El Obispo de Corpus Christi recuerda a quienes no pueden escapar del Huracán Harvey

Entre oraciones ante la llegada del huracán

El Obispo de Corpus Christi recuerda a quienes no pueden escapar del Huracán Harvey

Se espera que el huracán llegue cerca de Corpus Christi el día de hoy como un huracán de Categoría 3 o incluso superior. Se predicen vientos sostenidos de por lo menos 110 millas por hora.

(CNA/InfoCatólica) Mientras el huracán Harvey se acercaba, el obispo de Corpus Christi se preparaba para enfrentar la tormenta. Instó al país a recordar que muchas personas se ven obligadas a quedarse, especialmente las más pobres.

«Tenemos entre nosotros a aquellos que no pueden salir de la ciudad. Esa es una de las razones por las que quería quedarme: estar aquí presente», dijo el obispo Michael Mulvey a CNA el 25 de agosto, alentando a todos a ayudarlos tanto como sea posible.

Antes de la llegada del huracán, informó que los vientos de la mañana del viernes iban aumentando progresivamente y que la ola de la tormenta ya se aproximaba al muelle cercano.

«La marea está subiendo. Es muy misterioso. Pero todavía no sufrimos todo su efecto, por supuesto», informó el obispo.

Se espera que el huracán llegue cerca de Corpus Christi el día de hoy como un huracán de Categoría 3 o incluso superior. El Servicio Meteorológico Nacional predice vientos sostenidos de por lo menos 110 millas por hora.

La tormenta probablemente se detendrá sobre Texas, dejando caer hasta 35 pulgadas de lluvia en diversas partes del estado, según informa el New York Times. Se esperan fuertes inundaciones.

El obispo Mulvey ha enviado un mensaje a los fieles, diciendo que estaba orando por ellos. Pasará la tormenta en su casa en una habitación interior, junto con el vicario general y director vocacional de la diócesis.

«Estamos justo en la bahía. Estamos en el frente», dijo el obispo. «Tendremos que cerrar las persianas, así que probablemente no podremos ver nada cuando golpee con más fuerza. Probablemente no tengamos electricidad. Estaremos haciendo guardias rotativas, aunque no sé si alguien va a poder dormir de todos modos».

Predijo que los tres clérigos solo pasarían el tiempo visitando y orando.

«Rezaremos el rosario unas cuantas veces», dijo. «Oraremos especialmente por la gente de esta ciudad y por los que están en camino a lo largo de la costa del Golfo».

Para el obispo Mulvey, salir de la ciudad era técnicamente una opción. Debía regresar a la ciudad después de viajar el miércoles.

«Definitivamente quería estar aquí», dijo. «Yo estaba de vuelta de todos modos, pero ciertamente no voy a regresarme e ir a otro lugar».

Expresando gratitud por la policía, el personal médico y otros funcionarios que trabajaban durante la tormenta, aconsejó a los fieles que siguieran las instrucciones de las autoridades civiles y que «se quedaran juntos y oraran».

Deberían pensar en los muchos pasajes evangélicos, como aquel donde Cristo calmó las aguas y los mares cuando estaban agitados. El obispo animó a los católicos a tener «la misma fe que Pedro tuvo» durante las tormentas.

Entre los residentes que han dejado la ciudad está el canciller de la diócesis de Corpus Christi, Benedict Nguyen. Él y su esposa tienen cinco hijos, de 10 a 21 años de edad, uno de los cuales está estudiando en Kansas.

«Evaluamos la situación y decidimos que sería mejor quedarse fuera con la familia», dijo Nguyen a CNA desde Kansas.

La diócesis se ha estado preparando durante días en una situación muy estresante.

«Creo que lo más preocupante es la imprevisibilidad», continuó Nguyen. «No estamos seguros de lo grave que será el daño. Sabemos que habrá algunos cortes de energía, posiblemente algún daño a ciertas propiedades, y por supuesto no es solo la oficina de la cancillería sino todas las parroquias».

«Tenemos 70 parroquias y 30 misiones en las que tenemos que pensar también», dijo, informando que la oficina de la cancillería está a solo dos cuadras de la bahía.

«Estamos en una pequeña colina, en un punto alto justo detrás de la catedral», dijo. «Nuestra catedral mira hacia el centro del corpus Christi. Más allá de eso está la bahía».

Los protocolos de las tormentas involucran varios planes para las comunicaciones parroquiales, respaldos de datos, mantenerse en contacto con el personal y preservar los archivos diocesanos. Las iglesias parroquiales individuales tienen sus propios planes de contingencia.

«Lo primero es siempre tener a Dios en mente, orar. La familia está primero, la gente está primero. Los bienes materiales siempre pueden ser reemplazados», dijo el canciller.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

4 comentarios

Palas Atenea
Ahora mismo un sentido padrenuestro por las gentes de Corpus Christi, el obispo, sacerdotes y fieles.
26/08/17 4:40 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Recemos para que todo pase pronto y con el menor daño posible.
26/08/17 5:43 PM
Uno
Sinceramente me parece bastante indignante que una superpotencia que quema 600.000 millones de dólares al año en armas y guerras no quiera gastar recursos para evacuar a la población de una zona bastante delimitada y, salvo por la ciudad de Houston y alguna otra, no excesivamente poblada (la costa de Texas no es exactamente la de Florida.) Estas evacuaciones son posibles y habituales en muchos países comúnmente afectados por huracanes y tifones con recursos mucho más limitados, incluso con recursos sumamente limitados, pero se ve que allá prefieren votar a quien se gasta el dinero en otras cosas.
26/08/17 7:19 PM
Maribel
Oramos por el alivio y consuelo de todos los afectados por esta inundación, y por nuestros amigos y sus familiares que en este momento están dando un testimonio católico en esta región. TAMBIÉN rezamos por los más de 2,000 seres humanos, bautizados o no, que han muerto en las espantosísimas inundaciones en Nepal, India, Bangladesh y Pakistán, para que Dios misericordioso les acoja, y por sus familiares y amigos , que obtengan el consuelo y las ayudas compasivas necesarias, dado que la atención internacional los ha dejado literalmente " a la mano de Dios"... Para que todas esas cosechas perdidas que iban a alimentar a millones puedan ser sustituidas por el paternal cuidado de Dios y surja la fe. También por los cientos de victimas de las excesivas lluvias en Sierra Leona. Y por los seis millones que mueren de sed y calor en África y Yemen, y que han sido olvidados por los medios occidentales, incluidos los católicos.
28/08/17 10:04 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.