Pedro Sánchez, Política y Católicos

Pedro Sánchez, Política y Católicos

Con Pedro Sánchez, salvo enorme sorpresa, las cosas no van a ir a mejor. Ateo convencido, nos ha prometido una ley de eutanasia y nos esperamos una vuelta de tuerca más en la ideología de género.

El triunfo de la moción de censura de Pedro Sánchez y la caída de Rajoy nos presenta a los españoles un panorama político diverso. Desde luego Rajoy no contaba con mis simpatías, porque llegó al poder defendiendo los principios del humanismo cristiano y una vez en él amparó toda la legislación de Zapatero, incluida la ideología de género y la Ley de Memoria Histórica, pero como todos los partidos con representación parlamentaria, salvo un pequeño Partido regional, UPN, van en la misma línea, la pregunta que muchos católicos nos hacíamos y seguimos haciéndonos, es ¿a quién votar? Hace ya algún tiempo, desde la crisis catalana de Octubre, en la oración de los fieles de mis Misas estoy haciendo esta petición: “Por España, por su recristianización y unidad”.

Con Pedro Sánchez, salvo enorme sorpresa, las cosas no van a ir a mejor. Ateo convencido, nos ha prometido una ley de eutanasia y nos esperamos una vuelta de tuerca más en la ideología de género con unas cuantas medidas que no van precisamente en la línea de protección ni de los derechos humanos ni de los valores morales y religiosos. Ante esta situación, creo que es importante que los católicos tengamos ideas claras no sólo en el campo doctrinal, sino también en el campo de lo político, con una Religión no a la Carta, sino con auténtica fidelidad a los evangelios y a la doctrina de la Iglesia que expresa el Magisterio.

En lo político la Iglesia aprecia la democracia. Para san Juan Pablo II: “La Iglesia aprecia el sistema de la democracia, en la medida en que asegura  la participación de los ciudadanos en las opciones políticas y garantiza a los gobernados la posibilidad de elegir y controlar a sus propios gobernantes, o bien la de sustituirlos oportunamente de manera pacífica” (san Juan Pablo II, Encíclica “Centesimus annus” nº 46).  

El ideal democrático consiste en proteger y respetar los derechos humanos que posee el hombre por su dignidad intrínseca. La dignidad del hombre se especifica en sus derechos inalienables. Actuar contra la Declaración Universal de Derechos Humanos es negar la democracia, porque muchos de sus derechos son “valores fundamentales, como el respeto y la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, la libertad de educación de los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas. Estos valores no son negociables” (Benedicto XVI, Encíclica “Sacramentum caritatis” nº 83).

No basta con hablar de democracia, hay que practicarla. Una democracia sin valores no es sino un totalitarismo visible o encubierto, dado que  “no puede haber verdadera democracia si no se reconoce la dignidad de cada persona y no se respetan sus derechos” (san Juan Pablo II, Encíclica “Evangelium vitae” nº 101).

El católico debe tutelar y promover los derechos humanos, considerando a la persona humana como fundamento y fin de la comunidad política. Ello significa trabajar, ante todo, por el bien común de la Sociedad, es decir la suma de las condiciones de la vida social por las que los hombres pueden conseguir con mayor plenitud y facilidad su propia perfección. La autoridad debe estar al servicio de la ley moral y sus prescripciones deben ser justas, no estando obligados los ciudadanos, más aún tienen el deber en conciencia de desobedecer, ante las disposiciones que, aunque admitidas por la ley civil, se oponen a la ley de Dios, y es que “hay que obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hch 5,29).

“Una auténtica democracia no es sólo el resultado de un respeto formal de las reglas, sino que es fruto de la aceptación convencida de los valores que inspiran los procedimientos democráticos: la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre, la asunción del ‘bien común’ como fin y criterio regulador de los derechos del hombre” (Compendio de la doctrina social de la Iglesia nº 407).

Pienso que el cáncer actual de la democracia se llama relativismo, que al negar la existencia de una verdad objetiva, trata de imponer su propio interés u opinión, no respetando así los derechos de los demás, y es por ello la puerta al totalitarismo.

Pero tras todo lo dicho, ¿a quién votar? Respeto a aquéllos que van a ir a votar con la nariz tapada, y votan al mal menor. Personalmente creo que lo haré por aquél o aquéllos que respeten los valores humanos y cristianos.

                       

Pedro Trevijano, sacerdote

14 comentarios

Francisco Javier
Pienso que es lo mejor que le podía pasar a España en estos momentos. De haber seguido Rajoy, la situación del PP no habría mejorado en absoluto y con seguridad se hubiera presentado para las próximas elecciones. Ahora el PP tiene un buen motivo para no pactar la aprobación de nuevas leyes con el actual gobierno, y además los católicos tenemos la remota esperanza de que el próximo presidente del PP lleve a término alguna de las promesas incumplidas del señor Rajoy.
6/06/18 5:15 PM
Manuel d
Yo creo que seguir los valores cristianos es lo sublime que podemos hacer como personas.
Gracias por su comentario. Un abrazo
6/06/18 7:22 PM
Antonio L
Buenas tardes. Gracias por su artículo.
¿Hay algún partido que respete y defienda los valores crstianos? No sé, no sé...
Vale.
6/06/18 8:20 PM
Oscar
Democráticamente condenaron a Cristo.
El sistema democrático actual es reciente y coincide bastante con la separación Iglesia Estado, que no es doctrina católica.
Si actuar contra la declaración universal de los derechos humanos es negar la democracia, evidentemente no existe actualmente ninguna democracia en el mundo.
Los derechos del hombre solo se sustentan en los derechos de Dios, entonces es evidente que la Edad Media era mucho más democrática que la edad actual de las democracias. Lo sorprendente es estar todo el día defendiendo la democracia, los comunistas también se decían los mas democráticos.
Es sencillo, la democracia liberal, al no tener el anclaje en Dios, el verdadero, degenera fácilmente; y lo que tenemos son democracias liberales., no tiene sentido andar defendiéndolas.
6/06/18 9:28 PM
ms
Infórmense. El PP en el año 2017 abandonó definitivamente los principios cristianos de su ideario. Como temían en el congreso que no saliera lo aprobaron de forma poco "estética". Los católicos que cada vez somos menos pero somos ahora mismo estamos huérfanos en el arco parlamentario español. Ningún partido recoge nuestras inquietudes ni nuestra sensibilidad. Esto es algo insólito.en Europa. Somos de los pocos países europeos que no tienen ninguna oposición política al NOM. Sabiendo esto deberíamos espabilar y no conformarnos con "votar lo menos malo" , pues nos ha dado muy mal resultado y demostrar que estamos dispuestos a votar a aquellos que recojan nuestra sensibilidad. Es imprescindible hacer lobby usando sus armas porque ahora mismo estamos desarmados y al capricho del NOM sin oposición a política alguna. En breve aprobarán la eutanasia, la ideología de género estará hasta en la sopa y bajarán el consentimiento sexual entre adulto y niño a 13 años como lo dejó ZP.
7/06/18 8:29 AM
María Sauras
Creo que con el señor Sánchez ya sabemos que nos espera....y el PP tal cómo está, y aunque se "regenere" no va a cambiar su política "progre " de los últimos años,por la cual le retiré mi voto hace ya unas cuantas elecciones.Y si,es verdad que los católicos no podemos confiar en ningún partido,porque ninguno defiende la vida desde su concepción hasta su muerte natural, ni a las familias, ni la educación en la que los padres deciden...yo estoy sinceramente horrorizada por lo que nos espera a los católicos.Y sino,al tiempo.Paz y bien.
7/06/18 2:02 PM
pedro de madrid
En todo tiempo, desde la muerte y resurreción de Nuestro Señor Jesucristo, la iglesia, excepto en contados períodos, siempre fue perseguida de forma cruel, para conseguir su total desaparición, pero no lo conseguirán Jesús dijo "estaré con vosotros hasta el fin del mondo..." , esta es nuestra esperanza.
La falta de la religión católica, con su sabios mandamientos, acarrearía grandes sufrimientos, enormes perjuicios y grandes pérdidas de todo orden, a la humanidad. Parece que lo quieren, los políticos y sus seguidores.
7/06/18 4:08 PM
JUAN FRANCISCO
El padre Pedro dice: "Pienso que el cáncer actual de la democracia se llama relativismo" yo en cambio pienso padre que la democracia liberal es el cáncer, el relativismo seudo tolerancia etc son los efectos de esa democracia.. Para un autentico católico solo debe aceptar un sistema de gobierno confesional en cuyo seno priven los derechos sociales de NSJC,
7/06/18 4:26 PM
Federico
Aunque el tal Pedro Sánchez por su odio a la Iglesia y a la fe quiera imponer la eutanasia, debería aceptar lo que ha sucedido en Portugal que con un gobierno socialdemócrata, el parlamento ha votado en contra de legalizar la eutanasia. Y en uno de esos países nórdicos que esta clase de gente tanto venera, como es Finlandia, también ha sido rechazada la eutanasia con amplia mayoría.
7/06/18 6:32 PM
Miguel
Hace ya algún tiempo, desde la crisis catalana de Octubre, en la oración de los fieles de mis Misas estoy haciendo esta petición: “Por España, por su recristianización y unidad”.

Le felicito por la idea y me uno a esta petición. Gracias D. Pedro
7/06/18 8:21 PM
maru
Efectivamente, el PP, ya se habia retratado, hace tiempo, con sus políticas progues, progues. Acordémonos de Cristina Cifuentes.
8/06/18 1:27 PM
Emilio
A lo mejor estaríais más contentos si aquí se restaurase el fascismo como ha sucedido en Italia? Por una situación como lo sucedido en Italia sí que me preocuparía, incluso considerando la doctrina cristiana. Aunque a la luz de lo que se trasluce en vuestras preocupaciones, no tengo claro si en vuestras prioridades está la defensa de una determinaba doctrina o el asegurar unos determinados privilegios clasistas, sociales y económicos

---

LF:
Para no variar, a sacar el espantajo del fascismo. Qué originales sois los progres.
8/06/18 10:36 PM
Saulo
No votas a tu representante, sino a un partido, al no haber, representados y separación de poderes, la CORRUPCIÓN, está servida.
9/06/18 5:33 AM
Petrus
En España, hay una inmensa mayoría que identifica la palabra democracia con lo que decida la mayoría, sea lo que sea . Y ahí termina su currículo mental. No han pasado a la siguiente pregunta. Incluso a un político conocido que no nombro, se le escaparon un par de joyas que indican cómo tenia amueblada su cabeza: en una de ellas aceptaba todo lo que presentara el Parlament de Cataluña en un determinado trámite, todo. Y en la segunda, creo recordar que afirmaba que la moralidad procede del Parlamento. Con estos sombrajos, casi se le hunde el chiringuito, que terminó con dos palos y al descubierto. El PP lo reparó como pudo , pero ahora me temo que vuelven a las andadas. Eso sí, sin pasar de la primera pregunta.
9/06/18 9:41 AM

Esta noticia no admite comentarios.