Virginia Gristelli: «Al ser padres es más lo que se recibe que lo que se da»
Los Gristelli

Ella y su marido Jorge han adoptado este año cinco hermanos

Virginia Gristelli: «Al ser padres es más lo que se recibe que lo que se da»

Jorge y Virginia Gristelli son un matrimonio argentino, que antes de la adopción de 5 hermanitos misioneros, ya tenían una hija de 19 años (Trinidad), junto a la que decidieron agrandar la familia. Los tres juntos iniciaron la búsqueda y se inscribieron en todos los registros del país buscando hermanos.

(MisionesOnline/InfoCatólica) El principal motor de la búsqueda fue el deseo de la hija mayor de tener hermanos, el trabajo habia iniciado en el 2019, pero las respuestas «de los registros a nuestro juicio son muy fríos y poco reales». Al no tener novedades, a inicios el 2022 decidieron intensificar la búsqueda inscribiéndose en todos los grupos de hermanos del país. Hasta que el llamado tan esperado llegó. Desde Misiones les comunicaban que se podía realizar la adopción de 5 hermanitos. Allí comenzó un proceso «agilísimo y vertiginoso», y esta es su historia:

¿Hace cuánto se conocen y cuál fue el momento en que decidieron adoptar?

Nuestros nombres son Jorge y Virginia, nos dedicamos a la docencia y a la empresa editorial. Nos conocemos desde hace unos 35 años; y hace 32 que estamos felizmente casados.

Tenemos una hija de 19 años, que siempre quiso tener hermanos, y nosotros también, pero el tiempo fue pasando, y uno se va ahogando por las obligaciones y temas de cada día, y postergando lo más importante por lo urgente.

Hubo una experiencia frustrada hace años, y luego nos inscribimos por grupos de hermanos en el 2019, pero los registros a nuestro juicio son muy fríos y poco «reales». Una respuesta automática de que se ha recibido una ficha no es una respuesta, y con eso hay miles de postulantes que se quedan esperando eternamente.

¿Cómo llegaron a los chicos que hoy son sus hijos?

A principios de este año, tuvimos un incidente de salud que fue el disparador para «apretar el acelerador», tomando conciencia de cómo pasaba el tiempo, y que un día cualquiera podía pasar la vida entera, y teníamos un «tema pendiente». Así fue que en los primeros días de febrero pusimos todo en manos de San José, el padre adoptivo de Jesús y patrono de las familias, y nos inscribimos en todos los grupos de hermanos que vimos en el país, dejando de lado muchos reparos de edad que teníamos hasta entonces, sobre todo por los adolescentes.

A los quince días, más o menos, nos llamaron de Misiones por los chicos (Teresita de 6, Juan de 8, José de 11, M. Pía de 13 y Paz de 14), diciéndonos que éramos la única familia inscripta del país, lo que nos sorprendió muchísimo.

Y tras una entrevista virtual con profesionales del Juzgado, empezamos la vinculación virtual, -por videollamada-, en el mes de marzo, que fue mejorando cada vez más. Rescatamos el trato maravillosamente humano del Registro de Misiones, en fuerte contraste con lo que habíamos visto hasta entonces: nos llamó una persona real, con nombre, y hablamos cordialmente; no fue un mensaje de correo electrónico con un sello, como en otras provincias.

¿Cuáles fueron los miedos, expectativas, sensaciones previas a la adopción?

Teníamos temor a los recuerdos previos de los chicos, pero, sobre todo, a que ellos pudieran no aceptarnos, porque este proceso es de adopción mutua, y aunque nosotros nos sentimos jóvenes, no sabíamos cómo nos irían a ver los chicos.

Nuestra hija mayor (Trinidad) fue muy importante en este proceso de expectativas muy compartidas. Con ella hacíamos mil planes, imaginando situaciones y proyectando emociones y sorpresas. Una de sus primeras preocupaciones fue en preparar la fiesta de 15 para la mayor, que cumpliría en agosto.

También nos alentó mucho la alegría de mi mamá (83), que vive con nosotros, cuando se enteró. Actualmente, los chicos la quieren y cuidan mucho, y a ella le han cambiado la vida.

Luego, nos preocupaba arreglar la casa; lugar teníamos pero queríamos hacer una gran cantidad de mejoras, y no nos dieron los tiempos. Un día, Trini le dijo a mi esposo una frase para enmarcar, con mucho sentido común: «pa, no van a ser invitados; son tus hijos».

¿Cómo fue el proceso de adopción y con qué se encontraron?

El proceso fue agilísimo, y casi diría, vertiginoso. Como dijimos antes, rescatamos totalmente lo humano del trato en el Registro de Misiones y en el Juzgado, nos encontramos con gente hermosamente cálida, con la que pudimos canalizar dudas e inquietudes, con gran disponibilidad y responsabilidad.

Un día preguntamos si creían que podríamos estar juntos para el cumpleaños de 15 de Paz, y cuando nos dijeron que tal vez nos reuniríamos cerca de Pascuas, no podíamos creerlo.

Viajamos a Misiones mi esposo, mi hija mayor y yo, el 5 de mayo, y nos alojamos en el Hogar Haase, donde estaban los chicos, y donde se dio la vinculación presencial. Un lugar realmente excepcional con gente maravillosa desde donde se mire, y no dejamos de dar gracias a Dios porque allí cuidaron a nuestros hijos hasta nuestro encuentro. Ojalá todos los hogares de niños fueran así en nuestro país.

¿Cómo es el día a día en esta gran familia?

El 14 de mayo llegamos a casa por la mañana, para no separarnos más. Con mi mamá somos 9, con 4 perros y una coneja.

Nuestro ritmo de vida es bastante variado, las edades y necesidades de los chicos también. Solemos desayunar todos juntos, y dependiendo del día, hay actividades y horarios diferentes. Hay paseos de todos juntos, pero también suelen alternarse para acompañarnos a los tres mayores de la familia para temas de trabajo, salud o estudio; en eso siempre hay variaciones, pero siempre organizándonos antes para poder ser equitativos.

Priorizamos la unidad familiar, con el respeto a las diferencias y necesidades de cada uno.

¿Cómo fue ser mamá de 5 más de repente, y cómo pensás celebrarlo este fin de semana? 

Fui hija única, madre de una hija única durante 19 años, y pasé ahora a ser mamá de 6 «hijos únicos», porque cada uno lo es, y también si fueran 10: creo que cada uno es único para una madre y un padre, siempre. Es hermoso, simplemente.

Con mi esposo insistimos en dos cosas: por una parte, los chicos nos han rejuvenecido veinte años; tenemos redoblada alegría y fuerzas. Por otra parte, sinceramente, no hay «más» trabajo, sino menos; al menos mis hijos, son de oro en la colaboración y generosidad para ayudar en casa; alguna vez nos decían las familias conocidas, y uno no lo cree, pero es así: nadie está solo, porque siempre hay alguno haciendo de puente entre otros. Creo que eso, en definitiva, es ser familia.

Este año supongo que será uno de los días de la madre más felices de mi vida (ndr: el sábado se celebra el Día de la Madre en Argentina), como lo fue el primer año de mi hija mayor. No hay logro profesional que pueda compararse a la dicha de la maternidad, en la cual uno jamás deja de aprender y recibir cada día una nueva esperanza.

¿Alguno de los chicos ya te adelanto su regalito?

No exactamente; pero se sospechan «confabulaciones», (se ríe)

Y para hacer un cierre de su experiencia ¿Qué le dirían a quienes hoy están esperando ser padres?

Personalmente, no dejamos de dar gracias a Dios por este regalo infinito que nos ha dado, porque sobre todo (me interesa destacar esto) creo que hay que desterrar la idea de que la adopción es algo así como un «premio consuelo», o segunda opción: sean biológicos o adoptivos, los hijos son siempre un regalo inmenso e inmerecido que Dios nos da.

A quienes están esperando ser padres, les diríamos que no den muchas vueltas, porque la vida pasa volando, y las ideas no son hijos. Si no se comienza a caminar, si no se dan los primeros pasos, no se llega nunca a la meta.

Sobre todo, que dejen de lado los miedos y preconceptos; que averigüen, que se informen, y no den nada por supuesto, sobre todo con respecto a las edades, tanto de los chicos como de ellos mismos. Sabemos de postulantes que se han sentido rechazados por algún funcionario desubicado, que les dijo que eran muy mayores, dejando tal vez sin padres cariñosos a unos hijos que los estaban esperando, y que tienen derecho a una familia.

Finalmente, a quienes dudan, les aseguramos que al ser padres, frecuentemente es más lo que se recibe que lo que se da. ¡Vale la pena decir que sí!

 

18 comentarios

Daniel Lagos de Perú
Estimada Virginia,

Dios les bendiga y les de el ciento por uno por ser dóciles a su Gracia por la cual, pueden dar este gran testimonio de generosidad cristiana que este mundo que se cae a pedazos tanto necesita.



Dios les bendiga
18/10/22 9:04 AM
María M.
Es una noticia maravillosa!!! Ahora parece que la adopción de animales de compañía está en auge, porque el matrimonio y la familia están cada vez más minusvalorados.

Vosotros sois testigos y testimonio de que merece la pena dar la vida por un proyecto de vida de valor inconmensurable. Gracias, Dios bendiga vuestra familia!!!!
18/10/22 9:43 AM
Marta de Jesús
En todas las vocaciones, en todos los servicios, se dan sacrificios. Esos sacrificios pedidos por Dios y hechos como Él quiere, siempre, siempre, merecen la pena. Siempre conllevan una recompensa superior. La recompensa final será el Cielo, pero podemos degustar pedacitos de cielo ya en esta vida. Enhorabuena a esa familia. Gran ejemplo en este tiempo de indiferencia, de egoísmo.
18/10/22 11:12 AM
JSP
¡Alabado sea Jesucristo Nuestro Señor!

1. Ejemplo de vida cristiana. ¡Qué alegría de ver a verdaderos hermanos en Cristo!
2. Dios los bendiga y guarde en la Caridad de sus Obras, por honor y gloria para Él.
3. Dichosos los ojos que ven la Luz y la Sal de Cristo en el mundo actual, para saber que Él sigue a nuestro lado amándonos incondicionalmente.
18/10/22 12:57 PM
Maricruz Tasies
La primera noticia que leo en el día y creo que va a ser la mejor de mucho tiempo.
Qué alegría, María Virginia, verte de mamá de familia numerosa.
Si hay algo que admiro son las familias numerosas y el don que da Dios para que cada uno cumpla su vocación.
Abrazos para todos.
18/10/22 1:23 PM
Anastasia
Felicitaciones Jorge y Virginia! !! Dios le pague el ciento por uno. (El día de la madre en Argentina es el tercer domingo de octubre)
18/10/22 1:26 PM
Miguel Etche
Felicitaciones, y mayores bendiciones.
Dios les devuelva acrecentado lo que ambos le han dado al prójimo.
Para cerrar, qué le diría hoy a los hijos de Julio L.? No me diga, "se sospechan confabulaciones" (y se rie)
18/10/22 1:58 PM
María Rosa
FELICITACIONES HERMOSA FAMILIA QUE DIOS LOS BENDIGA
18/10/22 2:43 PM
Rubén
En este contexto social, eclesial, etc, etc, adoptar 1 niño no 5, ya me habla de la gran Fe y confianza en la Divina Providencia de Virginia y Jorge, gran ejemplo me dan. Dios los bendiga.
18/10/22 3:42 PM
Cecilia Gristelli
..muy orgullosa de su hermosa familia...Dios les dé el ciento x uno en esta excelsa obra de amor!
La maternidad no tiene límites para dar...pero lo que se recibe es sublime!
Un fuerte abrazo!
18/10/22 4:51 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
¡Felicitaciones y que Dios los colme de bendiciones!
18/10/22 4:55 PM
Lau
Queee ejemplo!
Dios , nuestro Señor,bendiga vuestro hogar!
+
18/10/22 5:22 PM
Padre Christian Ferraro
¡Enhorabuena por la nota! Se trata de una excelente familia católica, de ideas claras y óptima formación doctrinal y espiritual. Los conozco desde que eran novios, allá por los años '80. Virginia tiene una pluma magnífica. Hay un blog suyo que tiene una entrada por infocatolica.
Un cordial saludo
18/10/22 9:22 PM
Mac
Es una fantástica noticia. Como padre adoptivo que soy, mi más sincera enhorabuena a esta familia ahora ampliadísima.
Pero cuidado, la noticia no es de España. Aquí la adopción sigue siendo un proceso largo, tedioso, con múltiples trabas… Lo digo por aquellos padres españoles que deseen adoptar que no se rindan, adelante, muy unido el matrimonio. El resultado es … lo mejor que has hecho en tu vida.
19/10/22 9:10 AM
Paz
Gente generosa de mucha Luz...Dios siga bendiciéndoles.
20/10/22 12:12 AM
Eduardo Barret
Hola FELICITACIONES !!! GRAN FAMILIA GRISTELLI OLIVERA. FUERTE ABRAZO EJEMPLO DE GRAN CORAJE CARIDAD Y FE QUE NO LOS ABANDONA UN FUERTE ABRAZO A CADA UNO
20/10/22 1:50 AM
Hugo Alberto Verdera
Queridos Jorge y Virginia: Los saludo en Jesús y María, por su auténtica disposición cristiana a la amorosa voluntad de Dios, en esta época de claudicantes cobardes y terribles cultores de la cultura de la muerte y perversos atacantes de la ley eterna y la ley natural. Han recibido una merecida bendición divina y realmente la tenían largamente merecida. Un.abrazo mio y de toda mí familia. Que pueda algún día reunirnos.
20/10/22 7:23 PM
M. Virginia y Jorge
Queridos amigos: millón de GRACIAS por estas cálidas felicitaciones, que nos dan una enorme alegría, encontrando aquí a algunos nombres especialmente queridos. Les confesamos que para nosotros fue una sorpresa esta réplica ("travesura" de L.Fernando...) de una entrevista que originalmente creímos que no saldría de un medio provincial, algo más modesto. Ya comprenderán por qué hace unos meses que no publico nada, pues estamos queriendo aprovechar 80 horas por día, pero prontito esperamos volver a compartir algunas líneas, si Dios nos lo da.
28/10/22 5:29 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.