30.08.22

Beatriz Silva McNamara analiza su libro El Camino: 12 lecciones para nuestro peregrinaje espiritual

Beatriz Silva McNamara nació en Madrid en 1.958 donde creció e hizo sus estudios de Derecho y Master en Derecho Comunitario, en el Centro de Estudios Universitarios San Pablo (C.E.U.). Desde 1.985 vive en EEUU y ella y su marido tienen seis hijos.

Asistente administrativa en la Agregaduría de Defensa en Washington D.C., profesora de español y además con una activa participación en distintos voluntariados: colaboradora en la Asociación de San Vicente de Paúl de asistencia a los más necesitados, consejera en el Centro de ayuda a mujeres embarazadas (AIM Women´s Center) y tutora y miembro del grupo para evangelización de jóvenes en la Universidad Franciscana de Steubenville en Ohio. Además, durante los últimos veinte años, ella y su marido, han participado en el programa de preparación para el Sacramento del matrimonio en su parroquia.

En esta ocasión le entrevistamos sobre su libro “El Camino: 12 lecciones para nuestro peregrinaje espiritual” (Libro bilingüe inglés/español).

¿Por qué decidió escribir un libro sobre el Camino de Santiago?

En el verano del 2017 mi marido Ron, yo y tres de nuestros seis hijos, finalmente conseguimos hacer realidad uno de nuestros sueños y andar en diez días 280 km. del Camino Francés, desde Astorga a Santiago de Compostela.

Esta experiencia compartida con familia y tantos peregrinos que nos encontramos en nuestro caminar hacia nuestro destino final, Santiago de Compostela, estuvo tan llena de lecciones útiles y necesarias para nuestro peregrinar en la vida que, tras volver a casa, me sentí llamada a compartir mis vivencias.

Mucho se ha escrito sobre el Camino. ¿Qué es lo que tiene su libro de especial?

Naturalmente se han escrito volúmenes por expertos durante siglos acerca del Camino de Santiago, su historia, su transcendencia espiritual, las magníficas iglesias y capillas, pueblos y ciudades que forman parte hoy de las distintas rutas que llevan a Santiago.

Yo no soy una experta teóloga o historiadora, pero si soy hija, esposa, madre, hermana y amiga católica y como tal escribo con gran humildad con la esperanza de que todo aquello que yo experimenté y aprendí, pueda servir para animar al menos a uno de mis compañeros peregrinando en el camino de la vida, hacia nuestro destino final: ¡La Vida Eterna!

Es curioso que comparte con los lectores 12 lecciones, curiosamente el número de los apóstoles.

Sí, el número 12 es de gran relevancia en nuestra vida cristiana y en términos bíblicos significa “elección”.

Por eso se habla de las 12 tribus de Israel, esto quiere decir que eran tribus “elegidas”; también se agrupan en 12 los profetas menores del Antiguo Testamento. El Evangelio menciona 12 apóstoles de Jesús, “los elegidos” del Señor. El Apocalipsis habla de 12 estrellas que coronan a la Mujer (la Santísima Virgen), 12 puertas de Jerusalén, 12 ángeles, 12 frutos del árbol de la vida … y 12 fue el número de lecciones “elegidas o seleccionadas” por mí, que encontré en las pequeñas anotaciones de mi libreta tras finalizar el Camino.

¿De todas las lecciones cuál considera la más esencial de todas?

De todas las lecciones aprendidas, para mi sin lugar a dudas la más destacada, fue el darme cuenta de que lo más importante en la vida para continuar caminando, a pesar de las dificultades, es el saber con certitud “a donde vamos”.

En el Camino, todos los peregrinos no tienen duda, no existe necesidad de preguntar a donde nos dirigimos, todos vamos a Santiago y para llegar, nos hemos preparado y hemos invertido mucho tiempo, dinero etc. Y estamos dispuestos a poner todo el esfuerzo necesario para llegar allí.

Por el contrario, al poco de comenzar a caminar y conversar con otros peregrinos, me percaté rápidamente de como en “el camino de la vida” muchas personas hoy en día no saben a donde van. Así, cuando llegan las dificultades, ¿cómo pueden enfrentarse a ellas, si no saben ni a dónde van?

En primer lugar se percibe que es una peregrinación hecha con sus seres queridos. ¿Va especialmente encaminado a vivirlo en familia o puede servir también para el que lo haga en solitario?

Como usted bien dice, nosotros llevábamos planeando el hacerlo en familia y así lo hicimos, pero naturalmente el Camino puede también andarse, y a menudo se hace, en solitario. Nosotros de hecho durante los días que caminamos tuvimos también muchos periodos de andar en solitario, que también son muy necesarios, tal como ocurre en la vida misma.

Son maravillosos momentos de reflexión, oración, tiempo de observar la majestuosa naturaleza y arquitectura, que en nuestras vidas tan ajetreadas a veces no encontramos la oportunidad de hacerlo.

¿En qué momento la experiencia de recorrer pintorescos pueblecitos y bellos paisajes se transforma en una experiencia interior?

Para mí personalmente, creo que desde que comencé a caminar, dado que ya iba preparada a participar en esta peregrinación y a seguir los pasos que tantos peregrinos que nos han precedido, nos han marcado durante siglos.

Para otros, mas ajenos a la realidad espiritual y al sentido cristiano de este Camino, comienza mas adelante. Algunos no empiezan a ver este sentido hasta volver a la vida cotidiana, pero todo peregrino, aun no comprendiéndolo del todo, se siente tocado o transformado de alguna manera por esta experiencia.

¿Por qué el peregrinar es una metáfora de la vida?

El peregrinar es una metáfora de la vida misma porque esta vida no es nuestro destino final. En esta vida todos somos peregrinos hacia nuestro destino final: ¡La Vida Eterna, en comunión con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo!

¿Qué es lo que tiene el Camino de Santiago que durante siglos y siglos sigue atrayendo a peregrinos de todo el mundo y siempre es nuevo?

El Camino de Santiago, como dices, es antiguo y es nuevo. Es como el mensaje del Evangelio que nunca pasa. Es un camino que nos hace pensar y meditar sobre quienes somos, de donde venimos y a donde vamos, y así encontrar el sentido de nuestras vidas para poder vivirlas con plenitud. No sin sufrimientos o dificultades, pero si sabiendo a donde vamos y que el camino y nuestro destino final, merece todo nuestro esfuerzo.

Por tanto, ¿Con qué actitud hay que hacer el Camino?

El Camino hay que hacerlo con una actitud de búsqueda y humildad. De estar abierto a encontrar, a conocer y a compartir con peregrinos. Estar abierto a descubrir por qué durante siglos tantos peregrinos han estado dispuestos a poner esfuerzo y hasta dar sus vidas, por llegar a la tumba de uno de los 12 apóstoles de Jesucristo: Santiago el Mayor -el primero en dar su vida por Nuestro Señor-. Estar dispuesto y abierto a descubrir, junto al gozo de vivir esta experiencia maravillosa de visitar pueblos, ciudades y paisajes de gran belleza, también la sabiduría de aprender a reflexionar sobre Aquel que nos ha creado a nosotros y todo aquello que nos encontramos en el Camino, y que nos ha dado el don de participar en su espectacular creación-.

Por último, ¿Qué hay que hacer para que lo vivido esos días fructifique durante todo el año y no sea un sentimiento pasajero, que se evapore al volver a la rutina?

Por mi propia experiencia yo diría, tal como mi hijo Timothy me recomendó a mí, lleva una libreta y haz pequeñas anotaciones al final de cada día, que más adelante puedas revisar. Elige alguna oración durante el Camino que sepas que puede ayudarte después del mismo a continuar tu peregrinaje en la vida. Y por supuesto, no te olvides a diario de pedir la intercesión de la Santísima Virgen -Nuestra Madre-, de Santiago y de tantos peregrinos que nos han precedido y que pusieron sus pies exactamente donde ahora pisamos nosotros y que nos quieren guiar allí donde ellos se encuentran ahora: La Vida Eterna. ¡Buen Camino!

Por Javier Navascués

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

29.08.22

Raúl Posadas habla de la vida del P. Gago, llamado el santo de la radio, hoy en proceso de beatificación

Entrevistamos a Raúl Posadas, persona muy cercana al Padre José Luis Gago de Val O.P., que nos habla de sus cualidades humanas y virtudes, virtudes que vivió hasta el heroísmo con una vida de entrega, coronada con la edificante aceptación de su dolorosa enfermedad.

¿Cómo fue su relación con el Padre Gago y que legado espiritual le dejó?

Tuve la fortuna de disfrutar una relación muy estrecha con él, por el vínculo familiar que nos unía – era el hermano de mi madre –. Mantuvo siempre una presencia muy intensa en nuestras vidas. Yo diría que era el “alma mater” de la familia y lo sigue siendo, aunque no esté físicamente entre nosotros. Cada encuentro y conversación con él eran luz y guía en nuestras vidas. El legado que nos dejó fue un modelo de ser hombre en la tierra sembrando el Reino de Dios en cada minuto de su vida.

¿Qué anécdotas le marcaron más de su trato íntimo con él?

Yo diría que su exquisito sentido del humor. Siempre tenía en su boca una fina ironía, constantemente acogedora y nunca hiriente. Alegraba las fiestas familiares con pequeños chascarrillos al hilo de esta o aquella anécdota. Tras la cena de Nochevieja, abuelos, padres y nietos hacíamos una fiesta de disfraces, en la que él se disfrazaba con el mismo ahínco e ilusión como el primero de los niños. Su alegría era contagiosa.

¿Cómo surgió la iniciativa de iniciar su proceso de beatificación?

El Padre Gago no dejó impasible a ninguno de quienes se cruzaron con él en el camino. Su vida, sorprendente en cada detalle, se vio culminada con una larga enfermedad en la que dio un testimonio de fe que sorprendió a propios y extraños. A su funeral, celebrado el 24 de diciembre de 2012, acudieron cientos de personas venidas de todas las partes de España. Fueron varias las personas que se pusieron en contacto con la familia solicitando “…algún objeto que hubiera pertenecido al Padre Gago…”. Luis del Olmo lo definió como “…el santo de la radio…”. Antonio García Barbeito decía de él que “Fue la referencia más cercana que tuve de Dios en mi vida”. En otra ocasión diría que “…comprendí lo que era la encarnación del Amor de Dios al conocerle”. Desde el primer momento, existió un sentir general de que había partido al Padre un alma especialmente bendecida por la Gracia de Dios.

Tras una primera consulta al Cardenal Blázquez (arzobispo de Valladolid que conoció personalmente al Padre Gago), éste sugirió la conveniencia de que se recogieran testimonios que pudieran documentar su fama de santidad. Aquel proceso derivó en la recopilación de más de 60 pruebas documentales. En septiembre de 2019 un nutrido grupo de personas, en su mayoría procedentes del mundo de los medios de comunicación, decidieron establecerse como persona jurídica – la Asociación Padre Gago – para constituirse como parte actora y promover ante la diócesis de Valladolid la apertura de su causa. Tras los trámites pertinentes y la petición del «Nihil Obstat» ante la Santa Sede, el Cardenal Arzobispo de Valladolid, abrió la fase diocesana de la causa el 19 de junio de 2021.

¿Qué virtudes en grado heroico considera que vivió?

Son varias las que se me vienen a la cabeza. Comenzaría por su humildad. Siendo un referente en el periodismo católico y en la estructuración de la radio española en general, hizo todo lo posible por pasar siempre desapercibido. Cuenta una amiga muy cercana cómo el Padre Gago le rogó que destruyera una carta de elogio y agradecimiento que le dedicaron sus alumnos de la Facultad de Periodismo de la Universidad Complutense cuando finalizó su actividad docente. En cierta ocasión escribiría: “Si algo bueno tienes, de Dios lo has recibido sin mérito ninguno que debas apropiarte”.

De entre las teologales, destacaría sin duda la fe. Su enfermedad y su muerte son los testimonios más tangibles que he presenciado de una fe inquebrantable y un abandono y confianza plena en el plan que Dios nos traza. El regocijo con que aceptó el plan que Dios tenía para sus últimos años fueron la evidencia más palpable a la que he asistido de una comunión plena con la voluntad del Padre.

¿Cómo supo sublimar sus cualidades humanas?

El P. Gago gozaba de una oratoria elocuente. Su predicación alcanzaba sin esfuerzo el fondo de los corazones. En lo periodístico, alcanzó hitos cuyo legado aún hoy perdura. Destrezas todas ellas merecedoras de honra, que sin embargo, él engalanaba con la virtud que las perfecciona: La humildad. Sus muchas cualidades humanas eran admirables por la discreción con las que las vivía. Nunca manifestó orgullo alguno por sus numerosos éxitos. Se sabía amado infinitamente por Dios y esto le hacía sublime.

¿Qué nos podría decir de su labor evangelizadora en los medios?

El Padre Gago tuvo una intuición visionaria: Construir una gran cadena generalista – la actual COPE – en condiciones de competir con las grandes cadenas ya asentadas, que junto a la actualidad o al entretenimiento, llevara el mensaje del Evangelio a los talleres y a los comercios, a los fogones de las amas de casa, o a los comedores donde las familias se reúnen alrededor de una mesa. Se trataba de “…sacar el Evangelio de las sacristías…”, para meterlo en lo más privado de los hogares.El Padre Gago se inventó un nuevo púlpito, inédito hasta el momento, que lejos de alcanzar algunas decenas de filas de bancos, llegaría a diario a millones de españoles. Además de ser el ideólogo de la cadena, dirigió también Pueblo de Dios, de RTVE. De ahí que en algunos medios (Alfa y Omega) se le haya catalogado como «El Santo de la Radio».

Pero siempre fue ante todo un dominico….

Él siempre dijo que él era “primero, dominico, y luego, periodista”. Al igual que su fundador, Santo Domingo de Guzmán, quiso predicar la Palabra de Dios al mundo – además de a través de los medios – desde una vida en comunidad con hermanos que dedicaran su vida a la oración, al estudio del Evangelio y a la predicación. Así lo manifestó en su último libro póstumo: “Nunca podré agradecerte, Señor, de forma adecuada el don de pertenecer a la Orden de los Predicadores en la que has puesto a mi alcance maestros y profesores sobresalientes, hermanos fenomenales de vida y trabajo apostólico, medios suficientes para ampliar mi formación en otras áreas y disciplinas para mejor servir a la Iglesia, ámbitos de libertad para una mejor maduración de mi personalidad, vida conventual amable y fraterna donde sentirme acogido, respetado y querido y atendido cuando la enfermedad se fijó en mí” (“Gracias, la última palabra”).

¿Cómo afrontó su dolorosa enfermedad?

El Padre Gago vivió cuatro años de un enorme sufrimiento físico con la paz y la serenidad de quien se sabe en manos de Dios y está seguro de que es el camino para la Resurrección. En una ocasión escribiría: “Aún me cuesta, Señor, darte gracias por la enfermedad… Era preciso aprender a vivir el dolor, la soledad, la incapacidad para entender que hacia donde hay que mirar es hacia Ti y en quien hay que pensar es en Ti…. ¿Cómo no darte gracias, Señor Dios de la gloria, si has metido mi insignificante historia en la historia de tu hijo Jesús?”.

Su enfermedad y muerte fueron un testimonio de fe desconcertante para quienes le acompañaron en el último trecho del camino. Cuenta Fr. Manuel González, hermano de su comunidad conventual, cómo compartir la enfermedad del Padre Gago fue un privilegio, ya que aquellos cuatro largos años “…han sido una continua Cátedra de predicación, con su estilo peculiar de delicadeza, prudencia y buen humor.”. El Dr. Carrera, quien le asistió en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid en sus últimos momentos refiere que “…incluso en los momentos finales él siempre era capaz de arrancarte una sonrisa.”. Practicó una generosidad hasta el extremo de ser él quien consolaba a los demás, en lugar de dejarse servir como acreedor de los cuidados extremos que precisaba, llegando incluso a renunciar a la aplicación de medidas médicas extraordinarias “…para que las puedan aprovechar otras personas que las necesitaran más.”.

La enfermedad y muerte del Padre Gago fueron el colofón a un catálogo de virtudes plasmadas de manera inexorable a lo largo y ancho de su vida.

¿Qué testimonios y favores han recibido hasta ahora?

La devoción al Padre Gago se ha extendido con rapidez, al abrigo de la fama de santidad que ya en vida inspiraba entre las personas que le trataron. Son muchos quienes se encomiendan a su intercesión, sabedoras de que disfruta de la gloria del Padre. Su fama de santidad se extiende a lo largo y ancho de nuestra geografía. A la Asociación nos llegan testimonios de personas que están obteniendo favores por su intercesión, desde comunidades religiosas de vida contemplativa, hasta personas seglares que ven en el Padre Gago una guía e inspiración para seguir la senda de Jesús. Creo que tenemos muy cerca del Padre un hombre al que podemos encomendarnos por el ejemplo de virtudes cristianas que nos dio.

¿Cómo se puede colaborar en su causa?

La Asociación Padre Gago es quien asumió la responsabilidad de la actoría de la causa de canonización, que lejos de limitarse a su mero sustento económico, implica una importante labor de difusión de su figura para extender su conocimiento y devoción. Disponemos de una página web (www.padregago.com) donde, amén de información sobre su figura, puede conocerse tanto el proceso de la causa como las distintas formas de contacto. En nuestro correo electrónico ([email protected]) atendemos a cuantas personas muestren interés.

Por Javier Navascués

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

27.08.22

Laus Deo. La nueva revista que pretende recuperar el legado de la Iglesia Católica

Estamos de enhorabuena. En estos días se presenta la nueva revista digital católica, Laus Deo ( https://lausdeo.es) un proyecto editorial repleto de sentido que se pone en marcha con la ilusión de dar a conocer el legado y la doctrina de la Iglesia.

Después de tanto tiempo en el que se pretende vaciar de contenido y poner en duda las grandes aportaciones de la religión cristiana, fundamentales para comprender nuestra cultura y tradiciones, los editores de Laus Deo han dado un paso al frente en su deseo de hacer justicia y recuperar el recuerdo de los grandes pensadores católicos que, en contra de lo que pretenden transmitir desde distintos medios, anticiparon el nacimiento de los derechos humanos y el desarrollo científico. En dicha revista también se analizará el pensamiento de los padres de la Iglesia y los grandes teólogos que intentaron comprender la naturaleza de Dios por medio de la razón, el papel que tuvo la Iglesia a la hora de comprender el legado histórico y artístico de Occidente, la labor asistencial de la Iglesia y el recuerdo de muchas tradiciones que han pasado de padres a hijos desde tiempos inmemoriales.

Laus Deo, a cuyo frente encontramos a Juan Pablo Perabá y a Antonio J. Candado Aguado, continúa y complementa la labor iniciada con la revista hispanista Laus Hispaniae. En primer lugar, “porque (en palabras de Juan Pablo Perabá) estamos convencidos de que la idea de España va unida, desde el origen, al cristianismo, y más concretamente al catolicismo. En segundo lugar, porque esa leyenda negra antiespañola que siempre hemos querido combatir está íntimamente ligada con el odio a la Iglesia”.

Desde esta convicción personal, los colaboradores de Laus Deo se marcan el objetivo de defender y divulgar la fe católica, transmitida de generación en generación desde los apóstoles, que es la verdad revelada por Dios, y por tanto una e inmutable; difundir lo que siempre enseñó la Iglesia católica, fundada por Jesucristo, y el testimonio de vida de los santos; transmitir las enseñanzas de la Sagrada Escritura y el Magisterio de la Iglesia, y de sus santos doctores… Todo ello desde la convicción de que solo Dios, uno y trino, creador de todo lo que existe, a través de la Iglesia fundada por su único Hijo, que entregó su vida por la redención del hombre, puede dar sentido y esperanza a la humanidad en esta época en la que todo parece decaer ante nuestros ojos.

Porque, por mucho que nos quieran convencer de lo contrario en esta dictadura del relativismo en la que estamos inmersos, existe una Verdad absoluta, eterna e invariable, que es Jesucristo mismo, Camino, Verdad y Vida. Desde Laus Deo nos invitan a formar parte de este proyecto, de esta nueva revista digital, que ahora puedes conseguir de forma gratuita mediante tu suscripción en este enlace: https://lausdeo.es/nuestras-revistas/

4 comentarios

  
Forestier
Celebrar que surjan revistas como Laus Deo, que tienen el objetivo de defender y propagar la maravillosa doctrina revelada por Jesús, a la tradición y al Magisterio, sin complejos, con personalidad.sin achantarse y con astuta inteligencia.
27/08/22 10:10 AM
  
Anacoreta
Enhorabuena, me adhiero a su lectura. Siempre adelante, fieles a las enseñanzas de Jesucristo y a los pilares de la Iglesia.
27/08/22 2:01 PM
  
Marilo
Fantastico!!!
De agradecer!!!
29/08/22 4:52 PM
  
Víctor
Es para sentirse orgulloso contemplar como día a día, hay personas que desean comprometerse en una gran tarea de oír hablar de Jesucristo, que es el único y verdadero Dios y,que los católicos no nos sintamos tan desamparados por diversas causas. Enhorabuena y que Dios los ilumine y bendiga para gloria de Dios y bien por los que enarbolan las banderas de Nuestra Señor. Paz y Bien
31/08/22 11:24 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

26.08.22

Rafael Ortega habla de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E)

Rafael Ortega, presidente de UCIP-E, es periodista y Catedrático Extraordinario de Medios de Comunicación de la Universidad Católica San Antonio de Murcia. Doctor en Ciencias de la Información por la UCM. Fue Director del Congreso y Jornadas Católicos y Vida Pública.

Háblenos de cómo nace la UCIP-E y con qué finalidad.

UCIP-E nace de la necesidad de encontrar una asociación que responda los valores del Evangelio, dentro del mundo de la comunicación. En 1982 nos reunimos varias decenas de profesionales católicos, convocados por don Antonio Montero para dar forma y vida a la Uníón Católica de Informadores y Periodistas de España, que en estos momentos esta unida a SIGNIS Internacional, que acaba de celebrar su 22 Congreso Mundial en Seúl.

Sin duda una gran iniciativa de Mons. Antonio Montero, que ha dado frutos…

Monseñor Montero fue un visionario y es y ha sido nuestro ejemplo y guía para todas nuestras actuaciones. Ahora, ya desde la Casa del Padre sigue con esa guía permanente y sus indicaciones de entonces continúan marcándonos el camino a seguir.

¿Cuál es el balance de la labor de la institución desde su fundación?

El balance es positivo, aunque el momento del asociacionismo en España está en sus momentos más bajos. El hecho, por ejemplo, es que con la decena de Universidades Católicas en España, con sus correspondientes Facultades de Comunicación, los alumnos no quieren entrar en asociaciones de uno u otro signo. Lo más doloroso para mí es que las propias Universidades pasan un poco del tema.

¿Qué supone presidir en la actualidad esta institución que ha tenido tantos prestigiosos miembros?

Presidir UCIP-E es un privilegio, sobre todo en los momentos actuales, donde hay tanto respeto a pertenecer a una asociación. Mis antecesores han sido y son eminentes periodistas españoles. Algunos han fallecido como Homero Valencia, Rafael González y Vicente Alejandro Guillamón, son los que nos acompañan desde la Casa del Padre, y otros como Laura Otón, José María Legorburu, Manuel Cruz, Eugenio Nasarre, Elsa González, etc son ayuda permanente.

¿Por qué es importante que haya profesionales del periodismo comprometidos con los valores del Evangelio?

Hoy es más importante que nunca pertenecer, como decíamos a asociaciones como UCIP-E, comprometidas con los valores del Evangelio, que están siendo denostados constantemente por aquellos a los que servir a los demás es una pura anécdota. Es más, esos, pretenden con sus afirmaciones y mentiras, que la gente nos encuadre en una especie de “meapilas”, tan al gusto de esas mentes tan poco claras por sus comportamientos, tan difíciles de digerir.

Si bien es cierto, que hoy en día más que nunca el compromiso con el Evangelio es motivo de escándalo para la mentalidad secular…¿Por qué es importante la evangelización de la cultura en el mundo en el que vivimos en el que la cultura suele estar muy ideologizada?

Porque la política se ha hecho dueña de la cultura, cuando ésta debe ser producto de la Sociedad que busca la Verdad. Esa cultura, dominada por la llamada “intelectualidad de izquierdas”, quiere adueñarse de todo, incluso de los que profesamos la Fe, con imágenes que buscan destruir, en una sociedad cada vez más individualista.

Por Javier Navascués

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

25.08.22

El diario Público acusa a los campamentos de la Cruz de Borgoña de adoctrinar...formando en virtudes

Carlistas de ultraderecha adoctrinan a menores en un campamento de verano | Público (publico.es)

Tras la denuncia del diario Público a los Campamentos de la Cruz de Borgoña, en donde de manera surrealista se les acusa de adoctrinar a los jóvenes al formarlos en virtudes, nos hemos puesto en contacto con Javier María Pérez Roldán, secretario general de CTC, que valora los ataques.

¿Cómo valora que el Diario Público esté pendiente de los Campamentos de la Cruz de Borgoña y de las actividades de la CTC atacándolos?

El Diario Público lleva meses investigando nuestras actividades, y publicitándolas en su digital para denunciarlas. Para nosotros es una tremenda satisfacción, pues nos reafirma en la línea que hemos emprendido hace un tiempo de realizar actos cuanto más públicos mejor, y cuanto más «políticamente incorrectos» mejor.

No sé si de alguna manera pretenden causarnos temor, o que nos arruguemos ante las descalificaciones que nos hacen de ultraderechistas y cosas por el estilo. Si esto fuera así demuestran el desconocimiento más absoluto del carlismo, pues el Carlismo, cuando más duro ha sido atacado más ha crecido.

Es una bienaventuranza sufrir la persecución…

Desde luego que lo es. Nuestro Señor ya nos enseñó que los católicos seríamos perseguidos como El lo fue. A nosotros, los carlistas, se nos persigue precisamente porque pretendemos ser católicos consecuentes tanto en nuestra vida privada como en nuestra vida pública. Social y políticamente luchamos por el Orden Social Católico, y eso ni los liberales ni la progresía están dispuestos a admitirlo.

Les acusan de adoctrinar formando en virtudes…una contradicción in terminis.

En efecto, hoy en día el término adoctrinar tiene un sentido peyorativo, algo así como engañar a la gente con mentiras que se intentan imponer por todo tipo de medios.

Sin embargo, enseñar la verdad tal cual es, no puede ser nunca negativa. Recordemos que antiguamente al catecismo se le llamaba «Catecismo de la Doctrina Cristiana». Y en efecto, los jóvenes responsables de Cruz de Borgoña pretenden enseñar a los niños y jóvenes que acuden a sus campamentos, la doctrina perenne de la Iglesia.

La Asociación Juvenil Cruz de Borgoña lleva 36 años formando a niños y jóvenes en la verdad, y no lo va a dejar de hacer porque desde un medio de izquierdas se critiquen sus actividades.

Y de ser de ultraderecha, otra aberración.

En efecto, es una aberración producto de la ignorancia más absoluta. Los Carlistas somos tradicionalistas, y por tanto nos adherimos a la Cristiandad, una cosmovisión anterior a la modernidad, que fue la que inventó lo de derechas e izquierdas. Para nosotros son completamente ajenos los términos derechas e izquierdas, pues ambos, son hijos de la revolución. Rechazamos ambos, pues rechazamos al liberalismo en todas sus formas y a sus hijos naturales: el socialismo, el comunismo, el anarquismo, etc. Somos tradicionalistas, nada más y nada menos.

Eso sí cuando dicen que se oponen a la revolución en general y al marxismo en particular aciertan.

Efectivamente. Llevamos a gala ser contrarrevolucionarios, y por tanto nos oponemos a cualquier corriente revolucionaria, incluido, lógicamente, el marxismo. La Revolución es un proceso de paulatino alejamiento del Orden querido por Dios en las cosas, y de un incremento constante en el hombre de una disposición contraria al orden natural y a Dios, como Creador del mismo.

Nosotros, en cambio, lo que pretendemos al dedicar todos nuestros esfuerzos, en el ámbito personal y sobre todo en el ámbito social y político, para, en un primer momento circunscribir y limitar la Revolución, y en un segundo momento, restaurar el orden perdido.

Los que tenemos enfrente defienden el falso «progreso». Nosotros, en cambio, defendemos el sano «regreso» a aquello que la revolución lleva siglos arrebatando al hombre.

En el fondo intuyen que son la única oposición al sistema fuera del juego partidista liberal.

Por desgracia, hay muchos católicos de buena fe que se dejan engañar por falsas soluciones que pretenden ser «contrasistema», y que sin embargo no son más que parte del sistema. Son liberales que ofrecen «tiritas» y soluciones temporales para evitar las consecuencias más aparatosas y radicales del sistema, pero no atacan al mismo. Es decir, levantan tronos a las causas y cadalsos a las consecuencias.

Nosotros, en cambio, creemos que no son posibles medias tintas, y que se necesita atacar al sistema no solo en sus consecuencias, sino en sus fuentes. El liberalismo, al igual que el socialismo, el comunismo y el anarquismo son naturalistas, no les importa nada la parte trascendente del hombre, y no buscan la verdad de las cosas, ni el orden querido por Dios. Simplemente pretenden imponer su voluntad, sea como sea. Así se explican que justifiquen aberraciones como el aborto, o la eutanasia.

Por Javier Navascués

11 comentarios

  
Francisco
Vi la noticia y me impactó el descaro conque se trataba a la CDC...por formar en virtudes?... No es de extrañar dada la línea editorial de ese diario. Es señal de ir por el camino correcto y a la vez una persecución clarísima por seguir por el camino de la tradición.
Paz y bien.
25/08/22 9:21 AM
  
Juan Mariner
Yo nunca he sido carlista, pero para adoctrinamiento el que hace el Estado español en todas sus vertientes (autonomías, ayuntamientos, consejos comarcales...) en las escuelas bajo su control. Muchos padres que conozco se las ven y se las desean para después "desprogramar" a sus hijos ante tanta inmundicia.
25/08/22 9:45 AM
  
JSP
1. Valentía no le falta al movimiento carlista en defensa de Cristo Rey.
2. Detecto una contradicción entre tradicionalista del Orden Social Católico y el rechazo de cualquier tipo de liberalismo. Desconozco si es por ignorancia, pero el liberalismo económico en el orden moral nace en la Escuela de Salamanca, de la misma Escuela del Concilio de Trento. Además, una diferencia fundamental entre el liberalismo y su hijo el socialismo es que el primero respeta la libertad, el problema que también la negativa, y el segundo impone para erradicar la libertad quedándose sólo con la negativa. El primero puedes practicar la religión cristiana, el segundo la mata.
3. El ataque del diario Público es ideológico porque es el socialismo del Nuevo Orden Mundial que quiere destruir cualquier orden cristiano. Detrás de Público está Mediapro: 85% fondo chino Orient Hontai Capital (Comunismo), 7% WPP (multinacional), 4% Jaume Roures (comunista), 4% Tatxo Benet (comunista). El diario Público obedece a los patrones de la novela 1984 de George Orwell.
25/08/22 9:50 AM
  
África Marteache
Si, yo también lo leí y me eché a temblar porque, día sí día no, me da por hablar de las virtudes. Me temía que pudieran ser fascistas debido a que las virtudes morales son de origen griego, y ya sabemos que Aristóteles, y no Mussolini, fue el primer fascista.
25/08/22 11:00 AM
  
Forestier
Es que motivar a ser sincero, generoso, casto, alegre, laborioso, sencillo, honesto, etc., es sin duda más pernicioso que motivar a ser un trans, un mariposín, un adicto sexual, un vago redomado, un entusiasta del aborto, un cantamañanas de la eutanasia, un ignorante que se dedica a difamar a la Iglesia católica, un perroflauta macarra que amenaza con quemar cruces e incendiar templos, en fin, lo mejor de cada casa.
25/08/22 11:29 AM
  
JMPR
El liberalismo es pecado en todas sus vertientes, incluida la económica. El liberalismo económico no nace de la escuela de Salamanca, esa es una falsificación que hacen los liberales para intentar convencer a los católicos. El catolicismo (y por ello la Escuela de Salamanca) sostiene que toda acción humana está sometida a la moral, y por tanto las acciones económicas también. Sin embargo el liberalismo económico sostiene que la economía se debe regir por la ley del mercado (= máximo beneficio) y no por las leyes de la moral.
25/08/22 3:57 PM
  
Masivo
El verbo "adoctrinar", en sí mismo neutro, ya sólo se usa en los medios en sentido peyorativo, cuando se trata de enseñar los valores que no comparte el interlocutor.

Ya no se dice que uno mismo quiere "adoctrinar", sino educar, concienciar, transmitir etc.
25/08/22 4:11 PM
  
Jorge Cantu
Es curioso, pero en ese 'diario' prefabricado por la izquierda los podemitas Juan Carlos Monedero (panegirista del régimen chavezmadurista), Pablo Iglesias (el de la coletilla que no torea ni a una gallina ciega) y una chica rusa ex-empleada (¿o aún empleada?) de la red RT patrocinada por el gobierno ruso tienen un programa en el que se dedican a soltar veneno contra todo lo que ellos juzguen 'de derechas' o católico.
26/08/22 4:59 AM
  
JSP
1. A veces no entiendo por qué se escriben frases fabricadas por el marxismo sin razonarlas: "El liberalismo es pecado en todas sus vertientes, incluida la económica." Esto requiere una reflexión, si no hay contradicción. Pues si el liberalismo económico es pecado, todos nosotros formamos parte del mercado y por tanto, pecamos a diario muchas veces.
2. De ser cierta la anterior afirmación en la vertiente económica, conlleva a dos consecuencias relacionadas inmediatas: (a) mientras no se entienda que la libertad económica es una dimensión más de la dignidad humana no se entenderá el liberalismo económico (no es pecado) que NO es el Liberalismo (es pecado); (b) y la santidad únicamente puede derivar en las personas de una comunidad mediante la planificación del Estado.
3. Esto es, que el movimiento carlista demanda un Estado gigante y entra en contradicción con el catolicismo: I Samuel 8 y Estado totalitario (socialismo). La Escuela de Salamanca lo ve esto un crimen, veamos por que.
4. En 1613, en la Escuela de Salamanca (católica) el eminente doctor Francisco Suárez publicó "Defensio fidei catholicae", que fue mandado quemar por reyes absolutistas como el inglés Jacobo I o el francés Luis XIII. Francisco Suárez afirmaba que el poder no se derivaba del rey sino de Dios y asignaba dicho poder al pueblo, que solo mediante un acto de libre voluntad lo puede transferir a las personas que lo han de ejercer.

expansion.com/directivos/2020/02/04/5e3907d5e5fdeae6448b45c1.html

institutoacton.org/2020/02/27/robert-sirico-el-libre-mercado-al-permitir-la-prosperidad-hace-mas-por-los-pobres-que-el-estado/#

5. Es necesario recordar, como españoles, el pensamiento católico español de los siglos XVI y XVII, tanto en política como en economía. La Universidad de Salamanca no solo habría sido la primera en defender el liberalismo económico, dos siglos antes que Adam Smith, sino también la fuente nutricia del liberalismo político, ochenta años antes de Locke.
6. Es increíble el efecto de la leyenda negra y la ignorancia que hay con respecto a la Escuela de Salamanca ¿Qué aportaron los escolásticos de la Universidad de Salamanca? Nuestro país fue la cuna del resurgir de la filosofía realista, de tradición aristotélica y tomista, gracias al magisterio de los doctores eclesiásticos españoles: dominicos, franciscanos, jesuitas o agustinos que enseñaron principalmente en Salamanca, Alcalá de Henares y Lisboa. La doctrina de estos escritores, que constituyen el núcleo de la escolástica tardía es de singular importancia para establecer las relaciones entre economía y moral en el mundo moderno. La preocupación de todos estos autores era principalmente ética, puesto que se sienten en la necesidad de juzgar la actuación de los negociantes, la nueva clase burguesa que empuja con brío, a la luz de la teología moral. Para hacerlo con fundamento, se dedicaron más que ninguno de sus antecesores a desentrañar el sentido económico de estas actuaciones. Las aportaciones a la ciencia económica de estos autores están hoy plenamente aceptadas. Fueron ellos, especialmente el doctor navarro Martín de Azpilcueta, quienes establecieron la teoría cuantitativa del dinero doce años antes que Jean Bodin. También fueron ellos, especialmente Tomás de Mercado, quienes descubrieron la teoría del tipo de cambio basada en la paridad del poder de compra. Ellos, sin excepción, perfeccionaron la teoría del valor basada en la utilidad, anticipándose trescientos años a Menger, Jevons o Walras. Y ellos enumeraron también los factores determinantes del precio, dejando implícitamente establecidos todos los elementos necesarios para la formulación de la teoría de oferta y demanda. La aportación salmantina al juicio moral de la activad económica con respecto a la propiedad privada, todos estuvieron por el derecho natural a la propiedad privada. Lo vemos en Francisco de Vitoria (De iustitia) o en Luis de Molina (De iustitia et iure). Además, todos estos maestros se pronunciaron por la libertad económica y declararon que el precio moralmente justo es el formado de acuerdo con la oferta y la demanda, con exclusión de violencia, engaño o dolo y siempre que haya suficiente número de compradores y vendedores (es decir, en ausencia de monopolio público, algo que los doctores tenían por un crimen). Los doctores de la Escuela de Salamanca miraban la regulación del precio por parte del Estado con la mayor desaprobación. Martín de Azpilcueta consideraba que era "innecesaria cuando había abundancia e inefectiva y dañina cuando había escasez". Juan de Medina, ferviente defensor de la tesis según la cual los que se meten en negocios han de asumir pérdidas del mismo modo que tienen derecho a beneficios, declaró que el único negociante que debe estar protegido de pérdidas mediante algún subsidio es aquel que se ve forzado a vender a precios fijados por los gobernantes. Los escolásticos españoles del siglo XVI contemplaron el auge del comercio y la nueva estructura capitalista de la sociedad, de modo que pudieron entender el valor del dinero en función del tiempo y acabaron reconociendo tres motivos por los que se podía cobrar un interés, todo un avance teniendo en cuenta el pensamiento dominante en aquellos tiempos. Al respecto, tienen las investigaciones de Alejandro Chafuen, que han permitido rescatar la figura de Felipe de la Cruz, autor del Tratado único de intereses en el que encontramos tal vez la defensa más abierta del interés. Y no faltaba en aquellos trabajos salmantinos una crítica al gasto público improductivo y al excesivo peso de las estructuras estatales: ya en el siglo XVII, Pedro Fernández de Navarrete criticaba el elevado número de gentes que vivían del Estado chupando como harías el patrimonio real, denunciando que gran parte del gasto iba a parar a presupuestos burocráticos que debían ser limpiados y purgados.
7. Un Estado tirano totalitario que todo lo interviene termina por imponer qué tiene que comer, cómo vestir, qué puede comprar, qué puede decir, donde tiene que trabajar, etc. Dios no designa en su plan de salvación gobierno (civil) temporal alguno.
26/08/22 8:23 AM
  
JSP
1. La visión escolástica de la propiedad "privada" en el orden económico que está subordinado a las exigencias de la moral cristiana y sometido a las reglas de justicia en sus diversas manifestaciones: justicia conmutativa y justicia distributiva.
2. Para Santo Tomás la posesión tiene que ver más con la facultad de gestión y administración más que un derecho al uso exclusivo de un bien como defiende Suárez. Aunque el Aquinate termina por considerar mejor la propiedad privada que la propiedad común como se verá más adelante.
3. Suárez hace una defensa de la propiedad privada frente a la propiedad común que comienza con Santo Tomás de Aquino que derivará en la propiedad colectiva (marxista).
4. El uso común de los bienes está avalado en los textos sagrados. Dios concede los bienes de la tierra, la casa común, para uso común de los hombres. La propiedad privada es considerada por la Patrística como un mal menor al que ha de acostumbrarse el hombre en el estado de naturaleza herida.
5. En los siglos XIII y XIV se produce la controversia sobre la pobreza apostólica por parte de la orden franciscana que impulsa un proceso de rehabilitación de la propiedad privada frente a la común porque decían poder revivir ese pseudo-estado natural mediante la práctica de la pobreza.
6. Santo Tomás retomó las ideas aristotélicas en este aspecto. Los argumentos aristotélicos-tomistas se pueden clasificar en tres tipos: (1) económicos, la propiedad privada frente a la común posibilita un mejor aprovechamiento de los recursos; (2) sociales, la propiedad privada elimina conflictos y contribuye a la paz social; y (3) morales pues la propiedad privada contribuye a que el hombre tome una actitud más virtuosa que si los bienes fueran utilizados en común (aquí se comprende el envilecimiento en las sociedades socialistas/marxistas).
7. Este pensamiento reside en el escolástico y en la Escuela de Salamanca. Domingo de Soto es uno de los autores que desarrolla mejor esta idea al analizar los inconvenientes de la posesión en común o propiedad colectiva (marxismo). Si los terrenos fueran propios y los frutos comunes, dice Soto: "das ocasión a discordias, porque en este caso los trabajos serían desiguales, ya que quien tiene más terreno, tiene más que trabajar, y los frutos en cambio, se repartirían del mismo modo a todos según la necesidad de cada uno, y nadie llevaría con igualdad de ánimo que no recibiera tanto cuanto su trabajo hubiera producido" (Soto, 1968: Libro IV, q.3, a.1, 296-7); "Si los terrenos fuesen comunes y no así los frutos, también surgirían problemas pues, los hombres tomarían de aquí motivo para la desidia y flojedad, porque es indecible el amor ardiente que se tiene por las cosas propias y lo desidioso y flojo que es para las comunes." (Ibíd.); lo mismo sucedería si fueran comunes al mismo tiempo terrenos y frutos, pues «uno arrebataría cuantos frutos le fuera posible, cosa que en esta ocasión intentarían todos en provecho propio, dada la sed de riqueza de los hombres».
8. Pero, es más, con la propiedad privada disminuyen los conflictos pues no puede «por menos de intranquilizar gravemente a la sociedad si el dominio no estuviera dividido» y hace al hombre actuar moralmente ya que "si hubiera comunidad de bienes desaparecería la virtud de la liberalidad; lo cual no es pequeño esplendor para la nación (...). Y de esta manera desaparecería la virtud de la hospitalidad, ni se atendería a los peregrinos, ni se socorrería a los necesitados; y como consecuencia desaparecería la virtud del agradecimiento por los beneficios recibidos" (Ibíd.).
9. Entonces, tenemos la justificación económica de la propiedad privada, la justificación vez social, pues la división y reparto de los bienes proporciona un mayor orden a la sociedad; y una última justificación moral, que facilita el comportamiento virtuoso de los hombres. Suárez continúa con esta tradición y señala: "la división de cosas [en cuanto al dominio de tierras, de frutos, de animales y de otras cosas temporales] es necesaria ahora, bien para evitar las pendencias entre los hombres y conservar la paz, o bien para el sustento de los hombres, porque si los bienes fuesen comunes, los hombres descuidarían el guardarlos y el cultivarlos; pero estas dos razones no habrían tenido vigencia en el estado de inocencia." (Suárez, 1856, De opere sex dierum, V, VIII, 18).
10. En cuanto a la categoría jurídica de la propiedad privada en el pensamiento escolástico está fundamentada en el Decreto Graciano: (a) la comunidad de bienes es de derecho natural, mientras que la división de los mismos es de derecho positivo; (b) el fundamento de la posesión privada es la iniquidad o el pecado, es decir, la malicia humana, correspondiendo, por tanto, al estado de naturaleza caída o corrompida, mientras que la comunidad de bienes pertenece al estado original de naturaleza perfecta.
11. La propiedad común se da en el estadio anterior al pecado original y la propiedad privada en el estado de naturaleza caída.
12. Por ello, la aspiración de los franciscanos de emular la posesión común de los Apostóles en el estado de naturaleza caída hizo necesario no sólo revalorizar los efectos beneficiosos de la propiedad privada frente a la común, sino también elevar la categoría jurídica de esta porque el mero derecho civil era un recurso menor y mutable a voluntad del Estado.
13. Santo Tomás fue uno de los primeros autores en realizar un acercamiento de la jerarquía jurídica de la propiedad hacia posiciones más elevadas que la correspondiente a un simple derecho positivo. Según él, no hay una incompatibilidad total entre la comunidad de bienes y la propiedad porque «la propiedad de las posesiones no es contraria a derecho natural, sino que se la sobreañade por conclusión de la razón humana» (Tomás de Aquino, 1963: vol. III Secunda Secundae, q.66 a.2, 426).
14. La segunda escolástica de los siglos XVI y XVII se iba a caracterizar por seguir la senda abierta por el Aquinate de rehabilitar a la propiedad a un estatus superior. Así es normal adscribir la propiedad al derecho de gentes (un derecho intermedio entre el natural y el positivo común entre todas las naciones). Tal vez fue Domingo de Soto el primer autor que aplicó el derecho de gentes con detalle a la división de los dominios. Para él, es la conveniencia la que hace surgir el derecho de gentes y la propiedad privada y su utilidad se extrae directamente del derecho natural.
15. En consecuencia, para establecer el derecho de gentes «no se precisa la reunión de todos los hombres en un determinado lugar» a diferencia del derecho civil, «pues la misma razón les enseña lo mismo a todos», y es por ello que el «derecho de gentes es común a todos los pueblos» (Soto,1968: Libro III, q.1, a. 3, 197). Francisco Suárez realiza un análisis similar. En su obra De legibus ac Deo legislatore, asimismo la división de los campos y tierras, de los campos, emplazamientos y términos comunales se dice que es de derecho de gentes, división que supone la institución de las sociedades humanas; supuesta ésta, en virtud de sola la razón natural, todas esas cosas son lícitas, aunque no sean sencillamente necesarias (Suárez,1967: L. 2, cap. 18, nº 13, 185). Además, Suárez explícitamente clasifica a ese derecho de gentes como aquel «que se distingue del derecho natural primario a manera de derecho natural secundario» (Ibíd.), todo lo cual subraya el carácter del derecho de gentes como derecho intermedio, cercano al natural.
16. No obstante, Suárez matiza esa conveniencia de la propiedad privada en todos y cada uno de los hombres. Según Suárez en su obra De Virtute et Statu Religionis (L. VIII, C.8, n. 22), la propiedad privada no se introdujo de modo imperativo para todos los hombres en particular y, por ello, es posible el voto de pobreza y la posesión en común de los religiosos. En este aspecto, la jerarquía jurídica de la propiedad compatibilizaba el ideal de pobreza al que aspiraban los franciscanos con la posesión privada de otras órdenes religiosas. En ambos casos, el derecho de gentes daba cabida a ambos escenarios.
26/08/22 8:33 AM
  
sofía
Por supuesto que formar en las virtudes no es adoctrinamiento.
Otra cuestión diferente es la política. No existe ningún supuesto monarca que sea supuestamente católico y vaya supuestamente a regirnos cristianamente sí o sí. Enseñar ese regreso a la supuesta "cristiandad" es engañoso.
A pesar de la fobia de ustedes a todo lo "liberal", yo -que no soy liberal- no puedo dejar de darme cuenta de que la división de poderes y la posibilidad de elegir un gobierno es una ventaja frente a cualquier tipo de estado todopoderoso que pretenda imponer su ideología - incluso en el caso de que supuestamente se presente como católico, porque el poder absoluto corrompe absolutamente y no sabemos en qué puede derivar ese estado todopoderoso. Por supuesto se dan muchas formas de imposición por parte de los estados y por eso debemos estar alerta e impedir que se nos impogan ideologías estatales - no solo por los peligros de regímenes fascistas o comunistas sino también el peligro de la imposición de ideologías supuestamente "democráticas" que desde el momento en que son impuestas desde luego de democráticas no tienen nada.
Así que si hablamos de la cuestión moral en economía, que haya el liberalismo suficiente, pero no absoluto, para que podamos, limitar el capitalismo salvaje y predicar y practicar la doctrina social de la Iglesia y el principio de subsidiariedad. Y atención a la división de poderes, cuarto poder incluído, porque está demostrado que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente, de modo que limitarlo es la única forma de evitar esa corrupción absoluta.
29/08/22 11:10 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.