El cardenal Poli muestra su disgusto por el agravio del ministro de Cultura de Buenos Aires

El Gobernador de Bs As dice sentirse «agraviado y sorprendido»

El cardenal Poli muestra su disgusto por el agravio del ministro de Cultura de Buenos Aires

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, lamentó que el ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, apoyara con su presencia el «agravio al espíritu religioso» que significó que un grupo de personas degustaran «alegremente» una torta con la forma de Jesucristo yacente.

(Aica) El purpurado expresó su malestar por este hecho agraviante en una carta dirigida al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

«Las imágenes que han circulado nos muestran que la torta que seccionaban trató de imitar la forma de un cuerpo humano muerto que podría ser de cualquier persona. Sin embargo, las heridas sangrantes coinciden con la tradicional representación del Cuerpo de Cristo yacente que es objeto de devoción y adoración por la mayoría de nuestro pueblo. La presencia del señor ministro de Cultura degustando alegremente el convite confirma su adhesión al acto», sostuvo.

El primado argentino cuestionó que «aun la posterior excusa pública del Ministro de Cultura fundamentada en la defensa de la libertad de expresión artística –derecho que no objetamos–, no tuvo en cuenta el respeto a los hombres y mujeres que profesamos la fe de los cristianos, y que su libre ejercicio y expresión constituyen un derecho garantizado por la Constitución Nacional».

«Consideramos que es un agravio al espíritu religioso y que no colabora ni a la pacificación anhelada de nuestra sociedad ni al debido respeto al ejercicio de las creencias que conviven pacíficamente en nuestra Patria. Este hecho nos duele profundamente y rechazamos con vehemencia, más aún teniendo en cuenta la especial piedad al Cuerpo de Cristo, cuya solemnidad la Iglesia Católica celebrará el próximo fin de semana», recordó.

«Señor Jefe de Gobierno: elevo estas palabras haciéndome eco de muchísimas personas de variados sectores sociales, que en estas horas sienten vulnerados sus más caros sentimientos religiosos, y dejo a su ponderado juicio un justo y público manifiesto sobre nuestra demanda», concluyó.

Respuesta del gobernador de Buenos Aires 

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se manifestó «agraviado y sorprendido» por la actuación de su ministro de Cultura aunque dijo creer en su «genuino y sincero arrepentimiento».

 

 

21 comentarios

M. Virginia O. de Gristelli
No nos basta el arrepentimiento. Lo mínimo es que se lo destituya.
30/05/18 5:38 PM
Boanerjes
"respeto a los hombres y mujeres...."
¿Y el respeto a NUESTRO SEÑOR? ¿Hay para Mons. Poli algo por encima de la Constitución Nacional, y del respeto a los meros sentimientos humanos?
30/05/18 5:40 PM
Graliro
Esa es la derecha pagana. Peor que la izquierda.
30/05/18 6:14 PM
Inés (Argentina)
La disculpa del ministro fue lamentable. "Si ofendí a alguien....". Cuando comienzan con el "si..." es que no tomaron conciencia de que ofendieron mucho a muchos, y de que no están arrepentidos ni tienen propósito de enmendar el daño. Es un simple formalismo, obligados por las circunstancias. Por lo tanto los cristianos argentinos y del mundo le exigimos a este sujeto que se disculpe y deje el cargo. En cuanto al Jefe de Gobierno de la Capital Federal, Horacio Rodriguez Larreta, le digo que su actitud también es lamentable. No le pido como argentina, porteña y cumplidora en el pago de los impuestos que le pida la renuncia, le exijo que lo eche. No quiero que mis impuestos se usen entre otras cosas para mantener a estos miserables. A los amigos de Infocatolica, les pido oraciones por la Argentina, ya que el próximo 13 se vota la nefasta ley de despenalización del aborto.
30/05/18 7:06 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
"El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se manifestó «agraviado y sorprendido» por la actuación de su ministro de Cultura aunque dijo creer en su «genuino y sincero arrepentimiento».".

Quiera Dios, por su bien, que el ministro de Cultura haya tenido un «genuino y sincero arrepentimiento», pero eso no quita que debe, de inmediato, presentar la renuncia. Ha cometido una blasfemia y se ha burlado del sentir religiosa de la mayor parte del pueblo argentino.
30/05/18 7:24 PM
Victor
Este pueblo, por unas causas y por otras; por culpa de politicos siniestros y ¿la Iglesia argentina?, han embrutecido el alma de ese pueblo de Martín Fierro, y quizás sea uno de los países hispanoamericanos, más castigados por la Teología de la liberación, y que tanto daño están haciendo a una nación con las que el pueblo español se siente más identificado. Qué le ha pasado a ese pueblo para caer de esa forma. El ejemplo de muchos, no es gratificante y a los que amamos esas tierras, nos duele que no sea capaz de encontrar un rumbo que la eleve a zonas más altas de amor por su propia tierra, por los desfavorecidos, por los políticos honrados y con raíces en el alma que les haga confiar en Dios, por encontrar el rumbo que un día perdieron, porque abandonen el marxismo que tanto daño ha hecho a la humanidad, por luchar para llevar a esa nación a citas altas de prosperidad, para que haya justicia para todos, bienestar para todos, ilusión por jóvenes generaciones que busquen al Que abandonaron,que todos femenina en la misma dirección para sacar a su país de la pobreza que haya repartición igualitaria para todos, en una palabra: justicia. Y si hay justicia hay paz. Los que no quieran creer en Dios están en su perfecto derecho de no creer; el mismo que le asiste a Dios para negarlos ante su Padre y si se creen que el Infierno no existe, lo verán con sus propios ojos, pero sin vueltas atrás. Los que en posesión del derecho de expresión creen que hay que ofender a Dios, han perdido
30/05/18 7:36 PM
Mikel
Enrique Avogadro dijo en su nota de "disculpa" que el lugar del arte es el de "incomodarnos y sacudirnos"; ¿por qué siempre se les ocurre incomodar y sacudir a los cristianos y nunca a musulmanes, judíos o miembros de otras religiones? Qué barato resulta ofender siempre a los que somos llamados a poner la otra mejilla, seguramente esto nunca habría pasado si en vez de la figura de nuestro Señor Jesucristo el pastel tuviera la representación de la Shahada.
Y es que uno de los tentáculos del Nuevo Orden Mundial consiste en atacar sistemáticamente nuestra fe para erosionar las raíces de Occidente, que son cristianas y son las de una mayoría de la población, pese a quien pese. El cristianismo y el orden divino que defiende es el mayor obstáculo que tiene enfrente el Nuevo Orden Mundial, porque Cristo nos proporciona DIGNIDAD, la dignidad de la persona humana en la que Él mismo se encarnó. El Nuevo Orden Mundial pretende transformarnos en una humanidad esclava, en ganado, en bestias en vez de personas; ridiculizar, agredir, menospreciar el cristianismo forma parte de una operación psicológica de desmoralización y desintegración de nuestros valores para volvernos vulnerables y someternos más fácilmente. Atacar el pilar de la religión de la mayoría en Occidente es una forma de desactivar el patriotismo de las naciones cuya soberanía nacional se pretende minar.
30/05/18 7:52 PM
Maite Rolda
Que horror la clase de politicos que tiene Argentina, y yo que pensaba que en el gobierno de Macri habia genre de mayor calidad humana que el anterior, pero parecen peor. Argentina no merece tener como representantes a gente de tan baja moral.
30/05/18 7:54 PM
Fuenteovejuna
El Cardenal Poli no pidió la renuncia del Ministro de Cultura Avogadro, aunque lo dio a entender, cuando en su carta a Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno de la Ciudad, le dice: "dejo a su ponderado juicio un justo y público manifiesto sobre nuestra demanda".
Como tratando de salir del aprieto, Larreta ha dicho que "en lo personal, como creyente que soy, la actuación del Ministro de Cultura me duele", pero lo más probable es que la cosa terminará ahí, porque todo indica que para él la pública disculpa de Avogadro sería suficiente.
Habrá que ver cómo sigue la cosa, porque algunos vecinos indignados han comenzado a reunir firmas -en pocas horas ya han llegado a 15.000- exigiendo la renuncia del blasfemo funcionario.
Sería bueno que la convocatoria a firmar fuera más amplia, porque yo y muchos otros como yo también quisiéramos firmar y no sabemos cómo hacerlo.
Los católicos tenemos que encontrar la forma de presionar al señor Larreta -gendarme meticuloso a la hora de defender la ideología de género y todos los caprichos del lobby gay- para que no tenga otra opción que echar al indigno funcionario como una señal clara de que no estamos dispuestos a seguir soportando más atropellos a la santa religión, cosa que, por desgracia, cuenta con el disimulado apoyo de buena parte de la jerarquía de la Iglesia.
30/05/18 8:03 PM
Rosita
Repudiable el hecho, de un ministro ateo y sus secuaces. Pero pensemos: ¿cuántos sacrilegios cometen los ministros sagrados con la Eucaristía y no salen los Obispos o cardenales a sancionar? Monseñor Poli sabe bien de los sacrilegios cometidos por sus curas salesianos en La Pampa. Empecemos por casa. Corrijamos a los nuestros, que son, ciertamente, más culpables.
30/05/18 8:55 PM
Raquel (de Argentina)
Este individuo Avogadro que insulto y agravio a Nuestro Señor Jesucristo deberia haber renunciado ya, sin esperar que nadie se lo pida. Todavia estamos esperando una palabra de Rodriguez Larreta que parece estar muy comodo con esta gentuza, ya que demostro en muchas ocasiones que no le molesta la falta de moral y etica, tanto de sus funcionarios como de las normas o decisiones que se toman en el gobierno porteño. Tanto R.Larreta como Macri se sintieron muy comodos con el matrimonio homosexual para poner un ejemplo.
30/05/18 9:17 PM
Yago
Tibio, mi querido Monseñor, tibio. Llame a las cosas por su nombre y no use el lenguaje confuso y blandengue del enemigo.
30/05/18 9:19 PM
Don Segundo
Y pensar que la administración de este gobierno está llena de jovenes OPUS que piensan que están haciendo patria....
30/05/18 9:28 PM
luxose
Genuino y sincero arrepentimiento sería que pusiera su cargo a disposición de su superior. Sería un verdadero gesto de reparación.
30/05/18 9:43 PM
Bernardino Montejano
Nuestro Dios no es el de los musulmanes ni el de los judíos; es el Dios de los cristianos que en este mundo es débil. Cristo sufrió en su persona humillaciones, azotes, desprecios, hasta la muerte en la cruz entre dos ladrones. Débil es hoy la hostia, en la cual está todo entero y que hoy sufre sacrilegios y faltas de respeto. Hoy soportamos la burla blasfema de un ministro de cultura de la Ciudad de la Santísima Trinidad. Un mínimo de honor lo obliga a él a renunciar o a su jefe a echarlo, o habrá triunfado otra vez la impunidad.
30/05/18 10:39 PM
hornero (Argentina)
Han ofendido gravemente a Cristo y a Su Madre que ha venido por pedido de Él a cumplir la gran misión de defender a nuestra Patria y de convertir al mundo. Alguien se preguntará cómo es posible que la Argentina esté como está. Es la misma dificultad, salvando las distancias, al preguntarse cómo es posible que la Iglesia esté como está, siendo que Cristo y Su Madre la preservan del infierno que atenta contra ella. Una cosa son los males visibles que dañan y otra, la realidad espiritual que es medida en el orden sobrenatural según otros patrones. Por eso debemos mantenernos firmes en la fe de las cosas que no se ven (San Pablo), ellas constituyen nuestra esperanza, y ésta es fuerza que enfrenta al enemigo en su arrogancia de engañado vencedor. Es verdad, los Pastores no hablan de la misión de María, reconocida canónicamente por los cuatro obispos que han tenido competencia en la diócesis de San Nicolás, y callan ante el silencio impuesto a Jesús y a María por el actual obispo, con respaldo del Vaticano, conforme él lo afirma. Pero la Virgen lo dijo ya: "Nadie quiera interponerse a Mi paso". Ella, llegado el momento, continuará de modo visible la Misión que continúa hoy de modo invisible. Pero, los que no la secunden, darán cuenta a Dios por su cobarde actitud, por su mundanidad vergonzante, frente a Cristo y frente a María.
31/05/18 12:45 AM
marcelo
Esta fiesta gourmet , con risas y joda, demuestra el poco espíritu religioso en nuestro país, todo vale. Y si fuéramos a un plebiscito por el aborto seguro lo perdemos. Espero estar equivocado. Bendiciones
31/05/18 3:18 AM
Anastasia
Como dice arriba Rosita, los obispos deben preocuparse más por los sacrilegios que se cometen con la Santa Hostia. O más bien pienso, de dónde le exigiremos a Poli y demás prelados que sean más viriles y católicos en rechazar la blasfemia del pastel si no son capaces de frenar las misas donde se comulga masivamente de la manera más irreverente??? Donde caen al piso las partículas Santas y son pisoteadas por todos sin que nadie se inmute?
31/05/18 4:50 AM
Spes
Ya que esas gentuzas promueven el antiarte, pues sería bueno que hicieran un pastel con la madre de uno de ellos, - si es que alguno tiene-, claro, y de la misma forma, degustaran, alegremente, ahí, nadie les diría nada, pero lo que les gusta, es causar lío, !como son tan poca cosa!, quieren llamar la atención
31/05/18 6:48 AM
lola
Pobre Argentina !.
Atrapada por las blasfemias y la cursilería.
¿ No hay otras cosas en qué ocuparse ?.
31/05/18 9:10 AM
Juan de los Palotes
Muy tibia la carta del cardenal Poli.Y errónea además, porque esto no es un agravio al "espíritu religioso" (?), sino que es un agravio a Nuestro Señor Jesucristo, que es Dios.
31/05/18 3:21 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.