Recordamos a Santo Tomás de Aquino

Hoy 28 de enero

Recordamos a Santo Tomás de Aquino

Tan importantes son sus escritos que en el Concilio de Trento, los tres libros de consulta que había sobre la mesa principal eran: la Sagrada Biblia, los Decretos de los Papas, y la Suma Teológica de Santo Tomás.

(EWTN/InfoCatólica) Santo Tomás de Aquíno nació en el Castillo de Rocaseca, cerca de Nápoles, Italia, en 1225.

Fue el último hijo varón de una numerosa familia de doce hijos. Su padre se llamaba Landulfo de Aquino. Alto, grueso, bien proporcionado, frente despejada, porte distinguido, una gran amabilidad en el trato, y mucha delicadeza de sentimientos.

Cerca del Castillo donde nació estaba el famoso convento de los monjes Benedictinos llamado Monte Casino. Allí lo llevaron a hacer sus primeros años de estudios. Los monjes le enseñaron a meditar en silencio. Siendo el más piadoso, meditabundo y silencioso de todos los alumnos del convento. Lo que lee o estudia lo aprende de memoria con una facilidad portentosa.

Continúa sus estudios por cinco años en la Universidad de Nápoles. Allí supera a todos sus compañeros en memoria e inteligencia. Conoce a los Padres Dominicos y se entusiasma por esa Comunidad. Quiere entrar de religioso pero su familia se opone. Huye hacia Alemania, pero por el camino lo sorprenden sus hermanos que viajan acompañados de un escuadrón de militares y lo ponen preso. No logran quitarle el hábito de dominico, pero lo encierran en una prisión del castillo de Rocaseca.

Prisión y tentaciones

Tomás aprovecha su encierro de dos años en la prisión para aprenderse de memoria muchísimas frases de la Biblia y para estudiar muy a fondo el mejor tratado de Teología que había en ese tiempo, y que después él explicará muy bien en la Universidad.

Sus hermanos al ver que por más que le ruegan y lo amenazan no logran quitarle la idea de seguir de religioso, le envían a una mujer de mala vida para que lo haga pecar. Tomás toma en sus manos un tizón encendido y se lanza contra la mala mujer, amenazándola con quemarle el rostro si se atreve a acercársele. Ella sale huyendo y así al vencer él las pasiones de la carne, logró la Iglesia Católica conseguir un gran santo. Si este joven no hubiera sabido vencer la tentación de la impureza, no tendríamos hoy a este gran Doctor de la Iglesia.

Esa noche contempló en sueños una visión Celestial que venía a felicitarlo y le traía una estola o banda blanca, en señal de la virtud, de la pureza que le concedía Nuestro Señor.

Piedad y sabiduría

Liberado ya de la prisión lo enviaron a Colonia, Alemania, a estudiar con el más sabio Padre Dominico de ese tiempo: San Alberto Magno. Al principio los compañeros no imaginaban la inteligencia que tenía Tomás, y al verlo tan robusto y siempre tan silencioso en las discusiones le pusieron de apodo: «El buey mudo». Pero un día uno de sus compañeros leyó los apuntes de este joven estudiante y se los presentó al sabio profesor. San Alberto al leerlos les dijo a los demás estudiantes: «Ustedes lo llaman el buey mudo. Pero este buey llenará un día con sus mugidos el mundo entero». Y así sucedió en verdad después.

Sus compañeros de ese tiempo dejaron este comentario: «La ciencia de Tomás es muy grande, pero su piedad es más grande todavía». Pasa horas y horas rezando, y en la Misa, después de la elevación, parece que estuviera en el Paraíso. Y hasta se le llena el rostro de resplandores de vez en cuando mientras celebra la Eucaristía.

A los 27 años, en 1252, ya es profesor de la famosísima Universidad de París. Sus clases de teología y filosofía son las más concurridas de la Universidad. El rey San Luis lo estima tanto que lo consulta en todos los asuntos de importancia. Y en la Universidad es tan grande el prestigio que tiene y su ascendiente sobre los demás, que cuando se traba una enorme discusión acerca de la Eucaristía y no logran ponerse de acuerdo, al fin los bandos aceptan que sea Tomás de Aquino el que haga de árbitro y diga la última palabra, y lo que él dice es aceptado por todos sin excepción.

En 1259 el Sumo Pontífice lo llama a Italia y por siete años recorre el país predicando y enseñando, y es encargado de dirigir el colegio Pontificio de Roma para jóvenes que se preparan para puestos de importancia especial.

La Suma Teológica

En 4 años escribe su obra más famosa: «La Suma Teológica», obra portentosa en 14 tomos, donde a base de Sagrada Escritura, de filosofía y teología y doctrina de los santos va explicando todas las enseñanzas católicas.

En Italia la gente se agolpaba para escucharle con gran respeto como a un enviado de Dios, y lloraban de emoción al oírle predicar acerca de la Pasión de Cristo, y se emocionaban de alegría cuando les hablaba de la Resurrección de Jesús y de la Vida Eterna que nos espera.

El Romano Pontífice le encargó que escribiera los himnos para la Fiesta del Cuerpo y Sangre de Cristo, y compuso entonces el Pangelingua y el Tantumergo y varios otros bellísimos cantos de la Eucaristía (dicen que el Santo Padre encargó a Santo Tomás y a San Buenaventura que cada uno escribiera unos himnos, pero que mientras oía leer los himnos tan bellos que había compuesto Santo Tomás, San Buenaventrua fue rompiendo los que él mismo había redactado, porque los otros le parecían más hermosos). Después de haber escrito tratados hermosísimos acerca de Jesús en la Eucaristía, sintió Tomás que Jesús le decía en una visión: «Tomás, has hablado bien de Mi. ¿Qué quieres a cambio?». Y el santo le respondió: «Señor: lo único que yo quiero es amarte, amarte mucho, y agradarte cada vez más».

De tal manera se concentraba en los temas que tenía que tratar, que un día estando almorzando con el rey, de pronto dio un puñetazo a la mesa y exclamó: «Ya encontré la respuesta para tal y tal pregunta». Después tuvo que presentar excusas al rey por estar pensando en otros temas distintos a los que estaban tratando los demás en la conversación.

Revelación sobrenatural

Pocos meses antes de morir tuvo una visión acerca de lo sobrenatural y celestial, y desde entonces dejó de escribir. Preguntado por el Hermano Reginaldo acerca de la causa por la cual ya no escribía más, exclamó: «Es que, comparando con lo que vi en aquella visión, lo que he escrito es muy poca cosa».

Santo Tomás logró que la filosofía de Aristóteles llegara a ser parte de las enseñanzas de los católicos. Este santo ha sido el más famoso profesor de filosofía que ha tenido la Iglesia.

Tan importantes son sus escritos que en el Concilio de Trento (o sea la reunión de los obispos del mundo), los tres libros de consulta que había sobre la mesa principal eran: la Sagrada Biblia, los Decretos de los Papas, y la Suma Teológica de Santo Tomás.

Decía nuestro santo que él había aprendido más, arrodillándose delante del crucifijo, que en la lectura de los libros. Su secretario Reginaldo afirmaba que la admirable ciencia de Santo Tomás provenía más de sus oraciones que de su ingenio. Este hombre de Dios rezaba mucho y con gran fervor para que Dios le iluminara y le hiciera conocer las verdades que debía explicar al pueblo.

Su humildad: Cumplía exactamente aquel consejo de San Pablo: «Consideren superiores a los demás». Siempre consideraba que los otros eran mejores que él. Aun en las más acaloradas discusiones exponía sus ideas con total calma; jamás se dejó llevar por la cólera aunque los adversarios lo ofendieran fuertemente y nunca se le oyó decir alguna cosa que pudiera ofender a alguno. Su lema en el trato era aquel mandato de Jesús: «Tratad a los demás como deseáis que los demás os traten a vosotros».

Su devoción por la Virgen María era muy grande. En el margen de sus cuadernos escribía: «Dios te salve María». Y compuso un tratado acerca del Ave María.

Su muerte

El Sumo Pontífice lo envió al Concilio de Lyon, pero por el camino se sintió mal y fue recibido en el monasterio de los monjes cistercienses de Fosanova. Cuando le llevaron por última vez la Sagrada Comunión exclamó: «Ahora te recibo a Ti mi Jesús, que pagaste con tu sangre el precio de la redención de mi alma. Todas las enseñanzas que escribí manifiestan mi fe en Jesucristo y mi amor por la Santa Iglesia Católica, de quien me profeso hijo obediente».

Murió el 7 de marzo de 1274 a la edad de 49 años.

Fue declarado santo en 1323 apenas 50 años después de muerto. Y sus restos fueron llevados solemnemente a la Catedral de Tolouse un 28 de enero. Por eso se celebra en este día su fiesta.

ORACIÓN A SANTO TOMÁS DE AQUINO

Angélico doctor Santo Tomás, gloria inmortal de la religión, columna firmísima de la Iglesia, varón santísimo y sapientísimo, que por los admirables ejemplos de tu inocente vida fuiste elevado a la cumbre de una perfección consumada, y con tus prodigiosos escritos eres martillo de los herejes, luz de maestros y doctores, y milagro estupendo de sabiduría;

¡Oh! quien acertara, Santo mío, a ser en virtud y letras verdadero discípulo, aprendiendo en el libro de vuestras virtudes y en las obras que con tanto acierto escribiste la ciencia de los santos, que es la verdadera y única sabiduría.

¡Quién supiera hermanar, como vos, la doctrina con la modestia, y la alta inteligencia con la profunda humildad! Alcanzadme del Señor esta gracia, junto con el inestimable don de la pureza y haced que, practicando tu doctrina y siguiendo tus ejemplos, consiga la eterna bienaventuranza. Amén. 

18 comentarios

JCA
¡Que Sto. Tomás interceda, ilumine y ayude a la Orden de Malta, cuyo Soberano Consejo se reúne HOY para considerar la renuncia de frey Felsing, su Gran Maestre! ¡Y que interceda por la Iglesia, para que se extirpen los errores que quieren meter en ella!
28/01/17 4:21 PM
JuanM
Son una auténtica delicia sus escritos.
28/01/17 4:32 PM
milton
Sin duda un gran Santo aunque su metafisica y ese lenguaje solo lo entendió verdaderamente el y la prueba es que la iglesia ha abandonado sus enseñanzas reemplazandolas por misericordina
28/01/17 5:09 PM
hornero (Argentina)
Santo Tomás de Aquino fue un sol que iluminó la Iglesia y la tierra con la luz soberana de la sabiduría. Trató familiarmente con la Verdad sobrenatural y sus vínculos con las verdades racionales naturales. Trazó con palabras firmes los vínculos entre el mundo sobrenatural y el mundo creado, entre el Ser necesario increado y el ser contingente creado. Al incorporar a Aristóteles como fundamento del orden racional cristiano estableció un vínculo indestructible con la antigua cultura de Grecia que constituye una de los títulos gloriosos de nuestra civilización occidental. Tan admirable unidad permitió que Santo Tomás ofreciera a la inteligencia una fuente cristalina de la que mana ininterrumpido el caudal siempre renovado de la sabiduría. Por esto, cuando el racionalismo ha conducido a la filosofía, ciencia, arte y técnica modernos a un callejón estéril y escabroso que amenaza encerrar al hombre en un laberinto sin salida, el genio y santidad del Doctor Angélico ofrecen a la inteligencia racional el sustento para elevarse por arriba de las falsas antinomias del racionalismo y rumbear hacia el abismo ontológico que se oculta tras las apariencias ciertas del conmocimiento sensible sobre el que se funda necesariamente la ciencia empíreo-matemática moderna. Tal abismo de la realidad de orden trans-físico, es decir, suprasensible, constituye un dominio de la pura inteligibilidad aún inexplorado por la ciencia moderna, que amplía los horizontes de la realidad conocida en medida incon
28/01/17 5:31 PM
hornero (Argentina)
Continuo.... constituye un dominio de la pura inteligibilidad aún inexplorado por la ciencia moderna, que amplía los horizontes de la realidad conocida en medida inconmensurable, del cual podrá el mundo obtener los bienes necesarios para proseguir su camino hoy casi bloqueado por los errores del racionalismo materialista, ateo y escéptico. Si la filosofía, la ciencia y la teología llegan a reflexionar sobre este ámbito de la realidad material oculto tras las apariencias sensibles de las cosas y luego lo exploran, su nueva conquista habrá expandido el mundo actual hacia horizontes aún imprevisibles. El autor y guía de tal renovación será el Doctor Angélico, Santo Tomás de Aquino a quien invoco y ofrezco este breve homenaje.
28/01/17 6:14 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
milton: "Sin duda un gran Santo aunque su metafisica y ese lenguaje solo lo entendió verdaderamente el y la prueba es que la iglesia ha abandonado sus enseñanzas reemplazandolas por misericordina".

No puedo creer que pienses realmente que la Iglesia ha abandonado las enseñanzas de Santo Tomás de Aquino por ser su lenguaje difícil de entender. Debe ser una broma. Lo único que puedo decirte es que la Iglesia está en este momento como está por haber abandonado las enseñanzas de Santo Tomás de Aquino. ¡¡¡Otra sería la Iglesia de seguir sus enseñanzas!!!
28/01/17 6:20 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
¡¡¡Qué santazo Dios mío!!! Desde la primera hasta la última letra de su vida y de su obra te pone la piel de gallina.
¡¡¡Santo Tomás de Aquino, protege la Iglesia de tu tan amado Jesús!!!
28/01/17 6:47 PM
Miguel Rodríguez
Santo Tomás es el teólogo que más me ha fascinado y me fascina aun. Ese amor a Santo Tomás surgió en mí hace más de 50 años en Salamanca cuando tuve al Padre Manuel Cuervo O.P. por profesor de Dogma en la Pontificia de Salamanca. Fue una gran gracia de Dios haber tenido por maestro al Padre Manuel Cuervo, insigne Magister Ordinis.
28/01/17 7:04 PM
Tomás Salas
Aforismos en homenaje a mi santo patón y a su ilustre biógrafo.

* Santo Tomás nos demuestra que el cristianismo es la más racional de las religiones: Chesterton, que es la más razonable.

* Se puede ser gordo y ascético? Esa es la diferencia entre un faquir oriental y un santo cristiano.

*Unir la mente de un ángel al alma de un niño: el arte de ser bondadoso sin ser ingenuo.

* Para concebir los infinitos silogismos de la "Summa" hay que ser un gran poeta y para escribir grandes poemas como el "Pane lingua" hay que ser un gran teólogo.

* Después de hacer una obra gigantesca, considerarla "pura paja" y sumirse en en el silencio, es casi una actitud moderna de dandismo intelectual.

* Como Descartes, como Leibniz, como Platón, Santo Tomás transmite siempre serenidad: el conocimiento como revelación, no como vértigo.
28/01/17 7:28 PM
hornero (Argentina)
Continuo.... en medida inconmensurable, del cual podrá el mundo obtener los bienes necesarios para proseguir su camino hoy casi bloqueado por los errores del racionalismo materialista, ateo y escéptico. Si la filosofía, la ciencia y la teología llegan a reflexionar sobre este ámbito de la realidad material oculto tras las apariencias sensibles de las cosas y luego lo exploran, su nueva conquista habrá expandido el mundo actual hacia horizontes aún imprevisibles. Tanto el micro-cosmos como el macro-cosmos o universo se dilatarán cuanto se dilate nuestro conocimiento de lo sensible hacia las regiones profundas de lo inteligible. Lo físico visible alcanzará su unidad con lo sacro invisible de la realidad. Un paso decisivo hacia la unidad de lo espiritual con lo material como estructura ontológica fundamental de la Creación. El autor y guía de tal renovación será el Doctor Angélico, Santo Tomás de Aquino a quien invoco y ofrezco este breve homenaje.
28/01/17 8:39 PM
Quienes reniegan de Sto. Tomás, las más de las veces no lo conocen.
Aunque hay también quienes lo han estudiado y lo arrinconan, fascinados con lo "actual", "lo que se vende" y...ha provocado esta civilización "líquida", que no tiene agarradero por parte alguna, ya que lo único que vale es el antojo de cada uno.
Más Babel imposible de imaginar.
28/01/17 9:32 PM
Néstor
Que el Doctor Común interceda por la Iglesia y por todos nosotros. ¡Feliz día de Santo Tomás!

Saludos cordiales.
28/01/17 10:10 PM
Mariana
Santo Tomás de Aquino, patrono de escuelas y de universidades católicas.
Actualmente hay cada vez más tesis de maestrias y doctorados sobre la doctrina de Santo Tomás.
La BAC volvió a editar su Suma Teológica en la edición bilingue de 16 tomos.
JPII dijo: Muchas crisis de fe y abandono de la vocación se deben al desconocimiento de la obra de Santo Tomás.
Santo Tomás de Aquino, a quien Dios Hijo dijo: ¡Bien has escrito de mi, Tomás!
29/01/17 6:00 AM
Chico
Leer a Santo Tomás es: alegría, es paz, es ciencia, es sabiduría y es sanidad cerebral.
29/01/17 9:32 AM
Chimo de Valencia
Milton, hablemos con propiedad, no es la Iglesia sino algunos de sus hijos los que han abandonado las enseñanzas de Santo Tomás de Aquino reemplazándolas por la misericordina.
29/01/17 12:12 PM
Enrique Cheli
/Rogamos, para pedir, la intercesión de santo Tomás de Aquino( 1225-1274+) de la Orden de Predicadores, habiendo conocido a Alberto Magno,con quien estudiaría en Colonia, al recordar q algunas de sus tesis , fueron condenadas por el obispo de París,el cual en 1277, lanzó una gran condena de 219 tesis,sin embargo,fue canonizado el 18 de enero de 1323 y tales condenas, levantadas,
llamado "Doctor Angélico", autor de la Suma Teológica,obra insigne de teología,considerado protector de las escuelas católicas y de la educación,siendo su devoción por la Virgen María tan grande, q en el margen de sus cuadernos, escribía: "Dios te salve María."

/ Oramos, a fin de tener presente, q según el : " aprendió más arrodillándose, delante del crucifijo, q en la lectura de los libros" y su secretario Reginaldo ,afirmaba :"q la admirable ciencia de Santo Tomás, provenía más de sus oraciones,q de su ingenio"al punto q sus compañeros de ese tiempo comentaban:"La ciencia de Tomás, es muy grande, pero, su piedad es más grande todavía.Pasa horas y horas rezando,y, en la Misa, después de la elevación, parece,q estuviera en el Paraíso.Y hasta se le llena el rostro de resplandores de vez en cuando, mientras celebra la Eucaristía" habiendo escrito por encargo Papal los himnos para la Fiesta Corpus Christi del Pangelingua y el Tantumergo y varios otros cantos Eucarísticos .

/ Impetramos,para no olvidar,q Jesús en una visión le dijo:"Tomás,has hablado bien de Mi.¿Qué quieres a cambio?
30/01/17 6:37 AM
Vladimir
Hoy se predica una "misericordia" sin Verdad.
Que Santo Tomás nos ayude a todos a ser verdaderos amantes de la Verdad, como lo fue él y como lo ha sido, más recientemente, el Gran Papa Benedicto XVI.
30/01/17 2:27 PM
Enrique Cheli
/ Impetramos , para no olvidar, que Jesús en una visión le dijo : "Tomás, has hablado bien de Mi. ¿Qué quieres a cambio?", respondiéndole : "Señor: lo único que yo quiero, es amarte, amarte mucho, y agradarte cada vez más" y pocos meses, antes de morir en una de las innumerables visiones con las q fue agraciado , acerca de lo sobrenatural y celestial, desde entonces dejó de escribir.
Preguntado por el Hermano Reginaldo
¿acerca de la causa por la cual, ya no escribía más?,
exclamó:
"Es que, comparando con lo que vi en aquella visión, lo que he escrito es muy poca cosa".
30/01/17 6:54 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.