Una visita virtual a Tierra Santa: Nazaret ayer y hoy (Lc 1, 26)

Para aprender del Señor “hay que tratar de conocer su vida: leer el Santo Evangelio, meditar aquellas escenas que el Nuevo Testamento nos relata, con el fin de penetrar en el sentido divino del andar terreno de Jesús.” (S. Josemaría Escrivá, Es Cristo que pasa, 14). En el Evangelio del 4o. domingo de Adviento oímos cómo: “el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret.” (Lc 1, 26) ¿Cómo era Nazaret, “la flor de la Galilea” como la llamaba S. Jerónimo? Algo deberíamos de saber de este lugar que dió nombre a los primeros cristianos, que se llamaban “nazarenos” hasta que se cambió la palabra en Antioquía.

Nazaret es hoy en día la ciudad árabe más grande de Israel con un barrio alto judío (Nazaret Illit). Los franciscanos están allí, cuidando de la basílica cristiana más grande en Israel (la Anunciación) desde 1620, aunque la Tierra Santa fue oficialmente puesta por el Papa Clemente VI bajo su custodia en 1342. Nazaret está situada en una región montañosa, sobre una colina rodeada de cimas más altas. Cerca de allí, al noreste, está el monte Tabor de la Transfiguración de Cristo, y detrás el lago de Tiberíades. En los tiempos de Cristo era Nazaret de tan poca importancia que el Antiguo Testamento no la menciona y no se sabía de su existencia fuera de Galilea. Por eso Natanael de Caná (no muy lejos de Nazaret) se extrañó de que el Mesías fuera de Nazaret. (Jn 1, 46) Hasta hay los que piensan que se puso “de Nazaret” en la inscripción de la Cruz de Jesús para humillar aún más a este “Rey” que vino de un lugar más insignificante que Belén (donde nació el rey David y está la tumba de Raquel).


En este lugar agrícola y remoto saluda el Arcángel a la Virgen María, que gana a su pequeño pueblo en humildad.
No sólo vive en pobreza, sino que comenta S. Ambrosio: “Conoce aquí a la Virgen por sus costumbres. Sola en sus habitaciones, a quien ningún hombre veía, sólo un ángel podía encontrarla.” Se cree que la casa de María (en la que vivieron después Jesús y S. José también) fue trasladada milagrosamente primero a Yugoslavia y luego a Loreto, Italia, donde se conserva dentro de una basílica. Por eso sólo quedan las fundaciones de la casa de María en Nazaret, como se puede ver en este vídeo sobre los lugares cristianos de Nazaret, incluyendo el tradicional taller de S. José [La canción del fondo es “We shall overcome (someday)”, “Venceremos (algún día)”, famosa en los EE.UU. en protestas civiles desde los años 60]:

En Buenos Aires, Argentina, comercializaron el gran deseo de acercarse a la Tierra Santa, creando un parque temático: Tierra Santa. ¡Cómo se estará riendo S. Juan Vianney, el Santo Cura de Ars! Él dijo:

“‘¡Oh, felices lugares!’ exclamaban, ‘!donde tantos prodigios se realizaron por nuestra salvación!’ Pero, sin ir tan lejos, sin tenernos que molestar en atravesar los mares y exponernos a tantos peligros, ¿no tenemos aquí, en medio de nosotros, a Jesucristo, no solamente como Dios, sino en cuerpo y alma? ¿No son tan dignas de respeto nuestras iglesias como los lugares santos que visitaban aquellos peregrinos? ¡Nuestra dicha es demásiado grande!, jamás comprenderemos su alcance.”

Si Nazaret significa “santo” (según S. Jerónimo) y “Belén” es en hebreo “Bet Lehem” (“Casa de Pan”), nuestras iglesias son también Nazaret y Belén, casas del Santísimo Pan Vivo celestial. “Humildad de Jesús: en Belén, en Nazaret, en el Calvario… —Pero más humillación y más anonadamiento en la Hostia Santísima : más que en el establo, y que en Nazaret y que en la Cruz. Por eso, ¡qué obligado estoy a amar la Misa! ("Nuestra” Misa, Jesús…)” (S. Josemaría Escrivá, Camino, 533)

Hoy, a unos pocos días de la Navidad, la Sagrada Familia ya estaría de camino a Belén porque el camino desértico de Nazaret a Belén (150 km) se tarda tres o cuatro días en recorrer a pie. Acompañemos a Nuestra Señora en los pocos días que quedan: “¡Oh Santísima Virgen María! sea una y mil veces bendito vuestro purísimo seno, en que por nueve meses hizo su morada el Hijo de Dios, hecho hombre por dar salud a mi alma. Avemaría.” (http://www.devocionario.com)

Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]: ¿Qué lugares en los que estuvo Jesús durante su vida terrena le gustaría visitar y por qué?

Mañana: Profecías sobre el Mesías, “el Señor Dios le dará el trono de David, su padre” (Lc 1, 32)

7 comentarios

  
miscato
Acabo de descubrir este blogg y lo considero una verdadera felicitación que me ha llegado.Riquísima emocionalmente,bella expresión,sólida argumentación.Su lectura despierta lo bueno que hay dentro de nosotros
22/12/08 11:05 AM
  
María Lourdes
Miscato, bienvenido al blog y gracias por sus amables palabras. Tengo esto en cuanta al escribir: "Los errores son nuestros, los frutos, del Señor" (S. Josemaría Escrivá de Balaguer, Amigos de Dios, 267) para animarme a intentar mantener a un mínimo mis errores, y me alegro de ver por su comentario que a pesar de ellos (soy una novata en el mundo de los blogs) el Señor saca fruto. Un saludo desde los EE.UU.
22/12/08 11:35 AM
  
Bruno
Me maravilla lo frecuentemente que escribes. Yo no consigo tiempo para escribir tanto.

Cuando visité la basílica de la Anunciación en Nazaret, me llamó mucho la atención una inscripción con la frase del ángelus: "Y el Verbo se hizo carne", pero ligéramente cambiada, para decir "Y aquí el Verbo se hizo carne".

Es maravilloso comprobar que nuestra fe no es una teoría, sino algo histórico. Los grandes acontecimientos de nuestra salvación se produjeron en una fecha determinada, en lugares determinados y esos lugares se pueden visitar hoy.

Todo el mundo debería visitar Tierra Santa al menos una vez en la vida.
22/12/08 7:35 PM
  
María Lourdes
Bruno, más impresionantes son los que dedican más tiempo a la oración.

¡Qué maravilloso habrá sido estar en Tierra Santa, viendo con los propios ojos lo que el Señor vió en su vida terrena (a pesar de los cambios que han habido)! Espero poder llevar a mis hijos allí algún día.

Hablando de inscripciones... he oído que la Iglesia de la Visitación cerca de Jerusalén tiene en un mismo lugar placas de cerámica con el "Magnificat" de María traducido en más de 40 idiomas.

Alguien hizo una presentación en mi parroquia hace poco en la que comentaba que es una lástima que pocos católicos se den cuenta del gran acontecimiento histórico que supone para nosotros la venida de Cristo al mundo porque al ser preguntados cuál es el acontecimiento histórico más importante de todos los siglos, muchos estadounidenses contestan con alguna fecha de la historia de los EE.UU. (y esta nación en sí es muy jóven comparada a los países europeos, por ejemplo). ¿Y el nacimiento de Cristo? ¿Es que de verdad nos creemos que se hizo hombre Dios? ¿Puede haber algo más importante y que objetivamente hablando ha impactado más al mundo? Me pareció muy interesante eso que oí.
22/12/08 9:23 PM
  
Carlos Aros
Muchas gracias por permitirme acceder a esta maravillosa página.
gracias por el esfuerzo y gracias por ayudarnos a acercarnos a Dios.
un abrazo fraterno.

Carlos Aros, Antofagasta-Chile

-----------------------------

Carlos Aros, le agradezco que haya dejado su comentario y también su apoyo del blog. Que todo sea para mayor gloria de Dios, que tanto nos ama. Un saludo desde los EE.UU.
04/11/11 9:05 PM
  
Gricel
Creo que debieramos prestar más atención a las tantas "Marias" que andan por el mundo, perseguidas, hambrientas y rogarle a la Virgen santísima que vuelva su mirada misericordiosa hacia ellas. En cuanto al lugar, mi sueño desde pequeña fue conocer Nazareth y Belén, no sé, quizás si trabajo y me esfuerzo pueda hacerlo.

----------------------------

Gricel, uno mi oración a la suya. También me gustaría poder ir a la Tierra Santa algún día con mi familia, y su comentario me recuerda que tengo que poner de mi parte para hacer ese sueño una realidad. Muchas gracias por haber dejado su comentario.
25/11/11 10:24 PM
  
silvia
ya en ningún lugar se que jesus esta en todas partes y lo siento en mi corazón en la iglesia en mi ser no tengo que ir donde estuvo el pues el es el en todo el mundo solo tienes que dejarlo entrar en tu corazón y no dejarlo salir y solo amando a mi prójimo como a mi mismo se que el esta ahí,
28/11/15 6:28 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.