9.05.22

Un día en la Iglesia de Nuestra Señora de la Paz: la “misa tradicional” en Madrid

En la confluencia de las calles de O’Donnell y Doctor Esquerdo, muy cerca del popular hospital Gregorio Marañón, en medio del ruido urbano a menudo ensordecedor, emerge un austero edificio neogótico que ha sobrevivido allí por espacio de cien años. Esta iglesia acoge una reliquia misteriosa que ha atravesado los siglos.

Nuestra Señora de la Paz no es una iglesia más. Desde el verano de 2020 una sociedad de vida apostólica de tipo canonial de derecho pontificio, aprobada por el decreto “Saeculorum Rex", el Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote, ha adquirido el antiguo templo y celebra todos los días la misa tradicional (en latín) según el rito de San Pío V. El lugar es punto de referencia para los fieles madrileños del denominado “vetus ordo” y de católicos curiosos que quieren conocer de primera mano esta fascinante y milenaria liturgia, que en los últimos años ha experimentado un verdadero resurgir en todo el mundo.

La iglesia tiene como máximo responsable al canónigo D. Raúl Olazábal, que cuenta con la ayuda de otros dos sacerdotes, D. Jorge y D. Francisco, para impulsar las numerosas actividades pastorales del Instituto. Esto se hace bien visible a cualquiera que se interese por el constante movimiento que se registra en esta pequeña iglesia, cuyas celebraciones han debido duplicarse los domingos (tres por la mañana y una por la tarde) para acoger a un número cada vez mayor de fieles, que últimamente ronda el medio millar.

Para quien se acerca por primera vez resulta muy llamativa la baja edad promedio de los asistentes y la gran cantidad de matrimonios jóvenes y de niños. Dos de las cuatro misas del domingo son cantadas. En medio del silencio el órgano irrumpe para anunciar con sus notas el comienzo de la misa. Unos niños vestidos de monaguillos, que manejan con maestría dos velones aproximadamente de su mismo tamaño, muestran una gravedad que nos interpela. Al final de la procesión, con caminar lento, llega el sacerdote con casulla antigua, hermosamente bordada. La ceremonia transcurre envuelta en el suave olor del incienso, en medio de un reverente y solemne silencio. La belleza de la música sacra (gregoriana y polifónica) que entona el coro, surgido -según me dicen- de entre los propios feligreses, se combina con el latín, lengua universal de la Iglesia. Aunque la gran mayoría de fieles no entiende el latín, ayudados por un librillo bilingüe (latín-español), son capaces de unirse a la Eucaristía.

Templo, liturgia, silencio y música se complementan a la perfección. El rito cautiva a los fieles, sumergiéndolos silenciosamente en la belleza de la ceremonia, en la riqueza teológica de los textos, en el misterio que allí se palpa. Llegado el momento de la consagración, el templo y toda la iglesia se calla para contemplar el altar. El sacerdote inclinado susurra las palabras del mismo Cristo que convierten el pan en Su cuerpo y el vino en Su sangre. Al alzar la Forma y el Cáliz, las campanillas y el incienso llenan de reverente solemnidad el momento mientras un monaguillo, imitando al Cireneo, alza el borde de la casulla del celebrante. Los asistentes aprovechan el silencio para permanecer en oración. La misa concluye a los pies de la Virgen, al son del Salve Regina.

A la salida buena parte de la numerosa asistencia permanece en la puerta, mientras llegan los fieles que acuden a la siguiente misa. Se respira un ambiente familiar entre los asistentes, que charlan animadamente. Hablando con unos y otros parece claro que la actividad del Instituto de Cristo Rey no acaba en la misa tradicional. Me entero de que han surgido entre los feligreses que acuden a Nuestra Señora de la Paz un significativo número de vocaciones, que ha nutrido no solamente al propio Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote y a su rama femenina, las hermanas Adoratrices, sino también a instituciones de vida contemplativa, como la orden cartuja o benedictina.

Fuera del horario de misas se realizan adoraciones eucarísticas, donde destaca especialmente la llamada “noche heroica”. Cada primer viernes de mes el Santísimo es velado toda la noche. La concurrencia, que va en aumento, se compone mayoritariamente de jóvenes a los que estos actos de culto parecen, según ellos mismos dicen, haberles cambiado la vida. Además se llevan a cabo las clásicas catequesis para niños, jóvenes y adultos, y se presta una atención particular a los matrimonios.

Me cuentan que fuera de las paredes de Nuestra Señora de la Paz, el Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote organiza retiros para fortalecer la vida espiritual de los fieles, subrayando las enseñanzas de San Francisco de Sales. De modo más ocasional, los fieles más jóvenes han contribuido a la organización de actividades en Madrid, como el rosario por la juventud de España y el rosario de hombres, que han podido verse por las calles de la capital. Es significativa también su participación en peregrinaciones multitudinarias como las de Chartres (Francia) o Covadonga (Asturias).

Mi visita en esta iglesia, además de este artículo, me ha permitido grabar en vídeos decenas de testimonios -que serán aquí compartidos a su debido tiempo- en donde los asistentes valoran sinceramente su singular experiencia con la misa tradicional.

Es evidente que la misa en Nuestra Señora de la Paz no supone para muchos una liturgia más. Para aquellos que buscan sinceramente un despertar espiritual, esta liturgia les abrirá sin duda nuevas perspectivas y les suscitará numerosos interrogantes. En el círculo de fieles que asisten se nota una alegría y una implicación poco frecuentes, además de una notable eclesialidad, manifestada entre otras cosas en las oraciones especiales que se agregan cada día pidiendo por el Papa Francisco.

Es inevitable preguntarse, ¿cómo es posible que personas de apenas veinte o treinta años se sientan tan unidas al rito de sus antepasados? Intuyo que en esta época movediza y líquida, la misa tradicional aporta a muchos un referente claro, inquebrantable, frente a la presión -y a menudo hostilidad- de los tiempos. Decía San Agustín que estamos hechos para Dios y solo descansamos en Él. De esta necesidad brota el ansia de elevación que lleva a muchos a buscar un sentido fuera del mundo, por encima de la miseria actual, que con tanta frecuencia vemos retratada en cualquier periódico. Quizás el resurgir de la misa tradicional radica no en igualar a Dios al promedio de sus criaturas, hasta el punto de convertirlo en una especie de “colega” de fin de semana, sino precisamente en lo contrario: en señalar que el hombre puede y debe levantar la cabeza hacia un Padre que se halla muy por encima de tiempos difíciles.

En Nuestra Señora de la Paz uno experimenta a flor de piel la sensación inequívoca de que debemos esperar confiados pues, más arriba que los cielos, Dios gobierna amorosamente el mundo y por ello, pese a cuanto de oscuro quiera traernos la época, al final, lo bueno y lo verdadero triunfa frente a todo. Esta liturgia nos trae esa mirada “bajo la perspectiva de la eternidad” (sub specie aeternitatis) que el hombre de hoy parece haber perdido y que, sin embargo, le es tan necesaria.

Por Javier Navascués

11 comentarios

  
Miguel Pérez
Excelente articulo, muchas gracias a infocatólica por publicarlo. Una cuestión que hay que comentar es que la misa tradicional no deja de ser la parte mas visual de una revitalización y restauración de todos los tesoros de la iglesia, de toda la tradición, que va mas allá de la liturgia, eso se traduce en volver a devociones, actividades, espiritualidad, a una comunidad, ya olvidadas por muchos, es una forma de ver la fe que puede beneficiar a todos los carismas de la iglesia, no solo es una cuestión litúrgica.

Por eso Nuestra Señora de la Paz somos tantos jóvenes y incluso hay muchos conversos que redescubrieron la fe mediante este apostolado, ya que explican la fe de una forma completa y solida.
09/05/22 10:49 AM
  
Misatradicionalalos25
Muy acertada descripción de la Misa Tradicional en Nuestra Señora de La Paz. Desde el 2018, año en que conocí este Instituto mi vida ha cambiado; el Señor ha derramado muchas gracias sobre mi, especialmente aumentando mi Fe. Esto en parte se debe a la belleza de la liturgia del Rito Vetus Ordo, el cuidado con el que los sacerdotes tratan a Nuestro Señor, su disponibilidad para confesar y dirigir espiritualmente a los fieles, los catecismos de los lunes después de Misa y un largo etcétera.
La mayoría no sabemos latín, pero sabemos que lo importante no somos nosotros, si no lo que allí sucede. Asistimos a la renovación del sacrificio, vamos a adorar a Dios, a pedirle y a dar gracias.
09/05/22 11:20 AM
  
Urbel
Lleva usted razón, Miguel Pérez, no solo es una cuestión litúrgica. No se trata únicamente de aferrarse a la liturgia romana tradicional.

Se trata de adherir en todo a "las tradiciones apostólicas y eclesiásticas" y abrazarlas firmísimamente, como ordena la Profesión de fe católica.

Y rechazar todo lo que se les opone.
09/05/22 11:54 AM
  
César Fuentes
La verdad es que es una bendición.
09/05/22 12:18 PM
  
Santiago
Dios reparte incontables gracias en esta iglesia porque su vida gira en torno al Misterio de la Misa, que se envuelve en el rito tradicional como en un precioso velo para dar gloria a Dios, Él nos ha dado la Misa, Él se entrega en la Misa para gloria suya y provecho nuestro; démosle nosotros lo mejor y más bello que podamos. El rito tradicional expresa claramente que el centro es Dios, que la Misa es la renovación del Santo Sacrificio de la Cruz, y así nos predispone a los fieles a unirnos a éste con amor, devoción y solemnidad como si estuviésemos en el mismo Calvario. En cada Misa baja Jesucristo nuevamente a la tierra y, si los que asisten están así predispuestos, los eleva a ellos hacia Cielo.
El mundo nos ahoga, en este siglo y en todos desde la caída de Adán, pero hoy el Mal ha arrumbado a la Iglesia y a la Tradición fuera de nuestras vidas; queremos ser cristianos, porque es nuestro fin natural reunirnos con nuestro Creador, pero no vivimos como cristianos por seguir al mundo, y si no es por la Gracia no podremos porfiar en la lucha por alcanzar la salvación, ni individualmente ni como sociedad. La Misa y los demás sacramentos son la fuente que da fuerza a los benditos sacerdotes de esta iglesia de la Paz y a la comunidad de fieles, por ello animo a todos los que lean este comentario a conocer la Tradición, a estudiar la sana Doctrina, a venir a Misa a Nuestra Señora de la Paz o en los cada vez más numerosos lugares que se celebra con la liturgia tradicional, o a pedir que se celebre allí donde aún no ha vuelto. Vuelva la Misa tradicional y volvamos nosotros a vivir como católicos, siempre confiando en Dios, a instaurar y restaurar todo en Cristo.
09/05/22 1:22 PM
  
Luis Alberto Díaz del Campo
Magnífico artículo. Muchas gracias al autor.

Como fiel de Nuestra Señora de la Paz, no dejo de dar gracias al Señor por este tesoro: verdad, bondad y belleza, que trazan un camino directo hacia Dios.

No lo merezco, pero lo tengo. Animo a todos a descubrirlo.
09/05/22 1:55 PM
  
Dranque
Amén.
El que la acaba conociendo, acaba poniendo la Santa Misa Tradicional en el centro de su vida.
09/05/22 3:35 PM
  
Álvaro M
Pude llevar a mis padres (60 años), que no son católicos, al oficio de Sábado Santo. La belleza del rito y el misterio que rodeó el momento más importante de nuestra fe no les dejó indiferentes, ahora mi padre se está leyendo las famosas 12 profecías e interesado en aprender más.

Recuerdo al día siguiente que era domingo de Resurrección, lo primero que se le ocurrió decir al llegar al restaurante es que había venido a comerse un buen cordero para celebrar que Cristo había resucitado.

El misterio y solemnidad, la unción y reverencia, el sentido de lo sagrado y el derecho supremo que tiene Dios en esa iglesia, hace que la gente venga buscando esa fuente de agua limpia que el mundo no le ofrece.

Luego descubren la verdadera vida cristiana, la caridad bien entendida y la vida espiritual de la mejor mano posible porque todos los sacerdotes son excelentes en su trabajo. Y al final todo para volver al inicio: la devolución de todo ese amor a través del acto supremo de la religión: la Santa Misa.

Amor con amor se paga, y el amor es fecundo. Doy gracias a Dios por la Santa Misa porque yo soy uno de esos jóvenes conversos gracias a la belleza de la liturgia.
09/05/22 9:01 PM
  
Cristobal
Me ha dado mucha alegria leer esta noticia y estoy esperando ,con gran interes, todos los videos y demas informaciones que pueda dar de tan loable actvidad pastoral.
09/05/22 10:26 PM
  
Rocío
La Misa en Nuestra Señora de la Paz te acerca a las verdades de la fe sin necesidad de explicación alguna. Al asistir a Misa vetus ordo uno entiende, de inmediato, y aunque sea la primera vez y no entienda el latín, la grandeza de lo que allí está ocurriendo. La belleza de la liturgia ayuda al fiel a trascender, eleva el alma y le lleva a la Verdad.
Eso unido al maravilloso apostolado de sus sacerdotes hacen que uno no se quiera separar de allí jamás. Un auténtico regalo del Cielo.
10/05/22 9:55 AM
  
José Díaz
Excelente artículo. Incluso hermosísimo. Gracias, don Javier. Creo que algunas fechas no son muy precisas. Un servidor asiste a la Misa tradicional en esta iglesia desde el verano de 2019 y ya entonces estaba regida por el ICRSS, pero en el artículo se menciona la fecha del verano de 2020. Supongo que esta última se refiere a la fecha de adquisición por el Instituto de la propiedad del templo. Agradecería que algún lector mejor informado que yo, o el propio autor, aportara este dato.
Un saludo
14/05/22 5:20 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

6.05.22

Autobús de la Vida, ambicioso proyecto para llegar a los 71 centros abortivos que hay en España

Pablo Hertfelder García-Conde es un periodista que cuenta con una amplia trayectoria en estudios, pues ha completado su formación con diversos cursos y másteres de Locución de Radio y Tv en Atresmedia y además el curso superior de presentadores de Olga Marset, reconocida presentadora de TVE en su escuela de comunicación. En 2017 decidió embarcarse en el activismo social y fundó el Instituto de Política Social (IPSE).

¿Cómo nace el Instituto de Política Social (IPSE) y con qué objetivos?

El Instituto de Política Social (IPSE), nace en el año 2017, pero no sería hasta el año 2019 en el que daría el salto en la sociedad civil, abriéndose paso en la defensa de la vida, la familia, la libertad religiosa y los valores.

Su principal línea de estrategia es la transformación de las estructuras sociales, respondiendo a ese llamado del Santo Padre Juan Pablo II que en infinidad de ocasiones “invitó” a los católicos a tomar acción en la vida social y política de un país para llevar el mensaje de Cristo al mundo. Cristo no dijo quedaros en España y ya está, dijo: “Id al mundo entero y proclamar el Evangelio”. De ahí que seamos una institución con presencia internacional con sede en España, Mexico, Estados Unidos y Bruselas.

¿Qué campañas y acciones habéis hecho hasta ahora?

Llevamos en total más de 100 campañas ejecutadas y con gran repercusión social. Sin embargo os haré un breve desglose de las que más fuerza han tenido mediaticamente: La denuncia contra la Ministra Celaá (Fuimos los primeros en llevar a la Ministra a los Tribunales tras su imposición de la Ley Celaá); La presentación de las más de 100 medidas de carácter urgente para una transformación social en España, defensa de la familia y promoción de la vida; la puesta en marcha de la campaña en contra de la exhumación de Franco del Valle de los Caídos y de la expulsión de los Monjes del Valle de los Caídos… esas serían las que más fuerza han tenido a nivel internacional.

¿Cómo surgió la idea del Autobús de la Vida y qué pretende?

La idea surgió hace ya varios meses, desde el IPSE, nos propusimos hacer frente de manera directa a la cultura de la vida, especialmente en España, donde se libra duramente la batalla del aborto y pocas son las voces que se alzan contra esto y actúan. Es decir, hay muchas realidades de carácter eclesial o social pero que no atienden de manera directa esto. Es por ello que se nos ocurrió impulsar de manera urgente el Autobús de la Vida para poder salvar vidas y dar alternativas al aborto.

¿Es muy ambicioso el objetivo de querer llegar a los 71 centros abortivos que hay en España?
Tenemos que hacerlo, si nosotros no lo hacemos nadie lo hará. Por desgracia en España, hay poco compromiso provida. Es el momento de pasar a la acción y aunque acabe en la cárcel, no pienso dar ni un paso atrás en la defensa de la vida.

¿Qué impacto cree que tendrá la campaña en la opinión pública?

Se que si el autobús logra salir, estaremos asistiendo a un acontecimiento histórico: La batalla en campo abierto contra el aborto, directamente llevando nuestro mensaje y alternativas a las puertas de los centros donde se producen más de 99.149 abortos al año. Esto abrirá el debate de la vida y por ello es importante que vean que tenemos fuerza y que somos muchos. Es la lucha del bien contra el mal.

La injusta ley que prohíbe rezar, lo que considera acosar ante abortorios…¿temen que consideren un acoso poner el autobús provida justo enfrente de la clínica?

Estamos preparados para combatir con firmeza los ataques de aquellos que no quieren que les cerremos su chiringuito de “asesinatos” encubiertos. Nos perseguirán, amenazarán e increparán, eso lo tenemos claro. Tenemos que mantenernos firmes en el buen obrar, no nos van a achantar.

¿Cómo valora las noticias positivas de Estados Unidos en donde muchos Estados están prohibiendo el aborto?

Estoy sumamente orgulloso, muy contento. En EEUU estamos dando la batalla todos los colectivos provida unidos. En España por desgracia hay mucha desunión, también es verdad que son más valientes y salen a las calles sin miedo. Prácticamente lo que queremos hacer con el autobús. Dar testimonio de la vida sin miedo.

¿Cómo se puede ayudar a costear esta campaña?

Pues necesitamos que la sociedad se vuelque colaborando a que sea posible que saquemos nuestro Autobús de la Vida, en este enlace lo pueden hacer:

https://www.ipsenacional.es/ayudanos-sacar-autobus-de-la-vida-en-espana

También necesitamos voluntarios que quieran formar parte de la resistencia de la vida, la batalla que se libra hoy es la del bien contra el mal y hacen faltan personas que quieran dar esta batalla en primera línea sin miedo.

Por Javier Navascués

6 comentarios

  
Amauta
La idea quizá esté bien, no tan operativa como lo que puedan hacer los grupos provida locales a un menor costo económico y mayor proyección en el tiempo. Es escollo para mi insalvable es el Yunque, conocí su modus operandi cuando un matrimonio santanderino se instaló en mi ciudad allá por 1882 y al poco tiempo ya estaba dirigiendo el cotarro del círculo católico en que me movía. Fracasó porque los que hicieron el extraño juramento tuvieron escrúpulos de conciencia y consultaron con un sacerdote de confianza y de ortodoxia incuestionable y al verse descubierto el matrimonio desapareció de la ciudad. En 1988 cuando el 3 de marzo se produjo el terrible accidente ferroviario de la estación de Valladolid, aparecía el varón de este matrimonio en la lista de las víctimas mortales.
06/05/22 2:15 PM
  
Ana Gomera
Me parece estupenda esta campaña y creo que deberíamos colaborar todos. Yo acabo de hacer un donativo de 80€. Espero que entre todos podamos ayudar a que salga esta campaña adelante.

Conozco la trayectoria intachable del IPSE (Instituto de Política Social) y puedo asegurar que no tiene nada que ver con ese Yunque del que hablan en los medios de comunicación.

Tengo 58 años y estoy convencida de que jóvenes como Pablo pueden hacer un gran bien a la sociedad. Deberíamos colaborar todos para que este Autobús pueda salir adelante. ¡Son unos valientes!

Saludos desde Valencia.
06/05/22 10:51 PM
  
Carlos Dueñas
La organización que se ha vinculado a El Yunque es el Instituto de Política Familiar, que es distinta al Instituto de Política Social, al que, hasta donde yo sé, por el momento no se le ha relacionado con El Yunque. Ambos institutos tienen fines y objetivos similares y comparten valores ideológicos y religiosos semejantes.

La vicepresidenta del Instituto de Política Social es Sofía Muñoz, ex-presidenta de Vox en Valladolid. Pablo Hertfelder, también vinculado a Vox, prometió a la hija de Franco defender el legado de su padre y exigió al Tribunal de Estrasburgo la reinhumación de Franco en el Valle de los Caídos.
07/05/22 12:52 PM
  
Carlos Dueñas
Acabo de leer que Pablo Hertfelder es hijo de Eduardo Hertfelder, presidente del Instituto de Política Familiar.
07/05/22 1:10 PM
  
pelicanillo
Tanto el enlace, como si tecleas "lpsenacional.es" te envían a un mensaje de "forbidden" (prohibido).
07/05/22 1:21 PM
  
providence
Ana Gomera

Yo acabo de hacer un donativo de 80€

***

Que tu izquierda no sepa lo que hace tu derecha.

Sería más efectivo que rezara usted laudes acordándose de las madres que están planteándose abortar, y mantuviera en el anonimato las donaciones e importes que realiza.

Sin duda mucho más efectivo que los globitos, los buses, y las asociaciones que no hacen referencia explícita a Cristo y su Gracia por ningún lado.

La Gracia señora ! es la Gracia !

08/05/22 1:57 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

5.05.22

Enrique Álvarez analiza su novela Marta, Marta...una compleja trama tras la perdida de la fe de un obispo

Enrique Álvarez (León, 1954) cursó la carrera de Derecho y ejerció tareas de gestión cultural durante más de treinta años en el Ayuntamiento de Santander. Fue cofundador del Grupo Yeldo, crítico literario en el Diario de León y en la prensa santanderina, y actualmente escribe artículos de opinión en el Diario Montañés. Como narrador ha publicado seis libros de relatos, entre los que destacan El trino del Diablo (Menoscuarto, 2006) y Soñar en serio (Ediciones Valnera, 2014), y las novelas El sueño de la ahogada (Ediciones Tantín 1990), Hipótesis sobre Verónica (Ediciones Libertarias, 1995), El rostro oculto (Tantín, 1994), Garabandal, la risa de la Virgen (Tantín, 2010), Un viento raro (Eolas, 2018) y Cuando llegue la gloria (Ediciones Tantín, 2018).

Marta, Marta…un título que para muchos precisa la ilustración de portada para entenderlo y para otras personas, sin cultura religiosa, ni siquiera así lo entienden…

Efectivamente, son muchas, muchísimas, las personas de cincuenta años para abajo, incluso con una buena formación literaria, que desconocerán el texto y el contexto de ese vocativo, “Marta Marta", que da título a mi novela. La ignorancia religiosa, o más bien bíblica, empieza a ser escandalosa, por no decir aterradora, en la España de hoy. Esa ignorancia es la prueba más incontrovertible de la incultura general que nos rodea.

¿En cierta manera Marta representa al hombre moderno afanado en muchas cosas, pero no en la única necesaria?

Sí. El personaje de Marta, que es una monja moderna, una Hija de la Caridad, representa a este cristianismo hodierno que se afana -no diré que demasiado pero sí que en modo excluyente- por el servicio a los demás, cuando en ocasiones -no diré que siempre pero sí que a menudo- lo prioritario es escuchar la palabra de Dios, porque sin el alimento que es Dios mismo, en su palabra y en sus sacramentos- la caridad se vacía, se seca. Pero también debo advertir para quien piense leer la novela que mi Marta, el personaje, es mucho más que el símbolo o el esquema de una idea moral o teológica.

Lo primero que llama la atención es que el sorprendente anuncio del obispo tiene similitud con un caso reciente….¿Hasta que punto hay alguna relación con ello?

No hay ninguna relación. La novela se terminó un año y medio antes de que saltara el escándalo del obispo al que usted alude. Mi obispo, que es pura ficción, representa a un hombre que ha perdido la fe pero que es idealista, diabólicamente idealista, si se quiere, y aspira a dar ejemplo de coherencia y rectitud. En cambio, el otro obispo, el de ese caso real reciente, a juzgar por lo que hemos leído en los periódicos, parece más bien un “carnalista"… y ya se sabe que los pecados de la carne son más fácilmente perdonables que los del espíritu.

En el fondo el libro es una reflexión sobre la existencia de Dios, un tema que aunque está muy manido, no deja de ser el más importante…

En mi novela están presentes muchos temas, casi todos ellos relativos a la cuestión religiosa, y entre ellos, el de la existencia de Dios. Pero mi novela no pretende resolver ningún problema ni sentar tesis alguna. Sólo pretende tratar de ello, motivar al lector a que reflexione sobre los asuntos importantes de nuestra existencia. Y, en ese sentido, es casi un desafío al statu quo de nuestra literatura actual, en que esos asuntos están soslayados o considerados inestéticos, vitandos.

Pero, ¿la pérdida de fe del obispo sería un MacGuffin evidente para llegar a ese tema?

La apostasía de “mi” obispo, y el escándalo que acarrea, es en efecto un pretexto para desarrollar una serie de cuestiones. Es el hilo argumental, el motivo conductor de la novela, pero la novela es mucho más que la historia personal de ese sujeto. Sobre un tema como ese podrían haberse escrito innumerables tipos de novela. Seguramente, el mío es el más insospechado.

¿Por qué afirma en otra entrevista que la teología es a priori algo indeseable, cuando para muchas personas es lo más deseable?

La teología se ha vuelto algo indeseable para esa parte creciente de humanidad que, bien por ser víctima de la manipulación ideológica de los medios informativos que dominan el mundo, o bien por el poder de la soberbia en el corazón del hombre alejado de Dios, siente que los problemas de la fe y de la religión carecen de interés, o son impertinentes o incluso de mal gusto. Obviamente, para los que no estamos en esa parte de la humanidad, la teología es justo lo contrario, lo que más nos gusta, nos ocupa y nos preocupa.

¿Qué escritores ha usado de referencia a la hora de abordar el tema de la trascendencia en una novela?

Los escritores que más me han influido en mi carrera literaria, en general, son Unamuno, Dostoievski, Thomas Mann, Julien Green y Flannery O’Connor. Podría citar algunos más, naturalmente, pero esos son los principales, mis referentes en el aspecto de la búsqueda de la transcendencia en el vivir actual. Respecto a unas influencias más concretas en esta novela, “Marta Marta", me parece que no podría citar a ningún autor. Pero no se olvide que soy ya un escritor sesentón y que lleva muchas novelas a mis espaldas…

¿Se podría decir que las diferentes maneras de aceptar la pérdida de fe del obispo simbolizan las distintas formas de buscar el sentido de la vida?

En efecto. Los católicos hoy tenemos que estar preparados para situaciones como ésta: que una autoridad religiosa o moral nos sorprenda una mañana confesando que no hay Dios ni hay Más Allá. Tenemos que prepararnos para escándalos de ese tipo, aunque hay que reconocer que, en lo cotidiano, lo que más está dañando la fe de la gente son los pecados carnales del clero, la pederastia, la debilidad y la cobardía.

¿Hasta que punto la novela da un mensaje de esperanza, a pesar de lo dramático que es el hecho de que un hombre de Dios como un obispo pierda la fe?

El objetivo de una novela como la mía no es lanzar ningún mensaje, ni de esperanza ni de lo contrario, pero debo decir, para quienes, sabiendo el tema del que trata, el hilo conductor que dije antes, y viendo además lo escabroso de algunos pasajes de la trama, teman enfrentarse a una obra poco edificante, que el protagonista central de la novela, que no es el obispo apóstata ni la monja furiosa, sino el cura, el confesor del obispo, que experimenta a una transformación hacia el bien.

¿Por qué recomendaría leer el libro?

El libro es, ante todo, una obra de ficción. Por tanto, va dirigido, en primer lugar, a quienes deseen leer una novela bien hecha, bien escrita y construida y dotada de amenidad. Pero, en segundo lugar, y más importante para mí, esta novela debería interesar e incumbir a ese tipo de lector de libros serios, profundos, enriquecedores, que desdeña el género novela por considerarla frívolo, comercial, ocioso, prescindible, porque en “Marta Marta” acaso pueda toparse con una novela que no lo es.

Por Javier Navascués

1 comentario

  
Strauch
Muchas gracias por la entrevista al autor de la novela. Me la estoy empezando a leer y como otras obras que he leído de Enrique Álvarez, me está gustando mucho. Amena, bien escrita, y profunda a la vez.
05/05/22 3:25 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

4.05.22

El capítulo del Pilar completará la presencia española en la 40ª edición de la peregrinación a Chartres

Carlos Paradela es el jefe del capítulo Nuestra Señora del Pilar, uno de los dos grupos españoles que participarán en la peregrinación París-Chartres que tendrá lugar el próximo mes de junio.

Madrileño, licenciado en derecho, trabaja en los servicios jurídicos del Banco Santander. Peregrinó a Chartres por primera vez en 2017 cuando se montó el capítulo y ha repetido dos años más, salvo por el parón del Covid de los años 2020 y 2021.

¿Qué supone para usted volver a Chartres tras varios años sin poder hacerlo?

Esta Peregrinación tiene un significado especial por diversos motivos. En primer lugar, el próximo 4 de junio los peregrinos volveremos a encontrarnos en París, después de dos años sin poder hacerlo como consecuencia de las restricciones impuestas por el Covid. Estar junto a miles y miles de católicos de infinidad de países del mundo es impresionante.

Destaco el tema de la peregrinación de este año, “Sagrado Corazón esperanza y salvación de las naciones”, muy acertado ante una Europa que quiere reducir la religión al ámbito privado. Además, este año se cumplen 40 años de la primera peregrinación de París a Chartres organizada por Notre-Dame de Chrétienté.

Es muy importante mostrar a todos, que la familia tradicional está unida, fuerte y siempre dispuesta a ser parte activa en la nueva evangelización, manteniéndose fuertemente apegada a la tradición, en particular a la tradición litúrgica.

¿Hasta qué punto es una responsabilidad ir como jefe de capítulo?

Es una gran responsabilidad. El jefe es responsable de asegurar el equilibrio material y espiritual de los miembros de su capítulo.

París-Chartres son tres días de peregrinación y un centenar de kilómetros a pie. En ese tiempo los peregrinos compartimos mucho más que la dureza del camino o el alivio de las pausas, porque nos une la misma fe. Durante la marcha, el jefe debe esforzarse por asegurar que su capítulo viva un ambiente fraternal de oración y apostolado, donde las conversaciones fortalezcan los ánimos de tantos peregrinos a perseverar en la vida espiritual y continuar siendo testimonio en un mundo que se ha olvidado de Dios. Es siempre un consuelo hallar otras personas que también experimentan las dificultades y las alegrías de la vida del católico actual.

Y lo hace bajo el manto de la Virgen del Pilar que capitanea su capítulo…

El capítulo porta un estandarte con la imagen de la Virgen del Pilar, la cruz de Santiago y la bandera de España con el Sagrado Corazón.

El Pilar es considerado como el símbolo de la firmeza de fe de los españoles y de toda la hispanidad y uno de los grandes santuarios marianos de la Cristiandad. A lo largo de la historia la Virgen del Pilar ha premiado con multitud de gracias e incluso signos espectaculares las abundantes muestras de fervor recibidas por sus hijos.

La Virgen prometió que al igual que el Pilar permanecería siempre firme en ese lugar, la fe no desaparecería de España. La Virgen del Pilar es símbolo de fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor.

También les acompañará un sacerdote del Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote y varios fieles vinculados a esta institución.

El capítulo nació del Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote (“ICRSS”) en 2017. En él participan fieles de la iglesia de Nuestra Señora de la Paz, pero también de otras parroquias de Madrid y del resto de España e Hispanoamérica. Habiendo capítulos de todo el mundo, el capítulo Nuestra Señora del Pilar fue el primer capítulo español que se incorporó a Notre-Dame de Chrétienté hace ya seis años y nos llena de alegría saber que la presencia hispana es cada vez mayor.

Todos los años marcha con nosotros un canónigo del ICRSS. Este año nos acompañará don Francisco Palomar Andrés, cuya vocación surgió del apostolado de Madrid y que ya ha participado en la peregrinación como seminarista.

¿Qué frutos espirituales esperan en el capítulo este año?

La Misa tradicional es el corazón de la peregrinación y por eso está en el epicentro de los tres días. Comienza en París, el domingo de Pentecostés, en el ecuador de la peregrinación, y termina con la Santa Misa en la catedral de Chartres, una de las más bonitas de Francia.

Además, el domingo por la noche tendremos vigilia de adoración ante el Santísimo Sacramento y durante la marcha se reza el Santo Rosario y se leen algunas meditaciones. Se procura mantener un ambiente de oración. La presencia de sacerdotes a disposición de los peregrinos también permite la confesión y el consejo espiritual. Esta peregrinación tiene muchos frutos espirituales.

¿Qué tendría que hacer el que quiera ir a Chartres con el Capítulo Nuestra Señora del Pilar, siendo o no de Madrid?

La peregrinación a Chartres es algo único. Quienes estén interesados en participar pueden contactar con nosotros en la Iglesia de Nuestra Señora de la Paz (C/ Doctor Esquerdo 44, Madrid), con alguno de los sacerdotes del ICRSS o en la dirección de email [email protected]. También pueden escribir al Capitulo Nuestra Señora del Pilar [email protected] o contactar con el Capítulo a través del enlace que hay en la página web de NDC www.nd-chretiente.com.

Aquellos que no puedan peregrinar, pueden unirse al capítulo de los “Ángeles de la Guarda”. Se trata de una unión espiritual a la peregrinación para todos aquellos que no pueden estar de manera física. Por otra parte, nuestro capítulo también participará de la peregrinación a Covadonga en su segundo año de andadura.

¿Por qué es tan importante que Europa recupere sus raíces cristianas frente al laicismo y el indiferentismo religioso, cuando no hostilidad?

El abandono de lo espiritual ha dado lugar a una divinización del poder del Estado. Sabemos que una de las debilidades de nuestro tiempo es que se vive el cristianismo separando la fe y la vida cotidiana, viviendo una vida de espaldas a Dios o una fe privada, encerrada en las Iglesias. No debemos aceptar la separación, incluso la exclusión que intentan imponer los laicistas.

Como dice Hilaire Belloc: “Europa volverá a la fe o perecerá.” Por eso es importante unirse a estas propuestas, porque peregrinar es simultáneamente ocasión de crecimiento y fortalecimiento espiritual de cada uno de los peregrinos, así como un vivo testimonio de la fe católica en las calles.

Por Javier Navascués

1 comentario

  
María Hernández
¿Es necesario el pasaporte covid para participar en las peregrinaciones(Chartres, Covadonga)?.
09/05/22 6:06 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

2.05.22

Álvaro Miguel: "Los jóvenes pedimos especialmente por el Papa y la Iglesia y por España"

Álvaro Miguel trabaja en el sector de la consultoría. Católico comprometido con la Iglesia, nos habla de las actividades apostólicas que se realizan durante el año en torno al capítulo de Nuestra Señora de Montserrat, que participó en la peregrinación NSC a Covadonga y que, Dios mediante, participará este año también.

¿Cómo nació y cómo se fue consolidando el capítulo de Nuestra Señora de Montserrat?

Nació a través de la iniciativa de varios jóvenes, en distintos ambientes y contextos y se consolidó en la peregrinación misma.

Con el espíritu que nos pide el Santo Padre, como Iglesia en salida, como una comunidad de discípulos misioneros que se involucran, que acompañan, que fructifican y festejan, este estado permanente de misión (Evangelii Gaudium, 24,25) que inunda el espíritu del capítulo hace que las actividades e interesados continúen llegando y si Dios quiere, fructificando con nuevos peregrinos, vocaciones y conversiones.

¿Qué tal fue la experiencia de la peregrinación a Covadonga del año pasado?

Fantástica. El Santo Patrón que eligieron los de la organización - San José - creo que es muy adecuado, se trata de vivir tres días entre dolores y gozos.

Y con ganas de repetir la experiencia y con más gente.

Las ganas van y vienen, hay momentos de todo - de la fatiga a la fabada jaja - , la experiencia es dura y te pone al límite en muchas ocasiones. Repetiremos si Dios quiere.

Sobre la gente en el sentido de masa, no es lo importante, no queremos ganar ningunas elecciones. Las matemáticas de Dios son muy distintas.

Lo importante es que cada peregrino tenga esa “determinada determinación” de ir ahí con un fin muy concreto: las almas y la eternidad. 

Tras la experiencia de la primera ocasión y las improvisaciones lógicas, este año tienen tiempo de prepararla bien, tanto a nivel espiritual como físico. ¿Por qué han decidido tomárselo más en serio si cabe?

La única preparación importante es la preparación para la muerte. Covadonga es una de estas cosas que nos ayudan a presentar a Dios obras que pueden ser muy meritorias, si nos disponemos debidamente a ello.

El cielo está prometido a los que comienzan a vivir santamente; pero no se da sino a los que perseveran hasta el fin. Hay que perseverar en el camino de los sueños (Christus Vivit, 142) y en ese sentido, ser fieles a lo pequeño para llegar a lo grande.

¿Qué tipo de actividades están haciendo para ir mejor preparados?

Nuestra actividad - jóven y anclada en la Santa Misa por el venerable rito antiguo, como sacrificio redentor de la humanidad y alimento espiritual - consiste pues en esta entrega a lo mejor de la vida (Christus Vivit, 143), a lo más sublime: la Eucaristía.

También organizamos pequeñas romerías por la patria catalana, siempre procurando contemplar la naturaleza como un espléndido libro en el cual Dios nos habla y nos refleja algo de su hermosura y de su bondad (Laudato Si, 12), procurando hacer presente con caridad el reino de Dios (Evangelii Gaudium, 176), cosa necesaria en estos tiempos de apostasía pública, blasfemia, neopaganismo y grave deshonestidad en los vestidos.

Por lo que se ve, ante el éxito del año pasado se va a sumar mucha gente, que en el 2021 no pudo ir. ¿Cómo invitan a la gente a ir y cómo están respondiendo?

El hecho de tener actividades periódicas dentro del alcance territorial ayuda mucho a que cualquier persona pueda venir y enterarse de qué va el asunto, sin compromiso alguno. Se trata de convivir e integrar el capítulo con las dinámicas territoriales propias, para converger y generar réditos positivos: conversaciones, iniciativas, encuentros, etc.

Y ahí hay todo tipo de respuestas, en general muy positivas.

Este año se puede duplicar e incluso triplicar la asistencia de peregrinos a Covadonga.

Se puede, pero como he dicho arriba en la pregunta 3 no es relevante salvo que toque organizar la logística, no debería ser el objetivo de nadie.

¿Por qué es importante que se consolide este Chartres español?

Es importante que se consolide, como medio, sin mayor pretensión que ser una tradicional peregrinación de toda la vida con un fin muy concreto: rezar por el Santo Padre, la Iglesia y nuestra patria. Con la Santa Misa en el centro de todo. Y luego Dios dirá.

También debe consolidarse con su nota hispánica, porque España no es Francia (aunque el evento sea de clara inspiración a Chartres), la historia nos enseña que cuando miramos demasiado al vecino suele salir mal.

Y es más importante que en torno a cada capítulo vaya naciendo un movimiento espiritual fuerte en aras a la reconquista espiritual de España.

Los capítulos son una ayuda, un medio, revitalizadores y dinamizadores de muchas iniciativas, pero no son el vehículo de una reconquista espiritual, pues están claramente limitados por el contexto de Covadonga.

Desarrollo brevemente, creo que es importante: Los capítulos quedan ampliamente superados en cada territorio -incierto y único- por otras formas de organización mucho más adecuadas.

Son una palanca para que en lugares concretos surjan nuevos apostolados. O no, en el fondo eso es accidental, pero invita a ello. Todo esto de la peregrinación es un medio, una mera semilla que debe morir en cada tierra -según su fecundidad- para fructificar ya en iniciativas adecuadas a la situación propia de cada lugar.

No se puede centralizar todo ahí porque no da. Caso práctico: De la masa de fieles de un capítulo puede surgir un rosario público, un grupo de adoración, un retiro, etc. Todo ad extra.

Una aspiración ascendente y federativa de capítulos, cada uno dentro de su orografía, orquestados por una simple organización encargada de armonizar asuntos internos a nivel nacional (sobre todo en lo logístico y material) creo yo que es el modelo.

¿Cómo animaría a ir este año a Covadonga a los que están indecisos o no conocen muy bien de que se trata?

Bueno lo primero es leer la página web donde está todo bien explicado, luego contactar con el capítulo local. 

Nuestra Señora de la Cristiandad | España (nscristiandad.es)

Una vez el asunto quede claro en lo teórico, solo queda ir a la fuente de toda fuerza y ánimo, a la Eucaristía y a la Inmaculada. Y pedirlo. 

Para todas las personas que quieran participar en nuestras actividades y peregrinar con nosotros a Covadonga pueden escribirnos al correo: [email protected]

Por Javier Navascués

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.