Fue creado cardenal por Juan Pablo II en 1994

Fallece el cardenal japonés Seiichi Shirayanagi

La Conferencia Episcopal japonesa ha informado del fallecimiento de S.E.R el cardenal Seiichi Shirayanagui. El fallecimiento del prelado se produjo en un monasterio de Nerima, en Tokio, donde convalecía de una enfermedad. Creado cardenal en 1994 por el Papa Juan Pablo II, era el único representante de nacionalidad japonesa en el Colegio Cardenalicio.

(Agencias/InfoCatólica) Seiichi Shirayanagi, bautizado con el nombre de Pedro, nació en 1928 en Tokyo, donde cursó los estudios de primaria y secundaria en el Colegio de los Marianistas. Estudió filosofía y teología en la Universidad jesuita Sophia, en Tokyo. Fue ordenado sacerdote en 1954, y se doctoró en Derecho canónico en la Universidad Pontificia Urbaniana, en 1966.

Monseñor Shirayanagi fue nombrado obispo auxiliar de la diócesis de Tokyo en 1969 y sucedió al cardenal Doi como arzobispo titular de dicha diócesis en 1970, cargo en el que permaneció hasta su retiro en el año 2000.

Fue además presidente de la Conferencia Episcopal japonesa desde 1983 hasta 1992 y en 1994 se convirtió en el cuarto cardenal de Japón, país donde la religión católica es minoritaria pues predominan el sintoísmo y el budismo.

Su última intervención pública fue la homilía que pronunció el 24 de noviembre de 2008, en la beatificación de Pedro Kibe y sus compañeros mártires en Nagasaki.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.