27.05.20

Prefiero el Paraíso

 

Siempre he sido un tanto misántropo. Tal vez por haber sido hijo único y haber crecido solo, nunca fui muy sociable. Más bien he sido huraño toda mi vida. Me atrae la soledad.

Siempre he aborrecido las injusticias. Siempre detesté el mal, la hipocresía, la falsedad, la violencia injustificada. Y siempre me sentí viviendo en una sociedad hostil, falsa, violenta y mentirosa. Desde pequeño he aprendido a despreciar la mentira y la traición.

El Señor nunca me dejó de su mano y me enseñó alguna que otra cosa. Me enseñó que hemos sido creado por Dios y para Dios: ¡Hemos sido creados para ser felices! Aprendí que Dios es Caridad, es Bondad, es Belleza, es Verdad. Dios es la felicidad plena a la que todos aspiramos; la felicidad que añoramos en este valle de lágrimas; la felicidad a la que estamos destinados.

Sé que estamos de paso en este mundo. Nuestra Patria verdadera es el Cielo. Hacia el Cielo caminamos en esta vida, con la esperanza de alcanzar algún día la dicha eterna. Pero el Demonio trabaja día y noche para desviarnos del camino y procurar nuestra perdición. Por eso conviene tener claras las cosas, no vaya a ser que en Maligno nos engañe y nos haga creer que lo malo es bueno y que lo bueno es malo.

Todo lo que nos lleve a Dios es bueno. Y lo que nos aleja de Él, es el pecado. La Belleza, la Bondad, la Verdad y el Amor son atributos de Dios, de Nuestro Señor Jesucristo. Así que un mundo donde prevalezca la bondad, la belleza, la verdad y el amor será un mundo conforme a Dios. Si cumplimos los Mandamientos de la Ley de Dios, con la ayuda de la gracia (si no, es imposible), seremos dignos hijos de Dios y de María Santísima. Dios es cuanto siempre hemos deseado; es nuestra esperanza, nuestra felicidad.

Leer más... »

7.05.20

Müller: «Ningún obispo tiene derecho a prohibir las misas con el pueblo»

«Este virus ha significado una tragedia para mucha gente. Precisamente por esto la Iglesia tiene el deber de ofrecer una visión del sufrimiento y la existencia humanas en una perspectiva de vida eterna, a la luz de la fe. La suspensión de las misas con el pueblo es abdicar de nuestro deber, es reducir a la Iglesia a las dependencias del Estado. Es inaceptable.

Leer más... »

28.04.20

18.04.20

Será si Dios quiere

En la cultura tradicional cristiana, cuando uno se despide de otra persona, dice siempre “hasta mañana, si Dios quiere”. O si planifica algún evento, un cristiano de bien señala siempre que el acto se celebrará “Dios mediante”. La coletilla “si Dios quiere” no es baladí para un creyente. Ni mucho menos. Resulta fundamental, porque nosotros creemos que nuestra vida y la historia entera está en manos de Dios y no en las nuestras. Uno vive mientras Dios quiere y nadie sabe el día ni la hora en que el Señor te va a llamar a su presencia. Porque “querer hombre vivir, cuando Dios quiere que muera, es locura”.

Leer más... »

6.04.20

Padre Nuestro

Padre Nuestro

Dios es un Padre bueno. Y un padre bueno ama a sus hijos y da su vida por ellos para salvarlos. Pero un padre bueno también castiga a sus hijos para corregirlos, para que no hagan el mal y vayan por el buen camino. Y hay tantos motivos para castigarnos… Hay tanto pecado en el mundo, tanto mal… Miles de abortos, ideologías impías, apostasía, herejías de todo tipo, idolatría… Hay tanta soberbia… El mundo está ciego y sordo. “Todos juntos venceremos”, dicen. Como los constructores de la Torre de Babel, como quienes vivían en tiempos de Noé antes de que empezara el diluvio, como los habitantes de Sodoma y Gomorra, como todos los que viven sin temor de Dios y se creen impunes, se creen que pueden cometer todo tipo de maldades sin que nunca les vaya a pasar nada.

Padre Nuestro: si llevas cuenta de nuestros pecados, ¿quién podrá resistir? Por la Preciosísima Sangre que derramó Nuestro Señor Jesucristo, ten misericordia de nosotros en este tiempo de tribulación. Apiádate de los enfermos y de los que nada tienen más que a Ti. Cuida de cuantos están entregando su vida para curar y cuidar a los enfermos.

Leer más... »