Un sacerdote local pide asistencia inmediata

Inundaciones en Pakistán: «A las minorías religiosas son los últimos a los que les llegan las ayudas

Fr. Emmanuele Asi, presidente de la comisión bíblica de Lahore y miembro de la presidencia del Instituto Teológico para los Laicos de Pakistán, además de experto en diálogo interreligioso, ha sido entrevistado en la dirección nacional de Obras Pontificias en Alemania con sede en Munich, sobre la situación de Pakistán tras las catastróficas inundaciones, y los problemas que padecen los católicos en un país de mayoría musulmana.

(Fides/InfoCatólica) Las inundaciones en Pakistán, provocadas por las lluvias torrenciales monzónicas, ya han dejado casi 14 millones de damnificados y 1.600 fallecidos, han declarado el Gobierno pakistaní y las organizaciones de ayuda. “Esta catástrofe es peor que el tsunami de 2004, el sismo de Pakistán en 2005 y el reciente terremoto en Haití”, señaló esta semana Maurizio Giuliano, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

–Las organizaciones humanitarias hablan de una catástrofe con consecuencias peores que las del Tsunami. ¿Cuál es la situación a su juicio?

La valoración de las organizaciones humanitarias es justa. Casi 14 millones de personas se han visto afectadas por las inundaciones. Casi todos los diques del país han cedido. Ahora las aguas han alcanzado el centro de Pakistán con sus grandes llanuras, donde al contrario del norte montañoso el agua fluye lentamente. Las personas con mayor riesgo son sobre todo mujeres y niños y el gobierno parece no estar en grado de resolver la situación. Están abriendo mezquitas e iglesias para alojar a víctimas de las inundaciones; al contrario que hasta ahora, que casi ningún edificio estatal acoge a las víctimas. Esto es a lo mejor, porque las autoridades temen que, haciéndolo así, tendrían que proveer durante mucho tiempo al aprovisionamiento de medicinas y víveres y saben que no son capaces de hacerlo.

–Según la prensa, en el norte del país los talibanes están aprovisionando a las ayudas ejercitando presión sobre el gobierno u pidiendo que no se acepte ayuda del exterior. ¿Existe la amenaza de una islamización del país?

Los talibanes son un grupo pequeño pero influyente que controla las montañas del noroeste del país. En esa región también en el pasado valían las leyes tribales y no la Constitución pakistaní. La mayor parte de los musulmanes no ve con buen ojo a los talibanes. Su idea de un Islam con preceptos y prohibiciones muy rígidas les parece demasiado arcaica.

–¿Qué puede hacer la Iglesia para aliviar el sufrimiento?

Debemos actuar de una manera muy específica y rápida. A mediados de octubre comienza el invierno. Si la llegada del frío las personas non tienen alojamiento y ropa abrigada, la situación empeorará. Las ayudas deberían estar organizadas en colaboración con las organizaciones locales. Pequeños proyectos locales a menudo son más eficientes que los grandes programas que a menudo superan la capacidad logística del gobierno. Hay, por ejemplo, hermanas que ayudan a las personas en las montañas del norte y hospedan a las víctimas en su iglesia. Una de las hermanas me decía por teléfono que en su oficina el agua le llegaba por la rodilla. ¡Tiene necesidad de ayudas inmediatas!

–¿Cuáles son sus proyectos? 

Queremos crear pequeños equipos compuestos de personal médico y sacerdotes que se ocupan sobre todo de mujeres y niños. En colaboración con missio queremos poner a disposición los uniformes escolares y el material didáctico para los niños. Padres que han perdido todo no pueden permitirse tales gastos y queremos evitar que los niños pierdan los próximos años escolares. La ayuda será necesaria también después de las inundaciones cuando las personas traumatizadas tengan la necesidad de ser acompañados y cuando se pueda comenzar la reconstrucción.

–El 11 de agosto en Pakistán se celebra la jornada de las minorías religiosas. ¿Cuál es la situación de los cristianos y de las otras minorías religiosas?

El 97% de los pakistaníes son musulmanes. Los cristianos con el 1,8%, junto con los hindús, los sikh y los bahai, la minoría más grande. A pesar de que la Constitución garantiza la libertad religiosa, las minorías religiosas son discriminadas. Cuando llegan las ayudas, son los últimos en recibirlas en caso de catástrofe. A menudo son considerados ciudadanos de segunda clase. De niño, por ejemplo, no podía tocar el pozo de nuestra escuela porque era cristiano.

–¿Cuál es la realidad actual?

También hoy pocos musulmanes frecuentan tiendas o restaurantes dirigidos o frecuentados de pertenecientes a otra fe. Delante de los tribunales el testimonio de un musulmán vale el testimonio de dos fieles de otras religiones.

–De vez en cuando cristianos son asesinados en Pakistán. ¿Cuáles son los motivos de tal violencia?

Normalmente los musulmanes y los cristianos conviven pacíficamente, Pero para las minorías cristianas y de otras religiones la situación es siempre la misma. Siempre puede suceder algo. Las leyes pakistaníes prevén la pena de muerte por blasfemia y por desgracia a menudo se abusa de la ley contra la blasfemia para combatir actos discriminatorios.

–¿Cuáles son los motivos de tal discriminación?

A menudo se trata de enfrentamientos privados o de envidia en lo relacionado con los cristianos. Los musulmanes pueden denunciar a los cristianos delante de los líderes religiosos en sus mezquitas que tienen en poder de movilizar a los fieles. Se puede llegar al punto de que masas enfurecidas quemen un pueblo entero en el que vive un cristiano denunciado. A menudo el conflicto entre un musulmán y un cristiano finaliza con la muerte de un inocente.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.