Se trata de la Wakefield and District Housing

Una constructora británica expedienta a un trabajador por no retirar una cruz de la furgoneta de la empresa

Aumenta la lista de cristianos que terminan teniendo problemas judiciales y laborales en Gran Bretaña, sólo por expresar públicamente su fe. Una de las constructoras más grandes de Gran Bretaña, la Wakefield and District Housing, ha abierto un expediente disciplinario contra uno de sus dependientes –Colin Atkinson–, porque se niega a quitar una discreta y sencilla cruz hecha con hojas de palma, del parabrisas de la furgoneta de la empresa.

(Zenit/InfoCatólica) Atkinson, que fue contratado en 1996 como electricista de la la Wakefield and District Housing (WDH), con sede en Castleford, al sureste de Leeds, en Yorkshire occidental, que también recibe dinero público, está a punto de ser despedido por un “grave error profesional”, a pesar de tener un historial de servicios impecable.

“Los últimos meses han sido increíbles, una pesadilla”, dijo Atkinson: “He trabajado en las minas de carbón y presté servicio en el ejército en Irlanda del Norte y nunca he soportado tanto estrés como ahora. El trato a los cristianos en este país se está convirtiendo en diabólico. Es lo políticamente correcto llevado hasta el extremo”.

Atkinson, de 64 años, frecuenta la Pentecostal Destiny Church en Wakefield. Pero el hombre no pretende huir. “Nunca me he sentido tan motivado antes. Estoy decidido a luchar por mis derechos. Si me despiden, que así sea. Pero lucharé por mi fe”, dijo al Mail on Sunday. “(Nosotros) los cristianos –sostiene– estamos llamados a vivir públicamente nuestra fe”.

La persecución empezó el año pasado

Los problemas del señor Atkinson empezaron el año pasado, cuando los responsables de la empresa, que tiene casi 1.500 dependientes y gestiona más de 30.000 casas en el área de Wakefield, pidieron a sus dependientes que no exhibieran cruces en los parabrisas de los camiones. Según los directores de la cooperativa, la cruz podría ofender a la gente o dar a entender erróneamente que se trata de una “organización cristiana”. Como explicó la responsable de la igualdad y la diversidad de la compañia, Jayne O'Connell, “la sociedad WDH tiene una línea de conducta de neutralidad. Tenemos ahora fes distintas, nuevas culturas que aparecen. Debemos ser respetuosos con todas las confesiones y puntos de vista”, afirmó O'Connell.

El electricista ha rechazado con decisión todos esos argumentos. En todos estos años “nunca he observado una reacción negativa o recibido una queja”, dijo al Mail. Incluso, continuó Atkinson, “tengo buena relación con la gente y tengo muchos amigos de otras creencias, incluso un sikh y un hindú”.

Como observó el Daily Mail en su edición dominical, el caso es increíble. El director del almacén de la WDH en Castleford, del que depende Colin Atkinson, decoró sin problemas su oficina con un manifiesto del revolucionario Che Guevara. Además, la empresa es promotora convencida de políticas llamadas “inclusive”, y participa con puestos y quioscos en manifestaciones para los derechos de los homosexuales, apoya la causa de los transexuales y permite a sus dependientes llevar símbolos religiosos, por ejemplo el turbante de los sikh. Además, respondiendo a una pregunta concreta del representante sindical de Atkinson, Terry Cunliffe, O'Connell declaró que no tendría ningún problema si una dependiente suya llevara un burka con los colores de la empresa, considerándolo una pieza de ropa “discreta”. Lo importante es que la mujer trabaje bien, dejó entender la responsable.

La acción contra Atkinson empezó con una carta anónima “maliciosa” y “llena de grandes mentiras”, que provocó el pasado diciembre un cambio en el reglamento interno sobre el uso de los vehículos de la empresa.

Apoyo sindical

Atkinson tiene el apoyo de muchos compañeros y de su representante sindical, Cunliffe, que declaró que la empresa constructora “está llevando su política de los políticamente correcto hasta límites insospechados”. “La compañía está usando la maza para aplastar a una pequeña nuez. Es una medida completamente desproporcionada la de que una persona arriesgue su despido por haber mostrado un discreto símbolo religioso”, dijo.

El Christian Legal Centre apoya la causa de Atkinson. En un comunicado publicado el domingo en la web de la asociación, la administradora delegada Andrea Minichiello Williams describió a Atkinson como “un hombre respetable y trabajador”. Según Minichiello Williams, el asunto tiene trazas de ser “algo notablemente intolerante”. “¿Este es el tipo de sociedad en el que el público británico desea vivir?”, se preguntó. “La cruz es un símbolo del profundo amor de Dios por todos nosotros. No debe ser una cosa de la que avergonzarnos”, añadió.

Para el Mail on Sunday, el tema está claro. Aunque la empresa del señor Atkinson proclama su imparcialidad o neutralidad, “de hecho no es así”. “Cuando justo el Domingo de Ramos, un hombre honrado es perseguido por manifestar sobriamente su fe con una cruz de palma, esta historia empieza a parecerse a una persecución”.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

9 comentarios

Reflex
Si la camioneta es propiedad de la empresa, no veo donde está el problema. No quieren símbolos y punto, la camioneta es suya. Lo mismo que si en lugar de la cruz, el señor en cuestión hubiera colgado una hoz y un martillo, una esvastica o la estrella de David. No veo que la cosa de para mucho comentario, la verdad.
20/04/11 9:16 AM
Nacho
También pienso que hemos de distinguir varias cosas.
Existe libertad de pensamiento, opinión, religión, tanto en público como en privado. Pero es una empresa privada y creo que se deben cumplir las normas de la empresa. El empresario precisamente tiene unas opiniones y religión propias, en este caso parece ser no-religioso, y hay que respetar su derecho a dirigir su empresa como él quiera.
Otra cosa distinta es que pueda haber discriminación laboral por motivos religiosos. Pero en este caso creo que no lo hay. Simplemente la empresa tiene una "línea editorial", y hay que respetarla.
20/04/11 11:16 AM
Juan Manuel Rubio González
También es propiedad de la empresa el despacho en que el jefecillo puso un manifiesto del Che Guevara (conocido matarife). ¿Qué pasa, que la religión guevarista sí se admite en esa empresa y el cristianismo no?

Dicen que no tienen nada contra el burka ni contra los turbantes sikh, ambos símbolos religiosos a más no poder, y además dicen ser inclusivos, pero una cruz no ¡Hasta ahí podríamos llegar con la inclusión y la tolerancia!

Esto no es más que persecución religiosa contra el cristianismo, como lo ha sido siempre desde los romanos para acá, y todo lo demás es hipocresía e hipócritas los que lo niegan.
20/04/11 11:57 AM
Alberto
La camioneta, aunque sea propiedad de la empresa, es el lugar de trabajo de este señor. Por ello, tiene derecho a colocar en ella algunos objetos personales, como fotos de sus hijos o una pequeña cruz. Invocar el derecho de propiedad para privar a un trabajador de todo tipo de facultad para colocar pequeños objetos personales en su lugar de trabajo es una muestra del capitalismo más feroz, que considera al trabajador un mero autómata sin ningún derecho. La política de esta empresa es claramente anticristiana, puesto que ellos mismos han declarado que no tienen ningún problema en que los trabajadores lleven otros símbolos religios, incluso aunque se trate de un burka. La libertad de los trabajadores debe ser defendida ante los abusos de los empresarios, aunque sean propietarios de los medios de producción.
20/04/11 12:24 PM
Amfortas
Con lo que se van a sentir ofendidos los clientes, y la gente en general, es con que echen a sus mejores profesionales con arbitrariedades como éstas. Y, por lo que leo en la noticia, bien que se merecerían esa reacción.
20/04/11 12:25 PM
Maricruz
Reflex, pues si, también la oficina decorada con fotos del Che Guevara es de la empresa y nadie le dice nada al que la ocupa.

Mientras no admitan que lo suyo es cristianofobia no adelantaremos nada.

Las fobias son tratables, lo sabía?
20/04/11 1:22 PM
MH
El símbolo de la Cruz tiene un peso específico en los países de tradición cristiana y debería ser respetado sólo por eso, la bandera del Reino Unido es la unión de tres cruces, la cruz de San Jorge por Inglaterra, la de San Andrés por Escocia y la de San Patricio por Irlanda.

http://es.wikipedia.org/wiki/Bandera_del_Reino_Unido

¿Debería cambiar el Reino Unido, Inglaterra y Escocia sus banderas con símbolos cristianos para no "discriminar o molestar" a los británicos que no lo sean? ¿deberíamos cambiar el domingo y la navidad como días festivos por lo mismo... y los nombres de las ciudades con nombre de santo?

La noticia cuenta que la empresa participa en eventos de apoyo a la homosexualidad y respeta otros símbolos religiosos como los turbantes, ¿no piensan de la misma forma que esto pueda molestar a los que no participan de ello?... al final se impone lo políticamente correcto, como España y mientras se intenta restringir lo propiamente nuestro se buscan "alianzas de civilizaciones" con lo extraño.
20/04/11 1:38 PM
Trabucio
Maricruz, creo que hay una pequeña diferencia entre un despacho en la oficina, que en principio no está a la vista del público, y una furgoneta que se desplaza por la vía pública y es vista por un montón de gente.
A parte de esto, puedo estar de acuerdo en que no parece igual de justo admitir unos símbolos y no otros, pero siempre que se den las mismas condiciones, lo que no parece que sea el caso.
Alberto,"La camioneta, aunque sea propiedad de la empresa, es el lugar de trabajo de este señor. Por ello, tiene derecho a colocar en ella algunos objetos personales, como fotos de sus hijos o una pequeña cruz. Invocar el derecho de propiedad para privar a un trabajador de todo tipo de facultad para colocar pequeños objetos personales en su lugar de trabajo es una muestra del capitalismo más feroz, que considera al trabajador un mero autómata sin ningún derecho." Muy bien, pero si las fotos son, en vez de las de sus hijos, las de sus ligues, y encima en paños menores, ¿también hay que aceptarlo?, ¿decide usted, la Iglesia, o la empresa, lo que se puede o no poner en la furgoneta?.
20/04/11 4:00 PM
MH
Trabucio:

La Iglesia no decide, decide el trabajador que pone una imagen que representa a su creencia religiosa, que además forma parte esencial de la tradición cultural de su país. Y sí es su entorno de trabajo, aunque sea un sitio público. Lo de restringir poner la imagen de una cruz parece "cogérsela con papel de fumar" y limita la libertad de las personas creyentes, mientras se promociona la teórica libertad de todo... No puede ser igual que poner a "señoritas" porque se supone que por ejemplo no pueden ponerse dónde puedan verlas menores, aunque los quioscos de prensa se salten esa norma...

Lo que es extraño es que la tradición cultural pueda ser ofensivo a los demás, porqué ¿va a ser ofensivo a los ingleses la imagen de una cruz en una furgoneta y no lo es la Cruz de San Jorge en la bandera inglesa...?

Que por cierto es también la bandera de Barcelona y si nos fijamos está en el escudo del Barsa. Creo que algún partido que jugaron en un país musulmán les pidieron que tapasen al cruz del escudo...
20/04/11 7:22 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.