Los fieles católicos de Damasco desafían el cierre de templos y la obligación de comulgar en la mano

Su arzobispo dice que van a Misa a diario y comulgan en la boca

Los fieles católicos de Damasco desafían el cierre de templos y la obligación de comulgar en la mano

Mons. Samir Nassar, arzobispo maronita de Damasco ha escrito una carta en el que describe el rechazo de los fieles católicos al cierre de iglesias y al mandato de comulgar en la mano, lo cual califica como una demostración de «su confianza en la Divina Providencia».

(LSN/InfoCatólica) El prelado maronita escribió la carta titulada «Superando el Miedo», en la que relata la situación en general de los católicos en Siria, pero con mención específica a la situación provocada por la pandemia de COVID-19.

El Arzobispo describe con doloroso detalle las penurias que soportan los católicos en Siria, señalando que hay un estado de «verdaderas penurias económicas». Hay «colas interminables fuera de las panaderías y las gasolineras», así como «una falta de gas doméstico, y una inflación galopante».

Sin embargo, Nassar señala en particular la reacción de los fieles a la propuesta de cierre de iglesias como un supuesto intento de mitigar la propagación del virus. «Frente al Covid-19 los fieles han protestado contra el cierre de las iglesias y han continuado viniendo a la misa diaria», dijo.

De hecho, no sólo eso, sino que los fieles también se han resistido a la decisión de ordenar la recepción de la Santa Comunión en la mano, eligiendo recibirla en la lengua. «Muchos se sienten incapaces de seguir las directivas de los obispos para recibir la Sagrada Comunión en la mano e insisten en recibirla en la lengua como lo harían normalmente, desafiando así la pandemia y mostrando su confianza en la Divina Providencia».

El Arzobispo Nassar también llamó la atención sobre el efecto perjudicial que las medidas de bloqueo están teniendo en la población, diciendo que el miedo y las dificultades financieras se incrementan enormemente: «Covid-19 ha hecho la vida social de la gente casi insoportable, y ha aumentado su miedo y soledad.»

«El cierre de las fronteras internas, junto con la obligación de hacerse una prueba de coronavirus cada vez que se quiere cruzar dichas fronteras supone un gasto extra, y a veces un verdadero problema para las familias; los taxis a menudo no pueden funcionar y los que no tienen trabajo o recursos sufren aún más dificultades. Los problemas se agravan especialmente en la atención médica y hospitalaria, que se enfrenta al creciente número de médicos que abandonan el país y a la falta de medicamentos disponibles».

Desde Pentecostés, dice Mons. Nassar, la iglesia en Damasco ha estado «viviendo un tiempo de reflexión orante». Está buscando «una nueva forma de llegar a los demás con un nuevo enfoque pastoral».

El arzobispo concluye su carta planteando una pregunta relacionada con el futuro de la Iglesia en Siria: «¿Sabremos cómo continuar este viaje para poder celebrar el verdadero perdón ante el Divino Niño?»

15 comentarios

tarcis


Benedicto xvi en una catequesis del 2012. describe que lo que la 1a comunidad hizo ante las amenazas y persecuciones:


"Hoy quiero centrarme en lo que se ha llamado el "pequeño Pentecostés", que tuvo lugar en la culminación de una etapa difícil en la vida de la Iglesia naciente. 

Los Hechos de los Apóstoles nos dicen que, después de la curación de un paralítico a la entrada del Templo de Jerusalén (cf. Hch 3, 1-10), Pedro y Juan fueron arrestados (Hechos 4, 1) porque anunciaban la resurrección de Jesús a todo el pueblo (cf. Hch 3, 11-26).

Tras un juicio sumario, fueron puestos en libertad. Regresaron con sus hermanos y les contaron cuanto habían sufrido debido al testimonio de Jesús resucitado.

En ese pasaje dice san Lucas que "todos unánimemente elevaron su voz a Dios" (Hechos 4, 24).

Aquí San Lucas registra la mayor oración de la Iglesia que encontramos en el Nuevo Testamento,

al final de la cual como hemos escuchado " :

tembló el lugar donde estaban reunidos; todos quedaron llenos del Espíritu Santo y anunciaban decididamente la Palabra de Dios " (Hch 4, 31). 

Antes de considerar esta hermosa oración, se observa una actitud subyacente importante:

ante el peligro,
la dificultad,
la amenaza,

la primera comunidad cristiana no trata de hacer un análisis sobre cómo reaccionar, encontrar estrategias de cómo defenderse a sí mismos, o qué medidas tomar,

sino que ante la prueba empiezan a rezar, se ponen en contacto con Dios. 

4/12/20 12:14 PM
Fred
Estos fieles católicos ya están acostumbrados a pasarlas canutas y tenerlo todo en contra. Su fe se ha fortalecido y no como los comodones de Occidente que se amilanan ante las autoridades civiles y religiosas, que no respetan los derechos de los fieles.

¡Que falta de fe pensar que recibir el Cuerpo de Cristo es motivo de contagio! ¿Algún creyente puede pensar que recibir el autor de la vida y de la salud puede ser motivo de contraer una enfermedad?
4/12/20 12:58 PM
Joaquin
Confusión. Mezcla de trigo y cizaña. Esta es la situación real de la Iglesia en la actualidad. Ello significa que los fieles tenemos que tener cuidado y ser selectivos a la hora de asistir a una Misa o recibir Sacramentos. Por ejemplo, no asistir en el caso de curas que no permitan comulgar el la boca y de rodillas, aunque esto pueda suponer desplazarse a un templo más alejado. Son tiempos difíciles.... Y más que se pueden poner.
4/12/20 12:59 PM
Akáthistos
Estoy de acuerdo con Fred. Se les ve perfectamente la hilacha.
4/12/20 2:52 PM
Ecclesiam
tarcis, es que ellos no tenían buen uso de la razón, eran sólo fideístas.

Pero como nosotros hacemos buen uso de la razón y la fe, como somos bien racionales, sabemos con certeza absoluta que es necesario hacer planes y ponernos a rezar, confiando plenamente en la razón y plenamente en la fe, como enseña santo Tomás de Aquino (aunque obviemos y callemos el hecho de que santo Tomás se ponía a rezar antes que a estudiar, que él mismo confesó que más aprendió de la oración que el estudio y que fue revelado que la Virgen María fue quién intercedió para conseguirle toda su sabiduría).

¿A que somos más sabios y sensatos que esos primeros cristianos que ante cualquier problema se ponían primero a rezar? Hoy sabemos que rezar es siempre algo más que hacer, no lo primero ni lo más importante, porque como dice en algún canon del concilio de Orange II, Dios espera a que nosotros actuemos para que Él pueda actuar.

[Ironía off]
4/12/20 2:56 PM
Pablo
Me imagino que cuando llevas años jugándote la vida para ir a misa, que te pueden poner una bomba en cada misa y sigues yendo, y que te pueden matar por ser cristiano, los fieles de Siria no le temen al Coronavirus más que a una bomba... pero sí temen no comulgar o no hacerlo con la debida reverencia. Perspectivas distintas entre el acomodado (y seamos sinceros, asustado occidente) y los sufridos cristianos de Oriente medio.
4/12/20 3:20 PM
Feri del Carpio Marek
Esto es catolicismo. No el obediencialismo al nuevo orden mundial que he tenido que leer incluso de sacerdotes que tengo en alta estima.
4/12/20 3:46 PM
Francisca
El que persevera en la verdadera fe se salvará,perseverar en la Iglesia católica tradicional, por que vienen tiempos difíciles en que la gente no creerá en la palabra de Dios ( la Biblia ) sino que creerá en voluntades de hombres puestos al frente para gobernar. La SANTA BIBLIA pasará a ser una fábula un cuento y no como es LA PALABRA DE Dios ,ya estamos en los últimos tiempos a perseverar aunque nos cueste la vida.
4/12/20 3:56 PM
H. R. Pacios
Dios les bendiga y les proteja. Un obispo fiel a Jesucristo Nuestro Señor ante cuya presencia toda rodilla se doble y ante al que llevar a término las palabras del Centurión "Señor, no soy digno de que entres en mi casa. Una palabra tuya bastará para sanar". La confianza de hoy en los templos ha caído en picado. Ya ni agua bendita.
4/12/20 5:22 PM
Ana Margarita
Benditos sean el Arzobispo y los fieles de Damasco, mis oraciones para con ellos. Son un gran ejemplo a emular, gracias por su apoyo moral y espiritual. Gracias por su determinación. Unidos en oración
4/12/20 5:29 PM
Carmen L
El titular elegido, me parece poco afortunado, da por hecho que el cierre de templos y comulgar en la mano, son cosas obligatorias para cualquier católico. Y no, para ser libres nos liberó Cristo. Ellos, fieles a Cristo, no desafían, rechazan las imposiciones de personas que no entienden la fe. Saben bien que "Non possumus"
4/12/20 6:13 PM
sofía
Se puede y se debe comulgar respetuosamente en la mano. Con pandemia o sin pandemia, pero especialmente en estos tiempos de pandemia.
Las normas lo permiten, como las normas no impidieron que el laico San Tarsicio llevara la comunión a los cristianos que estaban en la cárcel y comulgaran en la mano o como en otros tiempos San Cirilo daba normas para comulgar en la mano.
Tengan vds sus preferencias, pero dejen ya de señalar calumniosamente a los que comulgan en la mano, siguiendo las normas del magisterio.
Esto recuerda los líos que le montaban a San Pablo: que si comen que si no comen...
Paz y Bien.
5/12/20 2:16 AM
sofía
Ha habido distintas normas a lo largo de los siglos.
Resulta que acabo de nombrar a dos santos, San Tarsicio y San Cirilo, que comulgaron en la mano como tantos otros en su tiempo.

Según se ve alguien los quiere etiquetar como "sacrílegos postconciliares", que hay quien con tal de endosar a todo el mundo a la fuerza sus preferencias, haciéndolas pasar por dogma de fe, es capaz de viajar en el tiempo para inventarse un pasado diferente.
5/12/20 5:24 PM
sofía
La norma general en otros siglos era la mano. Además si lo considera una excepción, las circunstancias son excepcionales, de todos modos.
6/12/20 12:03 AM
Juan
Lo que hay que entender son tres cosas muy importantes:
1) La comunión en la mano no fue aprobada fue una concesión dada por un Papa a varias iglesias de paises específicos pero xq estaban empezando a causar problemas y fue solo para ellos, no para toda la iglesia como norma sin embargo se tomo aquello y se extendio esta terrible practica.
2) Muchos dicen que al inicio los Cristianos tomaban La Sagrada Eucaristía en la mano y otros tambien, entiendan bien la iglesia cuando se formo, empezo en plena persecución y por ejemplo San Tarcisicio llevaba La Sagrada Eucaristía y los demas La Tomaban, xq no podian reunirse los fieles con el sacerdote y muchos debian estar ocultos, La Sagrada Eucaristía solo se puede tomar en la mano en tiempos de persecución.
3) Aqui analicen bien siguiendo el punto de los cristianos que Comulgaban en la mano, todos ellos estaban dispuestos a morir por Cristo y de hecho muchisimos lo hicieron, ahora no es contradictorio que los que piden Comunión en la mano lo que quieren es simplemente salvar la propia piel? Cuantos estarían dispuestos a morir por Cristo? Porque en este tiempo todos se acostumbraron a tomar Lo que dice La Sagrada Biblia como algo metaforico cuando es claro, sencillo y directo:
Lucas 9:24
24 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; mas el que pierda su vida a causa de Mí, la salvará.

Pero lo cierto es que la iglesia ya no tiene fe y esa es la gran calamidad, xq y aqui otra cita:
Romanos 14:23
23 Mas el que tiene duda
14/12/20 8:37 AM

Esta noticia no admite comentarios.