InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Serie Venerable Marta Robin

20.01.20

Venerable Marta Robin – Esto es verdadera esperanza

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

  

Esto es verdadera esperanza

 

“El dolor sólo tiene un tiempo corto, la felicidad tendrá la bienaventurada eternidad.” (Diario íntimo, 12 de enero de 1930)

 

No podemos negar que la Venerable Marta Robin confía de todas las formas posibles en la bondad maravillosa de nuestro Padre Dios, Todopoderoso y Creador nuestro.

Esto lo decimos porque, evidentemente, en cuanto a lo que es nuestra existencia y, sobre todo, en lo que ha de ser nuestro destino final… en fin, que hay una diferencia más que notable entre una cosa y la otra.

Podemos decir, según podemos ver en este corto texto del Diario íntimo de nuestra hermana en la fe católica, que sí, que hay dos realidades que nos son comunes o, mejor, una nos es común con toda seguridad pero la otra, la otra… como se podría decir, según y cómo.

Sobre la primera de ellas, no hay duda alguna y aquí lo escribimos semana tras semana. Y es que la realidad es así de tozuda y las cosas con como son: sufrimos.

Nuestro sufrimiento es, para cada uno de nosotros, grave y más que grave. Y es que sólo uno mismo es capaz de darse cuenta de lo que pudiera afectarle las circunstancias sufrientes por las que pasa en la vida, a lo largo de su existencia en este valle de lágrimas. Y, en efecto, esto es un valle de lágrimas… aunque también de sonrisas, podríamos decir.

Leer más... »

13.01.20

Serie Venerable Marta Robin – Sólo Cristo, sólo Dios

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

  

Sólo Cristo, sólo Dios

 

“Jesús sólo, el amigo verdadero, el amigo querido, el bien amado, puede sostenernos eficazmente en todas nuestras penas y dificultades.” (Cuaderno íntimo, 12 de enero de 1930)

 

En ese texto de la Venerable Marta Robin hay un qué, unas circunstancias. Pero también hay un cómo y, sobre todo, hay un Quién. Y todo muestra, primero, que se sabe lo que se cree y, luego, que en verdad se cree.

 

Qué y sus circunstancias

 

Es bien cierto que, a lo largo de nuestra vida, pasamos por buenos momentos pero también lo es que pasamos por malos, muy malos y más allá de malos. Ciertamente, la existencia de un ser humano pasa por lo que llamamos valle de lágrimas porque, en efecto, lo es.

La Venerable Marta Robin, que de eso tuvo mucho en sus años de vida sabe más que bien y por experiencia propia que sí, que tenemos penas y que pasamos por dificultades y que son, por decirlo así, el pan nuestro de cada día. Por eso pone sobre la mesa la verdad de las cosas sin malabarismos espirituales ni delicadezas que sobran en este caso.

Leer más... »

30.12.19

Venerable Marta Robin – Gracias, Cristo, por esto

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

  

Gracias, Cristo, por esto

 

“Todos nuestros dolores, Jesús los comparte. Todas nuestras cruces, las quiere hacer florecer.” (Diario íntimo, 12 de enero de 1930)

 

Nosotros, aquí, hablamos de aquello que sucedió, según consta en su Diario íntimo, a la Venerable Marta Robin, camino nuestra hermana en la fe, de los altares de la Iglesia católica. Y es, por tanto, como un traer al hoy aquello que le sucedió en vida y que dejó escrito en el Diario citado arriba.

Cualquiera podría decir que sí, que eso es así y que, entonces, se trata de “cosas suyas” como si eso nada influenciara en nadie más.

Sin embargo, bien sabemos (por fe y por la realidad de las cosas del alma y del espíritu) que eso ni puede ser sí ni, es más, es así.

Nosotros sabemos que cuando hay personas que, por su especial fama de santidad (caso de Marta Robin), nos dicen algo debemos tenerlo muy en cuenta porque son creyentes tan especiales que los consideramos, por eso mismo, especiales. Y tal es el caso de la Venerable Marta Robin.

Pues bien, lo que nos dice hoy nuestra hermana en la fe, como fácilmente podemos ver, no son muchas ni demasiadas palabras sino, al contrario, poco más de diez. Sin embargo, contienen muchas verdades y son, por decirlo así una verdad más que cierta y profunda.

Nosotros sufrimos. Y decir esto no supone descubrir América ni nada por el estilo. Y es que cierto y verdad que sufrimos por muchas cosas que nos pasan en la vida e, incluso, por lo que no nos pasa pero querríamos que nos pasara.

Leer más... »

23.12.19

Venerable Marta Robin – Gracias, Dios, por esto

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

  

Gracias, Dios, por esto

 

“Dios es Bueno. Dios es Padre. Dios nos ama. Dios compadece y suaviza todos nuestros sufrimientos. Si le dejamos hacer sabrá remplazar, y remplazar al céntuplo, todo lo que hayamos perdido, todo lo que ha querido tomar, por bienes inmensamente mejores.” (Cuaderno íntimo, 12 de enero de 1930)

 

Es bien cierto que Dios, que es nuestro Creador y es, por tanto, quien más nos protege, ha de querer lo mejor para su descendencia.

La Venerable Marta Robin nos dice que, en efecto, eso es así. Y lo dice con toda efusión, para que nadie se equivoque, para que nadie se lleve a engaño y, por fin, para que nadie pueda decir que eso es falso.

Lo que nos dice nuestra hermana en la fe es que Dios, 

Es bueno, 

Es Padre,

Nos ama,

Nos compadece y,

Suaviza nuestros sufrimientos.

Leer más... »

16.12.19

Venerable Marta Robin – Providencia de Dios

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

  

Providencia de Dios

 

“En la historia de las almas no hay hechos al azar, sólo hay grandes diseños de una Providencia; lo que es imprevisto para nosotros siempre ha sido previsto por Dios.” (Diario íntimo, 12 de enero de 1930)

 

Esto que hoy hemos traído aquí de las palabras dejadas dichas por la Venerable Marta Robin en su Diario íntimo es, seguramente, lo que más apunta a una fe arraigada en el corazón. Y es que nos habla de confianza en Dios.

Al respecto de lo que nos dice, de la santa Providencia de Dios, no podemos negar que no siempre aceptamos la misma y que, incluso, podemos no llegar a creer que sea posible una intervención tal del Todopoderoso. Y esto lo pensamos porque, en el fondo, a lo mejor no creemos que Dios sea, eso, Todopoderoso y que Quien todo lo ha creado, todo sea capaz de proveer…

Ciertamente, muchas cosas que nos pasan no sabemos ni las razones por las que nos pasan ni, sobre todo, si hay alguien o Alguien detrás de ellas. Y las soportamos, exactamente, porque nos vienen, porque las circunstancias están así y no podemos hacer otra cosa.

Todo esto, como decimos, tiene que ver mucho con la fe que tenemos.

La fe que tenemos, la nuestra, la católica, tiene una serie de, digamos, principios que deben ser respetados. Y es que si no los aceptamos lo que pasa, por decirlo pronto y para que se entienda, es que no somos católicos. Podemos ser otra cosa pero católicos no.

Leer más... »