6.08.22

David Martínez, seminarista y maestro de ceremonias en las Misas, habla de la peregrinación a Covadonga

David Martínez nació en Madrid pero ha crecido viviendo entre Bélgica y España. Fue al colegio hasta la edad de trece años y desde ahí empezó a recibir clases en casa. El año pasado entró en el seminario de la Fraternidad Sacerdotal San Pedro en Wigratzbad (Alemania) y este año empieza su segundo año en dicho seminario.

¿Qué ha supuesto para usted peregrinar por segunda vez a Covadonga?

Peregrinar por segunda vez a Covadonga ha sido para mi una gran alegría. Sobretodo al ver que hemos sido casi el doble que el año pasado. También ha sido mi primera peregrinación como seminarista.

¿En qué medida ayudó a su vocación la primera edición?

Cuando peregriné por primera vez a Covadonga el año pasado ya estaba decidido a entrar en el seminario, pero poder caminar en la peregrinación me confirmó mi vocación después de hablar con distintos sacerdotes y poder participar en la sagrada liturgia.

¿Cómo le ha edificado la actitud piadosa de otros jóvenes?

La piadosa actitud de los jóvenes me ha dado esperanza porque no todo está perdido. Los jóvenes son el futuro y ver su actitud nos debe animar para seguir luchando.

¿En qué medida se han interesado los jóvenes peregrinos sobre su vida en el Seminario?

Durante el transcurso de la peregrinación varios jóvenes se han interesado sobre la vida que llevamos en el seminario y eso demuestra que hay interés y posibles vocaciones entre los jóvenes que peregrinan.

¿Qué supone para usted siendo tan joven la responsabilidad de ser maestro de ceremonias en un evento tan importante y con tantos graves sacerdotes?

Efectivamente ser maestro de ceremonias en un evento tan importante para la Tradición en España es una gran responsabilidad. No solo hay que saber lo que hacer sino que hay que dirigir toda la ceremonia para que quede lo mejor posible. Para mí ha sido un gran honor poder haber sido de nuevo el maestro de ceremonias de la peregrinación y así no solo ayudar, sino que también relacionarme con sacerdotes, de tan diversas procedencias, que vinieron también a la peregrinación.

Para el que no lo sepa, ¿Cuál es la función del maestro de ceremonias?

La función del maestro de ceremonias es como el de director en una orquesta. Tiene que saber lo que hacer él mismo y también conocer lo que deben hacer todos y cada uno de los sacerdotes y acólitos en el transcurso de la Misa para poder guiarlos durante la ceremonia.

¿Cómo ha vivido la solemnidad de la Liturgia desde dentro?

Ser maestro de ceremonias permite estar muy cerca del altar y poder ver muchos gestos y detalles que no pueden ver los fieles desde donde están. Obviamente esto ayuda a vivir la Liturgia, aunque también uno se da cuenta de fallos que pueden ocurrir que los fieles no se darían cuenta necesariamente. Pero sin duda creo que es una de las maneras más bellas de vivir la sagrada liturgia.

Fue especialmente inolvidable la Misa en la Basílica. ¿Hasta qué punto le emocionó?

Fue muy emocionante poder celebrar la Santa Misa tradicional en la Basílica de Covadonga porque hay que pensar que en esas montañas celebraban también los católicos refugiados en Asturias cuando la invasión musulmana. Aparte también porque es un lugar muy importante para España. Además, cómo señaló uno de los organizadores, ha sido la primera Misa de Nuestra Señora de la Cristiandad en el interior de la Basílica de Covadonga.

¿Qué diría a los jóvenes que tienen inquietud vocacional, pero no acaban de dar el paso?

Pienso que se tendrían que preguntar verdaderamente si creen que Nuestro Señor les llama o no, hacer un retiro o visitar alguno de los seminarios tradicionales de Europa. Yo entonces les animaría a que confíen en esa llamada de Dios y den el paso, como lo hemos dado ya siete españoles que estamos en Wigratzbad, más algunos que entran este año.

¿Cuál es el futuro que le augura a la peregrinación NSC a Covadonga?

De la primer edición a este año se ha duplicado el número de participantes, lo que lleva a ser muy optimista para las próximas ediciones, puesto que está claro que eso es lo que atrae a la juventud católica. Espero que de muchos frutos buenos para que nos ayude a peregrinar hacia nuestra verdadera patria, el Cielo.

Por Javier Navascués

4 comentarios

  
sofía
Me gustaría saber si estos seminaristas, además de aprender la misa según el antiguo misal también aprenden la misa según el nuevo misal vigente o si se les educa en el rechazo de este.
Es que me asombran algunos comentarios que he leído en este blog, que parecen no molestar a nadie por aquí, siendo, como poco, creadores de división en la Iglesia.
No sé si obtendré la respuesta que me gustaría. Pero no pierdo la esperanza.
Aunque da la impresión de que aquí no hay nadie.
07/08/22 9:17 PM
  
Javidaba
Hola, Sofía. Llego hoy de vacaciones...
Quiero suponer (porque desconozco totalmente el programa de estudios) que en la formación litùrgica de los seminarios de la Fraternidad Sacerdotal de S. Pedro (que tiene reconocido el privilegio de celebrar "Vetus Ordo") no caerán en la "hemiplejía" de oponer ambos "Ordines".
Personalmente me encuentro "a gusto" en ambos y, aunque me gusta más el "Vetus", me "enriquecen" ambos pues conservando como conservan lo fundamental de la celebración, uno destaca más, por ejemplo, el "signo" de "pueblo de Dios en marcha", en otro el de "eclessia" (asamblea)...
El problema, a mi entender, es que se ha generalizado en la celebración del "Novus Ordo" una indisciplina desmadrada, permitida por la ¿omisión? de los Obispos, que va "desacralizando" la celebración con "liturgidades" (invenciones ¿litúrgicas? personales) de celebrantes que desobedecer lo que dice el Vaticano II sobre la precisión y sacralidad de la Santa Misa, y no cumplen lo prescrito en la Instrucción General del Misal Romano.
Pero personalmente, en Misas del Novus Ordo bien celebradas, con la unción que transmite un buen sacerdote, tanto en latín como en castellano o gallego, francés o italiano... y tanto "ad orientem" como hacia el pueblo, me ha llegado la devoción celebrativa del rito, en el que el principal actor es Jesucristo Sumo Eterno Sacerdote "transustanciador" (sobresustanciador dice el Panem nostrum de San Mateo) y que es el Sacramento Redentor de mis pecados.
Hace un mes tuve la cuádruple oportunidad de asistir al Novus Ordo celebrado por los monjes benedictinos (si hay alguna Orden "liturgista" son los Benedictinos) en la Basílica del Valle de los Caídos, y el Novus Ordo celebrado allí es de una belleza... ¡eso! verdaderamente Litúrgica.
Le recomiendo que si le es posible pase unos días en la Hospedería del Valle de los Caídos (Pensión completa: Desayuno, comida, cena y cama, alrededor de 60 euros/día) y se acoja a la bendición que supone asistir a la Misa Conventual, Novus Ordo, exquisitamente celebrado.
08/08/22 12:45 PM
  
sofía
Muchas gracias Javidaba. Tomo nota.
08/08/22 2:47 PM
  
Fred
Sofia: por que no te preguntas si en la mayoría de los seminarios se les educa en el rechazo a la Misa Tradicional, y en general a todo lo anterior al CVII, con el
argumento de que es para carcas.
Esto no te parece grave ?
14/08/22 8:14 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

3.08.22

Alejandro y Micaela nos cuentan cómo han vivido su noviazgo católico en la peregrinación a Covadonga

Alejandro es estudiante de filosofía y matemáticas, también es católico reconvertido desde hace un año. Estuvo en la peregrinación de nuestra señora de la Cristiandad este mes de julio, y para él ha supuesto una experiencia de crecimiento espiritual impresionante.

María Micaela se convirtió hace un año. Se ha bautizado este año 2022, en la Vigilia Pascual. Es estudiante universitaria de la carrera de Filosofía. Ha ido a la Peregrinación de Nuestra Señora de la Cristiandad a Covadonga y ha sido una experiencia muy enriquecedora a nivel espiritual.

¿Qué ha supuesto para vosotros peregrinar a Covadonga?

Alejandro: Sin duda el principal factor a destacar de mi experiencia en la peregrinación es entender la famosa frase “sólo Dios basta”, en un mundo lleno de distracciones donde la pereza y el apego lo terrenal guían nuestras acciones, nuestras apetencias más bajas opacan las necesidades espirituales, esta peregrinación ha supuesto un auténtico encuentro con Dios, y de desintoxicación del día a día, no en la forma de una emoción intensa y pasajera si no con la paz y sencillez que caracteriza las mociones de nuestro Señor.

Micaela: Esta peregrinación ha supuesto un desprendimiento de las comodidades que me han permitido entender cómo vivir mejor la Fe, dando gloria a Dios ofreciéndole los sacrificios y alegrías del día a día, como cansancio físico, el estudio, el amor a los seres queridos y la pérdida de estos, las pequeñas victorias e incluso la tristeza ante una derrota, entre otras muchas. Y sobre todo saber llevar nuestras cruces con luz, en el camino de nuestra vida y con la esperanza de nuestro encuentro con Dios, tanto en el cielo como en el encuentro personal diario.

¿Cómo habéis vivido el noviazgo en la peregrinación?

Alejandro: Este lugar de encuentro con Dios es el lugar ideal para entender cómo el amor de pareja es imagen del amor de Dios, la vivencia se caracterizaba por la sencillez y lo bonito de centrarse en lo que realmente importa, un camino de oración, esfuerzo, convivencia y sobretodo de amor, en este sentido, extensible tanto a la amistad, a la familia, como en nuestro caso al noviazgo.

Micaela: Desde el primer día en Oviedo, la peregrinación nos ha expuesto a la convivencia y al esfuerzo, los cuales no son sostenibles sin amor, tanto filial, como noviazgos, como amistades e incluso el amor al prójimo, y esto lo hemos vivido estos días, el amor de Dios hacia todos nosotros, dándonos fuerzas y protegiéndonos como nosotros sus hijos, como también el amor entre todos los presentes en la peregrinación, sin el cual no hubiera sido posible la convivencia ni el esfuerzo. Me ha servido esta experiencia para ver el amor de Dios sobre todos nosotros y en nuestro caso particular del noviazgo sentirlo más vívido.

¿Cómo estimula la peregrinación a vivir santamente el noviazgo?

Alejandro: Estimula a vivir santamente en general, y por añadidura en la concreta situación del noviazgo, acostumbrarse a la compañía de la pareja durante varios días y acompañarlo de la oración y el esfuerzo, es imagen del camino de santidad a seguir, si Dios quiere, en el futuro matrimonio y familia.

Micaela: Al igual que en la anterior pregunta Dios nos ama y nos cuida a todos por el amor que nos tiene y nos llama a ser santos por amor, y en especial esta experiencia, al tener un encuentro, podríamos decir, más íntimo con Dios nos recuerda durante estos días la llamada que nos hace a todos a vivir en santidad, y junto con la constante diaria de la pareja nos muestra la paz que podemos llegar a obtener de vivir una vida santa en un futuro matrimonio.

También ha sido importante la presencia de las familias. ¿Cómo os inspira su ejemplo?

Alejandro: Supongo que todo matrimonio católico, tiene como reto la correcta formación de los hijos en un mundo que pretende adoctrinarlos y llenarlos de ideas postmodernas, destruyendo toda faceta racional y espiritual, y empujándolos a comportarse más como perros que como personas. Es esperanzador e inspirador ver la verdad, bondad y belleza que tienen las valientes familias que siguen nadando a contracorriente en vez de dejarse arrastrar por el río de la post verdad imperante.

Micaela: El ejemplo de los matrimonios católicos es muy esperanzador, ya que la valentía que han tenido de ir contracorriente en la situación social en la que nos encontramos, y conseguir que con una buena educación no se alejen de Dios es lo que más impresiona y más esperanzas me trae, ver la fuerza de una familia católica que no tiene frenos ante la sociedad.

Igualmente ha habido varios jóvenes como vosotros con los que compartir la fe.

Alejandro: Sin duda la presencia juvenil en este tipo de eventos, alegra el corazón y estimula la esperanza de recuperar la fidelidad a nuestras raíces católicas, da la sensación de que cada vez más jóvenes encuentran en Dios las respuestas a las preguntas más comunes a nuestra edad. Hablando ya no como católico, sino como ser humano, es alentador que generación a generación estamos revirtiendo el daño que los paradigmas éticos y antropológicos contemporáneos han hecho, especialmente a los jóvenes y a las familias condenadas a vivir en una infelicidad perpetua.

Micaela: Ver a tantos jóvenes es una alegría, tanto los convertidos, como reconvertidos, como los que se han mantenido firmes en la fe son la esperanza que tenemos junto con las futuras generaciones de no perder al Señor en nuestras vidas.

¿Cómo habéis vivido la oración y la liturgia?

Alejandro: La oración es el gimnasio del alma, en este sentido, el espíritu se ve renovado y encuentra paz. Respecto a la liturgia, lo más destacado es sin duda la misa según el rito tradicional, aquí, el valor añadido está en acercarnos a las raíces de la liturgia contemporánea, pues ayuda a ver la continuidad desde la institución de la Eucaristía, como va cambiando hasta llegar a lo que es hoy, sin olvidarnos como se conecta todo con Cristo.

Micaela: En cuanto a la liturgia, en muchos casos los peregrinos encontrábamos que era nuestro primer encuentro con la Misa tradicional, la cual llama la atención a cualquiera, sepamos o no latín. Y por otro lado, la oración ha sido la vida de la peregrinación, tanto la variedad de oraciones, la unión entre creyentes rezando al unísono como la energía, disciplina y paz que nos proporcionaba. Me ha servido para apreciar más el valor de la palabra y la oración.

Especialmente bonita fue la Misa del último día en la Basílica.

Alejandro: Se junta el fin de la peregrinación, una misa preciosa, y una imponente Basílica. Destacar aquí el sermón, que ayudó a comprender desde una perspectiva histórica el gran bien que supuso la evangelización de América, tema sin duda tabú en el siglo veintiuno, requiere de una gran valentía y es de gran valor en la lucha contrarrevolucionaria.

Micaela: La Misa de la Basílica de Covadonga, fue la guinda de la peregrinación, quisiera destacar la Misa tradicional en Latín, la cual da una sensación de solemnidad, junto con las canciones de la propia Misa, haciendo que aunque no lo entendiéramos del todo, algo cautivara nuestros corazones. Pero sobre todo la grandeza de la propia Basílica, tan acogedora y tan viva.

¿Qué es lo que más os ha ayudado en vuestra fe?

Alejandro: Más que a la fe en sí, señalaría como ayuda a vivirla, pues aún con fe, no es fácil vivir de forma coherente, el valor está en la disciplina que requiere, el hábito de la oración y el desapego a todo lo que lastra la vida espiritual.

Micaela: La experiencia te ayuda a darte cuenta que lo único que necesitas es a Dios y confiar en que Dios provee. Encuentro que esto es algo que muchas veces cuesta de ver, pero es así y Dios nos lo muestra en este camino penitenciario, dándonos aquello que necesitamos en el momento más adecuado.

¿Por qué merece la pena participar en esta peregrinación?

Alejandro: El motivo por el que animaría a participar en está peregrinación en concreto es porque sin duda ha sobrevivido al intento de secularización que sufren este tipo de eventos en la era contemporánea, no es para “descubrirse a uno mismo” ni se vende al público apelando a elementos de la “new age”, ahí se va para gloria de Dios, sin rodeos, dejando intactas las raíces católicas de la peregrinación.

Micaela: La peregrinación vale la pena, no solo por la experiencia de conocer gente de toda España y sus maneras de vivir la fe, sino que además es un momento de encuentro con Dios, donde percibes su ayuda para seguir andando, seguir orando cuando empezamos a pensar que no podremos mucho más. Es una experiencia en la que te das cuenta de que tienes a Jesús ayudándote a cargar con todos tus pecados, donde tú personalmente te muestras al Señor tal y como eres, con todos tus defectos y le dices Sí a Dios, si a cargar con tus cruces a seguir andando hacia Él cuando nuestra cruz pesa tanto. Es un lugar y una experiencia que te permite percibir al Señor a nuestro lado aligerándonos el camino para seguir con alegría hacia Él.

Por Javier Navascués

4 comentarios

  
Luis María Piqué Muñoz
La Santidad, la Castidad del Noviazgo luego se convierte ¡Conversión en Dios! en la Santidad y Castidad Matrimonial. Enhorabuena a esta admirable y Cristiana Pareja ¡Hoy en día, en España, en el Perverso Occidente, incluso en la Catequesis de Bodas, se rién de los Novios que no son Fornicarios ¡y esta Fornicación es la seguridad de que el Matrimnio se destruirá! ¡Hoy sólo se habla de Pareja ¡de animales, de Bestias! ¡el brutal Coito Animal! ¡de melones! Ja, Ja, Ja ¡Sólo los sodomitas hablan de Novio y Novia y se Casan ¡Ay! La abominación ha entrado profundamente y para quedarse en el Perverso Occidente ¡La Pureza de estos dos maravillosos Novios es una de las Tres Principales Virtudes, los limpios de Corazón verán a Dios, que son Amor o Caridad, Humildad y Pureza, y ésta nos acerca a Dios! ¡Viva la Pureza! ¡Viva la Castidad! ¡Viva Dios!
04/08/22 2:45 PM
  
Rubén
Un padre espiritual nos decía en la juventud:
Mal noviazgo, pésimo matrimonio.
Buen noviazgo, regular matrimonio.
Excelente noviazgo, buen matrimonio.
04/08/22 3:34 PM
  
Antolin
¡Es un encanto esta pareja!¡Buen testimonio!
Dios sale al encuentro de todo hombre y mujer a lo largo de la vida. También cuando el ambiente esta enrarecido y parece difícil el encuentro con el Señor.
¡Que el Señor y la Señora siempre les acompañen!
¡Gloria a Dios!
04/08/22 6:26 PM
  
Pampeano
La verdad que dos estudiantes de filosofía del siglo XXI se conviertan, o reconviertan, es todo un milagro, ¡vaya que si!. Por estos pagos quien estudia filosofía termina ateo, aunque lo hagan en universidades que se dicen católicas y aclaren que son de "ideario" católico o que enseñan "valores" cristianos, lo que sea que eso signifique.
05/08/22 12:37 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

2.08.22

Coronel Vara de Rey: “Ver caer de rodillas a mil peregrinos ante la Santina me marcará de por vida”

El coronel Carlos Martínez-Vara de Rey no ha querido perderse este año la peregrinación. Como militar y como gran devoto de la Virgen nos narra, con espíritu castrense, su experiencia, que ha sido inolvidable.

¿Qué ha supuesto para usted, coronel del ejército del aire, peregrinar a Covadonga por primera vez?

La ya épica “Peregrinación a Covadonga 2022” me ha llenado de esperanza al poder constatar la existencia de un remanente grupo humano muy leal a Nuestra Señora y que goza de una extraordinaria salud espiritual. Vivimos un periodo muy oscuro de la historia de la humanidad, particularmente difícil para España, por la desintegración y decadencia moral que padece. Sin embargo, esta brillante iniciativa ha ofrecido una oportunidad excepcional a ese consolidado Fiel Remanente para desagraviar a la Virgen María, y afianzar en comunidad nuestras raíces cristianas.

La peregrinación ha permitido que varias generaciones juntas diéramos testimonio inequívoco de la fe que nos trasmitieron nuestros padres y que forjó nuestra nación. Pero también rendir un sentido homenaje a Nuestra Madre, que tantos años lleva tutelando el devenir de nuestra historia. La ilusión y el entusiasmo compartido por los peregrinos, donde la juventud y profusa participación de familias completas sin duda han marcado esta segunda edición, abren una puerta de esperanza viva para el futuro de España y de la civilización cristiana.

De manera altruista y casi espontanea, como nacen las grandes gestas. Covadonga 2022 ha reunido a todo un ejército de valientes voluntarios para que adentrándose por las veredas de la montaña asturiana, durante tres largas jornadas, guiados por cruces verticales, estandartes y banderas al viento, alcanzáramos juntos un lugar sagrado, muy especial y emblemático de nuestra historia. Paraje simbólico por excelencia, precisamente elegido por nuestra propia Madre en otro momento también crucial para el pueblo español.

Tras el éxito del año pasado, este año se ha duplicado la participación y todo apunta a que esto no ha hecho más que comenzar y a que irá creciendo con los años…

Es muy positivo porque todo el que acudía lo hacía siguiendo una llamada. El mundo está siendo cribado en muchos aspectos. María quiere reunir a su ejército y la respuesta a esta peregrinación supone que muchos españoles han manifestado su particular compromiso con esa llamada.

Especialmente relevante ha sido la edad media de los peregrinos y la presencia de tantas familias. Familias que aun siendo atacadas por muchos flancos hoy en día, perciben que en la fe está la clave de la armonía y felicidad entre sus miembros, constituyendo ellas mismas la última trinchera de nuestra sociedad. Es el gran valor a proteger y está en serio peligro, pero tras esta gran experiencia, muchas han salido fortalecidas; volverán sin duda y serán referencia para que muchas otras sigan sus pasos. Han demostrado que María no ha predicado en el desierto.

En cualquier caso es bueno que la gente tenga hambre de autenticidad…

Es bueno constatar que esta sociedad siempre cuenta con un núcleo de audaces capaces de nadar contracorriente y salvaguardar los valores que históricamente han hecho grande a nuestra nación. La semilla está sembrada y sin duda germinará y dará fruto. Auguro que futuras ediciones de esta peregrinación cosechará nuevos y grandes éxitos.

Las plegarias que se han rezado y cantado estos días, caminando juntos en armonía y oración, ofrecidas a la Reina del Cielo, sin ninguna duda han llenado de gozo y alivio su Corazón Inmaculado y con su bendición, veremos crecer la cosecha.

¿Cómo ha sido el fervor y el entusiasmo que ha palapado entre los peregrinos?

Sincero y espontaneo. Precisamente en esa entrega altruista y desinteresada está la clave del éxito de esta iniciativa. La ilusión y la fe que compartían tanto organizadores como peregrinos invitados, ha demostrado ser lo suficientemente profunda como para poder estar seguro que este evento ha quedado consolidado y por lo tanto se repetirá con participación creciente en próximas ediciones.

La impecable organización logística ha contribuido sin duda a la óptima atmósfera creada y al permanente ambiente de compañerismo. Pero detrás de cualquier comportamiento comunitario ejemplar, siempre hay que buscar las claves en el liderazgo. Además de organizar es preciso motivar, entusiasmar, lograr que todos sumen dando lo mejor de cada uno. Y en esta ocasión ese liderazgo lo ha llevado a cabo nuestra Capitana. Es apasionante poder constatar el fervor y la devoción que María es capaz de despertar en jóvenes, niños y mayores. Las largas colas para confesar, el recogimiento durante las celebraciones litúrgicas y en general el extraordinario espíritu de camaradería reinante han sido pruebas irrefutables de esta realidad.

¿Y el momento que más le ha tocado el corazón?

La culminación del recorrido, alcanzando la planicie de la Basílica de Covadonga, con Pelayo como testigo y rodeados de aquellas escarpadas crestas, testigos de tantos hitos épicos, ha sido apoteósica.

En ese momento, ver caer espontáneamente de rodillas a la vez a mil peregrinos ante la Santina, después de tres largas extenuantes jornadas, y comenzar a entonar al unísono el LAUDATE MARIAM, ha sido algo que me marcará de por vida. De repente, todo el cansancio había desaparecido, desbordado por la emoción y la satisfacción de haber cumplido el objetivo; estar en ese lugar tan especial, elegido por María, con las “manos llenas” por la superación del esfuerzo, para decirle alto y claro, todos a una: MADRE, AQUÍ ESTAMOS, POR TI Y PARA TI.

Ha llamado mucho la atención la Santa Misa Solemne en la Basílica, muchos se han emocionado ante la belleza de la liturgia. ¿Fue tan impresionante como cuentan?

Lo fue. La viví con enorme júbilo, porque pude disfrutar de la solemnidad de la celebración, con recogimiento y meditación, muy consciente del gozo que estaría tocando al Corazón de nuestra Madre. La espiritualidad del lugar unida a la imponente ejecución del culto eucarístico nos permitió vivir con auténtica unión fraterna un momento de gloria sublime.

La celebración tradicional de la Misa, además de unirnos por tantos siglos a nuestros antepasados, despierta una sensibilidad espiritual muy especial que facilita la comunicación entre almas presentes, purgantes y triunfantes, quizás por compartir un mismo rito. Misteriosamente se profundiza aún más en el propio Sacrificio que está teniendo lugar, revistiendo el Altar y su entorno de una solemnidad y recogimiento que contribuyen a que la unidad de los fieles presentes perciba con una fuerza muy especial el milagro de la Transustanciación y participen con mayor implicación y reflexión.

¿Por qué es importante que durante el año se persevere en esa militancia católica?

Porque en estos momentos España y el mundo necesitan que se mantengan estos valores. Hay que continuar dando testimonio para que aumente la fe de nuestra sociedad. Necesitamos hombres y mujeres que valientemente cojan el testigo de nuestros padres, para convertirse en héroes anónimos al servicio de María. Ella prometió reinar con predilección en “las Españas” y solo tenemos que ayudarle y seguir su tutela. Por otra parte será una mera confirmación de la autenticidad de la fe y el compromiso vividos en estos días.

Hay un trabajo de muchas personas detrás para que todo salga bien, no solo en la organización sino a nivel de Capítulo.

Me apunté a un Capítulo que no conocía por amistad con uno de sus miembros. Tengo que reconocer que me he “dejado querer” y no aporté nada a la organización pues nos conocimos en la puerta de la Catedral de Oviedo. Pero pronto pude percatarme que sin la implicación personal de D. José Manuel y los que directamente le han apoyado, no hubiera sido posible que nuestro Capitulo sumara como uno más y a veces llevando incluso la batuta. Las plegarias, canticos y meditaciones han unido a todo el grupo para que como un solo hombre superáramos los momentos más difíciles de la caminata.

Particularmente reconfortante para mí fue poder portar la Cruz del Capítulo de El Sagrario durante varios km. Es una experiencia única que llena de satisfacción al poder sentir el privilegio de estar abrazando la Cruz a la vez de sentirte parte del equipo.

¿Cómo valora que Mons. Sanz haya bendecido a los peregrinos?

Es muy positivo que la jerarquía de la Iglesia apoye este tipo de iniciativas. La carta apostólica Traditionis Custodes promulgada por el Papa Francisco hace un año (16 de julio de 2021) en la que limita la celebración de la Misa Tridentina por requerir desde entonces aprobación del Obispo correspondiente, ha fomentado cierta confusión entre los fieles. Siempre es positivo que los dirigentes de la Iglesia manifiesten claramente su apoyo a la celebración de un rito que está dando tantos frutos espirituales y que sin duda agrada a nuestro Señor.

¿Merece la pena volver al año siguiente?

Que vivimos momentos cruciales donde María va reuniendo a su ejército y saber decirle “sí” tiene su galardón ya en esta vida pero sobre todo en la eternidad. Todo aquel que sienta esa llamada, que no dude en plantearse participar porque es todo un privilegio y María y España nos necesitan.

Nos ha tocado elegir entre apostasía o santidad. Cualquier opción intermedia la aprovecha el maligno. La tibieza y el conformismo de los dirigentes están haciendo mucho daño contribuyendo directamente a la degeneración de nuestra sociedad. Es relevante que haya pastores de la iglesia que sin miedo sepan apostar por ese camino de santidad donde el respeto a las tradiciones y a la fe de nuestros padres sea la bandera que guie al pueblo de Dios.

Nuestro futuro está en manos de hombres y mujeres comprometidos. De familias que vivan la fe y sean capaces de trasmitir valores a su descendencia. La peregrinación a Covadonga, tal y como está concebida, constituye un marco ideal para vivir y fomentar ese compromiso y esos valores. La dirección y coordinación logística ya están engrasadas. Los lugares de acampada son excepcionales y aún hay espacio remanente para duplicar o triplicar el número de tiendas. E incluso las opciones alternativas para el recorrido de familias o alojamientos paralelos son innumerables. Solo hay que sumarse y la Capitana proveerá. ¡Con que poco se puede lograr tanto!

Por Javier Navascués

4 comentarios

  
María Hernández
¡Millones de gracias por su testimonio!. ¡Ojalá muchos militares le imiten para la gloria de Dios, la Virgen y España!.
03/08/22 1:24 AM
  
JUAN NADIE
Magnifica entrevista.
Impresionante testimonio.
Certero, preciso. Un ejemplo para todos.
03/08/22 11:12 AM
  
Priscilo
No he estado en la peregrinación, pero un testimonio tan profundo, vivo y emergente, solo me hace pensar y desear formar parte de esa marea de fieles en la próxima edición, como militar, como cristianó y como amigo y seguidor tuyo ... Carlos. Enhorabuena. Con gente como tú y por María, hasta donde sea preciso y como sea preciso.
Un fortísimo abrazo y enhorabuena a todos los que ya habéis participado.
YA OS ENVIDIO
03/08/22 4:34 PM
  
Juan Andres Oria de Rueda
Magnífica entrevista:
nos vemos a la próxima, mi coronel
06/08/22 6:11 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Una familia recorre el perímetro de España rezando el Santo Rosario sin interrupción

Una familia española, que quiere permanecer en el anonimato, me ha hecho llegar una iniciativa que me parece muy edificante y que comparto con ustedes: recorrer el perímetro de España rezando el Santo Rosario sin interrupción para pedir por España y prevesarla contra las muchas amenazas que se ciernen sobre ella.

Dejemos que ellos mismos nos cuenten con más detalle la razón de ser de esta inspiración.

“La iniciativa surgió de la necesidad de hacer algo para defender nuestra querida España de los proyectos del mal contra ella. Las palabras de Nuestra querida Madre del Cielo, la Virgen María, en Lourdes, Fátima y Garabandal pidiéndonos que recemos el Rosario y que hagamos penitencia inspiraron este proyecto un día durante la oración en familia.

De ese rato de oración nació la idea de recorrer el perímetro de España en coche rezando el Rosario sin parar, enlazando un Rosario con otro, mientras el coche rodara y además, rezar rosarios especiales en los puntos geográficos extremos de nuestra península y en los puntos más próximos a las Islas Canarias, Islas Baleares y América, teniendo en cuenta cualquier parte del mundo donde España llevó el Evangelio de Cristo. El punto de salida y el punto final de llegada sería la Catedral de Barcelona, en concreto, la Capilla del Cristo de Lepanto, que protagonizó la victoria gracias a la cual hemos nacido en familias católicas. Los puntos de descanso para cobrar ánimo vendrán, como tantas veces en la vida, de la mano de María en Lourdes, Garabandal, Santiago de Compostela, donde llegó el Apóstol Patrono de España después de recibir el aliento de María en Zaragoza y, por supuesto, en Fátima. Este es exactamente el proyecto que pusimos en marcha a principios de julio y que, gracias a Dios, pudimos culminar el día 18 en la Catedral de nuestra ciudad”

1 comentario

  
Mariana


GRACIAS, por lo que toca a América!!!
03/08/22 10:13 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

1.08.22

Ángeles de chaleco azul. Homenaje a los voluntarios de la peregrinación a Covadonga

Comparto por su interés un interesante testimonio de una voluntaria anónima

Llegaba el 25 de julio, un año después de aquellos días del 2021 durante los que participé en la I peregrinación de Nuestra Señora de la Cristiandad. Mi corazón impaciente anhelaba reencontrarse con los hermanos en la fe y especialmente con nuestra querida Santina. Pero unas semanas antes, pasó una de las peores cosas que le puede pasar a un peregrino, mi rodilla comenzó a fallar. Dios no podía permitir aquello… me dio un bajón total y escribí al jefe de mi capítulo: “Tomás, no puedo ir, no puedo andar casi”. Él me respondió: “te necesitamos para el transporte, no puedes fallarnos, llevamos un mes sin parar de cambiar planes para poder llegar”.

Sin pensarlo mucho escribí a uno de los organizadores que conocía de Valencia diciéndole que no podría andar mucho, que me empleara en lo que necesitasen. No pasaron ni dos horas y tenía una respuesta de ella, de Diana, la cabecilla del equipo, ya tenía una tarea para mí. Así que partí hacia Oviedo, triste por no poder andar e intrigada por lo que me tocaría hacer. Tres días después, el 23 de julio, sin comerlo ni beberlo me encontré entre Oviedo y el Remediu enfundada en un chaleco azul. No se si Diana se equivocó de color, después de lo vivido estos días me considero totalmente indigna de haberlo portado, pero debo agradecer a esa sencilla prenda el lugar privilegiado que me otorgó para ver a ese fantástico equipo revolotear, organizar, ordenar, sufrir y disfrutar… todo ello sin parar de sonreír. Me refiero al equipo organizador. Yo los llamo ángeles de chaleco azul.

Los ángeles de chaleco azul son las personas que mueven el motor de esta peregrinación

Nuestra pequeña gran Diana, con esa cabeza que no para de trabajar, con la fuerza y ánimo de 100 mujeres, a mis ojos la Juana de Arco Española, al frente de las huestes en la batalla contra la maldita modernidad. Daniel hace posible que las familias, con esos niños impresionantemente buenos y educados a la cabeza, la esperanza de nuestra sociedad, compartan unos kilómetros al día con el resto de peregrinos. El otro Daniel es el director de ese coro que nos transporta al cielo en las Eucaristías y, apoyando el excelente trabajo del Padre Carlos, cuida con esmero que cada altar y ornamento estén en su lugar, como Dios manda. José María es el ángel que, pegado a un móvil, cuida de que no se quede nadie atrás organizando los transportes para rezagados y asegurando que los cruces estén marcados para que ningún caminante se pierda. Balles prepara y pone en orden el campamento, para que el cuerpo y el alma de los viajeros puedan encontrar reposo tras 30 kilómetros de marcha extenuante. Afanado en el campamento podemos encontrar también a Javier, el ángel que más discretamente trabaja, el que ordena la logística de la peregrinación, esa tarea tan pocas veces agradecida, pero tan necesaria.

Cada uno de estos chalecos azules coordina a varios voluntarios. Dios derrama su Gracia, pero necesita de las manos, cabezas y pies de los organizadores y voluntarios para que el fruto de esta peregrinación arraigue y brote en el corazón de cada persona. Andando y ordenando la marcha y paradas, cocinando, cuidando la salud (sanitarios), cargando, montando y desmontando campamentos, cantando, acolitando o conduciendo, supervisados por el equipo organizador, los voluntarios funcionan como un reloj (casi siempre en hora) y hacen posible que la peregrinación avance segura, siguiendo la dirección que marca la Tradición, por el camino hacia la Madre de Dios que no es otro que el camino hacia su Hijo.

Es precioso ascender con la vista puesta en María y en su Hijo, pero no es menos la forma en que el alma se reconforta y llena de plenitud cuando ayuda a otros a recorrer este camino, el camino al cielo que pasa por Covadonga. Este fin de semana he redescubierto el tesoro del servicio, y animo a muchos más (porque cada año se necesitarán más voluntarios) a vivir esta experiencia del voluntariado en la peregrinación. El servicio no es fácil, fue muy duro tener que mantenerme en el exterior de la Basílica a cargo de las mochilas mientras casi todos disfrutaban del pedacito de cielo que fue la Santa Misa en Covadonga, pero recordad, Dios nos devuelve el ciento por uno por cada pequeña cosa que damos.

No quiero concluir sin acordarme de los mayores servidores de la peregrinación, nuestros Sacerdotes. Decenas de ellos, además de celebrar Eucaristías, han caminado, rezado y meditado junto a los peregrinos, han cantado, reído y llorado, y cuando ha sido necesario han escuchado en confesión o han mantenido una edificante charla, todo ello mientras los pies no paraban de avanzar firmes, paso a paso, rumbo a la cueva de la Santina. A todos ellos, gracias, no hay palabras para expresar el bien que nos hacéis. Especialmente quiero dar las gracias a los Padres D. José Miguel y D. Francisco J. Delgado, que con tanto cariño han acompañado a mi capítulo, Nuestra Señora de los desamparados.

Que Dios bendiga a los Sacerdotes, a los voluntarios y a los ángeles de chaleco azul. Gracias a todos por haber hecho posible esta experiencia que ha llevado a muchos a un pasito más cerca de la santidad.

LAUS DEO.

Firma: Una peregrina frustrada pero una voluntaria inmensamente bendecida.

3 comentarios

  
Mjbo
Qué bonito!
Enhorabuena!
01/08/22 10:45 AM
  
Javier López
En honor a la verdad sin los ángeles de chaleco rojo, amarillo, negro, y algunos ángeles que no llevaron chaleco, pero que puedo asegurar que trabajaron como ningún otro, como Arturo y Marta, quedándose sin comer y sin Misa en Covadonga, Fernando Oria, Pedro, y muchos otros (no quiero olvidarme de ninguno), nada hubiera sido posible. El agradecimiento va para ellos.
01/08/22 2:19 PM
  
Enrique Aranda
Qué alegría para el espíritu, leer este comentario de homenaje a los chalecos azules y seguro a muchas mas personas de esa peregrinación a Covadonga, cuna de la Reconquista.
Doy gracias a Dios y pido por todos vosotros. Sois la esperanza de la Iglesia en España. Seguir perseverando en el camino de la fe que actúa con amor. Paz y bien en el Señor, para todos vosotros, laicos y sacerdotes, todos unidos en el amor al Señor y al prójimo. Gracias.
01/08/22 10:41 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.