Se trata de la Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros de Enseñanza

Una asociación de profesores de religión denuncia el aumento de coacciones a su colectivo

La secretaria general de la Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros de Enseñanza, Emma González, ha afirmado que «están aumentando» los casos de «coacción» a profesores de Religión católica en los centros escolares. En declaraciones a Europa Press, González ha indicado que «el miedo por parte de otros profesores a denunciar hace que este problema sea poco visible».

(EP/InfoCatólica)  Asimismo, la dirigente de la Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros de Enseñanza (APPRECE), ha señalado que en muchas ocasiones estas coacciones se dan de forma “indirecta”, como la reducción del presupuesto para material del profesorado de Religión, el hecho de no tener un aula concreta para impartir su asignatura, no contar con autorización para llevar a los alumnos matriculados en esta materia a realizar actividades fuera del centro, o las “dificultades” para poner un belén cuando llega la Navidad.

Más raros son los supuestos de coacciones directas, como el recientemente conocido de la profesora de un instituto de Zújar (Granada), a la que dos docentes de este centro obligaron a retirar un crucifijo de su departamento

“Esto va minando la situación de este colectivo de profesores”, ha advertido González, que ha alertado también del “miedo” por parte de estos docentes a denunciar situaciones de acoso en el centro. “El profesor de religión no se siente apoyado por nadie y para no tener estas presiones intenta llevarse bien con la dirección y el resto de profesores y así evitar problemas”, ha añadido.

Sin embargo, ha señalado que estas situaciones “dependen mucho de las plantillas de profesores y de la propia dirección del centro escolar”, y ha reconocido que hay colegios e institutos en los que “nunca ha habido problemas”.

Polémicas artificiales

Por su parte, el profesor de Religión y secretario de Comunicación del sindicato docente Anpe en Las Palmas, ha afirmado que aunque Andalucía es la comunidad en la que se conocen más casos de “discriminación” al profesorado de esta asignatura, “estas circunstancias se dan de forma puntual”. “Ahora no hay más problemas que hace veinte años”, ha aseverado, para añadir que son “polémicas artificiales”.

“Hay centros en que todavía hay crucifijos en las salas de profesores y también ocurre que cuando se acerca la Navidad se conocen casos en los que no se permite a algunos profesores que no se permiten poner portales de belén”, ha advertido. “Son cuestiones anecdóticas que nos despistan de lo que es el problema fundamental”, ha añadido.

Asimismo, ha señalado que estos casos de “acoso” son protagonizados por colectivos laicistas que quieren que la enseñanza de Religión esté fuera de las aulas. “Entendemos que el hecho religioso forma parte de la realidad cultural y que estas manifestaciones son propias de nuestra cultura judeocristiana. No damos catequesis”, ha aclarado.

InfoCatólica cuenta con tu ayuda, haz clic aquí

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.