De Fátima a Garabandal

¿Y qué pretende la ideología liberal-progresista? Pues en lo fundamental lo mismo que el marxismo, aunque por distinto método. Pues si el marxismo propone que el progreso y el avance histórico se produce de un modo dialéctico, mediante el enfrentamiento y la lucha de clases, la ideología liberal-progresista pretende implantar un materialismo radical en paz y armonía

Hacía muchos años que no se hablaba en público en Santander de las apariciones de Garabandal, según me dijeron. Pero nada de esto me importó para viajar a esa ciudad hace unos días, para presentar el libro de Santiago Lanús, Madre de Dios y Madre Nuestra. Fátima, Ámsterdan y Garabandal de la editorial San Román, de cuyo prólogo soy autor. Acepté escribir ese prólogo y acudir a la presentación de Santander, porque el libro es de lo mejor que se ha escrito sobre apariciones marianas. La presentación tuvo lugar en uno de los centros culturales más importantes de la capital cántabra, el Ateneo de Santander, donde acudió mucha gente y se expusieron ideas muy importantes en la hora y media que duró el acto.

Al comienzo de mi intervención justifiqué y describí el sentido histórico de las apariciones marianas durante la Edad Contemporánea. Si Dios es el Señor de la Historia, como afirmara el beato Juan Pablo II, no puede permitir que su Madre desentone en el curso de la Historia. Por lo tanto sus apariciones, además de la finalidad religiosa, también han de tener un sentido histórico, porque ni Dios ni la Virgen María hacen cosas raras ni vanas. Por ese motivo, cuando comienza la Edad Contemporánea con la Revolución Francesa (1789), la Virgen María se aparece de manera diferente a como lo ha hecho hasta entonces. Desde hace dos siglos ha bajado del Cielo en múltiples ocasiones, no tanto para comunicar algo a un vidente de modo particular, sino más bien para utilizar a esos videntes como intermediarios para transmitir mensajes a todos sus hijos. De manera que en cierto modo se podría afirmar que durante los siglos XIX XX y lo que va del actual la Virgen María se nos está «apareciendo» a todos nosotros.

Con un ejemplo se entenderá. Por gracias especiales, la Virgen María les hizo comprender a los tres pastorcitos de Fátima realidades que requieren una reflexión muy profunda, pero sin embargo transmitieron algún mensaje que aquellas criaturas de una aldea perdida de Portugal no sabían lo que significaba. Cuando después de uno de los éxtasis en los que hablaron con la Señora, comentaron entre ellos lo que la Virgen las había dicho, que Rusia extendería sus errores por el mundo, Francisco sentenció que la Virgen se debía referir a la burra del tío Joaquín que se llamaba «rusa», a lo que respondió la mayor de los tres, Lucía, afirmando que Rusia debía ser el nombre de una mujer muy mala. Si la Virgen les hubiera querido aclarar lo que era Rusia, lo hubiera hecho. De momento era suficiente adelantarse maternalmente a prevenirnos de algo en esas fechas inimaginable, pues Rusia era una nación decrépita, gobernada por la corrupta administración de los zares, con poca influencia internacional y en la que todavía no había triunfado la revolución comunista. Era comprensible por lo tanto que aquellos tres niños ni les sonara la palabra Rusia.

¿Y de que errores de Rusia nos quiso prevenir la Virgen de Fátima? Sin duda de los errores del comunismo, la mayor tiranía del siglo XX que más vidas ha segado, después de las leyes abortistas del siglo anterior y el actual. Pero siendo graves las consecuencias de ese régimen totalitario como es la falta de libertad o la ausencia del Derecho en las relaciones humanas, todo eso solo son las consecuencias de una causa fundamental: el ateismo. En efecto, el ateismo es la fuerza motriz que da vida y sostiene al marxismo. Y esto es exactamente lo que dice la doctrina marxista en Filosofía del derecho, tomando prestada de Feuerbach una de sus tesis: «La crítica de la religión tiene su meta en la doctrina de que el hombre es para el hombre el ser supremo».

Y ese es el error sobre el que se ha construido la mayor parte de nuestra cultura y de los sistemas políticos, error letal del que nos previno la Virgen de Fátima. Y digo que es y no ha sido, porque entre los cascotes del derrumbado muro de Berlín sigue brotando esa planta venenosa. La meta última del marxismo no era tanto acabar con las injusticias sociales como implantar el paraíso celestial en esta tierra, abrir los ojos de las alienadas gentes para que vieran que todo se debe resolver de tejas para abajo, porque según el marxismo «la religión es el opio del pueblo».

¿Y qué pretende la ideología liberal-progresista? Pues en lo fundamental lo mismo que el marxismo, aunque por distinto método. Pues si el marxismo propone que el progreso y el avance histórico se produce de un modo dialéctico, mediante el enfrentamiento y la lucha de clases, la ideología liberal-progresista pretende implantar un materialismo radical en paz y armonía, que de eso se encarga una mano invisible que todo lo arregla. Comunistas y liberales son tan sectarios como crédulos y en el punto fundamental intercambiables, y esto explica la facilidad con que se han producido muchas conversiones de antiguos comunistas en actuales liberales. Por no citar a nuestros carpetovetónicos liberales, antes comunistas, me referiré como prototipo a Angela Merkel, comunista con el mejor pedigrí, como el que se despachaba en la Alemania del Este donde ella vivó…, y ahí la tienen ahora tan democratacristiana ella.

Pues bien el libro de Santiago Lanús descubre las muchas líneas de continuidad que hay de Fátima a Grabandal, porque al ser la misma Virgen la que se aparece no se puede contradecir. Desde luego que no se contradice, pero tampoco se repite porque su cuidado maternal siempre sale al paso, cuando los hombres nos damos maña de buscar nuevas maneras de alejarnos de Dios. Y es en este punto, la proclamación de la autonomía del hombre, donde detecto una clarísima continuidad entre Fátima y Garabandal.

Proponer como hace el marxismo y la ideología liberal-progresista la autonomía del hombre, que el hombre para el hombre es el ser supremo, y que por lo tanto hay que construir la sociedad sin contar con Dios, es un grave error que ha preñado de sufrimiento la historia de la Humanidad durante los últimos cien años. Pero la Virgen en Garabandal viene a prevenirnos de un problema todavía mayor como es el cáncer del modernismo dentro de la Iglesia, que consiste en sustituir la doctrina de Jesucristo como cimiento de la Iglesia, por los criterios humanos, una vez que se proclama la autonomía del hombre como la fuente doctrinal y moral, llamada sustituir el depósito de la fe.

El modernismo a lo sumo, le concede a Jesucristo capacidad para fundamentar la Iglesia hasta el siglo XX, porque a partir de ese momento, la propuesta modernista de un puñado de clérigos consiste en que deben ser nuestros criterios los pilares que sustenten la salvación. En definitiva, los modernistas se proponen construir la Iglesia sobre el pecado contra el Espíritu Santo, por lo que San Pío X cuando lo condenó se refirió al modernismo como el conjunto de todas las herejías.

Ahora bien, que San Pío X hiciera un diagnóstico certero de la enfermedad que aquejaba a la Iglesia en modo alguno puede interpretarse como que durante su pontificado al paciente ya se le podía dar de alta. Ciertamente que la estrategia de los primeros modernistas no fue de lo más eficaz para atraer a un gran número de seguidores. Proponer que se debía vivir al margen del magisterio y ser autónomo para que cada uno pudiera decidir las verdades de fe, que se podían cambiar para estar en consonancia con la ciencia moderna, no tuvo suficiente tirón social a principios del siglo XX. Pero tras décadas de letargo, que algunos interpretaron equivocadamente como su muerte definitiva, despertaron los modernistas y tuvieron un éxito sin precedentes, tras publicar Pablo VI (1963-1978) la Humanae vitae (25-VII-1968); a partir de este momento sí que hubo y sigue habiendo muchos católicos partidarios de reivindicar su autonomía, para que, al margen de la moral de la Iglesia Católica, cada uno pueda decidir lo que está bien y lo que está mal en el lecho conyugal. La cuestión es que el depósito de la fe y la moral es indivisible y se empieza rechazando la Humanae vitae y se acaba dando la espalda a todo el magisterio de la Iglesia.

Cuando pocos años antes de publicarse la Humanae vitae se nos advierte en Garabandal de que muchos cardenales, obispos y sacerdotes van por el camino de la perdición, y llevan tras de sí a muchas almas, sencillamente se nos pone en guardia de que el virus del modernismo está a punto de dar el salto desde los ámbitos clericales, donde se gestó, para invadir al pueblo fiel. El triunfo del modernismo ha exigido la corrupción de la familia cristiana, de manera que si queremos enderezar lo torcido, no queda otro remedio que desandar el mal camino andado. En efecto si lo que me propongo es ir de Madrid a Barcelona, y de repente me encuentro en Cáceres, no queda otra si quiero llegar a mi destino que volver a Madrid y coger la carretera buena, porque de seguir andando por la carretera equivoca cada vez me alejaré más de mi destino.

Por eso es tan importante el mensaje de Garabandal, porque en su cumplimiento nos va la supervivencia y así evitar que rebose sobre el mundo la copa del mal. No hay más remedio que desandar el trecho mal andado; si queremos vencer al modernismo necesariamente hay que recuperar el sentido cristiano de la familia. Y para ello hay que ser muy claros y muy valientes para proclamar justo los principios contrarios al modernismo, que aniquilan la familia. Hay que volver a predicar y a vivir la familia indisoluble de uno con una hasta la muerte, y por supuesto abierta a la vida, sin adulterar mediante artilugios y píldoras la paternidad responsable en paternidad confortable.

 

Javier Paredes

Publicado originalmente en el Diario Ya

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

20 comentarios

vicente
la Virgen nos advierte constantemente para que estemos alertas y no nos dejemos arrastrar por la corriente de este mundo......
19/10/13 1:38 PM
PLÁCIDO RUILOBA ARIAS
Interesante, comentario.
20/10/13 7:18 AM
Ricardo de Argentina
"...se nos pone en guardia de que el virus del modernismo está a punto de dar el salto desde los ámbitos clericales, donde se gestó, para invadir al pueblo fiel."
---
Tremendas y certeras palabras, que sirven de radiografía de los que pasa en la Iglesia actualmente. Porque lo de ahora es más grave que lo que sucedía en épocas de S. Pío X, cuando el modernismo se circunscribía a solamente ciertos círculos clericales.

Pero llegados a este punto, la pregunta surge sola: si S.PíoX dedicó gran parte de su pontificado a combatir esa peste del alma y de la Iglesia, ¿porqué los últimos pontífices parecerían tener otras prioridades, habiéndose agravado tantísimo la plaga?
20/10/13 5:05 PM
Jordi
Akita es continuación de Fátima, y explicó, el 13 de octubre de 1973, lo que no se quiso revelar de Fátima:

"Como te dije, si los hombres no se arrepienten y se mejoran, el Padre infligirá un terrible castigo a toda la humanidad. Será un castigo mayor que el diluvio, tal como nunca se ha visto antes. Fuego caerá del cielo y eliminará a gran parte de la humanidad, tanto a los buenos como a los malos, sin hacer excepción de sacerdotes ni fieles. Los sobrevivientes se encontrarán tan desolados que envidiarán a los muertos. Las únicas armas que les quedarán serán el rosario y la señal dejada por mi Hijo. Cada día recita las oraciones del rosario. Con el rosario, reza por el Papa, los obispos y los sacerdotes."

"La obra del demonio infiltrará hasta dentro de la Iglesia de tal manera que se verán cardenales contra cardenales, obispos contra obispos. Los sacerdotes que me veneran serán despreciados y encontrarán oposición de sus compañeros...iglesias y altares saqueados; la Iglesia estará llena de aquellos que aceptan componendas y el demonio presionará a muchos sacerdotes y almas consagradas a dejar el servicio del Señor.

"El demonio será especialmente implacable contra las almas consagradas a Dios. Pensar en la pérdida de tantas almas es la causa de mi tristeza. Si los pecados aumentan en número y gravedad, no habrá ya perdón para ellos."

Por tanto, hay una continuidad Fátima-Akita-Garabandal.
20/10/13 10:42 PM
Pedro Ardués
Muy apreciado D. Javier Paredes: Me parece una grave falta de rigor por su parte equiparar las apariciones de Fátima, claramente aprobadas por la Jerarquía, con las que supuestamente pudo haber en Garabandal. Mientras esa situación no cambie, ponerlas al mismo nivel constituye un flaco servicio al Pueblo de Dios
21/10/13 8:45 AM
PLÁCIDO RUILOBA ARIAS
Muy interesante.
21/10/13 10:38 AM
Bonifacio Moro
Hablemos de Garabandal y los tres Papas.

Cuando Juan XXIII murió,la Virgen le dijo a la vidente que solo quedaban 3 papas.Esto es:Pablo VI,JPI y JPII.
Con BXVI ya empezó a correr la versión que JPI no contaba por que solo duro un mes.Vale,admitimos pulpo.
Y ahora...que hacemos con Francisco???
21/10/13 12:41 PM
Lostrego
My esclarecedor el articulo. Es la explica a la actual situación de la Iglesia y del mundo. En Garabandal parece que las autoridades eclesiales no quisieron que la Virgen les enmendara la plana. Pero es verdad, Muchos Cardenales sacerdotes y obispos van por el camino de la perdicón y con ellos llevan a muchas almas. La situación de la Iglesia y de los pueblos en muchas provincias del Norte de España dan testimonio de estas palabras.
21/10/13 1:36 PM
JacinTonio
Pedro Ardués tiene razón.

Saludos.
21/10/13 4:29 PM
Luis Moreno
Estimado profesor, siempre acierta usted y da en el clavo. Efectivamente, ellos saben que destrozando la familia, destrozarían la sociedad, la religión y la patria. Por eso mismo hay que reconstruir la familia, para reconstruir la sociedad, la religión y la patria. Algunos estamos dispuesto a ello.
21/10/13 5:09 PM
Serloc
Bonifacio:
Hablemos de Garabandal y los tres Papas.
"Quedan tres Papas, y después el fin de los tiempos"
Tres papas:
Pablo VI. 1º
JPI No cuenta.
JPII 2º
Benedicto XVI. 3º

¿Qué hacemos con Francisco?
Pues nada. Simplemente estamos ya en el fin de los tiempos, que no es el fin del mundo. Francisco sería el primer Papa del peridodo de la historia llamado "fin de los tiempos". ¿Y qué es el fin de los tiempos? No lo sé.
Yo creo que Garabandal es de verdad; no es falso. Me leí "Se fue con prisas a la montaña" y no pude evitar creérmelo. Por cierto, es un libro maravilloso. Es un libro descriptivo (de las apariciones), con algún comentario teológico (pero poco). En mi opinión basta conocer bien, con detalle, los sucesos de Garabandal para creer que la Virgen verdaderamente se apareció allí.
21/10/13 5:46 PM
Juan Stuse
Muchas gracias J. Paredes por este importante artículo. Claro que las apariciones de Garabandal son tan importantes como las de Fátima o más... Los argumentos en contra carecen por completo de razones y se refugian en el no "reconocimiento por la Iglesia" pero se callan ante otras revelaciones ya reconocidas como La Salette, Kibeho, Akita, Amsterdam etc. El caso es ponerle tapones y bozales a la Virgen, porque las advertencias de Garabandal escuecen.
21/10/13 5:51 PM
Federico
Cuando los Testigos de Jehová dieron varias fechas para el fin del mundo y luego fallaron, también dijeron que no era un fallo sino que ya había empezado el tiempo previo al fin del mundo.
21/10/13 5:51 PM
Quique
Al leer los comentarios, no me queda otra que denunciar el nuevo problema que está apareciendo en nuestra querida Iglesia: la herejía del aparicionismo.
1. Quién define si hay o no error en una supuesta aparición es la jerarquía. Ir en contra de esto es no conocer o no querer seguir la doctrina de la Fe.
2. Es contrario a la doctrina de la Fe dar fechas (aproximadas o fijas) para el fin del mundo, por lo tanto Garabandal contiene error; y la jerarquía lo ha definido así.
3. El mensaje de María dice, y siempre dirá: "Hagan lo que Jesús dice"; por favor, lo que Jesús dice está en el evangelio y en el catecismo: NO Crean a nuevos evangelios que salen de supuestas apariciones, con vicios evidentes.
.....
21/10/13 6:15 PM
Bonifacio Moro
Es cierto,me han convencido.Es una pena que la Virgen no dijera que habia un Papa que no contaba.Y tambien que no dijera que BXVI iba a renunciar,que podia haberlo dicho alguna vidente en alguna parte.

Recuerden que Jesus se hizo hombre y murio una Cruz,y se hizo pan,precisamente para que veamos que la vida de un cristiano es lo corriente.
NO bajo en carroza desde el Cielo,ni lanzo fuego contra sus asesinos,ni se quedo en un oraculo para verlo todos los Domingos:No hay mayor aparicion que la Consagracion.
No lo olviden:Oracion,sacramentos y direccion espiritual.
21/10/13 6:54 PM
Quique
Jordi: errores de Akita, sacados de los textos que escribiste:
1. "lo que no se quiso revelar de Fátima": Fátima está completamente revelado; otro sentir es contrario a la Iglesia, parece cercano a posturas de los NewAge
2. "el Padre infligirá un terrible castigo a toda la humanidad": Dios Padre no es castigador, usualmente los desastres son consecuencia de nuestro propio pecado.
3. "no habrá ya perdón para ellos": Mamá María predicó en Fátima la oración para la conversión de los pecadores, jamás cerró las puertas del perdón para nadie.

Akita y Garabandal no son en nada continuación de Fátima. Nuestra Fé está en conocer a Jesús: en la eucaristía, en su Iglesia, y a su Madre en el Rosario. Otro rumbo esotérico nos llevará tarde o temprano a cismas.
21/10/13 9:18 PM
Pepito
Muy cierto lo que dice el Sr. Paredes: "Comunistas y liberales son tan sectarios como crédulos y en el punto fundamental intercambiables."

"Ambos están de acuerdo en que el hombre es para el hombre el ser supremo y que hay que construir la sociedad sin contar Dios."

Ateismo, ya sea teórico y práctico como en el comunismo, o no siempre teórico pero si práctico en
el liberalismo, y un común antropocentrismo pelagiano, definen esencialmente a ambas ideologías.

La solución está, a mi juicio, en una vigorosa vuelta a las verdades católicas en todos los ámbitos de la cultura, incluída la política, que debe congregar a todos democráticamente para construir una sociedad nueva que sea verdaderamente Reino de Dios y no del Diablo.

Pero, ¿cuando venga el Hijo del Hombre encontrará Fe sobre la tierra?

Y cuando sea mayor quisiera saber escribir tan claro y verdadero como lo hace el Sr. Paredes, a quien Dios guarde muchos años para gozo y enseñanza de los laicos católicos.
22/10/13 12:11 AM
Bonifacio Moro
Totalmente de acuerdo con Quique.

El director espiritual de Santa Gema le dijo a esta que le esupiera a la proxima aparicion que tuviera,cosa que hizo.Jesus le dijo que gracias por obedecer a su director y se convirtio en un puñado de rosas.
Personalmente soy muy esceptico con el Escorial,Garabandal y Medjugorje.Creo,sinceramente que la Iglesia lo tiene bastante claro tambien,pero no se atreve a soltar el bombazo de de consta de no sobrenaturalidad,por la que se puede armar,porque los frutos son buenos eso es verdad,pero tambien lo eran los de Maciel.
Y por ultimo,,,por favor vean el tren de vida de las videntes y comparen con los pastores de fatima y Santa Bernardita de Lourdes...
22/10/13 9:56 AM
Lostrego
Por supuesto que se acepta el juicio de la Iglesia y se expone para conocimiento de los catolicos, pero también si una persona tiene una aparición de la Virgen tiene que exponer lo que ve y no mentir, esto es, decir lo que ha visto, aunque la Iglesia se empeñe en decir que no ha visto lo que ha visto.

¿Es que ningun comentarista ha sufrido la persecución de alguno de los suyos dentro de la Iglesia? Pues sino les ha ocurrido, leanse la vida de los santos....
22/10/13 10:00 AM
Luis Fernando
El tema de fondo del artículo no es la legitimidad o no de las apariciones no reconocidas oficialmente por la Iglesia.

Cierro comentarios.
22/10/13 11:19 AM

Esta noticia no admite comentarios.