El respeto a la buena fama y al honor

Hoy en día y por diferentes medios vemos que se falta contra la buena fama y el honor de las personas. Por esta razón he decidido dedicar estas líneas a una breve reflexión sobre la fama y el honor.

Respetar la fama y el honor pertenece al orden de la justicia y consiste en no dar malos testimonios contra otras personas que lesionan o afectan su fama y en ocasiones sus intereses materiales.

La fama es la opinión buena o mala que se tiene comúnmente de una persona. Si su conducta es honrada, adquiere buena fama. Pero si públicamente tiene una conducta mala, adquiere mala fama, aunque en sentido estricto, la verdadera fama es la buena fama porque la mala fama por ser mala, ya no es fama.

De modo que el derecho a la buena fama es un derecho natural de las personas porque, en principio, nadie debe ser considerado como malo mientras no se demuestre que es malo. De aquí se sigue que la difamación de los demás es una falta contra la justicia que obliga por consiguiente a restituir.

En lo que se refiere al honor, este es el testimonio de la excelencia de alguien. Lo cual puede hacerse con palabras, con hechos o con cosas exteriores. Aquí cabe mencionar que los seres humanos necesitamos de los signos exteriores.

Con lo anterior podemos observar que la diferencia entre la fama y el honor es que la fama es la opinión pública de la excelencia de alguien, mientras el honor es el reconocimiento de esa excelencia con palabras, con hechos o con cosas exteriores.

Lamentablemente a la buena fama se puede faltar de diferentes formas:

  1. Con la difamación que consiste en manifestar los errores ocultos de una persona
  2. Con la murmuración que consiste en criticar los defectos públicos de una persona
  3. Con la calumnia que consiste en atribuir a alguien un mal que en realidad no ha cometido.

Estas tres faltas, a saber, la difamación, la murmuración y la calumnia, recaen sobre una persona ausente.

Por su parte, respecto al honor, se falta con la contumelia que consiste en la injuria lanzada contra alguien en su misma presencia.

Además es necesario añadir que a la fama de una persona ausente también se puede faltar con el pensamiento, cuando pensamos mal de la gente; con la sospecha temeraria cuando sin fundamento se duda de la conducta o de las intenciones de alguien; o con el juicio temerario que consiste en asegurar –sin tener suficiente fundamento sobre algo malo o sobre las malas intenciones de alguien.

De todas estas faltas contra la buena fama y el honor de las personas, la peor es la calumnia porque se piensa y hasta se comenta algo malo de una persona cuando en realidad la persona no cometió ese mal y por lo tanto, es inocente.

La difamación, la murmuración, la calumnia, la contumelia, la injuria, la sospecha temeraria y el juicio temerario son faltas contra la justicia que atentan contra la buena fama y el honor al que tenemos derecho todas las personas y por lo mismo todas exigen en justicia, la restitución. Y estas pueden ser más o menos graves dependiendo del crimen divulgado o del daño que se cause a la persona y también dependiendo de sus causas que pueden ser el odio, la envidia, el espíritu de venganza, etc.

Por todo lo anterior debemos estar atentos a evitar pensar o hablar mal de las personas, antes bien debemos cuidar siempre su honor y su buena fama. Debemos pensar y hablar siempre bien de los demás y evitar hablar mal sin causa justificada y sin hacerlo únicamente con la autoridad competente, es decir, a la que compete decir esa cosa mala.

[email protected]

10 comentarios

  
María de los Ángeles
¡Excelente post!.
Muchas gracias por colocarlo.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Muchas gracias y saludos María de los Ángeles.
Manuel Ocampo Ponce.
28/05/15 11:22 PM
  
Lupe
Excelente artículo, recordé lo que una vez mi hermana me dijo: a ti que te importa la vida privada de la gente, cuando nos vayamos de este mundo dios nuestro Señor nos preguntara por las cosa buenas o malas que hayamos hecho en esta vida,no por lo que hicieron otras personas

------------------------------------------------------------------------------------------------

Muchas gracias y saludos:
Manuel Ocampo Ponce.
31/05/15 5:04 PM
  
Argoga
Iluminador articulo, muchas graciasEL SEÑOR te siga iluminando



------------------------------------------------------------------------------------------------

Muchas gracias.
Saludos fraternos.
Manuel Ocampo Ponce
03/06/15 8:35 PM
  
JOPP
Buen artículo,
Es una buena reflexión de lo que las personas hacen comúnmente cuando hablan de su prójimo, ya que en la mayoría de los casos no se habla de su buena fama, sino de las cosas que hacen mal, que muchas veces o la mayoría no nos constan y podemos afectarlas de manera negativa. Como dirían mis padres, si al momento de hablar no no haz de agradar, es mejor callar.
23/01/18 5:40 PM
  
David Castellanos
Es importante considerar las consecuencias que nuestros actos pueden tener en otras personas y en nosotros mismos. La buena fama no es sólo un cliché social, es una forma de honorabilidad que genera confianza ante nuestras relaciones humanas.

Excelente post
23/01/18 5:41 PM
  
Diego Centeno
En mi opinión, cada persona es libre de pensar lo que quiere, pero a veces las personas se meten en cosas que no les incumbe y esto hace la mala difamación que pueden afectar a las personas en su vida y esto desde mi punto de vista esta mal.
23/01/18 5:41 PM
  
Camila Maryel
Estoy súper deacuerdo con el post.
Aveces hablamos sin pensar lo que podemos llegar a afectar a otras personas. Creo que necesitamos hacer conciencia de lo que decimos y más cuando no nos consta.
23/01/18 5:42 PM
  
KSBA
Muchas veces las personas actúan en contra de las demás personas por odio o venganza y pues nadie tiene que hablar más de las demás personas porque ante todo poseemos diganidad y estos actos pueden ser muy degradantes y pueden afectar la integridad de las personas.
23/01/18 5:42 PM
  
Rodrigo González
Personalmente, creo que lo que se habla en el articulo es correcto debido a que si alguien tiene buena fama u honor es porque se lo ha ganado y no creo que se algo justo quitarle el crédito con difamaciones, calumnias, etcétera.
23/01/18 5:42 PM
  
Fernando Cervera
Pienso que este articulo tiene mucha razón ya que la buena fama y el honor son muy importantes en la vida en sociedad. Además consideró que el dañar la fama de alguien es algo muy grave ya que lo pueden afectar en su vida personal e incluso profesional por cosas que ni siquiera cometió.
23/01/18 5:55 PM

Esta publicación tiene 13 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.