Comunicado de los obispos a Biden con oferta de ayuda pero sin renunciar a defender la vida y la familia

Críticos y preocupados ante la postura sobre el aborto, la familia y la libertad religiosa

Comunicado de los obispos a Biden con oferta de ayuda pero sin renunciar a defender la vida y la familia

El Arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, Mons. José Horacio Gómez, ha publicado hoy un mensaje dirigido al nuevo presidente de la nación norteamericana, Joe Biden, fruto de un debate de los obispos en la Conferencia Episcopal

(InfoCatólica) Aunque se esperaba que la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos publicara a las 9 AM hora loca una declaración sobre la toma de posesión de Joe Biden como presidente, la publicación en la que habían estado trabajando los obispos se ha retrasado hasta la tarde. Según The Pillar, funcionarios de la Secretaría de Estado del Vaticano intervinieron para el retraso a instancias de algunos obispos estadounidenses a los que les parecía demasiado crítica con el presidente entrante.

Algunas diócesis norteamericanas, como es el caso de la de Tucson (todavía disponible en la caché) habían publicado anticipadamente el comunicado que junto a puntos en común y deseo de colaboración mostraban la preocupación de ciertas políticas de la nueva administración respecto al aborto, la anticoncepción, el matrimonio, la ideología de género y la libertad de la Iglesia y de los creyentes.

Debo señalar que nuestro nuevo presidente se ha comprometido a seguir ciertas políticas que promoverían los males morales y amenazarían la vida y la dignidad humanas, más seriamente en las áreas del aborto, la anticoncepción, el matrimonio y el género. Es motivo de profunda preocupación la libertad de la Iglesia y la libertad de los creyentes para vivir de acuerdo con sus conciencias.

Texto completo de la declaración de Mons. Gómez

Comunicado sobre la Toma de Posesión de Joseph R. Biden Jr., Como 46o Presidente de Estados Unidos de América
Reverendísimo José H. Gomez
Arzobispo de Los Ángeles,
Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos

20 de enero de 2021

Mis oraciones están hoy con nuestro nuevo presidente y su familia.

Oro para que Dios le conceda sabiduría y valor para liderar a esta gran nación y para que le ayude a superar los retos de estos tiempos, a curar las heridas causadas por esta pandemia, a aliviar nuestras intensas divisiones políticas y culturales y a unificar a las personas con una renovada dedicación a los propósitos que motivaron la fundación de Estados Unidos, una nación bajo Dios y comprometida con la libertad y la igualdad para todos.

Los obispos católicos no somos actores partidistas activos en la política de nuestra nación. Somos pastores responsables de las almas de millones de estadounidenses y defensores de las necesidades de todos nuestros vecinos.

En todas las comunidades del país, las parroquias, escuelas, hospitales y ministerios católicos forman una cultura esencial de compasión y protección al servicio de las mujeres, los niños y los ancianos, los pobres y los enfermos, los presos, los migrantes y los marginados, sin importar su raza o religión.

Cuando nosotros hablamos sobre problemas de la vida pública estadounidense, tratamos de formar conciencia y aportar principios. Estos principios se basan en el Evangelio de Jesucristo y las enseñanzas sociales de su Iglesia. Jesucristo reveló el plan de amor de Dios por la creación y la verdad sobre la persona humana, que fue creada a su imagen y semejanza, dotada de la dignidad, los derechos y las responsabilidades dadas por Dios y llamada a un destino trascendente.

Basados en estas realidades, que se reflejan en la Declaración de la Independencia y la Declaración de los Derechos, los obispos y los fieles católicos cumplen el mandamiento de

Cristo de amar a Dios y amar a nuestro prójimo, al trabajar por un Estados Unidos que proteja la dignidad humana, aumente la igualdad y las oportunidades para todas las personas, y sea de corazón abierto hacia los que sufren y los débiles.

Por muchos años, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos ha tratado de ayudar a los Católicos y otras personas de buena voluntad en sus reflexiones sobre aspectos políticos a través de la publicación de Formando la Conciencia para ser Ciudadanos Fieles. La más reciente edición aborda una amplia variedad de aspectos que nos preocupan. Entre ellos: aborto, eutanasia, pena de muerte, inmigración, racismo, pobreza, cuidado del medio ambiente, reforma de la justicia penal, desarrollo económico y paz internacional.

Con respecto a estos y otros temas, nuestra responsabilidad de amar y nuestros principios morales nos llevan a establecer juicios y posiciones prudenciales que no se alinean perfectamente con las tendencias políticas de izquierda o derecha, o con las plataformas de nuestros dos principales partidos políticos. Trabajamos con todos los presidentes y todos los congresos. En algunos temas nos ubicamos más del lado de los demócratas, mientras que en otros nos encontramos más del lado de los republicanos. Nuestras prioridades nunca son partidistas. Somos católicos en primer lugar, y solo buscamos seguir fielmente a Jesucristo y promover su visión de la fraternidad y la comunidad humanas.

Espero trabajar con el presidente Biden, su administración y con el nuevo Congreso. Como ocurre con todas las administraciones, habrá áreas en las que estaremos de acuerdo y en las que trabajaremos juntos con estrecha colaboración, pero también habrá áreas en las que tendremos desacuerdos de principios y una fuerte oposición.

Sin embargo, el hecho de trabajar con el presidente Biden será único, él será nuestro primer presidente en 60 años que profesa la fe católica. En una época de creciente y agresivo secularismo en la cultura estadounidense, cuando los creyentes religiosos enfrentan muchos desafíos, será refrescante interactuar con un presidente que evidentemente comprende, profunda y personalmente, la importancia de la fe y las instituciones religiosas. Observo con mucha esperanza y motivación la experiencia personal y piedad del Señor Biden, su conmovedor testimonio de cómo su fe le ha traído consuelo en tiempos difíciles y trágicos y su compromiso de mucho tiempo con la prioridad que establece el Evangelio para los pobres.

Al mismo tiempo, como pastores, los obispos de la nación tienen el deber de proclamar el Evangelio en toda su verdad y poder, a tiempo y a destiempo, incluso cuando esa enseñanza sea inconveniente o cuando las verdades del Evangelio sean contrarias a las direcciones de la sociedad y la cultura en general. Debo señalar que nuestro nuevo presidente se ha comprometido a seguir ciertas políticas que promoverían los males morales y amenazarían la vida y la dignidad humanas, más seriamente en las áreas del aborto, la anticoncepción, el matrimonio y el género. Es motivo de profunda preocupación la libertad de la Iglesia y la libertad de los creyentes para vivir de acuerdo con sus conciencias.

Nuestros compromisos en aspectos sobre la sexualidad humana y la familia, al igual que nuestros compromisos en todas las demás áreas, como la abolición de la pena de muerte o la búsqueda de un sistema de salud y una economía que realmente sirvan a la persona humana, están guiados por el gran mandamiento de Cristo de amar y solidarizarnos con nuestros hermanos y hermanas, especialmente con los más vulnerables.

Para los obispos de la nación, la continua injusticia del aborto sigue siendo la «prioridad preeminente». Aunque preeminente no significa «única». Tenemos una profunda preocupación por las muchas amenazas a la vida y la dignidad humanas en nuestra sociedad. Pero, como enseña el Papa Francisco, no podemos quedarnos en silencio cuando casi un millón de vidas por nacer son terminadas anualmente en nuestro país a través del aborto.

El aborto es un ataque directo a la vida que también lastima a la mujer y socava a la familia. No es sólo un asunto privado, ello genera problemáticas situaciones en aspectos fundamentales como la fraternidad, la solidaridad y la inclusión en la comunidad humana. También es una cuestión de justicia social. No podemos ignorar la realidad de que las tasas de aborto son mucho más altas entre los pobres y minorías, y que el procedimiento se usa regularmente para eliminar a los niños que nacerían con discapacidades.

En lugar de imponer más expansiones del aborto y la anticoncepción, como ha prometido, tengo la esperanza de que el nuevo presidente y su administración trabajarán con la Iglesia y otras personas de buena voluntad. Mi esperanza es que podamos iniciar un diálogo para tratar los complicados factores culturales y económicos que motivan el aborto y desaniman a las familias. Mi esperanza es igualmente que trabajemos juntos para poner finalmente en práctica una política familiar coherente en este país que reconozca la importancia crucial de los matrimonios y crianza sólidos para el bienestar de los niños y la estabilidad de las comunidades. Si el presidente, con pleno respeto por la libertad religiosa de la Iglesia, participara en esta conversación, sería de gran ayuda para restaurar el equilibrio civil y curar las necesidades de nuestro país.

El llamado del presidente Biden por una reconciliación nacional y unidad es bienvenido a todos los niveles. Es algo que se necesita urgentemente mientras enfrentamos el trauma en nuestro país causado por la pandemia del coronavirus y el aislamiento social, que sólo han agravado las intensas y largas divisiones entre nuestros conciudadanos.

Como creyentes, entendemos que la sanidad es un regalo que sólo podemos recibir de la mano de Dios. Sabemos también que la reconciliación real requiere escuchar con paciencia a quienes no están de acuerdo con nosotros y la voluntad de perdonar y superar los deseos de represalia. El amor cristiano nos llama a amar a nuestros enemigos y a bendecir a los que se oponen a nosotros, y a tratar a los demás con la misma compasión que queremos para nosotros.

Estamos todos bajo la atenta mirada de Dios, quien es el único que puede juzgar las intenciones de nuestros corazones. Oro para que Dios le dé a nuestro nuevo presidente, y a todos nosotros, la gracia de buscar el bien común con toda sinceridad.

Encomiendo todas nuestras esperanzas y ansiedades en este nuevo momento al tierno corazón de la Santísima Virgen María, madre de Cristo y patrona de esta nación excepcional. Que ella nos guíe por los caminos de la paz y nos ofrezca la sabiduría y la gracia de un verdadero patriotismo y amor por la patria.

26 comentarios

JuanM
Les pesará en la conciencia...
20/01/21 7:48 PM
Feri del Carpio Marek
"Debo señalar que nuestro nuevo presidente se ha comprometido a seguir ciertas políticas que promoverían los males morales y amenazarían la vida y la dignidad humanas, más seriamente en las áreas del aborto, la anticoncepción, el matrimonio y el género. Es motivo de profunda preocupación la libertad de la Iglesia..."

Hipócritas. Se la han pasado atacando a Trump, o rn el mejor de los casos sugiriendo que no es conveniente para la nación estadounidense, y ahora dicen que Biden es motivo de profunda preocupación. Cuánta hipocresía en estos presidentes.
20/01/21 7:58 PM
Victor
Ahora, muchos obispos que odiaban a Donald Trump; se echan ahora manos a la cabeza con la que se les viene a ellos y al mundo entero, al alentar a un sujeto que nada más ver su rostro, se adivinaba quién era. Lo grave del caso es el silencio y el estar cruzados de brazos, cuando ellos mejor que nadie, saben los hilos que mueven los que quieren cambiar la faz de la tierra. Así, durante cuatro años de acoso y ver la forma de derrocar a un presidente electo, no han parado las fuerzas del mal, juntamente con naciones indeseables; han cometido un gravísimo delito, que esos jueves tan independientes de han negado a admitir a trámite ninguna sola demanda de las que se cuentan por muchísimas. ¿Qué se esconderá tras esta trama? Y gracias que no se han pronunciado otras Conferencias. Pero sabemos quiénes son unos y otros. Paz y Bien
20/01/21 8:21 PM
Generalife.
No pueden renunciar a la defensa de la vida y la familia.Hacen bien en advertirlo y tambien en ofrecerse para ayudar en lo que se pueda para favorecer el bien común
20/01/21 8:32 PM
Ángel
Todavía les meterá en la cárcel y seguirán criticando a Trump....
20/01/21 8:58 PM
Blanca Fanny
Que el Señor ablande el corazón del nuevo Presidente, para que atienda a la invitación que le hacen los señores Obispos para que como hijo de la Iglesia, sepa escuchar y atender solicitamente la posición del hermano
20/01/21 9:16 PM
gustavo perez
Que no se la den de machitos ahora con Biden porque el gran Jefe, que es su aliado, los puede defenestrar de un momento a otro como hizo con Müller y "alii". Per sí es por lo menos preocupante lo que viene con este "católico" presidente: "que se ha comprometido a seguir ciertas políticas que promoverían los males morales y amenazarían la vida y la dignidad humanas."
20/01/21 9:18 PM
Claudio
Yo jamás buscaría a uno de esos obispos y cardenales para confesarme, porque si lo hago, me absolverán diciendo que Dios me quiere tal como soy. ¿Y si pequé gravemente? Bueno... No tiene importancia, porque Dios, sabiendo nuestras debilidades, me va a perdonar, porque es muy misericordioso.
Me preocupa mucho que a este presidente se le ocurra intervenir nuestras páginas católicas.
20/01/21 9:37 PM
Raquel (de Argentina)
Que jure sobre la Biblia y apoye el aborto, la ideologia de genero, todas las otras ideologias anti natura y anticristianas y se llame catolico, me parece de una hipocresia tal y falta total de valores, que no corresponde a un presidente de un pais de raices cristianas como EEUU, y debemos unirnos en todo el mundo para que no se ofenda mas al Señor Jesucristo.
20/01/21 10:03 PM
Feri del Carpio Marek
En mi última oración quise decir: Cuánta hipocresía en estos obispos. Escribí presidentes en vez de obispos por error.
20/01/21 10:48 PM
Susana Labeque
SIN CLAUDICACIONES NI RENUNCIAMIENTOS.
20/01/21 11:43 PM
Gregory
Un comunicado aceptable se reafirma la defensa de la vida al vez que se desea que el gobierno pueda hacer un buen trabajo por el bien del pueblo.
21/01/21 12:20 AM
Carlos
Que lo excomulguen y punto.
21/01/21 1:16 AM
Català
¿Habéis leído ni que sea el subtítulo de la noticia? En la breve nota, por ejemplo, hablan nueve veces del aborto.
No entiendo esa crítica tan despiadada sobre que si su conciencia, que si critican a Trump o nosequé.
21/01/21 1:31 AM
Alvar
Primero lo aúpan hasta el poder, sabiendo además que ha robado las elecciones, y después de la jugada pretenden aparecer otra vez ante la gente como los buenos y preocupados que están por que se respete la moral cristiana.
Si dijera lo que pienso no me lo publicarían, solo diré que hay una cita en el evangelio acerca de los sepulcros blanqueados que parece estar escrita a propósito para este momento.
21/01/21 6:29 AM
Pantaleón
Biden, antes de ir al Capitolio para la investidura, fue a Misa a la Catedral de San Mateo Apóstol en Washington (recordemos que allí es arzobispo el progresista Wilton. D. Gregory).

¿Recibiría la comunión el, ahora sí, Presidente de Estados Unidos? ¿Se la habrán dado?

Si los obispos de EEUU quieren comportarse coherentemente con su comunicado deberían negarle a Biden la comunión hasta que se retracte públicamente de su agenda abortista (y pro-ideología de género).

Pero algo me dice que ha pasado y pasará como con cierto presidente hispanoamericano, que recibió la comunión de cierto obispo argentino, de cuyos nombres no quiero acordarme (Alberto Fernández y Mons. Sorondo) en plena Ciudad del Vaticano.
21/01/21 8:49 AM
Tannhäuser
¡Se van a enterar sus Excelencias Reverendísimas! Si alguno todavía cree en Dios que alguno hay, que se vaya preparando, porque Biden y "Kamula Harris" les van a dar hasta en el carné de identidad. Los que no creen o son soberanamente idiotas, esos no corren peligro, esos ya están de parte del mundo.
Pero nos espera una persecución a nivel planetario; ya lo anunció la Virgen en San Sebastián de Garabandal que el comunismo se iba a hacer con el control del mundo y nos sorprenderíamos de lo fácilmente que lo lograría.
21/01/21 9:32 AM
Helmut Haupt
Bonita carta, si se cumpliera lo expresado de buenas intenciones.
Me acuerdo de una frase que dice algo como " amor son acciones y no buenas razones"
NO Entiendo cómo un católico se puede rodear de ministros declarados abierta y profusamente de ABORTISTAS , EUTANASISTAS , LGBT , ETC. Huele a posible oportunista y/o mentiroso.
21/01/21 9:57 AM
El gato con botas
No tienen huevos de excomulgarlo. Además no entiendo esta preocupación ¿ no estaban encantados con el y horrorizados ante el espantoso Trump? Pues ¡hala! a apechugar con el, con la Quemala Harris y la Pelosi. Lo del Black Lives Maters va a ser una juego infantil con la que os espera, monstruos con mitra.
21/01/21 10:17 AM
Javier XP
COBARDES....COBARDES.......COBARDES......kikiriqui....kikiriqui.....kikiriqui....kikiriqui..cantaba el gallo🐓 🐓 🐓 🐓 🐓 🐓
21/01/21 11:47 AM
Estella Alfaro Ellis
Me da esperanza la sabia posición que presentan el Obispado, Nunca había sentido tanta angustia y confusión por la manera como ciertas fuertes opiniones inclusive veladas de algunos sacerdotes han aumentado la confusión en mi espíritu. Me pregunto: Como podría haber reconciliación si nos aferramos a juzgar sin buscar un compromiso? buscar un compromiso? Que El Espíritu Santo ilumine a Nuestro querido Papá Francisco y los Obispos de este país a guiarnos, Todos ser viviente ha sido creado por la mano de Dios todopoderoso.
21/01/21 12:05 PM
Charo
Ahora se preocupan... Y estarán contentos de que este hipócrita mandara decir una Misa en su Toma de Posesión, después de quitar la presidencia a su adversario con muy malas artes. Cuánto se habrá reído Satanás.
21/01/21 1:54 PM
Nestor
"será refrescante interactuar con un presidente que evidentemente comprende, profunda y personalmente, la importancia de la fe y las instituciones religiosas. Observo con mucha esperanza y motivación la experiencia personal y piedad del Señor Biden, su conmovedor testimonio de cómo su fe le ha traído consuelo en tiempos difíciles y trágicos y su compromiso de mucho tiempo con la prioridad que establece el Evangelio para los pobres."

Imagínense. Si Trump, que no es católico, hizo todo lo que hizo en favor de la vida y la familia, qué no podremos esperar de...¿qué? ¿Cómo dice? Pero dicen que va a ser refresc...eeeehhhhh??????

Saludos cordiales.

Saludos cordiales.
21/01/21 1:55 PM
Jc Hwert
A los tibios los vomitaré.
22/01/21 1:32 AM
Gus F.
Yo RECOMIENDO a todos los lectores a hacer la devoción de los 9 primeros viernes consecutivos de cada mes comenzando a partir del primer viernes de febrero, y a hacer la devoción de los 5 primeros sabados.

El que tenga oidos para oir, que oiga.
24/01/21 7:52 PM
Gus F.
Por favor traduzcan y publiquen esta noticia. La USCCB ha sido directa en relación al mensaje de Biden y Harris en conmemoración de la sentencia de Roe vs. Wade. Se ha publicado un comunicado claro y expreso oponiendose al aborto. En duckduckgo se halla poniendo:

"U.S. Bishops’ Pro-Life Chairman Responds to President and Vice President’s Statement on Anniversary of Roe v. Wade"
24/01/21 8:49 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.