«Automáticamente me preguntaron si quería tener a los tres bebés»

Testimonio de Leydy Vanessa Mendoza de Casas

«Automáticamente me preguntaron si quería tener a los tres bebés»

Leydy Vanessa Mendoza de Casas es hoy madre de tres trillizas . Unas «angelitas guerreras», según sus palabras. Pero fue gracias a Dios y a su determinación. En cuando los médicos supieron que estaba embarazada de ellas, «automáticamente me preguntaron si quería tener a los tres bebés o hacerme reducción de número de bebés».

(Testimonios por la vida) Testimonio de Leydy Vanessa Mendoza de Casas:

Buenas a [email protected]! Mi nombre es Vanessa y quier compartir con ustedes mi gran milagro! MIS TRILLIZAS IDÉNTICAS (un caso en un millón)

Soy de Cali, Colombia. Pero vivo desde mi adolescencia en Estados Unidos.. Como podrán imaginar, este país es súper adelantado en la tecnología y los doctores creen que lo saben «todo» Y no es así!! El que en verdad sabe el cómo y el por qué de las cosas es solamente Dios! (Ya les contare el por qué de mi expresión)

Bueno, a mis 26 años quedé embarazada por tercera vez (yo ya tengo dos niñas, la mayor de 7 y la menor de 5 años) Mi esposo y yo quisimos tratar de buscar el niño (ese era su sueño).

Después de 4 meses de tratar por fin quedé embarazada.. Muy emocionados nos fuimos a las 9 semanas a ver por primera vez a nuestro bebé por ecografía y nos dicen la siguiente:

– Ecógrafa: «Wow! Esto Esta muy interesante! Aquí hay más de un corazón!»

– Yo: «Como así?»

– Ecógrafa: «Aquí veo más de un bebé..» (Y empezó a contar en voz alta, mientras mi corazón se me quería salir del pecho en cada vez que seguía contando)

– Ecógrafa: «Veo UN corazón, DOS corazones y TRES corazones»

Grité, lloré, me miré con mi esposo y vi en él mirada de asombro, alegría y tristeza, todo en uno… Fue un sentimiento que no se como expresarlo a ustedes.. Caímos en shock por varios días! Pero día tras día nos fuimos acostumbrando a la idea de que ya no eramos 4 sino que ya eramos 7.

Fueron pasando las semanas, yo muy enferma con vómitos y mareos, Pero siempre con la esperanza que de esos tres bebés aunque sea uno saliera niño. A las 11 semanas me hacen otra ecografia y para mas asombro nos dicen que mi embarazo era de MUY ALTO RIESGO, porque los tres bebés estaban en la misma placenta y en ese tipo de embarazo corrían riesgo tanto la mamá, como los bebés.

Automáticamente me preguntaron si quería tener a los tres bebés o hacerme reducción de número de bebés. Cosa a la cual mi esposo y yo automaticamente dijimos que no! Que si Dios nos había mandado tres más, pues que nos quedamos con los tres…

Y así fue, fueron pasando las semanas hasta que llegué a la semana 16. Ya nos iban a decir el sexo de los bebés.. Ya sabíamos que por el hecho de que los bebés estaban en la misma placenta eran idénticos, osea el Mismo sexo….

Una vez más, tuvimos la sorpresa de que la ecógrafa nos dice: «Les cuento que son TRES NIÑAS» ya se podrán imaginar!

Nada nos salía como lo habíamos planeado.. Pero no caímos en cuenta que nuestros planes no eran los planes de Dios..

Las semanas siguieron pasando y llegué a la semana 20 y en una de las ecografías (me hacían eco dos veces por semana) me dijeron que la bebé «B» había dejado de crecer y que iba dos semanas atrasada a las otras dos.. y que no sabían que decirme porque mi embarazo era uno en un millón.

Me iban a mandar al día siguiente al mejor hospital de Estados Unidos para casos de embarazos de alto riesgo en el estado de Philadelphia, para que me analizaran y me dieran opciones..

Fuimos y después de todo el día estar en ecografías nos dieron el resultado de todos análisis. Nos llamaron a un cuarto a parte a mi esposo y a mi; con el Doctor de cabecera y una consejera, donde nos dijeron la mala noticia de que la bebé «B» podía morir en cualquier momento porque no le estaban entrando los nutrientes suficientes. En cualquier momento podía parar en absoluto de recibir nutrientes y oxígeno y podía fallecer…iba de mal en peor.

Si moría perjudicaba a las otras dos por estar en la misma placenta y eso incluía ceguera en las otras dos, retardo mental e incluso la muerte de las tres.. Me ofrecieron dos opciones:

1ra: arriesgarme a que muriera y perjudicar a las otras dos

2da: desconectar a la bebé «B» de su cordón umbilical y así asegurar a las bebés «A y C» (en otras palabras, matarla)

Destrozados y sintiéndonos contra la pared dijimos que lo íbamos a pensar y que les dábamos respuesta para el Lunes (ese día era un viernes) Pero apenas nos montamos en el carro, nos quedamos mirando con lágrimas en nuestra mirada y dijimos «no lo vamos hacer, son tres y no hay preferencia para ninguna, Dios nos va ayudar»

Y así fue, pasó una semana, pasaron dos, tres, cuatro y cinco. No les voy a negar que vivía con miedo y fuimos muchas veces a urgencias porque no sentía moverse a la bebé «B» pero siempre fue falsa alarma.

Así llegúe a las semana 25. En una de tantas ecografías, volvió el doctor a hablar conmigo a decirme que ya no iba a regresar a la casa. Me tenía que quedar hospitalizada porque la bebé con el problema había empeorado. Tenían que tenerme en monitoreo cada 8 horas por largo tiempo y ecografías todas las mañanas hasta que la bebé aguantara lo más pudiera y tratar de que si iba a morir, ellos se dieran cuenta rápidamente para salvar a las otras dos. En caso milagroso tenía que durar 3 semanas más para tratar que la bebé sobreviviera, ya que era muy chiquitita para una cesárea antes de las 28 semanas, si no, no tenia mucho chance de vivir.

Me hospitalizaron y mis días fueron largos, muy largos y cada minuto/hora/día era ganancia para mis bebés. Pero siempre tuve fe que iba a llegar a las 28 o más semanas.. Y casi lo logro! Para sorpresa de los doctores los días fueron pasando y con todas las dudas y miedos que ellos me hacían tener, llegué a la semana 27+4.

Ese día mi bebé no estaba aguantando más y me dijeron:

«Tienen que nacer ya, ya casi tienes 28 semanas»

Y nacieron mis bebés vía cesárea el 10 de Julio.

La bebé «A» (Angelina) pesó 963g/ 2 libras con 2 onz

La bebé «B» (Bryanna) pesó 680g/1 libra 8 onz

La bebé «C» (Catalina) 992g/2 libras 3 oz

Me hicieron feliz al saber que habían nacido pero me llené de tristeza cuando las vi por primera vez… Eran tan chiquitas!!! Tuvieron sus altas y bajas en el NICU.

Mis miedos crecían mucho más al pasar los días, por complicaciones que la mayoría de los prematuros tienen… Estuvieron 14 semanas en el hospital y desafiaron muchos pronósticos!

Son unas angelitas guerreras y aquí donde estoy, las tengo al frente mio, en CASITA!!! Tengo a mis trillizas identicas sanas y salvas!

Si mi caso salio triunfante, no dudes que el tuyo también!

Se que hay mamis/papis pasando por esto mismo!!! Y solo quiero decirte que tengas mucha fe! Solo Dios es el doctor por excelencia y lo que es imposible para los doctores no lo es para Él.

El camino no es fácil, créeme que yo se lo que sientes, viví y conozco tu angustia, pero no desfallezcas!!! Lucha por la vida/vidas que llevas dentro de ti, que por más prematuros que esos bebés nazcan, ellos van a luchar por la vida muchísimo mas!!

No escuches solo lo que los doctores dicen!! ELLOS NO SON LOS QUE TIENEN LA ÚLTIMA PALABRA!

Espero no haberles aburrido con mi historia.. Quise contarles la mayoría de mi historia porque cuando estaba embarazada y desesperada me hubiera encantado leer casos con finales felices!

Dios [email protected] bendiga a [email protected]! Acá tienen a una amiga

Leydy Vanessa Mendoza de Casas

 Publicado originalmente en Testimonios por la vida

7 comentarios

Alejandra
Es una historia emocionante. Bravo por los siete. Y gracias a Dios por vuestra fe y por vuestro testimonio.
1/12/15 12:21 AM
V.Perez Brates
DIOS sabe mas y lo puede todo .Confiar todo en EL
1/12/15 12:30 AM
estela
Gracias a Dios que todo salio bien! Estos doctores cada vez mas me sorprenden con sus a veces exageradas maneras de pronosticar diagnosis. Parece que es casi un delito tener tantos hijos que lo primero que hacen es evitar cualquier fatiga y ofrecer su asqueroso asesinado, alias aborto. Dios bendiga a todas las madres del mundo y futuras madres, amen.
1/12/15 1:22 AM
Mariana
Son hermosas GRACIAS! Dios les bendiga siempre.
1/12/15 8:35 PM
mirta aguilera
Es muy cierto lo de "lo que para los otros es imposible para Dios es posible..." Él es fiel y siempre cumple! felicidades a los siete!!!
2/12/15 1:02 PM
maria
soy medica y los milagros de Dios cada dia me sorprenden mas.
El esta por sobre todo y todos
2/12/15 2:10 PM
Martha
Gracias por compartir, no sabes lo mucho que necesitaba leer algo así como tu testimonio. Dios los bendiga
4/02/20 7:15 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.