – Setmanat (Barcelona), 15.VII.1997. Eclesiástico, teólogo, canónigo, profesor, obispo.

Hijo de una familia humilde —su padre era aserrador—, pronto se distinguió como alumno del seminario conciliar compostelano. Soldado en el ejército de Franco durante la etapa final de la Guerra Civil, estudió posteriormente en la Universidad Gregorianade Roma (1940-1943) y en la Pontificia de Salamanca (1943-1945), donde, tras su ordenación como sacerdote en octubre de 1944, se doctoró en Teología. Canónigo “clavero” de la archidiócesis de Santiago en 1951, compaginó sus tareas con las de profesor en el seminario de la misma —en el que tuvo a cargo las asignaturas de Historia de la Filosofía, Teología, Derecho y Sagrada Escritura— y en e l instituto de enseñanza religiosa superior, así como en las Facultades de Medicina y Farmacia del alma mater compostelana, en la que fue igualmente consiliario de los jóvenes universitarios de Acción Católica y viceconsiliario de la Archicofradía del Apóstol Santiago, al tiempo que desplegaba una descollante actividad publicística, en la que alcanzarían resonante eco las primeras páginas de corte científico de un eclesiástico hispano sobre el marxismo (1961). Secretario de las juntas de los años santos jacobeos y consultor del episcopado español en el Concilio Vaticano II (1962-1963), su intervención —ya como prelado— en la tercera sesión —debate en torno a la constitución Gaudium et Spes— respecto al ateísmo marxista se reputó como la más destacada de la jerarquía hispana en la citada asamblea, elogiándose primordialmente en los medios más avanzados de España e Italia.

Nombrado obispo auxiliar de Madrid el 15 de junio de 1964 y procurador en Cortes por designación directa de Franco tres años después, participó como miembro hasta 1975 en sus comisiones de Justicia y Educación. Obispo de Cuenca a partir de 1972, desempeñó con anterioridad la secretaría general del episcopado español y fue obispo delegado de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar para la Acción Católica y presidente de la Unión Nacional de Apostolado Seglar. Tanto en varios de éstos y otros cargos —como, por ejemplo, el de Consejo Asesor de Radio y Televisión Española— como en su posición negativa ante la Ley de Reforma Política de diciembre de 1976, la Constitución de 1978 y algunas de las medidas adoptadas por los gobiernos de la democracia en materia religiosa y moral, le acompañó la polémica, especialmente virulenta frente a su protagonismo en la crisis general de Acción Católica y la asamblea conjunta de obispos y sacerdotes de septiembre de 1971. Automarginado y aislado en su sede, haría de ella un notable vivero de vocaciones sacerdotales y un poderoso foco espiritual, conservando hasta el término de sus días una dedicación intelectual, fruto de la cual surgiría una de las principales obras científicas de la jerarquía española contemporánea y numerosas publicaciones, varias de ellas dedicadas al estudio de distintos aspectos de las excavaciones del sepulcro del apóstol Santiago, tema de su especial predilección. Le fue admitida la renuncia el 26 de junio de 1996.

 Obras de ~: El pensamiento teológico según Santo Tomás; introducción al pensamiento marxista, Madrid, Cristiandad, 1961; Lecciones sobre el ateísmo contemporáneo. Marxismo y hombre cristiano. El Concilio visto por los peritos españoles. Renovación de la comunidad eclesial, Madrid, Servicio de Publicaciones de la Junta Nacional de Acción Católica, 1969; La Iglesia en España (1936-1975). Síntesis histórica, Madrid, 1986 (separata de Boletín Oficial del Obispado de Cuenca, 5); Crisis y conflicto en la Acción Católica española y otros órganos nacionales del Apostolado Seglar desde 1964. Documentos, Cuenca, 1989.

 Bibl.: J. L. Martín Descalzo, Tarancón, el cardenal del cambio, Barcelona, Planeta, 1982; J. M. Cuenca Toribio, Sociología del episcopado español e hispanoamericano (1789-1985), Madrid, Pegaso, 1986; V. E. Tarancón, Confesiones, Madrid, PPC, 1996; V. Cárcel Ortí, Pablo VI y España. Fidelidad, renovación y crisis, Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 1997, págs. 1035-1037; M. Ayuso Torres, “In memoriam. José Guerra Campos, obispo”, en Verbo, 359-360 (1997), págs. 811-818; A. Fernández Ferrero, Guerra Campos: apuntes para una biografía, Cuenca, Delegación Diocesana de Medios de Comunicación, 2000; F. Montero, La Acción Católica y el franquismo. Auge y crisis de la Acción Católica Especializada en los años sesenta, Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia, 2000; D. Muelas Alcocer, Episcopologio conquense. 1858-1997, Cuenca, Diputación Provincial, 2002.

 José Manuel Cuenca Toribio

Publicaciones sobre Mons. Guerra Campos en InfoCatólica

Impactante testimonio de la Hermana que cuidó a Monseñor Guerra Campos (infocatolica.com)

Mons. Guerra Campos, el alumno más brillante del Colegio Español de Roma. Por el P. José María Serra (infocatolica.com)

Obispo José Guerra Campos: Santo, sabio y valiente. Por el P. Manuel Martínez Cano (infocatolica.com)

Emotivo escrito del Padre Alba sobre Mons. Guerra Campo. En memoria de un santo obispo (infocatolica.com)

Último sermón de Mons. José Guerra Campos (infocatolica.com)

1 comentario

  
Daniel
Habrá alguna Misa en Madrid?
09/07/22 1:40 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

7.07.22

¡Morir por Cristo Rey! Vida de Antonio Molle Lazo como exponente de la buena enseñanza católica

Agnus Dei Prod. lanza un nuevo libro que espera llegar al corazón.

El ejemplo de un joven formado en el amor de Dios y en la recta y santa Doctrina Tradicional de la Iglesia Católica, que dio sus 21 años por defender los Derechos de Dios, de la Iglesia y de la Patria, ahora, de nuevo, sigue siendo un ejemplo edificante para los jóvenes de hoy que aspiran a seguir los mismos ideales; ideales de eternidad.

¡MORIR POR CRISTO REY!

URGE VOLVER A LA ENSEÑANZA TRADICIONAL CATÓLICA

Antonio Molle Lazo, caído por Dios y por España (1936), sigue estando de actualidad más que nunca, de suyo, nunca dejará de ser actual su ejemplo y su vida por el simple hecho de que jamás los actos heroicos, la vida virtuosa y edificante, el martirio o el celo por la gloria de Dios y la salvación de las almas dejarán de ser expurgados de la historia, pues son ejemplo a seguir para los jóvenes, y no tan jóvenes, independientemente de la época en la que nos encontremos, por mucho que algunos gobernantes e “intelectuales librepensadores” quieran ocultar y extinguir memorables y trascendentes acontecimientos y personalidades. La virtud será siempre virtud, ayer, hoy y mañana.

La ignorancia y la indiferencia educativa, el pensamiento relativista y progresista inculcado astutamente en los jóvenes, cargado de valores perversos y malvados, está destruyendo y aniquilando, a pasos agigantados, no sólo nuestra historia patria, edificante y ejemplar, sino que tratan de expurgar nuestra santa Fe de los colegios, universidades e incluso de los hogares por medio de una vil y perversa manipulación, preferentemente, de los medios de comunicación (televisión, cine, literatura, radio, música, Internet, móviles…). El joven de hoy se ve dirigido y sumergido en una ciénaga de lodos putrefactos a base de ideologías demoníacas hábilmente planificadas y legisladas cada vez más expansivas y admitidas por una población, al parecer, atolondrada y anestesiada que vive para su comodidad y capricho.

Recorriendo anécdotas de la vida de Antonio Molle Lazo, y desde su más tierna infancia, vemos en él un marcado deseo de agradar en todo a Dios nuestro Señor, fruto de un arraigo y desarrollo muy vivo de la Gracia Santificante en su alma.

¿Y cómo lo logró? Por medio de la oración, de los Sacramentos, el ejercicio de las virtudes cristianas… compendio bien sabido y aprendido, primero, en su hogar paterno, por medio de unos padres muy piadosos, y, segundo, a través de la instrucción y formación de las, antaño, Escuelas Cristianas de los Hermanos de La Salle, sin olvidar su amor y entrega incondicional a su Madre del cielo, la Virgen Santísima, como Terciario Carmelita.

¿Y sabes también cómo? porque fue un gran estudioso y practicante de las normas de vida y conducta del CATECISMO CATÓLICO, que es el MEJOR LIBRO PARA APRENDER A VIVIR.

Antonio Molle Lazo fue un joven COMPROMETIDO que, en su afán generoso por la honra y gloria de Dios, dio su vida con una viva confesión de Fe en un cruel y sanguinario martirio al grito de:

¡Viva Cristo Rey! ¡Viva España!.

Este libro es un acicate contra la amoralidad y envilecimiento reinante de nuestros días, tan consentido como asimilado ya por muchos. Un libro contra la corrupción de las costumbres sociales y culturales en los hogares, en los colegios, en las universidades, en las calles, en los medios de comunicación, en los trabajos… un grito de alarma, un llamamiento a los responsables de educación a que dirijan sus esfuerzos en recuperar la antigua formación católica que tanto bien hizo a las almas. Porque fueron muchos los santos quienes instituyeron la mejor REFORMA EDUCATIVA válida tanto para los jóvenes de hoy como para las futuras generaciones.

Antonio Molle Lazo fue un joven comprometido con Dios y con la Patria, y lo llevó hasta las últimas consecuencias. Lleno del amor de Dios, lo dejó todo, lo dio todo, y esperó en Dios:

“Invicto soldado de la Tradición: ¡Has dado, generoso, tu juventud para Cristo!”.

PARA ADQUIRIR ESTE LIBRO, DIRÍJASE A:

[email protected]

Tef. 638.150.336

4 comentarios

  
Juan Mariner
Muchos en mi tierra murieron por España y eran ateos declarados (eran liberales ricos odiados por los rojos). No ideologicemos el Evangelio, porque, de lo contrario estaríamos avalando "Traditionis custodes" en España. Otros murieron por Dios y la patria la tenían muy abajo en su escala de valores. ¡Viva Cristo Rey! (con denotaciones martiriales)
07/07/22 10:50 AM
  
África Marteache
Mariner: A Antonio Molle Lazo lo martirizaron bárbaramente por odium fidei, no por defender a la patria.
07/07/22 12:34 PM
  
Vladimir
" ideologías demoníacas hábilmente planificadas y legisladas cada vez más expansivas y admitidas por una población, al parecer, atolondrada y anestesiada que vive para su comodidad y capricho".
Se van imponiendo estas ideologías malsanas, en nuestros ambientes actuales, porque a una gran porción de la sociedad, no le importa el aire moral que están respirando los jóvenes, porque luchar contra esa peste requiere esfuerzo, requiere incomodarse. Esa misma sociedad se rasga luego las vestiduras, hipócritamente, cuando se producen los frutos que estamos viendo (como las masacres, protagonizadas, en gran medida, por jóvenes)
07/07/22 7:11 PM
  
Chico
Es raro que no sea beato
07/07/22 10:16 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

6.07.22

Martínez-Pinna analiza Lo que hicimos por el mundo, sobre la grandeza de España en todos los ámbitos

Javier Martínez-Pinna es profesor de Historia y escritor. Es autor de varios libros de divulgación histórica, entre ellos Eso no estaba en mi libro de historia de la Edad Media, Eso no estaba en mi libro de historia de la piratería y Muerte y religión en el mundo antiguo. Colabora habitualmente con distintos medios de comunicación, tanto en prensa (ABC-Historia) como en revistas especializadas (Clío Historia, Laus Hispaniae, Muy Historia, National Geographic, Vive la Historia, La aventura de la Historia y Revista Historia de la Guerra). También ha participado en programas de radio como La Rosa de los Vientos y Julia en la Onda (ambos de Onda Cero), Espacio en Blanco de Radio Nacional de España y Herrera en COPE.

En esta entrevista analiza su libro Lo que hicimos por el mundo.

¿Por qué decidió escribir un libro titulado Lo que hicimos en el mundo?

Somos conscientes de que el conocimiento de la historia de España se ha visto condicionado por una serie de motivaciones políticas e ideológicas que desde los medios de comunicación y las redes sociales han ofrecido una visión muy negativa de la historia de España, hasta tal punto que en muchos ámbitos se mira con desprecio nuestro pasado y se tiende a olvidar, de forma interesada, a algunos españoles ilustres cuyas aportaciones resultan fundamentales para conocer la civilización occidental. Pues bien, a partir de estos personajes estelares como el Padre Mariana, Antonio Nebrija, Melchor Cano, fray Tomás de Berlanga, Jorge Juan o Jerónimo de Ayanz y Beaumont, entre otros muchos, he planteado un recorrido por la historia de España para mostrar al lector todas las cosas importantes que hicimos por el mundo. En este libro también pretendemos mostrar las luces que deberían alumbrarnos para fomentar la concordia entre los ciudadanos españoles, tan erosionada en la actualidad, en parte, por el aumento del extremismo ideológico y el auge de los nacionalismos periféricos que han debilitado la idea de España al poner en duda su existencia como nación.

¿Por qué es importante reivindicar todo lo bueno que ha aportado España a la humanidad, ahora que el pensamiento dominante quiere imponer una visión negativa de España?

En primer lugar, para hacer justicia sobre personajes como Luis Vives, al que consideramos precursor de lo que más tarde serán los servicios sociales en los países occidentales, o a Miguel de Servet, adalid de la tolerancia y la libertad de expresión. En Lo que hicimos por el mundo nos acordamos de Francisco de Vitoria, padre del Derecho Internacional y que anticipa la Sociedad de Naciones, de los teólogos españoles que desarrollan el concepto de poder como resultado del pacto entre gobernantes y gobernados, y de todos esos inventores y científicos como Leonardo Torres Quevedo, Emilio Herrera Linares, Blasco de Garay, Ángela Ruiz Robles o Margarita Salas cuya contribución es necesaria resaltar.

De hecho por eso mismo, hay una fuerte reacción con cada vez más trabajos que muestran con orgullo los hitos de nuestra historia a todos los niveles.

Así es. Esto es algo sobre lo que hablamos habitualmente los autores y nuestros editores y es bastante esperanzador. Por fin, la intelectualidad patria está trabajando por recuperar una visión positiva de la historia de España frente a lo que, por desgracia, nos han enseñado, en muchas ocasiones, en el ámbito educativo. Es algo que podemos observar gracias a la existencia de una producción editorial ingente, por la aparición de blogs y asociaciones que están llevando a cabo una labor impagable en favor del bien común y de revistas, como la que coordino, Laus Hispaniae, en la que colaboran autores que insisten en la idea de que una nación que no es consciente de su potencialidad, es una nación condenada a vivir postergada, a afrontar un interminable debate con el único objetivo de justificar su propia existencia y, por lo tanto, sin energías para evolucionar al mismo ritmo que los países de su entorno.

En la primera parte, llamada el santuario de los sabios, incluye un elenco de 19 grandes personajes, en donde sorprende la inclusión de Félix Rodríguez de la Fuente, pese a su contrastada sabiduría y pasión por su trabajo…

En un libro como este, centrado en la biografía de españoles estelares, podría haber incluido a cientos de teólogos, científicos, pensadores, literatos y artistas cuyo legado es imperecedero. Por supuesto tuve que elegir, y en esta primera parte decidí incluir a un personaje, Félix Rodríguez de la Fuente, al que tengo especial cariño por ser uno de los primeros que llamó la atención sobre la necesidad de proteger nuestro medio ambiente y sentar las bases del ecologismo moderno en España, racional e integrador, alejado del animalismo actual, un fenómeno urbano que nace como consecuencia de la absurda humanización de las relaciones entre las personas y los animales.

Seguidamente habla de los investigadores y científicos españoles, que pese a cambiar el mundo han sido ninguneados por la historia. ¿Cuáles son las razones de este olvido?

Especialmente desde el siglo XVIII se tiende a mirar con desprecio las aportaciones que ha hecho España en materia científica y técnica. A esto le unimos la idea, absolutamente falsa, de un norte de Europa culto, rico y refinado, frente a una España pobre y con menor nivel de alfabetización. En Lo que hicimos por el mundo refutamos estos tópicos mostrando hasta qué punto la actividad de inventores y científicos españoles ha contribuido a la evolución científico-técnica de Occidente. Por supuesto, también criticamos nuestros errores como la miopía de una buena parte de nuestra clase política que, hasta en nuestros días, no ha sabido comprender la importancia de invertir en investigación como única forma de garantizar el desarrollo armónico del país, optando por subvencionar actividades mucho menos productivas, incluidos muchos “chiringuitos”, por espurios intereses políticos.

No todo el mundo sabe que en España nació el germen de los Derechos Humanos.

Claro y aquí destaca la obra de Francisco de Vitoria, con el que abro el libro, por ser uno de los más grandes pensadores de la cultura occidental. Francisco de Vitoria es uno de esos personajes españoles maltratados por la Historia, un teólogo cuyo nombre no aparece en los manuales de historia de nuestros estudiantes a pesar de que es considerado el padre del Derecho Internacional, que desarrolla el concepto de guerra justa y defensor de los derechos humanos, un pensamiento que, por cierto, explica la labor civilizadora de España en América. En Francisco de Vitoria predomina una tendencia iusnaturalista que establece el origen divino de los derechos de las personas, entre ellos la vida y la libertad, frente la tendencia iuspositivista por la que estos derechos dependen de la voluntad del legislador. Al proceder de Dios, Francisco de Vitoria y otros pensadores de la Escuela de Salamanca, asumen la igualdad de derechos de los indígenas americanos, siendo esta la base sobre la que se promulgan las Leyes de Indias en 1542, que pone a los indios bajo la protección de la Corona española.

Igualmente las primeras formulaciones modernas de economía surgen de la Escuela de Salamanca…

Es que la ciencia económica moderna nacen en la Escuela de Salamanca. Desde el siglo XVI, los teólogos españoles defendieron la libre circulación de personas, bienes e ideas. Para autores como Martín de Azpilcueta, el comercio y la propiedad privada nunca podrían considerarse moralmente reprobables, sino actividades al servicio del bienestar general, por lo tanto, nos estamos anticipando a los pensadores en la Economía Clásica del siglo XVIII, cuyos principales exponentes fueron Adam Smith y David Ricardo.

También en España se realizó la primera gramática de una lengua moderna y se formuló la doctrina del pacto social y la limitación de poderes.

En Lo que hicimos por el mundo defendemos el castellano, el español, como el gran legado de España; una lengua que estamos obligados a proteger ante las disparatadas leyes de algunos gobiernos autonómicos que atentan contra los derechos individuales y la libertad de elección de los ciudadanos españoles. Por este motivo recordamos la biografía de personajes fundamentales para comprender la evolución de nuestra lengua como Gonzalo de Berceo, Alfonso X el Sabio y Antonio Nebrija, autor de la Gramática castellana, la primera de una lengua moderna. Antonio Nebrija aseguró ante la reina Isabel la Católica, que la lengua debía ser compañera del Imperio y estar al servicio de la unidad del reino, que debía implantarse en los nuevos territorios conquistados y ser utilizada para transmitir las grandes hazañas y glorias culturales de la monarquía española. En cuanto a la doctrina pactista, esta tiene una dilatada tradición en España, siendo visible en autores como Francisco Suárez o el humanista Sebastián Fox, quien afirma que los reyes no eran dueños de sus reinos, sino servidores de éstos, un pensamiento que parece compartir el propio Felipe II. Mención especial merece el Padre Mariana.

¿Quiénes han sido a su juicio los personajes españoles que más trascendencia han tenido en la historia?

En España han destacado personajes en todos los ámbitos del saber: navegantes, artistas, pensadores, militares… imposible decidir. Entre los primeros estarían, sin duda, Francisco de Vitoria, Isabel la Católica, Cervantes o Gonzalo Fernández de Córdoba.

¿Qué aporta su libro en la defensa de la verdad de nuestra historia?

Este libro está pensado para todos aquellos que fuimos educados para considerar la historia de España como una interminable sucesión de fracasos y, sobre todo, a aquellos estudiantes que nunca han escuchado hablar sobre alguno de los grandes hombres y mujeres españoles que han dejado una huella imborrable pero que han caído en el olvido. Este libro aporta precisamente eso, una forma más justa de afrontar nuestra historia y el conocimiento de todas las cosas buenas, muchas, que los españoles hicimos por el mundo en el pasado.

Por Javier Navascués

1 comentario

  
Cos
(...) y, por lo tanto, sin energías para evolucionar al mismo ritmo que los países de su entorno.
---------------------

Si la labor divulgadora tiene el objetivo de que el país evolucione al ritmo de "los países del entorno" mal vamos. Es para evitar una evolución como la de los países del entorno para lo que nos sirve conocer la historia de España. Si es que fuera eso lo que ha pretendido decir el autor, quien pareciera estar en la línea del discurso liberal de "los pensadores españoles, precursores del liberalismo".

Un ejemplo es la citada figura de Francisco de Vitoria, a quien se le muestra como el precursor de los Derechos Humanos, cuando lo mismo Vitoria que la Controversia de Valladolid, o el anti maquiavelismo hispano, son fenómenos propios de un tipo de filosofía teológica que inspiraba la acción política. Hoy en día ocurre exactamente lo contrario, los Derechos Humanos ya no se ven desde el punto de vista del derecho iusnaturalista, sino desde el positivista.

En el terreno puramente científico hay que poner en su verdadero contexto a Santiago Ramón y Cajal, uno de los científicos mas importantes de la Historia. Creador de la neurología. Y no solamente se debe de reconocer la figura de Cajal, también la escuela que generó, llamada Escuela Cajal o Escuela de Neurohistología madrileña o española, que convirtió a Madrid en un centro universal del estudio de la neurología y a donde venían a ponerse al día científicos de todo el mundo.
Esto ocurrió durante la que Alfonso Carrascosa llama la Edad de Plata de la ciencia española, un momento de la ciencia española olvidado, en buena medida, porque había que mostrar la imagen de una España oscurantista anterior a la proclamación de la Segunda República. Y, quizá también, porque la guerra conllevó el exilio de algunos de estos científicos, como el magnífico del Río-Hortega, o en el caso de José María Villaverde su fusilamiento por parte del frente popular.
Villaverde, por cierto católico y posteriormente falangista, despierta una simpatía especial habiendo sido muy beligerante con el psicoanálisis en una época en la que Sigmund Freud era una auténtica estrella del rock & roll.
06/07/22 10:43 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.