Las siete palabras de Jesús en la cruz

Sexta Palabra
 

Cuando Jesús tomó el vinagre dijo:
“Todo está cumplido”
Inclinó la cabeza y entregó su espíritu.” (Jn 19, 30)

 

Jesús siente ya que la vida se le escapa del cuerpo. Esta palabra es como un suspiro de alivio. Como todos los moribundos, Jesús mira hacia atrás y ve el rápido desarrollo de su vida, los años tranquilos de Nazaret, los sorprendentes descubrimientos de su experiencia interior de hijo de Dios, los días intensos de la oración en el desierto y las insidiosas tentaciones del demonio que eran el presagio de la resistencia y de los muchos sufrimientos que iba a encontrar en el ejercicio de su misión, los días agotadores de la predicación y de las curaciones de los enfermos en las ciudades de Galilea, el dolor de la traición de Judas. Recordaría sin duda los lugares entrañables de Cafarnaún, las noches serenas del lago de Galilea, el afecto de los amigos de Betania, los rostros y las historias de cada uno de sus discípulos.
 

Pero sobre todo recuerda con tristeza la dura y creciente oposición de los dirigentes del pueblo a su mensaje, a su predicación, a su persona. La noche terrible de Getsemaní, la hondura y la emoción del Cenáculo, las horas amargas que ha tenido que soportar hasta llegar a este momento. Ya está todo consumado. El ha sido fiel hasta el final. El ha dado testimonio de la verdad y de la bondad de Dios a costa de su vida. El ha anunciado y vivido hasta el final el Reino de Dios, su presencia, su gracia, su llamada a la conversión y a la vida eterna. Ahora puede descansar. Ya está todo cumplido.
 

Ya ha terminado el duro combate de la agonía y de la muerte, ya está cumplida la ardua misión de restaurar la justicia del mundo, ya está consumada la gran obra de la salvación que el Padre le había encomendado. Ya puede morir tranquilo y volver de nuevo a la casa del Padre.
 

En su corta vida ha agotado la experiencia de su humanidad como Palabra de Dios en el mundo, ya está todo dicho, ya está todo hecho, ya es el Hijo de Dios hecho hombre en una existencia humana completa, ya es el hombre acabado, el hombre totalmente hijo de Dios, en una acabada confianza, en un amor consumado en esta plenitud de su agonía y de su muerte.
 

En la muerte de Jesús acaba el mundo viejo del pecado y comienza un mundo nuevo. El poder del Mal está vencido y roto. Se ha manifestado del todo el misterio de la ceguera y de la iniquidad del hombre que ha llegado a rechazar y a matar al autor de la vida, al hombre bueno que pasó haciendo el bien por todas partes. Se ha cumplido la ceguera suicida de la humanidad rechazando a Dios que le ofrece la ayuda de su Verdad y de su Amor, como el hombre orgulloso que cierra los ojos al sol porque quiere vivir de sus propios recursos sin aceptar la ayuda del Creador.
 

A primera vista parece que el Demonio, utilizando la ceguera y el orgullo de los hombres, ha conseguido desbaratar los planes de Dios y oscurecer el brillo de su presencia y de su amor en el mundo. Pero esta aparente victoria es su derrota definitiva. En la muerte de Jesús, lo que realmente vence por encima de todos los poderes del mal, es la fidelidad, la obediencia, el amor de Jesús mantenido y crecido hasta la muerte. La comunión, el abrazo de piedad y de amor del hombre con el Dios del cielo, de manera irrevocable, con un amor más fuerte que todos los poderes y todos los temores de la muerte. Ya la Alianza con Dios está restaurada y establecida para siempre, Jesús es el Puente definitivo entre nuestro mundo y el mundo de Dios, Jesús es la puerta abierta para todos los que quieran llegar hasta el Trono y hasta el Corazón del Dios viviente y verdadero.
 

Ha llegado a su punto más alto y está cumplida la manifestación del amor de Dios que nos rescata del abismo de nuestras ignorancias, de nuestro orgullo, de nuestros pecados, y dejando a su Hijo morir por nosotros nos da el argumento decisivo para que creamos en El, para que le tengamos en cuenta, para que lo pongamos en el centro de nuestra vida como luz que ilumina nuestra mente, como centro de nuestros amores, como deseo de nuestras esperanzas más altas y seguras.
 

Todo está cumplido. Está terminada y cumplida la vida de Jesús, y con ella está cumplida la gran intervención de Dios para la salvación del mundo. Ahí, en ese cuerpo agonizante, en ese corazón todo lleno de amor y de fidelidad, están sepultados todos los pecados del mundo, ahí han quedado vencidos para siempre el poder del mal, el poder del demonio y el poder de todos los hombres impíos del mundo, y ahí, en ese cuerpo destrozado, o mejor en ese corazón rebosante de piedad y de amor, está naciendo definitivamente la nueva humanidad del todo fiel a Dios, y por eso mismo bendecida y vivificada por El, una humanidad nueva, vencedora de toda injusticia, arraigada en la verdad de Dios y sostenida por la esperanza de la vida eterna, más fuerte que todas las tentaciones y todas las idolatrías, más fuerte que todas las amenazas y todos los temores.
 

Mi Padre me ama porque yo hago siempre su voluntad. Yo para esto he venido para dar testimonio de la verdad. Es preciso que el mundo sepa que yo amo al Padre y que actúo según el mandato que he recibido de El. Jesús obedeciendo hasta la muerte alcanzó su perfección de hijo de Dios en el mundo y se convirtió en causa de salvación para todos los que creen en El.
 

Este Jesús colgado de la Cruz es el fin del mundo, la verdad última de la humanidad, la cumbre más alta de Verdad y de Bien que podía aparecer en este mundo de pobres y pequeñas criaturas. Sí, todo está cumplido, porque eres Tú el cumplimiento de todas las posibilidades y de todos los deseos y de las aspiraciones más altas de la creación. El punto máximo de lo que Dios podía hacer, y el punto máximo de lo que las criaturas podían alcanzar.
 

Están cumplidas las profecías, cumplidas están las expectativas y las esperanzas de la humanidad, pero sobre todo está plenamente cumplida la voluntad de Dios que quería inaugurar en El una humanidad nueva, una humanidad renacida, hecha de piedad y de justicia, de amor y de esperanza, una humanidad limpia y madura para la vida eterna.
 

Y está cumplido el mundo, porque ya nunca estaremos solos, ni perdidos, ni angustiados. Le tenemos a El, como un tesoro, como un camino, como una cercanía irrevocable de Dios al que siempre podemos dirigirnos como origen y horizonte de nuestra vida, como garantía segura de nuestra vida, como padre fuerte que protege y defiende nuestra vida de todas las asechanzas, de todos los erro5res posibles, de todas nuestras debilidades. Está cumplida, está restaurada la Creación de Dios alterada por el pecado, está rehecha nuestra vida porque ya podemos confiar en el Dios del Cielo, está terminada la historia porque Jesús es el punto más alto del acercamiento de la humanidad en el acercamiento a Dios, está terminado el universo que vuelve a asentarse en el reconocimiento de la soberanía de Dios.
 

En esta muerte, hecha de dolor y de amorosa fidelidad, culmina y termina la obra de Jesús y llega a su término la grandeza moral y la auténtica plenitud de la humanidad. Ese hombre que muere en la Cruz es el más alto paradigma de la humanidad, por eso mismo es también modelo y principio de una humanidad nueva, una humanidad reconciliada, una humanidad recuperada, liberada del pecado y de todas las injusticias, reconstruida para la vida eterna en la verdad y el amor de Dios. Desde entonces la Cruz que era el símbolo de la maldición de Dios se convierte en el símbolo de toda bendición, el símbolo de la vida nueva, de la esperanza y de la alegría, el símbolo del Paraíso recuperado por la muerte de Cristo y la misericordia de Dios nuestro Padre.
 

De la muerte santa de Jesús nace la humanidad inocente y hermosa de la Virgen María, la humanidad intrépida de los Apóstoles y de los mártires, la humanidad de los santos y de los pecadores arrepentidos, de esa muerte redentora nace la humanidad redimida que es la Iglesia y que somos los cristianos, en ese cuerpo maltratado y roto está el consuelo de todos los que sufren, el camino y la esperanza de todos los hombres y mujeres de buena voluntad. Qué gran error pensar que la modernidad y el progreso tienen que venir de otra parte! Qué trágico error pensar que para entrar en la modernidad tenemos que dejar de ser cristianos! Qué ignorancia tan grande pensar que una idea de última hora va a ser más fecunda que la vida y la muerte real y concreta del Hijo de Dios que vino a este mundo para salvarnos. El nos amó y se entregó por nosotros. El ha sido constituido por Dios para nosotros Verdad, Sabiduría, Justicia, Progreso verdadero que llega hasta la vida eterna.
 

Este Cristo consumado en el amor, en la fidelidad y en la obediencia hasta la muerte, es el camino, la verdad y la vida. Vosotros sois mis amigos. Yo os he elegido. No tengáis miedo a nada ni a nadie. No os dejaré solos. Yo estoy con vosotros hasta el fin del mundo. Os conviene que yo me vaya. Porque así vendrá el Espíritu a vosotros, El os ayudará a conocer la verdad y a vivir la vida verdadera. Permaneced en mi amor como yo he permanecido en el amor del Padre.
 

Te damos gracias Señor, porque eres la fuente y el principio de nuestra vida, te damos gracias porque tu vida y tu muerte son el fundamento y el cimiento de nuestra vida, te damos gracias por esta fe que ilumina y sostiene nuestra vida y que nosotros no hemos sabido apreciar y agradecer suficientemente. Ayúdanos a ser fieles como Tú hasta el final, hasta el final de la vida y hasta lo más hondo de nuestro corazón. Te pedimos por tantos hermanos nuestros que buscan en otros sitios y por otros caminos el acierto y la felicidad de su vida. Danos a nosotros la fuerza y el gozo de ser tus testigos para que viendo nuestras buenas obras te conozcan a Ti y encuentren en tu Iglesia el verdadero camino de la libertad y de la salvación.
 

Páginas: 1 · 2 · 3 · 4 · 5 · 6 · 7 · 8

7 comentarios

Gracias Monseñor por esta reflexión tan completa que me ha hecho pensar en el significado de ser "católico" en su sentido de completo, de plenitud. Cristo nos enseña con su muerte, a dar hasta los sesenta segundos del minuto final para que todo "se haya cumplido" en nuestra vida terrenal y asi recibamos la "vida abundante" que El nos ofrece.
28/03/08 9:18 PM
  
manuel
He escuchado por la radio su sermón de Las Siete Palabras el Domingo de Resurrección. Hoy lo he imprimido y lo he leído con más tranqulidad. Precioso. Muchas Gracias.
01/04/08 4:41 PM
Enhorabuena por el nuevo blog,Monseñor ,y bienvenido a Libertad Digital.
Un cordial saludo
01/04/08 4:46 PM
  
Jose Luis Illa Peche
El AMOR lleva a la UNIDAD, el amor nos impulsa hacia lo que amamos. Lo mismo que el odio (la antítesis de amor) nos lleva a rechazar y a separarnos de lo que odiamos.
La palabra diablo, significa el que separa al hombre de Dios, y por consiguiente al hombre del hombre. El separatismo es anti-cristiano y por lo tanto diabólico (se origina desde el egoismo, la soberbia y el odio y engendra odio). Lo verdaderamente cristiano es la fraternidad universal. La "hoja de ruta" de cualquier politico que se dice cristiano, y de cualquier cristiano (sobre todo si pertenece a la jerarquia) debe ser, hacer realidad politica, social y económica; la hermandad entre todos los hombres. La división solo genera confrontación. Solo hay partido cuando hay dos equipos en el estadio.
02/04/08 12:43 PM
  
ISRAEL
SALUDOS HERMANOS SOLO VENGO A COMPARTIR EXPERIENCIA DE LA CUAL VIVO Y LA VERDAD QUE ME A LLEGADO DESDE HACE TIEMPO EN REALIDAD EL MAS GRAN MAESTRO JESUS NOS DEJO UN CAMINO MUY CORTO Y MUY SENCILLO DE COMPRENDER Y LLEGAR A LA VERDAD VIVIENDO EN CONCIENCIA DE LA VERDAD PERO MUCHAS RELIGIONES HAN QUERIDO CONFUNDIR LA VERDAD Y LAS PALABRAS DE JESUS QUERIENDO ENRIQUECER SU PROPIA EMPRESA Y LA VERDAD NO ES UNA RELIGION ES UNA ACEPTACION EN CONCIENCIA Y EN ACTOS SI TE DAS CUENTA LAS RELIGIONES PREDICAN SE ENRIQUECEN Y ACABAN ACTUANDO MAL CON CRUELDAD CON GUERRAS RESULTAN HACER MUCHAS COSAS QUE NO SON DIGNAS DE DIOS LO QUE YO QUIERO COMPARTIR CON TODOS USTEDES ES QUE ENCONTRE A DIOS, SI A DIOS , PERO NO LO ENCONTRE EN UNA IMAGEN NO LO ENCONTRE EN UNA IGLESIA O EN UN LIBRO NADA DE ESO , DIOS VIVE EN MI Y EN TI Y EN TODO LO QUE TIENE VIDA SI QUIERES BUSCAR A DIOS SOLO LO ENCONTRARAS EN TI, TU NO ERES CUERPO , TU ERES LO QUE LE DA VIDA A ESE CUERPO, TU ERES INMORTAL , NO TIENES PRINCIPIO, NI FIN, NO TIENES NOMBRE NI EDAD , TU VIVES Y ESTAS EN TODO LO QUE TIENE VIDA, ESTO NO SE RAZONA NO SE PIENSA, SE VIVE SE ACEPTA, Y VIVIRAS EN AMOR EN PAZ Y EL CAMINO Y TU VIBRACION ESPIRITUAL CRECERA , PURIFICA TU CORAZON Y EL VIVIRA CONTIGO POR SIEMPRE , QUIERE DECIR AMA A TODO AQUELLO QUE TIENE VIDA AMA A LOS ANIMALITOS A LAS PLANTAS A TODO ORGANISMO VIVO EL CUAL TIENE VIDA Y VIVE DIOS EN EL Y FUE CREADO CON AMOR POR EL COMO TU Y VIVE EN ARMONIA DEBEMOS DE VERNOS TODOS COMO HERMANOS EN CUERPO Y COMO UNO SOLO EN ESPIRITU POR LO CUAL NO DEBEMOS PERMITIR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS, DESEO DE HACER MAL , EL ACTUAR MAL, EL DESEARLE MAL A OTRO, ESTO ALEJARA MAS TU CAMINO Y EL VIVIR EN DIOS, EN EL UNIVERSO ENTERO NO HAY MAS ENEMIGO QUE UNO MISMO DEBEMOS LUCHAR PARA SER QUIEN REALMENTE SOMOS Y VIVIR EN AMOR Y EN DIOS EN CONCIENCIA NO PERMITAMOS ACTUAR MAL EN NOSOTROS MISMOS ESTO NO ABRIRA LA PUERTA DE LA VERDAD Y EL AMOR EN NOSOTROS , COMO EL GRAM MAESTRO JESUS, QUIEN FUE JESUS , JESUS FUE UN HOMBRE COMO TU Y COMO YO NACIO DE LA MISMA FORMA QUE NOSOTROS VIVIO DE LA MISMA FORMA QUE NOSOTROS PERO EL ENCONTRO A DIOS EN EL VIVIO EN DIOS EN CONCIENCIA OCUPO LAS PALABRAS QUE TE ACERCAN A DIOS QUE SON """""YO SOY""""""" DI EN TI ES VERDAD ES VERDAD ####### YO SOY ######## SENTIRAS A DIOS EN TI ## YO SOY DIOS SOY EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA ## PIENSA EL BIEN DESEA EL BIEN DECRETA DESEOS BUENOS PARA EL MUNDO PARA EL UNIVERSO NO PIDAS A DIOS DE FORMA EGOSITA PIDE POR TODOS NO PIDAS SOLO POR TU HERMANO HERMANA PAPA O MAMA TERRENAL PIDE POR TODOS TUS HERMANOS POR TODAS TUS HERMANAS POR TODOS AQUELLOS QUE LO NECESITEN AMA TODO LO QUE TIENE VIDA ESTA ES LA VERDAD ES LA VERDAD ABSOLUTA TOMA EL CONTROL DE TU CUERPO SE TU EL QUE ACTUA Y CONTROLA TUS SENTIMIENTOS TUS PENSAMIENTOS TUS ACCIONES PARA BIEN DA LA VERDAD AL QUE LO ESTE ESPERANDO AL QUE NO NO SE LA IMPONGAS DEJA QUE CAMINE TODOS LO HICIMOS TARDE O TEMPRANO LLEGARA A LA PUNTA DE LA MONTAÑA OJO EL MAL NO EXISTE EL DEMONIO Y ESAS COSAS NO EXISTEN SON LOS ACTOS Y PENSAMIENTOS LOS QUE NOS DETERMINAN EN DONDE VIVIMOS SI EN EL INFIERNO O EN EL CIELO TODO ACTO MALO QUE EJECUTES TE SERA REGRESADO LO DOBLE HASTA QUE COMPRENDAS QUE TODO LO QUE DESES BUENO O MALO SERA LO QUE COSECHES PARA TI SON LEYES DE VIDA DIOS NO CASTIGA NO LASTIMA ESO NO EXISTE PARA EL EN CONCIENCIA TU TE PROBOCAS LO BUENO O LO MALO SEGUN TUS ACTOS VIVE EN CONCIENCIA DE QUIEN ERES BUSCA A DIOS EN TI ABRE LAS PUERTAS DE TU CORAZON Y PURIFICALO Y DEMUESTRALO CON ACTOS Y EN CONCIENCIA NO DEJES QUE LOS PENSAMIENTOS Y ACTOS MALOS VIVAN EN TI TOMA EL CONTROL Y VIVE EN DIOS ESTE FUE EL MENSAJE QUE JESUS NOS DEJO Y ES EL CAMINO A LA VERDAD Y LA CONCIENCIA NO ESPERES PRODUCIR EFECTOS NO NECESITAS DEMOSTRARLE A NADIE NI A TI MISMO NADA SOLO VIVE EN DIOS EN TI BUSCALO EN TI ESPERO SEA UN MENSAJE DE LUZ PARA TODOS USTEDES HERMANOS Y SEAMOS MAS LOS QUE CAMINEMOS EN LA LUZ

CON AMOR PARA TODOS USTEDES
29/09/09 6:37 PM
  
EDWIN RINCON
realmente con esta reflexion se despiertan los anhelos de un amor sin medida por la Iglesia, yo soy seminarista, y mi vocación es un gran regalo que Dios me ha conferido trato por todos los medio de cuidarlo, pero solo lo lograre por medio de Maria Santisima, la madre del crucificado, formandome permanentemente en los sentimientos de amor y lealtad que me transmite el gran maestro desde el madero santo.
27/03/10 3:28 PM
  
harold valencia palma
He tenido la oportunidad de leer este articulo y me ha parecido muy interesante. Me ha hecho reflexionar demasiado sobre la vida moderna, en la cual existen discriminaciones, a los enfermos terminales, a las personas diferentes de razas y religiones; pero Jesus nos dejo una gran enseñanza, muy a pesar de ser un ladron quien le pidiera perdon lo hizo y le prometio llevarlo consigo al paraiso.

01/04/10 9:42 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.