Mons. Shevchuk asegura que muchos católicos ucranianos se sienten «traicionados por el Vaticano»

Primado de los greco-católicos en Ucrania

Mons. Shevchuk asegura que muchos católicos ucranianos se sienten «traicionados por el Vaticano»

Sandro Magister recoge en su blog una entrevista realizada al arzobispo Sviatoslav Shevchuk, primado de la Iglesia greco-católica de Ucrania, sobre el reciente comunicado conjunto de la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa Rusa. El pastor de los católicos de rito bizantino en el país europeo no puede ser más claro: «Son muchos los que se han puesto en contacto conmigo y me han dicho que se sienten traicionados por el Vaticano». Al mismo tiempo pide no juzgar al Papa, de quien asegura que tenía una intención espiritual, ausente en el Patriarca de Moscú.

(Chiesa) El encuentro entre el Papa Francisco y el patriarca Cirilo concluyó con la firma de una declaración conjunta que ha suscitado reacciones de todo tipo por parte de los ciudadanos y de los exponentes de la Iglesia de Ucrania.

Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, cabeza de la Iglesia greco-católica ucraniana, ha compartido con nosotros sus impresiones sobre el encuentro en general y sobre el documento en particular.

Beatitud, le rogamos comparta con nosotros sus impresiones sobre el encuentro entre el Papa Francisco y el patriarca Cirilo. ¿Qué puede decir de la declaración común que han firmado?

Basándonos en nuestra experiencia, madurada a lo largo de muchos años, podemos decir que cuando el Vaticano y Moscú organizan encuentros o firman textos conjuntos, es difícil esperar algo bueno. En primer lugar quisiera decir algo sobre el encuentro del Santo Padre con el patriarca Cirilo, y después comentar el texto de la declaración.

Se nota enseguida, sobre todo después de sus comentarios tras el encuentro, que las dos partes se situaban en dos planos totalmente diferentes y que perseguían objetivos distintos.

Su Santidad el Papa Francisco ha vivido este encuentro sobre todo como un acontecimiento espiritual. Ha iniciado su intervención observando que nosotros, católicos y ortodoxos, compartimos un solo bautismo. En el encuentro ha buscado la presencia del Espíritu Santo y ha recibido su apoyo. Ha subrayado que la unidad de las Iglesias puede ser alcanzada cuando recorremos juntos el mismo camino.

Por parte del patriarca de Moscú se ha intuido enseguida que su intervención no tenía nada que ver con el Espíritu, la teología o las cuestiones religiosas actuales. Nada de oración común, el acento se ha puesto sobre expresiones solemnes que atañen «al destino del mundo» y el aeropuerto como un ambiente neutral, es decir, no eclesial. La impresión era que estaban en dos mundo paralelos. ¿Se han cruzado estas dos realidades durante este encuentro? No lo sé, pero según las reglas de la matemática, dos líneas paralelas no se cruzan entre sí.

He sentido auténtica admiración, respeto y un cierto temor reverencial por la humildad del Papa Francisco, un verdadero «siervo de Dios que sufre», que busca una sola cosa: dar testimonio del Evangelio de Cristo ante la humanidad de hoy, estar en el mundo pero permanecer de Cristo, tener el valor de ser «no de este mundo».

Por esto me gustaría invitar a todos a no juzgarle, a no permanecer al nivel de quienes esperan sólo efectos políticos de este encuentro y desean sólo, a toda costa, aprovecharse de un Papa humilde para sus planes humanos. Si no entramos en la realidad espiritual del Santo Padre y no discernimos junto a él la acción del Espíritu Santo, permaneceremos prisioneros del príncipe de este mundo y de sus seguidores. De este modo, para nosotros, este se convertirá en un encuentro que ha ocurrido, pero que no se ha verificado de verdad.

Respecto al texto de la declaración firmada conjuntamente, en general es positivo. Levanta cuestiones que preocupan tanto a los católicos como a los ortodoxos, y abre nuevas perspectivas para una colaboración. Animo a todos a buscar estos elementos positivos. Sin embargo, los puntos que conciernen en general a Ucrania, y en particular a la Iglesia greco-católica ucraniana, levantan más preguntas que respuestas.

Oficialmente se ha informado de que este documento es fruto del esfuerzo conjunto entre el metropolitano Hilarion (Alfeyev), por parte ortodoxa, y del cardenal Koch con el consejo pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos, por parte católica. Para un documento que se entendía como no teológico, sino esencialmente socio-político, es difícil imaginar un equipo más débil que el que ha redactado este texto.

El citado consejo pontificio es competente en campo teológico de las relaciones con las distintas Iglesias y comunidades cristianas, pero no es experto en materia de política internacional, en especial en materias tan delicadas como la agresión de Rusia en Ucrania. Por consiguiente, la impronta deseada para el documento ha ido más allá de sus capacidades.

Esto ha sido utilizado por el departamento de asuntos exteriores de la Iglesia ortodoxa rusa que, en primer lugar, es el instrumento de la diplomacia y de la política externa del patriarcado de Moscú.

Quisiera hace observar que, como cabeza de nuestra Iglesia, soy miembro oficial del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, nombrado por el Papa Benedicto. Sin embargo, nadie me ha invitado a expresar mis pensamientos y, por lo tanto, en sustancia, como ya había sucedido en el pasado, han hablado de nosotros sin nosotros, sin darnos una voz.

Tal vez el nuncio apostólico podrá ayudarme a entender los «puntos oscuros» presentes en este texto y explicarme la posición del Vaticano en los puntos en los que, en nuestra opinión, no está claramente formulada.

Sin embargo, el párrafo 25 de la declaración habla con respeto de los greco-católicos, y la Iglesia greco-católica ucraniana está sustancialmente reconocida como sujeto de relaciones intereclesiales entre la Iglesia católica y las Iglesias ortodoxas.

Sí, usted tiene razón. Parece que ellos ya no contestan nuestro derecho a existir. Pero en realidad para existir y actuar no estamos obligados a pedir permiso a nadie.

Aquí, la novedad que se resalta es que la declaración de Balamand de 1993, utilizada hasta este momento por el metropolitano Alfeyev para negar nuestro derecho a existir, es utilizada ahora para afirmarlo. Insistiendo sobre el rechazo del «uniatismo» como método de unión entre las Iglesias, Moscú siempre ha pedido al Vaticano una prohibición virtual de nuestra existencia y la limitación de nuestras actividades. Además, este requisito había sido siempre planteado como una condición, bajo forma de ultimátum, para la posibilidad de un encuentro entre el Papa y el patriarca.

En el pasado se nos había acusado de «expansión sobre el territorio canónico del patriarcado de Moscú», mientras que ahora nuestro derecho de cuidar de nuestros fieles, dondequiera que se encuentren en necesidad, está reconocido. Supongo que esto vale también para la Federación Rusa, donde hoy no tenemos ninguna posibilidad de existencia libre y legal, o en el territorio anexado de Crimea, donde somos «re-registrados» en conformidad con la legislación rusa y donde de hecho somos aniquilados.

Este cambio de acento es sin duda positivo, aunque en sustancia no se ha dicho nada nuevo. El reconocimiento que «ortodoxos y greco-católicos necesitan reconciliación y formas recíprocamente aceptables de convivencia» es alentador. Hemos hablado de esto durante mucho tiempo y tanto el cardenal Myroslav Ivan Lubachivsky como Su Beatitud Lubomyr [Husar] han hecho a menudo llamamientos a nuestros hermanos ortodoxos con palabras similares, pero sin recibir nunca respuesta. Espero que seamos capaces de mejorar las relaciones bilaterales con la Iglesia ortodoxa ucraniana, moviéndonos en esta dirección sin interferencias por parte de Moscú.

¿Qué comentario haría usted a esta afirmación: «Invitamos a todas las partes del conflicto a la prudencia, a la solidaridad social y a la acción para construir la paz. Invitamos a nuestras Iglesias en Ucrania a trabajar para llegar a la armonía social, a abstenerse de participar en los enfrentamientos y a no apoyar un desarrollo ulterior del conflicto»?

En general, quisiera decir que el párrafo 26 de la declaración es el más discutible. Se tiene la impresión de que el patriarcado de Moscú o bien se niega obstinadamente a admitir que es una parte del conflicto, es decir, que apoya abiertamente la agresión de Rusia contra Ucrania y además bendice las acciones militares de Rusia en Siria como una «guerra santa», o que está haciendo un llamamiento ante todo a la propia conciencia, autoinvitándose a la misma prudencia, solidaridad social y construcción activa de la paz.

¡No lo sé! La propia palabra «conflicto» aquí es confusa y parece sugerir al lector que tenemos un »conflicto civil« más que una agresión externa de un Estado fronterizo. Hoy es ampliamente reconocido que si los soldados no fueran enviados por Rusia al suelo ucraniano y no se les proporcionaran armas pesadas, y si la Iglesia ortodoxa rusa, en lugar de bendecir la idea del «Russkiy Mir» (el «mundo ruso») sostuviera a Ucrania en el esfuerzo de consolidar el control de las propias fronteras, no habría ni anexión de Crimea ni una guerra. Es precisamente este tipo de solidaridad social con el pueblo ucraniano y una construcción activa de la paz lo que esperamos de los firmantes del presente documento.

Me gustaría compartir algunas reflexiones sobre la frase que anima a las Iglesias en Ucrania «a trabajar para llegar a la armonía social, a abstenerse de participar en los enfrentamientos y a no apoyar un desarrollo ulterior del conflicto». Las Iglesias y las organizaciones religiosas en Ucrania no han apoyado nunca la guerra y han actuado constantemente por la paz social y la armonía. Bastaría prestar un poco de atención a los argumentos presentes en los llamamientos del consejo pan-ucraniano de las Iglesias y de las organizaciones religiosas de estos dos últimos años.

En cambio, el llamamiento a no participar en las protestas y a no apoyar el desarrollo del conflicto me recuerda mucho, por alguna razón, a las acusaciones del metropolitano Hilarion, que ha atacado las posiciones de los «ucranianos cismáticos y uniatas»; prácticamente nos ha acusado a nosotros de ser la causa de la guerra en Ucrania oriental y, al mismo tiempo, ha juzgado nuestra posición cívica, basada en la doctrina social de la Iglesia católica, como apoyo a una sola de las «partes que participan en el conflicto».

A este respecto, quiero precisar cuanto sigue: la Iglesia greco-católica ucraniana no ha apoyado o promovido nunca la guerra. Sin embargo, ¡siempre hemos apoyado y apoyaremos al pueblo de Ucrania!

Nunca hemos estado de parte del agresor; en cambio, hemos permanecido del lado de nuestra gente cuando estaba en la plaza Maidan y cuando era asesinada por los fautores del «Russkiy Mir».

Nuestros sacerdotes nunca han cogido las armas, al contrario de lo que ha sucedido en la otra parte. Nuestros capellanes, como constructores de paz, sufren el frío helador junto a nuestros soldados en el frente y con sus propias manos transportan a los heridos desde el campo de batalla y secan las lágrimas a las madres que lloran por sus hijos muertos.

Nos ocupamos de los heridos y de quienes sufren a causa de los combates, prescindiendo de su origen nacional y de sus creencias religiosas o políticas.

Hoy más que nunca las circunstancias son tales que nuestra nación no tiene otra protección y refugio que su Iglesia. Es precisamente la conciencia pastoral la que nos llama a ser la voz del pueblo, para despertar la conciencia de la comunidad cristiana global, también cuando esta voz no es entendida o es ignorada por los líderes religiosos de las Iglesias de hoy en día.

Beatitud, el hecho de que el Santo Padre haya firmado un documento tan confuso y ambiguo, ¿no minará el respeto que los fieles sienten hacia él, dado que la unidad con el sucesor de Pedro es parte integrante de la identidad de esta Iglesia?

Indudablemente este texto ha causado una profunda decepción entre muchos fieles de nuestra Iglesia y entre los ciudadanos concienciados de Ucrania. Son muchos los que se han puesto en contacto conmigo y me han dicho que se sienten traicionados por el Vaticano, decepcionados por la naturaleza de media verdad de este documento, que ven como un apoyo indirecto de la Santa Sede a la agresión rusa contra Ucrania.

Puedo ciertamente entender estos sentimientos. Sin embargo, animo a nuestros fieles a no dramatizar esta declaración y a no exagerar su importancia para la vida de la Iglesia. Hemos experimentado declaraciones similares y sobreviviremos también a ésta.

Debemos recordar que nuestra unidad y plena comunión con el Santo Padre, el sucesor de Pedro, no es el resultado de un acuerdo político o de un compromiso diplomático, o de la claridad del texto de una declaración común. Esta unidad y comunión con el Pedro de hoy es una cuestión de fe. Al Papa Francisco y a cada uno de nosotros Cristo, en el Evangelio de Lucas, dice: «¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha solicitado el poder cribaros como trigo; pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos».

Es por esta unidad con la Sede Apostólica por lo que han dado su vida, en el siglo XX, los mártires y los confesores de fe de nuestra Iglesia, sellándola con su sangre. Mientras conmemoramos el septuagésimo aniversario del pseudo-sínodo de Leópolis, saquemos fuerza de este testimonio, de su sacrificio que, hoy, parece a veces ser un obstáculo, una piedra que los constructores de las relaciones internacionales frecuentemente rechazan. Y sin embargo, es precisamente esta piedra de Cristo de la fe de Pedro la que el Señor convertirá en piedra angular del futuro de todos los cristianos. Y será «una maravilla para nuestros ojos».

InfoCatólica cuenta con tu ayuda, haz clic aquí

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

36 comentarios

pacomio
Y muchos, muchos católicos latinos, latinos hasta el tuétano del alma, también. Traicionados, perseguidos, insultados...
17/02/16 8:31 PM
Manuel
Pues ya sabes Pacomio, a rezar y penitencia con respeto y amor al Santo Padre.

Infocatolica se está llenando de comentaristas con rencor contra la propia Iglesia.
17/02/16 9:09 PM
Néstor
Situación compleja. Porque por otra parte, también es verdad que Rusia más bien se ha defendido de un intento de Occidente de sustituir al gobierno democráticamente elegido y pro-ruso de Ucrania por uno afín a la OTAN, "primavera" y golpe de Estado mediante. Claro, a los católicos de esa zona les debe atraer naturalmente esto más que depender de Rusia y por tanto de los ortodoxos que no los quieren nada. Interesante lo del carácter "terreno" de las expresiones del Patriarca ¿una forma de decir que en lo espiritual y propiamente religioso nada de nada? ¿O simplemente falta de distinción suficiente entre lo temporal y lo espiritual? ¿Qué piensan ellos del "ecumenismo"?

Saludos cordiales.
17/02/16 9:28 PM
Percival
Pobre san Josafat. Y eso que su cuerpo está en San Pedro...
17/02/16 10:30 PM
pp
El vaticano no tiene porque apoyar el gobierno nazi-mafioso de Kiev.
17/02/16 10:31 PM
keparoff
Bueno, opiniones políticas tan discutibles como son siempre estas cuestiones. Habla del pueblo ucraniano como invadido por Rusia, pero eso es simplemente falso. En las zonas rusofilas de Ucrania, el pueblo ucraniano apoya la supuesta invasión; el pueblo ucraniano está dividido en dos, y probablemente lo mejor sea que cada grupo étnico cultural religioso se vaya con los suyos.

¿Crimea ahora resulta que no es rusa, simplemente porque un jerifalte soviético anteayer decidió incluirla en lo que entonces era otra provincia rusa más, y luego se convirtió en un país independiente?

No sabe Su Beatitud el futuro que le espera a su Iglesia greco-católica si se arriman mucho a la Unión Europea, y si idolatran esta nuestra civilización degenerada.

De todas las líneas ideológicas teológicas que el Papa ha fomentado en los años que lleva, esta del acercamiento a la Iglesia Ortodoxa es probablemente la única que tiene algo de sentido, y de recorrido (la otra, la del "progresismo" de los años 60 ya sabemos todos lo que va a dar de sí).

Tal como están las cosas en el mundo, Polonia, que siempre ha odiado y temido -con razón- a Rusia, tendrá que acercarse también a Putin. No parece haber término medio, un Este cristiano católico-ortodoxo en pleno renacimiento, y un Oeste degenerado y ateo, en pleno suicidio.
17/02/16 10:37 PM
Horacio Castro
Bravo Manuel. Así se habla, con la verdad. El título de la noticia no es muy neutro que digamos, pero aun los post críticos- fundamentados y finos- de bloggers de InfoCatólica, son aprovechados por algunos lectores para proferir exabruptos.
17/02/16 10:57 PM
Menka
En Gloria.tv lo comentan así:

¿Antirusos y pro homosexualistas?

"El arzobispo de los ucranianos católicos griegos Sviatoslav Shevchuk afirma que muchos ucranianos greco-católicos se sienten traicionados por Francisco debido a su declaración común con el Patriarca Kirill respecto a la guerra civil de Ucrania que aboga por la reconciliación.

La Iglesia católica griega apoya firmemente el actual régimen prooccidental de su país, que, como uno de sus primeros actos oficiales, aprobó leyes homosexualistas con el fin de complacer a la OTAN y el anti-cristiana Unión Europea."
17/02/16 11:08 PM
Acolythus Exorcistae
Aquí no importa si se sienten traicionados o no. Importa si realmente fueron traicionados.
17/02/16 11:18 PM
Rafa Torres
¡Qué bonitos titulares los de Infocatólica!
"Traicionados por el Vaticano"
Parece el título de una novela de Dan Brown.

¡Saludos!
17/02/16 11:19 PM
Hermenegildo
No entiendo cómo se puede culpar al Vaticano y, a la vez, exculpar al Papa. ¿Acaso el Papa no es la máxima autoridad en el Vaticano? ¿Alguien puede creer que el Vaticano va a hacer algo de tanta trascendencia mundial en contra del criterio del Papa?
17/02/16 11:31 PM
Tatiana
"He sentido auténtica admiración, respeto y un cierto temor reverencial por la humildad del Papa Francisco, un verdadero «siervo de Dios que sufre», que busca una sola cosa: dar testimonio del Evangelio de Cristo ante la humanidad de hoy, estar en el mundo pero permanecer de Cristo, tener el valor de ser «no de este mundo»."

Excelentes palabras de su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, a diferencia de tantos "católicos" que están dedicados a criticar al Papa.
18/02/16 12:05 AM
Chimo de Valencia
Pues sí, Hermenegildo. La realidad es que Francisco ha sido protagonista de un encuentro en el que se ha sugerido que la Iglesia Católica no es la única fundada por Cristo, y en el que los cristianos separados en el 1054 que han vuelto a la Iglesia Católica a lo largo de los siglos, en vez de ser motivo de alegría y expresión de la verdadera reconciliación, son considerados como un problema o un obstáculo para el mismo.
18/02/16 1:25 AM
Juan Carlos
solamente ellos? yo creo que la lista es mas amplia, me incluyo yo tambien.
18/02/16 1:48 AM
Jordi
Parece que Francisco, en multitud de declaraciones, no confirma en la fe sino que confunde en la fe.

Otro caso más:

Beatitud, el hecho de que el Santo Padre haya firmado un documento tan CONFUSO Y AMBIGUO, ¿no minará el respeto que los fieles sienten hacia él, dado que la unidad con el sucesor de Pedro es parte integrante de la identidad de esta Iglesia?

Indudablemente este texto ha causado una profunda decepción entre muchos fieles de nuestra Iglesia y entre los ciudadanos concienciados de Ucrania. Son muchos los que se han puesto en contacto conmigo y me han dicho que se sienten traicionados por el Vaticano, decepcionados por la naturaleza de media verdad de este documento, que ven como un apoyo indirecto de la Santa Sede a la agresión rusa contra Ucrania.

Puedo ciertamente entender estos sentimientos. Sin embargo, animo a nuestros fieles a no dramatizar esta declaración y a no exagerar su importancia para la vida de la Iglesia. Hemos experimentado declaraciones similares y sobreviviremos también a ésta.
18/02/16 2:11 AM
Alberto
Los Ucranianos lamentablemente no quieren ver que son un títere de EUA, hasta en el gabinete presidencial hay gringos... es terrible, lo peor es que el Obispo Mayor Shevchuk se deja embaucar por la politica, ya son conocidos sus discursos anti Rusos.
18/02/16 2:20 AM
jfp
Los sacerdotes greco latinos por que se pueden casar? Eso no es traicion a Roma...o como los ortodoxos si pueden ellos no vam a ser menos...
18/02/16 2:59 AM
MARIO
Ya lo dijo el Santo Padre, cuando se buscan fines personales por encima de los universales, se da la corrupción y la violencia.
Quien está mas alejado de la vocación a la universalidad, no acaso Mons. Shevchuk?
18/02/16 4:33 AM
Guillermo
jfp: No seas ignorante. A poco que sepas, la praxis del clero oriental de casarse es inmemorial.
18/02/16 8:03 AM
Manuel
Muchos no entienden el punto del "uniatismo".

Es una medida útil, no es que el Papa esté contra el ecumenismo, tan solo otra estrategia.

Es como ese "amiguismo" en el ecumenismo que tanto condenáis, ¿cómo se van a reconciliar y acercar las Iglesias si hay odio entre estas, insultos, etc? Pasa igual con esto, no es que la unidad sea mala, por supuesto que es bueno, la cuestión es:

¿Se logra la unidad desintegrando y fagocitando trozos de otras Iglesias o mediante la conversión de esta y anexión total? (Véase el caso de Isidoro de Kiev en el que la Iglesia rusa recuperó la unión (salvo por unos cuantos eparcas anticatólicos que la frustraron))

Yo personalmente entiendo que sea la Iglesia o al menos el patriarcado en su totalidad o incluso toda la comunión ortodoxa (por ejemplo tras un Concilio) que den pasos en conjunto a la unidad (como pasó con Isidoro de Kiev) que el tener que estar arrebatando poco a poco eparquías (diócesis) de estos patriarcados hasta que no quede nada.

Cada vez que "Roma" arrebata una diócesis a un patriarcado ortodoxo, estos guardan mucho rencor (de ahi la alegría de Sviatoslav de que Rusia ceda un poco), ¿cómo se va a recuperar la unidad si se crea más rencor?

En síntesis, es una estrategia, que sea la Iglesia ortodoxa en conjunto la que vuelva (desde las esferas más altas, los patriarcados), y no desintegrándolas a trozos y anexionando estos.

Esta es la estrategia respecto al punto del uniatismo.
18/02/16 9:57 AM
Chimo de Valencia
Mario, no sabía yo que volver a la única Iglesia fundada por Cristo, la Católica, que es lo que hicieron en su momento los ex-ortodoxos ucranianos y en la que intentan permanecer fieles fuera causa de "corrupción" y violencia.
18/02/16 10:04 AM
GKC
Hombre, ha firmado una declaración con el líder de la Iglesia que acepto quedarse con los bienes de la Iglesia católica oriental de Ucrania y Rusia robados por los comunistas (mientras mataban a su clero), que se niega a devolverlos ni a pedir perdón por su complicidad y no solo ni se menciona el tema sino que se dice que el origen de las Iglesias católicas orientales es malo y que no debería volver a repetirse bajo ningún concepto. Yo me lo tomaría a mal.
Es que no tiene sentido, el uniatismo es la única vía ecumenica posible. Solo hay dos formas de unirnos, o reconocemos que nos hemos equivocado nosotros y que los ortodoxos tienen razón, y el Papa se convierte simplemente en el primero de los patriarcas en honores (y veríamos a ver, porque los Rusos hicieron una declaración diciendo que iría detrás de los principales patriarcados y que el primero sería el de Constantinopla). O ellos reconocen que nosotros teníamos razón y se reintegran a la unidad católica. Es decir uniatismo en un sentido u otro. La declaración lo que viene a decir es que los uniatas son tontos por haber hecho lo que hicieron y mantenerse en su tonteria, y que la única forma que se restauré la unidad es que todas las Iglesias menos una se queden sin fieles por apostasia, muerte o paso a la única que quedase, porque si se prohibe el uniatismo, se prohibe la unión entre las Iglesias, pura y simplemente.
18/02/16 10:33 AM
Juan Mariner
Aquí subyace un patriotismo errado que se confunde interesadamente con el catolicismo. Pero el gobierno títerre de Occidente instalado en Ucrania no puede dar lecciones a nadie: es un acólito del homosexualismo y del abortismo antifamilia occidental. Separemos politiquería de religión y todos iremos mucho mejor...
18/02/16 12:24 PM
Juan A.
A nadie,sobre la tierra,llaméis PADRE,porque uno solo es vuestro Padre, el Celestial. (Mateo 23:9)
Ni os dejéis llamar guías, porque uno solo es vuestro guía;Cristo. (Mateo 23:10) Ed. Paulinas 19.ª Edición 1976

Por lo tanto, ninguno de nosotros puede detentar esos títulos.
18/02/16 3:23 PM
Luis Fernando
Juan A, resulta que tanto San Pablo como San Juan se condieran a sí mismos padres de los creyentes a los que pastorean.

Debe ser que entendieron mal a Cristo, ¿verdad?
18/02/16 5:38 PM
Juan A.
Luis Fernando.

Yo he escrito lo que he leído, sin más.
18/02/16 6:44 PM
Alonso
Lo único relevante es el mensaje de Nuestro Señor Jesucristo

Todo lo demás son intereses personales, políticos, económicos, chovinismo, etc.
18/02/16 6:48 PM
Luis Fernando
Juan A. Si quieres te cito los textos de San Pablo y San Juan.
Y si quieres te cito los textos en los que se afirma que en la Iglesia hay maestros.

Es claro que lo que Cristo quiere decir no es que no haya padres ni maestros espirituales, sino que nadie debe tomar tal hecho como algo de lo cual enorgullecerse.
18/02/16 9:31 PM
Juan A.
Luis Fernando, yo solo he citado a Mateo, y no soy ni mucho menos un estudioso profundo.
San Mateo supongo que también tendrá predicamento.
No cito nada textual mío, y ni siquiera comentarios.
18/02/16 10:20 PM
José Luis
Sobre todo me gusta el sentido de verdadera eclesialidad que muestra este hombre.
18/02/16 10:32 PM
Luis Fernando
Juan A, tú citas Mateo y yo te explico cómo interpreta la Iglesia de Cristo esa cita, basándose en otros versículos de la Biblia.

Bien simple.
18/02/16 11:12 PM
ERASMO
«Son muchos los que se han puesto en contacto conmigo y me han dicho que se sienten traicionados por el Vaticano»; pero Al mismo tiempo pide no juzgar al Papa, de quien asegura que tenía una intención espiritual, ausente en el Patriarca de Moscú. Justificar lo injustificable es una falacia, o ¿acaso el Papa no tiene nada que ver con el Vaticano?.
19/02/16 10:53 AM
jose 2 catolico
Desde que Benedicto XVI presentó su renuncia, SOLO el Papa Francisco es el que sale en público de todo el Vaticano.
De la Conferencia Episcopal Española NO se oye nada.
Ahora no hay cruce de cablegramas y TODO-TODO-TODO lo que se publica es lo que dice o escribe el Papa Francisco.
Asi que estaremos con el Papa, sea quien sea.
In Domino.
19/02/16 4:46 PM
Lego
Lamentable...oremos por los Católicos ucranianos de rito bizantino...y por el Papa , para que el Espíritu Santo le ilumine y él le haga caso!
21/02/16 7:08 PM
jose de maria
Dificil comprender a los rusos son soberbios. Y su actual Presidente en realidad es un Zar, con lo peor que esa palabra representa.
Los entrañables catolicos bizantinos no son Ucranianos aunque ahi esta parte de su origen, por ser Catolicos son universales, no deben estar sujetos a un gobierno a un estado, repito son universales.
22/02/16 7:34 PM
RALBLA
La Iglesia Católica está conformada por 23 Iglesias Sui Iruis, unidas por el vínculo de Unidad que es el Romano Pontífice. Cada una tiene su derecho propio. Una de esas Iglesias es la Grecocatólica Ucrania, que como otras iglesias orientales católicas tiene la tradición inmemorial del celibato sacerdotal optativo, por el cual admiten al sacramento del orden en los grados de diaconado y presbiterado, a varones casados...
Aclaro esto ante la ignorancia de algunos que hablan de traición a Roma al abordar el tema del clero casado... se ve en ello una supina ignorancia.
18/06/18 8:50 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.