12.03.22

Formación humanística para niños: Remussi habla de su obra sobre mitos griegos contados a los pequeños

Diego Remussi nació el 19 de junio de 1967. Estudió el profesorado de Lengua, Literatura y Latín en el Instituto Nacional de Enseñanza Superior Mariano Acosta y tiene un Master en Literatura Latinoamericana, otorgado por University of Maryland. Se desempeña como docente en UADE y en el Programa Adultos 2000, de la Ciudad de Buenos Aires. En 1998 publicó su primer libro, dando comienzo a su carrera como autor de libros infantiles y de interés general. En Ediciones Lea publicó “Leyendas de América latina", “Leyendas de los incas, mayas y aztecas", “Leyendas de los pueblos originarios", “Mitos griegos contados para niños y niñas", “Cuentos de los pueblos originarios” y “Leyendas mapuches".

En esta ocasión analiza su nuevo libro Mitos griegos contados para niños.

¿Por qué escribió el libro sobre mitos griegos para los más pequeños de la casa?

En realidad, la historia es un poco más larga. La carrera de Letras me había formado en Literatura pero había tenido pocas posibilidades de desarrollarme como escritor. Y creo que había sido un punto fundamental en mi vocación, ya que desde chico siempre me había gustado escribir. Cuando iba a las editoriales con mis cuentos, me decían que no eran vendibles, porque yo no era conocido. Hasta que en la editorial donde empecé a publicar me sugirieron otra estrategia: que los temas fueran los conocidos.

Con lo cual, empecé a trabajar sobre Leyendas argentina y latinoamericanas y luego, amplié el horizonte con Mitos. Desde ya, me pareció interesante trabajar con Mitos griegos, por mi formación. Y que fueran para niños en particular fue una hábil decisión de la editorial. Yo ya venía trabajando en el rubro infantil. Pero además, en el caso de este libro, todo lo que había venía de ediciones españolas, con un vocabulario lejano para los chicos de la Argentina, como el “vosotros” y otras palabras que acá no se usan. Me resultó interesante hacer un trabajo de escritura y adaptación sobre textos muy conocidos pero no tan cercanos. Y eso tuvo una repercusión inmediata.

¿Qué es un mito y qué importancia ha tenido la mitología en la historia de la humanidad?

No quisiera dar una definición de escritor, ya que hay especialistas y eruditos que pueden hablar mejor del tema. Sin embargo, me quedo con lo del saber popular. Podríamos decir que las historias “se conocen”, como la del Minotauro. Y los hechos puntuales también, como el hilo dorado que permite entrar al laberinto. Forman parte de un imaginario que tiene que ver mucho con nuestra cultura. La intervención de los dioses, en el caso de los mitos griegos, es de ayuda muchas veces y de castigo, otras. Sin embargo, son las reglas del juego y eso que sean historias interesantes; es decir que no haya una división maniquea entre buenos y malos y que siempre pueda aparecer algo sorprendente.

¿Por qué es importante que los niños se acostumbren con naturalidad a la cultura clásica y a la formación humanística?

Es importante que se acerquen a la lectura, en general. Más allá de las ventajas obvias que podrían ser mejorar la escritura y la redacción, hay otra que consiste en crear un imaginario. Y yo lo veo cuando “cuento” estas historias en forma oral. Los chicos prestan mucha atención porque están llenas de suspenso, aventuras, etc. Y en general, la presentación del libro lleva a un interés inmediato en la lectura de estas historias en particular. Creo que los mitos griegos tienen todos los condimentos mencionados para lograr una visión humanística de la vida. Y resulta importante tener una mirada de este tipo que completa la educación formal. Desde chico, uno aprende muchas cosas y eso va más allá de saber leer y escribir.

¿Cómo reacciona normalmente la imaginación infantil ante el conocimiento de los mitos?

Tengo como actividad acompañar a mis libros. Voy a presentaciones y a Ferias y además de hablar de quién soy, siempre me piden que lea un relato. Con los Mitos griegos, puedo elegir leer o contar, porque me gustan mucho y los tengo bien aprendidos. Pero además, son conocidos. La reacción que logro en la audiencia es inmediata. Los chicos hacen un silencio atento y los mayores que acompañan también. Ya mencioné la historia de Teseo y el Minotauro, pero podría nombrar otras en las que el relato va ampliando lo ya conocido. Y si bien puedo ver entre la gente sonrisas y gestos de asentimiento, es en los chicos en los que se nota el asombro, la sorpresa y una forma de disfrutar que se percibe, por los gestos y miradas. Con la historia de la Guerra de Troya, por ejemplo, hay detalles que aportan datos y que hablan de dichos actuales, que descubren en ese momento. Por ejemplo, qué significa “la manzana de la discordia” o qué es “un presente griego”.

¿Cuál ha sido el proceso de selección dentro de la riquísima mitología griega?

El proceso de selección fue guiado por el perfil de la editorial y de la colección: Tenían que ser doce relatos y no muchos más. También pensando en un libro para chicos, que debía incluir ilustración, etc. Yo tuve un amplio margen para elegir entre las más variadas historias y confié en una selección que fuera directamente a lo más popular, lo más conocido, dejando cierta posibilidad para otros mitos, poco sabidos. Sin embargo, el diseño de la colección ayudó a elegir lo más representativo y esto nos dejó muy conformes a todos.

Si tuviese que quedarse con un mito para que los niños conozcan lo que
es la mitología. ¿Cuáles elegiría?

“Teseo y el Minotauro”. Es el que más me gusta, pero también es el que permite hablar de cómo se ramifican las historias para que puedan continuar con la lectura y ver cómo todo está conectado. Por ejemplo: la historia del inventor del laberinto, Dédalo y por lo tanto, también la de su hijo, Ícaro. Lo mismo pasa con las aventuras anteriores de Teseo. La primera lectura nos permite llegar a otras. Y eso despierta el interés de los niños en particular, pero supongo que puede suceder con cualquier tipo de lector.

¿Cómo ha sido el proceso de adaptación de los textos clásicos al lenguaje infantil?

El proceso de adaptación es un proceso de escritura personal. Por eso figura mi nombre casi como si fuera el autor de estos mitos. No me animaría a tanto, pero sí puedo decir que los conté a mi manera, con todas las licencias que me permitía la adaptación, no sólo al mundo infantil, sino también a un lenguaje más cercano, para que fuera atrapante y lograra interesar.

¿Faltaba una obra así en la literatura infantil?

Particularmente, sí, por lo que decía antes. Las versiones que conocíamos estaban hechas con un afán de difusión del conocimiento, pero no estoy seguro de que tuvieran puesto el foco en el relato de la historia en sí mismo. Creo que con este libro logramos que sean mitos que puedan contarse también, relatarse con entusiasmo, sin que esto signifique simplificación. Pero además, teníamos que hacerlo más cercano en el lenguaje y los modismos que tenían las ediciones clásicas, más cercanas a la erudición. Fue un trabajo de adaptación del contenido, pero también de la forma. Por eso son libros propios.

Por Javier Navascués

2 comentarios

  
Lector
Últimamente en mi gremio de Clásicas percibo un intento --soterrado, pero sostenido-- de enajenarnos a los católicos y a los de formación cristiana, del legado de la Mitología grecorromana. Podría parecer neopaganismo, y algo de esto puede haber; pero yo huelo a lo de siempre: la perenne pasión de la izquierda radical. Lo cierto es que nadie debe apartarnos de esa rica y legítima herencia. Yo he crecido como persona y como docente explicando mitología clásica, siempre creativa y fecunda cuando se transmite con verdadero deseo de ilustrar y edificar a los alumnos.
12/03/22 2:08 PM
  
Silvina Girotti
Me alegra mucho que el autor reviva la lectura como medio lúdico y de conocimiento. Ya que estamos invadidos por la cultura de lo inmediato, basicamente lo digital. Que un niño lea es constitutivo para su psiquis al igual que el juego. También pondría el acento en la importancia de que haya padres que dispongan de un tiempo para contar cuentos desde pequeños. Felicitaciones Diego Remussi.
12/03/22 4:04 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

11.03.22

«Christlike. La valentía de la fe», corto de «Proyecto Despierta», inspirado en los mártires ucranianos

Compartimos por su interés la nota de prensa de la Fundación E.U.K. Mamie que desea difundir el conmovedor cortometraje del Proyecto Despierta. Tras la nota de prensa podrán visionar el mencionado trabajo audiovisual. Les animamos a verlo y a difundirlo.

————-

Christlike. La valentía de la fe es el nuevo corto de Proyecto Despierta con el que quiere seguir poniendo ante nuestros ojos la belleza de la entrega total a Cristo, haciéndonos conscientes de que dar la vida, hasta el martirio, es una posibilidad muy real en nuestros días. Nos lo confirmará el testimonio de misioneros que han sido amenazados con la decapitación; de religiosas que han sostenido a los cristianos mártires en medio de la persecución; de jóvenes que han preferido ser tiroteados antes que apostatar; de obispos que, frente a la devastación producida por la guerra, han permanecido ‒y permanecen‒ fieles a la fe y a su grey, para ser auténticos padres y pastores. Y todo ello en un clima de alegría, de profunda humildad y de heroico perdón.

Uno de los protagonistas de «Christlike. La valentía de la fe» es Mons. Yosyf Milyan, MSU, obispo auxiliar de la Archieparquía greco-católica de Kiev (Ucrania). En estos momentos en los que el pueblo ucraniano defiende su patria de la invasión rusa, el testimonio de Mons. Milyan es especialmente conmovedor, con su exhortación a vivir ‒con la fortaleza de la fe de los mártires ucranianos‒ una auténtica adhesión a Cristo y a su Iglesia.

«Christlike. La valentía de la fe» se publica en español, inglés, italiano, ucraniano y francés y, en breve, estará disponible también en árabe.

Intervienen en «Christlike. La valentía de la fe»:

-       Mons. Yosyf Milyan, MSU. Obispo auxiliar de la Archieparquía greco-católica de Kiev (Ucrania)

-       Mons. Joseph Tobji. Arzobispo maronita de Alepo (Siria)

-       P. George Muttathuparambil, SDB. Sacerdote que vivió la persecución en Yemen junto al P. Tom Uzhunnalil (secuestrado y liberado) y la comunidad martirizada de las Misioneras de la Caridad en Yemen.

-       Madre María de la Contemplación, SSVM. Misionera durante veintiún años en Oriente Próximo y Medio Oriente

-       Dancan Obwamu. Estudiante cristiano que sobrevivió al ataque yihadista en la Universidad de Garissa (Kenia, 2015) en el que fueron asesinados ciento cuarenta y ocho estudiantes cristianos.

«Proyecto Despierta» te invita a seguir sus iniciativas, vídeos, podcast y conexiones sobre la Iglesia perseguida en su web renovada: despierta.eukmamie.org

Y recuerda: Vive tu fe con valentía, no con miedo.

Que Nuestra Madre del Cielo nos bendiga e interceda de manera especial por sus hijos perseguidos a causa de su fe.

Hna. Beatriz Liaño, SHM
Directora de la Oficina de Prensa
Fundación E.U.K. Mamie

1 comentario

  
Javidaba
¡Glorificad a Dios con vuestras vidas!, es una de las admoniciones más comunes conque muchos sacerdotes nos despiden antes de la bendición final de la Santa Misa.
¡Qué bien llevan a cabo nuestros hermanos en la Fe esa exhortación!.
Gracias, Señor, por esos tus testigos.
Gracias, D. Javier y gracias, Hogar de la Madre, por acercarnos esos testimonios. Quiera el Señor hacernos dignos de tales hermanos.
11/03/22 10:39 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

10.03.22

P. Jesús María Silva: “El ateísmo ha fracasado al no traer lo que prometía, ni Freud, ni Marx, ni Nietzsche”

Jesús María Silva Castignani nació el 18 de junio de 1983. Es el número 13 de 14 hermanos. Recibió la vocación sacerdotal y el 3 de mayo de 2008 fue ordenado sacerdote. Además de los estudios de teología, se ha especializado en latín y griego, y es licenciado en teología patrística. Ha acompañado durante años a muchos jóvenes, lo que le ha llevado a implicarse personalmente en esta pastoral, impartiendo charlas, coloquios y conferencias sobre afectividad y sexualidad en parroquias, colegios y universidades. Es autor del libro Virginidad 2.0. (Freshbook, 2017) Sexo: cuando y por qué (Palabra, 2018); Te amarás a ti mismo como Dios te ama (Palabra, 2019); Célibes y felices (Nueva Eva, 2020); Dios quiere hablar contigo (Nueva Eva, 2020); Tensión en pareja (Nueva Eva, 2021); El fracaso del ateísmo (Palabra, 2022). Actualmente es párroco de las parroquias San Isidoro, San Pedro Claver y Virgen del Castillo. Es también capellán del colegio Cristo Rey, en el barrio de Pinar del Rey. Tiene también una amplia pastoral en las redes sociales a través de Instagram, Tiktok, YouTube, Twitter y Facebook.

¿Por qué ha fracasado el ateísmo?

La respuesta es sencilla: porque no ha traído lo que prometía. Freud prometía que un hombre desinhibido sexualmente de todo tabú llegaría a ser plenamente feliz. Marx proponía que el hombre, abandonando la religión y lanzándose sobre los bienes materiales sería plenamente feliz. Nietzsche proponía que si el hombre llegaba a imponer su voluntad sobre todas las cosas sería feliz. Ninguno de estos vaticinios se ha cumplido. Pero de hecho sus ideologías han dado lugar a las mayores aberraciones de la historia: guerras mundiales, dictaduras, genocidios… y un hombre, en el s. XXI, que no es precisamente feliz. Además, ha dejado sin responder las grandes cuestiones que anidan en el corazón de todo hombre: ¿para qué estoy aquí? ¿Existe vida tras la muerte? ¿Por qué hacer el bien y no el mal? El ateísmo no es coherente con los deseos y las intuiciones del corazón del hombre. El lugar donde se verifica su fracaso es la realidad.

Vemos en su libro que toda ideología de la posmodernidad se transforma en un nihilismo materialista o más bien tiene su base ahí.

Exactamente. El materialismo se da por sentado: todo es solo materia. De ahí se pasa a negar toda transcendencia y todo sentido de la vida. El hombre existe simplemente para vivir y para consumir, su única finalidad es tener, poder y placer. Y en esa perspectiva, la aniquilación definitiva tras la muerte se convierte en el horizonte, por lo que la vida se llena de nada (nihilismo): ningún sentido, ninguna meta más allá de lo físico, ningún origen, ningún destino. La nada llena la vida. Y para poder huir de ella, el hombre necesita narcotizarse ante las preguntas fundamentales, porque el materialismo las deja sin respuesta.

¿Cuáles son las preguntas fundamentales que debería hacerse todo joven posmoderno alejado de la fe?

En realidad, las preguntas son las mismas para todos. ¿Por qué hay algo en vez de nada? ¿Por qué hacer el bien y no el mal? ¿Hay vida tras la muerte? ¿Existe Dios? Si es así, ¿por qué permite el mal? ¿Qué sentido tiene mi vida? Estas son las preguntas fundamentales, las que dan una verdadera explicación y sentido a la existencia. Mientras estas preguntas permanecen sin respuesta, la única alternativa es vivir en el sinsentido. La respuesta no la da el tener, el poder ni el placer, sino la reflexión interior y la meditación sobre las verdades fundamentales, las que todas las culturas han intuido como verdaderas: la existencia de Dios y de un destino para el hombre. El joven necesita pararse, no dejarse deslumbrar por el escaparate de luz y ruido que le rodea, entrar en su interior y pensar, para poder encontrar sus propias respuestas. No es casualidad que los poderes reinantes, que quieren arrebatar la libertad a los jóvenes para que sean más manejables, hayan retirado la filosofía de las escuelas. El joven de hoy tiene anhelo de eternidad, pero como remedio a ese anhelo el mundo le ofrece el tener, el poder y el placer; unos narcotizantes que solo consiguen acallar el deseo, no le llenan, y a la larga generan frustración. Solo lo Eterno corresponde al anhelo de lo eterno.

Si todo hombre busca un sentido trascendente en su existencia, ¿Por qué existen los ateos?

Según el gran psiquiatra Viktor Frankl, todo hombre tiende naturalmente a Dios; pero en el presente esta tendencia se reprime así da lugar a patologías. ¿Por qué el hombre reprime esta tendencia? Por desgracia, según el Concilio Vaticano II, la culpa muchas veces las tenemos los propios cristianos. En el número 19 de la Constitución Gaudium et Spes, leemos: “En esta génesis del ateísmo pueden tener parte no pequeña los propios creyentes, en cuanto que, con el descuido de la educación religiosa, o con la exposición inadecuada de la doctrina, o incluso con los defectos de su vida religiosa, moral y social, han velado más bien que revelado el genuino rostro de Dios y de la religión”. Cuando por un lado la religión ha dejado de iluminar, por otro lado las ciencias han deslumbrado al hombre con su pretensión de explicarlo todo, y por otra parte la filosofía ha reaccionado contra la fe dando por sentado el materialismo, el ateísmo ha pasado a ser lo predominante en el ambiente occidental de la posmodernidad. Si los creyentes hubiéramos sido más coherentes, probablemente otro gallo habría cantado.

¿Quiénes serían los grandes precursores del ateísmo filosófico?

Es difícil responder a esa pregunta. Desde la perspectiva de la filosofía, sin duda la corriente empirista inglesa, encabezada por David Hume, tuvo una gran influencia, ya que invita a la filosofía a centrarse solo en lo perceptible por los sentidos. En la Ilustración se propone la religión como algo oscurantista, a lo que algunos de los philosophes responden con la propuesta del ateísmo. A esta perspectiva se unió el desarrollo de las ciencias, en las que el filósofo August Comte vio la plenitud del saber, de modo que debían dejarse atrás tanto la religión como la filosofía. En este ambiente Charles Darwin propone su teoría de la evolución como una explicación materialista de la humanidad, mientras Ludwig Feuerbach, partiendo del materialismo, propone una explicación alternativa del origen de la religión como un invento humano. Todo esto crea el caldo de cultivo perfecto para la eclosión del ateísmo en los siglos XIX y XX, a través sobre todo de Marx, Niezsche y Freud.

¿Por qué acaba diciendo que son maestros de la mentira?

Porque estos tres autores proponen un origen de la religión que no es respetuoso ni con los datos de la arqueología, ni con los de la fenomenología de la religión ni con la psicología humana. Ellos “inventan” un origen de la religión, partiendo del materialismo, para sustentar sus teorías filosóficas, políticas y psicológicas, pero han mirado a la realidad desde sus prejuicios, de modo que han quedado cegados para ver el verdadero origen de la inclinación religiosa en el hombre. Lo que ellos dicen sencillamente no es verdad. No es que sea indemostrable (que lo es), sino que además no es leal con los descubrimientos del origen de las religiones. Además son maestros de la mentira porque con sus teorías cautivaron a muchos que, tratando de llevar a la historia sus promesas utópicas de un mundo feliz, han arrasado el mundo con las ideologías, las guerras y las tensiones en las que lo vemos envuelto hoy.

¿Quiénes serían los nuevos ateos y qué dificultades plantean a diferencia de los ateos clásicos?

Los “nuevos ateos” son aquellos que se acercan a la cuestión religiosa desde la ciencia, y no desde la filosofía. Así, rebasan su campo propio y tratan de extraer consecuencias filosóficas de conocimientos científicos. Plantean una crítica mordaz contra la religión, salpicada de hipocresía y pseudo – cientificismo. Meten a todas las religiones en el mismo saco, lo cual es muestra ya del poco rigor de su pensamiento. Y dan por verdaderos una serie de prejuicios que han asumido y no consigue demostrar: que sin religión seríamos mejores, que la fe ha retrasado la civilización, que la Biblia es un libro inmoral, que la existencia de Dios no se puede demostrar, etc. La carencia de conocimientos humanistas y de profundidad de estos autores raya en lo obsceno. Pero su estilo divulgativo, y su título de científicos que a los ojos del mundo es garantía de calidad, ha hecho que sus obras se extiendan entre el gran público convirtiéndose en superventas.

¿Por qué decidió acabar el libro hablando de la coherencia del teísmo?

Porque es algo que surgió espontáneamente de la refutación del ateísmo. En la preparación de mi libro me fui encontrando con muchos autores actuales que muestran la coherencia de la existencia de Dios desde el punto de vista antropológico, filosófico y científico. Cuando se refuta el ateísmo, las preguntas fundamentales vuelven a florecer, y el hombre anhela una respuesta. Y un uso sin prejuicios de la razón para dar respuesta a esas cuestiones, lleva de un modo natural a la religión, a la existencia de Dios, como respuesta más probable a las grandes cuestiones que permanecen irresolubles, como bien demostró el filósofo ex – ateo Antony Flew. El teísmo es la hipótesis más probable y más plausible desde todos los puntos de vista, a pesar de que se nos quiera hacer creer lo contrario.

¿Cuáles son los principales indicios externos e internos de la existencia de Dios?

En el libro hago una lectura actualizada de las “demostraciones” tradicionales de la existencia de Dios. Todo tiene que tener un origen, tal como nos señala la física moderna: el universo no es eterno, tuvo un comienzo, que algo tuvo que producir, algo que a su vez no fue causado por nada, porque si no a su vez algo tendría que haberlo puesto ahí, de modo que caeríamos en una cadena infinita de causas, algo que la física y la matemática han demostrado que no puede existir. Pero es que además lo que dio origen al universo lo dotó de un diseño concreto que permite que sea exactamente como es y que haya dado lugar a seres como nosotros, por lo que se trata, más que de un “algo”, de un “Alguien” inteligente que creó con un diseño y por tanto con un propósito. Interiormente, además, vemos en nosotros la fuerza de la moralidad: es decir, sentimos un imperativo que nos permite distinguir el bien del mal y nos impulsa a realizar el primero y rechazar el segundo. Este imperativo moral no puede explicarse desde el punto de vista evolutivo ni biológico, por lo que señala a ese Diseñador como autor de la conciencia humana. Asimismo, la tendencia natural a Dios muestra cómo el anhelo del hombre ha de tener respuesta, como la tienen todos los demás deseos del ser humano. Además, el deseo de justicia, que claramente no se cumple en esta vida, y reclama la existencia de otra para que cada cual reciba el fruto de lo que ha sembrado. También la belleza y complejidad del universo, la maravilla del código genético, y la multitud de las experiencias de conversión que han vivido y viven millones de personas impulsan en la misma dirección: Dios existe.

Tras el epílogo no podía tener mejor colofón el apéndice de Chesterton. Por qué soy católico.

Chesterton fue un buscador, El anhelo de verdad bullía en su interior en medio de una sociedad superficial e hipócrita. Fue capaz de liberarse de todas las ataduras de su ambiente para llevar adelante su búsqueda y llegar al único término posible: la existencia de Dios. Por eso considero su vida como un paradigma de lo que el hombre posmoderno debería hacer. Despertar del sueño del ateísmo, vencer los condicionantes del ambiente y embarcarse en la búsqueda sincera de la verdad. Así, como Chesterton, y tantos otros hombres y mujeres de la historia, podrá llegar a quien es la respuesta a todos los anhelos y preguntas del ser humano.

Por Javier Navascués

3 comentarios

  
rocamador
Lo destacable es que los tres "maestros de la sospecha" citados, y su ideología, beben de la Ilustración, aunque los partidarios de ésta lo oculten. Si el hombre es absolutamente autónomo, si no hay límites a la voluntad (liberalismo), los sueños de su razón engendran monstruos. Y así ha ocurrido y sigue ocurriendo.
Si se lee a muchos periodistas actuales y a pseudointelectuales como Pinker, llama la atención la aceptación acrítica y dogmática de los ideales ilustrados.
10/03/22 10:43 AM
  
Maria M.
Me encanta que haya un libro con ese Gran Titular. Me parece un análisis muy objetivo y documentado de la realidad sobre el ateísmo y sus frutos en el mundo.....Habrá más de una persona que leyendo este libro, decida, si no pasarse al otro bando, al menos no autodenominarse ateo.....Que el ateísmo es un fracaso es bastante evidente, una evidencia sin lugar a duda, avalada por siglos de fracaso, muerte y destrucción.....¿ Que ser humano en su Sano juicio quiere esto?? ....No hay que ser muy inteligente para darse cuenta.

Conocí un ateo que afirmaba convencido que él era plenamente feliz siendo ateo.....pasaron los años y me lo volví a encontrar, me dijo que ya no era ateo, tampoco se había convertido a Dios de golpe, pero lo que sí tenía muy claro es que cuando él afirmaba que era feliz, realmente se lo creía simplemente porque aún no había descubierto lo que significa ser plenamente feliz.....ahora ya comenzaba a sentirlo.....Reconoce que no tenía ni idea....
11/03/22 9:44 AM
  
Feri del Carpio Marek
Este sacerdote me parece excelente en sus enseñanzas y opiniones, salvo lo que le escuché decir una vez en YouTube: que Dios no castiga. Ay, ay, es que basta leerse unas páginas de la Sagrada Escritura para comprobar la falsedad de esa afirmación, y basta pensar un poco para comprobar las consecuencias desastrosas de semejante herejía.
11/03/22 1:55 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

9.03.22

P. Cantera: «El verdadero drama de Hispanoamérica se produce a partir del proceso de independencia»

El P. Santiago Cantera Montenegro (Madrid, 1972) es monje benedictino y sacerdote en la Abadía Santa Cruz del Valle de los Caídos, de la que actualmente es prior administrador. Es Doctor en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid y fue profesor de Historia en la Universidad San Pablo-CEU de Madrid. Ha participado en diversos proyectos de investigación y labores docentes. Tiene 20 libros publicados en España y en el extranjero sobre Historia de la Iglesia, de la vida monástica y de España, y sobre Teología y pensamiento. Entre ellos resaltan su tesis doctoral “Los cartujos en la religiosidad y la sociedad españolas (1390-1563)” y varios que ya han conocido dos y tres ediciones como “La crisis de Occidente” (Madrid, 2008, 2011 y 2021), “Hispania-Spania. El nacimiento de España” (Madrid, 2014, 2016 y 2021) o “Ángeles y demonios. Criaturas espirituales” (Madrid, 2015 y 2017).

En esta entrevista, con motivo de su último libro publicados: Luces de la Hispanidad, de la editorial Sekotia, reflexiona sobre la gran luminaria que han sido para la cristiandad, y deben seguir siendo, los grandes ideales hispánicos.

¿Cuáles son los principios fundamentales del ideal hispánico en los comienzos de la Monarquía Católica?

En el libro Luces de la Hispanidad (Sekotia/Almuzara, Madrid 2022) he usado el término “ideal hispánico” para referirme al concepto de España en la época (o “las Españas”, como muchas veces se decía). “Monarquía Católica” viene a ser el nombre oficial de la Corona hispánica con todos sus reinos y territorios en el mundo; tiene su origen en la concesión del título “Reyes Católicos” por el papa Alejandro VI a Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. El concepto medieval de España que los Reyes Católicos heredan y completan es el de un conjunto de condados, reinos y coronas que, nacidos en el proceso de la Reconquista y manteniendo cada uno de ellos sus particularidades individuales y sus propias instituciones, se fueron uniendo bajo una misma monarquía y dinastía, recuperando de esta manera aquella España unida bajo el trono de los reyes godos y que la invasión islámica del 711 había roto. Los tres elementos fundamentales que permiten comprender ese ideal hispánico son así una monarquía, una historia común y la fe católica. Y ante la vista de su crecimiento como una primera potencia civilizadora en el mundo, numerosos autores de los siglos XVI y XVII percibieron a la Monarquía Hispánica como el Nuevo Israel y la Nueva Roma cristiana, como la realizadora de una misión providencial en la extensión y la defensa de la Cristiandad.

¿Qué nos puede decir de la herencia medieval y de los Reyes Católicos en la conquista y evangelización de América?

Las Españas, y de un modo muy especial la Corona de Castilla y el Reino de Portugal, se proyectaron hacia el Nuevo Mundo. La realidad social configurada a lo largo de la Edad Media en el suelo peninsular desde sus raíces europeas y desde sus peculiares raíces hispanas en función del proceso de la Reconquista, tuvo una línea de continuidad en América, si bien allí asumió nuevos elementos y adquirió nuevos matices. El espíritu hidalgo de aventura, de cruzada, de libertades sencillas y auténticas estaba vivo en los conquistadores; las encomiendas inicialmente instauradas y luego eliminadas fueron en gran medida una continuación de los repartimientos llevados a cabo en la reconquista y repoblación de Andalucía; el anhelo de anunciar a Cristo como Salvador universal que ardía en el corazón de un Domingo de Guzmán, de un Antonio de Padua (nacido en Lisboa) de un Vicente Ferrer, de un Hernando de Talavera o de un Francisco de Cisneros empujaba con el mismo celo a los misioneros españoles y portugueses. Y los Reyes Católicos, muy especialmente la Reina Isabel y también el cardenal Cisneros, imprimieron el sello que caracterizaría la conquista y evangelización de América en la dirección de la expansión de la fe y de la protección de los indígenas. Isabel la Católica es la madre de Hispanoamérica y el codicilo de su testamento es la clave de bóveda de las Leyes de Indias, verdadero monumento jurídico de humanidad sin igual en la Historia del Derecho.

¿Cuáles fueron los principales hitos de la obra social de la Monarquía Católica en la América Española?

En primer lugar, como se acaba de señalar, las Leyes de Indias. En parte derivadas de ellas, también hay que destacar toda una serie de instituciones jurídicas, económico laborales y de previsión social, tales como la figura del Protector universal de indios (el primero, nombrado por el cardenal Cisneros, fue fray Bartolomé de las Casas), la Judicatura de Indios, las Audiencias, los obrajes o talleres industriales de los poblados indígenas, las cajas de comunidad, etc. En tercer lugar, la creación y el desarrollo de los hospitales. En cuarto lugar, toda la asistencia social y educativa llevada a cabo en las misiones; y dentro del campo educativo, es obligado resaltar la fundación de universidades en varias ciudades del Nuevo Mundo y la concesión de becas de estudios para indios, así como de diversos tipos de colegios, y la política de integración mixta de españoles e indígenas. En conjunto, todo el proceso del mestizaje étnico es el elemento más característico de la América española, dando como resultado lo que el pensador mexicano José Vasconcelos denominó “la raza cósmica”. La promoción de los matrimonios mixtos por Hernán Cortés en la conquista de la Nueva España apuntaba en esta línea.

¿Por qué fueron muy importantes las Leyes de Indias y su regulación laboral?

La promulgación y la codificación de las Leyes de Indias refleja la profunda conciencia cristiana y la preocupación constante de los reyes españoles para dotar al Nuevo Mundo de un orden justo y proteger a sus súbditos indios frente a los abusos de algunos de los súbditos llegados de la Península. Son además la expresión legal de los principios desarrollados por los grandes juristas españoles, sobre todo a partir del P. Francisco de Vitoria y la Escuela de Salamanca, que dieron origen al Derecho Internacional, entonces denominado “Derecho de Gentes”. El examen sobre la legitimidad de la conquista de América y la posibilidad de abandonar tal empresa, tal como se planteó en la “Controversia de Valladolid” y en otros debates, así como el monumento jurídico de las Leyes de Indias y las instituciones emanadas de ellas, son hechos que no encuentran parangón en ninguna otra potencia conquistadora y colonizadora en toda la Edad Moderna. España lo hizo por la profunda fe católica y la singular humanidad de los Austrias Mayores y por la comprensión tomista de los grandes pensadores de la Escuela de Salamanca. En cuanto al plano laboral, buena parte de las Leyes de Indias recogen limitaciones a los excesos cometidos en los primeros momentos de la conquista, de tal forma que se terminaron suprimiendo las encomiendas y se dieron normas destinadas a asegurar el descanso de los trabajadores, el número de horas de la jornada laboral, las edades para poder comenzar a trabajar en ciertos empleos, etc.

¿Qué nos puede decir de la asistencia hospitalaria y otras iniciativas benéficas?

Cuando los españoles fundaban una nueva población o se establecían en una más antigua de origen indio, los primeros edificios que establecían eran la iglesia y el hospital, abiertos tanto a españoles como a indígenas y mestizos. La atención a los enfermos era una pauta típica en la Edad Media de la Cristiandad europea y en España se había desarrollado mucho además por el Camino de Santiago y la asistencia a los peregrinos que iban a Compostela. Esta tradición se llevó también al Nuevo Mundo. Pronto llegaron asimismo los Hermanos de San Juan de Dios, Orden hospitalaria española por antonomasia, e incluso surgieron algunas nuevas en tierras americanas, como los betlemitas en Guatemala, de la mano de San Pedro de San José Betancur. Muchos de los hospitales más grandes de las principales poblaciones seguían modelos renacentistas iniciados bajo el reinado de Isabel y Fernando en la Península, con uno o varios patios que facilitaban la ventilación de las naves y que los enfermos pudieran salir a tomar el sol y reponerse con el aire puro.

¿Qué importancia tuvieron las “reducciones” jesuíticas?

Todas las misiones desarrolladas por los frailes españoles de diversas Órdenes religiosas (franciscanos, dominicos, agustinos, carmelitas, mercedarios, etc.) son dignas de elogio y admiración. Su dedicación fue absoluta tanto en el campo catequístico como en el de la promoción humana y social. Las caminatas que se dieron pasando por recorridos inhóspitos y peligrosos y los esfuerzos realizados bajo el riesgo de los ataques de algunas tribus aún sin convertir o de las enfermedades y las fiebres, sólo se explican desde su sincero e íntimo amor a Cristo Redentor y el consiguiente celo por la salvación eterna de todas las almas. Es decir, latía en ellos el auténtico afán misionero que los apóstoles recibieron del Espíritu Santo en Pentecostés. Aquellos frailes pusieron por escrito las lenguas indias y elaboraron sus primeras gramáticas y diccionarios, redactaron catecismos con una pedagogía muy innovadora, levantaron escuelas y universidades, hospitales y casas de acogida, puentes y caminos… Defendieron a los indígenas ante cualquier abuso y tuvieron la osadía de enfrentarse a personajes poderosos que incumplían las leyes dadas por los reyes de España. Pero, ciertamente, las “reducciones” jesuíticas entre los guaraníes han sido objeto de una atención especial, como lo refleja la película “La Misión” (con sus aciertos y desaciertos), porque los hijos de San Ignacio de Loyola trataron de aplicar en ellas un orden social lo más perfecto posible conforme a principios cristianos y de filósofos clásicos, de tal manera que fue como una plasmación de la utopía en la realidad.

¿Cómo abordó España el problema de la negritud esclava?

Así como es un error creer y difundir los tópicos disparatados de la “Leyenda negra”, también lo es sin duda caer en una “leyenda rosa” de la conquista e incorporación de América por España. El ser humano está herido por el pecado original y los españoles que fueron al Nuevo Mundo no estaban exentos de la inclinación al pecado. Si por una parte hubo grandes logros que no vislumbramos en los procesos de colonización desarrollados por otros países, también hubo defectos, errores y abusos. Y una de las mayores debilidades que podemos encontrar en el proceso de incorporación de América es la relativa a la población negra de origen africano para trabajar como mano de obra esclava. No obstante, también podemos encontrar en este campo muchas luces en medio de sombras. Isabel la Católica prohibió desde el primer momento que se esclavizase a los nuevos súbditos indios: primero a Colón y luego en el codicilo de su testamento; esto marcó un principio fundamental de cara al futuro de los indios. La Corona española prohibió a los españoles traficar con negros traídos de África para esclavizarlos; por eso y porque estaban más presentes en África, los comerciantes portugueses fueron durante muchos siglos quienes desarrollaron ese negocio inhumano. Sin embargo, la Corona española sí permitía a los españoles comprar y tener esclavos negros.

Así, una vez en América, la suerte de los esclavos negros podía variar mucho según la conciencia cristiana y la humanidad del dueño: desde el trato casi familiar hasta el maltrato, desde la concesión de la libertad hasta mantenerlos en malas condiciones en los peores trabajos. Por otra parte, hay que tener en consideración algunos elementos más: reyes españoles como Carlos I dieron algunas leyes para proteger la vida y la salud de los esclavos negros (por ejemplo, en las pesquerías de perlas de Venezuela) y el regente cardenal Cisneros, así como varios papas desde el siglo XV, condenaron el tráfico negrero. Bastantes misioneros españoles y portugueses clamaron valientemente por los derechos y la libertad de los negros y un San Pedro Claver quiso ser tenido como “esclavo de los esclavos” asistiéndoles humildemente en Cartagena de Indias. Como aspecto positivo hay que señalar además la incorporación de la negritud a todo el proceso de mestizaje del mundo hispanoamericano, siendo uno de los frutos más tempranos y hermosos San Martín de Porres, el simpático “fray Escoba”.

¿Qué importancia tiene la Hispanidad en las grandes áreas histórico-culturales de América?

Podemos distinguir tres o cuatro grandes áreas histórico-culturales en América en función de la colonización durante la Edad Moderna: la hispana o española; la lusa o portuguesa; la anglosajona; y la francesa. Las dos primeras poseen numerosos elementos comunes y pueden englobarse en una única área mayor: la ibérica o hispánica, Hispanoamérica. Además de ser la más extensa territorialmente, el rasgo principal de ella es la riqueza de la variedad étnica y el mestizaje, esa “raza cósmica” que decía Vasconcelos. Un mestizaje que también se da en gran medida en el plano cultural, como lo reflejan el arte, la música o escritores como el Inca Garcilaso de la Vega. La fe católica confiere una fuerte impronta a esta área como fruto de la evangelización llevada a cabo por los misioneros españoles y portugueses.

¿Por qué recalca que la denominación correcta es Hispanoamérica y no Latinoamérica?

El término Latinoamérica fue acuñado por la política cultural francesa en el siglo XIX, concretamente en la época de Napoléon III, con el objetivo de reducir el peso de la herencia hispano-portuguesa en América en favor de un incremento de la presencia francesa; eso sí, siempre frente al otro gran componente del continente, el anglosajón. Pero somos tan estúpidos, que en Hispanoamérica y en la propia España hemos asumido y hecho más frecuente ya el término Latinoamérica; y no digamos en los ámbitos eclesiales, que han contribuido mucho a difundirlo. Ciertamente, España y Portugal son hijas de Roma, al igual que Francia o Italia; pero la labor desarrollada por españoles y portugueses en América durante varios siglos ha dejado una impronta particular, especial, tal como venimos viendo y brevemente hemos dicho en la pregunta anterior. Por eso y también porque hasta el siglo XVII se concebía a Portugal como un reino en “las Españas” (así lo decía, entre otros muchos, Luis de Camões, el autor de la gran epopeya lusa), pensadores como el vasco español Ramiro de Maeztu, el portugués Antonio Sardinha o el chileno Jaime Eyzaguirre reclamaron emplear el término Hispanoamérica, incluso mejor que el de Iberoamérica, pues aquél es más rico, exacto y preciso histórica y filosóficamente que éste.

También dedica un importante apartado al marxismo, indigenismo y liberacionismo en Hispanoamérica, así como los populismos hispanoamericanos. ¿En qué medida estas ideologías son unas grandes lacras para la Hispanidad?

El verdadero drama de Hispanoamérica se produce a partir del proceso de independencia: los caudillismos, la inestabilidad política casi constante y la corrupción; las ideas liberales y la masonería que buscan jugar a crear estados y naciones y a desarraigar a los pueblos hispanoamericanos de su esencia católica, renegando del carácter hispánico para admirar el espejismo anglosajón o el francés; la pérdida de protección de los indígenas ante nuevos poderes criollos en los que brota un racismo despiadado; el hundimiento de la economía y la desaparición de los cuerpos sociales que protegían al trabajador; etc. A ello se une el creciente intervencionismo de los Estados Unidos, que aspira a extender su dominio político y económico sobre toda América, condicionando la vida interna de los nuevos estados y llegando a arrebatar parte de sus territorios, como en el caso de México (entre otros motivos, por la traición de Benito Juárez a su propio pueblo).

Las tremendas injusticias sociales que se van gestando desde los procesos de independencia conducirán a que las ideologías del odio que proclaman el dogma de la lucha de clases puedan desembarcar y acampar en Hispanoamérica: el marxismo y las nuevas vertientes posteriores nacidas de él, tales como el indigenismo y, en el campo de la teología, el liberacionismo. Hasta llegar a sus últimas expresiones en el Foro de São Paulo y su proyecto de ir extendiendo de nuevo el marxismo por las tierras americanas. En realidad, todos estos elementos que señalo son verdaderas lacras para el mundo hispánico, porque éste solo podrá ser fuerte desde la comprensión de sí mismo en su esencia mestiza de lo hispánico y lo indígena, fruto de la catolicidad. Querer comprender Hispanoamérica en clave de lucha, de odio y de búsqueda de una identidad ajena o de recuperación de un pasado indígena falsamente idealizado, sólo podrá hundirla más y más en la miseria y en la irrelevancia. En este sentido, la difusión de las sectas es un elemento más de dispersión y de desarraigo y actualmente es una de las mayores lacras.

¿Por qué termina hablando de la importancia de la Basílica de Esquipulas y de los monjes benedictinos, así como del patrocinio mariano de las naciones de Hispanoamérica?

Soy monje benedictino y he deseado resaltar la labor religiosa, social y cultural de mis hermanos de Esquipulas. Esta basílica es denominada “capital centroamericana de la fe”, lo cual revela una vez más la esencia profundamente católica de Hispanoamérica. Una Orden antiquísima como la de San Benito está presente así, no solo en los orígenes de la vieja Cristiandad europea, sino también en algunos de los focos principales de la Cristiandad americana. Personalmente he tenido relación de gran afecto con los monjes de Esquipulas. Asimismo, el patrocinio mariano de las naciones hispanoamericanas refleja ese carácter católico de las mismas y de todo el conjunto de Hispanoamérica. Y esto sucede desde los albores mismos de la evangelización, cuando la Santísima Virgen se apareció en el Tepeyac al indio San Juan Diego y le habló en náhuatl.

¿Por qué es clave reinstaurar el Reinado Social de Cristo en las Españas?

En realidad, lo es para todo el mundo. Pero es cierto que, teniendo en cuenta esa esencia católica de Hispanoamérica y la gran promesa del Sagrado Corazón de Jesús al Beato Bernardo de Hoyos en el siglo XVIII, así como las inspiraciones de la carmelita Santa Maravillas de Jesús y de la salesa mexicana M. María Angélica Álvarez Icaza, además del testimonio de fe ofrecido por el presidente ecuatoriano Gabriel García Moreno y los mártires y cristeros mexicanos que morían al grito de “¡Viva Cristo Rey!” recogiendo el espíritu de la encíclica Quas primas de Pío XI, resulta aún de mayor peso para las Españas. Que Cristo reine en las almas y en las sociedades es fundamental para la paz universal.

 

Por Javier Navascués

27 comentarios

  
Ugho
El gran drama como refiere, no empieza con la independencia… empieza (igual que para España) con la casta borbona…
09/03/22 9:31 AM
  
Pacomio
¡Gloria a la España Católica!
¡Eterna gratitud a sus SOLDADOS Y MISIONEROS que forjaron nuestra América!!
Damnació y desprecio a los ingratos, resentido y traidores.
VIRGEN DEL PILAR, ¡¡ Salva a TUS Españas!!
09/03/22 10:30 AM
  
jandro
«Somos tan estúpidos que en Hispanoamérica y en la propia España hemos asumido el término Latinoamérica»

No es estupidez, es traición, porque España está llena de traidores, que sumados a nuestros enemigos franceses e ingleses hacen una pinza destructora de la cultura hispana
09/03/22 10:47 AM
  
El gato con botas
Pasaron de pertenecer a un gran impero a la nada más absoluta; pasaron de andar libremente por todo un continente a llevar el pasaporte en la boca para todo. Contra los caballos de Troya es muy difícil combatir; primero lo puso en marcha la masonería contra España y su imperio y ahora contra la Iglesia Católica con infiltrados que sirven a otro señor y en los dos casos con gran éxito.
La única solución que se me ocurre es levantar el nivel cultural de la gente para que no se dejen engañar presentando en todo momento y lugar la batalla cultural desenmascarando sus crímenes. En la familia, en el bar, en el trabajo, en los lugares de ocio hay que presentar la batalla de las ideas sin descanso, que ya nos lo premiará Dios.
09/03/22 11:14 AM
  
Carlos Dueñas
Se destacan los logros españoles en América y se reconoce que hubo defectos, errores y abusos en nuestra conquista y colonización, pero no se abordan y analizan. La postura del P. Santiago Cantera salva la verdad sin entrar en ella. El cardenal Cisneros es una figura muy importante que no es bien conocida y que animo a Navascués a que le dedique una entrevista, si le parece.

“Latinoamérica”, siempre que se utilice para nombrar al conjunto del mundo americano de origen hispánico, portugués y francés no está mal; lo que debemos evitar es emplearlo para designar al mundo hispánico con objeto de invisibilizar, como se dice ahora, la acción española.
09/03/22 11:33 AM
  
c
@Ugho: No sé si el gran drama empieza con la « casta borbona », sino que se puede pensar también que empieza con el siglo de la Ilustración y con la potencia de los reinos y estados protestantes…
La historia resulta siempre muy complicada y con varias causas y efectos...
09/03/22 12:56 PM
  
Feri del Carpio Marek
"El término Latinoamérica fue acuñado por la política cultural francesa en el siglo XIX, concretamente en la época de Napoléon III, con el objetivo de reducir el peso de la herencia hispano-portuguesa en América en favor de un incremento de la presencia francesa"

A ver, D. Santiago, ¿cómo quiere que se le llame entonces? ¿Hispano-portuamerica? Porque Hispanoamerica se aplica para designar a los países americanos de habla española solamente, excluyendo a Brasil. Podría ser el término Iberoamerica, que de hecho se usa bastante.

Francamente, si el término Latinoamerica alguna vez tuvo un sesgo político, hoy no me parece que lo tenga, más bien es un término más unificador que el de Hispanoamerica desde el punto de vista católico.
09/03/22 1:25 PM
  
Milton
Cuando podremos adquirirlo en Estados Unidos
09/03/22 1:30 PM
  
SS
Es la infiltración , desde 1700
09/03/22 1:38 PM
  
Juan
Yo no sé en otras regiones de América ; pero en Argentina la descendencia italiana es casi tan grande como la española, y también hay bastante francesa.
Aunque también hay una variada corriente de ingleses, irlandeses, alemanes, polacos, judíos y una gran colectividad semita católica siria, libanesa, armenia.
Yo en mis antecesores tengo las tres ascendencias de paises latinos.

Para Argentina el término latinoamérica no es falso, tampoco disuena el de hispanoamérica.

El catolicismo no se agota en España.

09/03/22 2:40 PM
  
Santiago Cantera
Estimado D. Feri del Carpio: Le recomendaría leer de nuevo a fondo la entrevista y, sobre todo, leer el libro.
09/03/22 3:29 PM
  
Chico
La decadencia Hispana empieza como muy siempre acertadamente dice el P. Castellano, en el siglo de oro español, cuando la Fe católica empieza a declinar y baja sin parar y produce la descomposición de almas, de razones y de hechos. Siempre es lo mismo. La historia personal y nacional se cuece en las almas. O con Dios y la Igledia o contra ambos
09/03/22 3:34 PM
  
pedro de Madrid
Américo Vespucio no se creería que América llevase su nombre en femenino, sólo por dibujar un mapa en su habitación, mientras otros pasaron toda clase de calamidades
09/03/22 5:17 PM
  
Néstor
Por eso, parece que Brasil es una dificultad para "Hispanoamérica".

Saludos cordiales.
09/03/22 7:38 PM
  
Juan Mariner
En Estados Unidos, a un inmigrante italiano o francés no se le llama latinoamericano, y realmente lo es; y a los que vienen del Sur se les llama "hispanos". Hispanoamérica o Iberoamérica (incluida Andorra) son términos del todo correctos en mi opinión.
09/03/22 8:37 PM
  
Feri del Carpio Marek
Gracias por la gentil respuesta, D. Santiago. Reconozco que me puse a comentar sin haber leído con detenimiento todo lo que usted dice, le pido disculpas por ello. Me pareció muy interesante, compraré el libro por kindle.

No sabía que el reino de Portugal fuera considerado parte de las Españas. Sin embargo, no sé de ningún intelectual de habla portuguesa que hoy esté de acuerdo con los pensadores que usted cita, en reinvindicar el nombre de Hispanoamerica.

De hecho, soy boliviano, y viví muchos años en Brasil, y lamentablemente pude constatar que culturalmente los brasileños se consideran muy distanciados de España.

¿Cuán grande fue la influencia árabe en la formación de lo que consideramos hispanidad? ¿Marcó la cultura árabe también una influencia en el modo hispánico de vivir la fe católica? ¿Esta influencia se dio por igual en los reinos de Castilla y de Portugal?
09/03/22 8:52 PM
  
África Marteache
Chico: Yo no dataría la pérdida de la Fe en el Siglo de Oro, ese siglo dio grandes santos, porque no fue un siglo sino un periodo de tiempo mucho más largo.
09/03/22 9:55 PM
  
Martin
España fue grande mientras ostentamos la Fe, y la llevamos a todo rincón de la prueba

un gran imperio creció, para que pudiera llegar el mensaje del Buen Pastor gracias a buenas almas

Jesús se ofreció a fin de erradicar las costumbres paganas , asociadas a deidades asimilables a demonios por su soberbia, guerra y muerte

cuando nos falto humildad y grandeza espiritual, perdimos el poder por no ser merecedores

la Historia nos demuestra, que es un principio repetido, inexorable y consecuente
09/03/22 10:38 PM
  
Martin
que el Amor superlativo de Dios a sus criaturas, el sagrado Espíritu Santo, guie a las buenas almas y las otorgue valentía para luchar por la verdad y justicia

los hechos nobles, humildes y piadosos que hicieron algunos de nuestros mejores antepasados por el prójimo, se hayare donde se hayare, como lo fue, portar el nombre del Mesías por todo el mundo, sea respetado y admirado
09/03/22 11:00 PM
  
África Marteache
Si voy al título: "El verdadero drama de Hispanoamérica se produce a partir de la Independencia" no estoy totalmente de acuerdo, creo que empezó antes. Los franciscanos de California ya tenían problemas con los gobernadores españoles que eran ilustrados, se empezó a generar un ambiente distinto y una incomprensión entre las autoridades civiles, militares y las religiosas . Lo que ocurre es que con la Independencia se agravó mucho.
09/03/22 11:22 PM
  
África Marteache
Y hablo de las misiones californianas porque son tardías (1769-1833) y les tocó bregar con gobernadores españoles difíciles y después con las autoridades mexicanas. Para esa época las misiones no dependían directamente de la Corona sino de los gobernadores y eso les complicó la vida, pero, claro, no tiene nada que ver con el expolio que vino después cuando México se independizó. Teniendo en cuenta que en el S. XIX en España también hubo desamortizaciones no sé si fue la Independencia o el cambio de pensamiento que supuso la Revolución Francesa tanto en España como en América y sería hacer ucronía ponernos a pensar ahora si el drama se hubiera producido también aunque no se hubiesen independizado.
09/03/22 11:33 PM
  
Vivi
Por anunciar postulados como el título de este artículo me ha llevado a la condición de "paria" y mala persona por parte de la mayoría de la gente que me conoce. Soy del interior de la provincia de Buenos Aires, y hablar así sea un poquito a favor del imperio hispánico y la religión católica no es tolerado. Y eso que hasta hace poco casi la totalidad de los habitantes de la ciudad éramos descendientes de españoles o ,cómo en mi caso, de Sicilia, también reino hispano.
Aproveché lo que fue la conmemoración por el Día de la Mujer (otro asunto aparte) para decir en el grupo de compañeras de estudio que la mujer de la historia a la que admiro es la reina Isabel La Católica y para qué, me gane el odio del grupo, si hasta me sabotearon el teléfono celular. Así estamos.
10/03/22 12:14 AM
  
Gerardo S. I.
Yo soy de Mexico y ya tengo aprox. 5 años que me "abrieron" los ojos, y desde entonces SIEMPRE uso el termino HISPANOAMERICA, despues de descubrir el engaño de la leyenda negra contra nuestra Madre Patria; no pierdo las esperanzas de algun dia ir a visitarla.
10/03/22 12:53 AM
  
Jackino
Si consideramos que Portugal formaba parte de las Españas en el siglo XVI estaria justificado llamarlo Hispanoamerica.

Si consideramos darle mas importancia a la lengua estaria justificado llamarlo Iberoamerica porque abunda el español y el portugues.

Si consideramos a los inmigrantes franceses e italianos estaría justificado llamarlo Latinoamérica.

Si consideramos la geografia sería mejor llamarlo Norteamerica, Centroamerica y Sudamerica.

Todo depende del prisma con que se mire. Yo creo que Hispanoamérica deberia hacer referencia a los estados donde la lengua oficial sea el español.
10/03/22 12:29 PM
  
Santiago Cantera
Estimado D. Feri del Carpio: Muchas gracias por haber leído la entrevista con detalle y por sus comentarios. Efectivamente, la separación de Portugal respecto del resto de los reinos hispánicos en en el siglo XVII (se había incorporado a la unión dinástica bajo Felipe II en 1580) trajo también distanciamiento de Portugal con respecto al uso del nombre mismo de España. Anteriormente, cuando a los Reyes Católicos en alguna ocasión les habían denominado no "Reyes de España", el Rey de Portugal había protestado porque también los portugueses se consideraban parte de España (heredera de la Hispania romana y visigótica), y el Arzobispo de Braga en el siglo XVI seguía reivindicando para sí el título de Primado de España, como también antes las sedes episcopales de Toledo y Tarragona. Pero desde la separación en el siglo XVII, se produjo un distanciamiento respecto del concepto conjunto de España. En cuanto al Brasil, hay autores del iusnaturalismo clásico y católico como Ricardo Dip o José Pedro Galvão de Sousa que a día de hoy reivindican el concepto hispanista, como también unos años antes lo hiciera Arlindo Veiga dos Santos, líder del "Frente Negro Brasileiro". No obstante, en general se trata de ámbitos intelectuales, aunque éste último reunió un número notable de seguidores. Con relación a la herencia e influencias árabes, la verdad es que no son muchas. Las hay en el vocabulario y desde luego en el arte, pero a nivel étnico, del pensamiento y de la forma de vivir la religión, fueron muy escasas, debido a la impermeabilidad general del mundo islámico y a que los reyes españoles hubieron de decretar en ciertos momentos la expulsión de la población morisca como consecuencia de las revueltas protagonizadas por ésta. Por ejemplo, la pretendida herencia étnica y cultural árabe en Andalucía es un falso mito del andalucismo, ya que Alfonso X el Sabio procedió a la expulsión de los musulmanes de los territorios reconquistados por su padre Fernando III y por él mismo en el Valle del Guadalquivir y otras partes de Andalucía tras la revuelta de ellos.
10/03/22 9:44 PM
  
Feri del Carpio Marek
Estimado D. Santiago, muy interesante todo lo que comenta. Pensé que la influencia árabe era mayor, y que tenía mucho que ver con el estilo alegre y descontraído de Hispanoamerica (en el sentido que Ud. reinvindica), a diferencia de otras naciones latinas como Francia e Italia, donde suelen ser bastante más serios.

De hecho, a mi pago le llaman la tierra andaluz en Bolivia, porque, además de situarse al sur y aparentemente haber sido fundada por conquistadores y misioneros andaluces, se caracteriza porque su gente es muy alegre y ocurrente (ya sé que no soy un buen representante de ese aspecto). Por cierto, el río que pasa por mi ciudad, que riega los viñedos que producen el vino boliviano, se llama Guadalquivir.

Algo que lamento muchísimo es que hasta ahora no hayan llegado órdenes monásticas masculinas a Bolivia.
10/03/22 11:12 PM
  
Héctor Maccione
El proceso de la Independencia fue fogoneado por los Ingleses aprovechando la invasión napoleónica y los enfrentamientos dinásticos de los Borbones...quienes no supieron manejar la situación....sumando a todo esto los manejos de las logias masonicas.
11/03/22 3:46 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

8.03.22

El historiador Michael Alpert analiza su último libro Inquisición y criptojudaismo

Michael Alpert terminó la carrera de Lenguas en la Universidad de Cambridge, pasando a doctorarse en Historia en la de Reading. Ha publicado La reforma militar de Azaña (Siglo XXI de España Editores, 1982) y La guerra civil española en el mar (Siglo XXI de España Editores, 1987), además de una treintena de artículos sobre temas relacionados con la guerra civil, sobre todo en lo que se refiere a la política inglesa hacia aquel conflicto. Actualmente tiene en preparación una nueva Historia internacional de la guerra civil. Ha dado conferencias en Madrid, Salamanca, Alcalá de Henares, ramplona, Boston y Marsella, entre otras universidades. Ocupa el cargo de profesor de Historia Contemporánea de España en la Polytechnic of Central London.

En esta ocasión analiza su libro Inquisición y criptojudaismo.

¿Por qué decidió escribir un libro sobre la Inquisición y el criptojudaismo?

Porque es parte integral de la historia de España.

Antes de hablar de la Inquisición es fundamental ir a fuentes fidedignas, lejos de las mentiras de la leyenda negra.

Por supuesto. Todo lo que se lee en este libro viene fundamentado en los archivos de la Inquisición y otras fuentes históricas. Por otra parte, cito las fuentes. Ahora bien, al historiador le toca interpretar las fuentes que consulta.

Usted ha examinado minuciosamente las declaraciones de los reos y los testigos de los tribunales inquisitoriales de Toledo y Cuenca.

He leído con detenimiento algunas decenas de las declaraciones toledanas del siglo 18, archivadas en el Archivo Nacional, Sección de Inquisición, en Madrid, y otras que se conservan en el archivo diocesano de Cuenca, las cuales ofrecen abundante información sobre la vida criptojudía. La bibliografía es, por otra parte, muy amplia.

¿Cómo podríamos definir el criptojudaismo?

Es el judaísmo practicado en secreto, en la intimidad familiar y en la medida de sus posibilidades, por los descendientes de los conversos del siglo XV, digamos los que, de buena o de mala gana, aceptaron el bautizo cristiano, entre las masacres de las juderías de 1391 y los bautismos de todos aquellos judíos españoles quienes en 1492 no aceptaron el exilio, única alternativa al bautizo. Para la Inquisición, dado que los conversos habían sido bautizados, y puesto que en adelante, sus hijos y nietos etc. serian también bautizados, los que seguían practicando el judaísmo eran herejes.

¿Es exactamente lo mismo criptojudío que judaizante?

Sí, en la situación española, donde el que quería seguir practicando el judaísmo tenía que hacerlo en secreto (cripto quiere decir ‘secreto’.)

¿Por qué fueron tan perseguidos los judaizantes primeros cincuenta años del siglo XVIII y los que sufrieron el mayor rigor a manos del Santo Oficio?

No es totalmente claro el motivo de la marcada actividad de la Inquisición en la primera parte del S. 18, aunque la historia del Santo Oficio muestra que su energía varía según sus finanzas y el apoyo de la Corona. Vemos, sobre todo entre 1715, año cuando vuelve la paz después del final de la Guerra de Sucesión al trono de España, y aproximadamente 1735, que el apoyo real de Felipe V, junto con el nombramiento de Inquisidores Generales enérgicos, le da a la Inquisición una especie de inyección de fuerzas. En efecto, hay años en los que se montó un Auto de Fe cada mes en alguna de las ciudades que poseían un tribunal.

De hecho el judaizante era el único, con rarísimas excepciones, que sufría la muerte en la hoguera.

Efectivamente. La estadística enseña que hubo más personas castigadas por bigamia, blasfemar, negar doctrinas del cristianismo, homosexualidad, diferentes clases de brujería, que por judaizar, pero era el judaizante el que se arriesgaba a la muerte (si se negaba a confesar o si era un reincidente)

¿Dónde estaba el verdadero peligro de los judaizantes?

No lo sé, pero hay que comprender que en España, desde la época de los Reyes Católicos, el catolicismo constituía el aglutinante político de la nación. Podríamos preguntar también que por qué en la época franquista (hasta la Ley de Libertad Religiosa de 1967) era tan difícil ser protestante o siquiera católico no practicante). Hay que admitir que en Inglaterra también, los cristianos no fieles de la Iglesia de Inglaterra, carecían hasta 1829 de derechos civiles. Ahora bien, en Inglaterra no se investigaba, como hacía la Inquisición, las vidas íntimas de personas de poca monta y por consiguiente ningún peligro para el Estado.

¿Qué valor añadido da este libro a todo lo que se ha escrito del tema?

No sé si se ha escrito mucho en España para el lector corriente y no especializado en el tema, sobre todo para investigar los detalles de lo que constituía el judaísmo secreto y las vicisitudes hora por hora de las víctimas de la Inquisición. Fue un mundo secreto y relativamente poco conocido, aun en España. Tampoco creo que en España se sepa que el judaísmo español no solo se mantuvo en las tierras del exilio, sobre todo el Imperio Otomano, sino también en las zonas donde buscaron asilo hasta el mismo siglo XVIII los ‘refugiados’ de la Inquisición, especialmente Holanda e Inglaterra, donde todavía hay comunidades que se identifican por su descendencia de los judíos peninsulares.

Por Javier Navascués

19 comentarios

  
Lucas
Pues si el autor no sabe dónde estaba el verdadero peligro de los judaizantes, es que no comprende nada. No es extraño si no es español. Como hoy día da igual la religión de cada cual, ya no se entiende, pero el judaizante era sinónimo de subversión y/o traición, como podría serlo hoy un espía ruso en EEUU infiltrado al más alto nivel, aparte de que tenían el potencial para adulterar la Fe de aquellos sobre quienes tenían potestad. Por ejemplo, si un Obispo o teólogo era judaizante el peligro era evidente. Y si encima era re-procesaso por la Inquisición por reincidente tenía todas las papeletas para acabar de la peor manera.
08/03/22 11:09 AM
  
Lucas
"Ahora bien, en Inglaterra no se investigaba, como hacía la Inquisición, las vidas íntimas de personas de poca monta y por consiguiente ningún peligro para el Estado."

Bueno, lo que el autor quizás no sabe es que España se perdió a manos de los moros por la ayuda de judíos de mucha o poca monta, precisamente. Y que la revuelta morisca en el s. XVI que alcanzó proporciones pavorosas también fue debido a muchas personas de poca monta, y que los ataques más graves que España ha sufrido a lo largo de su historia, como varias guerras civiles en los siglos medios, han sido muchas veces ocasionados por personas de poca monta y credo diferente al Católico.
Quizás si estudia esos momentos y la intervención de esas personas entienda mejor el por qué de la alerta permanente con los criptojudios.
08/03/22 11:18 AM
  
Tamayo
También hay leyenda negra contra los judíos, los libelos de sangre con falsos niños martirizados y acusando a los judíos de todos los males de España.
Los judíos siempre fueron fieles a los reyes y sus banqueros personales.
La leyenda habla de que Isabel empeñó sus joyas para financiar el descubrimiento de América, pero la verdad histórica es que quien puso el dinero fue el banquero valenciano Luis de Santángel de familia judeoconversa, el cual insistió en que los reyes católicos le dieran una oportunidad a Colón después de que en un primer momento lo rechazaran.
La inquina contra los judíos venía del bajo clero, que manipulaba las pasiones del pueblo llano y provocaban matanzas como la gran degollina de 1391, un auténtico progrom en el que miles de judíos fueron asesinados u obligados a bautizarse.
08/03/22 12:41 PM
  
JUAN NADIE
Eso de que en Inglaterra no se investigaba la vida intima de las personas es la tipica falsedad británica por un complejo de superiodidad y snobismo.
En Inglaterra en cuanto Enrique VIII se separa de la Iglesia hay una persecución de católicos que duraría muchos años, con encarcelamientos y asesinatos masivos. Y muchos quedaron católicos en secreto y si les atrapaban podían ser asesinados y sus propiedades incautadas. Otra cosa es que los ingleses no lo registrasen puesto que no hacían juicios o procesos que pudieran considerarse un verdadero juicio ni siquiera para los estandares de la epoca.
En cualquier caso no sería el primer hispanista anglosajón que no se entera o que esta preso de topicos romanticos o simplemente fantasticos. Pio Moa en su libro Nueva Historia de España desmonta por completo a Raymond Carr con dos o tres preguntas.
08/03/22 12:48 PM
  
Lector
Tamayo:
Luis de Santángel fue el tesorero de la Santa Hermandad. El dinero que comprometió para financiar el viaje era de los españoles.
08/03/22 3:42 PM
  
Lector
Por cierto, hace doce años ya que servidor publicó en la misma editorial que Michael Alpert (Almuzara) una obra sobre idéntico tema: "Las razones de la Inquisición española". Sigo satisfecho con la refutación que hice entonces de las terribles pretensiones contra España del padre de Benjamin Netanyahu. Y sigo pensando que nunca mereció como hispanista el doctorado "honoris causa" con el que le aduló la Universidad de Valladolid.
08/03/22 3:58 PM
  
Carlos Dueñas
En Inglaterra el Acta de Tolerancia de 1689 permitía a los disidentes o inconformistas de la Iglesia Anglicana la libertad de culto en lugares públicos y tener maestros propios, aunque tenían prohibido ocupar cargos públicos y el acceso a la universidad. Los católicos y no trinitarios dejaron de ser perseguidos, pero quedaron excluidos de dicha ley de tolerancia y libertad religiosa. Los derechos religiosos en Inglaterra se fueron ampliando progresivamente para los católicos y no trinitarios y para los disidentes desde finales del siglo XVIII y durante el XIX en un largo proceso de reconocimiento de la libertad religiosa a todas las confesiones.
08/03/22 4:14 PM
  
Carlos Dueñas
Sobre la colaboración de los judíos con los musulmanes en la conquista de la Hispania visigoda, Sánchez Albornoz afirmó que aquellos fueron una “quinta columna” al servicio de los árabes, pero los estudios de Norman Ruth y Eliyahu Asthor han señalado la falta de solidez documental de este apoyo judío a los invasores musulmanes. Se cree que forma parte del mito del “judío traidor” que estuvo muy arraigado en España. Lo cierto es que los judíos también fueron discriminados en Al-Ándalus y tampoco gozaron de plenas libertades.

Además de colaboradores de los musulmanes, a los judíos se les ha acusado de colaborar con todos los enemigos de España, ingleses, franceses y turcos, además de con aquellos a los algunos tienen como enemigos, como comunistas y masones. El mito conspiranoico ha llegado hasta el siglo XX, y Franco, en 1975, poco antes de fallecer, seguia hablando de la “conspiración judeo-masónica-comunista internacional”.
08/03/22 5:00 PM
  
Lector
Carlos Dueñas:
Ni Norman Roth (no Ruth) ni el fallecido Ashtor habrían podido ni en diez vidas de marear la perdiz, deshacer la evidencia aplastante al respecto que se desprende de las fuentes primarias y de los archivos histórico-documentales españoles.
08/03/22 5:44 PM
  
Tamayo
Es que la "invasión árabe" realmente fue en el contexto de una guerra civil entre los visigodos.
Ellos fueron los auténticos responsables de la derrota de Rodrigo y de la fácil conquista musulmana.
Grosso modo Rodrigo fue un golpista que mató a Witiza (o simplemente ocupó el trono a las bravas y sin consenso de la nobleza cuando murió Witiza), y el sucesor legítimo Agila II se exilió en el noreste.
Y todavía había un tercer bando de partidarios de otro sucesor de Witiza.
Y los árabes fueron mercenarios llamados por los rivales de Rodrigo (aprovechandoque estaba ocupado luchando contra los vascones), que además fue traicionado por parte de sus tropas en la batalla del Guadalete.
Una vez muerto Rodrigo y penetrado los árabes en España, había tal caos y desorden en la nobleza visigoda que en un principio pensaban que controlarían a sus mercenarios, que al final estos vieron que podían hacerse dueños de la situación.
Y se quedaron ochocientos años.
El papel que pudieron jugar los judíos no lo sé, pero creo que se busca un chivo expiatorio para tapar las vergüenzas nacionales, de que hasta obispos como don Oppas apoyaron al principio a las tropas árabes por mero cálculo cortoplacista.
Es decir, que no tiene sentido culpar a los judíos de apoyar la conquista musulmana de España por odio al cristianismo, porque al principio nadie sospechaba ni tan siquiera los propios árabes que venían como conquistadores, sino que eran simples mercenarios que ayudarían a un partido a colocar al rey de su agrado.
Total: vascones rebeldes, guerras civiles y antisemitismo. La España de siempre.
08/03/22 6:43 PM
  
Cos
Tamayo
Total: vascones rebeldes, guerras civiles y antisemitismo. La España de siempre
-----------------------------
Menuda majadería. Lo único que hay de siempre son las chorradas progres.
Libelos de sangre, por cierto, hay por toda Europa. No es un fenómeno exclusivamente hispano. Pudiera ser que tuvieran origen en algo cierto. A los judíos se les acusó de abrir las puertas de Toledo. Pero son cosas que quizá entran mas en la leyenda que en la Historia.

------------------------
Carlos Dueñas
El mito conspiranoico ha llegado hasta el siglo XX, y Franco, en 1975, poco antes de fallecer, seguia hablando de la “conspiración judeo-masónica-comunista internacional”.
------------------------
La España de Franco salvó la vida de miles de judíos.
libertaddigital.com/cultura/historia/2022-02-28/miguel-platon-franco-moradiellos-arcadi-espada-y-el-holocausto-6870654/

Por cierto, los descendientes de los sefardíes empezaron a recibir la nacionalidad en tiempos de Primo de Rivera. Y no creo que nadie dude de las conspiraciones comunistas -la mayor parte del presupuesto de la KGB se ocupaba en campañas de ingeniería social en el extranjero- o masónicas.
08/03/22 7:39 PM
  
Cristián Yáñez Durán
El judaísmo tiene por fundamento el anticristianismo. Un anticristianismo rabioso.
El judaísmo es una secta talmúdico-cabalista, radicalmente incompatible con la cultura católica.
Es natural que siempre haya odiado y siga odiando todo aquello que huela a cultura cristiana occidental, máxime a España, que encarnó como nadie la ciudad católica.
Pretender defender a los judíos y judaizantes o negar la influencia que tuvieron en la invasión musulmana y el posterior intento de subvertir su cultura es deshonestidad o ignorancia.
El Santo Oficio de la Inquisición no sólo una de las glorias de España, sino de la civilización. La única organización que permitió conversiones y santos de la secta más refractaria que pueda haber. Los deicidas nunca se lo perdonarán.
08/03/22 9:15 PM
  
Luisfer
Cristián Yáñez Durán,
Cálmese, que se está viniendo arriba. Como siga con sus argumentos, contra los judíos, acaba justificando la Shoa.





08/03/22 11:15 PM
  
Claudio
Tamayo:

Rodrigo no mató a Witiza, y decir golpista es un anacronismo.
Los golpes de Estado todavía no existían. Además, que un monarca suplante a otro, no es golpe de Estado.

Nosotros, lamentablemente, nos dejamos avasallar por los judíos.
Aquí en la Argentina, por desgracia hay muchos, no permiten que se hable sobre ellos, a no ser, claro está, que cuando se los elogia.
Dentro de la Iglesia, en la actualidad, existen muchos criptojudíos, que son los que están socavando los simientos de la Iglesia.
Por eso, nos va como nos va.
08/03/22 11:50 PM
  
Jorge Cantu
Lo de la conspiración judeo-masónico-comunista sigue vigente. El error consiste en atribuir a todo el pueblo judío dicha conspiración, aunque en muchos, también del pueblo llano, el encono hacia Cristo y la Iglesia tiene clara simpatía. Algo similar al encono de los polacos hacia los judíos, a quienes no consideraban realmente polacos, lo cual derivó en una lamentable simpatía entre algunos católicos hacia la persecución de los nazis a los judíos. Sin embargo, lo más triste es la participación de muchos 'gentiles' ("tontos útiles", en palabras de Lenin) en las operaciones de esta conspiración a través de las logias y otros movimientos anticristianos y antihumanos (como los que promueven el aborto y el homosexualismo).

El pueblo judío, debido a la diáspora y a la auto-exaltación derivada de ser el pueblo elegido, siempre han mirado con desprecio a los 'goyim', y se consideran más 'ciudadanos del mundo' que ciudadanos de cualquier patria que no sea Israel. Los judíos que participaron en los movimientos comunistas y anticristianos en general lo justificaban por el hecho de haber sido segregados y oprimidos durante siglos en las naciones cristianas. Lo que no calcularon, o quizás sí (ya que el financiamiento de la 'revolución' bolchevique lo realizaron millonarios judíos americanos), es que dicha revolución se volvería también contra ellos. En los comienzos del comunismo y el anarquismo durante el siglo XIX el judaísmo religioso rechazaba el ateísmo de sus hermanos que participaban en estos movimientos, su propio repudio y menosprecio hacia los cristianos eran por motivos religiosos, no por la opresión política.

Además, los judíos, desde la edad media, a la par de sufrir persecuciones y expulsión de diversos países europeos, tenían la ventaja de estar presentes e intercomunicados en todas las naciones, lo cual brindaba a algunos de ellos, avispados prestamistas, a hacer negocios y sacar ventaja económica en base a la situación socio-política de cada nación. George Soros (entre otros) ha seguido esa 'tradición' en nuestros días.
11/03/22 6:53 PM
  
Jorge Cantu
"Todo lo que se lee en este libro viene fundamentado en los archivos de la Inquisición y otras fuentes históricas. Por otra parte, cito las fuentes. Ahora bien, al historiador le toca interpretar las fuentes que consulta."

Se han dicho tantas cosas diferentes y contradictorias en base a las 'fuentes originales' de tantos temas, empezando por los evangelios. El que es manipulador y sectario halla siempre la rendija y tiene la maña de sacar adelante sus prejuicios y opiniones en base a las mismas 'fuentes originales'.

Más aún que las 'fuentes originales', lo que requerimos es honestidad y amor a la Verdad.
11/03/22 6:59 PM
  
Jorge Cantu
El apellido Alpert es judío. Lo menciono porque él no dice serlo, y siendo un tema relacionado con este pueblo y que despierta pasiones, nos puede ayudar a contextualizar mejor sus opiniones.
11/03/22 7:07 PM
  
Jorge Cantu
Tamayo:

"También hay leyenda negra contra los judíos, los libelos de sangre con falsos niños martirizados y acusando a los judíos de todos los males de España."

Hace algunos años, un hijo o nieto del rabino Israel Zolli (gran rabino de Roma, converso al catolicismo en tiempos de Pío XII) hizo un estudio al respecto de estos casos en una universidad de Israel, descubrió que no eran la "leyenda negra" que se nos ha hecho creer, sino que hubo casos ciertos y bien documentados de ello. Como suele suceder, se emprendió una campaña de represión y censura hacia este autor y sus hallazgos, fue acusado de 'difamación' (sin pruebas) y fue finalmente acallado.
12/03/22 4:37 AM
  
Johan Groy
Madre mía, cuantísimo antisemitismo hay por estos comentarios. Que Dios los perdone
16/03/22 4:59 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.