Mons. Aguer, publica decreto sobre la disciplina de la Iglesia sobre el modo de recibir la Eucaristía

Confesión previa, modo de recepción, ministros,…

Mons. Aguer, publica decreto sobre la disciplina de la Iglesia sobre el modo de recibir la Eucaristía

Temor a «la ruina de la Iglesia y la perdición de las almas, especialmente si se afianza y generaliza la tendencia a banalizar la celebración de la Santa Misa, actualización del Sacrificio de la Cruz»

(Arz. de La Plata/InfoCatólica) El arzobispo recuerda en Decreto que los fieles pueden recibir la Sagrada Comunión de pie o de rodillas, en la boca o en la mano; y que no es lícito «servirse» la Santísima Eucaristía, sino que se la ha de recibir de manos del sacerdote, el diácono, el acólito instituido tal, o el ministro extraordinario debidamente autorizado. Asimismo, insiste en que es preceptivo arrodillarse durante la Consagración del Pan y el Vino, salvo impedimento de salud o edad. 

Mons. Aguer alerta sobre el temor a

«la ruina de la Iglesia y la perdición de las almas, especialmente si se afianza y generaliza la tendencia a banalizar la celebración de la Santa Misa, actualización del Sacrificio de la Cruz, como si fuera una “construcción” nuestra, que cada uno dispone a voluntad. La posibilidad de este desastre indica una situación escandalosamente inédita en la vida de la Iglesia».

La disposición del prelado, fechada este 8 de septiembre de 2017, fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María, prohíbe expresamente que a partir de su Primera Comunión, se imponga a los niños recibir en la mano el Cuerpo del Señor, así como «la arbitrariedad que consiste en invitarles a tomar ellos la Hostia y mojarla en el cáliz, que contiene la preciosa Sangre de Cristo». En cambio, debe instruírseles en los diversos modos de recibir la Comunión para que puedan elegir aquél que para ellos manifieste mejor la gratitud y adoración al recibir el sacramento del Sacrificio Pascual de Cristo, «la presencia del Dios hecho hombre y Pan de vida para los hombres». 

Publicamos a continuación el texto, completo y oficial, de la norma:

Sobre el modo de recibir la Eucaristía

La relación del católico de hoy con la Eucaristía ha sufrido la intromisión de opiniones teológicas y de prácticas abusivas, contrarias a la Gran Tradición de la Iglesia y a su disciplina actualmente en vigencia. Estos errores se han difundido diversamente; gracias a Dios no abundan en la arquidiócesis platense, pero tampoco faltan algunos casos. Curémonos todos en salud. Se olvida frecuentemente que el dinamismo de la vida cristiana se desarrolla entre la conciencia de ser pecador, por un lado, indigno de recibir el sacramento del sacrificio pascual del Señor, y por otra parte, sin contradicción alguna, sino como consecuencia, el humilde acercamiento al misterio, que es un “pregusto” de la gloria del cielo y del mundo de la resurrección final. Los gestos de la recepción eucarística han de ser manifestaciones de adoración ante la presencia del Dios hecho hombre, Pan de vida para los hombres, y de gratitud ante la compleción y prolongación permanente de la iniciación cristiana.

Recomiendo leer, o releer, lo que enseña el Catecismo de la Iglesia Católica en los números 1322 a 1419. Me permito recordar ahora, porque parece oportuno, que quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar (n. 1385). Este principio debe ser recordado con serenidad y sencillez a los fieles, en ocasión de grandes concentraciones, por ejemplo, primeras comuniones, confirmaciones, o misas en situaciones especiales.

Al obispo le corresponde cuidar, de acuerdo con lo esencial de su condición de epíscopos, que el don del Sacramento del altar sea cada vez mejor reconocido, con gratitud y fervor, por todos los católicos. Esta vigilancia –el oficio que corresponde etimológicamente al nombre obispo- no es una función policíaca, sino de eximio valor pastoral, referido al crecimiento en la vida espiritual y a la salvación. ¿Qué se puede esperar de un obispo que no custodie, lo mejor que pueda, la santidad y belleza del culto divino? Se puede temer la ruina de la Iglesia y la perdición de las almas, especialmente si se afianza y generaliza la tendencia a banalizar la celebración de la Santa Misa, actualización del Sacrificio de la Cruz, como si fuera una “construcción” nuestra, que cada uno dispone a voluntad. La posibilidad de este desastre indica una situación escandalosamente inédita en la vida de la Iglesia.

En algunos lugares, la ignorancia de la teología de la liturgia, de su historia lejana y más reciente, la ideología progresista, el equívoco pretexto de adaptar la celebración eucarística a los niños, la convierten en una “fiestita”, la despojan del carácter sagrado que le corresponde, y constituyen un factor gravísimo de deseducación en la fe. Estos desmanes se cometen ignorando la enseñanza de la constitución Sacrosanctum Concilium del Vaticano II y de lo establecido en la reforma de los ritos por el Beato Pablo VI. Las numerosas intervenciones de San Juan Pablo II y los estudios de Benedicto XVI sobre la liturgia afianzan los principios reflejados en las premisas de este

DECRETO

1. Teniendo noticia de que en algunas comunidades, especialmente escolares, no se respeta la disciplina de la Iglesia en la distribución de la Sagrada Comunión a los fieles, es mi deber recordar que estos pueden recibirla, según prefieran, de pie o de rodillas, en la boca o en la mano. Es nuestro deber ilustrarlos sobre el modo de realizar cualquiera de esos gestos como expresión de fe y de profunda veneración.

2. Además, no es lícito “servirse” la Santísima Eucaristía, sino que se la ha de recibir de manos del sacerdote, el diácono, el acólito instituido tal, o el ministro extraordinario debidamente autorizado. Así se manifiesta que la Comunión es un don que recibimos de la Iglesia, y en ella, y con ella.

3. Prohíbo expresamente que se imponga a los niños, a partir de su Primera Comunión, recibir en la mano el Cuerpo del Señor. Se les ha de instruir, según el espíritu de la Iglesia y no la propia preferencia de quien los prepara, acerca de las posibilidades antedichas, de modo que ellos puedan elegir libremente.

4. Prohíbo asimismo la arbitrariedad que consiste en invitarles a tomar ellos la Hostia y mojarla en el cáliz que contiene la preciosa Sangre de Cristo. Es un abuso intolerable.

5. Los errores que inspiran las prácticas señaladas inducen a confusión respecto de la doctrina católica sobre la presencia real del Señor en la Eucaristía y del culto de adoración y amor que se le debe.

6. Recuerdo, asimismo, que durante la Plegaria Eucarística los fieles deben arrodillarse en el momento de la consagración, salvo impedimento de salud o de edad. No admito en la arquidiócesis de La Plata excepción alguna a esta norma que consta claramente en el Misal Romano.

Espero de los sacerdotes, religiosas, catequistas, dirigentes de los diversos movimientos eclesiales y de todos los agentes de pastoral, el fiel cumplimiento de estas disposiciones.

Dado en nuestra sede arzobispal de La Plata, el 8 de Septiembre del Año del Señor 2017, fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María, a cuya intercesión encomiendo los frutos que seguramente podrán seguirse de la obediencia eclesial a lo que en el presente decreto establezco.

Decreto 093/2017

+ Héctor Aguer

Arzobispo de La Plata

 

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

47 comentarios

Vincetore
Buena y muy necesaria noticia. Sorprende la pasividad en no poner remedio. En misa puedo contemplar la triste mundanización de la Eucaristía sin que los sacerdotes corrijan la situación. No estaría de más dedicar unos segundos antes para recordar las palabras de San Pablo sobre lo fundamental de estar en Gracia y la correcta forma si se comulga con las manos, pues se ve cada cosa. La verdad que me entristece como en el núcleo central de la misa, lo más importante, se falta de esa manera, principalmente por ignorancia. Por ejemplo, peregrinando al monasterio de Santo Toribio este año jubilar, me encontré la misa tan llena de gente, que tuve que estar de pie. El 99 % eran asistentes que habían venido en guaguas. En el momento de la Eucaristía, las colas eran larguísimas y los pecadores eramos unos pocos. Escuchar decir minutos antes que se acercaran todos aquellos que "deseen" comulgar fue como un directo en boxeo. La Comunión como "derecho" en vez como premio al esfuerzo de caminar en la virtud.
8/09/17 2:04 PM
Yo2
Ole!!
Un saludo en la Fe
8/09/17 2:06 PM
Néstor
Mons. Aguer cumple con su deber como Pastor urgiendo el cumplimiento de las normas actuales de la Iglesia. Eso no quita que podamos desear que en un futuro la misma Iglesia suprima la posibilidad de comulgar en la mano.

En cuanto a la necesidad de arrodillarse en el momento de la consagración, he visto muchas veces que la gente se arrodilla al comienzo de la plegaria que dice "Santo eres en verdad, Señor, fuente de toda santidad", y en las otras plegarias no lo hace hasta justo antes de la consagración.

Saludos cordiales.
8/09/17 2:07 PM
Gabriela
Uy!! Ojalá se hiciera lo mismo en todas partes! Se ha perdido el creer que Jesus está realmente en la Eucaristía.... Necesitamos también nosotros una guía así, acá en Chile....
8/09/17 2:11 PM
Gabriela
Ah!... se me olvidaba, ojalá que lo lean los sacerdotes.....
8/09/17 2:13 PM
Laura
Sigo sin entender, cual es la razón por la que yo habría de recibir la comunión en la mano. Los motivos de higiene se resuelven fácilmente, que la parroquia compre formas de un tamaño más grande, porque cada vez se escatima más en ello. No veo ni un solo motivo por el que yo pidiera la comunión en la mano para ensuciar a Nuestro Señor y peor aún, correr el riesgo de que me queden partículas en la mano.
8/09/17 2:15 PM
JUAN FRANCISCO
Hablando de errores y el tal +Aguer indica que la Sagrada Forma se puede recibir de pie, ¡Error monseñor! Es de rodillas, JESUS es Rey.
8/09/17 2:26 PM
josep
conveniente.
8/09/17 2:57 PM
Gabriel
En la tradición oriental (católica y no, creo que también) la eucaristía se recibe de pie desde tiempos inmemoriales, pues en su tradición entienden que es la forma de recibirla con dignidad, y también allí Cristo es Rey.
8/09/17 3:50 PM
Vladimir
Alegra mucho que los Obispos se ocupen de estos asuntos que, por lo demás, son los más importantes de su Ministerio.
Creo que en estas disposiciones que se dan, sobre la forma digna y decorosa de recibir la Sagrada Comunión, se debería incluir también y siempre el aspecto del vestido. Es lamentable ver la forma en que visten muchos de quienes acuden a recibir este y otros Sacramentos.
Esto se da porque dichos comulgantes no tienen clara noción de lo que están recibiendo y porque algunos ministros no tienen interés alguno en formar al respecto.
"Te adoramos, Jesús Eucaristía,
con el Corazón Inmaculado de María
y en Tí profesamos nuestra Fe
con el Casto Corazón de José"
8/09/17 4:03 PM
Sergio Arias
Juan Francisco, la disciplina de la Iglesia establece que puede recibirse de pie o de rodillas. Monseñor Aguer no puede cambiarla. Eso correspondería a la debida Congregación, con autorización del Papa.

El error es creer que tiene que ser si o si de rodillas. Si nos ponemos más "piadosos", que se reciba postrado. Si cada uno hace o dice lo que se le ocurre, al margen de la autoridad de la Iglesia, se crearían miles de cismas, como el de la FSSPX, que creen ser los custodios de la Verdad, por encima del único sucesor de Pedro.

Se puede recibir al Santísimo de pie con una disposición interior digna ante el Señor. Por otro lado, se puede recibirlo de rodillas como un sepulcro blanqueado, juzgando a los demás y haciéndose indigno ante el Señor.

Yo prefiero de rodillas, pero no voy a juzgar a los que comulgan de pie, siendo que la Iglesia así lo permite.
8/09/17 4:33 PM
Roberto Armando
Mi muy amado Sergio Arias...lo de la FSSPX....NO ES UN CISMA....deberás preocuparte un poco más para saber más sobre la situación...AMDG
8/09/17 4:58 PM
Sergio Arias
Juan Francisco, la postura de más sumisión es postrado. Jamás fue declarado como dogma que la Eucaristía deba recibirse de rodillas; es una cuestión de disciplina que puede cambiar.

Reitero, la única forma válida de hacer o dejar de hacer algo en la Iglesia, es la que determine la debida autoridad. Las opiniones personales no pueden imponerse, menos aún opiniones que provienen de ideologías cismáticas.

El gusto personal sobre la manera de comulgar es legítimo siempre que esté dentro de lo que la Iglesia enseñe. Lo que no es legítimo es pretender que la Iglesia se adapte a mis caprichos.
8/09/17 4:59 PM
Oscar Garjón Zamborán
Yo comulgo de pie y recibo la Santa Comunión a veces en la boca y otras en la mano. Cuando soy yo el que da de comulgar generalmente la gente recibe el Santísimo Cuerpo de Cristo en la mano. ¿Es, pues, esto una irreverencia? No.

La irreverencia está en aquel que recibe el Santísimo Cuerpo de Nuestro Señor tibiamente, sin haberse confesado, de forma rutinaria, sin haber hecho antes examen de conciencia, tomando la Santa Oblea como un cumplido cristiano. Toda persona que reciba de éste modo descrito a Jesucristo es irreverente, es un blasfemo.

Pero aquellos que reciben a Jesucristo en pura conciencia de que Aquél quien recibe es Quien És...con respeto, con temor, con amor, con diligencia, con arrepentimiento de sus faltas y confesadas éstas, sea de pie, de rodillas,en boca o en mano ha recibido correctamente al Señor. Eso sin duda alguna.
8/09/17 5:14 PM
Sergio Arias
Ni Pablo VI ni Benedicto XVI enseñaron que debe recibirse solamente de rodillas. La Sacramentus Caritatis, que es lo más reciente sobre el tema, no dice eso.

No sé dónde está la soberbia en decir lo que enseña la Iglesia, pero bueno. Deberías ver si tus juicios sobre mí están movidos por la caridad o por alguna pasión. Si es la primera, te agradezco la corrección fraterna, si no, te exhorto a que revises el problema.
8/09/17 5:36 PM
Oscar Garjón Zamborán
Sr. Juan Francisco:

Usted no es juez para determinar de cómo se ha de recibir a Nuestro Señor Jesucristo. Jesucristo es Rey, efectivamente, y se merece un respeto y una dignidad a tratar, pero es nuestro Hermano, nuestro "semejante" y más que desear que se le trate como a un monarca terrenal, con reverencias etc. apostará que se le trate con amor, con delicadeza.

No creo que Nuestro Señor Jesucristo se enoje con todas aquellas personas que le reciban de pie y en la mano (siempre que éstas lo hagan con humildad, respeto y reverencia) y que sólo "premie" a los que se arrodillan y lo reciban en la boca directamente. La pregunta a este dilema es bien sencilla; ¿en que consista comulgar? Respondiéndose a ésta pregunta sabremos si comulgar de diferentes formas -insisto, siempre desde el respeto y la dignidad de amor que se le ha de corresponder a Nuestro Señor- es lícito o no. Todo parte del corazón, de la forma que se preste uno a presentarse dignamente y preparado para recibir al Señor bajo las especies del Pan.
8/09/17 5:41 PM
JUAN FRANCISCO
ok Sergio deja claro que la soberbia es inmensa en tu corazón y tu lema quizás muy probable sea non serviam. Y para quienes no quieren arrodillarse ante su CREADOR al comulgar aunque lo detesten sirva que tanto el Papa Pablo VI como Benedicto XVI recordaron que el rito de la Comunión en la lengua y de rodillas, ha dado abundantes frutos durante más de mil años
8/09/17 5:47 PM
Pensador
Para quienes comentan de la recepción de rodillas y de pie:

Es necesario aclarar que la comunión de pie, como dicen varios comentaristas, es propia de varias iglesias orientales y la comunión de rodillas se ha vuelto lo propio de las iglesias occidentales.

Por lo tanto, el problema es de tradición liturgica y respetar las costumbres que fueron formando piadosa y cultualmente la liturgia.

En oriente lo propio es la comunión de pie, en occidente lo propio se volvió la comunión de rodillas.

No se le puede exigir a un católico oriental a comulgar de la manera occidental (ppios. basicos de liturgia), ahora, la revolución liturgica del 69 sí introdujo o reintrodujo formas de comulgar que habian desaparecido o eran ajenas a la tradición occidental (de pie o en la mano)
8/09/17 6:01 PM
Pensador
Sergio Arias, no se trata de soberbia tampoco, lea mi comentario anterior, se trata de que en liturgia las cosas se hacen de una cierta manera acorde a la tradición de los pueblos.

Y en este aspecto varios papas y "expertos" liturgistas se creyeron igual de inspirados que los apóstoles y padres de la Ilgesia para cambiar a placer y según los parámetros modernos la liturgia. Eso me parece soberbia y arrogancia.
8/09/17 6:10 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Excelente, Mons. Aguer, como siempre. Que el Espíritu Santo lo siga iluminando.
8/09/17 6:25 PM
Juan de Alvernia
A mi entender se queda corto! Él como obispo puede prohibir la comunión en la mano y no lo hace. Ésa es la raíz del problema
8/09/17 6:27 PM
Irma
Me parece que no dice que se debe recibir de rodilla la sagrada comunión, s sino que "en la Plegaria Eucarística", donde el sacerdote dice las palabras sobre las especies de pan y vino, para ser consagradas y convertidas en el Santo Cuerpo y Sangre de Nuestro Señor Jesucristo,es que se debe arrodillar todo aquel que no tenga impedimentos físicos para hacerlo
8/09/17 7:56 PM
Tony de New York
"No veo ni un solo motivo por el que yo pidiera la comunión en la mano para ensuciar a Nuestro Señor y peor aún, correr el riesgo de que me queden partículas en la mano."

Vamos, eso se llama tener ESCRUPULOS!
8/09/17 8:04 PM
JUAN FRANCISCO
Hincate Tony, vence tu propia rebeldía contra la humildad debida a la SAGRADA FORMA
8/09/17 8:10 PM
Anacoreta
¡Ole y ole! Como debe ser, sí señor, así se habla. A ver si algunos aprenden.
8/09/17 8:13 PM
Antonio
Hermanos. Observo que siempre en estos comentarios que [email protected], tenemos derecho a expresarnos para clarificar algunas dudas, se nos cuela muy sutílmente el demonio.Tened siempre la antena espiritual conectada, porque él es muy ágil para crear confrontamientos.Que la Paz de nuestro Señor esté con vosotros.
8/09/17 8:16 PM
Pub
Si hace no más de cincuenta años algún obispo se hubiera atrevido a afirmar que la comunión se podía recibir en la boca o en la mano, de pie o de rodillas, y que a los niños se les debía respetar su elección personal al respecto, hubiera sido tildado de hereje o blasfemo. Y ahora muchos lo ponen como ejemplo de obispo prudente y virtuoso. Eso se llama mundanización de la Iglesia. O protestantización, que tanto da.
8/09/17 8:51 PM
Miguel
En estos dias oscuros que estamos viviendo en España, como me alegra ver que la verdadera y humana sociedad, por encima de ideologias, idomas, rios y montañas, es el Catolicismo. Pese a que hablamos que si de pié o de rodillas, todos tenemos la misma fe y esperanza en Cristo, siendo cada uno de un lugar diferente del planeta.
Que nos expresemos en Español es una suerte, pero eso no nos empuja a decir que los cristianos que hablan en Portugués o Inglés o Zulú son diferentes a nosotros.
Hermanos, os pido que receis por España, porque bien sabeis la mala sangre y odio que circula por nuestras venas, y esto va a acabar mal.
8/09/17 9:12 PM
Sergio Arias
Mateo 16:18-19

Y Yo, te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del abismo no prevalecerán contra ella.
A ti te daré las llaves del reino de los cielos: lo que atares sobre la tierra, estará atado en los cielos, lo que desatares sobre la tierra, estará desatado en los cielos".

Lo que Pedro ata, Pedro lo puede desatar.
8/09/17 9:28 PM
Fabiana Reartes
Yo creo que el Cuerpo y Sangre de Cristo se debe recibir de la forma más devota y humilde posible. Y esa sería de rodillas y en la boca.
Si no se puede arrodillar, entonces de pie. Y en la boca, lo más directo de las manos del sacerdote.

No es una cuestión de preferencias nuestras. Algo así como: "yo prefiero de pie y en la mano entonces busco cualquier argumento para justificarlo y no veo razón en quien opine contrario a mí." Creo que Mons. Aguer no está diciendo lo que él prefiere sino lo que dicen los documentos de la Iglesia, con el criterio del mayor respeto.

Una vez, después de operada pedí que me llevaran la comunión a casa, cuando llegó, puse todo mi esfuerzo para tomarla de rodillas y en la boca, aunque me decían que no lo hiciera por los puntos de la herida. Yo digo, no es lo más lindo del mundo tener salud para arrodillarse y abrir la boca y recibirla como cuando somos pequeños que la mamá nos da en la boca con todo el cuidado para que no se caiga ni se pierda nada. Será triste el día en que ya no podamos arrodillarnos, por eso, mientras podemos, qué mejor que darle al Señor todo lo mejor de nosotros. Las reverencias son manifestaciones externas de lo que hay dentro, en el interior de la persona. Además de ser un testimonio precioso, es conmovedor para cualquiera, especialmente no católico ver que nos arrodillamos ansiosos, por fe, porque no nos arrodillaríamos para recibir otra cosa que no sea lo más sagrado del universo.

Entonces, dejémonos de mezqui
8/09/17 9:52 PM
Falstaff
Fenomenal documento. Haría falta otro para instruir a sacerdotes y Obispos sobre como se celebra la Misa. Por ejemplo, cuando se realiza la Consagración, el celebrante ha de arrodillarse, lo que olvida el Obispo de los Obispos...
8/09/17 9:55 PM
Alzado
Dirán lo que quieran las instrucciones y los prelados. La única forma digna de recibir al Señor es de rodillas y en la boca, en señal de agradecimiento por el don gratuito recibido, en señal de humillación ante su divinidad y en señal de respeto ante el Redentor. Me importa muy poco lo que digan los obispos y los sacerdotes en contra de esto.
8/09/17 10:34 PM
Jorge G Sambeth
Creo que la discusión sobre si la Sgda. Comunión debe recibirse de pie o de rodillas, es secundaria. Porque lo esencial es estar preparado para comulgar, sentir interna y profundamente que se va a recibir a Cristo. Que la mente esté concentrada en que en unos segundos el mismo Dios se integrará a nuestra humanidad. No, como lo vemos, salir del banco, con las manos en los bolsillos o caídas a los costados, saludando a los vecinos o cosas similares, sin la devoción que corresponde. Y regresar del altar en la misma forma, hasta incluso retirarse enseguida del templo sin agradecer a Dios que haya venido a nuestra alma, y siquiera esperar el "la misa ha terminado".
9/09/17 12:21 AM
yo
¡¡Muy Bien dicho!! yo me irrito mucho internamente cuando la persona que viene a comulgar pretende "coger" como si de un caramelo se tratara, en vez de recibir al Señor, acogerlo con debocion, humildad y agradecimiento... y no puedo contenerme y les digo: ¡¡NO SE COJE, se recibe,...hay que ir a catequesis, eh!! o le doy de comulgar directamente en la boca, deseando que me pregunte ¿porque me la das en la boca y no en la mano!!?
Es tremendo la falta de consideracion, respeto, verdadera debocion, amor al Señor, etc, que hay!!! Es algo que no puedo con ello!! y no lo voy a consentir...
9/09/17 12:57 AM
marcelo
Habla de Perdicion de Almas, por tomar de manera equivocada 1 especie. Obispoy la otra especie? es como la discusion de que mano usar para la bendicion, me apena este tipo de discusion vanidosa y rayando la supersticion. Una iglesia asi es una Secta. Nada que ver con el Evangelio de Nuestro Dios Jesus. Jeremias 31,31.
9/09/17 1:04 AM
Gonzalo de Berceo
Fabiana Reartes, me uno totalmente a su comentario. Lo ha clavado! Me he alegrado enormemente leer su comentario. Muchas gracias por compartir lo que muchos opinamos. Saludos cordiales.
9/09/17 1:37 AM
Rogelio Monroy
Excelente decreto, es así como debemos y tenemos que testimoniar el recibimiento del cuerpo y sangre de nuestro Señor Jesucristo y teniendo en cuenta los escrito en la Catecismo de la Iglesia Católica , e incluso referenciar este excelso documento y mas aun , si podemos, memorizar los numerales para tal efecto.
Que Dios nos bendiga y a seguir trabajando para consrtruir el Reino de Dios.
Amen
9/09/17 4:08 AM
Néstor39
¡Muy agradecido, una vez más, a Mons. Aguer! Hay un riesgo latente al considerar las normas eclesiales sólo desde el punto de vista de la ley. En el caso de la Comunión, si meditáramos a Quién estamos recibiendo, quizás lo lógico sería arrastrarse (literalmente) hasta el altar debido a nuestra indignidad que sólo es superada por la infinita Misericordia del Señor Jesús. Me parecería oportuno preguntarme: ¿Por qué discuto tanto sobre las formas externas si en definitiva debo proceder en obediencia a la Santa Iglesia?. Además, no puedo dejar de lado mi condición pecadora y podría volver a preguntarme: Yo recibo la Comunión en la boca, pero ¿es digna mi lengua o con ella transgredo el mandamiento de "no matarás", ya sea con mi agresividad, mis murmuraciones, mis palabras hirientes y tantas otras actitudes que forman parte de mi "repertorio interior"? En este caso no debo olvidar que me basta la Gracia del Señor, en la medida que no tenga pecado mortal. En ese sentido, el sacramento de la Confesión está hoy bastante devaluado...Lamentablemente
9/09/17 4:08 AM
MARUCA
Muy bien,Monseñor Aguer.
Sumamente claro y oportuno.Así se hará.
Que Dios lo bendiga!
9/09/17 5:15 AM
MARUCA
Muy bien,Monseñor Aguer.
Sumamente claro y oportuno.Así se hará.
Que Dios lo bendiga!
9/09/17 6:05 AM
Simón
En algunas ocasiones, he tenido la posibilidad de distribuir la Sagrada Comunión en las Eucaristías, por razones de necesidad, por falta de Diácono en ese momento, y como ministro extraordinario concedido, por el Sacerdote celebrante, estoy totalmente de acuerdo con lo que se dice aquí como norma indiscutible, no se puede recibir la Sagrada Eucaristía sin las condiciones necesarias para poder recibirla, es totalmente necesario estar en gracia de Dios, es decir sin tener conciencia de que se está ausente de pecado mortal, ó pecados graves, que imposibilita la recepción de la Sagrada Eucaristía. Es una pena y un riesgo, que hoy día por razones de Relativismo y de indiferencia, algunos fieles presuntamente comulguen sin tener en cuenta estas normas, lo que no significa que carguen con las consecuencias den su conciencia, en la que no se puede entrar por razones Teológicas, y del libertad de conciencia que Dios reconoce, lo que no anula el discernimiento de la idoneidad para recibir la Sagrada Comunión. en conclusión estoy de acuerdo con todas las normas del Prelado, expuestas en este Artículo. ¡Seño, no permitas que te recibamos sin las debidas condiciones de estar en gracia de Dios en el momento de recibirte a Ti que eres la Suma Bondad y la Suma Misericordia.! Amén SIMÓN.
9/09/17 10:42 AM
rmartinhe
Monseñor dice: "Me permito recordar ahora, porque parece oportuno, que quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar (n. 1385)." Pregunto: ¿Y si esa persona no tiene conciencia de estar en pecado grave por no tener la conciencia bien formada o por tenerla "deformada" incluso quizás por estar recibiendo mensajes contradictorios que pueden venir desde dentro de la propia Iglesia, entonces esa persona podría acercarse a comulgar sin incurrir en pecado?
No es que tenga un interés morboso por conocer la salud espiritual de los demás, tengo bastante con la mía, pero si me gustaría conocer hasta donde llega el juicio y la autonomía de la propia conciencia.
No hace mucho escuché en una predicación que finalmente quien nos juzgará no será Dios, sino nuestra conciencia y aquello me sonó muy mal a pesar de que decía apoyarse en Santo Tomás de Aquino. Por ahí va mi pregunta.
Un saludo.
9/09/17 11:53 AM
Monica Elena Cabral
Lamentablemente algunos sacerdotes o monjas no dicen dignamente EL CUERPO Y LA SANGRE D CRISTO antes de ke una pueda recibir la Ssma Eucaristia sino ke insultan gravemente a la persona ke esta x recibir la Eucaristia
Lo mismo hacen diciendo cobsignas politicas o groserias durante el Ofertorio
Estas son faltas gravisimas faltas y d parte de sacerdotes y monjas ke preferirian darles la Comunión mas dignamente a un guerrillero en una selva latinoamericana ke a una ciudadana decente de un barrio capitalino como Sta Rita
Es indignante
9/09/17 12:36 PM
Tony de New York
'Hincate Tony, vence tu propia rebeldía'

RIDICULO!


El incarse es una 'tradiciòn' con t pequeña.

Bien dijo Cristo:
'El que a vosotros escucha, a mí me escucha, y el que a vosotros rechaza, a mí me rechaza; y el que a mí me rechaza, rechaza al que me envió.'
San Lucas 10; 16.

Si los sucesores de los Apostoles en UNION con el sucesor de san Pedro dicen que hay occiones para comulgar, eso es suficiente.

De lo contrario cometemos lo de san Pedro.

…7 'También oí una voz que me decía: ``Levántate Pedro, mata y come. 8Pero yo dije: ``De ninguna manera, Señor, porque nada impuro o inmundo ha entrado jamás en mi boca. 9Pero una voz del cielo respondió por segunda vez: ``Lo que Dios ha limpiado, no lo llames tú impuro.…'
Hechos 10; 7-9.
9/09/17 1:24 PM
María José
Dice Gabriel:
"En la tradición oriental (católica y no, creo que también) la eucaristía se recibe de pie desde tiempos inmemoriales, pues en su tradición entienden que es la forma de recibirla con dignidad, y también allí Cristo es Rey."
Allá es allá; acá es acá. Acá el máximo respeto se demuestra hincando la rodilla.
Además, "dice el Señor: ante Mí se doblará toda rodilla" (Romanos 14,11) y "en nombre de Jesús se doble toda rodilla en el Cielo, en la tierra, debajo de la tierra (Filipenses 2,10).
Poner reclinatorios (3 por cada uno de los que distribuyen la Comunión) facilita recibir de rodillas y dificulta recibir en la mano.
10/09/17 1:09 AM
Maricarmen Serrato
Yo creo que Cristo es un Dios humilde y bueno, y no creo que se enoje porque no se le recibe de rodillas. Lo que importa es que se le reciba con el mismo amor y la misma humildad como él se da a nosotros. Yo creo en Dios por sobre todas las cosas.
Todas estas reglas son de la iglesia, no de Dios. Es lo que creo.
11/09/17 9:41 PM
Guillermo
Estas cosas son las que nos llevan cada vez más a pedir la apostasía. El nivel de soberbia al adjudicarase ser conocedores y defensores de la verdad sobre este y otros temas es increíble .
12/09/17 3:13 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.