Ouellet prohibió a obispos de EE.UU votar las medidas contra abusos para tener más tiempo para discutirlas

Se da a conocer una carta del cardenal curial fechada el 11 de noviembre

Ouellet prohibió a obispos de EE.UU votar las medidas contra abusos para tener más tiempo para discutirlas

Una carta del cardenal Marc Ouellet indica que la Congregación para los Obispos del Vaticano impidió que los obispos de Estados Unidos votaran en noviembre sobre las propuestas para abordar la crisis de abuso sexual porque el dicasterio creía que se necesitaba más tiempo para discutir las medidas.

(CNA/InfoCatólica) The Associated Press informó el 1 de enero que había recibido una carta del cardenal Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos del Vaticano, dirigida al presidente de la conferencia de obispos de Estados Unidos, el cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston.

La carta, fechada el 11 de noviembre, indicaba que las propuestas que habían sido programadas para una votación por parte de la Conferencia Episcopal de EE.UU (USCCB) necesitaban más tiempo y discusión para «madurar adecuadamente». Ouellet indicó que su dicasterio tenía numerosas objeciones canónicas a las propuestas.

El 12 de noviembre, el cardenal Daniel DiNardo anunció que el Vaticano había ordenado a la USCCB retrasar una votación sobre dos propuestas clave que se esperaba que formaran la base de la respuesta de la Iglesia a la crisis de abusos sexualwa.

Las propuestas eran establecer un nuevo código de conducta para los obispos y crear un comité dirigido por laicos para investigar a los obispos acusados ​​de mala conducta, 

DiNardo dijo que recibió una directiva de la Congregación para los Obispos, insistiendo en que la consideración de las nuevas medidas se retrase hasta la conclusión de una reunión especial convocada por el Papa Francisco para febrero. Esa reunión, que incluirá a los presidentes de las conferencias de obispos de todo el mundo, abordará la crisis mundial de abusos sexuales.

DiNardo explicó que solo se le había informado de la decisión del Vaticano un día antes del inicio de la reunión de otoño de los obispos de Estados Unidos en Baltimore.

Sin embargo, según Associated Press, Ouellet le dijo por primera vez a DiNardo el 6 de noviembre que los obispos no deberían votar sobre las propuestas, y repitió las instrucciones en su carta del 11 de noviembre, diciendo:

«Considerando la naturaleza y el alcance de los documentos que se proponen. creo que hubiera sido beneficioso tener más tiempo para consultar con esta y otras congregaciones con competencia sobre el ministerio y la disciplina de los obispos».

El 1 de enero, DiNardo dijo a Associated Press que había compartido el contenido y la dirección de las propuestas con el Vaticano en octubre. Dijo que siguió adelante con la redacción del texto final cuando no se encontró con ninguna oposición.

«No habíamos planeado, ni tampoco lo había pedido la Santa Sede, compartir los textos  antes de que los obispos hubieran tenido la oportunidad de enmendarlos», dijo, y agregó que asumió que el Vaticano podría «revisar y ofrecer ajustes» a las medidas después de que los obispos de Estados Unidos votaran para aprobarlos.

«Ahora está claro que había diferentes expectativas por parte de la USCCB y por parte de Roma que pueden haber afectado la comprensión de estas propuestas», dijo DiNardo a Asssociated Press. «Desde nuestra perspectiva, fueron diseñadas para no llegar a interferir con la autoridad de la Santa Sede».

En su carta, Ouellet reconoció que la USCCB tiene autonomía para discutir y aprobar medidas, pero agregó que «el trabajo de la conferencia siempre debe estar integrado dentro de la estructura jerárquica y la ley universal de la iglesia». Mencionó la necesidad de «incorporar la información y frutos» de la reunión de febrero en Roma.

DiNardo le dijo a la AP que había advertido a Ouellet que si no se votaban las propuestas «sería una gran decepción para los fieles, quienes esperaban que sus obispos tomaran medidas justas».

6 comentarios

Percival
Pocas veces en la historia se han hecho invitaciones a expresar las opiniones con libertad en la Iglesia (p.e. Sínodos últimos de los Obispos, y ad lateres).
Y pocas veces se ha impulsado la autonomía de las Conferencias Episcopales, hasta el punto de otorgar carácter doctrinal a sus decisiones.
Pero las decisiones verticales desmienten tozudamente estas sonoras propuestas.
Sobre todo en este caso particular, donde los riesgos de explosión eclesial (y moral y económica), conocidos de cerca por los Obispos que están ahí, en la salsa, piden respuestas rápidas y contundentes.
Pues bien: a esperar hasta que empiecen a ponerse de acuerdo en Roma más de 3 meses después.
2/01/19 12:04 PM
pedro de madrid
Lo lógico es que se actúe con rapidez en estos casos, para poner a cada uno en su sitio y así lo vean los feligreses
2/01/19 12:28 PM
Fred
Por lo visto las Conferencias Episcopales, pueden decidir dar la comunión a los protestantes y adulteros, que son temas teológicos muy graves, pero no tienen autoridad para tomar medidas displicinares, que sería más lógico que cada pais tomara las suyas. En este pontificado se hacen las cosas al revés. Puro mundanismo.
2/01/19 1:42 PM
Teologo
Desde el punto de vista de la historia esto parece sencillamente un chiste. No me figuro a Cisneros consultando a León décimo sobre lo que tenía que hacer en Alcalá o los grandes obispos de la época de Carlos quinto y Felipe segundo pendientes de las nulidades que ocuparon la sede romana en aquella época. Se suele olvidar que Felipe segundo movido por sus asesores eclesiásticos, impidió que se publicará una traducción del Catecismo romano porque entendían que no tenía la precisión suficiente y nadie hizo el más mínimo problema. Por desgracia en nuestra época se ha difundido entre los obispos la confusión entre servilismo, que es un abuso de la obediencia coma y la verdadera obediencia que obedece al superior pero teniendo en cuenta que por encima de él está la ley de Dios los principios de derecho natural de la justicia, cosa que ni el Papa ni nadie pueden modificar. Es absolutamente incomprensible que se impida algunos obispos tomar unas decisiones; sí se ve que son injustas que la suprema autoridad en la Iglesia posteriormente declaré su invalidez, pero a partir de unos motivos objetivos, no de la pura arbitrariedad coma porque la pura arbitrariedad por definición da lugar a leyes que en modo alguno pueden obligar. No estaría de más que todos estos obispos leyeran lo que escribió San Roberto Belarmino acerca de la posibilidad de resistir a mandatos injustos del sucesor de Pedro.
2/01/19 1:58 PM
Néstor
En todo caso lo positivo es que enmarca muy claramente la comprensión de la "sinodalidad".

Saludos cordiales.
2/01/19 4:21 PM
M
Ja!!!!Ja!!!!!!
2/01/19 4:30 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.