«La Iglesia no teme a la pobreza, al desprecio, a la persecución»

Benedicto XVI: «El Sermón del Monte puede ser comprendido y vivido solamente siguiendo a Jesús»

Como cada domingo, Benedicto XVI ha dirigido la oración mariana del Ángelus con los miles de fieles presentes en la Plaza de San Pedro. El Santo Padre recordó que las Bienaventuranzas son un programa de vida para todo ser humano: «está dirigido a todo el mundo, en el presente y en el futuro, y puede ser comprendido y vivido solamente en el seguimiento de Cristo, caminando con Él».

(Agencias/InfoCatólica) Benedicto XVI ha manifestado que el sermón predicado por Cristo no se trata de una ideología, sino de una enseñanza que viene de lo alto y que toca la condición humana, precisamente aquella que el Señor, encarnándose, ha querido asumir, para salvarla. Por ello, “el Sermón de la Montaña está dirigido a todo el mundo, en el presente y en el futuro ... y puede ser comprendido y vivido solamente siguiendo a Jesús, caminando con Él”.

“Las Bienaventuranzas”, aseveró el Pontífice, “son un nuevo programa de vida, para liberarnos de los falsos valores del mundo y abrirse a los verdaderos bienes, presentes y futuros. Cuando, en efecto, Dios consuela, sacia el hambre de justicia, seca las lágrimas de los afligidos, significa que, además de recompensar a cada uno de manera sensible, abre el Reino de los Cielos”.

Lo que es bajo y despreciable para el mundo, Dios lo ha elegido

Benedicto XVI, tras aludir a las palabras pronunciadas por el eremita Pedro de Damasco respecto a las Bienaventuranzas, subrayó que el Evangelio de la Bienaventuranzas se comenta con la historia de la misma de la Iglesia, la historia de la santidad cristiana, porque –como escribe san Pablo– “lo necio para el mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios; aquello que es bajo y despreciable para el mundo, aquello que no cuenta, Dios lo ha elegido para anular a lo que cuenta” (1Cor 1,27-28). Por esto la Iglesia no teme a la pobreza, al desprecio, a la persecución en una sociedad muchas veces atraída por el bienestar material y por el poder del mundo.

Y tras citar a San Agustín, que nos recuerda que, “no agrada sufrir estos males, pero podemos soportarlos por el nombre de Jesús, no solamente con ánimo sereno, sino también con alegría”, Benedicto XVI pidió a los fieles presentes en la Plaza de san Pedro a invocar a la Virgen María, la Bienaventurada por excelencia, pidiendo la fuerza de buscar al Señor (Sof 2,3) y de seguirle siempre con alegría, sobre el camino de las Bienaventuranzas.

 

InfoCatólica cuenta con tu ayuda, haz clic aquí

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

2 comentarios

Flavia
“Las Bienaventuranzas”, aseveró el Pontífice, “son un nuevo programa de vida, para liberarnos de los falsos valores del mundo
==============
Gracias, Santo Padre. En efecto, así las Bienaventuranzas nos desvelan cómo será el Juicio Universal, en el que, a buen seguro, habrá sorpresas cuando Jesucristo haga resplandecer ante todos los verdaderos valores. Entonces la humanidad tendrá que inclinar la cabeza ante los auténticos triunfadores según el criterio de Cristo, que no coincidirá en todos los casos con nuestras previas valoraciones según las apariencias, por muy avaladas que a veces parezcan presentarse.
31/01/11 1:04 PM
Liliana
Es verdad que las bienaventuranzas son un programa de vida viva, en abundancia y para todos los tiempos, solo hay que dejarse tocar por la gracia, o iluminarse por el Espíritu Santo, prometido por el Hijo de Dios, el que nos enseñara todo, al tal punto que , podremos ver nuestras propias aventuras al azar dueñas de una vida desprogramada y desvalorizada.
El sermón de la montaña quiere que nos animemos a pactar con el Bienhechor, con poder de revertir todo mal.
Que gran dicha esta a la espera del si del hombre, aunque no sepa como se hará realidad ese Reino Divino en la tierra.
En nombre de Cristo comparto el testimonio de nuestro Papa con distinta vivencia, pero que expresan lo mismo. Gloria a Dios al Santo Padre y a toda la Iglesia.
31/01/11 9:06 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.