Los cuidados paliativos y la predicación en las Siete Palabras de Valladolid

Monseñor Sebastián

Los cuidados paliativos y la predicación en las Siete Palabras de Valladolid 
 

Carta de Mons. Fernando Sebastián Aguilar, arzobispo emérito de Pamplona-Tudela
 
 

El Viernes Santo prediqué en la Plaza Mayor de Valladolid el Sermón de las Siete Palabras. Algunos comentaristas han mostrado su extrañeza y su protesta ante unas palabras mías que interpretan como si yo hubiera hablado contra los cuidados paliativos. Para evitar confusiones y malentendidos quiero aclarar el verdadero sentido de mis palabras.
 

En ningún momento me manifesté contra los cuidados paliativos que la Iglesia de Jesucristo siempre ha recomendado y practicado. Lo que yo quise decir es lo siguiente:
 

Jesús no tuvo, no pudo tener, cuidados paliativos, a pesar de lo cual murió dignamente, porque vivió su muerte confiando en Dios, con amor y con esperanza. Puede haber muertes sin dolor que sin embargo no sean dignas de una persona. Y puede haber muertes injustas y dolorosas que la persona puede asumir y vivir con entera dignidad. Pensemos en las muertes de los mártires.
 

La fe en Jesucristo nos proporciona la capacidad de aceptar la muerte y vivirla con serenidad y esperanza. Con su muerte y su resurrección Jesús humanizó la muerte. Basta con creer en Él y acogerse a su misericordia. Esto no quiere decir que yo menosprecie los cuidados paliativos. Como persona y como cristiano, por humanidad y caridad, estoy a favor y agradezco los cuidados y las atenciones que nos ayudan a morir serenamente, en paz y con esperanza. ¿Cómo podría ser de otra manera?
 

6 comentarios

  
iuris
Creo que lo que ha pasado con su comentario sobre los cuidados paliativos es que ha sido intencionadamete tergiversado y la tergiversación intencionadamente ampliada.
Eso nos lleva al problema de siempre la falta de medios de comunicación de la iglesia para transmitir sus mensajes de forma correcta.
01/04/08 1:33 PM
  
Pilar
Sus palabras son muy claras y no dan lugar a confusión sino por los que desean, con mala fe, malinterpretarlas para apoyar sus tesis de que la muerte digna ha de asociarse irremisiblemente a muerte sin dolor.
Hay personas que han dado la vida por salvar a otros con enormes sufrimientos y torturas; prefirieron morir a delatar y no cabe muerte más digna.
01/04/08 2:17 PM
  
Fernando
comentario PERFECTO.
01/04/08 3:38 PM
  
Diego
Muy bueno-
01/04/08 5:34 PM
  
Federico
Monseñor, cualquier comentario suyo será mirado con lupa por quienes jamás respetarán cualquier comentario que haga un representante de la Iglesia Católica.
Estamos en un país donde criticar la eutanasia, el aborto, la guerra, ... hace que los insultos sean la única respuesta. Eso sí, si le das un cachete a tu hijo por pelearse con su hermano te pueden procesar a los dos días y condenarte a arresto docimiliario.
Mientras, en las clínicas abortivas catalanas están conectadas las trituradoras de carne de los mataderos a los desagües de los edificios, para hacer desaparecer industrialmente a los asesinados.
En fin, Don Fernando, ánimo. Le seguiré.
01/04/08 9:35 PM
  
Nguema Emaga Eyui
Invitamos a los creyentes en Jesús, el humilde, misericordioso y compasivo, a sumarse a la campaña (...) por la que se invita a Benedicto XVI a renunciar humildemente al título de "Santo" y de "Padre".
--------
(Nota del moderador: no se publicarán insultos, descalificaciones o convocatorias fuera de lugar)
04/04/08 9:22 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.