El fenómeno se extiende

La archidiócesis de México explica cómo detectar a un falso sacerdote

Según informa ACiPrensa, el Servicio Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME) ha hecho publico un artículo en el que explica cómo los católicos pueden detectar a un falso sacerdote así como una serie de medidas preventivas para no ser engañados por sujetos que dicen serlo cuando en realidad no lo son.

(ACI/InfoCatólica) El SIAME señala que «lo primero que debemos tener en cuenta es que, como todos los estafadores, la mayoría de los falsos sacerdotes suelen ser simpáticos, convincentes y hábiles; aparentan ser buenas personas con la finalidad de cumplir su cometido: obtener dinero de forma fácil, valiéndose de la buena fe de la gente».

Por lo general, prosiguen, «ofrecen sus servicios mediante referencias o tarjetas de presentación que ellos mismos distribuyen en gran cantidad, manifestando una gran disponibilidad y ofreciendo todas las facilidades posibles».

Los falsos sacerdotes suelen acercarse a personas «a las que en su parroquia les fue negado un servicio religioso, por existir alguna irregularidad o por no querer cumplir con los requisitos que se les piden para la celebración de un sacramento, o a quienes quieren hacerlo fuera de los lineamientos establecidos por la Iglesia, como realizar un casamiento en la playa o en un salón de fiestas», algo que de acuerdo a las leyes eclesiásticas está prohibido.

SIAME recuerda que «los sacerdotes católicos tienen prohibido casar, bautizar y en general, oficiar misas fuera de la parroquia o en un templo público reconocido, salvo cuando se trata de una Misa de cuerpo presente en la capilla de un velatorio público o de la Misa de una comunidad más grande en ocasiones significativas como la festividad de la Virgen de Guadalupe: en fábricas, vecindades o vecinos de toda una calle».

Tras alertar que los falsos sacerdotes suelen pedir donativos para obras solidarias, el artículo afirma que «los falsos sacerdotes encuentran una mina de oro en aquellas personas que desean casarse por segunda, tercera o cuarta vez, sin haber recibido la declaración de nulidad de sacramento de su primer matrimonio, o que buscan tener la celebración de algún sacramento en la playa, yate, jardín, salón de fiestas, etc.».

El artículo explica asimismo que muchos falsos sacerdotes son «personas que estudiaron para servir a la Iglesia a través del ministerio sacerdotal, pero que por razones diversas fueron expulsadas del Seminario. Otros fueron sacristanes en algún momento de su vida y otros más simplemente vieron la oportunidad de obtener dinero fácil a costa de la buena fe de las personas. Todos ellos conocen las partes de las celebraciones litúrgicas e incluso llegan a engañar a los verdaderos sacerdotes».

Para no ser engañados por estos falsos sacerdotes, SIAME sugiere cinco medidas concretas:

1. Acudir a nuestra parroquia para que nos orienten sobre los requisitos necesarios para la celebración de los sacramentos.

2. En caso de la pérdida de un familiar, acudir a la parroquia más cercana al velatorio o a nuestra propia parroquia para solicitar los servicios correspondientes. En algunos casos los responsables de los velatorios están en complicidad con los falsos sacerdotes, pues suelen darles una comisión.

3. Nunca aceptar a los sacerdotes que se dan a conocer con tarjetas de presentación o que ofrecen servicios a domicilio o por medio de «paquetes completos».

4. Exigir al sacerdote la credencial expedida por la diócesis correspondiente. En el caso de la Arquidiócesis de México, se puede consultar el directorio de sacerdotes en la página: www.arquidiocesismexico.org.mx

5. Recordar que si no es posible encontrar un sacerdote católico más vale no tener la celebración en ese momento, porque las misas o sacramentos que los falsos sacerdotes celebran son una burla a la fe de los fieles, ya que no tienen ninguna validez.

 

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

5 comentarios

Tony de New York
Excelentes aclaraciones.
14/07/14 1:49 PM
Tito de Zapopan
"otros más simplemente vieron la oportunidad de obtener dinero fácil a costa de la buena fe de las personas."

Pues yo no veo "buena fe" en quien quiere hacer cosas contrarias a lo que pide la Iglesia, como casarse en segundas nupcias estando ya casado, o caprichosamente en un salón de playa y no en un templo o teniendo de padrinos de bautismo a gente amancebada y hasta de otra religión, y todo se resuelve yendo a su parroquia y haciendo bien las cosas y no al capricho propio.
15/07/14 2:55 AM
Ana en Bogotá
Una vez me paso eso,y estaba recogiendo plata directamente para una obra.

Esto no es común tampoco, generalmente cuando la iglesia esta haciendo alguna obra,la promueven en la misa o en la misma iglesia. NO salen los sacerdotes a pedir por cuenta propia.
esta es otra forma de estafa de los sacerdotes falsos.

Yo le dije que si haría el donativo, pero que iría directamente a la parroquia.
16/07/14 2:58 PM
Bety
muy interesante la nota para poder ver a quien tenemos
en frente son tiempos de mucha violencia
a mi me paso que el sacerdote dejo el numero de su celular en
la entrada de la iglesia con su nombre ?
17/07/14 4:42 PM
Eliazar Montejo Cortaza
en cuanto al primer párrafo yo creo que seria suficiente para distinguirlo pues en mi parroquia los sacerdotes de la diócesis no tienen ninguna de esas características

pero si los últimos dos renglones.
30/07/14 4:03 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.