Oregón aprueba el compostaje humano y su uso como fertilizante
Ataúd de la empresa Recompose, dedicada al compostaje humano

La Iglesia Católica no acepta esa práctica

Oregón aprueba el compostaje humano y su uso como fertilizante

En Estados Unidos, Oregón se ha convertido en el tercer estado en legalizar el «compostaje humano» La ley fue firmada por Kate Brown, gobernadora de Oregón, el martes 15 de junio. Se permitirá la «descomposición natural y biológica» de los cuerpos de los seres humanos fallecidos a partir del 1 de julio de 2022. La doctrina católica es absolutamente contraria a esa medida.

(Agencias/InfoCatólica) La diputada estatal Pam Marsh (demócrata), impulsora de la ley, asegura que este método es «interesante para todos los que buscamos formas reales de replantear nuestra huella ecológica, incluso cuando ya no estamos vivos». Los métodos tradicionales de enterramiento tienen «consecuencias medioambientales», dijo, como el riesgo de contaminación del suelo y del agua por el enterramiento y el calentamiento global por la cremación.

Jodie Buller, miembro de la Alianza para la Conservación de los Entierros, sostiene que «la idea de que la tierra en la que nos convertimos puede servir para alimentar a las plantas es realmente buena para las personas» 

El proceso de la llamada reducción orgánica natural descompone el cuerpo en el suelo, tiene una pequeña huella ambiental. Recompose, la primera funeraria de compostaje humano del país lo hace así: un cadáver se coloca en un cilindro con materiales orgánicos, como astillas de madera, plantas y paja, luego se calienta y se gira repetidamente durante varias semanas con un gancho hasta que descomponerse en un suelo rico en nutrientes que puede devolverse a la familia o usarse como abono para el campo.

Washington fue el primer estado en aprobar el compostaje humano.

Enseñanza de la Iglesia

Ante las nuevas practicas tanto de sepultura como de cremación consideradas «en desacuerdo con la fe de la Iglesia», la Congregación para la Doctrina de la Fe redactó en octubre del 2016 la «Instrucción Ad resurgendum cum Christo», en la que recordó que está prohibido esparcir las cenizas de los difuntos y también que sean conservadas en casa. Obviamente esa prohibición se aplica también al compostaje.

16 comentarios

Mundo Editorial
Yo si la acepto. Que mejor destino para tus restos humanos que alimentar a tus congéneres que aun siguen con un cuerpo? Que mis restos hagan crecer el trigo con el que Jesús entra en sus cuerpos.
24/06/21 9:51 AM
maru
Madre mía, para mí es completamente indigno. Un ser humano no es un animal, por mucho que hoy se quiera a los animales. Ya no sé que nos faltará por ver
24/06/21 11:27 AM
Juan Mariner
Mundo Editorial: hasta los hombres más primitivos enterraban o incineraban los restos mortales de sus allegados con respeto, distinción y dignidad, como signo de trascendencia.

Es la nueva ideología ecologista occidental en ciernes, que llevará a que nos sintamos como una sustancia orgánica más de la naturaleza; al igual que la ideología marxista en la que la persona es un tornillo más del Estado que, si se rompe, se sustituye por otro y ya está, o la ideología liberal en la persona es un componente más del mercado.
24/06/21 11:33 AM
Guareschi
Ahora en serio, esto está peor que la caída del Imperio Romano y la Torre de Babel todo junto (y tal vez es porque tiene relación, pienso).

Y doy el comentario de Mundo Editorial como irónico, espero...
24/06/21 12:23 PM
Soledad
Mundo editorial:

Lo que escribe es ironía??. Supongo



Ahora la obra de misericordia:enterrar a los muertos va a ser no ir contra la madre tierra y no cometer el "pecado" de la huella ecológica. Que digo, conseguir una tierra rica en abono para cualquier menester.(se admiten posibilidades e ideas)
24/06/21 12:47 PM
Soledad
El canibalismo tb presenta esta patología, que ya estudie yo en mis años de universitaria. Ingerir restos de sus ancestros era como conservarlos contigo, algo de "espiritual" tenía la conducta. Esto es más "funcional" de acuerdo al siglo presente. Igual de macabro y diría con intenciones más perversas y retorcidas
24/06/21 1:10 PM
Juan de Barcelona
A Mundo Editorial

Usted no habla como un ser humano que tiene respeto por los seres humanos que han vivido la fé y creen en la trascendencia . Usted habla como el gerente de una fábrica de fertilizantes, un ser absolutamente mundano y sin principios. No me interesa sus argumentos, los rebaja al modo en que piensan los ateos y los masones.
24/06/21 1:55 PM
Luis
Me imagino que antes lo harán con los cadáveres de sus perros.
No olvidemos que el dios egipcio de los muertos era Anubis, un perro.
24/06/21 2:33 PM
Mª del Pilar
¡¡Es lo que nos faltaba, destruir tambien las obras de misericordia...!!
En todas las civilizaciones y en todos los tiempos, los restos humanos se les da un enterramiento digno, aunque no fuesen religiosos. ¡Estos ecologistas creo que se pasan de rosca, varios pueblos...!
24/06/21 4:08 PM
Antonio José, desde Maracena
Mi "VAR personal" no aprecia ironía en el primer comentario.

24/06/21 5:17 PM
Neila
¡Qué horror!
¡No somos tomates ni patatas, somos personas creadas a imagen del único Dios uno y trino!
24/06/21 6:44 PM
Soledad
Hace años tuve una experiencia en la clase de Anatomía, donde alguien se presto a realizar un comentario jocoso sobre un cadáver. Para mí fue peor que si estuviese vivo. En este caso recibiría la correspondiente respuesta de esa persona.

Parece que utilizar el cuerpo ajeno le parece bien a algunos. Como en una universidad pública, donde tenían los cadáveres apilados y en condiciones deplorables.



No voy a calificar estas opiniones, solo diré que me parecen repugnantes.

Somos templos del Espíritu Santo. SOMOS, cuerpo y alma.
24/06/21 9:47 PM
Juan
A mundo editorial:
Mejor, podría usted dejar por escrito que con su cuerpo hagan jabón, como los nazis con los judíos. Así contribuirá a la higiene de todos los demás, que en algunos casos hace mucha falta. Aunque claro, quizá pueda argumentarme que el jabón es perjudicial para el medio ambiente y que lo mejor es no ducharse, ni lavarse.
25/06/21 1:07 AM
Fabiela
En la década del 70 se estrenó una película que aquí en Argentina se tituló "Cuando el destino nos alcance". Pintaba un mundo agobiado por la polución y la superpoblación, y para alimentar a la gente, el gobierno fabricaba galletitas con restos humanos.
El destino nos está alcanzando.....Aborto de los hijos, eutanasia de los padres y abuelos, abono de la tierra con los parientes que matamos o que tuvieron la suerte de morirse de muerte natural antes de que los asesinemos.....Lo que antes era tema de terroríficas películas de ciencia ficción, hoy es "cuidado del medioambiente".
25/06/21 1:17 AM
Gilbeaux
Lo que dice Mundo editorial no es ironía. Es sarcasmo y humor negro de pésimo gusto. Un verdadero católico no bromea así de lo más sagrado que tenemos.
26/06/21 1:00 AM
Gilbeaux
El cuerpo de un bautizado no es una simple cosa ni un mero objeto; no tiene comparación tampoco con el cuerpo de los animales porque el bautizado ha sido unido a Jesús resucitado, tanto en alma como en cuerpo, de modo que su cuerpo es Templo del Espíritu Santo, más aún, Tabernáculo de la Santísima Trinidad. Siendo, pues, sagrado, ha de ser tratado con decoro aún después de la muerte. Por ello en las exequias de llega, incluso, a incensar el cadáver, el cual habrá de ser resucitado por Dios en el último día (la vida eterna se gozará incluso con el mismo cuerpo, glorificado). Reducir el cuerpo humano a simple composta es signo de una terrible reducción antropológica e implica, necesariamente, en un católico, pérdida de la fe en el Plan divino para el hombre.

Ayudaría tener en cuenta el seguro y la veneración que fueron dados al cuerpo de Jesús durante su sepultura.

Además, recordemos que dar digna sepultura a los muertos es una obra de misericordia. Expresión y signo de fe verdadera.

Bendiciones.
26/06/21 1:11 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.