29.03.24

VIERNES SANTO Mi Señor Crucificado. Meditación del P. Juan Manuel Rodríguez de la Rosa

Hoy, Viernes Santo, comparto con ustedes una meditación muy apropiada para meditar en el misterio de la crucifixión de Cristo.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

28.03.24

JUEVES SANTO Hoy día de la institución del sacerdocio meditemos en la soledad sacerdotal

La falta de VIDA INTERIOR lleva a la vida relajada, muelle y al final sucumbe en la molicie y la renuncia. La VIDA INTERIOR ha de ir siempre acompañada de VIDA DE PENITENCIA (mortificación interior y mortificación exterior). Si todo cristiano está llamado a ser penitente… cuanto mas el sacerdote: hombre de oración y hombre de penitencias por los pecados de los hombres. El sostén de la vida sacerdotal, el alma de todo apostolado es la ORACIÓN, la vida interior, que ha de ser cultivada constantemente.
 
Les invitamos a ver el vídeo del Padre Juan Manuel Rodríguez de la Rosa, que habla de la soledad sacerdotal, un problema que, desgracidamente, afecta a muchos seminaristas y sacerdotes. Un vídeo corto y sencillo, pero que puede ayudar a muchos sacerdotes que pasan una situación difícil. Les animamos a rezar por la santidad y perseverancia de los sacerdotes, especialmente por aquellos que pasan un momento de soledad y de tristeza.
 

8 comentarios

  
José Luis (OFS)
Reflexionando:

Nuestro Señor Jesucristo siempre nos facilita el camino para que comprendamos que la soledad no es oscuridad, cuando nos llenamos de Dios, no estamos solos cuando estamos con el Señor, en todo tiempo, esta soledad nos anima a la perseverancia con el Señor. No solamente para los sacerdotes, religiosos y religiosas, sino para los bautizados que no tienen esta vida como la tienen los piadosos sacerdotes, religiosas y religiosas. Un gran número de seglares que huyen del mundo para salvarse, no condenarse. Encuentran sus delicias en el Señor nuestro Dios, a ninguno nos abandona. El sentido de que uno caiga en preocupaciones, en una oscuridad, es terrible para quien no se haya encontrado con el Señor. Es el pecado, es la vanidad, los aplausos, la vanagloria, en algún momento, el alma puede sentir esos azotes de soledad, por no haber aceptado a Jesús. En el mundo que estaba tan ensimismado, se revuelve incluso para el mundano. El amor al mundo destroza también a los mundanos, y son muchos que como remedio han optado por suicidarse, porque estaba muy esclavizados en los asuntos terrenales, en los pecados más terribles y abominables, del que no querían romper.

Una soledad que empuja el miedo a la muerte, porque ahí está escondido, pecados no confesados.

Una persona puede sentirse a gusto, cuando puede estar rodeado de muchas personas que le aplauden, que le adulan, pero cuando están solos, se hunden, se angustian, los remordimientos de conciencia son necesarios para superar nuestras soledades, porque el Señor sigue llamando. No quiere dejar solo a sus criaturas, pero las criaturas han de despertar, volver en sí, y comprender al Señor, vaciándose de sí mismo, purificándose borrando sus vicios y pecados por medio de la confesión sacramental, dedicar todo el tiempo a la oración.

Hace muchos años, un religioso ermitaño me contó, que otra persona quería ser también ermitaño, pero no perseveró, y terminó suicidándose. Y es que nuestro enemigo infernal, es siempre un tramposo, siempre con malas intenciones.

La devoción a la Santísima Madre de Dios, nos ayuda, nos prepara para encontrarnos a Jesús nuestro Señor, tenerlo en nuestro corazón, y día y noche, no separarnos de Él.

Muchos ancianos sufren de soledad, les veo en la calle, pero cuando se encuentran con otros, parecen tranquilos, y si uno les ayuda a que recuerden a Jesús, la vida del Evangelio, llegan a blasfemar y burlarse. Ellos mismos provocan sus soledades por el rechazo a Dios, que en esos momentos les había llamado para permanecer con Él, y cuando estas personas ancianas, ya no tienen a sus compañeros para hablar de sus cosas, están demasiados decaídos, como amargados.
03/08/20 7:30 AM
  
Luis Piqué Muñoz
En efecto, qué gran y Trágica Soledad la del verdadero Sacerdote ¡cada vez más Escaso! ¡Ay! Espiritual, Orante, que busca la Salvación del Hombre, en medio de un piélago tenebroso y sucio de sacerdotes, Obispos y Cardenales confusos y Corruptos empeñados en la destrucción de la Iglesia ¡Ay! Y considero ¡siempre lo digo! que Su Santidad, el Papa Francisco ¡con su apasionado Amor a los Pobres y las últimas acertadas decisiones polémicas sobre Temas transcendentales que querían acabar con la Tradición, Doctrina y Magisterio de la Santa Madre Iglesia ¡Inspirado por el Espíritu Santo! puede ser un Santo ¡pero ¡Ay! los Santos también se Equivocan! ¡Viva el Papa! ¡Viva la Iglesia! ¡Viva Dios!
04/08/20 3:40 PM
  
Tulkas
Yo cada día encuentro más razones para rezar y sin duda los sacerdotes tienen que ser recordados siempre que oremos.
Pero no basta si no se ejercita con ellos la caridad porque los hay solos, enfermos, tristes, decepcionados, enredados en problemas serios y algunos sufren mucho.

Lamentablemente no se puede exigir a un cura diocesano vivir como un monje, que creo que es uno de los varios abusos que introdujo san Agustín. Yo, ateniéndome a la disciplina oriental lo tengo claro: mejor cura casado que abandonado y solo.
04/08/20 10:19 PM
  
José Luis (OFS)
El Espíritu Santo ya puso orden en eso, si en el tiempo de los Apóstoles, eran sacerdotes casados algunos, porque en ese momento los llamó el Señor. Ahora bien, Si una persona recibe primero la llamada del Señor para ser sacerdote, y no está casado, no debe hacerlo luego. Si se casa después de haberse hecho sacerdote, es mirar atrás en pos de sí, por tanto, no es digno de Cristo, no es apto para la vida eterna. Y esto nos lo enseña el Señor cuando leemos el Evangelio.

Hay sacerdotes mayores, algunos dicen: "si volviera a nacer sería sacerdote", y es que lo dejaron todo por amor a Cristo y por la salvación de las almas. El Papa Benedicto XVI, enseñaba que el sacerdote ya no se pertenece así mismo, sino a Dios y a la Iglesia Católica. Y solo ha de perseverar en este camino.

La soledad nunca lo es tanto, cuando el corazón se llena del amor de Dios.

Ha habido sacerdotes que se casaron, y no lo pasaron nada bien luego, querían un trabajo en el mundo, lo tuvieron, pero les duró poco, y las discusiones con la mujer que se había casado, hasta irse al extranjero, y en todo, ya no tenían a Dios, sino disgustos, remordimiento de conciencia, amarguras. Pues he leído casos, que ellos mismos han llegado a confesar, y que se arrepienten es verdad. Puede ser que para ganarse la simpatía del mundo, han llegado a hacerse publicidad en la televisión. Para nada. Porque sin Dios no hay verdadera felicidad interior.

Cuando realmente se tiene amor a los pobres, es desde Cristo Jesús, pero sería un falso amor a los pobres, cuando no se les educa conforme a la Fe en Cristo Jesús. Un falso amor a los pobres, hablar muy bien de ellos, que hay que ayudarles, pero en los alimentos materiales, dejando fuera la vida espiritual, y la preparación del alma para su salvación.

06/08/20 8:51 PM
  
Antonio p
Sobre la soledad del sacerdote y otras cuestiones . Como católico estoy harto de oír muchas cursilerías y tonterías en cuanto a temas doctrinales que no casan ni con cola con La Sagrada Biblia . Y muchas de ellas duchas por Sacerdotes incluso en Homilías argumentando que están en consonancia de la Sana doctrina de la Santa Madre Iglesia y además inspiradas por el Espíritu Santo . Pero quién se arroga el hablar en nombre del Espíritu Santo ? . Un cura que dice una cosa o el Papa que dice lo contrario ? .Efectivamente el cura puede sufrir soledad como también la sufre el feligrés despreciado por su parroquia o el anciano abandonado en su residencia . Los cristianos no tenemos la esclusiva del sufrimiento ni del bien ni del mal . se oyen algunas barbaridades dichas por algunas sectas Intra Católicas como que fuera de la Iglesia no hay Salvación . Esas bobadas dichas así pueden inducir a engaño a muchos creyentes . Cuidado con las tonterías en materia de fe y doctrina que decimos los cristianos por qué dentro de la Iglesia hay mucho hereje vestido de militante y piadoso que no se da cuenta ni el de que lo es ojo !
05/12/22 2:47 AM
  
Vladimir
Vivir en constante relación con la comunidad que les ha sido encomendada, puede ser para el Sacerdote un perfecto antídoto contra la soledad: a más entrega y generosidad, menos soledad.
Pero; ¿qué vemos hoy en día? Infinidad de sacerdotes, aislados, inaccesibles a todo aquel que los quiera buscar o que necesite de ellos. Su egoismo y distanciamiento los condena a la soledad.
28/03/24 3:40 PM
  
Marta de Jesús
Parece que el Maligno ha creado una resistencia difícil de vencer. Solo Dios puede ayudarnos. Personalmente estaría encantada de recibir en casa al párroco del pueblo de vez en cuando. Que viniera a comer, pej. Pero ni por parte de él ni por la nuestra ha surgido esta iniciativa. Recobrarla sería de gran ayuda para ellos. Pero también para nosotros. Los grupos eclesiales creo que han vivido su auge fruto del descenso de la vida parroquial. Somos comunitarios. Quienes hemos nacido y crecido en ambientes tan alejados e incluso contrarios a la Iglesia, estamos como atrapados en una inercia chunga. Dios nos permita romperla.
28/03/24 8:56 PM
  
Marta de Jesús
#Abusos de S.Agustín#. Ya nos contarán qué es eso porque suena fatal. Yo no enciendo la tv. Podria sonar a exceso de Marta. Pero es que estando las cosas como están, sinceramente para qué encenderla. Veo cosas de mi interés católico por internet y punto. Hace 40 años aún se podían ver cosillas. Ahora el neopaganismo es tan asfixiante que no hay quien encienda tv o radio, quien pueda ir a casi ningún sitio, tristemente ni a muchas parroquias. Quizá estemos cerca de un tiempo similar al de S.Agustín y entendamos sus supuestos "excesos".
28/03/24 11:46 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

27.03.24

José Plascencia, ex protestante: “Al descubrir la Eucaristía no pude negarla sin ir contra mi conciencia”

José Plascencia nació en Tijuana, México, esposo y padre de familia de dos hijas (Caridad y Gracia). Es converso del protestantismo, donde perteneció a la denominación bautista por 20 años, y en la cual se desempeñó como asistente de pastor, maestro y misionero hasta el año 2016 cuando junto con su familia entro a la Iglesia Católica mientras cursaba su maestría en la ciudad de Lousiville, Kentucky (EE.UU.).

Vive en Phoenix, Arizona donde se ha desempeñado en el departamento de Catequesis de la Catedral de Phoenix, Arizona. Es administrador junto con su esposa Sharon de un apostolado de Apologética y enseñanza en YouTube (La Fe de la Iglesia y El Oratorio).

Cursó una Licenciatura en Psicología por la universidad UNEA de México, cuenta con estudios teológicos de posgrado en el Southern Baptist Theological Seminary. Actualmente está cursando un diplomado en el Saint Paul Center, Emmaus Academy (Scott Hahn) y está llevando a cabo una maestría en Teología en el Augustine Institute en Denver Colorado.

¿Por que abandonó la fe católica de su infancia?

Mis padres trataron de inculcarme siempre la fe católica, aun recuerdo el gran impacto que tuvo en mí la catequesis para mi primera comuniónn, me había quedado claro que se trataba de algo sagrado y de hecho, tengo recuerdos muy entrañables del día que comulgué por vez primera y de mi Confirmación. Sin embargo, mis padres, debido a problemas personales dejaron de practicar la fe católica durante mi adolescencia y eventualmente pase a ser una especie de “católico nominal” viviendo una vida mundana.

¿Cómo entró en contacto con el protestantismo?

Durante mis años de adolescencia mis padres se habían separado y esto me afecto profundamente y entré en una etapa de rebeldía en la cual perdí todo interés los estudios y por la vida realmente. Con un estilo de vida de “fiestas y aventuras” por dentro me sentía vacío y miserable, creía en Dios pero quería “vivir la vida” y ser “libre”.

Uno de mis vecinos en la ciudad de Tijuana, México, que hacía unos años que se había hecho protestante al verme viviendo de manera licenciosa a menudo tomaba el tiempo para hablarme de Jesucristo y de mi necesidad de arrepentirme y entregarle mi vida. Comencé a acompañarle a las reuniones de su congregación por unos meses, pero decidí continuar en mi camino de rebelión juvenil.

Pero llegó un momento en el que sintió tanto vacío que quiso cambiar de vida…

Al paso de unos 3 años cuando contaba con 19 años de edad me encontraba exhausto de vivir sin Dios y sin un propósito para vivir, cuando hallándome en la soledad de mi hogar experimenté una gran contrición por mis pecados y una gran necesidad de implorar por el perdón de Dios. No sabía como hacerlo y lo único que se me ocurrió fue buscar a mi vecino protestante y ese día, sin proselitismos de su parte ni nada, él solo me escuchó y me dijo que Dios me escucharía si yo lo buscaba de todo corazón, lo cual hice inclinando mi cabeza y haciendo una oración suplicando a Dios me perdonara. No vi ángeles ni rayos caer del Cielo pero mi corazón parecía derretirse dentro de mí, de tal forma que a la mañana siguiente me sentía como una persona nueva, sentía una gran hambre por leer la Biblia y estar en oración. Todo esto sucede en mi hogar y sin asistir aún a ninguna parroquia ni templo protestante.

Al mes después de esta conversión mi amigo protestante me invitó a ir con él a su congregación bautista, en la cual me trataron muy bien y me dieron apoyo para no volver a las cosas mundanas. Sin hacer mucha investigación decidí quedarme allí a pesar de que no sabía como procesar la disyuntiva entre el catolicismo y el protestantismo.

¿Qué le hizo pensar de nuevo en el catolicismo e investigarlo en profundidad?

Después de haber estado viviendo un protestantismo muy activo por unos 15 años, por “accidente” en me encontré en YouTube con el testimonio de Eduardo Verastegui el cual me dejó confundido, ya que me habían inculcado que en el catolicismo “no hay conversiones”. No podía negar que su conversión había sido genuina, pero no podía aceptar que el catolicismo fuese verdad. Armado de un celo anticatólico decidí estudiar el catolicismo con la intención de volverme “experto” para así poder refutarlo con argumentos fundados.

Rápido comencé a descubrir que las cosas no eran como yo las imaginaba y por medio de los Padres de la Iglesia comienzo a descubrir la Sagrada Eucaristía de tal forma que ya no podía negarla sin ir contra mi conciencia, aunque aun tenía miles de objeciones sobre otros dogmas católicos. Fue un proceso bastante largo y doloroso, horas de estudio, de reflexión, de ver testimonios y debates. Yo no quería ser católico en absoluto, Incluso decidí atravesar el país para matricularme en un programa de Maestría en Divinidades con la esperanza de que mis profesores me iban a “rescatar” de la conversión al catolicismo.

Fue precisamente que siendo estudiante en ese seminario protestante en donde terminé de darme cuenta que no había escapatoria, ya que en todas mis clases de teología se comparaba todo con lo que los “romanos” (catolicos) creían en contraste con los protestantes. Llego el día en el que ya no pude seguir siendo protestante en una buena conciencia yfue prácticamente en contra de mi voluntad cuando tomé la decisión de abrazar la fe católica en el año 2016.

¿Cómo le recibieron en la Iglesia Católica?

La primera parroquia que visitamos nos recordó a nuestra antigua congregación bautista, se percibía un ambiente muy “protestantizado” y la verdad no nos gustó, ya que durante nuestro proceso de conversión habíamos aprendido sobre la Tradición Católica y eso era lo que queríamos. Una vez que mi familia y yo encontramos una parroquia más tradicional nos integramos y la gente nos trató muy bien. De hecho, descubrimos que no éramos los únicos que veníamos del protestantismo, ya que conocimos un grupo de familias ex protestantes, lo cual ayudó mucho, ya que podían entender nuestra situación. Mi esposa y yo estuvimos en una catequesis durante nueve meses y después recibimos los sacramentos de iniciación, y el sacramento del matrimonio.

¿Cuando empezó a contar su experiencia?

Al cabo de unos 2 años sentí la necesidad de compartir con otros mi experiencia de conversión y las cosas que había aprendido sobre la apologética de la fe católica y para ello comencé a grabar vídeos y a subirlos a YouTube. Al mismo tiempo me matricule en un programa de una Maestría en Teología en una universidad católica. El énfasis del canal ha sido muy apologético. Comencé enfocándome en los errores del protestantismo y más recientemente me he concentrado más en los errores del modernismo en el interior de la Iglesia. El nombre de mi canal de YouTube es La Fe de la Iglesia y el nombre del canal de mi esposa es El Oratorio, el cual esta más enfocado en las vidas de los santos y en la mística.

Por Javier Navascués

4 comentarios

  
Gerardo
Excelente, soy seguidor de él en su canal de youtube,muy recomendable
27/03/24 3:37 PM
  
Cos
También le sigo. Estupendo don José.
27/03/24 4:18 PM
  
Miriam de Argentina
Excelente el canal de José. Es un hombre que combina excelente doctrina, mucho conocimiento, humildad y valentía
27/03/24 10:08 PM
  
Angeles Wernicke
Como otros conversos, excelente católico, José Plasencia
29/03/24 1:46 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

26.03.24

Virtudes Aguilera habla de la reparación eucarística según la beata Alexandrina María Da Costa

Virtudes Aguilera Carrascosa. Casada, madre de 3 hijos varones. Vive en Valencia. Es enfermera y trabaja en el Hospital Clínico Universitario. Unida a Emaús desde sus comienzos en Valencia. Coordinadora del Apostolado de Reparación a Jesús Eucaristía del grupo de oración de la beata Alexandrina María Da Costa en Valencia.

¿Cómo nació su vocación de enfermera y qué supone para usted tratar con los enfermos?

Siempre sentí desde niña la necesidad de ayudar a los demás. Soñaba que me convertía en enfermera como en las películas, que llevaban una capa azul con una cruz roja y que pasaban sus días en hospitales salvando vidas, tendiendo una mano a los más necesitados. Aunque ahora ya no vestimos así.

¿Qué representó para ustedes poder tener adoración en la capilla del hospital?

Fue una alegría inmensa poder tener Exposición del Santísimo dos días semanales. Poder hacerle compañía al Señor ya es en sí todo un privilegio, pero además hacerlo en un lugar tan especial como es la capilla del Hospital, rodeados de enfermos, familiares, donde en ocasiones la vida pende de un fino hilo, donde la alegría y el sufrimiento conviven juntos, fue algo muy bonito para todos. Además la capilla está unida a la Facultad de Medicina y son muchos los jóvenes que se acercan también.

Una vez se vieron privados de la adoración, el Señor le manifestó lo sólo que se sentía en muchos sagrarios. ¿Cómo fue la experiencia?

Así es, durante un largo tiempo debido a cambios en la capellanía, el Santísimo fue retirado de la capilla, fue un duro golpe para todos los adoradores y personas que habitualmente pasaban por allí a estar con el Señor. Yo me había comprometido con Él y sentía que estaba faltando a mi compromiso, por lo que pasados unos meses comencé a quedarme en el mismo horario ante el Sagrario. El Señor no estaba en la custodia, pero sí en el tabernáculo.

Semana tras semana al salir de trabajar acudía a mi turno, sentía que el Señor me esperaba igualmente. Pero un día me embargó una gran tristeza. Primero pensaba que era lógico, antes la capilla estaba llena de gente y ahora apenas entraba alguien. Pensaba que era un sentimiento mío, pero poco a poco esa tristeza fue haciéndose mayor hasta oprimirme el pecho. Comprendí que ese sentimiento tan grande, no era mío, era la tristeza del Señor y provenía del Sagrario.

Semana tras semana al arrodillarme ante el Sagrario comencé a sentir en mi interior:

EL AMOR CON AMOR SE PAGA”

¡ HAZ UNA CRUZADA DE AMOR !

¡ LOCOS POR JESÚS EUCARISTÍA !

Sentía como el Señor me decía que estaba sólo, con la única compañía de la lamparita que había junto al Sagrario. Comencé a ver en mi interior Sagrarios completamente abandonados, algunos en iglesias grandes, muy doradas y ornamentadas, veía como caminaban las personas por su interior, pero el Señor me decía “ESTOY SÓLO” Nadie viene a verme, nadie se arrodilla ante mi presencia y no únicamente los laicos, tampoco los sacerdotes.

El Señor me pedía que hiciese un llamado, que invitase a las personas a hacerle compañía, a entrar en las Capillas, a hablarle, aunque solamente fuera un saludo, que les dijese que les ama tanto a todos…Veía carteles invitando a las personas a hacerle compañía en el Sagrario.

Yo pensaba que esto era una locura, no sabía qué hacer ni cómo hacerlo, soy enfermera, no diseñadora gráfica. Pero el Señor me mostró un sagrario muy abandonado, muy gris, lleno de polvo y telarañas, en algún lugar totalmente deshabitado y me hizo saber que alguien lo había dejado allí abandonado hacía muchísimo tiempo. En ese momento me derrumbé por completo y dije: “Señor, dime que quieres que haga, yo no sé cómo hacerlo, pon Tú las personas y los medios y yo haré lo que me pidas”.

Allí mismo le pedí al Señor sellar ese compromiso de amor entre Él y yo con una medalla. No se hizo esperar, en ese mismo momento vi en mi interior una medalla ovalada, plateada, con dos corazones en su interior y algo alrededor que no pude apreciar. Sentía que eran los corazones de Jesús y de María unidos al mío.

Tras dos años de búsqueda de la medalla sin éxito, en los cuales yo permanecía yendo al Sagrario sin saber que tenía que hacer para el Señor, nos consagramos dos amigas más y yo al Sagrado Corazón de Jesús en Madrid y cuál fue mi sorpresa al encontrarme allí con una persona que llevaba dicha medalla, tras la celebración fui a hablar con ella. Lo primero que le dije fue: imagino que llevará un compromiso, no lo conozco pero lo acepto, porque esa medalla me la ha regalado el Señor.

También le pedí verla de cerca, por una cara estaban los dos sagrados corazones, rodeados de una corona de espinas y una inscripción en latín: SAGRADOS CORAZONES DE JESÚS Y MARÍA, HONOR Y GLORIA.

Y en el reverso, una custodia con el Santísimo Sacramento, que rezaba: ADOREMOS AL ETERNO Y SANTÍSIMO SACRAMENTO.

La Medalla te la imponían tras una Consagración a Jesús Eucaristía.

¿Cómo empezó a cumplir aquello que el Señor le pedía?

Poco después comenzamos a realizar en Valencia, consagraciones a Jesús Eucaristía, junto con unas catequesis sobre la Eucaristía impartidas previamente por un sacerdote y que dieron como fruto un aumento de adoradores y de personas que comenzaron a acudir a la Santa Misa diariamente o más periódicamente.

Tras reabrirse las capillas después del covid se retomó la exposición de Santísimo en la capilla del hospital los jueves de 8 de la mañana hasta las 17:30 de la tarde. Es decir, tras la misa de 7:30h mañana y hasta la misa de 17:30h. Y estoy encargada de los turnos de adoración.

¿Qué supuso para usted conocer la espiritualidad de la beata Alexandrina María Da Costa?

Durante años tuve la sensación de que el Señor me iba mostrando cosas, era como si me regalase piezas de un puzzle, pero yo no sabía qué hacer con ellas.

Al consagrarme a Jesús Eucaristía e imponerme la Medalla, fue como si medio puzzle tomase forma, pero con la beata Alexandrina María Da Costa, el puzzle se formó por completo y todo adquirió un significado.

Destaca de esta santa su amor por la Eucaristía, incluso llegó a alimentarse durante años sólo de la Eucaristía.

Así es, Alexandrina vivió postrada, paralítica, en una cama durante 30 años por una lesión en la columna vertebral, tras sufrir una caída desde la ventana de su casa por salvaguardar su pureza del ataque de unos hombres. En ese tiempo se unió íntimamente con el Señor y la Madrecita, como ella llamaba cariñosamente a la Virgen. Todos los viernes recuperaba su movilidad, reviviendo la Pasión de Jesús, desde las 12 del mediodía a las 3 de la tarde

Una vez terminada la experiencia de la Pasión volvía a la cama quedando de nuevo completamente paralizada. Durante los últimos 13 años de vida se alimentó únicamente de la Eucaristía, sin beber una sola gota de agua y en anuria total.

El Señor le comunicó a Alexandrina: “Mostraré al mundo a través tuyo que Yo soy el único alimento que necesitan”.

¿Qué nos puede decir de la devoción de los Primeros Jueves de mes?

Es un pedido y promesa que el Señor hace a Alexandrina el 25 de Febrero 1949 en Balazar (Portugal)

Pidiendo ser amado, consolado y reparado en la Eucaristía. Reparando por todos los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con los cuales es ofendido por las ofensas a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, por todos los Sagrarios abandonados, por todas las personas que no creen, no adoran, no esperan y no aman al Señor, por todas las ofensas contra la Eucaristía, por la conversión de los pecadores y para que la humanidad regrese a Dios.

El Señor promete a quienes realicen durante 6 primeros Jueves de mes consecutivos: Una hora de Adoración ante el Santísimo Sacramento honrando Sus Santas Llagas, especialmente la de la espalda y reciban la Sagrada Eucaristía, en estado de gracia, con sincera humildad, fervor y amor, asistirles en el momento de su muerte junto con la Santísima Virgen y llevarlos al Cielo.

¿Cómo lo está difundiendo en Valencia?

Nos reunimos en la Parroquia de San Miguel y San Sebastián los primeros Jueves de cada mes, a las 17h, junto con el P. Juan Andrés Talens, llevando a efectos la reparación pedida por el Señor.

¿Qué aspecto de su espiritualidad puede ayudar al católico de hoy?

El propio lema de Alexandrina “AMAR, SUFRIR Y REPARAR” con la finalidad de dar Gloria a Dios y salvar almas.

Cada día son innumerables las cruces, sufrimientos o acontecimientos que se presentan en nuestras vidas y que podemos aprovechar para reparar y ayudar al Señor a salvar almas, pidiéndole como Alexandrina que nos conceda una sonrisa para llevarlas. Les aconsejo recitar esta oración:

Oración de Alexandrina

Oh Jesús, yo me uno en este momento en espíritu y desde este momento para siempre, a todas las hostias consagradas de la tierra en cada lugar donde habitáis sacramentado.

Quiero pasar todos los momentos de mi vida, de día y de noche, alegre o triste, procurando consolaros, amaros y glorificaros…

Oh Jesús, que no haya ningún sagrario del mundo, ni un lugar del mundo donde estéis sacramentado sin que, desde hoy y para siempre, esté yo allí para decir:

“Jesús, yo te amo. Jesús soy toda tuya, soy tu víctima, víctima de la Eucaristía, lamparita de vuestras prisiones de amor, centinela de vuestros Sagrarios"…

Por Javier Navascués

1 comentario

  
Esther
Deseo conocer a la beata Alejandrina y unirme a la Adoración al assmo. Gracias.
05/04/24 2:16 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

25.03.24

El P. Luis Emilio Pascual nos habla de Vidas con Luz, programa de testimonios que lleva 12 años en antena

Luis Emilio Pascual Molina. Sacerdote Diocesano. Licenciando en Ciencias Químicas, con especialidad en Bioquímica, por la Universidad de Murcia (1980) y especializado en Análisis Clínicos, por Universidad Complutense de Madrid (1982). Licenciando en Teología, con especialidad en Teología Dogmática, por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma (1995). Tras ocupar numerosos cargos en diferentes destinos en la actualidad es profesor y Capellán de la Universidad Católica “San Antonio” de Murcia (desde 1997) y Capellán Mayor de la Universidad Católica “San Antonio” de Murcia (desde 2000). Igualmente es docente en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia “San Dámaso”, en la Extensión de Murcia (desde 2000). Es a su vez Consiliario Diocesano de “Manos Unidas” (desde 2000), rector de la Iglesia de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Murcia y Capellán de la cofradía del mismo título (desde 2002). Por último es Consiliario Diocesano de la Hospitalidad Ntra. Sra. de Lourdes (desde 2013) y Capellán de las RR Esclavas de Cristo Rey de Guadalupe Murcia (desde 2021).

En esta entrevista dialogamos con él sobre su programa de televisión Vidas con Luz de Popular TV en la Región de Murcia, en el que lleva más de una década.

¿Cómo nace la idea del programa Vidas con Luz?

Nace al apreciar la necesidad que existe hoy en día de los testimonios de Fe. Hay mucho desconocimiento, pensando que la fe son teorías o ideas, y no una experiencia de un “encuentro” con Jesucristo vivo y resucitado. En la encíclica “Deus caritas est”, el Papa Benedicto XVI nos lo dijo bien claro: No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva” (DCE 1).

De ese encuentro surge una vida nueva, plena y diferente, que llama la atención, y sorprende. Ese es el origen de una verdadera “vida cristiana”.

¿Por qué ese título, destacando la luz como lo principal en cada persona? ¿A qué luz se refiere?

Decimos que es romántico estar los enamorados junto a un lago viendo en el agua el reflejo de la luz de la luna; pero ésta no tiene luz propia, refleja la luz del sol. Ésta era la idea: ver cómo una persona cualquiera, corriente, que podemos encontrar por nuestras plazas y calles, o es nuestro compañero de estudios o trabajo, tiene una luz especial, luz que no es suya, sino que su vida, sus palabras, sus actos, están “reflejando la luz de Dios”.

¿Cuánto tiempo se ha estado emitiendo en Popular TV de Murcia?

Comenzamos en octubre de 2012, con lo cual nos encontramos ya en la temporada 12, y llevamos 345 programas, 345 testimonios de luz.

El programa se emite todos los miércoles, excepto en periodo de vacaciones, a las 22 h. en Popular TV Región de Murcia, y tiene redifusión el jueves en la mañana y el domingo a mediodía. Desde el día siguiente de su emisión se puede encontrar en el canal de Youtube.

¿Cuál ha sido el balance de todos estos años?

Totalmente positivo y sorprendente. Comprobamos la enorme cantidad de gente que espera el programa cada semana, las muchísimas veces que se envía por grupos en las redes sociales, y cómo nos animan a continuar.

¿Quiénes han sido los protagonistas más relevantes en todo este tiempo?

No es un programa para entrevistar a “personalidades relevantes”, porque, en otro orden de cosas, no es un programa de “entrevistas”.

Ciertamente, ha podido venir algún invitado destacado de la sociedad o de la vida eclesial, pero no es la norma. La idea es que el espectador se vea reflejado en personas del “día a día”, para que entienda que su vida también puede reflejar la luz de Dios. Hemos traído a voluntarios de Cáritas, de Manos Unidas, de la Hospitalidad de Lourdes, a jóvenes que viven sus preocupaciones, estudio o trabajo en medio de un mundo secularizado, a personas mayores, incluso a niños, a profesores y científicos, a amas de casa, a catequistas y visitadores de enfermos, a adultos que viven su fe y espiritualidad en cualquiera de las muchas formas de espiritualidad de la Iglesia Católica, a misioneros, a periodistas, algún político, varios seminaristas en distintas fases de su formación, a religiosos y religiosas…, y a varios obispos (el diocesano, uno recién electo, o un obispo misionero).

¿Cuáles son los principales testimonios que recuerde sobre la repercusión del canal?

El de un joven que perdió la pierna en un accidente de moto, el de una joven que abandonó la droga, el de una religiosa de clausura (el único que no se grabó en el estudio), uno especial con cuatro niños para Navidad de hace unos años, el de la madre de un sacerdote fallecido en accidente, el de una fisioterapeuta y ahora estudiante de Psicología ciega por un accidente de tráfico en el que murió su hermano de 12 años, el de una madre de una familia numerosa “por adopción”…

Hay muchos muy significativos.

¿Cómo le ha ayudado a usted personal y espiritualmente hacer este programa?

En gran manera, porque descubro en cada programa la grandeza de Dios y cómo actúa en cada persona. No deja de sorprenderme en personas a las que desconocía, pero también en personas conocidas de las que descubro una riqueza interior, fruto del inmenso amor de Dios. Cada programa me lleva a bendecir a Dios por su acción continua en sus criaturas

¿Por qué es importante la pureza de intención en toda obra apostólica y más en los medios de comunicación?

Nuestra fe es difusiva, estamos llamados a ser evangelizadores, apóstoles, comunicadores de la Buena Noticia, de lo que Dios ha hecho y hace en nuestras vidas. Debemos ser “testigos de la fe”. Y esto es lo que hacemos.

¿Hasta cuándo piensa seguir?

Mientras los espectadores nos sigan reclamando el programa y la cadena lo vea conveniente mantener en parrilla. Los testimonios de fe son constantes y continuos y los podemos encontrar con solo abrir un poco los ojos, así que tener nuevos invitados no es un problema…

En este enlace pueden ver algunos de sus programas…

https://www.youtube.com/watch?v=1Ulzzp-Ohoc&list=PL8NqqSYZNcS47ZWjJ-eLZ8v3NOzCWHNgh

Por Javier Navascués

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.