Una palabra que vale más que mil imágenes (Lc. 2, 30)

Los nombres que usamos no sólo nos identifican, sino que pueden expresan algo sobre los que nos dieron nuestros nombres, como por ejemplo su cultura, su formación, sus deseos de uno por la persona nombrada, etc. Aunque el nombre “Jesús” ya existía entre los judíos, Dios Padre deja claro el origen divino del nombre propio de su hijo al mandar al Arcángel Gabriel a anunciarlo a la Virgen María, y confirmando públicamente por medio sobrenatural que en el hijo de María se van a cumplir la larga espera de los hombres por la salvación de los pecados. Así, pues, Simeón confirmó en el Evangelio de la Fiesta de la Sagrada Familia exclama con alegría: “mis ojos han visto a tu Salvador” (Lc 2, 30), siendo esta última palabra el significado del Santo Nombre de Jesús, cuya fiesta se celebra hoy.


¿Por qué es tan precioso el Dulce Nombre de Jesús?


S. Pedro: “Porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos.” (Hechos 4, 12)
S. Pablo: “Al nombre de Jesús, toda rodilla se doble —en el cielo, en la tierra, en al abismo— y toda boca proclame que Jesucristo es Señor.” (Fil. 2, 9-11)
S. Bernardino de Siena: “El nombre de Jesús es la luz de los predicadores.” (Sermón 49)
Fray Luis de León: “ ‘Jesús’, pues, significa ‘salvación’ o ‘salud’ […] es el todo, según que todo lo que significan los otros nombres [de Cristo], o es parte de esta salud que es Cristo, y que Cristo hace en nosotros, o se ordena a ella, o se sigue de ella por razón necesaria.” (De los nombres de Cristo, Libro III)

“IHS"[las primeras 3 letras del Nombre Santo de Jesús en griego (ΙΗΣΟΥΣ)]
S. Bernardino de Siena propagó el monograma en el s. XV
y S. Ignacio de Loyola lo incorporó en el sello jesuita en el s. XVI
.


Saber el Nombre de Jesús y poder llamarle al Señor por ese nombre nos acerca a Dios de una manera especial y deja claro la confianza con la que quiere que sus hijos nos acerquemos a Él, aunque quede claro también la dignidad de Nuestro Salvador.
En la Última Cena, Nuestro Señor Jesucristo, sabiendo que se acercaba su partida de sus apóstoles les habló con especial ternura. Y por ellos nos dice también a nosotros: “"Ese día no preguntaréis nada. En verdad, en verdad os digo: si le pedís algo al Padre en mi nombre, os lo concederá. Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre; pedid y recibiréis, para que vuestra alegría sea completa.” (Juan 16, 23-24).

¿Apreciamos bastante tener semejante relación con Nuestro Creador y Salvador? ¿Cómo pronunciamos el Santo Nombre de Jesús al rezar el Ave María, por ejemplo? ¿Nos damos cuenta de que es una fuente de gracia cuando lo pronunciamos con amor?

Bendito sea Dios.
Bendito sea su Santo Nombre.

Bendito sea Jesucristo verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendito sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar…”


Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]:
¿Cómo usaban los santos el Nombre de Jesús u otros nombres con la que se referían al Señor?

Mañana: La vida escondida y la Epifanía – “hemos visto salir su estrella” (Mt. 2, 2)

6 comentarios

  
anarico
Nuestro Fray Luis de León, hace una introducción a su " De los Nombres de Cristo" hablando de los nombres en general, que es impagable.

Yo quiero señalar de forma muy sencilla, como no puede ser de otra manera, que, los nombres SON SÍMBOLOS que representan lo que representan. Depende mucho de cada persona. Para unos no reprensentan nada, para la gran mayoría casi nada; pero para digamos, los que se han "salvado" representaban mucho.
Para que un nombre o un símbolo cualquiera represente algo, hay que a ver tenido la experiencia espiritual adecuada asociada al símbolo. Esta experiencia se consigue por medio de la oración contemplativa. Por eso podemos decir sin ningún temor ni duda que sin contemplacióm no hay religión que valga: todo es "ruido de latas" que decía Nuestra Santa. La oración contemplativa es el ejercicio ejercitado de Amor a Dios. Y en principio, se hace con los OJOS de la cara. Y no se "suba nadie a la parra" tan pronto que se puede caer.

Los españoles de otro tiempo, sin duda de mayor gloria, tuvieron la fortuna inmensa, de tener muy buenos maestros de oración. Y nosotros, los españoles de ahora, los tenemos esperando, olvidados y, al alcance de la mano en los libros que con tanta generosidad, amor y sacrificio nos dejaron. Es una pena muy grande ver que se les ha olvidado, y que se les hace esperar tanto; y por esta camino que vamos llegaremos, pronto y que seguro, a la miseria total.
Saludos a todos. María.
03/01/09 10:45 PM
  
ignacio
Cara Maria Lourdes: El nombre de Jesús en griego es ‘Iêsous en los cuatro evangelios;.y en hebreo ישוע [Yeshua] o [Yehoshua] Las letras IHS son un anagrama que significa I[esus] H[ominum] S[alvator] usado por la primera vez como bandera por S. Bernardino. Y tomado como emblema por S. Ignacio. Pero IHS no son las primeras letras del nombre de Jesús, que serían en hebreo Y U SH y en griego ‘IÊS. Por otra parte, cuando los nombres se toman en resumen, se usan la primera letra y la última, o la segunda, con el yugo enlazándolas I^S, como en la palabra Xrestos {Cristo } X~P del Crismón. No puedo reproducir por completo las letras, ya que no lo permite el ordenador. Vale en Xto.
04/01/09 9:25 AM
  
María Lourdes
Ignacio, gracias por lo que explica (especialmente por las dificultades técnicas que también tengo yo en reproducir bien esas letras) y por ayudarnos a buscar la verdad.

No leo griego ni hebreo, pero según lo que he leído en fuentes como la Enciclopedia Católica: "IHS se ha tomado algunas veces de forma errónea como 'Jesus Hominum (o Hierosolymae) Salvator,' es decir, Jesús, el Salvador de los hombres (o de Jerusalén = Hierosolyma)."

Según "Emblema y vocabulario jesuítico":

"IHS" ORIGEN: Este monograma se encuentra ya en los primeros siglos cristianos, y tiene su origen en la abreviatura griega del nombre de IHSOYS o IHCOYC, que, con la tilde de la abreviatura, era IHC. La abreviatura griega de Jesús (como la de Cristo, XPS) pasó a los manuscritos latinos, pero la sigma fue sustituida por la S, aunque se dejó la eta griega, por ser en mayúscula igual a la H latina. De donde resultó un IHS con tilde, abreviatura que provocó desde el siglo VI la errónea grafía de Ihesus. El olvido de todo este proceso ha dado origen en el pasado a diversas interpretaciones populares de su significado. La más conocida es la de “Iesus Hominum Salvator”, y también la de “In Hoc Signo”, prescindiendo de otras interpretaciones piadosas menos difundidas.


Veo esa misma información en Wikipedia (aunque comprendo que esto es tan preciso como las personas que pasan por las páginas y lo editan): http://es.wikipedia.org/wiki/IHS


"IHS" fue muy popular por muchos siglos, pero S. Bernardo, en el s. XII recomendó usar el Santo Nombre de Jesús.

También ha surgido la interpretación de que significa "In Hoc Signo vinces" (con este signo vencerás), que supuestamente vió Constantino el Grande en una visión con una cruz antes de una batalla, quizás en sueños, lo cual se dice que resultó en su conversión.
04/01/09 12:16 PM
  
María Lourdes
Ignacio, no sé si vió esto que le respondí a su anterior comentario, o sea que lo copio aquí: "Intenté mandarle un mensaje a la dirección que dejó, pero el servidor me lo devuelve sin mandar. Mándeme un mensaje a la dirección que dejo a continuado, a ver si respondiendo a su mensaje logro ponerme en contacto con usted."


Aquí tienen todos una dirección de correo electrónico por si desean ponerse en contacto conmigo directamente:

[email protected]
04/01/09 12:22 PM
  
María Lourdes
Anarico, me acuerdo de cómo de pequeña oí al sacerdote que daba catequesis en mi colegio hablar sobre "De los nombres de Cristo" por Fray Luis de León. Por eso intenté leérmelo de pequeña. Empezaba a leerlo y no llegaba muy lejos. Pero volvía a ese libro de vez en cuando porque tantas personas lo recomendaban, sacando algo de provecho, pero no tanto como ahora de mayor.

Por eso comprendo muy bien que se requiere cierta madurez para leer ciertas obras y también que lo que sirve para uno no siempre sirve de la misma forma a todos. Lo bueno es que Dios no ha conducido nunca al Cielo a dos personas por un camino idéntico en sus vidas. Es una variedad admirable que figura muy bien en los escritos de Santa Teresita de Lisieux, por ejemplo y en la imagen del jardín con gran variedad de flores que describe.

La oración contemplativa tiene muchos grados (como indican Sta. Teresa de Jesús y S. Juan de la Cruz), por lo que todos podemos experimentar algún tipo de oración contemplativa en nuestras vidas (especialmente cuando adoramos al Santísimo). Pero, la experiencia de cada uno será diferente en ese campo.

Eso del ruido de latas me recuerda a lo que dice S. Josemaría Escrivá: «Despacio. -Mira qué dices, quién lo dice y a quién. -Porque ese hablar de prisa, sin lugar para la consideración, es ruido, golpeteo de latas. Y te diré con Santa Teresa, que no lo llamo oración, aunque mucho menees los labios». (Camino, 85)

04/01/09 1:01 PM
  
juan
es muy importante seber la palabra de Dios, megusto muchon siguien adelante, q Dios les bendiga.

-------------------------

Juan, le agradezco mucho su apoyo del blog. Un saludo, y siento mucho haber tardado tanto en publicar su comentario. Le deseo todo lo mejor para esta temporada de Pascua.
19/03/11 7:31 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.