El obispo de Córdoba señala la necesidad de respetar la ley natural

«Cuando está en juego la dignidad del hombre el principio de la mayoría no basta»

El obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, ha defendido «el recurso al derecho natural», ya que es cierto que «gran parte de la materia que ha de regularse jurídicamente puede tener como criterio el de la mayoría, pero en cuestiones fundamentales en las que está en juego la dignidad del hombre, el principio de la mayoría no basta». El prelado advierte que tan malo es no «dar al César lo que es del César» como prescindir de Dios y de la ley natural en la marcha de la sociedad.

(EP) Así lo afirma el obispo en su carta semanal, recogida por Europa Press, y en la que comienza recordando que Jesús ya sentó “un principio de enormes consecuencias para la vida social de los pueblos y de las naciones, que están compuestas por personas individuales“, cuando dijo 'Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios' (Mt 22,21).

Se trata, según ha destacado Mons. Fernández, de “un principio prepolítico de importancia capital, también en nuestros días“, ya que “muchos de los conflictos que hoy se originan en la convivencia social provienen de no respetar este principio que Cristo ha introducido en la historia y en la convivencia de los hombres y que es un principio que está al alcance de la razón humana“.

Esto implica que “la convivencia humana tiene sus leyes propias y su autonomía, que todos hemos de respetar. Pero tales leyes tienen su fuente propia y su propio límite. La autonomía de las realidades temporales significa que la autoridad civil ha de regular la convivencia de todos los ciudadanos a través de los órganos propios de gobierno, pero ha de hacerlo en el respeto a la ley natural y al derecho natural, accesible a toda razón humana“.

En consecuencia, “hacer que todo lo gobierne Dios es ignorar que hay que dar al César lo que es del César. Prescindir de Dios o de todo influjo de la religión en la marcha de la sociedad es cerrarse al influjo benéfico que el hombre recibe de Dios a través de la religión. El mundo contemporáneo necesita recordar este principio evangélico, que es el fundamento de la libertad religiosa, de la autonomía de las realidades temporales y en definitiva del derecho natural, accesible a la razón de todos los humanos“.

Por eso, según ha subrayado el obispo en su carta, “sofocar toda relación con Dios so pretexto de autonomía humana, como hace la razón positivista, es como encerrarnos en un edificio de cemento armado sin ventanas, en el que logramos el clima y la luz por nosotros mismos, sin querer recibir ya ambas cosas del gran mundo de Dios. Es necesario abrir en nuestra época las ventanas a Dios, que no suprime los derechos del César, sino que los garantiza en una libertad que el hombre sólo alcanza cuando tiene a Dios“.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

12 comentarios

Ricardo de Argentina
Este buen obispo ha dado en el clavo : si la Democracia respetara la Ley Natural, no sería objetable. Pero la Democracia Liberal no la respeta.
13/10/11 6:56 PM
Flavia
Gracias por esta homilía, querido Obispo de Córdoba, querido Padre.

Me ha traído recuerdos: precisamente, esa frase de Jesús, repetida y cumplida por mí a rajatabla en un Centro docente donde los creyentes éramos exactamente diez o doce - de más de 120 - me libró de muchos problemas y me granjeó el respeto de los no creyentes. Un profundo respeto, además.
13/10/11 9:07 PM
Jose Luis Martinicorena García
Señores: para decidir mi inscripción a su página les ruego me expliquen la "presencia" de Gumersindo Lafuente, Adjunto al director de " El Pais", periódico que no es "de mi cuerda". Saludos de Jose Luis Martinicorena
13/10/11 9:12 PM
Luis Fernando
Martinicorena, ¿de qué habla? Esta página no tiene inscripción. Y no sé dónde está presente ese tal Gumersindo.
13/10/11 9:21 PM
juvenal
Luis Fernando
Martinicorena se refiere al banner publicitario del congreso Creo en Internet. Gumersindo Lafuente es uno de los ponentes.

Dice el peculiar obispo de Córdoba:
"Unos tienen esta religión, otros la otra. No todo es igual ni todo vale lo mismo. Ni hemos de dejar a cada uno con la suya en un relativismo con apariencia de tolerancia que todo lo devalúa"

¿Qué pretende?, ¿imponer su religión a los demás porque el considere que la verdadera?
13/10/11 10:31 PM
Ricardo de Argentina
No Juvenal, no prejuzgues.
En cuestiones de dinero hay billetes verdaderos y billetes falsos, y el cajero del banco no te deja pasar una. Pues con la religión pasa exactamente lo mismo.

Con una pequeña diferencia, eso sí: nadie es tan tonto como para tomar un billete falso por verdadero si le advierten y le enseñan. Tampoco nadie es tan tonto como para dejar de hacerse de billetes buenos cuando le sea lícitamente posible.

En religión, en cambio, las cosas no son así. ¡Qué le vamos a hacer!
13/10/11 10:42 PM
Cayetano
El Sr. Demetrio Fernández es muy libre de opinar lo que quiera, pero no puede pretender que "la ley natural" sea un principio pre-político en primer lugar porque no se ha demostrado la existencia de nada que pudiera asemejarse a una "ley natural" y en segundo porque ni siquiera los que la defienden tienen claro a que se refieren cuando hablan de ella.

Por otro lado, es llamativo el desconocimiento que tienen las jerarquías eclesiásticas de lo que es una democracia (aunque no me asombra); en un sistema democrático las leyes son auto-otorgadas y la hipotética consideración de que pudieran existir unos preceptos superiores a la propia normativa surgida de los representantes del pueblo no podría ser consignada sino como una norma emanada de dichos representantes de lo que resulta una bonita paradoja.

Aunque de estas cosas ya nadie se acuerde, la razón positivista luchó contra la religión por el uso de los pararrayos y de las vacunas a mediados del XVIII, lucho contra la religión por el uso de los anestésicos a mediados del XIX; todas estas cosas eran contrarias a Dios ¿? Igual pasará con lo que discuten hoy porque el positivismo seguirá obteniendo resultados, haciendo un mundo en el que podamos vivimos más tiempo y en mejor estado y lo seguirá haciendo porque sus resultados son reales, auténticos y no ficciones que puede ser que pudieran cumplirse en una hipotética vida después de la muerte.
14/10/11 3:30 PM
Norverto
Pues si cayetano... esa misma ciencia positivista construyó la Bomba atómica... la misma ciencia positivista usa hoy en Africa a niños como cobayas de experimentos... esa misma ciencia positivista hoy también fecunda óvulos en laboratorios (seres humanos) y luego los congelas... y después los desecha. Esa misma ciencia positivista, amigo mío... No puede existir ciencia por que si... y sin mas... la misma, ha de regirse por principios éticos básicos... y si no... aparéjeme el cangrejo...

Otra nota: Imagino que el Sr. Obispo ha citado debidamente el discurso del Papa al Deutscher Bundestag.
14/10/11 5:33 PM
jose bascones
No digo que todo lo que consigue el positivismo sea malo ni mucho menos, pero además de pararrayos, vacunas, anestésicos, teléfonos móviles, etc., hay que respetar también la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural.

Hay millones de personas que no pueden disfrutar de los avances positivistas porque el positivismo moral las mata antes de nacer.

A eso no hay derecho. Sin embargo los positivistas consideran un derecho de la madre el que ésta decida matar a su hijo. Eso será muy positivo para la madre pero es absolutamente negativo para el hijo. ¿O no?

Si no tenemos en cuenta a Dios, los más poderosos abusarán inevitablemente de los más débiles, como podemos comprobar por lo que hacen los países ricos con los más pobres. Pero claro según Niezte la vida es sólo para los superhombres.
14/10/11 6:53 PM
Cayetano Ripoll
El problema no es que la ciencia sea buena o mala, la ciencia no es una organización sino un método para obtener resultados fiables en el conocimiento de la realidad; científicos son todos los que siguen este método y, entre ellos, los hay creyentes y no creyentes. Los resultados obtenidos con el uso del método científico son responsabilidad del método en cuanto a su efectividad y adecuación de este a sus fines no en cuanto a la moralidad de la aplicación de los resultados del conocimiento obtenido.

Creo que ni Jose Bascones ni Norberto me han entendido. Lo que ocurre es que las religiones poseen una serie de dogmas y cuando estos se demuestran incompatibles con la realidad que desvela la ciencia (falsos, por lo tanto) surge el conflicto. Hoy en día los creyentes consideran absurdo que los pararrayos, la anestesia o las vacunas sean contrarias a la ley de su dios pero no era así hace cien ni doscientos años. De igual modo ocurrirá en el futuro porque la religión se modificará como ya lo ha hecho en el pasado para aceptar los nuevos conocimientos o desaparecerá, como también les ha ocurrió a otras en el pasado, y nuestros descendientes considerarán sus objeciones de hoy tan absurdas como nosotros consideramos absurda la teoría geocéntrica.

En cuanto al derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y sus embarazos, según mi opinión, la de la mayoría de los españoles y de los europeos, si tienen derecho y su derecho está recogido en las leyes.
15/10/11 11:44 PM
jose bascones
Cayetano Ripoll:

Por lo que veo que es Vd. partidario de que "la ciencia, con sangre (aborto y eutanasia) entra."

Además de la ciencia positiva está la moral, que también tiene sus leyes entre las cuales figura la de no matar a seres inocentes e indefensos.

Si Vd. opina lo contrario, por muy positivista que sea científicamente su opinión, ello nos llevaría al exterminio de todos aquellos seres humanos que no fuesen positivos para las oligarquías de superhombres del planeta: banqueros, grandes ejecutivos, señores del dinero y de la guerra, multinacionales, etc.......

El positivismo sin Dios es una falaz ideología al servicio de las oligarquías prepotentes.
16/10/11 1:18 PM
Cayetano Ripoll
Respuesta a Jose Bascones:

Me deja usted realmente perplejo, debatiéndome entre dos ideas, o no ha leído usted lo que he escrito o no ha entendido absolutamente nada; también es posible que no me estuviera respondiendo a mi ya que básicamente se dedica usted a contestar cosas que no he dicho y a criticar una postura que yo no he defendido.
16/10/11 6:08 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.