Declaración ante la ONU

La Santa Sede reitera que se opone a la violación de los derechos humanos de los homosexuales

Tras el debate en mesa redonda sobre el tratamiento de los homosexuales por los gobiernos de todo el mundo, el Agregado jurídico de la Santa Sede ante las Naciones Unidas emitió una declaración en la que afirma que la Iglesia sigue oponiéndose a todas las violaciónes de los derechos humanos de las personas homosexuales. La carta cita como inadmisibles tanto la pena de muerte y la tortura como cualesquiera penas crueles, inhumanas o degradantes.

(ACI/Infocatólica) «La Santa Sede también se opone a toda forma de violencia y la discriminación injusta contra las personas homosexuales, incluida la legislación penal discriminatoria que atenta contra la dignidad inherente de la persona humana», continua la carta, firmada por el P. Philip J. Bené, Observador Permanente de la Santa Sede en las Naciones Unidas.

«El asesinato y el abuso de los homosexuales deben ser combatidos a todos los niveles, sobre todo cuando esa violencia es perpetrada por el Estado», se reafirma en la declaración del P. Bené.

Asimismo, aclara la carta, «si bien la posición de la Santa Sede sobre los conceptos de orientación sexual e identidad de género sigue siendo conocida, seguimos instando a todos los Estados y personas a respetar los derechos de todas las personas y trabajar para promover su dignidad y el valor inherentes».

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

1 comentario

Y es que el papel de La Iglesia es ese, enseñarle al hombre a ser Hombre, levantarlo del barro de sus pasiones y devolverle la dignidad que pierde cuándo olvida quién es y para qué es.
15/12/09 3:03 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.