Polémica en Suiza porque un obispo recuerda que los divorciados vueltos a casar no pueden comulgar

El obispo de la diócesis suizar de Chur, Mons. Vito Huonder, ha confirmado su carta pastoral de Cuaresma, en la que recordaba a los fieles que los católicos divorciados que se vuelven a casar no pueden recibir la comunión. «Los Diez Mandamientos nunca fueron muy populares tampoco», dijo Mons. Huonder en una entrevista publicada en Le Matin Dimanche y el Sonntagszeitung. Aseguró que el objetivo de su carta había sido ayudar a las personas divorciadas y vueltas a casar. Muchos de sus sacerdotes se han negado a leer su carta pastoral.

(InfoCatólica) “Para mí, llamar la atención de las personas divorciadas sobre las reglas fundamentales es precisamente una muestra de misericordia”, dijo monseñor Huonder, precisando que “no es sólo mi derecho, sino también mi deber”. La carta pastoral para la Cuaresma 2012 generó gran controversia, porque el obispo recuerda que los divorciados que se vuelven a casar quedan excluidos de los sacramentos. La diócesis de Chur (Coire) comprende los cantones suizos de Graubünden (Grisons), Schwyz, Glarus, Zurich, Nidwalden, Obwalden y Uri.

Además de a la comunión, no tienen derecho al bautismo y la confirmación, recordó el obispo. La confesión “también es problemática”, ya que las personas involucradas tendrían que renunciar a su situación.

Los Diez Mandamientos nunca han sido muy populares, pero pertenecen a la esencia de la doctrina cristiana. Si la Iglesia Católica comenzara a seguir las tendencias de la sociedad, sería sólo catolicismo relativo”. Para el obispo el recordatorio de las normas debe ser visto como una ayuda, para alentar a estas personas a “ir al encuentro de Dios y madurar en la oración”. También ha afirmado que él nunca ha negado la comunión durante la misa, “para no poner a la persona públicamente en evidencia”.

La posición del obispo, administrador apostólico de los cantones de Obwalden, Nidwalden, Glaris y Zurich, ha suscitado críticas en diversos sectores. La carta debía haberse leído el domingo en todas las iglesias de la diócesis oriental de Suiza, pero muchos sacerdotes se han negado a leerla en sus parroquias.

Mons. Huonder dijo que hay otros modos de difundir el mensaje, incluyendo Internet y las emisoras de radio religiosas. Dijo que esperaba que algunas personas abandonen la Iglesia como resultado de su carta.

El obispo fue centro de otra controversia a finales del año pasado, cuando aseguró que los padres deberían tener derecho a que sus hijos fueran eximidos de las clases de educación sexual en la escuela.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

45 comentarios

Pepe
Bien dicho. La doctrina eclesiástica no es negociable.
12/03/12 9:06 AM
rastri
-¡Cierto! La ley de Dios no puede estar supeditada a las mundanas debilidades del hombre.
12/03/12 9:56 AM
jaime
Bien por el obispo.

Y esos curas que se negaron a leer la carta de su obispos deben ser sancionados.

Los mayores enemigos de la Iglesia hoy están dentro de ella.
12/03/12 10:04 AM
Anónimo...
Pues yo soy divorciado (no vuelto a casar ni convivir con nadie) y el sacerdote mayor de mi parroquía me tiene prohibido comulgar. Me ha dicho que no puedo. Y claro, no lo hago.

: )
12/03/12 10:23 AM
Muy bien por el obispo
espera que algunas personas abandonen la Iglesia, Es lo que debería ser, empezando por esos sacerdotes que se niegan a obedecer a su obispo y no leen su carta pastoral. La no lectura implica que: le desobedecen, se declaran en contra de la carta, una manifestación implícita de oposición a los mandamientos la fe y doctrina católica, y retan a su obispo. Estos tipos,malos sacerdotes, mal ejemplo para el pueblo de Dios, deben ser puestos ante la justicia eclesiástica, abrirles un proceso en conformidad al Código de Derecho Canónico y que el tribunal eclesiástico que tiene facultad para estos casos decida. Y Mientras tanto, el obispo debería poner las cosas en su situo contra esta sublevación de algunos sacerdotes, malos sacerdotes, leales al pecado e infieles a su obispo.
12/03/12 10:24 AM
Miguel
Muy mal por el obispo que al tiempo que dice que la norma es que no se le puede dar la comunión al divorciado 'recasado' se la da con la excusa de no crearle el escándalo.
El escándalo lo produce el 'recasado' con su actitud, y el obispo procurando la profanación de la comunión.

Con esa ejemplo que da, ¿por qué se iba a extrañar de que sus párrocos no quieran ni leer la misiva? Mucho menos cumplirla.
12/03/12 10:36 AM
Sacerdotes rebeldes fuera
Los sacerdotes rebeldes deben ser expulsados rápidamente por su pecado de desobediencia.
12/03/12 10:59 AM
José manuel Arias Portal
Por eso Jesús, al prohibir el divorcio, lo que hizo fue ponerse de parte del más débil, del más expuesto y amenazado socialmente: la mujer.

En casa hay que vivir en paz

Sin embargo, vemos con sorpresa cómo esta “orden terminante” de Jesús fue más tarde suavizada por los autores bíblicos, y adaptada a las diversas circunstancias que les tocaron vivir, de manera que en el Nuevo Testamento la encontramos en cuatro versiones diferentes.
El texto más antiguo está en la 1º Carta a los Corintios, de san Pablo, y dice así: “A los casados, no les ordeno yo sino el Señor: que la esposa no se separe de su marido. Si se separa, que no vuelva a ca-sarse, o que se reconcilie con su esposo. Y que tampoco el marido despida a su mujer” (1 Cor 7,10-11). Hasta aquí, Pablo repite lo que dijo Jesús. Pero a continuación agrega: “Si el cónyuge es no creyente y quiere separarse, entonces que se separe; en ese caso el cónyuge creyente no está ligado; porque el Señor los llamó para vivir en paz” (1 Cor 7,15).

Vemos que aquí Pablo permite una excepción. Porque él constataba que en sus comunidades, cuando un pagano se convertía al cristianismo, no siempre era acompañado por su cónyuge, lo cual generaba tensiones y roces en la pareja. Pablo, al ver esto, permitió la separación en sus comunidades alegando una razón importante: que pudieran “vivir en paz”.
O sea que Pablo, apenas veinte años después de la muerte de Jesús, ya adaptó la enseñanza original a la situación misional que le tocaba vivi
12/03/12 11:19 AM
Luis Fernando
Anónimo, si no te has vuelto a casar y no vives con nadie no te pueden prohibir comulgar. A menos, claro, que estés cometiendo públicamente otro pecado grave.
12/03/12 11:20 AM
vicente
este obispo hace lo que debe: defender la doctrina y la moral católicas. Y todo católico debe adherirse religiosamente a esa doctrina, si no, ¿qué clase de católico es?
12/03/12 11:22 AM
José Jacinto Verde Colinas
En general, ha hecho muy bien el obispo en recordar una verdad tan obvia, pero que muchos olvidan. Quien está en pecado, sobre todo si es mortal, no puede ni debe comulgar. No me ha parecido tan bien su afirmación de que nunca había negado la comunión durante la misa, para no poner a la persona públicamente en evidencia. Creo que si cualquier sacerdote u obispo sabe que una persona no puede comulgar por estar en pecado mortal no debe administrarle la comunión, aunque ello le valga muchas críticas.

No me ha parecido nada bien que muchos sacerdotes se hayan negado a leer su carta pastoral. ¿Acaso no deben fidelidad a su obispo? ¿Tampoco deben fidelidad al Papa o al Magisterio de la Iglesia? Una cosa es que se intente que los divorciados se arrepientan y se conviertan, y otra muy distinta que muchos sacerdotes pretendan que los divorciados pueden comulgar si la Iglesia dice lo contrario.
12/03/12 11:26 AM
Anónimo...
Perdone, no tengo pecado más grave que el que puede tener usted y otro. Me he confesado, sí... pero me ha dicho que si soy responsable o culpable de mi divorcio no puedo comulgar. Y, la verdad, lo soy.
De ahí que siempra diga que no tiene razón el Sr. Tomás Jefferson cuando dice que la única religión que perdona todos los pecados es la Católica. Eso no es cierto... (por lo menos a mí). Pero bueno, las Escrituras también son muy buen alimento, y con ello me contento.


: )
12/03/12 11:59 AM
Ignasi Garrido
Conociendo como está la situación en Suiza, este obispo tiene lo que hay que tener... El problema es que las asambleas parroquiales son como pequeñas Iglesias particulares que se usan muchas veces para oponerse a la Iglesia Universal o la local de Suiza. Es largo de explicar, pero para que nos entendamos el obispo no manda nada en la diócesis Suiza. El derecho canónico se lo pasan por el forro muchos sacerdotes.
12/03/12 12:39 PM
Menka
¿Polémica porque un obispo cumple con su deber?
12/03/12 1:01 PM
Luis Fernando
Anónimo, el hecho de que usted fuera culpable del divorcio no cambia las cosas. Una vez confesado, tiene derecho a comulgar a menos que viva en pecado.

Si hace falta, consulte con algún responsable de su diócesis.
12/03/12 1:57 PM
tito livio
Anónimo, alguien que esté en pecado no puede ni debe comulgar. Sı tú no estás en pecado, puedes comulgar y el sacerdote se equivoca. Sı esta es tú situación es oportuno que el sacerdote vea el error q en el que incurre. Corrección fraterna se llema, con hacia el sacerdote.
12/03/12 2:07 PM
Enrique G. B. A.
Anónimo: pudiera ser impedimento que no esté arrepentido de ser responsable de su divorcio, o que debiendo alguna reparación por este hecho se niegue a asumirlo.
Sea lo que fuere, que no tiene porqué darnos explicaciones, además de las Santas Escrituras, son alimento la asistencia a Misa, aunque no comulgue, la adoración al Santísimo.
12/03/12 4:00 PM
clavel
¿ Lo ves ?. El cristianismo no ha calado más allá del pellejo de sus almas. Estamos como en tiempos de Lutero, o casi.
12/03/12 4:02 PM
maría-a
Donde yo vivo,(Sudamérica) el obispo no habla de este tema.
Comulgan como si nada o ponen pretexto, vi a varios hacerlo y viven en pareja.
Si quieren comulgar, dejen sus "parejas", confiesensé vivan célibes y así estarán en plena comunión con el Señor y su Iglesia.
No hay otra.

Bendiciones!
12/03/12 4:13 PM
Giancarlo
La Archdiócesis de la ciudad de Washington (Distrito de Columbia, EEUU) ha suspendido al reverendo Marcel Guarnizo por negarle la comunión a una lesbiana durante el funeral de su madre.

"No puedo darte esta comunión porque vives con una mujer y eso es pecado para la Iglesia"

http://www.publico.es/internacional/425576/suspendido-un-sacerdote-por-negarle-la-comunion-a-una-lesbiana


Alguien puede decirme ¿qué mal ha hecho este sacerdote para que lo suspendan?
12/03/12 4:32 PM
Anónimo...
Sr. Luis Fernando, Enrique... el responsable de mi diócesis (o parroquia -situada en una cidudad de 300.000 habitantes-) es, precisamente, el que me informó de la prohibición de comulgar (aunque me confesara). Y bueno, a regañadientes, la acepto. Pero no me parece justa. Y sí, llevo dos años acudiendo a Misa cada domingo (anteriormente también algún que otro día durante la semana... -aunque en estos momentos no lo hago por mi horario de trabajo-).
Me casé con 19 años con mi niña embarazada. Y a lo hecho, pecho, me dije. Me separé cuando el niño cumplió 19 años... después de unos últimos años de matrimonio desarreglados (ya saben, intenté conocer lo que con 19 no alcance). Esa es mi culpa (imperdonable). Por tanto, responsable y culpable de mi divorcio, sí; pero aún así..

Gracias. Y saludote.

: )
12/03/12 4:37 PM
Pingüino
Suspensión de empleo y sueldo a los rebeldillos
12/03/12 5:02 PM
JCP
Con lo sucedido se demuestra una vez más que muchos sacerdotes no son fieles a su ministerio, porque se limitan a predicar lo que a la gente le gusta o a acomodar la predicación a la sensibilidad de las masas. En ese lamentable hecho de degeneración en la evangelización tienen mucho que ver los obispos, porque muchas veces los criterios para seleccionar a los formadores de los Seminarios Mayores no son muy sanos. En efecto, un criterio muy difundido para elegir a un sacerdote como rector o formador en el Seminario Mayor es que precisamente sintonice con la mentalidad actual (sinónimo de que su predicación se acomode a lo que las masas aprueban). HAGAMOS UNA CAMPAÑA PARA CORREGIR ESO EN EL CLERO
12/03/12 5:22 PM
Roque
Anónimo: Yo estoy separado pero no me he vuelto a casar, (la verdad es que no estoy divorciado siquiera), ni vivo con nadie. El sacerdote de mi parroquia conoce perfectamente mi situación y yo confieso y comulgo como todos los demás. No entiendo su situación. Aunque Vd hubiera sido culpable de su divorcio, (por infidelidad o lo que sea), si se arrepiente y se confiesa puede comulgar, seguro, se perdona hasta a los asesinos si se arrepienten. Un saludo.
12/03/12 6:45 PM
Luis Fernando
Anónimo, yo en su caso recurriría hasta la mismísima Santa Sede. Si no vive en pecado público, puede comulgar exactamente igual que el resto de fieles.

Y si es menester, dígale al cura que le prohibe comulgar que se pase por aquí a argumentar en contra de lo que le digo.
12/03/12 8:33 PM
Abel
Hola a todos:

Un hecho preocupante es que por lo menos aquí en Argentina veo poca gente en los confesionarios. Van y comulgan pero no los he visto previamente en el confesionario.

De hecho hace poco concurrí a una boda con misa y muchos de los presentes comulgaron pero dudo que la mayoría se haya confesado.

Como puede el sacerdote negar la comunión si muchas veces ni siquiera conoce a la persona?

Yo creo que ningún sacerdote debería dar la comunión (excepto en casos muy particulares) a menos que personalmente sepa que esa persona se ha confesado.

Abel
12/03/12 9:04 PM
Trajano el Romano
Yo creo que va siendo hora de que la Iglesia se plantee en algunos sitios la idea de no dar la comunión salvo a aquellos de quienes hay garantía absoluta de que son católicos practicantes. Se celebra la Misa y al final de la misma, el que quiera comulgar se pasa por sacristía y allí el cura la da o la niega.
Así se hacía en los primeros siglos.
12/03/12 9:33 PM
Miguel
Corregidme si me equivoco.

Anónimo (cualquiera) podrá comulgar si no está en pecado mortal, incluyendo ahí el que no viva en concubinato. Otra cosa es que el sacerdote (de cualquier nivel) pueda o no negarle esa comunión dependiendo de que ese pecado sea público.
Entiendo que basta con que el sacerdote conozca el pecado fuera de confesión para que se pueda considerar público.

Es decir, que aunque no te puedan negar la comunión, sí puedes estar en la situación de no poder comulgar. Y desde luego no se debe reclamar lo que no se puede hacer.
12/03/12 9:54 PM
Chimo
Bravo por el señor obispo, monseñor Vito Hounder. No hay que tener miedo en defender la fe católica desde la más plena coherencia y libertad.
12/03/12 10:04 PM
Mirta
Miguel:
O hay pecado o no lo hay. Si lo hay y el sacerdote lo conoce durante el sacramento de la reconciliación, pero no concede la absolución por falta de arrepentimiento, entonces el pecado sigue presente. Si se concede la absolución, fin del pecado. ¿Por qué no podría comulgar?
Mucho me temo que el sacerdote de Anónimo tampoco le conceda la absolución sacramental por considerarle en pecado permanente, lo cual no es lo que enseña la Iglesia en estos casos.
12/03/12 11:59 PM
Miguel
Mirta, lo que se dice en confesión es secreto.
Por tanto a todos los efectos el confesar algo que no se perdona sigue siendo un asunto privado del pecador y el sacerdote tiene que ignorarlo en todas sus acciones.
Denegar una comunión en público por un pecado confesado en privado es poner el pecado en público. El sacerdote no puede hacer eso.

Por otro lado, lo principal que yo vengo a expresar, es que aunque el pecado sea privado (no se conozca), y por tanto el sacerdote no pueda negar la comunión al pecador, el pecador en pecado mortal sigue sin poder comulgar. ¡Aunque nadie pueda negárselo!
Y si no puede comulgar nunca debe reclamarlo, aunque indebidamente alguien se lo deniegue.
13/03/12 12:33 AM
Juan Mariner
Hay que decir las cosas sin tapujos, pero razonándolo.
13/03/12 12:57 AM
tapatio
Como bien dice su Excelencia es por caridad y misericordia hacia las personas divorciadas y vueltas a "casar" (civilmente) que hay que recordarles que no pueden comulgar como bien dice nuestro Señor: "Quíen coma el pan o beba el cáliz del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor...Pues quien come y bebe sin discemir el Cuerpo, come y bebe su propia condenación.” (Cor 11, 27-29)
13/03/12 7:33 AM
Mirta
No sé que ha pasado pero este comentario mío ya lo escribí y se perdió.

Anónimo, en muchos documentos vaticanos se habla de que no pueden los divorciados en nueva unión. No se habla mucho de los divorciados solos porque no tienen tratamiento especial para la Iglesia. En la exhortación apostólica Familiaris Consortio, en el punto 83, habla expresamente de los divorciados solos, y alienta a que participen de la eucaristía.

Si usted no puede comulgar, tampoco podría confesarse ni recibir ningún otro sacramento. Algo está manejando mal su sacerdote.
14/03/12 2:26 AM
Montaraz
Sobre el tema de la comunión de los divorciados:

- Quien no puede comulgar es quien esté conviviendo de un modo matrimonial con alguien que no sea su legítimo esposo o esposa, esté o no divorciado.

- Un divorciado, por el hecho de estar divorciado, no está excluido de la comunión. Sólo si comienza a convivir con otra pareja lo estará. Salvo que convivan como hermano y hermana, se entiende.

- Quién haya sido el culpable de la ruptura es indiferente.

- Por tanto, nadie puede negar la comunión a una persona sólo por estar divorciada.

- Lo que se sabe en confesión es secreto. El sacerdote debe actuar como si no lo supiera. Si el sacerdote sabe por confesión que una persona está conviviendo con quien no es su legítimo cónyuge no puede negarle públicamente la comunión. Sería romper el secreto de confesión. Hay que ser extremadamente cautelosos con esto último.
14/03/12 6:16 PM
Danago
Desde hace 15 años nosotros, divorciados y vueltos a casar, participamos activamente en la parroquia. Y todos conocen nuestra situación cuando comulgamos. Debo aclarar que ambos fuimos en su día víctimas inocentes de matrimonios nulos. Pero una de las personas causantes culpables se negó a someterse al proceso de nulidad. Por lo cual no pudo hacerse lo deseable y más correcto según la moral católica. Bastante pena hemos tenido. Primero por soportar pacientemente durante años del primer matrimonio con esperanza y deseo de mejoras que nunca se dieron. Segundo por vernos expuestos a vergüenza pública. Y tercero y más grave, tras de cornudos, apaleados. Pretenden los más talibanes, integristas y ultramontanos que tras que se nos ha robado media vida, encima se nos prive del Cuerpo de Cristo. Quieren que permanezcamos el resto de la vida a la espera de que el primer cónyuge se canse de su última aventura y vuelva, o que la soledad afectiva se prolongue, o la soledad en el lecho, o que vivamos con voto de castidad. Vamos, hombre, Dios quiere que seamos perfectos, pero hasta donde su exigencia sea razonable. Tanto heroísmo sería sublime. Pero lo sublime está al borde de lo ridículo.
En Mat. 19,9 Jesús admite la excusa del adulterio del cónyuge culpable para que el inocente se beneficie del divorcio. No entiendo las restricciones de los moralistas vaticanos. Es ofensivo para el cónyuge inocente, e injusto. Más aún cuando en la segunda entrega sí se da el verdadero matrimonio de alma
17/06/12 11:18 AM
Luis Fernando
Danago:
Debo aclarar que ambos fuimos en su día víctimas inocentes de matrimonios nulos. Pero una de las personas causantes culpables se negó a someterse al proceso de nulidad.

LF:
Para que la Iglesia declare un matrimonio nulo no es necesario que todas las partes colaboren en el proceso. Y lo sé de muy buena tinta porque conozco casos de personas cuya anterior pareja no quería la nulidad y sin embargo la Iglesia ha declarado nulo dicho sus matrimonior.

A partir de ahí, diga usted lo que le parezca.
17/06/12 11:31 AM
JUAN NADIE
Danago, tu sufrimiento no habilita para llamar Taliban, integrista o ultramontano a quien sigue la doctrina de Cristo.

Nadie te quita el cuerpo de Crito, te lo quitas tu mismo cuando rechazas su doctrina.

Yo comprendo que es duro, conozco casos parecidos muy muy duros, pero tienes que elegir. ¿de que le sirve al hombre tener el mundo si con ello pierde su alma?

¿NO te das cuenta de la barbaridad que dices? Como tu esposa te abandona ¿entonces ya no tienes que vivir la castidad? ¿y si le hubiese dado una enfermedad neurodegenerativa que la postra y la hace completamente inutil para el sexo y la deforma y la convierte en un antídoto para la lujuria como conozco un caso? ¿que harías, te irias con otra, siguiendo tu razonamiento de que no puedes vivir la castidad? ¿Y como la viven los religiosos?.

Comprendo que lo hayas pasado muy mal, pero eso no te "justifica". Te estas autoengañando. ¿de que te sirve comulgar si comentes adulterio y no sigues uno de los 10 mandamientos, por mucho que quieras a tu pareja? No lo digo yo, lo dice Jesus. Ser consecuente a veces es heroico, y a ti te ha tocado. Lo siento sinceramente, comprendo tu dolor, y le pido a Dios que te ilumine a ti y a tu pareja, para que podais comulgar pero en verdadera gracia. Dios os guie y os guarde.
7/11/14 1:58 AM
JUAN NADIE
Abnel lo que dices de la confesión en Argentina, en España es igual o pero, aqui no se confiesa ni... Si vemos toda la gente que comulga y calculamos una confesión semanal o quincenal, no cuadran la cuentas para el tiempo que los sacerdotes dedican a la confesión en algunas parroquias.

YO creo que los presbíteros deberían permanentemente alentarnos a la confesión, y no solo de palabra sino pisando confesionario o manifestanto su disponibilidad para confesar en cualquier momento.
7/11/14 2:04 AM
JUAN NADIE
IGNASI GARRIDO, aunque no vivo en Suiza, te comprendo muy bien. Yo te podría contar el caso de parroquias muy importantes de España donde pasa eso que dices y donde los sacerdotes no obedecen al Obispo y algunas cosas peores que causarían dolor y tristeza (no conozco casos de pederastia porque si no los denunciaría). No todo esta mal, pero por desgracia dista muchos de estar todo bien.
7/11/14 2:11 AM
JUAN NADIE
JOSE MANUAL ARIAS PORTAL.
Creo que te equivocas seriamente cuando afirmas que San Pablo a los veinte años de Cristo cambió la doctrina.
Yo creo que no la cambió.
Lo de que se separase un cristiano de su pareja, si estaba casado antes de convertirse es lógico, para que no pierda su fe el convertido. Además si ya estaban casados y se volvieron a casar con el equivalente actual a una dispensa, pero por lo que sea se constata que el conyuge no convertido realmente no acepta el matrimonio católico, no es que se divorcien, sino que como dice San Pablo no estan obligados por que no ha habido verdadero matrimonio.
Ademas al resto les dice claramente no que se busquen la vida, sino que no se casen o se reconcilien. Si es que tu mismo lo explicas. No se como puedes llegar a esa conclusión.
7/11/14 2:20 AM
Luis Fernando
Juan esta, noticia es de hace dos años y medio. Es casi imposible que las personas a las que escribes te lean.
7/11/14 8:08 AM
Ignacio
Hay que explicar mejor las cosas, se refiere a que una persona que se divorcia y luego se casa por lo civil no debería poder hacerlo? O se refiere usted a que una persona que se divorcia, pide la nulidad matrimonial y la propia iglesia le da la nulidad y se vuelve a casar por la iglesia no podría comulgar? Que le parece si lo explica mejor, porque quiero pensar que usted se refiere al primer caso y no al segundo.
22/06/16 11:45 AM
Luis Fernando
Obviamente es el primer caso.

De todas formas, está usted comentando una noticia de hace 4 años
22/06/16 12:09 PM
toti
Anóninmo, un sacerdote explicó lo siguiente: cuando hay un divorcio hay un culpable, ESTE CULPABLE como se ha dicho ES EL RESPONSABLE DE LA SEPARACIÓN pues ÉSTE PIDIÓ, FORZÓ O EXIGIÓ LA SEPARACIÓN, y la otra parte aceptó porque no le quedó más remedio debido a TU EXIGENCIA si fue este tu caso, estás en problemas, TÚ TE QUEDAS SIN COMULGAR aunque no te cases nuevamente... SI AMBOS PIDIERON EXIGIERON O FORZARON LA SEPARACIÓN, ups ambos están en problemas, SE QUEDAN SIN COMUNIÓN LOS DOS, aunque ninguno se case nuevamente, si la otra parte pidió, exigió, forzó, es la otra parte QUE SE QUEDA SIN COMUNIÓN aunque NO SE CASE NUEVAMENTE, ya que quien rompe el Sacramento le dice NO a Dios o sea el pecado YA ESTÁ HECHO aunque casarse nuevamente sólo empeora la situación, pero ésto de pidió,exigió, forzó se refiere no a comportamientos, como peleas, gritos, etc, NO, sino a exigir un divorcio, a exigir la separación, A NO QUERER PERMANECER JUNTOS YA MÁS, ése es el pecador que se queda sin comunión, y no le pelees al sacerdote, no te vaya a salir el tiro por la culata hermano imagínate que llegaras al juicio chaale y te digan que comiste tu propia condenación, uuuuyyy, sé prudente investiga, pregunta y acata, que Dios te lo tendrá en cuenta, ahora LO MEJOR QUE PUEDES HACER ES VOLVER EL CAMINO Y C O R R E G I R ... Y COMPONER LO QUE NO SIRVIÓ, vuelve a tu matrimonio y DILE SÍ A DIOS y Dios te lo tendrá en cuenta. que Dios nuestro Señor Jesucristo te bendiga.
28/06/16 9:32 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.