Santos españoles entre los mártires de Japón (Mc. 1, 28)

En 1549 muchos japoneses se convirtieron a la fe católica cuando el jesuita S. Francisco Javier llegó a Japón, pero tuvieron que esconderse o dejar la isla unas décadas después cuando comenzó una persecución. El 5 de febrero de 1597 ejecutaron a 26 mártires en Japón traspasándoles con lanzas mientras colgaban de cruces con argollas de hierro. Les habían cortado parte de la oreja izquierda y hecho andar 600 millas en invierno de Kyoto a Nagasaki (lo cual hicieron cantando el Te Deum, rezando el Rosario y cantando salmos que habían aprendido en la catequesis), pero todavía les quedaba fuerzas para alabar al Señor y predicar desde sus cruces.

S. Felipe de Jesús
, el primer santo mejicano, fue el primero en morir, pero S. Pablo Miki, (jesuita japonés e hijo de un capitán que estudiaba para el sacerdocio) es el más conocido predicador entre los mártires, aún colgado de su cruz:

“Al llegar este momento no creerá ninguno de vosotros que me voy a apartar de la verdad. Pues bien, os aseguro que no hay más camino de salvación que el de los cristianos. Y como quiera que el cristianismo me enseña a perdonar a mis enemigos y a cuantos me han ofendido, perdono sinceramente al rey y a los causantes de mi muerte, y les pido que reciban el bautismo.”

¿Y los demás 24? ¿Sabía que al menos cuatro de ellos eran españoles?

S. Pedro Bautista (48 años), de San Esteban del Valle (Ávila) era Embajador de España, comisionario de los franciscanos y “Padre de los pobres leprosos”. S. Martín de la Ascensión (30 años) de Guipúzcoa amaba rezar por la noche y era compañero de S. Francisco Blanco de Monterrey (Orense), que era pacífico, silencioso e inteligente. Estos dos santos andaron a Sevilla y de allí fueron mandados a las Islas Filipinas. S. Francisco de S. Miguel (53 años), de La Parrilla (Valladolid), solía decir: “Mañana tañerán a comer” cuando querían convencerle que dejara de ayunar. Se sintió inútil en Japón y a veces deseaba volver a Filipinas, pero el Señor tenía otros planes para él.

Al menos esos cuatro eran españoles, ya que de uno de los mártires, S. Matías, sólo se conoce el nombre porque se ofreció en lugar de otro Matías que buscaban los soldados. Los padres de dos de los mártires eran de nacionalidades diferentes: S. Antonio (13 años), que murió cantando a pesar de ver las lágrimas de su madre japonesa al pie de su cruz tenía un padre chino. El padre de S. Gonzalo García era portugués pero su madre india. Ese santo patrono de la diócesis de Bombay tartamudeaba el portugués pero hablaba muy bien en japonés. Convirtió a S. Gabriel (19 años), que hasta su conversión servía a un alto oficial.

Los mártires tuvieron diferentes oficios: un carpintero (S. Francisco), un forjador de espadas (S. Cosme Takeya), un fabricante de arcos y flechas que ayudó a construir iglesias (S. Miguel Kozaki), un farmacéutico que solía tener un mal carácter (Sto. Tomás Dangui), un fabricante y vendedor de tejidos de seda (S. Juan Kinuya, 28 años) y un médico (S. Francisco) que se convirtió y convirtió a su mujer tras llevar consigo por cuatro años un rosario de un señor feudal japonés.

Se nota también en la vida de otros mártires la importancia de compartir la fe en familia. S. León Karasumaru (que ayudaba a los franciscanos a construir iglesias, comprar propiedades y dirigir hospitales) había sido bautizado por jesuitas y era un catequista de los franciscanos (como S. Cosme Takeya). Era el hermano menor de S. Pablo Ibaraki, un samurai bautizado por los jesuitas que fabricaba vino de arroz. Ambos eran tíos de S. Luis Ibaraki (12 años) que reía y cantaba a lo largo del mes de tormentos. Otro mártir, Sto. Tomás Kozaki (14 años) se había hecho franciscano con su padre y escribió una carta de despedida a su madre tras su condena.

Los mártires del Japón mostraban un gran aprecio por haber recibido su fe. S. Diego Kisai (64 años) atendía a huéspedes en casa de los jesuitas, quienes educaron a muchos (como S. Juan de Gotoo). S. Pablo Suzuki (49 años) era catequista y murió 13 años tras su Bautizo. S. Joaquín Sakakibara (40 años) fue bautizado por un catequista cuando estaba muy enfermo y se hizo cocinero del convento franciscano en agradecimiento. También fue a un convento franciscano S. Ventura, que huérfano de madre fue puesto en un monasterio budista, pero lo dejó al enterarse de que había sido bautizado de niño. En su martirio pidió por su padre y madrastra.

Esos mártires vieron el fruto de su ejemplo cuando un joven enviado por un sacerdote para asistirles de camino a Nagasaki se unió a ellos (S. Pedro Sukejiro). De 1613 a 1637 el catolicismo fue oficialmente prohibido, pero en el s. XIX volvieron los misioneros. Aunque la gran mayoría de los japoneses todavía no son católicos, en septiembre del 2008, fue elegido como primer ministro Taro Aso, el primer católico en ocupar el puesto y cuyo abuelo se convirtió al catolicismo poco antes de morir.

[Fuente sobre los 26 Mártires de Japón: “La Colina de los Mártires, Nagasaki”, por Diego R. Yuki, S.J.]

—————————————————————————————————————————————————————————————–

En el portal de la Agencia Fides se puede uno apuntar para recibir por e-mail las noticias diarias de la Agencia Fides, pero también encontrar estadísticas de la Iglesia de 1997 a 2002. Allí se ve que de 2000 a 2002 disminuían a nivel mundial los números de sacerdotes, religiosos y religiosas, pero en Asia los números aumentaban y mostraban el mayor crecimiento de sacerdotes diocesanos y religiosos (+1.937 en 2002).

También se puede encontrar en ese portal una sección de documentos muy interesantes, una sección de profundizaciones (con artículos por D. Nicola Bux, D. Salvatore Vitiello, Mons. Massimo Camisasca, D. Luciano Alimandi y Sua Ex. Mons. Mauro Piacenza), un librito de oraciones de cada día para los niños, una colección de oraciones de la Biblia y unos ejemplos de música católica de todo el mundo (como algunos himnos de las Jornadas Mundiales de la Juventud), además de un martirologio con nombres de misioneros que han sido matados por todo el mundo.

Nos dice el Evangelio del 4o. domingo de Tiempo Ordinario que la fama de Jesús tras curar a un endemoniado se extendió: “alcanzando la comarca entera de Galilea” (Mc. 1, 28). Hoy en día se extiende por todo el mundo, gracias a la labor de los misioneros y a la sangre de mártires como los de Japón. Nuestra Señora de Akita (Japón), ruega por nosotros.

Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]: ¿Conoce personalmente a algún misionero o admira a alguno entre los santos?

Mañana: los demonios - “éstos le obedecen” (Mc. 1, 27)

22 comentarios

  
María Lourdes
En Japón se celebra la fiesta el 5 de febrero porque es Fiesta Litúrgica allí. En otros lugares, como la fecha del martirio coincide con la fiesta de S. Águeda, se celebra el 6 de febrero.
06/02/09 11:59 PM
  
fernando
Graciás Mª Lourdes por difundir la veneración a S. Pablo Miki y compañeros, que ellos sigan intercediendo por la evangelización de Japón.
La Paz
07/02/09 1:27 AM
  
miscato
Maía Lourdes:eres muy hábil en extender la buena fama de los mártires y despertar el heroismo latente en nosotros que se aviva con tus comentarios.Que los santos mártires aboguen por nosotros y a ti te conserven la palabra encendeida
07/02/09 12:43 PM
  
Andrés
Solo había oído hablar de S Pablo Miki. gracias por hablar de sus compañeros y ded sus oficios.
Una pena que la agencia Fides no actualice más sus datos estadísticos. La versión en italiano está actualizada en algún elemento hasta el 2006. Los datos son los del vaticano, pero no se como acceder a ellos por su página web
Solo añadir que felicidades por el blog. Sacar tantos temas.... y yo creía tener imaginación. Al terce día estaría agotado y sin temas.
07/02/09 12:51 PM
  
María Lourdes
Fernando, son familias misioneras como la suya en Japón las que inspiran a las que no son misioneras (en el sentido estricto de la palabra) a preguntarse lo que han hecho y están haciendo por el Señor, a comprometerse a ayudar en la labor misionera por medios económicos, pero especialmente por la oración. Con sólo pedir por las intenciones del Papa ya se está rezando por los misioneros, ya que tiene intenciones para misioneros cada mes.

La intención misionera del Papa para junio del 2010 menciona específicamente a las Iglesias en Asia: "Para que las Iglesias en Asia, que constituyen "una pequeña grey" entre poblaciones no cristianas, sepan comunicar el Evangelio y testimoniar con gozo su adhesión a Cristo." (Fuente: Agencia Fides)

Les pido a usted y a su familia sus oraciones y les mantengo en las mías. Un saludo.
07/02/09 12:52 PM
  
María Lourdes
Miscato, muchas gracias por sus amables palabras y sobre todo por sus oraciones, porque sé que lo fácil es hablar sobre la vida de los santos (heróicas en sí), pero lo difícil y lo que me supera es vivir mi vida cristiana como ellos, dándose por completo al Señor. Un saludo y gracias por la inspiración de las bellas presentaciones que me ha mandado.
07/02/09 1:05 PM
  
Bruno
María Lourdes:

Me ha encantado este artículo. Me ha gustado mucho ver a cada mártir como un cristiano normal, antes de dar la vida por Cristo.
07/02/09 1:19 PM
  
María Lourdes
Andrés, gracias por sus palabras, que me animan bastante. Hice un esfuerzo particular en este artículo para incluir los nombres de todos los mártires conmemorados porque muchas veces los "Compañeros, mártires" se quedan en el anonimato. En este caso, lo poco que leí de cada uno me conmovió mucho porque muestra la gracia de la fe en las conversiones, las luchas personales para conservar la fe y cómo sus defectos y los miramientos humanos no detuvieron a los mártires de camino a la cruz.

También me parece una lástima que el portal de la Agencia Fides no esté actualizado, pero lo comprendo porque a mí me cuesta actualizar los índices de este blog, por ejemplo. Si se apunta a recibir las noticias, esas sí están al día. Recomendé lo que me pareció lo más aprovechable.

Respecto a los temas... pues, entre la cantidad de santos que hay y el Evangelio de cada semana, encuentro temas de sobra. Además, los comentaristas también me inspiran mucho. Pero, reconozco que el Señor me ha dado una gran facilidad para escribir. Un sacerdote me recomendó una vez que pusiera ese talento al servicio del que me lo dió y eso es lo que intento hacer.
07/02/09 1:29 PM
  
María Lourdes
Bruno, también me impresionan mucho las historias de conversiones que leo en "Espada de doble filo". El Señor sigue actuando en nuestras vidas y esperando con gran amor a que todos nos demos cuenta de lo mucho que nos quiere y de los grandes planes que tiene para cada uno, de que nadie es una persona corriente para Él. Un saludo.
07/02/09 1:37 PM
  
francisco
Vivo en Japon y mi hija se llama Marina en homenaje a Santa Marina de Omura Virgen y Martir. Cerca de mi casa estaba el pueblo de los cristianos ocultos de Ibaraki (Osaka-ken). Alli en un pequenio museo se conservan recuerdos de estos cristianos y se puede ver un video en espaniol sobre su historia. Impresiona ver como ellos a pesar de ser pocos, estar perseguidos y tenerse que esconder en un lugar apartado y frio en una montania, mantuvieron su fe y la transmitieron a las siguientes generaciones.
Gracias por mantener vivo el recuerdo y el ejemplo de los martires de Japon.

07/02/09 3:49 PM
  
Foix
El relato, impresionante, recuerda también al de los mártires de Sebaste, cuarenta jóvenes soldados de la legión XII Fulminata que fueron torturados hasta la muerte por permanecer fieles a Cristo. Todo testimonio de martirio me conmueve hasta las entrañas pues evidencia lo que dice san Pablo de que "es Otro quien vive en mí" pues, de otro modo no podría explicarse humanamente tal arrojo y tanta fe.
07/02/09 6:12 PM
  
María Lourdes
Francisco, me alegro que mencionó a Sta. Marina de Omura, porque no conocía su historia. Gracias también por la información sobre Ibaraki, por darnos una buen impresión del lugar donde se escondían los cristianos en Japón. Leyendo sólo que se escondían uno no tiene la menor idea de las pésimas condiciones que sufrían. Muchas gracias y que el Buen Señor les siga bendiciendo a usted y a su familia en Japón.
07/02/09 7:17 PM
  
María Lourdes
Foix, de lo que he leído, uno de esos cuarenta renegó de su fe bajo tortura, saliendo del lago helado al que les habían metido y muriendo poco después. Pero, uno de los que los custodiaban, confesó su fe cristiana y ocupó su lugar. Un detalle que me conmueve de esos mártires de Sebaste es que la madre del más joven le animó a aguantar hasta el fin para que sufriera el martirio antes que renegar de su fe. ¡Cómo le habría costado, pero cuánto ganó su hijo! Muchas gracias por recordarnos ese grupo de mártires, cuyos nombres se conocerán en el Cielo.
07/02/09 7:23 PM
  
Noby
ML
"El que quiera salvar su vida la perderá,pero el que pierde la vida por mí,la salvará".Admiro,y mucho a C. de Foucauld,amigo espiritual.
07/02/09 10:52 PM
  
María Lourdes
Noby, gracias por recordar al Beato Carlos de Foucauld. Hay mucho que admirar de su vida. Experimentó su conversión entre los musulmanes, al ver cómo se tomaban en serio su religión. Tras confesarse con un sacerdote, se dió cuenta de que Dios existía y que por eso sólo podía vivir para Él.

Mostró gran perseverancia, como los mártires del Japón, que no desistieron a pesar del largo mes que aguantaron de camino a la cruz. Decía el Bto. Carlos de Foulcauld que cuanto más se abraza la Cruz, más estrechamos a Jesús que está clavado en ella. Al ver sus cruces, los mártires del Japón corrieron hacia ellas y las abrazaron, causando gran admiración entre los miles que lo presenciaron.

También es pertinente esta cita del beato: "Cuando se sale diciendo que se va a hacer algo, no se debe regresar sin haberlo hecho". Todos los intentos de hacer que los mártires apostaran de su fe fueron en vano. Tampoco desistió el beato cuando intentaba fundar una orden religiosa que le ayudara en su apostolado a los tuareg en el Sahara y no encontraba vocaciones (hoy en día hay 10 congregaciones religiosas y 8 asociacionies de vida espiritual que viven su carisma).
08/02/09 1:03 PM
  
Luis R.
Tambien vivo en Japon. Gracias Maria Lourdes por esta entrada sobre los Martires de Nagasaki que me ha dado ganas imperiosas de ir a visitar el Museo que no conozco todavia.
Hoy en dia, tambien en Japon, la Cruz esta de moda como accesorio o complemento: pendientes, colgantes, etc. Si supieran los jovenes japoneses y del mundo la fuerza de esa cruz... Desde luego si somos buenos testigos de la fe en Cristo, daremos muestra a esos jovenes de esa fuerza.
10/02/09 3:16 AM
  
María Lourdes
Luis R, muchas gracias por su reflexión. Siempre es muy interesante aprender algo sobre la experiencia de los que viven la fe cristiana en países diferentes de los nuestros, especialmente cuando la fe cristiana es una pequeña minoría en la población. Lamentablemente, aunque la zona en que vivo hay muchos cristianos y católicos, se nota también que muchos jóvenes llevan una Cruz más como moda que como expresión de su fe. Aunque no se puede saber lo que sienten en su interior, humanamente se llega a esa conclusión cuando se lleva de manera no muy respetuosa.

Oí a un sacerdote comentar en su homilía hace poco sobre cómo observó a un joven pobre y que llevaba una vida muy dura quedarse mirando un crucifijo en su iglesia (que veía por primera vez), comentando admirado sobre lo que sufrió Jesús. La Cruz sí debería de ser un adorno en nuestras vidas: los sacrificios que hacemos por amor de Dios, adornando nuestras almas sólo para agradar al que tanto nos amó primero, como hicieron los mártires de Nagasaki.

Un saludo desde los EE.UU.
10/02/09 12:15 PM
  
María Lourdes
Gracias a un amable lector [que se puso en contacto conmigo por sarmientosdelavid(arroba)gmail(punto)com], me di cuenta de que puse en el artículo que los mártires andaron desde Tokyo en vez de Kyoto. Perdón por la confusión; ya corregí el artículo. Dejo aquí el resto del interesante comentario:

Los Daimíos, señores feudales eran los dueños de Japón. Entre estos, se destacó Hydeyoshi que prácticamente era el dueño del Japón del sur desde cerca de Tokio hasta las islas meridionales. Los franciscanos tenían su convento en Kyoto y los jesuitas dominaban el sur. La indiscreción del piloto del barco español S Felipe, naufragado en Urado, cerca de Kochi al sur de Kyoto, o la discordia entre los jesuitas portugueses del sur y los franciscanos españoles más al norte fue el inicio de una violenta persecución. Hay aún 188 mártires que no sé si han sido beatificados. Lo intersante del caso es que a finales del XIX los cristianos de Nagasaki se entregaron al P. francés, nuevo misionero que les visitaba, por dos razones: Era célibe y veneraba a Maria.
10/02/09 12:32 PM
  
María Lourdes
En el blog "El testamento del pescador" hay más información sobre los mártires del Japón: "La epopeya de los mártires del Japón".
13/12/09 5:41 PM
  
Miguel
Aunque oficialmente la iglesia católica celebre el día de los mártires el 6 de febrero, en España se hace el 5, puesto que el día que fueron martirizados, en Japón era día 6 y en España 5.
Yo que soy natural de la misma localidad que Fray Martín de la Ascensión, os diré que su apellido no es La Ascensión sino Loinaz y que tomó el de La Ascensión como costumbre que era entonces de cambiarselo cuando se ordenaban sacerdotes tal y como lo hacen los papas en la actualidad que se cambian incluso hasta el nombre. Tomó este apellido pues en nuestra localidad se celebraban en su época, unas grandes y ancestrales ferias que comenzaban el día de la ascensión y duraban tres días. Esas ferias se han convertido en la actualidad en las fiestas patronales en uno de cuyos días se le saca en procesión junto a sus dos últimos discípulos, San Luis de Ibaraki y San Antonio de Nagasaky tambien martirizados.
Martín de Loinaz nació el 16 de Julio de 1566, en el caserío Amunabarro de la localidad Guipuzcoana de Beasain. Nació y creció entorno al señorío de Yarza, lugar que menciona en sus cartas, en más ocasiones que su localidad, por el poder que tubo este señor en dicha época. Fue hijo legítimo de Juan García de Loinaz y María Martín de Amunabarro. Fueron sus padrinos Martín de Aramburu y Marina de Aramburu. En 1583 a los 17 años de edad marchó a estudiar a la universidad y colegio mayor de San Ildefonso de Alcalá de Henares. Tomó el hábito franciscano el día 11 de mayo de 1585. Estudió filosofía y teología en el convento de San Sebastián de Auñon. En 1590 a los 24 años, se ordenó presbítero. Fue profesor de teología en el convento de San Bernardino de Madrid. Mas él quería ser misionero y se embarcó en el puerto de Sevilla rumbo a Nueva España el 15 de enero de 1593. Vera cruz, La Puebla de los Ángeles y finalmente Chirubusco donde conoció y tuvo como discípulo a fray Francisco Blanco. Aquel mismo año fue destinado a Filipinas y llegó a Manila en mayo de 1594. Pese a estar realizando una buena labor en esta tierra, fray Martín se había ilusionado con el Japón a donde fue enviado junto con fray Francisco Blanco. Arribaron el puerto de Nagasaki en mayo de 1596. Se dirigieron a pie a Meaco capital de Tenno, para ponerse a las órdenes de su superior fray Pedro Bautista. Tras un tiempo, fray Martín fue nombrado superior del incoado convento de Osaka.
El conflicto entre los partidarios y contrarios de la evangelización cristiana en Japón, ya venía desde 1555. Tras varias revueltas, los misioneros de Meaco y Osaka, fueron retenidos primero en sus casas y encarcelados más tarde. Aunque en un principio Taicosama tenía intención de crucificarlos a todos, finalmente decidió que el alcance del edicto comprendía solamente a los misioneros que habían llegado de Filipinas y a sus acompañantes japoneses. En total 24 personas más las dos que se les añadieron en el camino. El resto ya lo sabeis.

----------------------------

Miguel, ¡muchísimas gracias por la información! ¡Qué interesante saber por qué fray Martín tomó el nombre "de la Asunción" y que se saquen de procesión a tres santos martirizados en Japón en las fiestas patronales de su comunidad! Le agradezco que se tomó el tiempo para compartir todos los datos que dejó en su comentario.
02/03/12 12:04 AM
  
Miguel
Gracias por su reconocimiento Mª Lourdes, pero le recuerdo que Fray Martín no tomó el nombre de la Asunción sino de la Ascensión, que nada tiene que ver lo uno con lo otro. Ascensión viene de ascender, de cuando la virgen ascendió por sus propios medios. Asunción en cambio de cuando la subieron.Una vez más gracias por su atención.

------------------------------

Miguel, de nada y muchísimas gracias por la corrección. En efecto, "Ascensión" significa subir por los propios medios y "Asunción" por medio de otros. Por eso, como ya sabrá, se celebra la Ascensión del Señor y no de la Virgen María (suele ser a los 40 días del Domingo de la Resurrección) y la Asunción de la Virgen María (cuya fiesta es el 15 de agosto). Un saludo.
02/04/12 4:35 PM
  
Guillermo Henríquez
Srta. María Lourdes, quisiera saber si me pudieses dar alguna oración a los Santos Mártires de Nagasaki.
06/05/14 7:01 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.