20.02.24

Alberto Bárcena: "A todos nos salpica la sangre inocente del holocausto del aborto, hay que actuar"

El pasado sábado 17 de febrero, Barcelona acogió el II Encuentro 40 Días por la Vida. El auditorio del Colegio Real Monasterio de Santa Isabel fue testigo de este encuentro, que contó con la presencia de Isabel Vaughan, activista provida y coordinadora de 40 Days for Life Birmingham, y Alberto Bárcena, doctor en Historia por la Universidad San Pablo CEU de Madrid.

Tras entrevistar a Isabel Vaughan en este medio, hacemos lo propio con el profesor Alberto Bárcena, que impartió una conferencia titulada «Católico, despierta: la batalla cultural y el aborto».

¿Qué supuso para usted participar en el II Encuentro de 40 días por la Vida en Barcelona junto a una activista provida de reconocido prestigio internacional como Isabel Vaughan?

Fue una experiencia reconfortante: ver a tantas personas apoyando la lucha por la vida, el principal de los derechos humanos, sin el que resulta imposible construir cualquier declaración de derechos con vocación de permanencia y justicia; hablar con rescatadores que logran salvar a los más inocentes, cuando ya parecían condenados a no ver la luz, comprobar la alegría que experimentan al conseguirlo, y como, a pesar de la demoledora y omnipresente propaganda contraria, no se dejan engañar: saben que defienden la Verdad -la fe y la razón-, la ley de Dios y la dignidad de la persona humana, única criatura hecha a imagen y semejanza del Creador.

En cuanto a Isabel Vaughan, fue un honor conocerla; con su sola presencia dio mayor visibilidad al encuentro, convertida como ha sido, merecidamente, en ejemplo de valor y coherencia a nivel internacional; con sus palabras y sus declaraciones nos edificaba desde la fe y la esperanza, con la convicción, razonada, de que Satanás va perdiendo el combate; como ya sabemos que ha perdido también el definitivo, a pesar del daño inmenso causado a tantas almas, incapaces ya de distinguir entre el bien y el mal, entre legalidad y legitimidad; a pesar de tantas muertes de hijos de Dios, eliminados inicuamente en todo el planeta. “En la raíz de cada violencia contra el prójimo se cede a la lógica del maligno, es decir de aquel que era homicida desde el principio (Jn 8, 44) como nos recuerda el apóstol Juan…” nos decía San Juan Pablo II, hablando del aborto en Evangelium vitae. El aborto tiene sus días contados, como los tiene la influencia del ángel caído sobre el género humano.

¿Por qué en su conferencia llamó a los católicos a despertar y dar la batalla cultural frente al aborto?

Porque no podemos desentendernos del holocausto; la sangre de los inocentes nos salpica a todos; los que con nuestros impuestos pagamos, aunque no queramos verlo, su muerte; no podemos permitirnos ese fatalismo, como si esto no fuera con nosotros. Se nos pedirán cuentas de tanta maldad; el católico está llamado a ser luz en medio del mundo, no puede ser cómplice del mal, no podemos normalizarlo, ni permanecer mudos e impasibles cuando sistemáticamente y a diario se viola tan gravemente la ley suprema que debemos obedecer por encima de todo: la que Dios nos ha dado para nuestra salvación.

¿Cuándo fue el punto de inflexión en el que en poderosas convenciones internacionales se empezó a hablar de los nuevos derechos? ¿Qué son los llamados nuevos derechos, que no son tales?

Los mal llamados nuevos derechos se fueron gestando en las cumbres de la ONU, cuando ya el aborto se había ido introduciendo en la mayor parte de de Occidente, con deferentes matices y subterfugios; como si fuera una especie de mal menor. Se trataba, para los involucrados en esta operación de ingeniería social, de darle ya el rango de derecho universal; con el objetivo de reducir drásticamente lo que llaman “fertilidad” por razones económicas, de explotación egoísta de los recursos naturales al más bajo coste. Pero no solo; se trataba también de establecer un nuevo paradigma humano situando al hombre en el lugar de Dios, conforme al pensamiento masónico, de peso concluyente en todo el proceso; aunque para ello curiosamente proyectaran la eliminación de millones de personas, desde los no concebidos hasta los que, ya en el seno materno, serían privados de la vida por diferentes métodos, a cual más brutal. Necesitaban para llevar a cabo tamaño despropósito inventar una nueva religión, que sería panteísta.

Así en la Cumbre de Río, o de la Tierra, celebrada en 1992, se acordó la redacción de La Carta de la Tierra, cuyo redactor más destacado, Mijaíl Gorbachov, declaraba en 1997: “Necesitamos encontrar un nuevo paradigma que reemplace los vagos conceptos antropológicos… El mecanismo que utilizaremos será el reemplazo de los Diez Mandamientos por los principios contenidos en esta Carta o Constitución de la Tierra". En el programa de Acción de Río ya se hablaba de controlar la producción, el desarrollo y la reproducción. Huelga decir que desde el primer momento se percibía que el principal escollo de aquellos ingenieros del Nuevo Orden Mundial lo encontrarían en la Iglesia Católica, y como enemiga sería tratada en adelante.

En la Cumbre de El Cairo, sobre Población y Desarrollo, de 1994, ya se trataba de imponer el aborto como derecho; con la mayor insistencia de la delegación norteamericana, totalmente apoyada por el presidente Clinton; pero también de “redefinir” los nuevos modelos de familia, desde la ideología de género, que sería ya la guía constante de todas las reformas en las cumbres siguientes. Es muy significativo que fuera designado como secretario de dicha cumbre el doctor Fred Sai, representante de Ghana y presidente de Planned Parenthood Federation, la mayor central abortista del planeta.

En el borrador de El Cairo ya se establecieron estrategias para llevar a cabo el gran lavado de cerebro conducente a cambiar el “modelo de familia deseada". Un año más tarde, en 1995, se celebraba la Cumbre de Pekín, para el empoderamiento de la mujer, y retomaron la agenda del año anterior. Como denunció la señora Glendon, que presidía la delegación de la Santa Sede, no se contemplaban en absoluto ni la vocación de la mujer a la maternidad ni sus compromisos familiares; solamente se trataba de potenciar su promoción laboral y su equiparación con el hombre a todos los niveles. Por fin, en 2001 se firmaba en Ginebra el Tratado de los Comités de derechos Humanos de las Naciones Unidas que trataba de eliminar de las legislaciones nacionales toda referencia a los derechos de los padres en materia de educación y salud -muy especialmente la reproductiva- de los menores, según el designio del Gran Oriente de Francia. Los “Nuevos Derechos", eran ya una realidad virtual que a partir de entonces se iría introduciendo en dichas legislaciones.

¿Quién está detrás de la imposición de este cambio de paradigma sin precedentes?

En resumidas cuentas, el entramado que configura la Gobernanza Mundial, tal como la describió magistralmente Mons. Reig Pla, en su carta pastoral “Llamar a las cosas por su nombre", explicando los motivos por los que el Partido Popular retiraba su proyecto de reforma -que no derogación- de la ley del aborto: “Ha llegado la hora de decir con voz sosegada pero clara que el Partido Popular es liberal, informado ideológicamente por el feminismo radical y la ideología de género, e infectado, como el resto de los partidos políticos y sindicatos mayoritarios por el lobby LGTBQ; siervos todos, a su vez, de instituciones internacionales (públicas y privadas) para la promoción de la llamada gobernanza mundial al servicio del imperialismo neocapitalista que ha presionado fuerte para que España no sea ejemplo para Iberoamérica y Europa de lo que ellos consideran un retroceso en materia abortista".

¿Se puede hablar de unas leyes que son evidentemente contra Dios y contra el hombre?

Sin duda. Contra el hombre y contra Dios. Se trata de imponer una tiranía mundial por parte de ese imperialismo neocapitalista del que hablaba Don Juan Antonio Reig Pla, teniendo como guía y máscara “benéfica” los objetivos y metas de la Agenda 2030. Uno de los rasgos más preocupantes de nuestro tiempo es el descarte de la ley natural del que habló Benedicto XVI ante el Parlamento Federal alemán: “La idea del derecho natural se considera hoy una doctrina católica más bien singular, sobre la que no vale la pena discutir fuera del ámbito católico, de modo que casi nos avergüenza hasta la sola mención del término", advirtiendo, con cita de San Agustín: “Quita el derecho y, entonces ¿Qué distingue al Estado de una gran banda de bandidos? (De civitate Dei, IV, 4,1)". Para concluir: “¿Cómo podemos reconocer lo que es justo? ¿Cómo podemos distinguir entre el bien y el mal, entre el derecho verdadero y el derecho solo aparente? […] el principio de la mayoría no basta". Principio disolvente, heredado de la Ilustración: en el Contrato Social, nos dice Rousseau que solamente las convenciones son fuente legítima de los derechos; estamos por tanto a merced de los distintos acuerdos que, según los equilibrios políticos, se establezcan.

El Santo Padre Benedicto XVI ya lo denunció con contundencia y altura en un discurso en 2011 ante los miembros del cuerpo diplomático acreditados ante la Santa Sede. ¿Qué podríamos destacar de este discurso providencial?

De aquel histórico discurso ante el cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede (enero de 2001), en el que denunciaba los ataques a la libertad religiosa, en países lejanos pero también en la misma Europa, destacaría dos citas de Benedicto XVI que resultaron ser proféticas, ya que los males que empezaban a aquejar a las sociedades occidentales se irían agravando hasta llegar a la intolerable realidad actual: “No puedo dejar de mencionar otra amenaza a la libertad religiosa de las familias en algunos países europeos, allí donde se ha impuesto la participación en cursos de educación sexual o cívica que transmiten una concepción de la persona y de la vida pretendidamente neutra, pero que en realidad reflejan una antropología contraria a la fe y a la justa razón.” Precisamente para eso, entre otras cosas, se firmó el Tratado de los Comités de Derechos Humanos de Naciones Unidas: suprimir la patria potestad a fin de instruir en los nuevos derechos a los más jóvenes, convirtiéndoles al credo del Anticristo -término acuñado por el mismo papa- con absoluto desprecio de la fe sus padres; en contra de las mismas más bien.

De ahí la famosa frase de la ministra Celaá: “los hijos no pertenecen a los padres” como advertencia al Gobierno de la Comunidad Autónoma de Murcia que establecía el pin parental precisamente para poner a los menores a salvo de la invasiva medida del Gobierno de Sánchez. Respecto a esos falsos derechos Benedicto XVI dijo en aquel mismo discurso: “Todavía menos justificables [que otros ataques a la libertad religiosa] son los intentos de oponer al derecho a la libertad religiosa unos derechos pretendidamente nuevos, promovidos activamente por ciertos sectores de la sociedad e incluidos en las legislaciones nacionales o en directivas internacionales, pero que no son, en realidad, más que la expresión de deseos egoístas que no encuentran fundamento en la auténtica naturaleza humana". Conviene recordar que entre esos “nuevos derechos” está el aborto.

¿Cómo los diferentes gobiernos del mundo han ido siguiendo estas directrices y en qué momento estamos?

El presidente Macron se ha empeñado en llevar nada menos que a la Constitución francesa el derecho al aborto. Y no le faltan apoyos: en junio de 2021 el parlamento europeo aprobaba la resolución conocida como “Informe Matic -por el eurodiputado socialista croata Predrog Matic- titulado “Informe sobre la situación relativa a la salud y a los derechos sexuales y reproductivos en la Unión en el marco de la salud de la mujer", que solicita se garantice el acceso al “aborto seguro” en todos los Estados de la Unión europea, elevando el aborto a la categoría de “derecho fundamental de la mujer", llegando a negar el derecho a la objeción de conciencia, contrariamente a lo dispuesto en el artículo 10.1 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea -y contra la Declaración de Derechos Humanos de 1948-, considerando tal objeción como “denegación de asistencia médica". Así es como comienzan estos procesos que pueden acabar en la imposición de tales “deseos egoístas” en las legislaciones nacionales.

¿Qué armas tenemos para resistir en esta batalla humanamente tan desigual?

Nuestras armas, en primer lugar, son espirituales. Solo Dios, como nos recordaba recientemente Mons. Munilla, puede cambiar la historia. Por tanto, debemos intensificar la oración, el ayuno y la adoración, tal como se plantea la resistencia en estos 40 días por la vida. El resultado de nuestras peticiones al Señor de la Historia puede no ser inmediato, aunque en ocasiones no ha tardado en verse. Recordaba el pasado sábado el caso de Austria, liberada de la dominación soviética precisamente después de la Cruzada Reparadora del Santo Rosario, organizada por el Padre Petrus Pavlicek.

Se organizaron turnos a lo largo de todo el país de manera que a cualquier hora había austríacos pidiendo a la Virgen la liberación de su patria. Hubo multitudinarias procesiones de antorchas y el propio Gobierno estuvo implicado. Llegaron a formar parte de aquella cruzada unas 500.000 personas cuando en 1955 súbitamente se anunció la retirada de las tropas soviéticas que abandonaron el país en el mes de octubre.

Otro precedente más remoto, pero más conocido es el de la batalla de Lepanto en la que las señales de la intervención divina fueron abundantes; la Cristiandad entera estaba en peligro cuando el Papa San Pío V logró organizar, con grandes dificultades la Liga Santa, y el propio pontífice, dando ejemplo, se entregó al rezo del Santo Rosario. En agradecimiento por la victoria estableció la fiesta de la Virgen de las Victorias el 7 de octubre; más tarde su sucesor cambió la advocación mariana y estableció la fiesta de Nuestra Señora del Rosario.

Aparte de rezar, debemos emplear nuestros talentos. Cada uno en el lugar que esté puede hacer más de lo que puede parecer; el testimonio ante parientes, amigos, y compañeros de trabajo es una forma de evangelizar y llevar a otros hacia Dios; aunque el ambiente pueda parecer poco apropiado. Dios es sorprendente y actúa a través de quienes se ponen en sus manos con toda confianza. En todo caso, pienso que tenemos que poder decir con San Pablo: “he combatido el buen combate, he concluido la carrera, he conservado la fe".

Por Javier Navascués

16 comentarios

  
Juan Mariner
Hay que tener siempre presente el Caballo de Troya que es la Democracia Cristiana vaticana en la Iglesia Catolica. Mientras dominen la política de los católicos, habrá aborto y NOM.. Hay que acabar con ella: Biden, Vonderleyen, Fernández, Aznar, Rajoy, Mayor Oreja...
20/02/24 10:08 AM
  
Chimo de Patraix
Se crean, se fomentan e imponen nuevos "derechos" para acabar destrozando los verdaderos, los que sí que lo son, los que se basan en la ley natural.
20/02/24 3:03 PM
  
maria
Un católico que no de la batalla, contra el aborto, no es católico; si no lo hace es un mentiroso, un hipócrita, un tibio.. No se puede protestar y estar todo el día clamando por otras cosas, si no tiene como primera protesta y primera lucha: la defensa de la vida. Lo más grande que Dios nos ha dado. Recemos y actuemos con todas nuestras fuerzas contra este exterminio de de inocentes, que no tiene precedentes en la historia del mundo
20/02/24 3:58 PM
  
Marta de Jesús
La batalla por la Salvación de las Almas va intrínsecamente unida a nuestra Fe.

Mi apoyo a estas personas, a la señora y al caballero. Dios nos guíe.
20/02/24 5:16 PM
  
lostrego
El hombre de JPII en la ONU se llamaba Michael Schooyans y tiene un libro titulado la Cara Oculta de la ONU, es la mejor informacion que hay sobre este tema de la ONU y los Derechos Humanos.
20/02/24 5:24 PM
  
Pedro de Madrid
En la masquetá de Madrid, apareció un pato muerto en el rio Manzanares y la ultraizquierda protestó enérgicamente contra el alcalde de la capital, pero no dicen nada de los niños que asesinan en los abortorios, vale para ellos más la vida de un pato que de un ser humano. Se demostró que murió el animal antes del evento Y hay quien les vota
20/02/24 5:59 PM
  
JSP
1. La masonería se caracteriza por el empleo de rituales y símbolos. En sus reuniones o tenidas, los masones utilizan atributos, objetos que representan doctrinas y ritos de la masonería, así como el grado y las funciones de cada miembro de una logia o lugar de encuentro de los masones.
2. En la ONU hay una piedra bruta por la que se van iniciando todos los que quieren ascender a través de la masonería en el amor de la ciudad del mundo: poder, tener y placer.
3. La industria del aborto es una fuente de financiación muy importante para implantar el NOM, los sobres en dinero negro circulan por doquier, para sobornar y comprar nuevos masones políticos/jueces.
4. Los DD.HH. no son más que una confección de la planificación del globalismo del mundo en la esclavitud del Socialismo de la socialdemocracia de la libertad, igualdad, fraternidad y muerte.
20/02/24 6:42 PM
  
Cos
Excelente entrevista y también muy oportuno el recuerdo de Iostrego de Schooyans
20/02/24 8:16 PM
  
SS
Un tercio apoya el régimen, otro tercio, es acomodaticio, queda el otro tercio y aún así, la realidad , es la condenación eterna.
20/02/24 9:04 PM
  
Néstor
Un pato muerto no, no puede ser. Debe haber algún error. A lo mejor alguien lo ha soñado. O un error de traducción. No sé, algo.

Saludos cordiales.
20/02/24 9:44 PM
  
Pampeano
El ya fallecido Padre Juan C. Sanahuja, cuyo blog sigue en esta página, se pasó años y años denunciando todo esto desde los años 90 y fue bastante poco escuchado la verdad.
20/02/24 10:20 PM
  
martin
llamar al asesinato de Inocentes, "derecho", es sin duda obra de la bestia caída

El nulo respeto al proyecto vital de la persona, la falsa doctrina del arrepentimiento en el último momento "-Cristo te perdonará, sin mérito ni arrepentimiento-"..., es sin duda obra del imitador, del alas negras desalojado de los Círculos Celestiales

la bestia nos caza con la lujuria, hasta estimular el asesinato intrauterino, como si encontrarse dentro del vientre materno una persona, impidiere ser reconocida como tal

El cinismo es tal en nosotros, cuerpos de mamíferos, que niegan la Fe, prescindiendo de la Ciencia y la Razón, y mienten desafiando que: " no son personas, y partes del cuerpo de la mujer gestante..", es sin duda obra del garras negras estrangulador
20/02/24 10:22 PM
  
Generalife.
Es verdad el aborto es un holocausto de inocentes indefensos ,un crimen cobarde un negocio sangriento. Que no caiga esa sangre sobre nosotros
20/02/24 10:57 PM
  
Miguel
El padre Sanahuja, de muy feliz memoria, tuvo abierto el micrófono en programa especial con mucha audiencia en TV Canção Nova de Brasil, en espacio dedicado exclusivamente a denunciar y esclarecer sobre lo que, de modo magnífico, como siempre, trata aquí el Dr. Bárcena. Eran una serie de programas en horario central en los que, por ejemplo, también expuso brillantemente el padre José Eduardo De Oliveira, de Osasco, São Paulo, sobre la misma temática.

El material está en YT para quien quiera verlo. Ah, y El P.Juan Claudio da la conferencia en español.

Dios bendiga a Don Alberto Bárcena. Mi gratitud con él.

Saludo cordial.
21/02/24 12:40 AM
  
JUAN NADIE
Los verdaderos origenes no son los que cita el Sr. Barcena.
Antes que esas cumbres, en la guerra fria, en EEUU agunos think tank importantes, y grupos como los herederos de Hery Fod, llegaron a la conclusión de que el incremento de la población en el tercer mundo especialmente era una amenaza para la seguridad de occidente y de EEUU. Por ello apoyaron todo tipo de campañas de esterilización, de anticonceptivos de todo tipo y de aborto.
Para escribir bien la historia de este holocausto, no se puede obviar eso. Ademas, creo que aquí en IC ya se ha puesto algun artículo que explica los origenes de Planned Parenthood, con esos grupos de poder.
Resulta paradojico, porque la URRS, de alguna manera era el enemigo que estaba detras de esa amenaza de las masas del tercer mundo. Sin embargo los postmarxistas actuales, como ya no pueden esgrimir la economía como reivindicación ahora se han inventado nuevos falsos problemas, y uno es este, los falsos derechos de la mujer. Y curiosamente coinciden con los antiguos y nuevos ricos en que los pobres, entendidos estos incluso como la clase media sobra, porque viajan mucho, y cuando los ricos quieren viajar a lugares como Venecia no pueeden hacerlo porque hay demasiada gente. Ademas ahora la clase media hasta opina, aunque haya muchas opiniones estupidas de alienados por el neomarxismo.
Esta coincidencia entre los ultrarricos y los neocomunistas es hasta cierto punto sorprendente. Aunque al final a los comunistas les da igual todo con tal de pillar poder. Que se lo digan al marques de galapagar y el serrallo que se montó en podemos.
21/02/24 11:21 AM
  
Rafael Gomez
Cuanto antes se sepan los nombres, mejor
21/02/24 8:19 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

19.02.24

Mons. González Chaves analiza algunos aspectos del magisterio sacerdotal del cardenal Don Marcelo

Mons. Alberto José González Chaves nació en Badajoz en 1970 y fue ordenado sacerdote en Toledo en 1995. Su primer destino pastoral fueron las parroquias de Peñalsordo y Capilla, provincia pacense y archidiócesis Primada. De 2006 a 2014 trabajó en la Congregación para los Obispos, en la Santa Sede. En 2008 se doctoró en Teología Espiritual en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, de Roma, con una tesis sobre “Santa Maravillas de Jesús, naturalidad en lo sobrenatural". En 2009 obtuvo o un Master en Bioética, en el mismo Ateneo. En 2011 Benedicto XVI le nombró Capellán de Su Santidad. De 2015 a 2021 fue Delegado Episcopal para la Vida Consagrada en Córdoba. En 2020 recibió el Galardón Alter Christus por su atención al Clero y a la Vida Consagrada. Ha dirigido numerosos Ejercicios Espirituales y dictado conferencias y cursillos en España e Hispanoamerica. Ha publicado numerosos artículos y libros de espiritualidad y liturgia, y hagiografías sobre Santa Teresa de Jesús, San Juan de Ávila, San José María Rubio, Santa Maravillas de Jesús, Santa María Micaela del Santísimo Sacramento, Santa Genoveva Torres, los Beatos Marcelo Spínola y Tiburcio Arnaiz, San Juan Pablo II, Benedicto XVI, el cardenal Rafael Merry del Val…

Es coautor de la reciente y extensa biografía de uno de los hombres de la Iglesia de España más importantes del siglo XX, el Cardenal Primado Marcelo González Martín (1918-2004), que le ordenó sacerdote. Con este motivo le entrevistamos sobre algunos aspectos del magisterio sacerdotal de Don Marcelo.

A modo de introducción general, ¿qué idea del sacerdocio tenía Don Marcelo?

En la cuaresma de 1971 Don Marcelo dijo en una conferencia en la catedral de Madrid que hay que reflexionar sobre el sacerdocio tomando como punto de referencia el misterio del sacrificio de Cristo Sacerdote tal como nos lo ofrecen la Sagrada Escritura y la Tradición apostólica de la Iglesia. Esa es su idea del sacerdocio, que nace del Corazón de Cristo en el cenáculo, inflama la predicación apostólica, se robustece en la sinaxis de las catacumbas, se empurpura con sangre martirial y, corriendo los siglos, frente a la herejía luterana cuaja en Trento su identidad inmutable con doctrina solemne. En su siglo XX, Don Marcelo asimila ese sacerdocio desde el magisterio de los Papas, y del Concilio Vaticano II, en continuidad con la enseñanza bimilenaria de la Iglesia, según la cual el sacerdote es aquel a quien Dios Padre ha predestinado en Cristo, de manera especial: además de darle la filiación divina y la redención en la Sangre del Hijo, le ha hecho ministro de esa Sangre. Por ello sería tristísimo perder la dulce certeza de esta predilección divina, dijo Don Marcelo a los ordenandos en 1988; sería convertirse en la pieza mecánica de una Iglesia puramente institucional y reducir la hermosura del sacerdocio a la condición de tecnócrata para el progreso y la paz social. Para ser tales funcionarios mejor que no existierais, diría a los ordenandos del año siguiente.

En su Pastoral “El porvenir espiritual de nuestra diócesis”, como obispo novel en Astorga, en 1963, sobre textos de Pío XII Don Marcelo enumeraba como actitudes sacerdotales de valor permanente el amor y la gratitud a Jesucristo, la humildad ante la propia indignidad y la obediencia a las disposiciones de la Iglesia, el celo, la abnegación, la caridad fraterna en el presbiterio, el desprendimiento. Insistía a sus clérigos en el cultivo de la vida sobrenatural, sin la cual el sacerdote concede más atención a la lectura de un periódico que a la oración bien hecha; a la tertulia, más que al silencio; a un viaje, más que al sacrificio; a una película, más que a una hora de estudio; a las noticias políticas, más que a la disminución del pecado; al deporte, más que a los sacramentos; a la ciencia, más que a la teología; al templo material, más que a la enseñanza profunda del catecismo; al bullicio exterior, más que a la meditación; a la asamblea y a la discusión de problemas ajenos o colectivos, más que al examen de sí mismo; a la crítica de lo que dicen otros, más que a la maduración rigurosa de lo que tiene que decir él; a lo nuevo por lo nuevo, más que a lo antiguo por serlo; a lo mundano, más que a lo eclesiástico; a lo fugaz y cambiante, más que a lo permanente y eterno; a lo confortable y grato, más que a lo difícil y abnegado; a la cultura, más que a la gracia; a lo profano, más que a lo sagrado; al hombre, más que a Dios; a los filósofos, más que a los santos; a los amigos, más que a Jesucristo. Es decir, nos encontramos con el sacerdote que va destrozando poco a poco su propio sacerdocio.

¿Cómo enseñaba al sacerdote a ser santo y santificador?

En Toledo exhortaba a los neopresbíteros de 1980 a revestirse de un armadura espiritual: De lo contrario, seréis pronto víctimas del secularismo de los criterios y de las costumbres, que todo lo invade; y pronto llegará a pareceros lo más natural del mundo el contemporizar con todo, el aceptar todo con una sonrisa de aprobación, el decir que no queréis ser retrógrados, sin daros cuenta de que al decir eso estáis retrocediendo a la oscuridad del pecado o a lo que lleva al pecado. En tiempos de secularismo agresivo, ante lo que dice el mundo de Cristo y de sus ministros, éstos deben ser fuertes para mirar a ese mundo con una sonrisa benévola y… para esperar compasivamente a que ese mundo se deje acercar por vosotros para que le digáis bien lo que sois… El secreto es la unión con Jesucristo: No aceptéis tareas que invadan vuestra vida hasta el punto de impediros el trato con Dios. Dondequiera que estéis… siempre hay tiempo para orar, mirando y ofreciendo al mundo el crucifijo, dijo a su última promoción de sacerdotes, entre los que me encontraba yo, el 25 de junio de 1995. Si el sacerdote es el hombre enamorado de Jesucristo, experimentará la belleza de su amistad. ¿Por qué no cultivamos esto los sacerdotes y obispos?, preguntaba, ya jubilado, tres años después, a esos mismos sacerdotes, en el aniversario de la ordenación de estos.

En medio de las crisis de la Iglesia, para el sacerdote la solución ha estado siempre en vivir la unión con Cristo, dijo a los ordenandos en 1984. El sacerdote es el hombre de una Iglesia que (dirá gráficamente) “ha entrado en él” por el sacramento del Orden; por eso no debe cometer la torpeza de descargar sus frustraciones en el rostro de la Esposa purísima del Cordero. Si Cristo vino al mundo a santificarnos con la gracia de su Redención, de su Palabra y de su Vida, el munus sanctificandi es el primer deber sacerdotal: la Iglesia ordena a sus ministros principalmente para santificar a sus fieles, dirá a los ordenandos de 1989. La clave honda de vuestras vidas – exhortaría en 1987 a los que llamó “sacerdotes del Año Mariano” – está en alcanzar la santidad sacerdotal, porque lo que tenéis que hacer es santificar al Pueblo cristiano. Todo lo demás, pastorear, amar, regir, conducir, dar testimonio… tiende a la santificación del pueblo. Eso debe ser la raíz de vuestra alegría.

¿Qué cualidades mostraba para ser nombrado obispo de Astorga con solo 43 años y qué realizaciones llevó a cabo?

A sus 23 años, tras doce de preparación, en Valladolid y en Comillas, fue ordenado presbítero por el Arzobispo Antonio García y García, en el Santuario vallisoletano de la Gran Promesa. Además de encargarse durante dos años de una parroquia rural, comienza a trabajar en la capital castellana: profesor de Religión en las Facultades de Medicina y Derecho, capellán del convento de Santa Catalina y después de las Teresianas, consiliario de Acción Católica y de Caritas, y canónigo, como lo eran entonces, por el mérito imparcial de una brillante oposición. Por aquellos años, a requerimiento de las Teresianas, Don Marcelo escribiría la biografía del entonces venerable Enrique de Ossó, que tituló “La fuerza del sacerdocio”. En los años 40 y 50, trascendía los límites de la Vieja Castilla la figura del joven canónigo vallisoletano que había construido el Barrio de San Pedro Regalado, con más de 500 viviendas, templo parroquial, escuelas, talleres e instalaciones deportivas. Su nítido perfil sacerdotal, su celo apostólico, su imponente formación, su clara inteligencia, su don de gentes, su asombrosa oratoria, sus dotes literarias, su capacidad organizativa…, todo ello haría que en 1961 Juan XXIII le nombrara obispo de Astorga, diócesis entonces de casi medio millón de habitantes. El 5 de marzo, Don Marcelo es consagrado obispo en la Catedral vallisoletana por el Nuncio Antoniutti. Además de los anagramas de Cáritas y de Acción Católica, pone en su escudo un mote evangélico: Pauperes evangelizantur. En Astorga puso en marcha el Instituto de Formación y Acción Pastoral, el Seminario Menor, la Casa de Ejercicios, la Casa Sacerdotal, el Centro de Apostolado Seglar, tres Colegios, la Radio Popular de Astorga, el Museo de los Caminos, la construcción de viviendas para familias obreras… Pero su primacía fue elevar la formación del clero y de los seminaristas: acariciaba la cifra de mil, para enviar al menos la mitad por las rutas de la Iglesia universal.

¿Qué resaltaría de su participación como padre conciliar en el Vaticano II?

Joven obispo, en la sesión conciliar del 25 de octubre de 1963 lamentó que se estaba hablando poco de la santidad episcopal: Si el Concilio se propone realmente dar al mundo una figura más clara de la misión del Obispo en la Iglesia, no puede contentarse con presentarle sólo como catedrático y rector, olvidándose de su faceta de santificador, que es la fundamental… La idea de la Iglesia sólo aparecerá clara al hombre de la calle cuando le demostremos en la práctica su poder santificador en la santidad concreta y real de los que ‘rigen’ la Iglesia. Si apenas hablamos de la santidad de los Obispos dará la impresión de que preferimos aparecer como ‘doctores’ y ‘rectores’, aparte de que éstas mismas funciones de enseñanza y de gobierno están en servicio de su misión santificadora… ¿Cómo queremos renovar la Iglesia si no nos renovamos nosotros mismos con una vida más santa?

Y termina con esta consideración maximi momenti: misión gravísima del Obispo es velar para que sus sacerdotes sean santos y puedan santificar así a las almas que se les encomiendan, pero para ello es necesario que nosotros seamos ejemplo vivo de santidad. Parece que estas palabras suyas hubieran hallado eco en la constitución conciliar sobre la Iglesia, Lumen Gentium, 26: “Episcopi, orando pro populo et laborando, de plenitudine sanctitatis Christi, multiformiter et abundanter effundunt”. Pablo VI citó con elogio al prelado asturicense el día siguiente ante un grupo de obispos hispanoamericanos.Tres semanas más tarde tendrá resonancia otra intervención de Don Marcelo; hablando de la desigual distribución de los bienes, incluso dentro de una misma diócesis, no le temblaría la voz al afirmar: Hoc est scandalosum pro fidelibus, contradictorium cum iis quæ prædicamus.

Y después, en Barcelona, ¿fue un obispo en tiempo de crisis?

Enviado allí como arzobispo coadjutor por voluntad expresa de Pablo VI, él sabía que no sería nada fácil y así lo hizo presente al Nuncio. Fue turbulenta ya su entrada, el 19 de mayo de 1966. Sufrió mucho en una Barcelona a la que siempre amó. El volem bisbes catalans era un grito que amalgamaba antifranquismo, nacionalismo, progresismo y… gregarismo mimético. Don Marcelo no se arredró: reestructuró la inmensa archidiócesis, reorganizó los Seminarios, fundó la Facultad de Teología San Paciano, ordenó cuatro obispos auxiliares, puso en marcha cincuenta parroquias, predicó incesantemente. Todo ello, en medio de una crisis provocada, según diría, por un revisionismo sistemático que con sus gritos y gestos desmesurados ha apagado las voces de la serenidad y el equilibrio…; por la petulancia de tantos nuevos doctores que abominan de toda enseñanza recibida, mientras quieren imponer dictatorialmente las suyas…; por una actitud de culpable desconocimiento de lo que la tradición de veinte siglos nos ha enseñado sobre el sacerdocio católico. Años más tarde confesaría haberse esforzado cuanto pudo en ser un Obispo de todos, ministro de la concordia y del diálogo, pero me vi engañado y traicionado por una insaciable progresía que cuanto más le daba, más me pedía, y así hasta los bordes mismos de mi conciencia episcopal.

¿Qué supuso para Don Marcelo tomar posesión de la sede episcopal de Toledo y convertirse en el Cardenal Primado de España?

En el año 1088 el Papa Urbano II otorgó a Toledo el título de Sede Primada. Después del último concilio, con la opinable constitución de las conferencias episcopales (antes, menos asambleística, mediática y burocráticamente, de metropolitanos), la condición primacial perdió sus prerrogativas y su peso jurídico. En ese momento, Don Marcelo, para compensar, dio a la figura del Primado un aumento de autoridad moral, convirtiéndose en el referente eclesial para tantos católicos españoles perplejos que, en medio de las tinieblas de una confusión súbita, veían brillar una antorcha. En mayo de 1972, a los pocos meses de estar en Toledo, le dijo Pablo VI en Roma que, desde el corazón de España, actuase como Primado, dirigiendo y defendiendo la doctrina con firmeza. Al mismo tiempo, con sumo equilibrio, Don Marcelo supo no dejarse utilizar por quienes hubieran neutralizado su magisterio. En la carta que le dirigió Juan Pablo II por su 25° aniversario episcopal le decía: “Bien sabemos que no has navegado por mares tranquilos… Sigue por el camino emprendido”.

Don Marcelo fue un gran predicador. ¿Cuáles fueron sus dotes como orador sagrado?

Según el Aquinate, explicar el Evangelio pertenece propiamente al Obispo. La incansable predicación de Don Marcelo era catequética, sencilla y honda, con una belleza inteligible que envolvía al oyente, iluminando su fe mientras caldeaba sus afectos. Fue un eminente orador sagrado, por sus dotes naturales, su inmensa formación, su sentido de la época y del auditorio. Por eso, en horas confusas, su voz de cultor de la verdad fue faro de luz. A los sacerdotes barceloneses les diría en 1967 que la predicación ha de huir tanto de generalidades vagas y abstractas, como del defecto contrario, hablando, en primer término, de la Eucaristía, de los sacramentos, de la gracia, de la cruz, del cielo, de la esperanza.

En 1986 exhortaba a los ordenados en Toledo a predicar el Evangelio desenmascarando el error y el sectarismo, estén donde estén; siempre con dignidad, siempre humildes, siempre con respeto al hombre, que puede equivocarse, pero con valentía frente al error que les equivoca. Sin dejar de ceñirse al marco litúrgico, y sin concesiones inelegantes al coloquialismo, introducía anécdotas o giros cuyo tono familiar interpelaba al auditorio. En un sermón, en la meditación de un retiro espiritual o explanando el Evangelio de la Misa, su palabra tomaba siempre forma de homilía en sentido etimológico: era una amistosa conversación. Así, en mil escenarios: la cátedra universitaria, el paraninfo, la presidencia del Congreso, la Plaza de Oriente, los pueblos maragatos y ponferradinos, las industriales ciudades catalanas, las parroquias rurales de la Mancha, la Sagra, la Jara o la Siberia extremeña, el Santuario de Guadalupe (adonde peregrinó más de 50 veces), sus “cuatro” Catedrales, desde la de Valladolid, abarrotada en la Misa del joven canónigo de Villanubla, hasta la Primada, adonde afluían católicos de toda España a oír predicar a Don Marcelo en Semana Santa.

Y, en su querido Seminario toledano, las homilías programáticas de apertura de curso, la plática final de ejercicios espirituales, o los frecuentes actos académicos en que la docta exposición del ponente palidecía ante la improvisación conclusiva del cardenal, que era lo más esperado por el auditorio. Ya muy anciano, Don Marcelo dirigió los Ejercicios a los ordenandos del año 2001. En una instrucción sobre la predicación sagrada les dio las siguientes recetas: oración larga y serena sobre lo que se ha de predicar; elaboración de un sucinto guion; brevedad y agilidad; benignidad y mansedumbre al censurar los vicios; uso de la Biblia y del Catecismo; alusión al Papa y, oportunamente, al Obispo diocesano; y, por fin, decir algo de la Virgen, con cariño.

Dentro de su riquísima enseñanza, ¿qué importancia dio a la unidad entre los sacerdotes?

Don Marcelo luchó siempre por lograr un clero unido, aun en medio de matices y colores distintos. En la homilía de la última ordenación que presidió en Toledo, el 25 de junio de 1995, glosaba así la epístola de San Pablo a los Gálatas: Ya no hay griegos ni judíos; ya no hay esclavos ni libres; ya no hay ricos ni pobres. Todos somos uno en Cristo Jesús. ¡Vaya un lema que podría ponerse en la puerta de los Seminarios, en la Sala de los Presbiterios y de los Consejos presbiterales! Y en los salones de las conferencias episcopales. “Todos somos uno en Cristo Jesús”. No hay nada que pueda superar el significado de la fuerza de esa frase, si se quiere ser coherente con lo que la fe nos hace sentir y profesar… ¿Quiénes sois vosotros, jóvenes sacerdotes y diáconos? ¿Quiénes sois? Ni lo sé ni me importa. ¡Sois uno en Cristo Jesús! Tres años después, insistía a aquellos que había ordenado: Más unión de los sacerdotes, la ‘communio presbyteralis’, esto que habéis hecho: celebrad el aniversario de la ordenación y reuníos, por ejemplo, cada dos meses: un rato de espiritualidad y otro de coloquio sobre algún tema, y charla amistosa… Llenos de cariño y atención para poder seguir haciendo una labor y rectificándonos también… Y cuando no hay por qué rectificar, alabar… Los sacerdotes somos muy mezquinos muchas veces. No nos alabamos nada por hechos que merecen aplauso… Hay que trazar muchos lazos de unión, y de alabanza, y de cariño, y de reconocimiento de unos a otros. Ser hombres limpios de corazón es no tener envidias, no tener reparos unos con otros; ayudarnos.

Háblenos de Don Marcelo y la Liturgia. ¿Qué nos enseña sobre el sacerdote como celebrante?

Trazando una semblanza del hoy San José María Escrivá en ABC, el 2 de agosto de 1975, señalaba Don Marcelo: Toda su vida fue como la prolongación de una Misa que glorificaba al Padre. Tal es el secreto de un sacerdote santo y santificador. Y, a fortiori, del obispo. Si, como recuerda el Concilio Vaticano II en su Constitución Sacrosanctum Concilium, n.7, la Liturgia es el ejercicio del sacerdocio de Cristo, el obispo, presencia de Cristo en la Iglesia, es el hombre del culto, el sacrificador, el santificador. Es sobre todo presidiendo en nombre de Cristo la oración de la Iglesia y la acción sacramental como el obispo realiza su oficio de santificar. Por eso Don Marcelo no fungió de liturgo, y, menos aún, se las echó de liturgista, sino que, en cuanto sacerdote, concibió su existencia litúrgicamente. Más que ser amante de la estética celebrativa o, lo que es más, celoso del decoro del culto divino, él entendió y vivió su sacerdocio como una permanente glorificación del Padre, por el Hijo, en el Espíritu Santo. Cuando (por usar la revisable nomenclatura al uso) él ‘presidía’ una función litúrgica, nada más lejos de su actitud que atraer hacia sí el protagonismo que sólo corresponde a Jesucristo, verdadero Præsidens de la asamblea eclesial. En este sentido se percibía, no sólo desde la fe sino también de modo sensible, que actuaba in Persona Christi Capitis. En el altar, Don Marcelo aparecía como Pontifex. Su misterioso recogimiento al orar, su unción suave y viril al consagrar, su delicadeza exquisita al incensar, la desafectada majestuosidad de su porte al bendecir, evidenciaban un hieratismo no impostado que transportaba a la atmósfera del sacrum, despojada del cual la Liturgia puede convertirse – ¿aducimos tristísimos ejemplos? – en una mascarada grotesca. Celebrando, Don Marcelo enseñaba la primacía absoluta de Dios y la necesidad de adoración por parte del hombre.

No pocos fueron sus logros en pro de la liturgia durante sus nueve años como presidente de la comisión episcopal respectiva, implementando la reforma litúrgica en España e Hispanoamérica desde la letra y el espíritu de la Sacrosanctum Concilium y no desde las originales innovaciones que en nombre de un Concilio fantasma se proponían por doquier. Cómo no aludir a la reforma y revitalización del Misal mozárabe, secundando las orientaciones del Concilio para recuperar las venerables formas de expresión litúrgica que han enriquecido el acervo teológico. En este sentido, no sería aventurado conjeturar que, junto al Rito Hispano, tras el prudente e inclusivo Motu proprio Summorum Pontificum, de Benedicto XVI, Don Marcelo hubiera deseado también para sus sacerdotes y para sus diocesanos el conocimiento y la participación en la Forma extraordinaria del Rito Romano, vivida con toda naturalidad como un cauce más de enriquecimiento a nivel histórico, teológico y oracional.

¿Qué nos puede decir acerca de su Seminario toledano?

Tras alabar los muchos méritos de Don Marcelo como “Pastor bueno, amigo constante y maestro fiel”, el Papa Juan Pablo II le escribió expresivamente, con motivo de su 50° Jubileo Sacerdotal: “Al considerar tu acción pastoral, Nos agrada destacar el solícito cuidado que has puesto en la atención a los sacerdotes… y a fe que con extraordinario acierto, como lo atestiguan los florecientes Seminarios de tu diócesis. Sabemos además que vas a celebrar el fausto Jubileo de tu sacerdocio rodeado de una floreciente corona de presbíteros nuevos; esto llena en verdad de gozo Nuestro corazón”.

Sacudido por la crisis postconciliar y por el efecto deletéreo de las secularizaciones sacerdotales, el Toledo de 1972 no ofrece a Don Marcelo más que un exiguo puñado de seminaristas. Él reza, reflexiona, consulta, y el año siguiente propone soluciones operativas en una Pastoral de la que se conoce sólo la primera parte del título, que es como un guiño al lenguaje en boga: “Un Seminario nuevo y libre”. La segunda es sintomática: “¿Más sacerdotes o más seglares?”, porque contrapone implícitamente, a la visión protestante, la católica, de Trento y del Vaticano II, indicando que la promoción del laicado, antes que sustituir la función del sacerdote, la reclama con mayor urgencia. Clarividente, lúcido y profético, es un documento histórico por lo que tiene de certero análisis de la situación (en muchas diócesis, aun vigente hoy) y de atinado programa de acción pastoral, como demostrarían, no tardando mucho, los resultados obtenidos. Pero, aunque la difundió L’Osservatore Romano, aquella Carta fue entonces vox clamantis in deserto, no exenta de incomprensiones, incluso en ambientes eclesiásticos. Mas no buscó nunca Don Marcelo el aplauso del mundo: siguió adelante, sin temblarle el pulso.

Y cuando, a la vuelta de 23 años y medio, se despidió de Toledo, había ordenado para la Iglesia universal 414 presbíteros, de los que me cabe la honra de ser el número 405. Pocos casos, si es que hay alguno, se habrán dado en el mundo occidental mientras la crisis vocacional tocaba fondo por los reformismos atrozmente devastadores que denunciaba Don Marcelo en la Catedral Primada el día de San Juan de Ávila, 10 de mayo de 1975. Sirva esta entrevista que tan amablemente me hace Infocatólica para suscitar el deseo de leer aquella Pastoral (www.cardenaldonmarcelo.es) para saber cómo Don Marcelo deseó y logró “un Seminario nuevo y libre” que dio a la Iglesia 414 sacerdotes formados en la fe católica. La de San Ildefonso, Cisneros y Don Marcelo.

Por Javier Navascués

7 comentarios

  
JSP
1. Si el libro, en su Tomo I, es una extensa biografía de uno de los hombres de la Iglesia de España más importantes del siglo XX, el Cardenal Primado Marcelo González Martín (1918-2004).
2. Si el libro es objetivo y se ajusta a la verdad histórica de la vida de Don Marcelo, debería registrar, por ej. por qué no se enfrentó y excomulgó, siendo arzobispo de Astorga y Barcelona, no se puede reducir la biografía al Primado y Toledo desde 1961-1967-1971, a la Bestia de la tierra, de las envestidas que vemos hoy con escándalos de abusos sexuales, banderas independentistas banderas arco iris, etc.
3. Les recuerdo, no es cuestión de niños en forma subjetiva contar una biografía, pues una biografía es la historia de la vida de una persona, registrando en orden cronológico los hechos históricos más significativos, narrados por el propio interesado o por otra persona, y normalmente centrados en el campo del conocimiento o la historia en el que el personaje ha destacado o por los que es conocido.
4. Esto es, que si en la biografía de Don Marcelo no aparecen la expulsión y excomunión de los infiltrados Sacerdotes marxistas y homosexuales confesados por Carrillo y la Pasionaria, ordenado por Stalin, entonces se está sesgando y cribando la biografía, pues de aquéllos barros de ambivalencia y relativismo, estos lodos de ambivalencia y relativismo del presente.
5. ¿Acaso no quiso excomulgar a Javier Rodríguez Sotuela, no conocía de sus andaduras marxistas? Pues el 4 de diciembre de 1968, en Matarrosa del Sil (Toreno, León), cambió la imaginería religiosa por pancartas reivindicativas por la festividad de Santa Bárbara y a punto estuvo de ser procesado por propaganda ilegal. Este cura rojo fue catalizador de movilizaciones laborales y cantautor a la "libertad marxista". El 4 de dicimbre de 2023 recibió un premio: la Picota de Plata, distinción que concede el Ayuntamiento de Toreno con un símbolo vinculado a la justicia, no divina por supuesto. Otro ej: del progresismo católico catalán y de su influencia en la formación de seminaristas en las diócesis catalanas, se produjo la migración a Chile de un grupo de 57 Sacerdotes diocesanos, algunos de Barcelona, entre 1958 y 1968. ¿Tampoco se enteró Don Marcelo de ello, se cuenta en su biografía cómo los enfrentó?
6. Don Vicente Enrique y Tarancón echó al jesuita marxista y pederasta José Luis Martin Vigil, autor de "Los curas comunistas" de su Diócesis de Oviedo.
7. Esto pregunto: ¿Don Marcelo tiene en su biografía algún hecho similar o fue también antifranquista del momento? Pues, el concordato con el Vaticano permitió la apertura en 1968 de la única prisión del mundo para Sacerdotes marxistas o curas rojos. ​​
19/02/24 6:50 PM
  
Eusebio Nuño Romero
Una pregunta y una propuesta. ¿Por qué no se ha iniciado la causa de beatificación del cardenal don Marcelo González? Y, si no se ha hecho, ¿por qué no se inicia? Su vida es luz para obispos y para entero pueblo de Dios.
Cuando reflexionaba un día don Marcelo en privado con un santo sacerdote toledano que en Gloria está y este le dio razones y formuló preguntas sobre el momento histórico don Marcelo vio más allá y respondió como un santo. Por eso.mientras don Marcelo ordenaba sus últimos sacerdotes toledanos yo terminaba de escribir sobre el cemento aún fresco en la acera exterior de una ermita de la Virgen recién restaurada:
María Vincit!
María Regnat!
María Imperat!
20/02/24 2:19 AM
  
JSP
1. En honor a la Verdad, otro cura rojo, nacido en Toledo, Aurelio de León, dice en una entrevista, a sus 95 años.
2. Llegó a Puerta de Cuartos recién iniciado el Concilio Vaticano II, para él "fundamental" porque se iniciaron unos avances en la Iglesia "que luego, por desgracia, se paralizaron", ha explicado a Efe en su domicilio de Talavera de la Reina.
3. Aquel Concilio convocado por el papa Juan XXIII debía ser un principio en los avances sociales en la Iglesia, pero se frenó, sobre todo con Juan Pablo II como pontífice y con el cardenal Marcelo González en la Diócesis de Toledo, que dieron "una orientación distinta" y el compromiso social "prácticamente se paralizó".
4. En 1993 el cardenal don Marcelo cesó a don Aurelio como párroco de San Andrés. Miles de talaveranos se movilizaron para que el sacerdote siguiera en su parroquia; no lo consiguieron, pero Aurelio de León siguió su "compromiso social" en multitud de iniciativas, por ejemplo con las mujeres víctimas de malos tratos.

https://ahoraclm.com/aurelio-de-leon-el-cura-rojo-cumple-95-anos
20/02/24 6:39 AM
  
JSP
1. Continuando con el honor a la Verdad, la infiltración en la Iglesia Católica y el aliento del Espíritu del Concilio Vaticano II, desató una campaña de fuerte rechazó al nombramiento de Don Marcelo como obispo coadjutor de Barcelona.
2. Don Marcelo sustituyó a Gregorio Modrego el 7 de enero de 1967, cuando la Santa Sede aceptó su renuncia por razones de edad. La contestación clerical llegó al extremo de publicar un libro escrito en francés y en catalán que documentaba los problemas suscitados a raíz del nombramiento del vallisoletano.
3. El 22 de febrero de 1966 era elegido por Pablo VI. Tan solo cinco días después del anuncio vaticano, 23 intelectuales catalanes se quejaban por carta a la Santa Sede argumentando que el nuevo prelado «desconoce la compleja realidad de la archidiócesis, incluso la lengua, la historia y la cultura propios de esta tierra», incluso apuntaban que dicha decisión contradecía el espíritu de la Pacen in Terris, que recomendaba el respeto debido a las minorías culturales.
4. El 4 de marzo de 1966, Josep Benet, conocido político, abogado e historiador muy activo en la oposición nacionalista a la dictadura, aseguraba en una entrevista concedida a Le Monde que el nombramiento de don Marcelo destruiría las grandes esperanzas que los catalanes habían depositado en el Concilio.
5. Benet y Jordi Pujol se aprestaron con denuedo a incentivar la famosa campaña a favor del nombramiento, para Cataluña, de obispos catalanes, bajo el lema «¡Volem bisbes catalans.»
6. Entretanto, los clérigos más radicales pasaron a la acción directa y el 11 de mayo, unas 130 sotanas se manifestaron desde la Catedral hasta la Jefatura de Policía de la Vía Laietana en protesta contra la detención del joven socialista Joaquín Boix Lluch, uno de los protagonistas de la famosa caputxinada.
7. Este es el panorama con el que se iba a encontrar Don Marcelo. Y he aquí, la ambivalencia y relativismo que denuncio por miedo a enfrentar la embestida de la Bestia de la tierra. Pues, en su toma de posesión el 19 de mayo de 1966, además de reconocer que aceptaba el nombramiento por obediencia, el de Villanubla aclaró que «el desconocimiento que actualmente tengo de la lengua catalana y de otras particularidades de vuestra vida, en lo que tienen de característica propia, no me incapacita, me estimula. Yo la aprenderé y hablaré y vosotros me ayudaréis a entender mejor vuestras aspiraciones y deseos, cuando comprendáis que precisamente porque os amo, son también los míos.» Lo mismo que ocurre hoy, la comodidad del mundo según la moda del mundo y el contexto de la zona del mundo, sin evangelizar el mundo por cobardía, no vaya a ser que se pierda esa comodidad y se vuelva por Cristo contra mí, y el riesgo físico personal (mártir) y de prestigio (fama) en el mundo sea pérdida absoluta y de crucifixión. Esta es la ambivalencia episcopal actual: si a la moda del mundo, no a la Cruz de Cristo.
20/02/24 7:30 AM
  
Juan Mariner
Don Marcelo se vio en la tesitura de una época en la que el franquismo camaleonico se hizo el harakiri para devolver a España al borbonismo de siempre, que legitima a toda una casta que hace siglos que manda. En el clero se preparaba igual la estrategia, y lo que se pretendía en Cataluña era gente como Pont i Gol, Deig... para dotar al régimen monárquico del respaldo de nacionalistas periféricos y marxistoides. Don Marcelo estaba ahí como un verso suelto y sobraba, se replego con los franquistas minoritarios de después de la Guerra Civil. No era su tiempo, Tarancon era el hombre del régimen.
20/02/24 11:56 AM
  
Maria Hernández
Por favor, sería de gran ayuda si pudieran transmitirle a Monseñor Glez. Chaves sí hay posibilidad de reeditar todos sus libros. Ya no están disponibles con alguna excepción. Gracias.
20/02/24 2:23 PM
  
JSP
1. En la misma forma, si fueron necesarias excomuniones y expulsiones de los curas rojos para enfrentar la embestida de la Bestia de la tierra, también fue necesario para la embestida de los curas profranquistas en el sentido de religión ortodoxa/anglicana: 1° Franco; 2° Cristo Rey.
2. Por Cristo, por Él, para Él y en Él, los obispos españoles no podían permitir la injerencia de Franco en los asuntos de la Iglesia, como pudieran ser el nombramiento de obispos. El cardenal Tarancón se enfrentó a Franco, éste por profesar la fe católica no podía ser soberano absoluto, por este aspecto político. Estamos hablando de lo mismo que la sinización china. Es preferible las catacumbas.
3. Tenemos el ejemplo de los mártires en el Coliseo romano por enfrentarse a la Bestia de la tierra (dioses paganos / emperador-dios) y a Santo Tomás Becket que se enfrentó a la Bestia de la tierra (Gilbert Foliot, partidario autonomía Iglesia Inglaterra) y del mar (Enrique II, pretension de soberano absoluto).
20/02/24 6:06 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

18.02.24

Documental: LA CASTIDAD, un tesoro contra la inmundicia moral de nuestra época

“SIN CASTIDAD NO HAY SANTIDAD POSIBLE. LA PERFECCIÓN CRISTIANA (NUESTRA CRISTIFICACIÓN) ES EL CAMINO QUE HA DE SEGUIR TODO CRISTIANO QUE LLEVE EL NOMBRE DE CRISTO GRABADO EN SU ALMA POR EL SANTO BAUTISMO; Y LA CASTIDAD, LA VIDA DE LA GRACIA, LA VIDA DE PUREZA ANGELICAL… ES LA BASE PARA EMPEZAR ESTE SANTO CAMINO QUE NOS CONDUCE A DIOS”. Nuestras ciudades se ven infectadas por una inmundicia moral aberrante y detestable en cartelerías, marquesinas, música sensual en tiendas y lugares de recreo, modas indecentes por las calles, tiendas, grandes almacenes, librerías, publicidad en autobuses, metro, trenes, etc. (todo está invadido por la pestilencia de la impureza). Otros “filisteos” que trabajan afanosos por expandir la impureza son los medios de comunicación que difunden su veneno por las redes sociales, la televisión (series, publicidad, etc), el cine, la literatura, revistas, la radio, el teatro… expanden lo rastrero, lo moralmente soez y grosero. Nuestros hijos se ven salpicados de toda esta pléyade de hijos de satanás que difunden su ponzoña a diestra y a siniestra, incluso en colegios y universidades. En su forma de hablar, de vestir, de comportarse, de entendimiento, van declarando, con esta actitud, su aversión a lo puro, a lo santo. El enemigo del hombre se ha apoderado de la educación y los resultados se dejan ver desgraciadamente. Contra toda esta mugre reinante, nosotros, cristianos, elegimos la CASTIDAD (tanto para solteros como para casados) antídoto angelical que nos preserva del pecado que más almas llevan al infierno (Nuestra Señora de Fátima).

7 comentarios

  
Oscar Alejandro
Muy necesario post.
La descripción que usted hace es impecable.

La impureza es, como usted bien dice, una pestilencia que todo lo infecta.
Sin embargo, lo más espantoso es el sopor del católico que ya se ha rendido a un vivir profanador y destructivo de la sacralidad del cuerpo y del amor.

"el pecado que más almas lleva al infierno (Nuestra Señora de Fátima)"

Don Bosco decía que en su experiencia como confesor comprobaba que, salvo muy pocas excepciones, en el alma del soberbio pululaban pecados de impureza, y viceversa.

Gracias por este material!
Bendiciones!
18/02/24 10:19 AM
  
Masivo
El punto de inflexión en España fue la autorización del bikini en Benidorm por Franco.
18/02/24 11:30 AM
  
Francisco
Fantástico documento, D. Javier. Hoy más más más que nunca. Reitero porque no se habla prácticamente nada de la total ausencia de modestia, así de claro. Y así nos va. Un documental para difundir.
Paz y bien
18/02/24 3:46 PM
  
maru
Inmundicia total, es lo que hoy día impera.
18/02/24 8:19 PM
  
Nova
A Masivo:

No, si va a resultar que el culpable de toda la basura ambiental que hay ahora en España la tiene Franco. Acabáramos.

Franco autorizó el bikini en Benidorm. De acuerdo. Pero, eso sí, no permitía la anticoncepción artificial, el aborto, el divorcio, la pornografía, el. homosexualismo, etc, etc. (que digo yo que algo tendrán que ver con la situación actual).

El punto de inflexión, para mí, fue el perjurio de Juan Carlos I y la imposición de una Constitución anticristiana y atea en España. A partir de ahí, ya sabemos todo lo que ha venido detrás.
19/02/24 1:15 AM
  
Vladimir
La Caridad es el culmen de la Santidad, pero es ciertísimo que para llegar allá, necesariamente, y entre otras cosas, hay que pasar por la Castidad.
La Castidad viene a ser como esos escalones inferiores, por los que hay que pasar si queremos ascender a un piso superior.
19/02/24 6:03 PM
  
Masivo
Yo veo mas significativa la aprobación del bikini porque representa un acto expreso por parte de las élites nominalmente católicas de aceptar esa indumentaria patentemente anticristiana. Y lo hacían por el dinero del turismo. Y también, por qué no decirlo, porque sus hijos que viajaban y estudiaban en Reino Unido, Estados Unidos, Alemania etc seguían esas mismas modas.

Luego esas élites redactarían la constitución.
19/02/24 9:12 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

17.02.24

P. Custodio: «Que me amenacen con la cárcel es gravísimo y muestra la descristianización de España»

Custodio Ballester Bielsa. Sacerdote de la Archidiócesis de Barcelona desde hace 25 años. Coadjutor de la parroquia de San Sebastián de Badalona. Licenciado en Teología Fundamental por la Facultad de Teología de Cataluña. Actualmente está preparando su tesis doctoral en Historia Medieval: «Benedicto XIII, el papa Luna. Su proscrita legitimidad».

¿Cómo se encuentra usted tras estar siete años esperando un juicio acusado de «delito de odio», por un artículo crítico con el islam extremista?

¡Pues cómo quiere que esté!, tranquilo. Un cura no puede amilanarse ante algo así. La defensa de nuestra fe (incluso frente a otras creencias) va en el oficio. Lo que yo he dicho en mis sermones, lo han dicho también infinidad de curas. También lo dijo Benedicto XVI en Ratisbona. La diferencia está en que, por otras razones, a mí me han grabado y han venido a por mí. Es decir que mi situación no es tan grave, al menos de momento, como la de los cristianos en Pakistán. Pero tiempo al tiempo…

¿Hay posibilidades reales de ir a la cárcel y cómo se está preparando para ello?

Tenemos unas leyes tan desquiciadas, y está tan acentuada la animadversión contra la Iglesia de Cristo, que cualquier cosa puede ocurrir. ¿Preparado? ¡Por supuesto! El propio Jesucristo nos advierte: «Cuando os arresten, no os preocupéis de lo que vais a decir o de cómo lo diréis: en su momento se os sugerirá lo que tenéis que decir; no seréis vosotros los que habléis, el Espíritu de vuestro Padre hablará por vosotros» (Mateo 10, 17)». Me sentiría orgulloso de ser perseguido y encarcelado por defender mi fe y la de mis hermanos perseguidos por el islamismo. Cambiaría mi territorio de apostolado: en vez de ejercerlo en una parroquia, lo ejercería en la cárcel, tan necesitada de luz y esperanza.

¿Hasta dónde está dispuesto a recurrir contra este grave atropello?

Por supuesto que, si es el caso, recurriré hasta el límite: hasta el Supremo o hasta el Tribunal Internacional de los Derechos Humanos porque la defensa de la fe en los tribunales es un testimonio indispensable en estos momentos. No me importa que me derroten a mí: lo que me importa es que no quede derrotada mi fe.

¿Hasta qué punto es grave que en un país tradicionalmente católico como España un sacerdote esté amenazado de cárcel por dar criterio sobre el islam radical?

Grave, no: gravísimo. Eso nos da la medida de la descristianización de una sociedad otrora tan cristiana. Merece recordar que los fundadores de la Moderna España son los «Reyes Católicos», que merecieron ese título por su glorioso empeño en mantener la fe católica no ya en España, que aquí no corría peligro, sino en toda América. Y luego, sus sucesores, en Europa.

¿Quién está realmente detrás de este enseñamiento contra los que se oponen a la dictadura de lo políticamente correcto?

«No os fieis de la gente, -dice el propio Jesucristo- porque os entregarán a los tribunales, os azotarán en las sinagogas y os harán comparecer ante gobernadores y reyes, por mi causa; así daréis testimonio ante ellos y ante los gentiles» (Mateo 10, 17). Es penoso constatar una vez más que es infinitamente más dañino el silencio de los buenos, que la perfidia de los malos. Que, efectivamente, vienen de fuera y se han infiltrado en todos los países, incluyendo los organismos internacionales. ¿Qué nos importa a nosotros la ideología de género con todas sus aberraciones? Ni a nosotros, ni a nuestros gobernantes. Pero todos bailan al son que les marcan los grandes diseñadores de la nueva ideología mundial. Una ideología empeñada en sustituir la doctrina y la moral católica. Pero no lo conseguirán. Sus victorias están condenadas a ser efímeras.

¿Cuántas muestras de apoyo de particulares y entidades está recibiendo?

Por supuesto que recibo el apoyo de muchísima gente que me conoce y me aprecia. Pero no se apuran en absoluto, porque a mí no me ven ni apurado ni alarmado. Estoy, estamos a verlas venir. Esto no deja de ser un espectáculo más para hacer exhibición pública de su odio a la Iglesia y a lo que ésta representa, que hoy se lleva como un timbre de honor.

Por Javier Navascués

43 comentarios

  
Alvar
Y gravísimo también que la Conferencia Episcopal no defienda a este sacerdote frente al sistema corrupto y anticristiano. Es un síntoma del extravío moral que por desgracia padece la Iglesia Católica.
Ya no es un secreto que gran parte del clero es más amigo de Marx, y de Soros que de Jesucristo. Por sus frutos los conoceréis.

17/02/24 9:09 AM
  
Rafael María Molina
Un abrazo muy fuerte al P Custodio, uno de los sacerdotes más valientes de España y cuya lucha contra el aborto ya fue absolutamente heroica. Un auténtico testigo de la Fe, un sacerdote que no teme decir la verdad.
17/02/24 9:16 AM
  
De Soto
Todo mi apoyo al P Custodio, un sacerdote que nunca ha tenido miedo de ser testigo de la Fe y denunciar el Mal aunque le haya costado tener que afrontar difíciles cruces, algunas de ellas puestas sobre él por quienes viven muy cómodos en confortables palacios episcopales gracias a someterse al mundo. Gracias D Javier por otra excelente entrevista
17/02/24 9:29 AM
  
Oscar Alejandro
"Me sentiría orgulloso de ser perseguido y encarcelado por defender mi fe y la de mis hermanos perseguidos por el islamismo. Cambiaría mi territorio de apostolado: en vez de ejercerlo en una parroquia, lo ejercería en la cárcel, tan necesitada de luz y esperanza"

Qué extraordinario ejemplo!!

No debemos dejarlo solo!
17/02/24 10:41 AM
  
Trieste
El Padre Custodio tiene mi apoyo y es una vergüenza el silencio de los obispos.
17/02/24 10:47 AM
  
Tamayo
La gente en general está confundida con lo que significa delito de odio.
Y es normal porque el nombre lleva a confusión.
Delito de odio no significa que el simple hecho de odiar sea delito. No se legisla sobre sentimientos.
Delito de odio es la incitación explícita a destruir una minoría.
Una persona no comete delito de odio por decir que no le caen bien los musulmanes.
Delito de odio sería decir:"¡Hay que salir a la calle y apalear a todos los moros!".
Prácticamente todas las denuncias de delito de odio acaban en nada.
17/02/24 10:59 AM
  
Fernando SV
Como alguien que ha vivido en un país musulmán y ha visto a las masas vitorear el derribo de las torres gemelas, sabe la razón que tiene el Padre Custodio. Todo mi apoyo, admiración y oraciones por usted, Padre.
¡Que dios le bendiga!
17/02/24 11:50 AM
  
Charo Burgos
Rezo por usted, padre Custodio.
17/02/24 12:34 PM
  
Pedro de Madrid
En los paises islámicos no hay reciprocidad, no permiten la reñigión católica y en Europa, como somos muy demócratas, no solo se les permite, se les facilitan todos los medios. Si el padre Custodio habló dentro de su iglesia, lugar donde el Estado no puede llegar (acuérdense que en los tiempos de Franco, los comunistas se refugiaban en los templos y allí no podía llegar la policía, ahora con la democracia si). El padre Custodio hablaba para los feligreses y tiene derecho a decir lo que le viene en gana. Los musulmanes, en lagunas naciones de África matan a los Cristianos ¿o no lo saben los jueces?
17/02/24 1:42 PM
  
Alvar
Nos costó ocho siglos sacar al islam invasor de España, quien decide anular esta epopeya es un traidor, como toda la izquierda y gran parte de la "derecha". La verdad escandaliza pero es la verdad.
17/02/24 2:05 PM
  
maru
Admirable la coherencia de este sacerdote y avergonzada porque no veo donde está la CEE. Avergonzada por supuesto , por la gili.....reinante, ya que no se puede criticar al radicalismo rampante del Islam, aunque éstos asesinen a cualquier occidental que no compartan sus fanáticas ideas , y qué dicen en este caso los jueces? nada de nada. Qué asco de mundo!!!!
17/02/24 3:45 PM
  
SS
En los primeros tiempos, los apóstoles fueron perseguidos y asesinados, por no entrar en quienes incitaban. Que continúan .
Lo de ahora, es la apostasía, eso sí, disimulada .
17/02/24 4:02 PM
  
África Marteache
Pedro de Madrid: Sí y no. Es cierto que en los países islámicos ser cristiano es muy peligroso y, en cambio, en Europa ser musulmán no lo es. Sin embargo hay una hipocresía más acentuada en Europa porque, si bien se acepta a los musulmanes, luego salen leyes en los que se limita su religión prohibiéndoles algo que para ellos es fundamental como su forma de alimentarse. En realidad todas las religiones están amenazadas por la religión única mundialista y esto está en la raíz de la violencia que practican algunos musulmanes.
Los musulmanes son como son y, conociéndoles, mejor tentarse la ropa que decir alegremente que se van a adaptar sin problemas. El ateísmo dominante en Occidente ha triunfado a base de la cesión de los cristianos de su propia forma de pensar cambiando su cosmovisión poco a poco, pero esta gente, que no ha tenido que bregar con los resultados de la Revolución Francesa, se ven de repente sumergidos en un mundo que, en su ignorancia, creen que es cristiano cuando en realidad es ateo.
Cuando un terrorista musulmán ataca a una iglesia cree estar atacando el origen de su problema cuando el origen de su problema está en el Parlamento de Estrasburgo que no atacan.
Si Europa hubiera sido cristiana no habrían llegado aquí en masa pero los que hubieran entrado podrían comer carne halal porque eso a nosotros nos importa un pito, pero como Europa no es cristiana hace un llamamiento sin fronteras y, a la vez que se deja robar su soberanía en ciertos barrios donde la policía ni siquiera puede entrar, promueve leyes que les encocoran más y más.
Lo mismo pasó con la revista francesa aquella que se reía de todas las religiones, que acostumbrados a reírse a de los cristianos sin mayores consecuencias, lo hicieron también con Mahoma suponiendo que los musulmanes también pasarían por el aro. Pero algunos de ellos no lo hacen.
Por otra parte los musulmanes, que podían apoyar en las cuestiones de ley natural como el aborto, se inhiben y, cuando se den cuenta que sus hijas empiezan a abortar-que supongo lo harán ya-se cabrean como monos.
¿Qué opinan los musulmanes del LGTBI, el aborto y la eutanasia? Claramente no son partidarios, pero no dicen nada porque lo suyo es callarse y reventar esporádicamente.
El Padre Custodio dijo lo que ve, y yo lo que veo son dos fuerzas que se dirigen contra nosotros igual de combativas: los terroristas musulmanes, que matan el cuerpo, y la ONU, que mata el alma.
17/02/24 4:40 PM
  
Angeles Wernicke
Dios lo proteja y lo bendiga, querido Padre Custodio. Rezo por usted y todos los cristianos perseguidos.
17/02/24 9:19 PM
  
JSP
1. Padre Custodio usted no ha hecho nada malo, no tiene nada que temer.
2. En el bien común no es ningún delito rechazar el radicalismo del Islam, cuya práctica religiosa si daña a las mujeres y los infieles.
3. Es extraño que la Fiscalía no haya actuado contra el Corán, donde se explicita:

- el maltrato a la mujer.
- la muerte por odio al infiel del Islam.

4. La práctica de la fe católica no daña a nadie.
17/02/24 10:04 PM
  
África Marteache
JSP: La fiscalía no puede actuar contra el Corán porque vulneraría los Derechos Religiosos y, además, sería un contransentido dejar que entren musulmanes en Europa y no dejarles practicar su religión. Si el Corán mandara explícitamente matar a los infieles es evidente que ningún musulmán podría entrar, la interpretación de algunos musulmanes es lo preocupante. Yo he oído al propio Padre Custodio decir que no todos los musulmanes son problemáticos, lo difícil es averiguar quiénes lo son porque eso es como saber que hay una bomba de relojería y no saber dónde está.
17/02/24 10:30 PM
  
Paco
La situación de descristianización de España es clara, pero ¿quién pone remedio y soluciones a todos estos males?
17/02/24 10:34 PM
  
Javier
Mi más sincero apoyo al padre Custodio. Rezo por usted. Ojalá muchos fuéramos tan valientes como usted.
17/02/24 11:18 PM
  
JSP
1. África Marteache, debe diferenciar entre Religión e ideología.
2. Se lo repito: la virtud de la religión, la práctica de la fe católica, no impone la fe ni daña físicamente a nadie ni invita a la guerra santa.
3. En el momento que la práctica de una supuesta religión decae en vicio, agredir o asesinar, no puede ser considerada como tal. Por ej. Si fundo una "religión" en la que el dios es el Real Madrid y los madridistas son los únicos verdaderos fieles, y los demás, los socios de los demás equipos, son infieles que si no se convierten hay que exterminar de la faz de la tierra si se oponen en el camino hacia dios. ¿Diría usted que es un derecho religioso la práctica de esa religión?
4. El Corán prescribe la Guerra Santa (Yihad) contra el infiel, y una parte del Islam lo interpreta como una llamada a la acción contra el Cristianismo. Dice un pasaje del Corán (II, 186-188), "Combatid en el camino de Dios a quienes os combaten, pero no seáis los agresores. Dios no ama a los agresores. Matadlos donde los encontréis, expulsadlos de donde os expulsaron. la persecución de los creyentes es peor que el homicidio: no los combatáis junto a la mezquita sagrada hasta que os hayan combatido en ella. Si os combaten, matadlos: ésa es la recompensa de los infieles. Si dejan de atacaros, Dios será indulgente, misericordioso".

El libro sagrado de los islamistas llama al combate aunque vaya en contra de las reservas morales, ya que "Se os prescribe el combate, aunque os sea odioso". Y explica que "es posible que abominéis de algo que os sea un bien, y es posible que estiméis algo que os sea un mal. Dios sabe, mientras que vosotros no sabéis" (II, 212-213).

El Corán promete recompensas divinas a quien imponga las enseñanzas de Mahoma por la fuerza: "Pero aquellos que creen y que dejan su tierra para ir a combatir por la causa de Dios pueden esperar la misericordia divina. Y Dios es clemente y misericordioso". De hecho, la Yihad no es ya un recurso con el que puede contar un creyente, sino una obligación moral: "Creyentes, cuando os encontréis con no creyentes, preparaos para la batalla y no les volváis la espalda". Quien le vuelva la espalda, quien rehuya la guerra "incurrirá en la ira de Dios y el infierno será su morada, en verdad una horrenda morada". (VIII, 15-16). Es más, "Si no lucháis, Él os castigará severamente y pondrá a otros en vuestro lugar.

www.libertaddigital.com/mundo/yihad-la-llamada-del-islam-a-la-lucha-contra-el-infiel-1276296616/

- También Sura 2: 190-195.

Sura 3: 142

“O ¿creéis que vais a entrar en el Jardín sin que Dios haya sabido quiénes de vosotros han combatido y quiénes han tenido paciencia?”

Sura 4: 71-78

“¿Por qué no queréis combatir por Dios y por los oprimidos —hombres, mujeres y niños—, que dicen: ¡Señor! ¡Sácanos de esta ciudad, de impíos habitantes! ¡Danos un amigo designado por Ti! ¡Danos un auxiliar designado por Ti!?
“Quienes, creen, combaten por Dios. Quienes no creen, combaten por los taguts (en árabe taguts viene a significar todo lo que es adorado fuera de Dios y aleja de Él: demonios, ídolos, magos, adivinos…).
“Combatid, pues, contra los amigos del Demonio. ¡Las artimañas del Demonio son débiles.

Sura 4: 94-96; Sura 8: 59-66; Sura 8: 72-75; Sura 9: 5-16; Sura 9: 29-31; Sura 9: 38-52; Sura 9: 81-89; Sura 16: 110; Sura 22: 39-41; Sura 29: 6; Sura 47: 4-13; Sura 47: 35-38; etc.

El Islam

https://m.youtube.com/watch?v=X355RBhCnGw
18/02/24 10:25 AM
  
JSP
El enlace anterior no se oye, dejo este acerca de lo que es el Islam (sometimiento):

https://m.youtube.com/watch?v=lZHdruePO_w
18/02/24 10:32 AM
  
Chimo de Patraix
Tamayo, no se confunda Vd. Con el llamado delito de odio en España sí se condena la discrepancia de ideas y pensamientos; no, en cambio, la incitación a la violencia contra minorías y personas. En redes sociales, una cuenta vinculada al partido con el que el PSOE y el PP se jactan en llegar a acuerdos, celebra el intento de asesinato a Alejo Vidal Quadras, y no hay ninguna reacción por parte de la justicia española o el ministerio del interior. Por su parte, una."creadora de contenidos" se pregunta si no habría que pensar ya en eliminar a Santiago Abascal. La susodicha, por cierto, colabora en una de las emisoras de radio más importantes de España
18/02/24 11:26 AM
  
Miguel
Cuente con mis oraciones Padre.
Que bien nos hace a los fieles ver qué un sacerdote no se arruga ante la persecución.
18/02/24 11:35 AM
  
mauricio
Que valentía y ejemplo el Padre Custodio para todos los católicos, dormidos y cómplices del progresismo por acción u omisión, Que nuestro Señor Jesucristo lo bendiga y proteja con su preciosísima sangre .Está mostrándonos el camino y tiene la lucidez para aceptar con FE la persecución que no parará ni en España ni en el resto del mundo.
18/02/24 12:50 PM
  
Tamayo
Chimo de Patraix, deme usted un ejemplo concreto con nombre y apellidos de alguien que haya sido condenado por delito de odio por el hecho de "discrepar de ideas y pensamientos".
En España nos encanta denunciar y llevarlo todo a los juzgados, pero luego todo se archiva.
Por ejemplo todas las veces que fue denunciado Reig Pla el emérito de Alcalá de Henares por los LGTB y quedó en nada.
18/02/24 1:03 PM
  
África Marteache
Tamayo: pues que no denuncien chorradas sin que les caiga encima todo el peso de la ley.
18/02/24 1:31 PM
  
África Marteache
JSP: Yo diferencio perfectamente entre ambas cosas y mi gran sorpresa fue que, en un blog de esta misma web, infocatólica, otros católicos incidieran, precisamente, en que toda religión es ideológica.
18/02/24 1:37 PM
  
Generalife.
Tiempo al tiempo .¿Porqué no es libertad de expresion y cuando se ataca a católicos sí
18/02/24 1:48 PM
  
África Marteache
Aquí está mi defensa de que la Fe no es una ideología: https://www.infocatolica.com/blog/cura.php?blog=66&paged=2
Y como veréis defendí casi en solitario que la religión no es ideología, contra la opinión de cristianos que decían que sí. Ahora bien, si el Catolicisimo es ideología, el Islam tiene que serlo por la misma regla de tres y, si el Islam es ideología, es la más atrabiliria de todas, de manera que podríamos decir que son lo más fachas de los fachas. ¿Y quién se atreve a decir eso a pesar de que es evidente? Yo no confundo a un musulmán con un facha precisamente porque creo que las religiones no son ideologías, pero para los que opinan lo contrario esto debería ser una verdad evidente.
18/02/24 2:17 PM
  
Chimo de Patraix
Tamayo. Serénese y no se ofusque.¿Un procesado judicialmente por discrepar del pensamiento dominante? Pues. justo de quién estamos hablando; el padre Custodio. Y los verdaderos delitos de odio, ni se sustancian.
18/02/24 2:20 PM
  
África Marteache
El amigo Tamayo, aquí presente, defendió a capa y espada que toda cosmovisión implica ideología, pues si es así indica que los musulmanes tienen la suya y es la menos progresista de todas las ideologías del mundo mundial, pero como se ve obligado a desdoblarse a favor de las inmigración y en contra de las ideologías fachas, no hace más que caer en contradicciones. Que no, Tamayo, que el Islam es una religión y el Cristianismo también, pero si te empeñas en pensar que religión e ideología son las misma cosa tendrás que admitir que estamos acogiendo fachas a mogollón porque todos los musulmanes son fachas, hasta los pacíficos.
18/02/24 2:29 PM
  
África Marteache
Si los musulmanes se meten en política formarán un partido que hará a Vox progresista, porque no puede ser de otro modo.
18/02/24 2:34 PM
  
Uno de Aragon
Un cura de los pies a la cabeza. Tomo de mi apoyo al mosen Custodio.
18/02/24 9:42 PM
  
Edgar de Jesús
¡Qué pena lo que ocurre en España! España nos legó su religión. Por eso, en América somos mayormente cristianos católicos. Pero parece ser que la Madre Patria ya no es la misma. Ahora hace eco de corrientes extrañas, enajenantes.
18/02/24 9:58 PM
  
María Sánchez
Cuente con mis oraciones p. Custodio por ser un valiente testigo de Cristo, algo que dado la situación actual de apostasía de la Iglesia y la sociedad, parece heroico ( que lo es).
Máxime cuando los que deberían crear frente común les arrojan a los lobos, disfrazados de corderos.
Y es que las tiendas de disfraces están al alza.
" Al que me confiese ante los hombres, Yo lo confesaré delante de mí Padre que está en los cielos. Y al que me niegue ante los hombres, yo lo negaré delante de mí Padre que está en los cielos"
18/02/24 10:41 PM
  
África Marteache
Para que algo sea una ideología tiene que tener objetivos inmanentes, no trascendentes. Si un grupo cristiano o musulmán lo hace metiéndose en política, entonces tendrá que ser contrarrevolucionario, conservador, liberal, socialista o comunista, pero el mero hecho de ser religioso no supone ideología alguna. Hay ideologías incompatibles con la religión, como el comunismo, que es ateo, y otras que pueden adaptarse más o menos.
Yo no le puedo decir a un liberal o a un socialista que no sea católico, pero entonces tiene religión católica e ideología liberal, ya verá él cómo se las arregla, pero de ningún modo puede tener dos ideologías: la católica y la liberal porque la cosa no se sostiene.
18/02/24 11:07 PM
  
África Marteache
De hecho el Padre Custodio, dijera lo que dijera, no pudo hablar de extremismo político, es decir ideológico, sino de extremismo religioso.
18/02/24 11:13 PM
  
JSP
1. África Marteache, usted afirma que:

- la Fe no es una ideología;
- y la religión no es ideología.

2. Le indiqué entonces y ahora que debe diferenciar entre Religión e ideología. Debe aclarar ese lío que tiene entre Fe e ideología.

https://www.infocatolica.com/blog/cura.php/2402060910-ese-lio-entre-ideologia-y-fe

3. El ej. que le puse del dios Real Madrid y los creyentes madridistas es ideología: no es religión y la fe es falsa porque no existe el Real Madrid como dios. Se queda en la mente de la persona la esencia del conjunto de las ideas (ideología), pues no hay correspondencia con la realidad.
4. De la misma forma, un comerciante camellero que inventa un dios es una ideología: no es religión y la fe es falsa. Pero, la demostración del Hijo de Dios como Persona divina, Cristo, si es verdadera Religión y la fe católica si es verdadera, pues no se queda en la mente de nadie, sino que hay hechos históricos que revelan la Verdad, la Primera Realidad que no es una ideología.
18/02/24 11:28 PM
  
PM de Barcelona
Apoyo total al P. Custodio.
Pero....donde esta la CEE ??
Monseñor Omella?? Nada que decir?? Que vergüenza!!
19/02/24 6:34 AM
  
Ramiro
Parece que Africa Marteache esta de acuerdo con el asesinato y masacre de los periodistas de la revista francesa que hicieron bromas sobre Mahoma.
Vaya.
19/02/24 7:50 AM
  
África Marteache
¿De dónde deduces eso? Eso es como si yo digo que a ti te encanta que los periodistas se burlen de Mahoma y de Jesucristo. Lo que yo digo es que hay que saber a quién se enfrenta uno y asumir las consecuencias porque no van a cambiar. A mi no me gustan que se rían de nadie que alguien considere sagrado porque así podré protestar cuando se metan con mi religión. No puedo aprobar lo que hicieron, pero lo entiendo mejor que el hecho de que a ti te importe tres pitos que se rían de Jesucristo.
19/02/24 10:44 AM
  
Francisco Ruiz
¿Amenazar a un sacerdote por dar testimonio de la fe cristiana? ¡Que verguenza siento! ¡Dios mío? ¿A donde ha llegado España? ¿No éramos el pais que presumía de la "Vocación de cristianizar el mundo"? Al menos eso era lo que, aprendí en el colegio... De verdad, de seguir así, irremisiblemente caminamos hacia el más tenebroso infierno, Sólo falta que, las fauces de un terrible volcan, llegue a tragar a ¡Tanta gentuza de impiedad! Ya que, ¡El infierno existe! ¿No lo vemos todos los días en todas las cosas que pasan?
19/02/24 12:19 PM
  
J.G.P.
Desde la distancia en Chile, se aprecia como España y Europa terminaran siendo países islámicos y los cristianos, especialmente los católicos, seremos una minoría silenciada y perseguida. ¡Que la Santísima Virgen nos proteja!!!.
19/02/24 1:39 PM
  
Antonio Bedmar Fernández
Pero ¿exactamente que es lo que dijo este sacerdote? ¿O es que no se puede publicar lo que dijo porque acusarían inmediatamente al medio en cuestión de delito de odio?
Es que justicia secreta normalmente es justicia sospechosa. Por lo menos que nos publiquen lo que pase en el juicio.
21/02/24 9:54 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

16.02.24

Isabel Vaughan: “Las leyes pro-aborto comienzan a desmoronarse y Satanás está perdiendo su control”

Tal y cómo informó InfoCatólica, mañana sábado 17 de febrero, Barcelona se convertirá en el escenario del II Encuentro 40 Días por la Vida. El auditorio del Colegio Real Monasterio de Santa Isabel será testigo de este importante evento, que contará con la presencia de Isabel Vaughan, activista provida y coordinadora de 40 Days for Life Birmingham, y Alberto Bárcena, doctor en Historia por la Universidad San Pablo CEU.

La jornada dará comienzo a las 9:30 con la Misa de Inicio de Campaña, seguida de la presentación oficial del Encuentro. A las 11:00, Isabel Vaughan compartirá su testimonio en una charla titulada «Defender la vida junto a Maximiliano Kolbe». Posteriormente, a las 12:30, el profesor Alberto Bárcena abordará la temática «Católico, despierta: la batalla cultural y el aborto».

Aprovechamos la ocasión para entrevistar a Isabel Vaughan-Spruce, una de las grandes referentes provida a nivel internacional. Tras ser detenida por rezar ante un abortorio en Birmingham, Reino Unido y retirarse los cargos contra ella, se convirtió en un gran símbolo de la libertad de expresión provida en todo el mundo.

¿Qué supone para usted venir a España a este evento de 40 días por la Vida de Barcelona?

Estoy encantada de que el grupo 40 Días por la Vida me haya invitado a Barcelona. Me apasiona difundir el mensaje de 40 Días por la Vida, así como animar y motivar a los que ya participan en esto. En el pasado nos hemos centrado únicamente en los gobiernos, los líderes políticos y aquellos en posiciones poderosas de influencia para cambiar el rumbo del aborto, pero 40 Días por la Vida reconoce el papel vital que cada uno de nosotros desempeña en esta batalla.

Si podemos movilizar globalmente a personas pro-vida a nivel de base, entonces el impacto que tendremos será incalculable. Estamos viendo que las organizaciones abortistas globales comienzan a debilitarse, las leyes pro-aborto están comenzando a desmoronarse y Satanás está perdiendo su control, no sólo por la acción de los altos poderes en el gobierno en algunos países, sino porque Dios está escuchando las oraciones y súplicas de los individuos humildes que no se rinden ante el mal.

¿Cómo cree que su testimonio puede servir de ejemplo para otras personas?

Dios obra a través de cada uno de nosotros por igual siempre y cuando cooperemos con Él y así cada uno tiene su propio testimonio. Espero que al compartir mi pequeña parte en esta batalla por la vida, otros también caigan en la cuenta del testimonio de sus propias vidas y lo compartan. Cuando hablo, encuentro que aliento a otros a alzar la voz y algunas de las voces más alentadoras son aquellas que apenas se dan cuenta de que tienen algún testimonio que dar. Hace poco unos voluntarios de 40 Días por la Vida en España me contaban lo difícil que les resulta seguir motivando a su equipo año tras año, lo agotador que era para ellos y lo duro de la lucha incesante contra el mal… sin embargo, persisten. Su perseverancia me conmovió más que cualquier gran historia de triunfo visible, ya que habían triunfado en una de las luchas más importantes: en su propia batalla contra el desaliento.

¿Por qué llama en el vídeo promocional a salir de la zona de confort a defender la vida?

Esto es parte del legado del Papa San Juan Pablo II, quien nos dijo que rompiéramos con nuestros modos de vida cómodos y rutinarios y volviéramos a la calle y allí proclamáramos el Evangelio de la vida.

Satanás trata con verdades a medias y, lamentablemente, esto es lo que escucho a menudo de quienes dicen ser provida. Me dicen que están ocupados, que se sienten incómodos o avergonzados de orar en las calles, que es inconveniente o incómodo o que es desagradable para quienes viven con ellos o un peligro para su trabajo o reputación. No podemos darnos el lujo de esperar a que sea conveniente defender la vida. Puede que nunca sea cómodo o agradable. Sí, es cierto lo que dicen: que están ocupados y que defender la vida puede ser incómodo o incluso ponernos en situaciones embarazosas, que pueden afectar a nuestra reputación o a nuestras relaciones, pero esa es la verdad a medias. La verdad que se les ha escapado es que esto es no es motivo suficiente para guardar silencio. Estamos llamados a ser santos, no sólo cuando nos conviene, no sólo si podemos encontrar el tiempo, no sólo cuando es conveniente, sino a tiempo y a destiempo, en cada minuto de nuestras vidas.

¿Por qué vale la pena el esfuerzo, incluso si a veces es desagradable y va contra corriente?

Simplemente porque no podemos poner precio al regalo de la vida. Cada ser humano desde el momento de la concepción tiene un valor incalculable: está hecho a imagen y semejanza de nuestro Creador. Por supuesto, esto también es cierto para aquellos que han experimentado el dolor de un aborto o de múltiples abortos: poder ayudar a una de estas personas a acceder a la misericordia de Dios vale todo el esfuerzo que podamos hacer.

Al final, un día, seremos solo Dios y yo cara a cara en esa mesa divina y, aunque me siento avergonzada por mis propios defectos y fracasos, quiero poder levantar la cara y decir que en la batalla por la vida no tuve miedo de hablar claro.

¿Dónde ha encontrado la fuerza para seguir orando contra el aborto?

Creo que es importante que reconozcamos el profundo elemento espiritual de nuestra misión provida en lugar de verlo simplemente como una especie de trabajo social. De esta manera, cuando surgen obstáculos o nos enfrentamos a la hostilidad, no nos sorprendemos y reconocemos de dónde viene en su origen. Satanás quiere conquistarnos a cada uno de nosotros personalmente y si no puede tenernos, al menos intentará desanimarnos para hacernos menos efectivos. Comprender de dónde vienen estos desalientos me ayuda a saber cómo afrontarlos. Sé que debo estar arraigada en la oración y utilizar todas las armas espirituales que me da la Iglesia. Ni siquiera puedo esperar a enfrentarme a un enemigo tan grande sin Dios, pero con Dios nos volvemos invencibles.

¿Cómo te ha hecho crecer en tu vida el hecho de ser perseguida por defender la verdad?

Creo que esta es la ÚNICA manera en que realmente crecemos en la vida. Dicen que la fe no es fe, a menos que se ponga a prueba y entonces es cuando realmente descubrimos lo que creemos en el fondo. Ser probada en mi vida me ha ayudado a darme cuenta de lo que es realmente importante; esto me ha ayudado a confiar más en Jesús y caminar más cerca de Él. Sé que es Él quien sostiene cada respiración y cada latido de mi corazón.

¿Por qué tiene tan presente a San Maximiliano María Kolbe en su lucha provida?

Siento que he caminado con san Maximiliano desde hace mucho tiempo. Mientras estaba en el útero mis padres me llamaron Maximiliano porque suponían que era un niño (tal vez porque tenía tres hermanos mayores). Obviamente este nombre no permaneció cuando nací, pero creo que Maximiliano se quedó conmigo de todos modos.

Cuando tenía veintitantos años, tomé una copia de la revista Crusader (que originalmente fue fundada por San Maximiliano) y leí en su interior una carta de una mujer que compartió su experiencia orando fuera de los centros de aborto. Ahí dejó sus datos y me puse en contacto con ella y descubrí el centro de aborto más cercano a mí donde la gente oraba en la calle. Este fue el comienzo de mis oraciones en las inmediaciones de un centro de abortos en Birmingham.

La primera vez que participé en ayudar a una mujer a decidir quedarse con su bebé después de conocerla en las puertas del centro de abortos fue una hermosa historia que tomaría demasiado tiempo para contar, pero terminó cuando su médico regresó ocho meses después y me mostró una fotografía. de la señora y su bebé….al que ella había llamado Maximiliano.

Creo que San Maximiliano Kolbe todavía desempeña un papel alentándome a mí (y a muchos otros que han compartido sus historias conmigo) en esta misión provida, sobre todo por la esperanza que me inspira. La mayoría de la gente sabe cómo San Maximiliano dio su vida por un compañero de prisión en Auschwitz, pero muchos no conocen otro suceso ocurrido dentro de ese mismo campo de concentración. Esta historia la cuenta un compañero de prisión en Auschwitz: este hombre dijo que cuando llegó al campo de exterminio fue como si su esperanza muriera en las puertas. Podía ver los rostros demacrados, podía oler el humo de la carne humana quemada que salía de las chimeneas y pensó que nunca más volvería a ver la libertad. Un día describió cómo caminaba entre los bloques donde estaban alojados los hombres, se sentía muy deprimido y muy desanimado. Hacia él caminaba Maximiliano Kolbe, y como si leyera lo que había dentro de él, Maximiliano se acercó al hombre, le colocó su mano en su hombro y dijo: ‘¡Esperanza, nunca pierdas la esperanza!’

Esto provocó una chispa dentro del hombre y regresó al bloque donde estaba alojado con los otros hombres. Juntos idearon un plan. Un plan para irrumpir en las dependencias de los oficiales alemanes, robarles los uniformes, apoderarse de las llaves del coche del comandante, disfrazarse de oficiales alemanes y salir por las puertas de Auschwitz en lo que fue una de las fugas más atrevidas y exitosas de la historia, la fuga de Auschwitz.

Me imagino que después la gente felicitaría a este hombre por su ingenio y valentía, y con razón, pero no empezó por él, empezó por Maximiliano, que le devolvió la esperanza. No dejó que sus circunstancias le condicionaran: él mantuvo la esperanza sin importarle nada…

Y ese es nuestro trabajo, ya estemos hablando con mujeres o parejas que están pasando apuros durante el embarazo, aquellas que han pasado por un aborto o múltiples abortos, aquellas que han trabajado en la industria del aborto, aquellas que dicen que son provida, pero se sienten demasiado abrumadas por el miedo o por el tamaño de la tarea para involucrarse o aquellos que trabajan junto a nosotros, pero están experimentando cierta fatiga en la batalla. Si queremos ejercer alguna influencia en estas situaciones, primero debemos convertirnos en personas de esperanza, a ejemplo de San Maximiliano María Kolbe.

Por Javier Navascués

10 comentarios

  
Jacinto
Extraordinaria entrevista.
Muchísimas gracias Javier por dar voz a personas de las que tenemos tanto que aprender. (al menos yo, claro)
16/02/24 11:20 AM
  
Juan Mariner
Después de 50 años cantando victoria, los abortistas se han visto sorprendidos en Polonia, Hungría, Texas, Nicaragua, Birmania, Venezuela... Y ello se ve en que el Caballo de Troya que es la abyecta Democracia Cristiana en este asunto se remueve sin cesar para retomar el control en Europa y Iberoamerica cual sindicato agrario prosistema contra la espontaneidad de los agricultores.
16/02/24 12:06 PM
  
Pedro de Madridss
Tanto el socialcomunismo como el PP, en España han convencido a los apóstatas para que les voten y lo hacen y de eso tendremos que dar cuenta en su momento, por ello la Iglesia debe insistir en el pecado que cometemos
16/02/24 1:14 PM
  
Marta de Jesús
Me uno al comentario de Jacinto.
Mucho que aprender. Maravilloso testimonio.
16/02/24 1:57 PM
  
FJPV
De acuerdo con Juan Mariner. Yo creo que esto de las democracias cristianas que parecia algo bueno en el sentido de parecer partidos catolicos con sus propios movimientos obreros y estudiantiles de inspiracion cristiana dentro de democracias liberales occidentales se corrompio luego de los años 60s cuando estas comenzaron a tratar con socialistas y comunistas al mirarlos como supuestos aliados de la "justicia social", no digamos el clero de muchos paises, y no dire mas porque me censuran mi comentario ya que hay temas aca que es tabu criticar y decir las verdades,
En el nombre de Dios que el aborto, cuestion que otrora exclusivo de paises gobernandos por comunistas, sea erradicado de todo pais de mayoria cristiana. Que Dios purifique a la Iglesia y a la humanidad.
16/02/24 4:00 PM
  
Antonio Bedmar Fernández
Estoy de acuerdo con la crítica: durante demasiado tiempo los provida nos hemos centrado demasiado en las autoridades en la lucha por la vida. Las autoridades son importantes pero no hay que exagerar. Y en cualquier caso, la oración de un político no tiene por qué ser mas poderosa que la de un ciudadano ordinario.
Haciendo un poco de historia, el Imperio Romano persiguió a los cristianos hasta que el Emperador Constantino allá por el siglo III ordenó cesar la persecución y él mismo se hizo cristiano. Una interpretación que he leído es que el Imperio se hizo cristiano porque su emperador se hizo cristiano.

En realidad fué al revés.
He leído casos históricos en que un emperador que no quería ejecutar a un cristiano acababa por hacerlo porque no quería aparecer como sospechoso de ser cristiano.
Para los tiempos de Constantino gran parte de sus súbditos se habían hecho cristianos. La razón principal de su conversión fue la visión que tuvo y su victoria sobre su enemigo que le disputaba el gobierno del Imperio, que él atribuyó a Cristo. Pero en 2º lugar el Emperador se hizo cristiano porque el Imperio en parte se había hecho cristiano.

Pero tampoco hay que quitarle méritos a Constantino: que el Imperio dejase de perseguir a los cristianos ayudó mucho a la expansión del cristianismo.

Lo que quiero decir es que sobre todo en nuestras democracias, si la mayoría de la población se hace provida, nuestras autoridades se harán provida y como Constantino, eso será de gran ayuda. Por otro lado no debemos creer que prohibir el aborto va a ser la solución de todo. La gente seguirá yendo a otros países a abortar.

Lo que es esencial es la conversión individual de cada persona, no la conversión del Estado.
17/02/24 10:13 AM
  
Juan Mariner
Sr. Bedmar, visto lo visto en el Estrecho de Gibraltar y las macroplantaciones generalizadas de marihuana en suelo patrio y, sobre todo, el consumo generalizado ya, ¿por qué no legalizan estas drogas los políticos españoles y europeos en general?
17/02/24 7:06 PM
  
JSP
1. Gran testimonio católico provida el de Isabel Vaughan.
2. Dios Providente nunca nos deja solos por defender la Verdad, pues Él está con nosotros, y teniéndoLo a Él en nuestra Compañía nada nos falta.
3. No tengamos miedo pues, y pidamos a Dios que nos aumente la fe por Su Gracia para que tegamos la valentía de mártir de Isabel Vaughan.
17/02/24 9:11 PM
  
Antonio Bedmar Fernández
Sr Juan Mariner, no sé si Ud estará ironizando, pero si lo dice en serio, que sepa que la cosa no se pararía en la marihuana.
Hay todo un movimiento ideológico que defiende legalizar TODAS las drogas con argumentos muy parecidos a los que Ud da. Los que defienden eso deberían vivir en uno de esos barrios que están llenos de drogas y drogadictos. La droga convierte a mucha gente en guiñapos humanos, y lo que se está viendo en muchos sitios con esto de la droga es una degradación de la sociedad humana.

Si se legaliza una droga, su consumo se dispara. Quizás no de la noche a la mañana, pero si a lo largo de los años. Poco a poco aumenta su aceptación social y se generaliza su consumo. Ha pasado en la historia con las drogas y con otros vicios como la pornografía, que ya la ven hasta los niños de menos de 10 años.

Pero lo peor a mi juicio, es lo que nos ha pasado desde que la URSS fue el primer país que en el siglo XX legalizó el aborto ¡y mire como estamos a estas alturas del siglo XXI!
17/02/24 10:11 PM
  
Francisco Ruiz
Que, ¿Satanás está perdiendo el control? ¡Menos en Cataluña! Ahí, es Satanás, tan poderoso que, hasta ¡Prohibe que, los creyentes rezen ante las clínicas abortistas!
22/02/24 1:48 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.