Venerable Marta Robin – Así es Dios

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

   

Así es Dios

“Hay en Dios tanto amor, tanta bondad, tanta caridad con la suficiente fuerza como para mantener plenamente, superabundantemente todas las necesidades humanas.” (Diario íntimo, 22 de enero de 1930)

 

Sí, nosotros sabemos que Dios es Todopoderoso. De hecho así lo llamamos, Todopoderoso, para indicar que, en efecto, tiene todo el poder. Y no nos equivocamos en nada ni exageramos tampoco como sostenemos, como creyentes o, simplemente (en caso de no serlo) como personas con sentido común.

Ese principio básico, esencial y de raíz, de nuestra fe católica, lo sostiene la Venerable Marta Robin cada vez que escribe algo. Y es que ella, por su especial cercanía con su Creador, puede decir lo que dice y, simplemente, lo dice. Y a nosotros nos viene la mar de bien que creyentes como Marta nos digan las cosas de forma que las podemos aprender y las llevemos a nuestro corazón para que, desde él, al mundo salga nuestra forma de ser con tan contenido.

Pues bien, eso de que Dios es Todopoderoso a lo mejor se puede entender (antiguas, muy antiguas concepciones así lo entendían) como que sus ejércitos van a arrasar el mundo increyente y lo van a transformar en uno que tenga a bien aceptarlo como el Único Dios existente, Padre de todo lo existente y, en fin, mantenedor ahora mismo de todo lo existente.

Pues no, las cosas, en materia de fe no son ni pueden ser así.

Es cierto, como decimos, que el poder de Dios es ilimitado. Pero nuestra Venerable hermana va por otro camino que es, exactamente, el mismo que siguió Jesucristo cuando fue enviado al mundo. Y no se trata, como muchos creían y querían, el de la espada en mano y la sangre en el suelo de los enemigos de Dios. No. Ni era así ni podía ser así.

Dios, como hiciera Jesucristo (era lógico porque son Uno) iban por otro camino que no siempre era bien entendido entonces y, a lo mejor, tampoco ahora.

Digamos, ya, que lo que quiere Dios (y de así sus potencias) tiene poco que ver con la ira, el odio o hacer mal las cosas. Es, claro, otra cosa que es lo que nos dice Marta Robin.

Lo que Dios quiere es lo atesora su corazón que, en esencia, es el Amor, así, con mayúscula. Y de eso se deriva el resto porque, en lógica coherencia, ha de ser así.

Bondad, caridad, Amor. Eso nos dice la Venerable Marta Robin que hay en Dios.

Que hay Bondad en Dios es algo que podemos constatar todos los días: nos ha creado… y basta con eso.

Que hay Caridad en Dios lo determina su ser y su estar con nosotros, sus hijos. Cada día.

Que hay Amor en Dios (en otro sentido al de Caridad) lo muestra que es Padre y, por tanto, nos quiere cabe sí.

En realidad, todo esto ya lo sabemos. Lo que pasa es que muchas veces diera la impresión de que no comprendemos que supone que Dios nos ame, esté a nuestro lado y siempre nos acompañe. Y, por eso, muchas otras veces le damos de lado o lo escondemos debajo de cualquier celemín, no vaya a ser que digan de nosotros que tenemos a bien agradecer, a Quien todo nos lo ha dado, todo lo que nos ha dado.

Y a eso bien lo podemos llamar conveniencia pero es, sobre todo, tibieza y, siendo Dios como es… en fin… qué podemos decir en nuestro favor.

Y aquí lo dejamos, no vaya a ser que destapemos nuestros más terribles fallos espirituales…

     

Eleuterio Fernández Guzmán

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

La Venerable Marta Robin es buen ejemplo de lo que se puede llegar a ser: hija de Dios.

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.   

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.