Solo Dios basta…

«Me voy a un convento, pero no me desentiendo del mundo, al contrario»

Carolina Martínez está a punto de entrar en el convento de las Carmelitas Descalzas. Acaba de terminar la carrera de Derecho, comenzaba la tesis en septiembre, pero Dios hizo acto de presencia y ella contestó que sí. Desde principios de año llevaba planteándose la vocación y ahora comienza su etapa de discernimiento dentro del convento. A pesar de su lejanía física, Carolina comienza una nueva forma diferente de abrirse a los demás, de estar más cerca de la gente.

(Alfa y Omega/InfoCatólica) Es consciente de que su vocación es para toda la vida y por eso quiere responder con su entrega cada día. El Solo Dios basta... la condujo hasta las Carmelitas Descalzas

Carolina Martínez terminó la carrera hace dos meses. Estudió Derecho en la Universidad de Navarra y su futuro se encaminaba hacia la tesis, que iba a empezar en septiembre, hacia la educación y la investigación. Pero Dios hizo acto de presencia y cambió los planes de Carolina, quien ha decidido responder que sí a la llamada divina e ingresar en un convento.

Las Carmelitas Descalzas tendrán una nueva postulanta, Carolina, «una mujer sencilla, normal y amiga de las que marcan, de esas que necesitan poco tiempo para ser un referente no impuesto», asegura Luisfer Martínez, amigo y compañero de estudios de Carolina, que ha entrevistado a la protagonista de esta historia para el blog Res Publica (www.respublica.es).

La que será nueva Carmelita Descalza es consciente de que su entrada en el convento no la encierra en sí misma sino que es una forma diferente de abrirse a los demás, de estar más cerca de la gente, de interceder ante Dios por todos. «Sé que desde ahí [desde el convento] voy a ayudar a los demás, y eso es lo que quiero. [...] No me voy a desentender de la gente, todo lo contrario, quiero muchísimo a mi familia y a mis amigos, y el hecho de que me vaya a otro sitio no implica dejarles de lado. Soy afortunada al poder decir que casi todos saben que voy a estar con ellos más que hasta ahora, aunque sea desde un convento, y creo que también es un punto de unión para ellos, porque al fin y al cabo, es algo que no es lo más normal, tener una amiga o hermana monja», le cuenta Carolina a Luisfer.

Una vocación de por vida

Carolina va a pasar varios meses de discernimiento aunque, como ella misma relata, no va con la idea de «jo, y a una mala, ¿me puedo ir?» Ella sabe que ser monja es para siempre y que su decisión implica toda la vida, por eso «hay un tiempo de discernimiento». La vocación no es algo momentáneo, es una respuesta constante a Dios, «una respuesta que tienes que dar cada día». Hay que tener cuidado, «la vocación es para toda la vida, y hay que vivirla día a día», explica.

¿Por qué carmelita descalza?

Porque ese Solo Dios basta... «conlleva una fortaleza que me llamó mucho la atención a la hora de decidirme no por ser monja en general, sino carmelita descalza». Solo Dios basta... y «lo mínimo que yo puedo hacer, lo mínimo, ¿eh?, es entregarle mi vida». Solo Dios basta... y «si cada persona que existe en el mundo le entregase su vida entera, aún me parecería poco». Solo Dios basta..., «pero la única forma de darle tu vida no es entrando en un convento o haciéndote cura, puedes casarte o vivir con 20 gatos y entregarle tu vida a Dios».

Solo Dios basta...

«Cuando le conté tu historia a una amiga me contestó asustada con la pregunta ¿y no puede ni pintarse las uñas? Seguro que hasta una monja tiene algo de presumida, ¿no?», pregunta Luisfer Martínez a Carolina durante la entrevista para Res Pública. «Lo de las uñas ni me había parado a pensarlo en concreto -se ríe-. Sí que hay cosas que me he preguntado en ese aspecto, pero mira, es tan secundario comparado con el cambio de vida que supone entrar en un convento de clausura que me preocupa bastante poco. No, para mí no es importante en absoluto dejar de pintarme las uñas, maquillarme, ir de tiendas o salir de fiesta», concluye Carolina. Solo Dios basta...

José Calderero en Alfa y Omega

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

8 comentarios

Menka
La Iglesia se apoya en su oración y entrega. ¡Gracias! Dios será tu recompensa, con creces.
20/07/14 10:22 AM
Ricardo de Argentina
"¿y no PUEDE ni pintarse las uñas?"
---

Es un clásico de la metalidad mundana pensar en los conventos de clausura como en una cárcel. Entre otros clásicos. Como la frivolidad, pero bueno.

En otro orden, es positivamente cierto que la experiencia conventual abrirá a esta hermana a los demás de una manera quizás insospechada. En la lucha diaria "contra el mundo", uno se centra demasiado en sí mismo, se cierra al punto que si se contacta con el prójimo, lo hace muchas veces sólo por sí mismo, en función de sí mismo. La experiencia religiosa, en cambio, nos relaciona con los demás "en función" de Dios, lo cual es cosa diametralmente diferente.
20/07/14 2:36 PM
María-Ar
Laus Deo!
Oramos por ella.
+
20/07/14 7:56 PM
Horacio Castro
De inmediato me conmueve pensar en los frutos espirituales de mujeres como Teresa de Cepeda y Ahumada y Edith Stein.
20/07/14 10:10 PM
Maria Auristela
Mis más sinceras felicitaciones. Adelante! Cuenta con nuestra oración ante nuestro Amado Jesús.Desde Venezuela
Maria Auristela
20/07/14 11:33 PM
FRANCISCO SOLANO
Desde niño las monjas han despertado en mi los mejores sentimientos y simpatias. Al madurar en la Fe la opción de dedicar su vida al Señor me parece algo sublime. Todos los dias en laudes pido a Dios por la Vida Consagrada.Me acordare de Carolina
21/07/14 8:07 AM
Alana
así como Laura, mi Amiga Mariana mexicana hasta el 6to semestre de filosofía en una universidad privada no quiso terminar los estudios, pues Dios había tocado su puerta y dijo que sí al ser monja de claustro. Cuando me lo dijo que era una gran Amiga, yo me puse a llorar pues no entendía ese gran paso. Ahora la admiro y admiro a personas como Laura y Muchas más que en edad de juventud deciden dar el sí a Dios para siempre. Recemos por Ellas y su vocación. Debo indicar que ahora después de casi 10 anos mi Amiga la enviaron para siempre a San Salvador, donde jamás sale de una sola parte del convento pero Ella es felicísima y se ha puesto guapa :).-
21/07/14 11:14 AM
José Luis.
"Solo Dios Basta". Si nos parásemos a pensar en esta frase de Santa Teresa de Jesús, en algún momento del día, seríamos más conscientes, de lo que es verdaderamente importante en nuestra vida. Ser sacerdote o monja, no es apartarse del mundo, como bien dice Carolina. Y ser Carmelita y monja de clausura, aún es más impactante, diría yo.
Soy seglar, pero muy devoto de la Vírgen del Carmen, y así mismo, experimento la Fuerza Divina de estos Palomares, que son las Iglesias del Carmelo.
En las Iglesias conventuales, se respira una paz, un contacto permanente con Dios, que parece que estás en el cielo mismo.
Por eso le doy mi Enhorabuena, si ha tomado la decisión de hacerse Monja Carmelita, estará tan "cerquita" de Dios, que para ella será un don y una alegría inmensa.
28/07/14 12:32 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.