Masonería y Catolicismo

Masonería y Catolicismo

Desde muy pronto, apenas veinte años después del inicio de la Masonería moderna, la Masonería ha sido considerada incompatible con el Catolicismo.

La pregunta a la que intenta responder este artículo es sencilla: ¿es compatible ser masón y católico? Desde el punto de vista masónico las opiniones están divididas: hay quienes creen en la compatibilidad, pues consideran que la masonería puede incluir en su seno a personas de todas las religiones, incluidos los católicos y quienes piensan que no. En el campo católico las cosas están más claras: el Magisterio de la Iglesia afirma tajantemente la imposibilidad sin excepción de conciliar ambas pertenencias.

Y es que un cristiano piensa que Dios se ha revelado a los hombres, es decir creemos en el Dios de la Revelación, mientras que la Masonería no acepta esta Revelación. Además mientras en la Iglesia Católica no hay enseñanzas ocultas, sólo para iniciados, la Masonería hace gala de enseñanzas y prácticas ocultas, de esoterismo, lo que es rechazado por las Sagradas Escrituras (Lev 19,31; 20,6-27; Hch 16,16-18 y 19,19-20) y por el Catecismo de la Iglesia Católica (2115-2118). La Masonería ha sido siempre relativista, laicista, y, en los tiempos actuales, defensora de la ideología de género.

Desde muy pronto, apenas veinte años después del inicio de la Masonería moderna, la Masonería ha sido considerada incompatible con el Catolicismo. La Bula «In Eminenti» de Clemente XII del 2 de abril de 1738 es el primer documento papal contra ellos. Los masones son excomulgados ipso facto, es decir automáticamente, quedando la absolución reservada al Sumo Pontífice, excepto en caso de muerte. Otros Papas, como Pío VI, Pío VII, Pío VIII, León XII, Gregorio XVI, León XIII, con su Encíclica «Humanum Genus» han reiterado esta condena. En el canon 2335 del Código de Derecho Canónico de 1917 se establecía que «los que dan su nombre a la secta masónica, o a otras asociaciones del mismo género, que maquinan contra la Iglesia o contra las potestades civiles legítimas, incurren ipso facto en excomunión simplemente reservada a la Sede Apostólica».

Pero esta excomunión expresa no se encuentra en el Código de 25 de Enero de 1983, que, en su canon 1374, señala: «Quien se inscribe en una asociación que maquina contra la Iglesia debe ser castigado con una pena justa; quien promueve o dirige esa asociación ha de ser castigado con entredicho». Esta nueva redacción, sin embargo, supuso dos novedades respecto al Código de 1917: la pena no es automática y no se menciona expresamente a la masonería como asociación que conspire contra la Iglesia.

Este cambio de redacción, lógicamente, ocasionó dudas. Para resolverlas la Congregación para la Doctrina de la Fe, presidida entonces por el cardenal Ratzinger, publicó el 26 de Noviembre de 1983, con la aprobación papal, una «Declaración sobre la Masonería», en la que se decía: «Se ha presentado la pregunta de si ha cambiado el juicio de la Iglesia respecto de la masonería, ya que en el nuevo Código de Derecho Canónico no está mencionada expresamente como lo estaba en el Código anterior». Y un poco más adelante continúa: «No ha cambiado el juicio negativo de la Iglesia respecto de las asociaciones masónicas, porque sus principios siempre han sido considerados inconciliables con la doctrina de la Iglesia; en consecuencia, la afiliación a las mismas sigue prohibida por la Iglesia. Los fieles que pertenezcan a asociaciones masónicas se hallan en estado de pecado grave y no pueden acercarse a la santa comunión.» En pocas palabras, ser católico y masón es incompatible.

Las diferentes leyes de ideología de género que se están promulgando en España y otros países nos hacen preguntarnos quién hay detrás de estas campañas. Negar el influjo y la presencia de la masonería me parece una gran ingenuidad. Y con respecto a la tolerancia, de la que tanto presumen, recuerdo una afortunada frase de Unamuno: «En Francia no se puede pensar libremente, hay que ser librepensador». Y esto mismo pretenden hacerlo en España con las leyes políticamente correctas. Ya se sabe: al que discrepe, multas enormes.

Pedro Trevijano, sacedote

 

20 comentarios

Jorge
Muy bueno. Gracias Pedro,
26/03/18 10:48 PM
Ricardo de Argentina
Pero Padre, la "Declaración" de 1983 es la mar de ambigüa y de ella no se deduce la conclusión que usted saca: "ser católico y masón es incompatible."
Por ejemplo, los divorciados adúlteros también " se hallan en estado de pecado grave y no pueden acercarse a la santa comunión.", no obstante siguen perteneciendo a la Iglesia.

No nos engañemos: el nuevo CDC ha cedido ante la Masonería, abriendo la posibilidad de que se pueda ser a la vez masón y católico. Y lo dice muy claramente para quien quiera entenderlo: "Los fieles que pertenezcan a asociaciones masónicas se hallan en estado...", con lo cual está admitiendo que se puede ser a la vez "fiel" (católico) y masón.
Y como todo el mundo sabe, éso se arregla con una buena porción de "misericordina".

Esto viene muy bien para apuntalar lo que ya muchos en este portal, tanto blogueros como comentaristas, venimos advirtiendo a quienes se empeñan en asegurar que el colapso actual de la Iglesia es culpa de tal o cual papa. No, se trata de un proceso gradual que viene de décadas de claudicaciones continuadas.
26/03/18 11:47 PM
Pedro Trevijano
El documento papal de la Congregación de la Fe es posterior al Código de Derecho Canónico y dice literalmente: "La afiliación a las mismas sigue prohibida por la Iglesia. Los fieles que pertenezcan a asociaciones masónicas se hallan en estado de pecado grave y no pueden acercarse a la santa comunión". Creo que más claro, agua. Un saludo Pedro Trevijano
27/03/18 9:55 AM
Sancho
Sospecho que la masonería es la "secta secreta", demoledora de la Iglesia, que menciona la beata Ana Catalina Emmerich en sus visiones. Según el testimonio de algunos masones arrepentidos, los admitidos en la masonería son iniciados progresivamente, por grados, mediante rituales esotéricos, algunos de ellos explícitamente anticristianos, en una busqueda de la "luz" que les va introduciendo poco a poco, casi imperceptiblemente al principio, en la tenebrosa luz de Lucifer.
27/03/18 1:55 PM
Ricardo de Argentina
Es verdad comprobada que la Masonería adora a Satanás, habiendo rituales en ciertos grados que lo atestiguan. Y lo hacen porque reconocen que tiene poder sobre el mundo, entonces lo conjuran.
En cambio al "gran arquitecto", si bien lo reconocen como Creador, dicen de él que se ha desentendido de la creación y la ha dejado a su aire. Como quien fabrica un reloj, lo pone en marcha y se va, así andaría el mundo según los masones.
La diferencia con el Dios Uno y Trino, providente y amoroso, pendiente hasta de un pelo que se nos cae de la cabeza, que ha sido capaz de mandar a padecer y morir a su mismísimo Hijo para redimirnos, no puede ser más grande.
28/03/18 4:09 AM
Jorge Cantu
La presuntuosa autodesignación que hacen los masoncetes de sí mismos como "librepensadores" es, aparte de falsa, hipócrita y ridícula. Tan no lo son, que en cuanto alguno de ellos se atreve a opinar distinto a las opiniones de estas sectas, se les niega hasta el derecho de hablar y lo llenan de intolerantes improperios. Es decir, les asoma el plumero de dictadores.

En este tenor, es clásica, por melodramática y también hipócrita, la famosa frase (falsamente atribuida a Voltaire): "No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo". La revolución francesa es un ejemplo vivo de persecución criminal de una panda de criminales convertidos en gobierno y que en nombre de la "libertad, igualdad y fraternidad" pisotearon y mataron hasta lo más sagrado.
28/03/18 5:53 AM
SERGE
Respuesta a la Sra Rosario Fariello Pues yo fui mason. 24 años. En Francia.Aunque Venerable maestro y en Altos grados. Antes de volver a lafe catolica. de modo que puedo hablar de masoneria segun usted. Le puedo decir y demonstrar sin problema que no se puede ser mason y catolico ( aunque tampoco simplemente cristiano ) . Puede usted leer un libro mio recientemente publicado en España : "Porque dejé de ser mason" ed Libros Libres 2015. y tambien, si usted lee el frances "Je servais Lucifer sans le savoir" ed Tequi Paris, sea "Servi a Lucifer sin saberlo". Lo que pasa es que la Masoneria sigue manteniendo esta mentira que se puede ser mason y catolico porque le interesa hacer ingresar catolicos para llevarlos hacia el relativismo, luego la apostasia, y al final derrumbar la Iglesia; Un saludo en esta Semana Santa. Que Dios la bendiga SERGE ABAD-GALLARDO
28/03/18 5:34 PM
Roberto Guadamuz Rueda
Es muy triste observar que tan poco se sabe de la masoneria verdadera, pero si se sabe mucho de las falsificaciones y especulaciones sin verdadero sentido que sobre ella se comentan. A todos les propongo estudiar con seriedad el tema, es muy importante...

---

LF:
Tiene usted razón. He aquí alguien que la ha estudiado seriamente:
http://www.infocatolica.com/blog/coradcor.php/1504100950-la-verdadera-naturaleza-de-la
30/03/18 3:05 PM
Ricardo de Argentina
Fruto de la acción de la masonería es el sistema de gobierno de Occidente, la así llamada "democracia", que en los hechos es una tiranía plutocrática.

Nacida en los EEUU, país que alberga las 4/5 partes de los masones del mundo y parecida proporción de los grandes millonarios, la democracia es muy similar a la masonería, que es relativista y lleva a los católicos a la apostasía, como bien señala Abad Gallardo más arriba.

Pero si bien la mayoría de los católicos sabe que masonería y fe católica son incompatibles, no pasa lo mismo con la democracia, la cual para muchos católicos es lícitamente asumible y hasta defendible. Y ello a pesar de que SJPII advirtió que la democracia relativista es inaceptable por tiránica.
Más aún, no son pocos los católicos ( y hay sobrados ejemplos entre los comentaristas de este portal) que creen, supongo que sinceramente, que no hay vida más allá de la democracia. Creen que si no hay democracia hay "dictadura", que es como ellos llaman a la tiranía, porque en la estrechez de sus mentes adoctrinadas y adiestradas, no conciben otra opción.
31/03/18 3:28 AM
Pedro Trevijano
Como dijo Churchil la democracia es un mal sistema de gobierno. Lo que para es que los demás son peores. Un cordial saludo Pedro Trevijano
31/03/18 11:56 AM
Palas Atenea
Roberto: ¿Que se sabe poco de la masonería? Pues será porque a ellos no les interesa divulgarla, pero escuche atentamente "La Flauta Mágica" de Mozart y léase el libreto y ahí está todo: puro gnosticismo.
La masonería es una secta de elegidos, los que tienen la gnosis (conocimiento), jerárquica y cerrada a la que no se tiene acceso desde fuera y a la que se llega por superación de ciertas pruebas y cuyos proyectos se insuflan en las sociedades democráticas siendo ellos profundamente elitistas. Si se conoce a los gnósticos se conoce a los masones.
3/04/18 10:00 PM
Palas Atenea
Algunos fracmasones son tan evidentes que sólo hace falta leer sus libros para adivinarlo. Que Auguste Comte era masón no necesito consultarlo, solo un masón se inventa un término como "altruismo". Los masones son "más buenos" que los cristianos, para eso nacieron para competir con la Iglesia "oscurantista" con la luz de la Diosa Razón, a la que sólo los elegidos pueden dar culto, y que, magnánimamente, reparten beneficencia con gente como Papageno. Y siguen compitiendo con ella porque a una serie de acciones de salvamento durante la IIGM unos la llamaron "Conspiración de la Misericordia" y los psicólogos "comportamiento altruista". Es la guerra declarada contra la Misericordia y la Caridad, que ya estaban dentro de la "iglesia oscurantista" pero que ellos hicieron como si la inventaran. Al principio reconocieron algunas virtudes, luego, muy lentamente, los sustituyeron por valores.
3/04/18 10:17 PM
Palas Atenea
También es fácil saber cuáles entre los intelectuales no son masones. Si se encuentra a un individuo muy original e incluso contradictorio, que no se casa con nadie, se puede asegurar que no es masón. Unamuno, por ejemplo, no podía ser masón de ninguna de las maneras. Solo se representaba a si mismo y esa característica le aleja completamente de la pertenencia a la masonería. El análisis del lenguaje permite saber quién es masón y quién no, los que no lo son se alejan de ciertos términos, aunque ya han permeado tanto la sociedad actual que mucha gente los utiliza sin saber su procedencia.
3/04/18 10:31 PM
cefas
La democracia supone sufragio universal. Los sufragistas se pueden visualizar, en su inmensa variabilidad, en una campana de Gauss. En la campana de Gauss, la mayoría son mediocres, los mejores están a la derecha y los peores a la izquierda... La elección más probable será un mediocre. El mediocre, gobernando, tenderá a insuflar su estilo a los gobernados, dictará leyes mediocres y la enseñanza caerá a niveles mediocres... A largo plazo, la democracia será el gobierno de los mediocres en una campana ( distribución) social cada vez más escorada a la izquierda, más mediocre. De donde se deduce que el sufragio universal ( cada ciudadano un voto, todos equivalentes), es mediocre como sistema, como dejar a la naturaleza gobernar el mundo. Aumenta la entropía, es decir, el desorden.
3/04/18 11:22 PM
Fernando Cava
Más que ambiguo lo que parece claro es que en 1983 se levanta la excomunión para los masones, que había estado vigente desde el siglo XVIII... otra verguenza más de la Iglesia post-conciliar; Se queda como un simple pecado mortal, con lo cual se rebaja muy mucho la gravedad de pertenecer al peor enemigo de la Iglesia de todos los tiempos, la diabólica y luciferina masonería; ya sabemos quiénes estaban detrás de rumbo catastrófico que tomó el concilio, para verguenza de todos. La Iglesia de entonces estuvo llena de tibieza y cobardía, aunque supongo que la mayor parte fue por un sentimiento de inferioridad y un complejo de culpa que le habían metido a la jerarquía de la Iglesia en esos años, además de la increíble inflitración marxista del siglo XX y la infiltración masónica todavía más antigua. No se quiso consagrar Rusia a Su inmaculado Corazón y en gran parte esos fueron los resultados.
4/04/18 12:06 PM
Pedro Trevijano
Me han impactado las palabras "un simple pecado mortal", cuando el pecado mortal es algo tan grave que si la muerte nos sorprende en él iríamos al infierno. En cuanto al levantamiento de la excomunión, como en el caso del aborto, pecado que he confesado en multitud de ocasiones, me alegra porque la Iglesia es Madre y Misericordiosa, y se trata de facilitar la vuelta al hijo arrepentido que vuelve a su casa espiritual. Un cordial saludo de Pedro Trevijano
4/04/18 6:31 PM
Fernando Cava
Sí, también yo he dudado en ponerlo (aunque yo como pecador cometo pecados mortales de los que intento confesarme cuanto antes, nunca los compararía al aborto ó a la masonería, que son de una gravedad diabólica que les hace merecedores de excomunión, como así ha sido desde que nace la masonería en el siglo XVIII hasta 1983).

Que yo sepa el Aborto tiene excomunión latae sententiae, y la Santa y Iglesia Católica exige levantar antes la excomunión antes de poder perdonarlo en confesión, ya que estando fuera de la Iglesia las madres que han asesinado a su hijo no pueden recibir la absolución si no se levanta antes la excomunión --el papa Francisco lo permite hacer a los sacerdotes para este grave crimen, habiendo extendido por ahora esta excepción desde el año de la misericordia--.

Usted sabe MUY bien a lo que me refiero con el adjetivo de "simple", que se puede intercambiar por "sólo"; no ha sido un adjetivo afortunado porque se puede entender de otra forma, aun así no creo que le haya impactado porque usted no es tonto. NO ES LO MISMO UN PECADO MORTAL QUE UNA EXCOMUNIÓN, y por eso la masonería obtuvo ese gran triunfo para ellos que fue el cambiar el canon que les excomulgaba.

Negar que hubo un cambio muy importante con la modificación del canon es naiff, porque una cosa no es lo mismo que la otra. Cuando me enfado más de la cuenta ó hablo mal de alguien me tengo que confesar por pecado mortal, pero no es lo mismo que pertenecer a la masonería.

Cuando una mujer casa
4/04/18 8:47 PM
Fernando Cava
Además el cambio del Canon implica que los Obispos y Cardenales que son masones encubiertos no están ya excomulgados automáticamente, por lo que sus ataques contra la Iglesia desde dentro hacen muchísimo más daño, ya que no pierden su cargo y su legitimidad canónica de forma automática, como sí ocurría con la excomunión, por lo que sus actos traicioneros tienen validez jurídica... tiene muchas más implicaciones de lo que parece, además de quitarle importancia a ser miembro del peor enemigo que ha tenido siempre nuestra amada Iglesia Católica.

Basta ya de falsa misericordia. La misericordia de Dios, como dice el comentario de hornero-argentina es con el pecador arrepentido y decidido a cambiar de vida... basta ya de buenismos a costa de los derechos de Dios y en detrimento de la salvación de las almas.
5/04/18 11:14 AM
hornero (Argentina)
5/04/18 5:50 PM
carlos Rojas
¿Existe diferencia entre " no poder comulgar" y "estar excomulgado"?
Gracias por aclarar

---

LF:
Sí, la excomunión sitúa a la persona fuera totalmente de la Iglesia y no puede recibir sacramento alguno.

10/04/18 7:17 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.