Dice que tiene que escuchar a su conciencia

El presidente filipino está dispuesto a ser excomulgado por apoyar una ley de planificación familiar

El presidente filipino Benigno Aquino ha asegurado que prefiere ser excomulgado por la Iglesia Católica antes que renunciar a una ley que permite el acceso de la población a la planificación familiar. Así responde a las palabras del responsable de la pastoral familiar de la diócesis de San Pablo, que aseguró que el presidente es «un mal católico y su conciencia no está bien formada». Los obispos filipinos pueden negarle la comunión.

(Agencias/InfoCatólica) “Sé que hay quienes se oponen. Aun con el riesgo de excomunión, es mi deber explicarles mis principios como líder, incluso si sus mentes están cerradas. Al final, tengo que escuchar mi conciencia y hacer lo correcto”, aseguró Aquino, que expresó su preocupación por los padres jóvenes y desempleados y sin medios para alimentar a sus hijos.

Los obispos filipinos advirtieron meses atrás que se negará la comunión a quienes apoyen la ley, ya que consideran que algunos de los métodos anticonceptivos son en realidad una forma de aborto, que es ilegal en Filipinas.

Según la Iglesia, la pobreza es un problema económico que requiere una solución "exclusivamente económica" y, por lo tanto, no se resolverá reduciendo el índice de natalidad mediante métodos anticonceptivos.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

13 comentarios

Armando
Está demostrado que el problema de la pobreza no es la superpoblación; sinó el reparto de las riquezas que produce un país.

Es muy conocida la educación pro yanquee de los "Aquino", piensan como ellos, su madre Corazón, nunca se dignó a decir una palabra en español ni en talago; no así su suegra que hablaba un correctísimo castellano.
20/04/11 11:38 AM
Francisco Javier
Pues es tan sencillo como darles subvenciones a esas familias.

Y si no tienen dinero, que cobren más impuestos a las altas rentas. Que uno que gana 100 millones de Euros al año, si le cobras en impuestos un 40% no se va a morir... Porque con 60 millones ya tiene para vivir de vicio.

Qué burrada tanto dinero...

Así que eso es lo que haría si fuera un Gobierno verdaderamente preocupado por lo "Social" y por el Bienestar de sus ciudadanos. Y sobre todo, si fuera un gobierno católico.
20/04/11 11:42 AM
percival
No escucha su conciencia. Escucha su bolsillo (que es donde la tiene). Y a las trasnacionales que lo van a llenar. Punto.
20/04/11 5:25 PM
maria-a
Si,el demonio habita en su conciencia...Dios se apiade de el.Bendiciones!!
20/04/11 5:58 PM
Faramir
Francisco Javier, no es necesario recurrir a ejemplos tan exagerados, ya que no hay tantos ricos y que éstos pueden esconder su dinero. En mi opinión basta con frenar el derroche y la corrupción, junto con un sistema fiscal equitativo. Pero hacer todo esto es más difícil que promover el aborto y dar condones.

Ahora bien, el problema es que muchos católicos, empezando por algunos obispos, votan sin vacilar por esta gentuza.
20/04/11 6:02 PM
Francisco José Delgado
Escucha a su conciencia que le dice: "Anda, agarra el fajo de billetes que te está ofreciendo la IPPF por debajo de la mesa".
20/04/11 6:40 PM
Javier
Filipinas en 1975 tenía 40.000.000 de habitantes; actualmente tiene 92.000.000. ¿es tan "malo" pedir un control de la natalidad?
Los recursos naturales son limitados, se está viendo ahora con la subida de los precios del petroleo porque todos esos países en vias de desarrollo y con millones y millones de habitantes también aspiran a vivir, al menos, tan bien como la media de los occidentales.
Lo que hace falta es un acuerdo internacional para parar el impable aumento de la población mundial, y eso no es ni cristiano ni anticristiano ni nadie merece ser excomulgado por poner una solución tan racional y lógica a la pobreza consecuencia del imparable crecimiento de los países en vía de desarrollo.
20/04/11 7:12 PM
Francisco José Delgado
Javier, lo de que no hay recursos para sostener a la población es una memez de un calibre sólo comparable con la ignorancia media de un estudiante de LOGSE.
El problema no es la cantidad de personas ni la escasez de recursos, es un problema de gestión y de justicia social.
El Perú es el doble de grande que España, y tiene la mitad de población. Naturalmente es muchísimo más rico que la mayoría de países desarrollados. Sin embargo deberías venirte a mi parroquia a ver cómo vive la gente.
20/04/11 10:26 PM
Ricardo
Es lo mismo con todos los que prefieren salvar su imagen política primero: se ponen a si mismos como víctimas de la iglesia inquisitiva e inhumana, o de cualquier otro tipo de agrupación provida. "Salvan" vidas terminando con otras. No me queda claro en donde esta tranquila su conciencia, y aunque se terminase con la vida de medio país (para que volviesen a ser como en 1975, como alguien suguiere por ahi), su problema de pobreza seguirá ahí, y no tardarán en superpoblarse de nuevo. En lugar de repartir condones y pagar abortos, los paises desarrollados y la ONU deberían mejor de apoyar la correcta educación y la accesibilidad de servicios correctos de salud y de formación en paises tercermundistas (y otros mas desarrollados también). De otra forma, pues tampoco le veríamos nada de malo a las prácticas absolutistas en lo referente a las matanzas prácticadas durante el regimen nazi o el comunista chino de otras épocas.
20/04/11 11:20 PM
Javier López
No entiendo esta parte:

"Los obispos filipinos advirtieron meses atrás que se negará la comunión a quienes apoyen la ley, ya que consideran que algunos de los métodos anticonceptivos son en realidad una forma de aborto, que es ilegal en Filipinas."

Da la impresión "a contrario sensu" que los métodos anticonceptivos que no "son en realidad una forma de aborto" no preocupan a los obispos filipinos, y sólo les preocupa el aborto por ser ilegal.

Si un político que se dice católico promueve proyectos de anticoncepción, debe ser fulminantemente excomulgado. Y punto. Si además promueve el aborto, todavía con mayor motivo.
20/04/11 11:43 PM
Faramir
Javier, ¿quiere dejar de repitir los mantras de 'El País' y del Club de Roma?

En casi todos los países con mayor densidad de población (Japón, Holanda, Suiza, Singapur, Bélgica...) no hay hambrunas. ¿Por qué?

Para erradicar el hambre hay que trabajar más, pero es más fácil (y más lucrativo) dar condones. Aunque ya la producción de alimentos supera la que necesitaría la población humana para alimentarse, ¿no sería más útil que se cultivase toda la tierra abandonada en las últimas décadsa en países como España o que países pobres, como Pakistán y la India, abandonasen sus programas de armamento nuclear?
21/04/11 12:46 AM
Ricardo de Argentina
Sí, es muy malo Javier, porque los "controles de natalidad" se hacen a costa de la destrucción de la familia, que es la primera "enemiga" de sus mentores y consecuentemente, la primera víctima. Es bien sabido que el aborto, que está indisolublemnete asociado a ese tipo de "control", mata tanto a los nonatos como a las familias, les mata el espíritu, y la familia es una realidad espiritual.

Entonces, muchísimos de los 92 o los 80 o los 50 millones de filipinos que logren sobrevivir a los "controles", tendrán una formación familiar deficiente que los marcará de por vida.
21/04/11 4:02 AM
Ricardo de Argentina
En otro orden, Javier, hay muchos países que han duplicado con holgura su población de 1.975, como Israel o Paraguay por ejemplo, siendo la media de aumento mundial de la población del 70% en ese período, así que lo de Filipinas no es ningún caso monstruoso.
21/04/11 4:39 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.