Mons. Reig Pla: «Nos enfrentamos a una revolución cultural que subvierte la civilización cristiana»

Publica su conferencia «Los retos de la familia en el contexto acual»

Mons. Reig Pla: «Nos enfrentamos a una revolución cultural que subvierte la civilización cristiana»

La diócesis de Alcalá de Henares ha publicado la conferencia «Los retos de la familia en el contexto actual», que Mons. Reig Pla pronunció en Valencia el pasado 8 de mayo. En su introducción el prelado aborda el avance de la ideología de género.

(InfoCatólica) Comunicado del obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla:

El texto que publicamos fue pronunciado como conferencia el 8 de mayo de 2017 en la sede de la Universidad Católica San Vicente mártir de Valencia. En esta fecha tuvo lugar la conmemoración anual de la fiesta de la Virgen de Fátima, patrona del Pontificio Instituto Juan Pablo II para estudios sobre el matrimonio y la familia.

La conferencia se titula «Los retos de la familia en el contexto actual». Se entiende la palabra reto en la doble acepción: como desafío y como tarea. Para situar tanto los desafíos de la familia y las tareas de la Pastoral Familiar he querido ofrecer un análisis de la situación del matrimonio y de la familia desde la reflexión del Concilio Vaticano II (Gaudium et spes, 47-52), pasando por los pontificados de Pablo VI, San Juan Pablo II y Benedicto XVI, hasta la Exhortación Apostólica del Papa Francisco Amoris laetitia.

Después de este breve recorrido histórico en el que a las enseñanzas del Concilio Vaticano II, y a la publicación de la Encíclica Humanae vitae de Pablo VI, han seguido tres Sínodos sobre la familia, pretendo poner en relieve los nuevos desafíos que los cambios vertiginosos de la historia plantean a la familia y que no han sido objeto de un tratamiento exhaustivo en ninguno de los Sínodos mencionados. Nos enfrentamos, en efecto, ante una verdadera revolución cultural, técnica y jurídica que subvierte todo el orden humano promovido por la civilización cristiana. Lo nuevo de esta revolución que atenta contra la antropología cristiana (llamada «antropología adecuada» por el Papa San Juan Pablo II) es que teniendo su origen en ciertas escuelas filosóficas ha sido asumida por minorías radicales alentadas por fundaciones de carácter agenésico y promovidas por la ONU, el Parlamento Europeo y los gobiernos nacionales presionados por multitud de ONG inspiradas en la «perspectiva de género». Todo ha sido muy rápido y silencioso pero hoy han logrado la hegemonía cultural, el cambio de la legislación sobre la vida humana, el matrimonio y la familia; ocupar la enseñanza, la sanidad y ser difundida masivamente por los medios de comunicación con la aquiescencia de las agrupaciones sociales y los partidos políticos. Lo que empezó con la introducción de la palabra «gender» se ha visto desarrollado como la ideología de género, a la que ha seguido las teorías «queer» y «cyborg» que se ven sobrepasadas por las propuestas transhumanista y posthumanista.

Frente al concepto de «naturaleza de la persona humana» hoy la nueva tesis que se propone es negar la identidad humana o hablar de «identidades inconclusas» que serán alcanzadas en su perfección por la tecnología que se presenta como un ideal de redención. Se trata de la tecno-redención que va unida al capitalismo tecno-nihilista. Resulta curioso que la dialéctica de los sexos propuesta por Engels como origen y expresión de la primera lucha de clases (núcleo del marxismo), se haya desarrollado en la ideología de género y, a su vez, mediante un proceso de ingeniería social, haya sido asumida también por el pensamiento liberal.

Este cóctel de marxismo-liberalismo ha ido alimentando la revolución sexual y hoy se presenta como un desafío colosal frente a la antropología cristiana y las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia Católica. Para responder a esta nueva situación necesitamos una pastoral familiar renovada que promueva, junto a la gestación del sujeto cristiano mediante una lúcida «iniciación cristiana», la formación de familias cristianas conscientes de su misión. Para ello es necesario desarrollar nuevas tareas que describo en la tercera parte de esta conferencia y promover un laicado bien formado en las cuestiones de Bioética, pastoral familiar, Doctrina Social de la Iglesia y conocedor del debate cultural sobre la antropología, el matrimonio y la familia. A ello responde el Pontificio Instituto Juan Pablo II, erigido en el mismo día en el que el Santo apóstol de la familia sufrió el atentado en la plaza de San Pedro.

Dadas las circunstancias actuales y el proceso invivible de la «globalización de la indiferencia», no se puede responder a este desafío desde una llamada al comunitarismo que privatiza la religión. Los católicos laicos están llamados a ser, como decía Benedicto XVI, minorías creativas para la renovación de la sociedad. Esta creatividad, sin embargo, debe alcanzar el nivel de la política. Sin el respeto a las realidades humanas originales (dignidad de la vida humana, matrimonio natural entre un hombre y una mujer, familias abiertas a la vida, estructuras sociales sanas, medios de comunicación según la verdad, leyes justas, etc.), sin el apoyo de una verdadera cultura cristiana, se hace muy difícil, cuando no imposible, mantener los contenidos de la antropología adecuada y el bien de las familias. Por eso es urgente una nueva pastoral familiar, la promoción de auténticas comunidades cristianas, asociaciones de familias y políticos que estén dispuestos a promover el bien común y los demás aspectos de la Doctrina Social de la Iglesia.

Lo que se propone en esta conferencia no es más que un esbozo, o si queréis criterios para la acción. Pido a la Virgen de Fátima que suscite verdaderos laicos dispuestos a testimoniar la belleza del amor conyugal, la bondad social de la familia cristiana y la edificación de una sociedad a la medida de los hijos de Dios.

+ Juan Antonio Reig Pla

Obispo de Alcalá de Henares

Texto completo de su Conferencia en Valencia, el pasado 8 de mayo (en PDF)

34 comentarios

Luis I. Amorós
La Iglesia católica es así: en la misma cabe monseñor Reig Pla, que se enfrenta a la revolución cultural que ataca a la familia y a la civilización cristiana, y a monseñor Fernández con su teología del beso.

No te queda otra que escoger, hace tiempo que ya no puede uno estar de acuerdo a la vez con quienes están completamente opuestos en lo fundamental.
3/07/17 12:16 PM
Juan Mariner
Todo esto está muy bien, pero sus compañeros en la CEE (y quizás él mismo) con el dinero de la Iglesia sostienen al Partido popular y demás ralea en sus medios de comunicación tipo COPE y 13TV. Los elogios en sus medios de la abortista francesa fallecida Simone Veil hacían vomitar. Definitivamente nos toman por gilipuertas.
3/07/17 12:33 PM
Maria de las Nieves
La propuesta de Mons Reig Pla es necesaria las familias deben fundar asociaciones con sus hijos y convivencias juntos con la forms de vida Cristiane.
3/07/17 1:40 PM
Luis I. Amorós
Juan, la CEE es un órgano colegiado. Al último que habría que criticar por las barrabasadas infames de la cadena 13Tv es precisamente a monseñor Reig, que es el único que denuncia públicamente al liberalismo anticristiano (también en parte mons. Munilla), mientras la mayoría de sus pares están muy preocupados por quedar bien en los mass media del sistema.
3/07/17 1:43 PM
josep
de acuerdo con el Obispo.
3/07/17 2:30 PM
Francisco Javier
Tenemos dos Iglesias catolicas, practicamente. y Totalmente opuestas en sus planteamientos por mas fieles al papa que se quieran proclamar ambas.
3/07/17 2:51 PM
Chimo de Valencia
Juan Mariner, el problema de la COPE o 13 TV no es si "apoyan" o no al PP o a Podemos - que a saber qué significa eso -, sino si hacen programas católicos de calidad, de evangelización y apologética, que es de lo que se trata, o si hay una línea editorial verdaderamente católica, al margen de quien inviten a sus tertulias políticas, y parece evidente que de cuatro años a esta parte no hacen ni una cosa ni otra.
3/07/17 2:54 PM
David
Mariner, eres un tío plasta, pesado y estomagante. Si asoma un obispo que dice SIEMPRE las cosas claras, ten al menos la DECENCIA de apoyarle y no de acusarle de lo que otros hacen mal.

Deja ya de ser un amargado, coj.... Que vas a acabar dando la razón al Papa cuando habla de avinagrados.
3/07/17 2:56 PM
Rubén
Para hacer una buena cura, hay que hacer buen diagnostico.
3/07/17 3:35 PM
Juanjo
Discrepo con Su Excelencia Reverendísima. Más grave que la crisis de Occidente es la crisis de la Iglesia. Si nos atacan pero tenemos ejército, se puede ganar. Pero si nos atacan y encima no tenemos con qué defendernos, entonces ¿de qué leches están hablando? ¿A qué vienen a darnos lecciones a la grey unos pastores que hace décadas sirven a los lobos con todo viento de opiniones, herejías, antropologías y no sé qué rábanos en almíbar? Lo que están haciendo Vuestras Excelencias Reverendísimas es gravísimo.
3/07/17 3:50 PM
madre
Mariner, la Cope y 13 Tv, no se puede decir que sean católicas, ni mucho menos, no se de quien será la culpa, pero ...
3/07/17 3:56 PM
Ricardo
Puede parecer un off topic, pero realmente no lo es. Toda España (bueno, no sé si realmente queda ya algo de España) ha visto a Manuela Carmena y a Cristina Cifuentes bailando la conga con homosexuales, lesbianas, transexuales... Una imagen que ha dado la vuelta al mundo en la clausura de la semana sodomita en Madrid. Se han rebajado a sí mismas y han rebajado y devaluado hasta el abismo los puestos políticos que detentan, la alcaldía y la presidencia de la comunidad autónoma de Madrid respectivamente. Todo lo que antes tenía una cierta entidad ha quedado en nada. Abomino de la democracia. Abomino de la constitución. Abomino de todo el arco parlamentario proabortista y genocida. Abomino de la monarquía. Abomino del capitalismo. Abomino del liberalismo. Abomino de la socialdemocracia. Abomino del comunismo. Abomino del colectivo LGBTI o como mierda se llame. Abomino también de España, de esta sociedad asquerosa y nauseabunda, en la que me es imposible reconocerme, una sociedad abyecta que ha aceptado - en todos los órdenes - lo inaceptable, lo repugnante, lo asqueroso, lo inmoral, lo nauseabundo, lo vil, lo despreciable.... Monseñor Reig Pla, que tiene más razón que un santo, se queda corto. La revolución de la que habla es cualquier cosa menos 'cultural', es sencillamente diabólica...
3/07/17 4:52 PM
Apolo
Discrepo de las formas de Monseñor. Y del fondo tal y como lo presenta. Esas ideas son peligrosas y contraproducentes.

Su esquema básico es presentar a la Iglesia como una especie de ejercito bien disciplinado y ordenado, pero con medios y estrategias anticuadas.

Presenta un enemigo como salido de la nada, y nos alecciona sobre sus armas y métodos que golpean duramente los puntos débiles de la Iglesia, precisamente por no estar esta actualizada.

Las soluciones que propone son simplistas y con frases hechas del tipo " nuevos cristianos profundamente formados que renueven la sociedad, etc, etc...", que obviamente al final no se concretan en nada, y lo que es peor, divide lo poco que queda de la Iglesia en primera y segunda categoría.

La realidad es justamente al contrario. La iglesia se llenó de confusión. La confusión generó tibieza y no poca corrupción. Y la sal que se vuelve sosa ya no puede conservar a la sociedad de esa misma corrupción. La sociedad corrupta pisotea la sal.
3/07/17 6:06 PM
Carlos Alberto
No se puede decir que nosotros hayamos "amado" la civilización cristiana, toda vez que el cristianismo fue impuesto a sangre y fuego. Estamos en una era en la que como el cristianismo ya no puede "obligar", queda al desnudo su real "aceptación". Es natural.
3/07/17 7:12 PM
Juanjo
¿Pero es que nadie va a hacer nada? ¡Cuántas almas se pierden! ¡Cuántas almas mientras nos convocan a charlas y charlas de no sé qué estrategia y planes y más planes y opiniones y doctrinas falsas! Qué sensación de impotencia por favor... Esto es el día de la marmota. Un infierno en la tierra, en la Iglesia. Un verdadero castigo.
3/07/17 7:18 PM
Denisovic
Creo sinceramente que este obispo es el único que sabe con bastante precisión lo que está pasando y lo que está por suceder. Y no se por qué me malicio de que está siendo bastante moderado respecto a lo que sabe... y lo que sabe es que nuestra herencia cristiana desaparecerá por completo. Quedará un pequeño grupo de fieles que mantendrán la fe de forma heroica. El resto, a olvidar.
3/07/17 7:27 PM
Lorenzo
Denisovic, no es el único que lo sabe. Es de los pocos, muy pocos, que lo dice.
3/07/17 8:50 PM
Luis I. Amorós
Carlos Alberto: en España el cristianismo fue impuesto a sangre y fuego. A sangre y fuego de mártires torturados y ejecutados por los romanos paganos, mártires que no renegaron de su fe y fueron semilla de nuevos cristianos. Una nación cristiana desde el siglo V hasta hace un cuarto de siglo, contra viento y marea. Una nación que evangelizó a medio mundo.
No puedes decir más tonterías en tan poco espacio.

Lo que se "obliga" ahora es lo políticamente correcto. En nuestra era que nada obliga, todo hombre se comporta como se espera de él que lo haga. La libertad verdadera agoniza.
3/07/17 9:19 PM
Raúl
Gracias Padre, ojalá más obispos se den cuenta de algo que sucede hace años
3/07/17 9:27 PM
Ana Lice 1
El perfil del “buen” pastor (obispo o párroco)
que el mundo pide y aclama:

1) Que en la predicación nunca diga que la unión libre o el adulterio es pecado grave, tampoco diga nunca que la planificación artificial (incluyendo el coito interrumpido) es pecado grave. Que además nunca anime a quienes son casados válidamente por la Iglesia que vuelvan a hacer vida juntos, es decir, que se perdonen de verdad, porque después de varios años o décadas de separación sería inhumano y “anticristiano” exigir que se sigan amando como esposos.

2) Que en la atención personalizada, sea en la confesión o en la consejería espiritual, se siga la misma directriz anterior. Pero además, que no pregunte nada al penitente, que deje que él o ella se confiese de lo que sea, sin recibir orientación del confesor, y le dé siempre la absolución, porque debe suponer siempre que con solo acercarse a la confesión eso ya es signo de arrepentimiento. Olvidando así que hay penitentes que lamentablemente se acercan al confesionario como hipócritas. Es decir, que el “buen” pastor, no debe pastorear o conducir en la confesión, sino que debe ceñirse a las directrices de un mal entendido coaching pastoral.

3) Que al celebrar los sacramentos sea un poco dejado, que dé la confirmación a adultos con solo cuatro horas de preparación, aunque vivan en unión libre y prometan que se van a casar en unos cuantos días. Que en general celebre los sacramentos respetando los gustos de la feligresía aunque eso esté en c
3/07/17 10:22 PM
Ana Lice 2
Apreciado señor obispo, usted estaría de acuerdo en presentar al pueblo de Dios un pastoreo distinto al que describí arriba?

Si usted, señor obispo lo ha visto de cerca, el pueblo de Dios progresivamente va perdiendo su sentido de que su vida es sagrada y que por ello no puede encontrar verdadera fuerza para cambiar su vida personal y su contexto social a una vida más acorde a la Civilización del Amor que Cristo quiere.

Pero muchos párrocos actuando como arriba describí no están ayudando realmente a la Iglesia, sino que le están dejando grandes vacíos que con el paso de los años serán difíciles de curar. Por favor, observen y analicen lo que está sucediendo en muchas diócesis de Europa, y cómo llevaban allí la pastoral en los últimos 50 años.

Usted decide en últimas señor obispo si dejará que sus párrocos actúen como arriba recordé o que sean nuevos párrocos, más al estilo de Jesús.

A la pecadora, Jesucristo no solo le dijo “no te condeno”, también le dijo “de ahora en adelante, no peques más”.
Además, nuestro Señor, no cambió la radicalidad de su enseñanza porque se le iban a correr muchos de sus discípulos, sino que perseveró hasta el final en la misma enseñanza (cf Juan 6, 61-69). La nueva evangelización no consiste en solo mostrar lo positivo del mensaje cristiano, también necesita que continuemos mostrando aquello que es visto como negativo. Me explico, sí hay que hablar de la belleza y exigencia de una vida matrimonial, pero también hay que decir que la uni
3/07/17 10:23 PM
Welcome refugees
Ante la aceleración de los acontecimientos permitamos la entrada acelerada del Islam en Europa. El cambio social será paulatino e imperceptible. Hoy una tienda de comestibles, mañana otra, pasado cuatro (ya está pasando). Una mezquita, dos mezquitas, cuatro mezquitas. Un barrio, dos barrios, cuatro barrios. Un ayuntamiento, dos ayuntamientos,...

La empresas que no se adapten a las nuevas circunstancias verán caer sus beneficios, si no cumplen con las reglas que impone la nueva cultura islámica, e irán cerrando poco a poco (¡qué tiempos los de aquellos empresarios castellanos que no quisieron verse obligados al nuevo paradigma competitivo "del todo vale"!). La codicia, y sus consecuencias, es la raíz de todos los males y, eso, no se le puede achacar al Islam.

Que nadie crea que se producirá por medio de la violencia, no. Será exactamente igual a como ha ocurrido con los "derechos" de nuevo cuño. Si un homosexual puede casarse ¿por qué un musulmán no puede ser presidente de gobierno? Lógicamente seguirá siendo válida la distinción entre la condición musulmana y la práctica de la musulmaneidad.
3/07/17 10:26 PM
Guillermo PF
Está exponiendo la propia evolución natural de la historia de la civilización: "revolución cultural", un perpetuo cambio de ideas, de mentalidad y de concepción del mundo y de la vida. Si los antiguos levantaran la cabeza les parecería mal absolutamente todo.
3/07/17 10:49 PM
Mª del Pilar
Suscribo el comentario de Ricardo, en toda su extensión. Es sencillamente diabólico,
3/07/17 10:59 PM
c1
Ricardo:
"Abomino también de España..."

Son unas palabras terribles.

Por un lado, si se es español y católico se debe amar España. El patriotismo es una virtud cristiana.

Además, aunque ahora pueda necesitar una reevangelización, España es una nación que ha evangelizado medio mundo y cuya historia ha estado íntimamente ligada al catolicismo, sacrificándose en su defensa en diversas ocasiones.

Otra cosa son las opiniones sobre el régimen y gobernantes actuales.
3/07/17 11:52 PM
Pilar lópez García
Monseñor Pla es de los más criticados por decir la verdad sin tapujos.
La Iglesia se está dejando invadir por "buenismos"que tienden a pasar por alto la esencia del Evangelio.
Cuando me refiero a la Igledia,hablo de los bautizados en general.Saldremos de nuestras dudas leyendo y meditando las sagradas escrituras.Pero no nos dejemos invadir por el pesimismo.
Para quienes critican a la Cope,yo la escucho cada día y me parece que tiene buenos programas.y ls religiosos,sobre todo.TV13No suelo verla.
4/07/17 1:15 AM
María
Juanjo tienes toda la razón, si ya queda poquísimos católicos en Europa y en España, y los que quedan todos spoon mayores, y encima con empanada mental gracias a sus pastores tan ambiguos que no dan la cara ya no por Jesucristo ni por su madre, por no decir del que está en Roma. ¿Con qué ejército quieren luchar? Si ni ellos son ya no de luchar si no de arengar. La única preocupación de la iglesia es Cáritas, y mis colegios dirigidos por laicos y ahora la catedral mezquita. ¿para qué quieren piedras? si no enseñan fe y las ovejas cada vez son menos.
4/07/17 8:13 AM
Jacinto
Una vez más D. J.A. Reig dando la cara sin importarle que se la partan. Y con ideas, desde luego más ideas y mejores que el colectivo de pseudo-Obispos que nos torran con sus clarividencias.

GUILLERMO PF: ya te vale, que eres peor que un enema de pan rallao.
4/07/17 8:54 AM
rastri
Mons. Reig Pla: «Nos enfrentamos a una revolución cultural que subvierte la civilización cristiana»
_______________

-Que quiere subvertir la Civilización Cristiana.-

Pero no llegará. El espíritu y poder del Elías, que son dos, está presente y vigilante a recibir la orden de actuar.

Ellos tiene poder para cerrar el cielo, para que la lluvia no caiga los días de su ministerio y tiene poder sobre las aguas para tornarlas en sangre y para herir la tierra con todo género de plagas cuantas veces quisieren (Ap.11,6)
4/07/17 9:46 AM
Ricardo
Quise dar a entender que no me reconozco en esta sociedad, en la España actual, no que odie a España. Disculpas si di a entender lo que no siento ni sentiré jamás. Critico a mi patria porque me duele mi patria, y sólo te duele aquello que amas
4/07/17 11:22 AM
Almudena1
Fantástica conferencia, Mons. Reig Pla, como siempre.
La mala noticia, no hay unidad de prédica.
La conquista de la ideología imperante puede darse por la debilidad de los que profesan el Cristianismo. No hay unidad ni firmeza, eso nos hace débiles y vulnerables. Ellos lo saben muy bien.
4/07/17 8:11 PM
Rafael
No es una revolución cultural, es una imposición del poder.
4/07/17 10:48 PM
frann
Ahora se enteran los principes de la iglesia , que han trabajado mas como caballo de troya que de organizadores de la defensa de su fieles.
5/07/17 2:39 AM
Juanjo
Frann, el obispo Reig Pla lleva avisando de esto desde hace mucho tiempo. Y no es el único obispo español que lo hace.
5/07/17 6:40 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.