Iglesia y poder político

nullSaludo a todos los que han querido comentar algo en mi blog. Muchas gracias amigos. Soy un pobre obispo jubilado y casi ochentón. No me pidáis mucho ni os hagáis muchas ilusiones. Yo haré lo que pueda por formular opiniones cristianas sobre los acontecimientos, responder, comentar, hablar con vosotros y ayudaros a conocer la doctrina de Jesús y de la Iglesia a propósito de los acontecimientos de nuestra vida. Dios nos ayudará, sin duda.

Y dicho esto respondo a algunos de los comentaristas:

Son varios los que dicen que la Iglesia debería buscar el poder político para que todos fueran buenos cristianos y el mundo siguiera los planes de Dios. Esa no es la doctrina ni la práctica de la Iglesia, ni la enseñanza de los Papas. Una razón muy sencilla: La Iglesia es la heredera de Jesús y su misión consiste en ayudar a los hombres de buena voluntad a creer en Jesucristo y a creer en Dios con todas las consecuencias. Esta fe tiene que ser libre, es una opción básica de vida, ofrecida por Dios y por la Iglesia a todos los hombres. La fe no se puede imponer desde el poder. Son los ciudadanos, convertidos a Dios, por su propia cuenta, los que tienen que organizarse y actuar en política para que el mundo se vaya ajustando cada vez más a los planes de Dios. En paz y libertad.

Yo sí creo que en la transición la actitud de la Iglesia fue la actitud correcta. La mitad de los españoles se manifestaron no católicos, ¿qué se podía hacer? ¿Imponer la fe católica por la fuerza? La doctrina de la Iglesia pide un orden político que respete la libertad religiosa de todos los ciudadanos como un bien positivo y que se respete la ley natural, asequible a la razón, en el ejercicio de la autoridad. Eso es posible con nuestra Constitución. Otra cosa es si quienes ganan las elecciones lo cumplen o no, pero eso depende de los votantes, no de lo que diga la Iglesia. Yo le recomiendo que se lean la Constitución sobre la Iglesia en el mundo y el Decreto sobre la libertad religiosa, del Concilio Vaticano II.. Claro, se puede pensar de otra manera, pero entonces ya no se puede presentar la propia opinión como si fuera doctrina católica.

Algunos me dicen que no son demócratas. La postura de la Iglesia es que cada cristiano es libre en sus preferencias políticas. Y que nadie puede hablar ni actuar como en nombre de la Iglesia en materia de preferencias políticas. Se puede no ser demócrata, o se puede rechazar la democracia liberal. Pero en lo que se piense, habrá que ver cómo se respeta la libertad de las personas en materia religiosa y cómo se promueve el bien común, incluida la convivencia y la paz. De acuerdo que un estado confesional del todo coherente sería bueno, aunque habría que ver cómo se entiende esto, porque un Estado que quiera gobernar según la doctrina cristiana tiene que comenzar por respetar la libertad religiosa de todos. En cualquier caso, eso lo tendrían que decidir LIBREMENTE los ciudadanos.

He dedicado artículos y conferencias al tema de la nueva evangelización. Es muy difícil y muy complejo. Iremos hablando.

A quien me dice que en la Iglesia hay contradicciones, yo le digo que bueno, los obispos, los sacerdotes, y los fieles a veces nos podemos equivocar. Para no equivocarse en la Iglesia hay que ser bastante santo, humilde, ante Dios y ante los hombres. Y estar en comunión y en obediencia explicita con la doctrina oficial de la Iglesia. Pero creo que nadie puede negar con fundamento que la Iglesia de España, toda la Iglesia de España, ha sido muy clara en condenar el terrorismo y cualquier colaboración con los terroristas. Hay un libro en la Biblioteca de Autores Cristianos de más de 500 páginas que recoge todos los documentos de los obispos españoles condenando el terrorismo. También de los obispos vascos.

Y por último, un amigo me dice que ya está bien, que si estoy jubilado que me calle y me dedique a otra cosa. Bueno, yo no pido a nadie que se moleste en leer lo que escribo. Vd. olvídese y viva tranquilo. Yo no le voy a molestar. Y nada más amigos. Dios con todos.

+Mons. Fernando Sebastián Aguilar

33 comentarios

  
cabellmon
Me parece un lenguaje muy asequible y adecuado. Le doy la enhorabuena. Hace falta hablar con sencillez para poder tratar cosas complejas.

Creo que eso en un medio como este donde todo desaparece en cuestión de minutos, es lo más apropiado. Al menos quedan la ideas fundamentales presentes. Y eso ya es mucho.

Buenas noches
03/04/08 11:30 PM
  
Francisco José Delgado
Monseñor, no puede imaginarse lo que agradecemos muchos sus palabras claras y certeras. Con todo, por el mecanismo de esto de los blogs también podemos aportar elementos a su discurso, con lo que el acercamiento a la única Verdad, que es Cristo, es un esfuerzo compartido.

Por eso, aunque algunos comentarios anteriores ya han ido en este sentido, me gustaría saber dónde dice Dignitatis Humanae que no es compatible la libertad religiosa con un estado confesional, porque me ha parecido que sus argumentos discurrían por esos lares. Creo que el hecho de que la mitad de los españoles no se sintieran católicos en el 75 es fácilmente explicable desde el momento en que en los 50 los seminarios estaban llenos y en ese 75 vacíos. Algo había cambiado en la Iglesia en España y en su fruto evangelizador que creo que Vd. ha pasado por alto. Supongo que el análisis, a día de hoy, es difícil de hacer, pero debería ocupar un papel más importante en su argumentación. ¿Podía una Iglesia que comenzaba a estar renqueante en cuanto a su vida y dinamismo aportar algo a un proceso tan complejo como la Transición?

Por otro lado, la postura de los obispos no fue unánime en este proceso. Ahí está la actitud de algunos obispos que fustigaron duramente la Constitución, haciendo gala de una gran visión de futuro y de conocimiento de la sociedad, mientras que los restantes bendecían un documento bastante discutible, procurando, por otro lado, atacar ante la luz pública a esos obispos. Yo soy bastante joven, pero la lectura de la prensa religiosa de esa época me suele causar estupor. ¿Había entonces una visión clara y unánime de la Iglesia sobre la actitud a tomar ante el nuevo estado de nuestra patria?

Por último, estoy firmemente convencido de que la paz (que con gran sinceridad buscaba el cardenal Tarancón) no puede fundamentarse en la falsedad. No digo que se mantuvieran falsas actitudes, digo que quizá se mostró una imagen falsa de la Iglesia: una imagen excesivamente transigente, rupturista, innovadora, que se mostraba abrumada y arrepentida por haberse dejado ayudar por el dictador (al que, desde mi juventud, no puedo dejar de tener cierto aprecio). Para construir una convivencia cada uno ha de aportar lo más propio, desde el respeto y el orden, pero los representantes de la Iglesia estimaron más adecuado (insisto en que es una opinión, es decir, albergo dudas) ocultar algunas cosas que parecían ser inconvenientes para la reconciliación. Creo que en esto pueden estribar los ataques a los que ahora son sometidos aquellos obispos que tratan de proponer la visión propia de la Iglesia, como ha hecho Su Excelencia y muchos otros obispos. ¿Este ocultamiento de convicciones fundamentales de la Iglesia ayudó al proceso o más bien lo fundamentó sobre una falsedad que ahora, al volver las aguas a su cauce, se desmorona irreversiblemente?

Desde mi más profunda adhesión y cariño hacia Su Excelencia, le manifiesto mi agradecimiento.
03/04/08 11:46 PM
  
Juan Vicente
Ante todo buenas noches y gracias por esta ventana que nos abre.
No sé si debo molestarle con mis consultas, pero hace tiempo me asaltan ciertas dudas, y quisiera que alguien de su "nivel" las resolviera. Puede que yo se demasiado radical, si ésta es su opinión, ya me valdría como respuesta sin otro comentario.
Verá, el mayor de mis hijos va a hacer la 1ª comunión el próximo mes de mayo y hay un par de cosas que no acabo de entender:
- ¿Por qué mi hijo, que estudia en un colegio religioso (con sus horas de religión semanales), ha de recibir las mismas horas de catequesis que otro niño que acude a un colegio "laico" en que no se estudia religión?
- ¿Por qué, si mi hijo ha de recibir tres años de catequesis para comprender el significado de la 1ª comunión, se permite que niños con graves deficiencias mentales, que nunca y de ninguna manera comprenderán el significado ni el sentido de este sacramento, también la reciban?
- Y para terminar lo que más me molesta, ¿por qué se permite a gentes que no sienten la fe como algo suyo, que "no creen" (según sus propias palabras), que no van por la iglesia ni para saber dónde está, por qué se les permite casarse, celebrar primeras comuniones con sus hijos, ser padrinos de bodas o bautizos, etc ?
Gracias de nuevo por esta opción que nos abre y, sobre todo, gracias por su tiempo.
03/04/08 11:46 PM
  
omcm
Muchas gracias Monseñor por su tiempo y por haberse decidido a iniciar esta forma de evangelización.
Somos muchos los que entramos en Libertad Digital y no hay mejor sitio que este para su blog.

Quisiera decir que es cierto, que hablamos por hablar porque ¿Quién se ha leído todos los documentos de los obispos españoles condenando el terrorismo?;¿Quién las cartas apostólicas y encíclicas de los Papas sobre la "influencia de los cristianos en la vida pública"?

Que la Iglesia la formamos "todos" los bautizados y de lo que acontece en la sociedad somos responsables todos y que la responsabilidad de irnos ajustando a los planes de Dios es de todos los fieles.

Hay mucho tema, espero poder seguir departiendo. Gracias de nuevo por este espacio al que poder asomarse y estar en contacto con usted, todo un privilegio.

Buen día. Un saludo
04/04/08 7:45 AM
  
Marcial
Monseñor, no deje nunca de escribir hasta que se le caiga la pluma de las manos...sería enterrar los talentos en la tierra.

Usted habla con la verdad, en la caridad.
04/04/08 9:43 AM
  
Fredense
Monseñor, su blog es una corriente de aire fresco en internet. Muchísimas gracias por lo que ha escrito.

Quisiera, modestamente, también contestar a Juan Vicente: yo creo que deberías alegrarte porque tu hijo esté recibiendo tantas catequesis. No todos tiene la suerte de tener una formación tan buena y tan completa. Anímate, hombre, eres un buen padre y quieres mucho a tus hijos, no hay más que leerte. Da gracias a Dios porque eso es un regalo magnífico, y, si acaso, reza por aquellos que no han recibido tanto como tú.

Un saludo muy cordial.
04/04/08 10:23 AM
  
VK
Monseñor, yo no puedo dejar de hacerme ilusiones por el hecho de que haya tenido a bien compartir sus reflexiones con quienes queramos leerle. De un modo u otro, tanto progres como tradicionalistas criticaban la "sobreexposición mediática" de Juan Pablo II. Y, como sabe mejor que yo, el papa polaco logró anunciar a Cristo por todo el mundo hasta con su decrepitud física.
Al menos, un cristiano mediocre como yo nunca dejará de apreciar los comentarios de un sucesor de los apóstoles en un blog. Podré estar más o menos de acuerdo con ellos pero son fruto de una experiencia pastoral que creo que merece ser tenida en cuenta. Como mínimo, me obligarán a reflexionar sobre asuntos que debería considerar más a menudo. Le agradezco su iniciativa de “sobreexponerse virtualmente”.
04/04/08 11:18 AM
Don Fernando, gracias por su amabilidad y su tiempo, al que no le faltarán satisfacciones o sinsabores que sin duda le proporcionará este contacto con nosotros a través de su blog. Soy católico jubilado, abrazado siempre, desde el rincón de mi pequeñez, a la misericordia de Dios y al amor maternal de la Virgen María. Siempre he estado muy sensibilizado por el terrorismo, entre otras dolorosas razones: varios amigos fueron asesinados o cruelmente mutilados por ETA. No necesito argumentos para entender la crueldad de la banda asesina, ni para entender los bastardos intereses políticos de los que agitado el arbol recogen las nueces, porque tales nacionalismos son siempre perversos, pero lo más triste es que gran parte del clero vasco y aun navarro, con algunos obispos incluidos, puedan ser nacionalistas. Sus iglelsias y sacristías son lugares de "reunión-cita" y "adoctrinamiento político", incluso su "liturgia" responde a los "gustos sacros" y folcloricos del PNV. (Los entrecomillados responden a la verdad siempre que sepan leerse con reservas y caridad). Gracias por la confianza que me brinda para escribirle y perdone mi dura crítica a tal iglesia vasca, que a tantos nos ha hecho huir de ella. Que Dios le bendiga y le acompañe siempre.
04/04/08 11:42 AM
  
piolina
Desde aquellos años en los que andaba por la ciudad de Granada, he tenido la suerte de conocer a D. Fernando que así era como le llamábamos los jóvenes, que junto con el Padre Méndez, hicieron una diócesis joven y grande.

He tenido la suerte de compartir con él más de una vigilia y NUNCA le ví actuar como un obispo de catedrales y sacristías. Siempre fue uno más entre nosotros.

Bienvenido sea el blog y espero que por muchos años nos encontremos de nuevo.

Gracias por su sencillez en el hablar y en el actuar
04/04/08 11:50 AM
  
Madovi
Muy bien, Monseñor.Yo tengo mas edad que Vd.y soy un "forero" empedernido.Expreso libremente mi opinión y quien no quiera que no lea. No obligo.Procuro ilustrar.Le he oido en el Sermon de las Siete palabras en Valladolid y suscribo todo lo que dijo. Que Dios le bendiga.Saludos.
04/04/08 12:11 PM
  
terciario98
Muchas gracias Monseñor. Sólo una pregunta que dejo en el aire, ¿y sí LIBREMENTE --el concepto no es tan fácil, pero lo pongo en contexto-- los ciudadanos --tampoco es fácil, pero lo pongo en también en contexto-- deciden que ni Dios, ni el derecho natural existen y hay que expulsar a la Iglesia de la sociedad? ¿Qué fuerza moral tiene la Iglesia y sus Pastores si los ciudadanos LIBREMENTE deciden que no la tiene? Son malabarismos, Monseñor. Todo un lujo tenerle en estos espacios. Que Dios le guarde muchos años, le tengo en mis oraciones.
04/04/08 1:16 PM
  
Mons. Carmelo Martinez de Irujo
Anticipando comentarios negativos e insultantes, vaya un abrazo en Cristo y la enhorabuena por esta gran idea. Insta opportune et importune, argue, obsecra, in patientia et doctrina.
04/04/08 1:25 PM
  
NMP
Monseñor: me gustaría poder asistir de verdad a un diálogo con usted, sin censuras. Diálogo que estuviera iluminado sólo por la libertad de poner de relieve los problemas tal y como los sentimos quienes no estamos en la jerarquía. Sentir que efectivamente se baja usted del púlpito de las fórmulas académicas y responde a las cuestiones que se le plantean realmente.
04/04/08 1:38 PM
  
Cristina (Málaga)
Estimado Monseñor, estamos de enhorabuena con este nuevo blog y en nuestro caso por partida doble porque vivimos en Málaga y desde hace pocos domingos disfrutamos también de sus homilías que son un verdadero lujo.

Gracias por animarse a escribir aquí y dejarnos su sabiduría que nos servirá a nosotros para ser mejores cristianos. Saludos a todos los que compartimos este espacio.
04/04/08 1:47 PM
  
Nefer
Me gustaria, el primer lugar, darle las gracias por su tiempo y dedicación.

Me parecen bien todas las reflexiones hechas sobre la libertad religiosa, y la decisión libre de los ciudadanos. Pero siempre que se llega a este punto me viene a la cabeza la misma duda. ¿la democracia liberal permite elegir algo que este fuera de la democracia liberal y por tanto podríamos hablar de verdadera libertad de elección? ¿o la democracia liberal solo permite la libertad de elección dentro de sus propios limites y por lo tanto no existe verdadera libertad?.

Yendo a los de si la mayoría eran católicos en aquel tiempo... ¿se tuvo oportunidad de elegir en aquel momento si queríamos un estado confesional, aconfesional, laico ateo o islamico?

¿Se les dio a elegir entre una democracia liberal u otro sistema de gobierno?.

Es mas, ¿se les enseño a las personas lo que implica cada sistema de gobierno?¿Las ventajas y desventajas de cada uno?.

Pues si esto no se ha hecho, difícilmente podremos hablar de libertad. Aquí lo que se ha hecho es poner sobre la mesa una constitución hecha por 4 personas, a su medida, y sobre la cual la mayoría de la población no tenia ni la menor idea de las implicaciones que tenia. Y los mandaron a votar con el miedo en el cuerpo, y las amenazas veladas de que si no se aprobaba esa constitución se iría a otra guerra.
04/04/08 2:12 PM
  
Victor Rodriguez-Flores
¡Gracias, monseñor! ¡Qué grandeza en sus palabras! Tengo 34 años y soy catequista de confirmación en Sevilla. Tenemos 25 chicos y chicas que se preparan en nuestra Hermandad (porque en sus colegios religiosos y parroquias no hay esta catequesis, todo sea dicho), para recibir este Sacramento el año próximo. Rezaremos hoy por Usted y le seguiremos leyendo con entusiasmo.
Le pedimos su bendición.
Con afecto.
04/04/08 2:40 PM
Querido D. Fernando: Ya le conocí en Granada cuando el Sínodo Diocesano y le he seguido después en la web de iglesia navarra. Me alegra que siga presente en este medio para una nueva evangelización.
Un respetuoso saludo,
Francisco Rodríguez Barragán
04/04/08 2:44 PM
  
Nicolás
Me parece que si LIBREMENTE la inmensa mayoría de los ciudadanos decide acabar con los católicos ningún estado confesional o constitución puede impedirlo. Y ningún estado confesional o constitución pueden subsistir si los gobernados “libremente” no le reconocen legitimidad. Por eso creo que postular un estado confesional o una constitución explícitamente católica para facilitar el advenimiento del Reino de Cristo termina eludiendo la cuestión: somos las personas singulares, los cristianos en comunión con la Iglesia, quienes tenemos que llevar a Cristo a los que no lo conocen. Y sólo si nosotros y esas personas abrazamos la fe de Cristo y obramos de acuerdo con ella libremente, sin necesidad de que medie ninguna estructura política, nos dirigiremos al Reino de Cristo. Al estado le tenemos que exigir que sea justo y busque el bien común. Del apostolado, de las misiones y de las manifestaciones públicas y privadas de nuestra piedad nos tenemos que encargar los cristianos. Y si el estado fuera injusto y tiránico habría que ver. Como es sabido, los escolásticos ponían una condición al tiranicidio y a la guerra para que fueran moralmente aceptables: la probabilidad de su éxito y que no condujera a males mayores. Si no hay posibilidades de éxito, o no podemos garantizar que de la rebelión no se derivarán males mayores, no es moralmente aceptable tratar de derrocar a un poder constituido, por impío que sea.
Lo que quiero decir es que la libertad humana no garantiza que escojamos el bien, pero un estado confesional tampoco. Yo estoy de acuerdo con Mons. Sebastián: no se puede imponer la fe católica ni por la fuerza ni por imperativo legal.
04/04/08 3:06 PM
  
Francisco José Delgado
Que un estado sea confesional no quiere decir que todos sus ciudadanos deban pertenecer a una confesión religiosa, sino que esa confesión tiene una significación tan importante en la historia e idiosincrasia de dicho pueblo, que no reconocerla especialmente en su legislación sería negar un elemento importante de su patrimonio. Evidentemente esto lleva a que el estado beneficie especialmente esta confesión, no porque cometa una injusticia con las demás, sino porque debería ser la mayoritaria. La Iglesia siempre ha defendido la libertad del estamento eclesial frente al poder civil, pero esto no quiere decir que en un juicio particular, dadas unas condiciones, no se pida como más conveniente un reconocimiento explícito. De hecho este reconocimiento explícito está en la Constitución, pero el hecho de que España haya de ser aconfesional es, cuanto menos, opinable. Por supuesto que la Constitución hay que respetarla, pero nos referimos al momento de la Transición, en el que se tuvo que decidir entre pedir la confesionalidad o no.

En cuanto al comentario de Nicolás, lo de acabar con los católicos es posible que se diera, pero no dejaría de ser una violación del derecho fundamental de libertad religiosa, que lo católicos sí reconocemos, para nosotros y para todos.

Por último, es de señalar que existen en Europa bastantes estados confesionales, que lo son por causas justas y en los que hay un regimen aceptable de libertad religiosa.
04/04/08 3:43 PM
  
Marisé
Antes que nada darle las GRACIAS por este blog, donde sus escritos son reflexiones y lecciones que a los catolicos nos viene como el agua que la tierra seca necesita.
Dice que la religión no puede ser impuesta y asi lo creo, ahi es donde los padres tenemos que abrir ese camino de la fe en nuestro hijos, que sientan que con Dios su vida tendra sentido, que las palabras de Jesús más que nunca estan vigentes, que como decia el bueno de Juan Pablo II "no tengais miedo de dar vuestro tiempo a Cristo".
En fin Monseñor que a pesar de los tiempos dificiles que vivimos, estamos con el animo fuerte en la defensa de nuestra fe y en educar en valores a nuestros hijos.
04/04/08 5:42 PM
  
Luis Fernando
Nicolás:
Me parece que si LIBREMENTE la inmensa mayoría de los ciudadanos decide acabar con los católicos ningún estado confesional o constitución puede impedirlo.


Hombre..... si lo que dice es que la ley no siempre puede parar a los salvajes, puede ser cierto. Pero es mejor que haya ley a que no la haya.
04/04/08 6:07 PM
  
José Antonio Ruiz
CONTESTANDO A MONSEÑOR SOBRE LA IGLESIA Y EL PODER POLÍTICO.
En primer lugar quiero agradecerle a monseñor comentar mis palabras.
Lo primero que dice monseñor es que la conquista del poder político por parte de la iglesia, "no es la doctrina ni la práctica de la iglesia". Esta frase no es una razón a favor o en contra. Dicho de otra forma, hacer algo siempre igual no demuestra que estemos haciendo el bien o el mal. Dice después monseñor, que la misión de la iglesia consiste en "ayudar a las personas a creer en Jesucristo y en Dios". No es verdad, la misión de la iglesia católica, de cualquier iglesia cristiana es implantar el Reino de Dios en la tierra, y para eso hace falta el poder político. Dice después "que la fe no se puede imponer desde el poder". Cuando hablo de la necesidad de conseguir el poder político por parte del cristianismo es para legislar de acuerdo con el evangelio. No contra el evangelio que es lo que haría el cristianismo si violentara la libertad de conciencia religiosa. Por tanto esta razón tampoco es válida. Dice por último monseñor que "son los ciudadanos, por su propia cuenta, los que tienen que organizarse y actuar en política para que el mundo se vaya ajustando cada vez a los planes de Dios". ¿Y como quiere monseñor que hagan eso los ciudadanos católicos?. ¿Por su cuenta y riesgo o en estrecha comunión con sus sacerdotes, obispos y papa?. Sin duda dirá monseñor que en estrecha comunión. Pero es imposible esa estrecha comunión sin la voluntad expresa y deliberada de la jerarquía católica de construir un discurso político propio con el que alcanzar el poder. La iglesia católica (Y las otras iglesias cristianas que hacen lo mismo) hace muy mal con esa actitud, porque con ella permite que uno de los campos donde más y mejor se puede expresar el evangelio, quede desierto de la semilla viva de amor que es éste. (Hace otro tanto con el celibato, aunque sobre ésto me extenderé más otro día). Y el resultado de todo ello es que el evangelio no desarrolla toda su potencialidad de hacer el bien. Me alegro mucho que no se haya censurado el post que critica las connivencias de obispos y sacerdotes con el nacionalismo secesionista y anticristiano, pero no sé porque a mí se me censuró un comentario que decía exáctamente igual, sólo que con más contundencia y claridad. Haría bien monseñor en no censurar aquellas opiniones expresadas con respeto y verdad, porque la verdad es una manifestación de la realidad, porque es precisamente, la falta de contacto del catolicismo con la realidad cotidiana, es decir con la verdad, lo que hace que mucha gente se deje llevar por ideologías que siendo nefastas, si tienen, sin embargo, un contacto directo con los hechos reales de este mundo. La fuerza de Dios (Logos) es la fuerza del amor y ésta se manifiesta en la fuerza de la palabra. Por tanto no se debe censurar ningún comentario que sea respetuoso, sino convencer con la fuerza de la palabra. Diría más, creo que ni siquiera es inteligente censurar los comentarios poco respetuosos porque estos se descalifican por si solos.
04/04/08 9:03 PM
  
VK
“Pero es imposible esa estrecha comunión sin la voluntad expresa y deliberada de la jerarquía católica de construir un discurso político propio con el que alcanzar el poder”

Es un poco extraña esta frase, Sr. Ruiz. ¿Los católicos no pueden actuar en la sociedad sin que la jerarquía articule un discurso político para alcanzar el poder? ¿Es imposible que haya una estrecha comunión en la Iglesia sin ese discurso político? ¿Y los apóstoles y sus sucesores? ¿No estuvieron en comunión? Sr. Ruiz, para aclararnos un poco, ¿usted entiende la política como una conquista y gestión del poder, o como una propuesta de vida común hecha por ciudadanos libres?
04/04/08 10:06 PM
  
Luis Fernando
A ver, yo sé que estos temas son muy interesantes y que la cosa da para mucho, pero os rogaría que vuestros comentarios fueran más breves.

Si se hace costumbre responder los artículos de un blog con un comentario que ocupa casi lo mismo que un artículo, tendremos que limitar el número de caracteres por respuesta.
04/04/08 10:18 PM
  
Maria
"La doctrina de la Iglesia pide un orden político que respete la libertad religiosa de todos los ciudadanos como un bien positivo y que se respete la ley natural, asequible a la razón, en el ejercicio de la autoridad. Eso es posible con nuestra Constitución. Otra cosa es si quienes ganan las elecciones lo cumplen o no, pero eso depende de los votantes, no de lo que diga la Iglesia".

"La fe no se puede imponer desde el poder. Son los ciudadanos, convertidos a Dios, por su propia cuenta, los que tienen que organizarse y actuar en política para que el mundo se vaya ajustando cada vez más a los planes de Dios. En paz y libertad".

¿Y como pueden hacer esto los católicos si los propios obispos los echan a los pies de los caballos a la primera de cambios?. No por decir o hacer cosas contrarias a la doctrina, sino porque en un determinado momento a un obispo le parece mas adecuado no hablar claro o divagar dando lugar a equívocos.

(Nota moderador: cita María a otro obispo español)

Como usted mismo ha dicho la Iglesia lo que quiere es un sistema de gobierno donde se respete la libertad religiosa y el derecho natural. Ni mas, ni menos. Independientemente de que el estado sea confesional, aconfesional, democrático o no democrático (recordemos que si bien los últimos papas han sido favorables a la democracia, han considerado condición indispensable para su legitimidad la vigencia del Estado de derecho y una correcta concepción de la persona humana) y lo siento mucho pero esta democracia basada en la constitución del 78 o no tiene una concepción correcta de la persona humana o no esta vigente el estado de derecho, puesto que no respeta el derecho a la vida, ni castiga a los que no lo respetan (y para rematar nos hace a todos cómplices de sus crímenes desde el momento en que, con los impuestos que pagamos todos, se financiar abortos. Cosa que a mí, en conciencia, me resulta tremendamente doloroso). Y por lo tanto no existe obligación moral de defenderla, ni mucho se esta fuera de la recta doctrina por estar en su contra.

Estoy de acuerdo con usted en que somos los ciudadanos católicos los que debemos actuar en este ámbito, pero esto no se puede hacer sin la recta orientación de los obispos (y digo orientación, no participación activa), y mucho menos si cuando ustedes hablan en publico se dedican a hacer malabarismos dialécticos o a omitir las partes de la doctrina que les incomodan (presupongo que no de un modo consciente)

Espero que mis palabras no le incomoden, le pido perdón si así sucediera. En cualquier caso estoy dispuesta a aceptar la corrección o reprimenda que usted considere oportuna si he errado en algo de los dicho.

PD: Luis Fernando, lo siento, no lo he podido evitar.
05/04/08 2:59 AM
  
José Antonio Ruiz
CONTESTANDO A VK

Por supuesto que los católicos pueden y deben actuar, y de hecho actuán en la vida pública sin que la jerarquía articule un discurso político para acceder al poder. Pero al actuar sin ese discurso orientador y clarificador cometen errores tan burdos como los que se desprenden de la teología de la liberación. Eso por el lado de la izquierda. Y por el lado de la derecha encontramos multitud de creyentes que defienden al mismo tiempo el liberalismo económico más extremo que es la expresión política más refinada del egoismo humano. Y todo ello es extraordinariamente desorientador para los fieles católicos más humildes, y a veces hasta para los mismos sacerdotes y obispos (Como los que asumen la herejía napacionalista). Y hasta para algunos papas. No olvidemos que Juán Pablo II condenó la teología de la liberación después de que Juán XXIII y Pablo VI la consintieran. El evangelio de Cristo orientado por la jerarquía católica debería fructificar no solo en la política sino en todas las manifestaciones de la vida. Esto es en los negocios, en el arte, en la cultura, en la ciencia, etc, etc. El día que ocurra esto el Reino de los Cielos en la tierra estará muy cerca. Yo no he dicho nada en contra ni a favor de los apóstoles y sus sucesores de manera que no sé a que se refiere con lo que usted dice sobre ellos. La política es una conquista y gestión del poder y es también una propuesta de vida en común hecha por ciudadanos libres, pero sobre todo es la mayor herramienta que tenemos los humanos para hacer el bien o para hacer el mal. Por lo demás creo que haría mal el blog si restringe la cantidad de caracteres que podemos escribir. Cuando eso ocurre los que escribimos en los blog remitimos tantos post como necesitamos para expresar nuestros mensajes con lo que estamos en las mismas.
05/04/08 8:55 AM
  
Mons. Sebastián
Hola amigos. He estado unos dias fuera, pero ya estoy de vuelta. Realmente el tema da para mucho. Yo os recomiendo no mezclar la doctrina con los hechos. Los hechos son muy variados pues dependen de nosotros. Y con eso no se puede argumentar. Creo que lo útil y positivo es hacernos con la doctrina de la Iglesia, tratar de ajustar nuestro pensamiento y nuestra conducta a ella, y comprender o tolerar o sufrir que haya gente, personas que fallen, que fallemos, por error, por debilidad, por lo que sea. Y claro en estas cosas hay momentos y grupos que se dejan llevar de sentimientos o de reacciones, y siempre conviene volver a la doctrina clara y segura de la Iglesia, que es sabia, experiemntada, y asistida por el Espíritu Santo.
- Cierto que la Dignitatis humanae no dice que la libertad religiosa sea incompatible con la confesionalidad de un Estado, pero dice otras cosas casi equivalentes, por ejemplo que el Estado no tiene competencia en materias religiosas, que el Estado no puede inmiscuirse en la conciencia religiosa y moral de las personas, que debe respetar la conciencia y la fe religiosa de todos los ciudadanos. Claro, tambien dice que todos los hombres tenemos obligación de buscar honestamente la verdad y formar bien nuestra conciencia.
- Para saber lo que pasó no vale del todo leer la prensa de aquellos momentos. La prensa era muy apasionada y a veces bastante parcial. Hay que leer también textos, documentos, etc. No sé a qué te refieres con eso de ocultar cosas. No lo creo. Hubiera sido imposible. Hoy lo que padecemos es la ofensiva del laicismo que no aceptan los acuerdos explícitos o implícitos que se vivieron entonces y quieren un régimen laicista y por eso mismo poco democrático.
- Lo de las catequesis, no vea la catequesis de su hijo como una carga, es un bien para ellos. La clase de religión no es igual ni suple la catequesis, aun siendo muy importante y muy buena. Por eso tiene tantos enemigos. En la Iglesia tiene que haber, como en todo, unas normas comunes. Si cada familia quiere que tengamos en cuenta las condiciones especiales de su hijo, no podríamos organizar nada.
- Insisto, la Iglesia, como Jesús, como el mismo Dios, no tiene otra autoridad que la Verdad y el Bien, aceptado libremente. Si alguien, muchos o pocos, no lo quieren aceptar no queda más que sufrir con paciencia, hablar, dar testimonio, hasta morir. Así venció Jesús de una vez para siempre todas las fuerzas del Mal. Dios lo resucitó y lo hizo Señor del mundo. Y a nosotros con El. Esa es la fuerza de los mártires y de los santos. Ya ha dicho alguien que en asuntos políticos no se puede pedir la "estrecha comunión", en impuestos? en trasvases? en precios o cultivos? Si se puede pedir y tendríamos que tenerla en los principios y criterios morales que están afectados y presentes en todos esos asuntos. Pero aun así, las soluciones prácticas dependen de muchas cosas y pueden legítimamente ser diferentes. Eso es lo que dice claramente el Concilio. No quiero insistir más en este punto.
- Bueno, yo intentaré responder honestamente a las preguntas que me propongais. En la medida en que pueda. Pero si tu quieres mayor confidencialidad, escríbeme al Obispado de Málaga. La carta me llega a mi personalmente.
Si os parece una opinión. No vamos a sacar mucho más de revolver las cosas del pasado. ¿Por qué no pensamos más en el futuro? en lo que tenemos que hacer nosotros en vez de darle vueltas a si otros lo hicieron bien o menos bien? Saludos y mil gracias para todos.
06/04/08 1:01 AM
  
MASSA Y MERIBA
¡QUE HERMOSOS SON SOBRE LOS MONTES, LOS PIES DEL MENSAJERO QUE ANUNCIA LA PAZ!

He encontrado esta "perlita" en internet y bendigo a Dios y a D. Fernando por su continuada entrega al Evangelio. ¡Dios le bendiga y le guarde, padre, por esta misión que el Señor le ha inspirado!
Respecto al quien le invita a jubilarse, hay que decirle dos cosas:
1.- Que la edad no se tiene; ¡¡SE EJERCE!! Y nadie hay más joven que el que cada día "nace de nuevo", como instaba Jesús a Nicodemo, que también debía ser un "jubilado", si juzgamos sólo su edad.
2.- Que un cristiano NUNCA se jubila, pues "toda nuestra vida será alegría y júbilo", como dice el salmo y,porque "Tú renuevas mi juventud como la del águila"
y porque "en la vejez seguirá dando fruto y estará lozano y frondoso..."

¿Poder político para la Iglesia? Entonces, ¿qué sentido tienen las palabras de Jesús ante Pilato. "MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO"?
¿Pretendemos, los cristianos, poder en este mundo, en esta sociedad? Presentemos ante todos a Cristo crucificado, humillado, sufriente, que carga con el pecado de losotros, pero en nuestro cuerpo. ¡Ese es nuestro PODER. !Si todos los que nos decimos "cristianos" (yo el primero), destiláramos la santidad de Dios y de la Iglesia, España, la sociedad, los cercanos, los lejanos, el mismo poder político no sería el que hoy conocemos.
La santa humildad de Cristo, de los apóstoles acabaron derribando Roma -la Gran Babilonia-.
Nuestra Fe llamaría a otros a la Fe y pasaríamos de la re-li-gio-si-dad (burguesía de culto) a la Fe y los paganos y descreídos mirarían AL QUE TRASPASARON porque nos jugaríamos la vida, los hijos, el trabajo, las relaciones, que tantas veces Están tamizadas por el culto al dinero y el miedo al sufrimiento, a la Cruz. " CON ESTE SIGNO VENCERAS!.
Esta es para mí, padre, la verdadera y única Nueva Evangelización. Testigos, Profetas y menos teorías y planes pastorales que, muchos de ellos no son más que "proyectos personales"y no hacen más que "engordar el Ego" de tantos párrocos y quienes buscan el SER alrededor de la religión católica. ¿Quién y cómo se llama a los alejados, a los divorciados, a los jóvenes del botellón, a los -cada vez más- viejos/as lascivos/as, a los yonquis...
Acaboy pido perdón por si me "he pasao". ¡Enhorabuena y "coraggio", D. Sebastián. Hallada la dracma, lo gritaré a los vecinos.
06/04/08 1:39 AM
  
Ana
en el último congreso sobre la Divina Misericordia,fiesta tan querida porJuan Pablo II,se ha dicho que la nueva evangelización tendrá que estar basada en la misericordia si fueramos de verdad capaces de hacerlo, el Reino estaria ya ahora ,en este lugar,en medio de nosotros
11/04/08 5:05 PM
  
maría
Fuí bautizada en el año 45 mediante coacciones y amenazas a mis padres que no sentían la religión. Como yo no siento ninguna simpatía por cristiano-católico S.A. estoy intentado apostatar desde hace muchos años y no hay forma de conseguirlo.
Conlo fácil que es entrar y lo que cuesta salir. Espero que, como últimamente , son untedes muy democráticos, ppubliquen esto.
11/04/08 7:56 PM
  
Mons. Sebastián
Contesto en directo a María. Primero te digo que me da mucha pena que te decidas a apostatar. Claro, te bautizaron siendo niña y tú no pudiste decidir. De acuerdo. Pero esto nos ocurre en muchas cosas. En primer lugar, nacemos sin decidirlo nosotros, y nacemos en un lugar, en una familia, en una cultura, etc.etc. Vivimos en un mundo que no hemos hecho nosotros y tenemos en la vida muchos encuentros que nosotros no hemos programado. Y es que vivir no es crear nosotros nuestro mundo, que no podríamos hacerlo, sino incorporarnos a todo lo bueno que encontramos en el mundo que nos rodea. Y en este mundo que nos rodea está Jesús. Un ser histórico, verdadero, que inauguró una manera nueva y hermosa de entender y vivir la vida, como hijos de Dios, ciudadanos del mundo y de la vida eterna, hermano y amigo de todos los hombres.
No quiero presionarte. Sólo te digo que te lo pienses. La Iglesia no es un atajo de tontos ni de granujas. La Iglesia es ante todo Jesús, la Virgen María, los mártires, los santos, y los demás en la medida en que podemos....
De todos modos, si persistes en tu decisión de apostatar, ve a tu parroquia, si puedes lo mejor es que vayas a la parroquia en que te bautizaron o a la parroquia más cercana y allí te dirán cómo se hace. No es verdad que pongamos muchas dificultades. Simplemente se pide una petición formal por escrito, firmada, entregada personalmente o compulsada por notario, una pequeña entrevista y nada más. El párroco de la parroquia donde te bautizaron pondrá una nota haciendo constar tu apostasía. Aun así Dios te seguirá queriendo y esperando.
11/04/08 11:12 PM
  
MASSA Y MERIBA
MASSA Y MERIBA
PARA LA "ANTIPATIA" DE MARIA
No sé si eres la misma "televisiva apóstata" que presentaron en un canal TV, en el Aytmto de Rivas -Vaciamadrid.
Disculpa mi intromisión, pero faltas a la verdad cuando dices:"y lo que cuesta salir". ¿Salir?¡ ¡Si ya estás fuera!!. ¿Quién te lo ha impedido, Mons. Sebastián, la Iglesia, ¡Rouco!?
No te confundas,María, ni confundas a nadie. Verás: tú - y otros como tú- le pedís a la Iglesia que niegue una realidad.
Me explico. Es como si tú, fueras al Registro Civil (huelga de funcionarios incluída) y pidieras que rompieran tu Partida de Nacimiento, que negaran el hecho REAL de que has nacido. No podrían: tú has nacido.
Después, si tú "libremente" decides suicidarte, nadie -el Funcionario tampoco-te lo impide.¡¡Hazlo!!. ¿Lo has hecho?. Ya está.
Pero, ¿tu suicidio obligaría al Funcionario a tener que contradecir y demostrar que tú no has nacido?. Sería irracional.Un hecho no ppuede negar otra realidad, una situación a la otra.Estás muerta, te has suicidado, ¡pero has nacido,¿no?!.Vale.
Créeme, lo que te digo: con la actitud de tu corazón, ya has apostatado. No digas que lo estás intentando. Ya lo has conseguido. ¡Ya está, chica, descansa!
O...¿no será que quieres "demostrar otra cosa", que buscas..."otra victoria"?
Final: Tú no sientes simpatía por lo cristiano, pero, un "medio-cristiano", siente dolor y con-pasión por tí.
El Jesucristo que "a la fuerza" -dices- recibiste, te quiere con locura y se enternece por tí. Cuanto más le "escupes" él más te quiere COMO ERES, COMO TE SIENTES, incluso cuanto más le desprecias y le asesinas en tu alma. El es Dios. Tú y yo, pura limitación humana.
Sólo una súplica: No renuncies a la herencia super de tu Bautismo que Jesucristo te ha regalado. ¡¡No te hagas pobre, María!!. El ya se hizo pobre por tí para darte/darnos de su riqueza. No "suicides" tu alma, por favor.
12/04/08 12:04 AM
  
johanna
hola mira te quiero contar tengo un proble en el cole pues no megusta la profe de sociales pero amis amigos si viendo que ella no enseña si no que solo nos pone talleres re largos para nunca calificarnos y hacer lo que uno quiera en su clase y por esta razon a mis amigos les encanta esta profesora pero a mi no pues yo boy a el cole a aprender y a no sacar la informacion que ella nos deveria estar enseñando de internet y por eso no me gusta pues esa profesora piensa que es la unica profe que existe en el cole y nos deja tareas super recontra largas y como yo tengo entrenamientos alguna tardes y abeses me toca ir por mi hemana no alcanso ha acerlas y me regañan si yego a perder esta materia

y el problema es que no se si decirle a la rectora o pues por un lado a mi no me gusta pero a mis amigos por no hacer nada en sociales les encanta

asi que nesecito tu consejo si hablo con la rectora de este problema o no hablo con ella
16/08/09 1:42 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.