InfoCatólica / Caballero del Pilar / Categoría: Entrevistas

26.10.22

María García, presidente del Observatorio para la Libertad Religiosa, analiza los datos de este año

Tras hacerse públicos los datos de este año dialogamos brevemente con María García, presidente del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia, que profundiza en los datos, valorando la tendencia y reflexionando sobre todo ello.

¿Cómo valora el informe sobre libertad religiosa en España de este año?

En 2021, de los 195 casos registrados, 146 fueron contra cristianos, 12 contra musulmanes y 7 contra judíos.

Los restantes 30 casos de ataques contra la libertad religiosa se corresponden con varias o todas las confesiones.

También hemos detectado en este informe una reciente “arma” -o excusa- de la que se han servido los poderes públicos este último año para atacar de manera sistemática a la libertad religiosa de este país, y concretamente la de los católicos.

Hablamos de la puesta en tela de juicio de las inmatriculaciones realizadas por la Iglesia católica entre 1998 y 2015, al amparo de la entonces vigente Ley Hipotecaria, según la cual, en aras de una seguridad jurídica, se pedía a la Iglesia católica que inscribiera sus propiedades en el Registro correspondiente, a pesar de disponer de las mismas desde antes siquiera que existieran los Registros públicos propiamente hablando.

A pesar de que el informe del Gobierno sobre las inmatriculaciones de la Iglesia, remitido al Congreso el pasado 16 de febrero de 2021, afirmara que en los casi 35.000 registros localizados no se encontró ni una sola irregularidad y que todos contaban con el “necesario título material”

¿Como valora que un año más la Iglesia Católica siga siendo el blanco de la mayoría de los ataques?

La cristianofobia se da porque la religión católica molesta para implantar una sociedad en la que la persona no importa, y mucho menos sus creencias y su vida espiritual.

Parece que un cristiano, por una parte, no puede manifestar sus creencias en la vida pública, pero tampoco puede opinar sobre ciertos temas.

Al final se va creando una espiral del silencio donde los cristianos, por miedo, no hablan, no ocupan su espacio en la vida pública.

Y esto les facilita el camino a todos los laicistas beligerantes, que quieren hacer pensar que son los únicos que pueden opinar y que todo el mundo piensa como ellos. Hacen creer que la religión es un mal que hay que hacer desaparecer.

Leer más... »

25.10.22

Fco. José Contreras: “El wokismo secuestra el noble idealismo juvenil y lo lleva en dirección equivocada"

Francisco José Contreras. Catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad de Sevilla. Diputado nacional (VOX). Autor de “La filosofía del Derecho en la historia", “Kant y la guerra", “Liberalismo, catolicismo y ley natural", “La fragilidad de la libertad” y otras obras. Editor de varios libros colectivos.

¿Por qué un libro contra el llamado Totalitarismo Blando?

Porque es un cáncer que puede destruir las sociedades occidentales.

De hecho, según leemos en la reseña, pudiera entenderse que usted, en cierta manera, acuñó el término. ¿A qué se refiere con precisión y que aspectos englobaría exactamente este tipo de totalitarismo?

No soy el acuñador del término, son ya varios los que han hablado de “soft totalitarianism” (por ejemplo, Rod Dreher en “Vivir sin mentiras”). Y se adelantó lúcidamente Benedicto XVI -entonces cardenal Ratzinger- en uno de sus libros-entrevista con Peter Seewald, “La sal de la tierra” (1997): “Está creciendo el peligro de una dictadura de la opinión, y los que no suscriben la visión común son marginados. […] Cualquier futura dictadura anticristiana sería probablemente más sutil que las dictaduras que hemos conocido en el pasado. Admitiría aparentemente la religión, pero sin que la religión pudiera intervenir ni en la forma de conducta ni en el modo de pensar”.

En la introducción del libro, me refiero al “totalitarismo blando” en estos términos: “Hay peligro de totalitarismo porque se va configurando una ideología oficial que es impuesta a la sociedad por numerosos canales: escuela, Universidad, medios de comunicación, plataformas de las Big Tech, publicidad y política de personal de las grandes empresas (“capitalismo woke”), cine, leyes ideológicas… Esa imposición no usa los medios brutales del totalitarismo del siglo XX: no se tortura al disidente, ni se le manda a Siberia. Pero sí se le “cancela”, se le invisibiliza, se le ridiculiza, se intenta destruir su reputación por medio de las consabidas etiquetas infamantes (“machista”, “racista”, “homófobo”…). O se le expulsa de su empleo o cargo público (y en este libro se alude a algunos casos resonantes)”.

La ideología oficial en cuestión incluye dos ingredientes principales: el “wokismo” (mezcla de feminismo, “antirracismo”, liberacionismo LGTB, antioccidentalismo, etc.) y el ecologismo radical, que últimamente ha asumido la forma del catastrofismo climático.

Al ser tan sutil, ¿es hasta cierto punto normal que muchas personas ni siquiera lo perciben como totalitarismo?

El bombardeo ideológico es tan ubicuo, que mucha gente llega a confundir las tesis woke y clima-catastrofistas simplemente con el sentido común. El adoctrinamiento en cuestión incluye también la idea de que sólo se puede discrepar de esas ideas “evidentes” si se es mala persona (machista, racista, etc.) o incluso se está enfermo (las “fobias” eran inicialmente enfermedades mentales, y el totalitarismo blando llama, por ejemplo, “homófobos” a quienes pongan la menor pega a la agenda del lobby LGTB y “xenófobos” a quienes piensen que la inmigración masiva no solucionará los problemas de Occidente, sino que los agravará).

Leer más... »

24.10.22

Trinidad Dufourq: “Espero que la peregrinación Nuestra Señora de la Cristiandad se difunda en toda América”

Trinidad Dufourq es traductora de francés por la Universidad de Buenos Aires y ha estudiado en la Université Sorbonne Nouvelle de París. Enseña francés en diversas instituciones de Buenos Aires, pero se ha dedicado sobre todo a la traducción de textos religiosos, teológicos y filosóficos. Ha colaborado en la traducción del libro “La Comunión en la mano” de Monseñor Juan Rodolfo Laise y traducido innumerables textos litúrgicos para varias publicaciones. Es también traductora del sitio web y del Correo de Paix Liturgique.

¿Qué supone para usted la participación en la peregrinación Ad Petri Sedem ?

En primer lugar, es una gran alegría peregrinar por segunda vez a Roma, a la tumba del apóstol San Pedro, para agradecer el motu proprio Summorum Pontificum de Benedicto XVI que devolvió el derecho de ciudadanía a la misa romana tradicional. Las solemnes vísperas pontificales presididas por el cardenal Matteo Maria Zuppi, arzobispo de Bolonia y presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, en la iglesia de Nuestra Señora de los Mártires, más conocida como el Panteón, y asistir a la misa en la basílica de San Pedro, son los dos puntos culminantes de esta peregrinación. Participar en estas celebraciones en el corazón de la Iglesia junto a tantas personas venidas de los cinco continentes reunidas por el amor a la liturgia romana tradicional es reconfortante y una experiencia única.

Y además es una de las ponentes de este año en el instituto patrístico Agustinianum, junto a destacados ponentes…¿siente la responsabilidad de hablar ante tan selecto auditorio?

Por supuesto, es un honor y una responsabilidad hablar en el VII Encuentro Pax Liturgica que se realizará el viernes, justo antes del comienzo de la peregrinación, en el que expondrán reconocidas figuras expertas en teología, filosofía y liturgia, o periodistas de vasta trayectoria. Mi presentación versará sobre algo más fáctico, y pienso que el público estará interesado en conocer cómo a partir de muy humildes inicios se puede ir creciendo.

¿Por qué ha elegido el tema la peregrinación de Nuestra Señora de la Cristiandad en el mundo hispánico?

Me pareció alentador presentar esta peregrinación, que nació de la iniciativa de un puñado de personas y que se ha ido desarrollando de manera increíble, tanto en Argentina como en España. En la mayoría de los países, y no sólo en el mundo hispano, el movimiento tradicional es muy pequeño y tal vez eso puede dar la impresión de que no vale la pena seguir adelante. En cambio, esta peregrinación es una prueba de que con fe y confianza en la gracia divina, cuando algo es bueno, da frutos, como la semilla de mostaza que llega a convertirse en un gran árbol.

Leer más... »

23.10.22

Cardenal Müller: «Benedicto XVI ha influido en mi pensar a través de San Agustín y San Buenaventura»

Con ocasión del Congreso sobre Joseph Ratzinger-Benedicto XVI, que tendrá lugar en la universidad San Pablo CEU de Madrid el 26 y el 27 de octubre tenemos la oportunidad de entrevistar brevemente al cardenal Gerhard Ludwig Müller, que fue hasta 2017 prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Nos habla de la importancia del Congreso y de la influencia de Benedicto XVI en su vida y en la teología de la Iglesia.

¿Qué supone para usted participar en el Congreso con motivo del 95 cumpleaños de Benedicto XVI?

Como editor de la Opera Omnia de Joseph Ratzinger/Benedicto XVI, es para mí un honor y un placer contribuir a este Congreso. Estamos agradecidos por todo lo que nos ha dado, especialmente por su teología, que permanecerá en la gran historia del pensamiento cristiano. Es un Doctor de la Iglesia para nuestro tiempo.

¿En qué medida considera que es un homenaje merecido y necesario, con ponentes de primer nivel en una ciudad como Madrid?

Madrid es un centro católico con teólogos y publicistas cualificados, famoso en todo el mundo de la Hispanidad, la cultura católica mundial de habla hispana.

El evento tiene lugar en España, un país que históricamente ha sido uno de los grandes defensores de la fe y que llevó el catolicismo a América.

Me siento en casa en el mundo español, en España y América Latina, desde el punto de vista teológico, eclesiástico y humanamente. He trabajado académicamente y pastoralmente (Perú, Brasil) en estos países durante muchos años. Sí, España puede estar orgullosa de sus aportaciones a la vida y al pensamiento católicos a escala de la Iglesia mundial. Pero ahora no debemos llorar porque el pasado se haya convertido en historia, sino mirar hacia adelante para llevar el Evangelio de Cristo al futuro. No hay alternativa a Cristo.

Él es el único Salvador del mundo. Esto es evidente cuando pensamos en los políticos e ideólogos, desde Pekín a Moscú, pasando por Bruselas y Washington, y en sus prisas por alcanzar el poder y el engaño impío con el que hunden al mundo en el desastre con sus campañas contra la vida a través de la guerra contra los nacidos y no nacidos. “¡Maldito el hombre que confía en el hombre! … ¡Bendito el hombre que confía en el Señor y en él tiene puesta su confianza!”. (Jer 17:5,7).

¿Cómo fue su relación con Benedicto XVI y hasta qué punto fue una referencia para usted?

Le conozco personalmente desde la época de mi disertación. Como estudiante, la “Introducción al cristianismo” me causó una profunda impresión y reforzó mi decisión de ser sacerdote y despertó mi pasión por la teología para siempre. Aunque mi naturaleza racional está más en línea con el estilo tomista, su influencia a través de Agustín y Buenaventura siempre ha sido una buena contrapartida para el pensamiento existencial para mí.

Leer más... »

21.10.22

El P. Ignacio Palacios analiza el Congreso sobre Benedicto XVI (CEU de Madrid el 26 y 27 de octubre)

Ignacio Palacios Blanco. Nacido en Madrid en 1971. Sacerdote. Licenciado en Filosofía por la Universidad Pontificia Regina Apostolorum de Roma. Bachiller en Teología por el Instituto de Estudios Teológicos San Ildefonso de Toledo. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Licenciado en Dirección y Administración de Empresas por la Institución Empresarial Europea de Madrid. Bachelor of Science in Business Administration por la Universidad de Gales en el Reino Unido. Master en Humanidades Clásicas en el Centro de Humanidades y Ciencias de Cheshire (Coneccticut) en los Estados Unidos.

Miembro del Círculo de Nuevos Estudiantes de Joseph Ratzinger/Benedicto XVI. Profesor de Filosofía en el Instituto de Estudios Teológicos San Ildefonso de Toledo desde 2012.

Es promotor del Congreso con motivo del 95 cumpleaños de Joseph Ratzinger-Benedicto XVI, que tendrá lugar en la universidad San Pablo CEU de Madrid el 26 y el 27 de octubre.

En colaboración con el CEU, los discípulos de Benedicto XVI, y la fundación Christiana Virtus han organizado un Congreso para celebrar en Madrid el 95 cumpleaños de Benedicto XVI. ¿Por qué han elegido esta fecha y cuál ha sido el motivo que les ha llevado a organizar el evento?

El 16 de Abril de 2022 Benedicto XVI cumplió 95 años de edad. Con este motivo se organizó un acto académico en la ciudad de Munich, para conmemorar tan grande efemérides. Se pensó por parte de diversas personalidades, de algunos colaboradores cercanos al Papa emérito, de los miembros de los círculos de estudiantes y estudiosos cercanos a Benedicto XVI, la conveniencia de promover otras celebraciones de dicha efemérides en diversos países. Se consideró importante promover un congreso en Madrid, por su gran influencia en todo el ámbito hispano.

El Congreso debía ser también muestra del agradecimiento, de España y de la propia ciudad de Madrid, a un Pontífice que tuvo numerosas pruebas de afecto y de cercanía hacia nuestra patria y hacia nuestra ciudad. Ciudad y nación que visitó en varias ocasiones, y en la que el Papa Benedicto XVI será recordado con gran afecto por la Jornada Mundial de la Juventud de 2011 en Madrid.

Se eligió la Universidad San Pablo CEU de Madrid por su reconocido prestigio como universidad católica, y en la realización de grandes congresos católicos. Las fechas de celebración del Congreso se acordaron con el CEU viendo el momento del año académico y cultural que más convenía para la celebración del mismo.

¿Qué supone para usted formar parte de la organización y de los ponentes?

Personalmente considero una dicha enorme y una gran responsabilidad para mí como sacerdote católico y español, poder promover un Congreso en honor de un gran Pontífice como Benedicto XVI, en la ciudad que es mi cuna y la capital de mi patria. Y un gozo inmenso el hacer posible que España y Madrid den un gracias enorme a uno de los Pontífices más grandes de la historia.

¿Qué vinculación ha tenido usted con Benedicto XVI?

En el año 2009 ingresé en el Nuevo Círculo de Estudiantes de Joseph Ratzinger/Benedicto XVI. Dicho círculo se ocupa de profundizar y promover el estudio y la divulgación de la teología del Pontífice emérito, que es uno de los grandes teólogos de la historia de la Iglesia.

Leer más... »